Issuu on Google+

agÁ rrate Cultural

Alejandro Esparza Julio 2011 / Año 3 N° 28 / Magazine creado desde Coahuila, México Publicación Mensual independiente

Foto: Fernando H. García

Magazine


Contenido 2.- Todo solar Kids

Redacción Pasa el tiempo y cuando pasa, nos va llevando con él. De esta manera estamos perdiendo a gente importante en la vida, en el arte y la sociedad en cada uno de nuestros pasos. La violencia no distingue géneros, sexo, ideologías, ni nada de lo que aquí se me pueda ocurrir. Las mañanas son siempre de igual modo; despertar y leer en los periódicos quién ha muerto. Pero esto no lo podemos ya parar; ni en México, ni en el mismo mundo. Nada podemos hacer ya a lo inevitable, ante lo que está detrás de nosotros día tras día. Solo nos resta esperar qué es lo que nos espera con el paso del tiempo, qué es lo que tenemos que ir aprendiendo en nuestras formas de vivir, ir cambiando lo acostumbrado, movernos con temor, dormir con un ojo abierto o ya no salir de casa. Pero esto no tiene que detener el rumbo de nuestras vidas, de esta manera podremos al menos unir nuestras almas, espíritus y rezos por los caídos, por los que estamos de pie y caeremos algún día, por lo que en este mundo esté pasando. Vamos, que no hay que dormirnos en los miedos, salgamos al día con lo nuestro, con el arte, con la cultura, con el teatro, con la música, con las letras y con la pintura, con las imágenes y con el cine, con todo, todo lo que nos haga felices, lo que nos haga sentir que al momento que sea, podamos caer con la cabeza en alto. Cuídenseme mucho, por favor.

4.- Poesía de Libertad Marlén Curiel-Ferman 6.- Versos para no dormir Leticia Sandoval 8.- Alejandro Esparza Fernando H. García 10.- La dramaturgia de la voz Joel López Arriaga 10.- Poemario Lupita del Alva 12.- Cabral, amigo... Verónica González Serna 14.- Se imprime I Valdemar Ayala Gándara

Se autoriza la reproducción total o parcial por cualquier sistema o método sin previa autorización del editor. El contenido de las imágenes y artículos son responsabilidad de sus respectivos autores o anunciantes y no representan el punto de vista de la editorial

agÁ rrate Magazine

Fernando H. García @fernandohgarcia

Cultural

www.agarrte.webs.com Twitter: @AgarrateMC e-mail: agarratemagazinecultural@gmail.com


"La energía solar y sus consecuencias técnicas, económicas y sociales en México” Por: Erika Espada

A

ctualmente la producción de energía eléctrica en nuestro país se basa en la quema de hidrocarburos que contaminan altamente nuestro planeta provocando el efecto Invernadero y emitiendo grandes cantidades de CO2 a nuestra atmósfera.

La energía eléctrica que producimos en nuestro país en su mayoría proviene de recursos naturales NO renovables, que al ser cada vez más escasos aumentan el costo de producción afectando la economía de las familias Mexicanas.

Lo más alarmante es que la mayoría de los mexicanos no tienen conocimiento alguno de este problema aun cuando el resto del mundo esta haciendo enormes cambios y esfuerzos en su manera de energizarse. Entonces nuestro país se esta rezagando financiera, técnica y socialmente del resto del planeta. El motivo principal TodoSolar kids es difundir, educar y crear una cultura que promueva el uso de las energías renovables, principalmente el aprovechamiento de la energía solar en nuestro país por ser uno de los países que cuenta con mayor radiación solar en el mundo durante todo el año. Primeramente informando, educando y difundiendo que es la energía solar, sus usos, beneficios y la importancia que tiene su aprovechamiento a corto, mediano y largo plazo. Evitar el rezago tecnológico, económico y cultural en México, poniéndonos al día con el resto del mundo También estamos completamente convencidos de que el uso de la energía solar en nuestro país se verá reflejado en la economía de los mexicanos. Y que a mayor implementación en el uso de la energía solar en nuestro país, los costos disminuirán dramáticamente. Siguenos en nuestro blog: www.todosolarkids.blogspot.com Twitter: @todosolarkids

Agárrate 2


Agรกrrate 3


Marlén Ticket Trip

Pintura abstracta

Un largo viaje he visto en tus pestañas. Catmandú y Siberia la canción de la India, la sensualidad de Arabia y el perfume del pasado de Siria recorriendo tu pecho y mi falda. Tengo un boleto con viaje redondo a la profundidad de tus mares, a la filosofía de tu espalda. He visto detenerse el tiempo a favor tuyo, príncipe de la historia, señor de las llamas.

