Page 1

La Semana Santa Palentina


En la Provincia de Palencia

existen y existieron numerosas cofradías penitenciales, normalmente fundadas y definidas desde inicios del s.XVI, aunque hay alguna del s.XV. Las cofradías nacieron con una motivación religiosa, radicando su acción social en el fomento de la hermandad solidaria y el encauzamiento de la alegría popular. De entre las diferentes advocaciones o nombres de cofradías penitenciales, en nuestra provincia predominan las de la Vera Cruz, Jesús Nazareno y Virgen de la Soledad. La Semana Santa convierte a Palencia en un auténtico templo al aire libre, en ella la religiosidad, la tradición y la cultura se entrelazan. Miles de palentinos y turistas viven, unos como cofrades y otros como espectadores, intensamente estos días. En estas fechas, salen a la calle obras de escultores de la escuela castellana, como Gregorio Fernández, José de Rozas, Francisco Diez de Tudanca, Juan Sanz de Torrecilla, ... y obras de otros desconocidos artistas que a lo largo de los siglos, nos han dejado su arte. Junto a estas imágenes de otros tiempos, hay otras realizadas por artistas contemporáneos como Víctor de los Ríos, Melchor Gutiérrez San Martín, Francisco Conesa, Manuel López Bécker, Miguel Ángel Rojo, etc. La fiesta religiosa de la Semana Santa, ha generado una inmensa variedad de peculiaridades en nuestros pueblos y por ello


en la provincia de Palencia hay un sinfín de tradiciones religiosas, etnográficas y gastronómicas que te proponemos tratar de descubrir. Es innegable que la Semana Santa Palentina, tiene sus particularidades y son los pueblos quienes las hacen y renuevan cada año, por ello como alguien apuntó una vez, “Hay tradiciones que todos los años se cumplen. Sólo Dios sabe por qué“. En Palencia capital, la Semana Santa está declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional. Un hecho diferenciador de la ciudad de Palencia, es que desde el s.XIX, cada cofradía organiza su propia procesión, pero todas las demás asisten a la misma. Tiene como seña especial el sonido del Tararú, un largo toque de trompeta.


La Semana Santa

en la Provincia de Palencia

En la localidad de

Aguilar de Campoo, el Viernes

Santo, tiene lugar Procesión del Entierro o de los Pasos, organizada por la Cofradía de la Virgen del Llano. En ella destaca entre otros pasos la devota imagen del Santo Cristo de Aguilar, obra gótica articulada y de la cual se cuentan múltiples leyendas. Esta imagen originalmente se conservó en el monasterio premostratense de Santa María la Real y según la tradición fue hallado dentro de un arca, sobre la que había dos troncos formando una cruz. Dicha talla es articulada ya que en los días de Pasión se la utilizaba para la representación del descendimiento. Muy interesante es la ceremonia de “la arbolada”, en la que participan crucificados de todos los estilos, desde uno magnifico románico, hasta un crucificado realizado por un artista contemporáneo. Lágrimas de san Pedro, siglo XVIII.


Alar del Rey

La población de desde 1898 contó con parroquia independiente y aún cuando no existe una cofradía penitencial, los fieles el Viernes Santo tras los Oficios organizan una devota procesión durante la cual se realiza el rezo del vía crucis. En esta procesión desfilan los pasos de “Nuestro Padre Jesús Nazareno”, el “Santo Sepulcro” con su Cristo Yacente dentro de su sepulcro acristalado y “Nuestra Señora de los Dolores”. En la Vigilia Pascual de la noche del Sábado Santo se realiza la presentación de los niños que en el año hacen la Primera Comunión. El Domingo de Resurrección, tiene lugar la Procesión del Encuentro y la ceremonia del Rompimiento del Velo y en ese momento la imagen de la Santísima Virgen pierde el manto negro de luto cuando se encuentra con la talla de su Hijo Resucitado. Dicho luto propio e estos días, igualmente se rompe con el jolgorio del juego de las chapas, en las noches del Jueves Santo, Viernes Santo y Sábado Santo. Aprovechando la afluencia de gente de estas fiestas, los colectivos locales suelen organizar algún acto benéfico. Jesús Nazareno, s. XX.


