Issuu on Google+

LA IGLESIA DE SAN FRANCISCO DE ASTORGA EXHIBE EN SU INTERIOR TRES NOTABLES ESCULTURAS RELATIVAS A LA PASIÓN DE CRISTO

, en el siglo X Construido de de la Virgen el santuario o objeto de Fátima ha sid ciones. plia sucesivas am

de alcanzar a mediados del siglo XIX una decena de fábricas. Un curioso museo recuerda esta tradición. Se trata del museo del chocolate que abrió sus puertas en el año 1994. La recopilación de viejos objetos usados a lo largo de todos los procesos de la elaboración tradicional de esta tradicional golosina, desde el cacao hasta las deliciosas tabletas, permite un repaso a la vida de este dulce elemento culinario. Además, en el interior se exponen fotografías y varias colecciones de antiguos envoltorios. Ya a las afueras de la ciudad encontramos la famosa Fuente Encalada o “de los cuatro caños” obra realizada en 1674 y reformada en 1788. MURIAS DE RECHIVALDO A partir de Murias entramos de lleno en la Maragatería, amplia comarca leonesa que se

funde, en el trazado Jacobeo, con tierras bercianas. La disposición es de pueblo-calle, diseño muy repetido en tantos otros lugares jacobeos, donde encontramos algunos cruceros que marcan el itinerario santiaguista. La iglesia parroquial de San Esteban se construye en el siglo XVIII. Cuenta con una espadaña a los pies y se accede al cuerpo de campanas por medio de una escalera de obra exterior. La entrada a la iglesia está protegida por una zona de soportales. En su interior se venera una imagen de San Roque peregrino. Aunque el trazado jacobeo no pasa por Castrillo de los Polvazares, esta localidad bien merece una visita por ser el ejemplo más representativo de población maragata, declarado Conjunto Histórico-Artístico (B.I.C. desde 1980) con edificios de la época barroca y del siglo XIX y que inmortalizara Concha Espina en su novela “La Esfinge maragata”. El pueblo presenta un magnífico estado de conservación que le ha convertido en los últimos años en un importante centro turístico en el que además de admirar su trama urbana, acostumbra a ser elegido, al igual que a otros pueblos de la zona, como parada en la que degustar un buen cocido maragato.

SANTA CATALINA DE SOMOZA Retomamos el camino tradicional hasta llegar a Santa Catalina de Somoza, pueblo que surge a partir del Hospital de Yuso cuyas ruinas aún recuerdan el paraje llamado Huerta del Hospital. Su iglesia parroquial de Santa María contiene una reliquia de San Blas, patrono del pueblo y de las afecciones de garganta. Cada tres de febrero se rinde al Santo una fiesta donde no falta la procesión y en la que los hombres tocan las castañuelas mientras suena el tamboril. En este lugar nació Aquilino Pastor quien fuera Tamborilero Mayor de la Maragatería y al que un busto del escultor Muñiz Alique lo recuerda a perpetuidad desde el año 1986.

I N F O R M AC I Ó N T U R Í S T I C A : w w w. t u r i s m o c a s t i l l a y l e o n . c o m • 9 0 2 2 0 3 0 3 0

157


Camino de Santiago - Capítulo 4 - León - Santa Catalina de Somoza