Fruto perpetuo, materia deslizante por la vaina oleaginosa te elevas callas, matizas y revelas la hermosura de estas pieles usurpadas a imanza y semejage de inspirado creador pirado vuelto a andar viril entre las copas de árboles.

La música del verano Danza sobre este punto mínimo: es un aria de las estrellas. Atiende su trazo, tócalo es tan perfecto y tan pequeño (viéndolo desde aquí)... Sólamente tú, dios de un sueño común podrías entender la maravilla de la música del verano.

Felpa en pistache El freno al éxtasis es un abrigo pistache en la punta de la lengua, felpa, lengua mullida, hogar, lengua muerta, otra puerta de Sión abierta para engendrar entre los otros ojos el tedio.

El camino hacia Dios Entiendo bien que camino en una tierra de ciegos. Pero, estrella, nunca me dijiste que soñaría viva con escucharte otra vez mientras reencuentro el hogar que perdimos mi nombre y mis ojos a la hora de creer que era posible olvidarse de dios.

Ojalá (versión 2011) Ojalá fuera divinidad y no teclas alabando la madrugada. Ojalá no tuviera que buscar tus ojos, hurtador del cielo de la mañana clara. Ojalá solo fuera de viento mi casa sin habitar.

Marlén Curiel-Ferman. Saltillo, Coahuila, México, 1982. Poeta y Narradora. Licenciada en Derecho por la UANE, Profesora de Francés por la Federación de Alianzas Francesas y Promotora Cultural. Pertenece a la Mesa de Redacción de la revista "La Humildad Premiada" de la Facultad de Ciencia, Educación y Humanidades de la UA de C. Trabajó para la versión electrónica de la revista "Día Siete" del Periódico "El Universal".

Instituto de Cultura de Aguascalientes; "The Barcelona Review", revista electrónica española; "Paracaídas", revista independiente de Puebla; "Pop Zoo", Magazine del Colectivo Quimera; en la revista venezolana "Pezdeplata", y "Pantagruélica", de la Facultad de Filosofía y Letras de la UANL. Melómana y en algunas ocasiones, inadaptada social. Sus reflexiones al vacío deambulan en http://www.reflexionesalvacio.blogspot.com/, y su álter ego poético, Velvetine (vocalista de la Kaleidosom Band) los espera en: http://www.velvetineskaleidoletters.blogspot.com/

Sus textos han sido publicados en distintos medios, tanto impresos como electrónicos. Entre ellos, figuran "Guardagujas", suplemento cultural del periódico La Jornada de Aguascalientes; "Parteaguas", revista del

Agárrate 4


Barba El sonido del amor

Hoy que dios me deja de soñar a mi olvido iré por Santa Fé -Astor Piazzolla, Balada para mi Muerte

Un sonido para amar el viento. Un sonido para alimentar el sereno de los labios de la noche.

Y tú qué sabes de la inconveniencia de ir a mirar, levitando, tu barba entre las barbas angelito mío de otros vientos. Las cosas que se acaban no terminan. Silenciarán el tiempo (pero él es un corrupto que se ofrece a todo aquél que le descruce las piernas del reloj) mas nunca podrán desteñir el carmesí del lienzo que nos mueve a morir de pie por amor.

Es el sonido del amor o de la lluvia o de la conexión en internet y la distancia de tierra que agobia haciendo creer que nada es posible excepto tu piel albeante y la estrella de tu corazón capaz de hacerme temblar los ojos purificando con agua propia la nostalgia que llevo en mi alma de mi mano libre entregar a una tarde especial, quitando el miedo a esa esquina magenta llamada olvido. Un sonido para amar a tu viento. Un sonido para alimentar el sereno de tus labios, noche. Alabaré a ese sonido cuando le encuentre nombre. Y no volveré a malgastar las palabras porque de nuevo estarás a mi lado.