En

Ampudia

el Viernes Santo la procesión de la Pasión del Redentor parte de la Colegiata de San Miguel, bajo los sones de la dulzaina tocada por los Dulzaineros de Ampudia. Cierra el cortejo procesional del Viernes Santo, la bella imagen de “Nuestra Señora de los Dolores y Soledad”, virgen barroca de finales del s. XVII. Aún se sigue manteniendo la costumbre de tocar las carraPaso de la Soledad, s. XVII cas para los Oficios del Jueves y Viernes Santo, algunas nuevas y otras antiguas, como una grande del s. XIX. El Domingo de Resurrección tiene lugar la Procesión del Encuentro, entre la talla de “Cristo Resucitado” obra atribuida a Pedro de Ávila y la imagen de la Virgen. Podemos completar nuestra visita a Ampudia paseando por sus calles porticadas, viendo sus diferentes monumentos o visitando el “Sacromonte” o “Exposición de la Pasión, Muerte y Resurrección”, que con pequeñas figuras del reconocido belenista madrileño José Luis Mayo recrea la Pasión de Cristo. Detalle Cristo resucitado.

Detalle del Sacromonte o diorama de Pasión.


Astudillo

la Cofradía Penitencial y Sacramental de la Santa Vera Cruz, es la encargada de organizar los desfiles procesionales desde el s. XVI, aunque cuenta con la ayuda de la Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores. Precisamente esta última cofradía organiza la Procesión del Viernes de Dolores, con su imagen titular. Curiosa es la Procesión del Domingo de Ramos, conformada por un cofrade vestido como Cristo, montado sobre un borriquillo. Al término de esta se realiza la tradicional “subasta de los pasos”. El Jueves Santo, se celebra la Procesión de la Oración del Huerto que se inicia en la Ermita de la Cruz y recorre las calles del casco antiguo. De los pasos que desfilan este día cabe destacar el grupo popularmente conocido como “El tablero de Jesús Nazareno”, obra del s. XVII. En él, el personaje del soldado romano, obra muy expresiva, es conocido con el apodo de: “El Judetas”. El Viernes Santo se celebra el ejercicio del Vía Crucis, el Sermón de Pasión, el Sermón de la Soledad y por la tarde-noche la Procesión del

En

Tablero de Jesús Nazareno, s.XVII


Procesión del Domingo de Ramos. Revoloteo del estandarte el Domingo de Resurrección.

Santo Entierro y Soledad de María. Tanto el Jueves, como el Viernes Santo, se cantan unas “coplas” populares. Lo más singular es la celebración en la tarde del Sábado Santo, de “La Titera”. Los niños de la localidad preparan un muñeco de cartón y madera que colocan sobre unas angarillas con el que recorren el pueblo. Disfrazados y con la cara pintada van pidiendo limosna para la difunta “Titera”, entonando el lamento y si algún vecino no da nada, le echan la maldición. Esta celebración acaba con el entierro de la Titera y la merienda de los dolidos acompañantes, con lo recaudado durante el trayecto. El dolor da paso a la alegría del Domingo de Resurrección con la Procesión del Encuentro y el tradicional “revoloteo del estandarte”.


Carrión de los Condes

es una de las poblaciones palentinas donde se desarrollan las procesiones más vistosas y singulares. Fundada en el s. XV, la Muy Antigua, Venerable Hermandad Franciscana y Cofradía Penitencial de la Santa Vera Cruz, es la encargada de organizar los desfiles de la Semana de Pasión. Igualmente participan en alguna procesión la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús, la Cofradía del Santísimo Rosario y la Cofradía del Santo Cristo del Amparo.

Procesión del Ecce Homo el Martes Santo por la iglesia de Santiago y Coral Carrionesa.