Historias Yo solía tener una historia por cada noche de insomnio. Las tejía por las noches y las deshacía al amanecer para no deslavar el encanto de la furia del ojo que no duerme. Pero un día decidí dormirme, junto a la tabla que conocía todos mis secretos, los articulados y los empacados en series de diez. Perdí la historia en el sueño, las letras volaron a otras camas sin dormir y yo me quedé con el poema. A nadie le sirve saberlo, nada más aproveché que usted pasaba por aquí.

La única inconveniencia sabida es la terrible muerte prematura causada por un olvido que no es el nuestro. Y tú qué sabes de la inconveniencia de ser tu muerta a estas horas de la noche.

Lollipop Y me decías que me habías visto por aquí, así, medio loca, con cara de bisturí sangrando. Y me describiste una tarde de Sábado cuando nadie te pelaba y tus amigos tenían novia. Yo tenía la cara limpia, dices. Parecía un ángel inacabable de buena voluntad y silencios prolongados. La verdad no tenía muy claro lo que era ser mirada por un voyeur como tú pero tampoco creo que hubiera sido demasiado: ahora hay mejores ojos en youtube y ya estoy muy cansada para estas confesiones, pienso y te digo con mi popote mordido: Mira lo que es la vida, cuando los caminos se juntan arar es más que un colectivo obligado. Luego, te doy la mano sin darte a entender que no me importa si tu mamá cocina muy ricas galletas y algunas las vende crudas o si tuviste barros hace una década porque aún sigo teniendo piel de infante.

Agárrate 5


V e r s DORos I

para NO

M R

Leticia Sandoval Perfecto

Tu tamaño se mide por flores, por lunas, por sueños, por albas, se mide por huecos, por olas, por versos, por alas, se mide por sillas, por mesas, por suelos, por camas, se mide por besos, por manos, por lenguas… por ganas.

Recorrer tu camino de Inicio

a

Fin

Para. Ángeles Charles.

Es un largo camino para olvidarte.

Todo se complica al

Proposiciones de lugar Te quiero al lado de mí, cerca de mí, delante de mí, detrás de mí, al frente de mí, adentro de mí, debajo de mí y encima de mí.

Leticia Sandoval De Monterrey, Nuevo León, egresada de la Facultad de Agronomía de la UANL. Desde el 2007 se ha iniciado en la Literatura con cursos, diplomados y talleres en diversas partes de la República Mexicana. En el 2008 publica su primer libro, "Versos para no dormir". Ha participado en diversos encuentros de escritores a nivel nacional y está por sacar su segundo libro con el mismo toque erótico del primero. A Leticia Sandoval la contactas en leticiasandoval@leticiasandoval.com

Agárrate 6

c a e r la ro pa.


Agรกrrate 7


Alejandro Esparza

Por: Fernando H. García

Hace ya algunos años, acompañé a una amiga a visitar a un amigo de ella. El tipo con el que convivimos aquella tarde era un poco extravagante; un tanto poeta, un tanto actor, un tanto ser humano. Me llamó la atención, pero de pronto, un día, desapareció del pueblo y fue, hasta hace un par de años, que volví a saber de él; Alejandro Esparza Farías. Sin duda, un tipo creativo; loco para muchos, indeseable para otros, pero quien lo conoce bien, seguro estoy que pensará lo contrario. Esparza Farías está dejando huella en Saltillo precisamente por eso, por sus locuras, por ser él mismo, por no dejarse llevar por lo que la gente pudiera querer ver de una persona. Ya se le ve trabajando en teatro, en las calles como pregonero con libro en mano vendiendo sus poemas, sus escritos, o apoyando a los demás artistas, asistiendo aunque sea momentáneamente a sus espectáculos. Se le ve en la Feria del Libro, en la Plaza de Armas, afuera de las exposiciones o dentro de Casa Tuyahui. Ahí está, en ocasiones ni siquiera se hace notar. Alejandro Esparza Farías y Espinosa. Actor, dramaturgo, periodista y promotor cultural. Ejerce la poesía por un extraño advenimiento de las nostalgias que inundan la vida. Así se define él mismo en uno de sus blogs.

"El silencio me envuelve y me busco allí, perdido en el espejo donde mi rostro no tiene ya lugar, donde ausculto las riberas de mi nostalgia; síntoma de polaridad que pervierte el ánimo, lo transforma, lo hechiza, lo minimiza… lo singulariza; envuelto entre las sombras del recuerdo, rescoldo de una figura etérea. Ese hombre que sabes ausente no soy yo, ni el acertijo que te sonríe, acaso tampoco aquella adivinanza en cuyo despliegue sagaz te traslapas hacia tus recónditas quimeras."

Agárrate 8


Recientemente, Esparza realizó con éxito el montaje del monólogo "Hamlet, el imperio del dolor". En el que a lo largo de dos horas deleita al público con una muy buena dosis de actuación. Basado en el texto de Shakespeare, Alejandro encamina al joven Hamlet hacia lo inevitable después de la agonía de su vida misma al perder a su padre.

"Olvido soy, único, irrepetible y mágico; hijo de la noche que vierto sobre las horas y espera decadente las banales excitaciones cosmogónicas, estoy sólo aquí, construyendo silencios con gemidos esotéricos, en búsqueda de arcanos, designios de Eros, para que reposen en esta piel traspasada de infinito: en cuya presencia inmutable acaricio al universo esperando a que el viento me devele tus misterios".

No trato con esto, hacer un análisis del texto que ya está, por demás, espulgado por el paso del tiempo, sino más bien, repasar los momentos geniales de este montaje, en el que Esparza, se ve ceñido en luchar con la técnica vocal, con las emociones de un actor y con la misma promotoria de su espectáculo. Los momentos son claves; al menos para quienes conocemos de teatro. La obra se va en partes lentas, con pausas que nos dan espacio para acomodarnos en la butaca y poder respirar sin la angustia de la escena siguiente o pasada. De esta manera Hamlet nos va llevando en su camino, nos mantiene a la expectativa de lo que el destino le va deparando en su lucha por encontrarse con la verdad. Esta obra se seguirá presentando en varias partes del mismo Saltillo y, esperemos verle pronto por las regiones del estado o del mismo México. En lo personal, fue gratificante fotografiarle y desde luego reencontrarme con ese personaje que es Alejandro Esparza; aquel que conocí hace ya algunos años atrás.

Agárrate 9


La dramaturgia de la voz Por: Joel López Arriaga ¿Qué tan importante es para la actriz o el actor de teatro, tener la oportunidad de educar su voz? Sobre todo, concienciar el hecho de usar técnicas adecuadas para el uso de la misma. Todo artista profesional lo sabe, y es necesario intentar profesionalizar el uso de esta, aprender a crear sonidos, matizarlos, modularlos, en fin, darse vuelo creando atmósferas y voces diferentes sin llegar a lastimar su garganta. Claro que eso lleva tiempo, dinero y esfuerzo, pero es necesario para continuar con las representaciones tanto de teatro, como de cine y radio en forma profesional. Pero hoy con las nuevas tecnologías y técnicas se puede crear mucho y más rápido este tipo de preparaciones. Solo demos un vistazo al pasado para darnos cuenta que el ingenio y la creatividad a veces no basta, es importante profesionalizar este apartado dentro de la actuación escénica. Muy lejos están los días en que nuestros primeros pobladores en Coahuila hacían sus llamados "Mitotes" para celebrar los ciclos de recolección y caza. Ellos conformaban sus propios rituales de acuerdo a sus creencias y cosmovisión. Se dice que: estos se retiraban a parajes lejanos, dejando solo a los niños en su cueva, ya que ellos contaban con sus dos tipos de cuevas que eran la mortuoria y la habitacional. Al iniciar el mitote todo consistía en danzar alrededor de la hoguera, cantar y rezar algunas creencias en forma nahualoide, Esta representación dirigida a las divinidades tanto terrestres como del cielo eran ritualizadas con sonidos generales, imitación de sonidos de animales del desierto, sonidos guturales, se dice que cualquier cosa que se les ocurriera para venerar a los dioses. Pero ya existían este tipo de representaciones si no escénicas si en forma de ritualidad y abarca la representacionalidad al igual que la ritualización del teatro, en donde el uso de la voz fue importante para comunicar o representar algo. Se piensa que el cantor o imitador de sonidos debería de tener gracia y sobre todo voz; voz que permitiera emitir fantásticamente estos sonidos y cantos. Esto fue hasta que llegaron los españoles a cambiar completamente su esquema de vida y creencias. Los franciscanos y jesuitas se acercaron por medio del teatro para poder evangelizarlos. El género de la pastorela vino a catequizar a nuestros indígenas, pero también vino a teatralizar sus rituales. En cuanto comenzaron a declamar los versos del diablo y el arcángel San Miguel gritando ¡¡Vencites Miguel, vencites¡¡ de ahí inicio la escuela del verso y textos declamados con grandilocuencias para poder contrarrestar los ruidos al aire libre de estas representaciones, que no era lo mismo actuar al aire libre que en un espacio cerrado. Ahí iniciaba el reto del actor indígena para no caer con las cuerdas vocales destrozadas y muchas veces con las anginas de fuera.