Como signo de identidad de la Semana Santa carrionesa, los cofrades participan en los cultos y procesiones con la cara descubierta, vistiendo la tradicional capa castellana y en los días más solemnes con sombrero negro de fieltro. La sobriedad de estas celebraciones, se contrapone con la degustación en Via Crucis del Miércoles Santo junto a la iglesia de Sta Mª del Camino estos días de las tradicionales saladillas (almendras tostadas saladas), maridadas con limonada (sangría), cumpliendo así la tradición de “matar judíos”. En la ciudad de Carrión de los Condes, hay desfiles procesionales todos los días, desde el Domingo de Ramos, hasta el Domingo de Resurrección, si bien por su singularidad podríamos destacar la procesión del Martes Santo, en la cual la Coral Carrionesa interpreta el Stabat Mater y el Miserere al paso del cortejo ante la puerta de la iglesia de Santiago; la procesión del Santo Entierro y Soledad de María del Viernes Santo momento en el cual están en la calle diez pasos; y la solemne Procesión del Encuentro y la ceremonia del Rompimiento del Velo del Domingo de Resurrección en la Plaza Mayor. El ciclo de Pasión, se cierra el Lunes de Pascua, con la tradición infantil popular de la fiesta de “Los Ángeles Somos”, en la cual los monaguillos de las parroquias de la ciudad, demandan limosna o alimento cantando un antiguo villancico del s. XVI que finaliza en bendición o maldición, en función de si se les da o no limosna.


Castrillo de Villavega

La Semana Santa de

ha sabido mantener el “canto de los versos de la Pasión”, tradición que se remonta hasta el s. XVI. Es esta pequeña población, un fiel reflejo de lo que son las Semanas Santas rurales de Castilla. Como elemento a destacar es que en ella aún pervive el canto de los versos de la Pasión, la cruz pesada y otras tradiciones ancestrales, mantenidas en este caso por la Cofradía de las Ánimas, a la cual pertenece la mayor parte del pueblo. Las procesiones de la loalidad se inician el Domingo de Ramos, día en el que se celebra la procesión de la Entrada triunfal de Jesús en Jerusalén. En esta alegre mañana es portado a hombros el paso de la borriquilla. Como marca la tradición este es el día propicio para los estrenos. El Jueves Santo, tras la Misa de la Cena del Señor es la Procesión de la Pasión, en la cual además de los pasos de diferentes épocas y estilos como el Prendimiento (XX), el Nazareno (XX), el Santo Cristo de las Ánimas (XVI), la Dolorosa (XIX), podremos ver al penitente que porta una gran cruz o “cruz pesada”, estando colocados a sus lados dos niños que van recitando los versos de la Pasión. El Viernes Santo es la devota Procesión del Santo Entierro, en la cual además podremos ver la imagen del Santo Sepulcro, paso que avanza al sonar cada golpe seco que da en las andas su regidor. El Domingo de Resurrección antes de la eucaristía tiene lugar la Procesión del Encuentro. Procesión de Jueves Santo.


Dueñas

En son cuatro las cofradías encargadas de los desfiles de los días de Pasión. El Miércoles Santo, guardando todo el protocolo ceremonial de finales del s. XVI, tiene lugar el traslado de los pasos de la Cofradía de la Vera Cruz, al son de trompeta y campanil. Los desfiles procesionales del Jueves Santo, como es tradicional en toda España, están protagonizados por la Cofradía de la Santa Vera Cruz (XVI), que es la encargada de organizar la Procesión del Santo Cristo. La mejor de las esculturas que se procesionan este día, es el “Ecce Homo” obra de Diego de Siloé, obra de hacia 1525-26. Los cofrades visten unas túnicas peculiares, llamadas “nafallas”. Son convocados desde sus casas para asistir a la procesión, por los hermanos que tocan la trompeta y el “cancané”, este último es una campana que debe su nombre al sonido que produce. Cuando la imagen de Nuestra Señora retorna a la iglesia, el estandarte es bailado al ritmo de la trompeta para terminar enrrollándose, limpiando así el suelo para que pase la Virgen. El Viernes Santo dos cofradías comparten protagonismo, la de los Remedios y la del Santo Sepulcro, entre ambas organizan la Procesión de la Soledad y del Santo Sepulcro. En ella destaca el paso del Santo Sepulcro, con un Cristo yacente obra de un seguidor de Gregorio Fernández. El Domingo de Resurrección la encargada de organizar la Procesión del Encuentro, es la Cofradía de la Virgen del Rosario, que se documenta desde el s. XVI. Dolorosa de la Cruz, inicios s.XVII.


Grijota

es una más de las poblaciones de la provincia de Palencia que celebra los días de Pasión con sencillez, sobriedad, profundo recogimiento y silencio. Un silencio sobrecogedor, sentido que en la procesión del Jueves Santo, hace a los hombres y mujeres enmudecer ante el traslado de la imagen del “Santo Cristo de la Salud”, que como cada año sale de la ermita de Nuestra Señora de los Ángeles. En la mañana del Viernes Santo, la procesión y el Sermón de Pasión siguen en esa línea de sencillez y sobriedad, cuyo punto culminante se alcanza tras la caída de la noche, con la Procesión y Sermón de la Soledad. El Domingo de Resurrección tiene lugar la alegre procesión del Encuentro. La Cofradía Penitencial de la Santa Cruz, fundada en el año 1995, es la encargada de celebrar los desfiles procesionales. Esta cofradía es heredera de otra anterior bajo la advocación de la Santa Vera Cruz. La renovada cofradía de la Santa Cruz, en 1999 adquirió el paso de “la Borriquilla”, para que presidiera la procesión del Domingo de Ramos y en el año 2000, recuperó la tradición de realizar un Viacrucis viviente en la mañana del Viernes Santo. Este víacrucis viviente es quizá una de las singularidades más llamativas de la Semana de Pasión de Grijota. Viacrucis viviente el Viernes Santo.


En

Guardo hay referencias documentales de la Semana

Santa del s. XVIII, momento en el cual con el “Cristo de la Agonía” se realizaba la ceremonia del desenclavo. Este crucificado es una obra de 1764 ejecutada por Rafael Sierra, que tras su restauración del s. XX, perdió la articulación de sus brazos. Hoy las protagonistas de la Semana Santa de Guardo son la “Cofradía de Jesús Nazareno y Santo Sepulcro (2001)” y la “Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y el Santo Cristo de las Cinco Llagas (1998). Esta última cofradía en el año 2003 estrenó el paso de “la Borriquilla” obra de Manuel Nieto Martín que procesiona el Domingo de Ramos. El Miércoles Santo es la procesión del Prendimiento. El Jueves Santo tiene lugar la Procesión de la Pasión. El Viernes Santo es la Procesión del Santo Entierro, en la que desfila a hombros de los cofrades el paso de “Cristo Yacente”(1996) y la “Virgen de la Soledad”(2000), ambos obra de Manuel López Bécker . En la Semana Santa de Guardo, destaca la representación de la Pasión de Cristo, a cargo de la Asociación Cultural Barrio Barruelo. Esta tiene lugar en la Plaza de la Casa Grande en la noche del Viernes Santo y reúne a numerosos espectadores. En la madrugada del Sábado Santo tiene lugar la Procesión de la Soledad y el Domingo de Resurrección se celebra la Procesión del Rompimiento del velo, entre la Virgen y el Santísimo. También se hace la Representación del Encuentro de forma teatralizad por la Asociación Cultural Barrio Barruelo. Detalle de San Juan.