como por sus técnicas aplicadas en las escuelas de actuación Mexicanas, pero con maestros españoles. Todavía en los años cincuenta y sesenta en nuestro país se dejaban escuchar, actores y actrices con la "escuela" de la declamación y la oratoria. Influenciados por la declamación y el exitismo nos llevaron por culebrones todavía del teatro español del siglo de oro. Y es que en verdad no eran tan malos, pero dicha técnica de voz y movimientos corporales exagerados los hacia ver tan poco reales, por eso la gente los admiraba pero los sentía tan lejos con temas de reyes y reinas que no se sentían identificados con sus conflictos. Toda realidad se retiraba ante tanta ficción de museo. Otra "escuela" que se filtró dentro de las pedagogías teatrales fue la "escuela del grito", en el que a manera de gritos se entrenaba a los actores, así que cuando llegaban a la escena y función de estreno aquellos pobres aprendices de actor, sin proponérselo taladraba los tímpanos del espectador que una vez terminada la función jamás regresaban a la escena del crimen. Pues se dice que un aspirante a bailarina de ballet debe de tener juego de piernas y movimientos, si carece de ellos jamás será una buena bailarina, así en el actor o la actriz, no cuenta con una buena voz de nacimiento y tampoco la educa, que se olvide de ser actriz. Aunque también para eso son las técnicas de la voz, para sacar la voz del aprendiz de actor. En estos tiempos es tan importante dominar las técnicas que le permitan al actor tener una voz educada y modulada. Poca gente cree en la dramaturgia de la voz, solo basta con recordar aquellos grandes actores de las radio novelas para darnos cuenta que sus voces eran mágicas y que podían transportarnos a lugares fantásticos con solo escuchar los tonos, los susurros, sonidos guturales para darnos cuenta que estábamos ante profesionales de la voz y la palabra. Pues es básica la creatividad del actor para crear el color, el matiz, el tono adecuado a partir de la partitura para interpretar que es el texto. A partir de los tres tonos básicos el actor puede ir creando su propia grafica tonal y de ahí partir a las distintas variaciones que puede efectuar con su voz. Pero también es bueno adquirir una buena técnica para controlar los nervios, porque ellos pueden ser los culpables que cualquier actor baje el volumen inconscientemente o se trabe si no está relajado. Entonces ahí se viene toda la técnica vocal abajo. Sin embargo, la palabra bien dicha puede crear atmósferas en la escena, una caricia para los oídos del espectador, un arrullo si da el ritmo adecuado o un trueno si eleva la voz correctamente. Nuestro aparato foniátrico debe de estar bien entrenado y con el calentamiento adecuado para dar una buena función de teatro. Ahí se juntan la creatividad, la técnica, el talento, la voz para contarnos una buena historia y darle ida a un personaje a través de la voz y el alma entera.