Osorno,

En

la Cofradía Penitencial de la Santa Vera Cruz y San Pantaleón, en el año 2007 recuperó la ceremonia de teatro sacro del Desenclavo, de la cual hay referencias documentales desde 1708. Hoy esta singular ceremonia del desenclavo, sólo se realiza en Osorno y en Palencia capital, a pesar de haberse hecho en otros tiempos en la práctica totalidad de las poblaciones de la provincia. La tradicional llamada de Hermanos, da inicio a los actos religiosos de la Cofradía de la Santa Vera Cruz. Los cortejos procesionales se inician con la procesión del Domingo de Ramos. Tras la misa solemne, se efectúa la “subasta de los pasos”, en la que se puja por las imágenes que salen en las procesiones. Desde el año 2009, el Martes Santo se celebra la Procesión de la Piedad. El Jueves Santo, tiene lugar la “Procesión de la Oración del Huerto”, en la cual participa la imagen de “Jesús Nazareno”, obra atribuida al taller de Gregorio Fernández. Al finalizar la proceNuestro Padre Jesús Nazareno.

Ceremonia del desenclavo.Viernes Santo.


sión la cofradía da la “Colación” o “refresco” a los hermanos cofrades. Consiste en el reparto de un panecillo de anís entre los hermanos de la Cruz. A cada uno se le da un panecillo de anís, y a aquel que ha llevado un paso dos. Además se bebe vino tinto y limonada. El Viernes Santo, tiene lugar la escenificación del Desenclavo o Descendimiento de Cristo de la Cruz, en la cual se da un solemne sermón. En la tarde se celebra la “Procesión del Santo Entierro” y ya por la noche la Procesión de la Virgen de la Soledad. El Domingo de Resurrección finaliza con la Procesión del Encuentro y la ceremonia del Rompimiento del Velo, a la cual recientemente se ha incorporado una nueva talla del Resucitado. En Osorno, al igual que en otos lugares, es muy popular el juego de las “charpas”, durante estos días. Procesión de Viernes Santo. Virgen de la Soledad y de los Remedios, finales del siglo XVIII.


Paredes de Nava,

En

tres cofradías comparten protagonismo en los desfiles de Pasión, la Cofradía de la Vera Cruz, la de Jesús Nazareno y la de la Virgen de la Soledad. Los desfiles procesionales de la Semana Santa paredeña son altamente singulares. El Domingo de Ramos, tiene lugar la Procesión de la Borriquilla. El Jueves Santo la Procesión de la Oración del Huerto. El Viernes Santo tiene lugar la Procesión del Amor Divino por la mañana y por la noche la Procesión del Silencio. En estas procesiones podremos ver penitentes con grandes cruces, con corona de espinos y pies descalzos. Sobrecogedor es el silencio que se guarda en la procesión del Viernes Santo por la noche, en señal de respeto por la muerte de Cristo. El Domingo de Resurrección tiene lugar la Procesión del Encuentro, con el acompañamiento de manolas ataviadas de blancas mantillas. La Cofradía de la Vera Cruz posee ermita propia, la cual es también conocida como la del Cristo del Palacio, en referencia al Palacio de la Cofradía, es decir sus salas de reunión con artesonados del s. XVI.


Villada

la Cofradía de la Cruz organiza la procesión del Jueves Santo o Procesión del Silencio. Visten túnicas blancas cordón y pañuelo negro y la procesión es conocida popularmente como la “Procesión de los caramelos”, ya que la gente acude al desfile procesional comparte los caramelos que los cofrades les ofrecen. Con el nombre de la “procesión de los caramelos” ya aparece citada en uno de los libros de cuentas del Archivo Municipal del siglo XVI. La Cofradía de Jesús Nazareno o Cofradía del Triunfo de Jesús, que viste con túnica morada celebra su procesión del Viernes Santo que parte de su capilla en la iglesia de la Asunción. De entre sus pasos destaca el Santo Sepulcro, obra de 1653 de Francisco Diez de Tudanca. El Domingo de Resurrección, se celebra la Procesión del Encuentro. En

Capilla de Jesús Nazareno


pasi贸n por nuestras tradiciones

Palencia: Semana Santa  

La Semana santa Palentina

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you