Llego el siglo de oro del teatro español a nuestro país y con el acentuando más la escuela española de actuación y dirección de escena, no era mala, tal vez fue buena en su contexto histórico diferente al nuestro, pero lo que si era verdad es que volvía estáticos a los actores, autómatas y declamadores acentuando las palabras para darles más énfasis y sentido al castellano de aquellos tiempos. Pero para muchos nuestros actores nacionales no eran más que autómatas que declamaban textos sin sentirlos pues solo les bastaba la representación en su momento. Contándonos historias ajenas a nuestra identidad e idiosincrasia. A partir de ese momento todo era españolizado, el teatro nacional era una copia del teatro europeo, tanto por su influencia

Agárrate 10


POEMARIO María Guadalupe Alvarado Mata (Lupita del Alva) O t o ñ o. Nuestro amor es viernes santo entre salmos, entre horizontes a prueba de paciencia, a través de abriles y voces sin eco, llenos de promesas, donde con un beso germina la vida y se corona entre espinas aromáticas de gobernadoras, en esa parcela, en ese chiflón. Tú parpadear, tú vibrar, tu entrega, tatuados en mi sangre. Somos crónica eterna, canto, atardecer de ese pueblo, entre el alba y veintisiete veranos… eres salud en mi agonía, eres mi aspiración, mi afán, mi yacimiento, mi primer amor… Soy tu lucero, eres mi otoño.

Golondrina angelical Reloj que despierta a fragancia aromática de laurel, y cacaraqueo de polluelos,

Cultivo rosas

bostezos que se pierden como la leña, en una hacha golpeadora.

Un ramillete de rosas hoy no recibí, ¿Dónde germinan las rosas?.

Cantos envueltos en delantal moteado, sonrisa que dibuja veredas. Cocina de humo de mar chimenea Atizada con olotes de mazorcas,

Hoy sé que afloran en un quirófano, brotan de la sajadura, que quita mi mal y brotan sus pétalos en la madrugada, donde nace el retoño de una nueva añoranza.

Nopal, frijol, quipin, maíz, exquisitos manjares, preparados diariamente por tus agrietadas manos. Bastón de albarda, colgado en descanso. Tus ojos distinguen el brillo, contemplando obscuridad, dentadura ausente, silueta curva. Maestra noble, afanosa, llena de remembranzas que en mí siendo pupila, depositas. En mi entretela te atesoro, aliento de añoranzas.

Una intervención quirúrgica, te llena de congoja, te pone en una línea, de desequilibrio. Te rasga el alma, y también tú vientre. Requiero un millar de esperanzas para redactar. Avanza escalpelo, dibuja en mis órganos sanidad. Eso cavile en ese momento, cuando enclaustrada en ese espacio gélido. mi órgano era mutilado. Y mi buen Dios hace la obra. Hoy edito y labro rosas.

Agárrate 11


Cabral, amigo... Por: Verónica González Serna

Se nos fue aquél amigo que luchaba por la libertad, Por un mundo lleno de amor, Lejos de lo burdo, de la falsedad de las personas, De las palabras que hacen falsas a las personas Y de las cosas que hacen que las personas sean falsas. Se nos fue quien siempre defendió la paz, Quién iba a decir que moriría justo en lo contrario a ella. Un cantor incansable a la paz y a la vida, Y le robaron éstas de la peor y cruel manera. Pero uno se pregunta ¿Porqué es la vida tan injusta y nos quita lo que más vale en la Tierra, Porqué se tienen que morir los buenos, los justos, Los que enseñan valores y cantan amores? Pero nos tenemos que morir todos algún día, Tarde o temprano, ese día llegará como a Facundo le llegó en Guatemala éste domingo de julio. Es la ley de la vida y es la ley del todo. Todo lo que una vez empieza, invariablemente algún día, Termina… Se fue de aquí, quizás a allá, A donde él mismo decía que no era, No poseía casa propia y sin embargo, Todos los países que lo recibían lo eran. Cabral, hermano, te llevas tu trova y tu libertad Nos dejas el recuerdo de un trotamundos. Que en cada palabra incrusta un poema Y en cada verso un trozo de vida.

Agárrate 12


T E A T R O e i d a n a E P L U C e s o N de mi MUERTE De: Humberto Robles

Monólogo en un acto con:

Sonya Barrera

La Cortina Teatro Dirección: Fernando H. García Foto: Fernando H. García

Estreno 22 de Julio a las 20:00 Horas. ENTRADA GRATUITA Funciones: 29 y 30 de Julio a las 20:00 Horas. Cooperación: $40:00 pesos general. Casa de la Cultura de Saltillo Hidalgo entre Ramos Arizpe y Escobedo

Agárrate 13


Se imprime I Por: Valdemar Ayala Gándara Coordinador del Taller de Apreciación Cinematográfica de la UANE

La vuelta al mundo en 20 festivales Nuria Vidal T&B Editores Madrid, España 2006 399 páginas Nacida en México, D.F. pero radicada desde los 12 años en Barcelona, España, Nuria Vidal es una periodista y crítica que ha sabido construir su trayectoria a partir del peregrinaje constante por los centros neurálgicos donde se muestran las primicias del Séptimo Arte. Y el presente volumen lo constata, permitiéndonos conocer sus principales experiencias por el tránsito y la estancia en los principales festivales de cine en el mundo, donde mirar películas de los más diversos orígenes y estilos está ligado a la convivencia multicultural y la disposición a la charla acompañada de un buen trago. Con un estilo fluido y conversacional, la autora comparte su relatoría de 21 años (de 1984 a 2005) como trotamundos en 20 festivales, pero algunos de ellos revisitados en varias ocasiones, y aunado al nutrido recuento de los cientos de películas vistas, nos refiere también un buen número de acercamientos y charlas con diversas personalidades del medio cinematográfico internacional, además de acotarnos una gran cantidad de comentarios y descripciones que pudieran valorarse como consejos potenciales para convertir este volumen en una confiable guía de viajero afín a todos los interesados en cubrir algún día la serie de rutas referenciales de la cinefilia profesional, enterándonos en el camino de estas páginas por qué el hotel más pequeño y claustrofóbico -ni más ni menos llamado curiosamente "Universo"- puede ser también la mejor opción para hospedarse en Cannes, o de qué forma los cambios paulatinos en la infraestructura de la Berlinale han seguido a su escala la lógica de transformación de la ciudad antes y después del muro, y también saber acerca

A lo largo de los textos que conforman el libro, junto a las descripciones de incidencias acaecidas en cada edición del festival respectivo, Nuria Vidal reflexiona y juzga, retrata y matiza, mostrando sus conocimientos, oficio y pasión inocultable por el mundo de lo cinematográfico, en un compartir con el lector que implica intrínsecamente la exposición de argumentos frente a los que es posible coincidir o discrepar. Así, entre los planteamientos esgrimidos que comparto plenamente con la autora están, por citar algunos, la valoración de la singular originalidad vertida en su cine por el británico Peter Greenaway, la descripción puntual de las fuentes donde abreva -sin abarcarlo en su totalidad- el estilo de Aki Kaurismaki, la devota paciencia necesaria para acercarse a ese ejercicio de deslumbramiento dilatado que es La bella mentirosa de Jacques Rivette, y la mínima distancia que basta y sobra para ubicar en su justa medida a La pasión de Cristo, esa propaganda de sospechosa crudeza llevada a cabo por el mediocre pero más que devoto Mel Gibson. En contraparte, existen otros momentos en los que difiero de las afirmaciones Vidal, como en relación a su gran entusiasmo por la construcción de la secuencia final de El padrino III de Francis Ford Coppola, la cual me parece que, en el "límite remoto" de la citación-homenaje más o menos clara, por supuesto que demerita frente a esa cátedra de cine de suspenso con base en el montaje legada por Alfred Hitchcock en su escena del atentado dentro de la sala de concierto, aparecida en la segunda versión de El hombre que sabía demasiado (pareciéndome una desmesura la elaboración de Coppola al querer abarcar referentes tan distantes, y obteniendo más bien una suerte de disgregación, frente a la concisión por demás enervante emanada de la manera en la que "Hitch" resuelve su clímax). Y en cuanto a lo que llamaría el "límite cercano", la secuencia admirada por la autora acaba por resultar cuando menos pretenciosa y un tanto pesada incluso, si se le compara con la virtuosa e insuperable aplicación del principio del montaje paralelo lograda por el propio cineasta estadounidense de origen italiano hacia el final de su obra maestra, El padrino, cuando la serie de asesinatos para vengar la muerte del hermano se intercala a la perfección con la piadosa escena del bautizo de la hija, en un dramático y revelador contrapunto sostenido igualmente a partir de una música de ópera. La otra disensión marcada que tengo con la autora de La

Agárrate 14


vuelta al mundo en 20 festivales es respecto a sus comentarios a El sol del membrillo de Víctor Erice, llamándome la atención el que su argumento en contra de esta obra resulta el mismo que no constata en el caso de la parte final de El padrino III, y que a mi parecer sí resulta un lastre evidente en cuanto a esta última: la diseminación, entendida como un inconveniente desapego a lo esencial. En la película de Coppola la ensimismada variedad de ejecuciones ejercidas en lugares más o menos remotos y por los medios más diversos -algunos en el límite de lo verosímil, como es el caso de los lentes utilizados como puñal- acaba por convertir tanto ir y venir en una distracción, obrando en contra de la propia dinámica del atentado que se gesta en la Ópera de Palermo. Por el contrario, en el caso de la película de Erice, una de sus genialidades me parece precisamente que tiene que ver con ampliar la dimensión del mundo del pintor Antonio López en aquellos elementos, aspectos y circunstancias que lo distraen y lo alejan del acto de pintar el membrillo, porque me parece claro que en cada distanciamiento por el cual el personaje principal abandona momentáneamente el ambicioso y humilde ejercicio de mímesis, o en cada caso en que somos nosotros quienes dejamos de percibirlo dentro de esa tarea para testimoniar otros referentes, el cuadro por realizar y el reto por cumplirlo siguen vivos y en proceso. No solamente se pinta el cuadro cuando se blande el pincel o el carboncillo ni cuando se estudia de frente la tonalidad cambiante día con día. Se le sigue elaborando en el silencio que acompaña cualquier labor sencilla y utilitaria, y de ello el filme busca ser la constatación precisamente a partir de esos intervalos marcados por lo fortuito o circunstancial. Porque a fin de cuentas nada puede en realidad distraernos ni distraer al artista plástico de esa irrenunciable cita con la prueba máxima para el ojo y la mano depurada, un compromiso del que hemos sido suficientemente testigos desde el planteamiento como para suponer, como lo hace Vidal al parecer con reloj en mano, que cualquier distancia o demora acaba por resultar una pérdida del objeto o del motivo por el cual lo filmable debiera ser una responsabilidad acotada.

momento del filme, con la cual valora como lo importante del proceso el permanecer cerca del objeto de atención artística, y no tanto el resultado final de la formulación imitativa, porque sobre todo el arte es un asunto de fe que no requiere de otros dioses que no sean, en este caso, el árbol, la hoja y el fruto; soberanos de un espacio y un tiempo reservados a ellos, que aun en la separación o la interrupción se conser van dinámicamente, por haber sido objetos del mirar apasionado. Distracción no; sublimación, más bien. Presencia y permanencia en las bifurcaciones, en las virtualidades, en los tiempos en apariencia perdidos. Libro motivante, ameno, discutible y singular, La vuelta al mundo en 20 festivales resulta un valioso compendio de modos de seguir de cerca el devenir de la promoción, el testimonio y la reflexión cinematográfica a lo largo de una época de transformaciones notables, incluidas aquellas tecnológicas gracias a las cuales ha sido posible ir obviando las distancias y reduciendo las diferencias temporales entre el lugar y el momento donde se originan las informaciones, con respecto a sus diferentes destinos. Asimismo, en su calidad de fiel radiografía de una oferta privilegiada de autores y títulos fílmicos multinacionales, este volumen representa también una guía muy valiosa para dirigir a los cinéfilos en las búsquedas de obras que ameritan ser localizadas y vistas por medio de alguno de los recursos privilegiados con los que se cuenta hoy en día. Crónica y libro de memorias de viaje, pequeña historia del cine contemporáneo a partir de los dispositivos de validación conocidos como festivales, antología de textos de análisis y opinión que muestran el punto de vista de una profesional dedicada al periodismo cultural centrado en lo cinematográfico… Volumen híbrido que invita a descubrirse en sus páginas bajo una afinidad electiva común: lo cinematográfico como elemento vital.

Gracias a las supuestas "disonancias" adquiere mayor sentido la aseveración pronunciada por López en un

Agárrate 15


Por: Erika Johnson

www.icocult.gob.mx Agรกrrate 16


Agรกrrate 17



Agárrate Magazine Cultural