Issuu on Google+

EL CONVENTO DE SANTA CLARA EN CASTROJERIZ SE FUNDÓ EN 1325 Y DESDE ENTONCES LLEVAN VIVIENDO RELIGIOSAS EN EL LUGAR

CASTROJERIZ Desde estas célebres ruinas el camino primitivo conducía tras dos kilómetros de polvoriento trazado hasta Castrojeriz. Esta localidad es, sin duda, una de las villas camineras más importante después de la capital en todo el itinerario jacobita burgalés. La historia del Castrojeriz medieval está íntimamente ligada a la Ruta como lo demuestra su trazado urbano, totalmente longitudinal y desarrollado a lo largo de una calle principal, la Calle Real que marca el itinerario del Camino. La población se ubica a los pies, en la vertiente meridional, de un alto y visible cerro levantado sobre la vega unos 120 metros, y desde el cual se puede observar gran parte del territorio que circunda a este enclave poblacional. En época romana hasta un total de cinco ramales de calzadas salían de Castrojeriz: una en dirección a Segisamo (Sasamón), otra hacia Amaia (Amaya), la tercera a Dessobriga (Melgar de Fernamental), una cuarta a Rauda (Roda) y la quinta en dirección a Clunia. La población se anuncia a distancia por su Castillo, edificado en el año 855 sobre una loma que domina la meseta. La fortaleza es el monumento más antiguo de la villa y ya en el siglo XVI se tienen noticias de su uso como prisión de algunos

comuneros. El camino se adentra en Castrojeriz por el barrio extramuros donde se ubica la Iglesia Colegiata de Santa María del Manzano, B.I.C. desde 1990. Aunque hay referencias de su existencia desde la época de los Condes Fernán González y García Fernández, el templo que hoy se conserva se comenzó a construir en 1214, bajo el patrocinio de Doña Berenguela, madre del rey Fernando III el Santo. Su estilo se enmarca en los planteamientos iniciales del gótico incipiente o protogótico, momento al cual corresponde la obra de las tres naves del templo y su fachada de los pies. Entre los siglos XV y XVIII se acometieron importantes reformas. A ese momento corresponde la ampliación de la colegiata con una gran capilla barroca independiente dedicada a la imagen mariana titular del templo, Nuestra Señora del Manzano. Es ésta una imagen de piedra policromada del siglo XIII, escultura a la que el rey Alfonso X el Sabio dedicara cuatro de sus Cantigas. En el interior del templo también destaca el sepulcro donde reposan los restos

La iglesia de o es un Santo Doming tico, tilo gó templo de es ta reformas aunque presen iores. er st po as de époc

I N F O R M AC I Ó N T U R Í S T I C A : w w w. t u r i s m o c a s t i l l a y l e o n . c o m • 9 0 2 2 0 3 0 3 0

79


80

de la reina de Aragón, Doña Leonor de Castilla, situado en el baptisterio. Ya dentro de la villa podemos ver la Iglesia de San Juan, B.I.C. desde 1990. El templo se erige a inicios del siglo XIII dentro del primer gótico, aunque no será hasta el XV cuando se construya su claustro. En los primeros años del siglo XVI el edificio sufre importantes reformas. Al exterior llama la atención su sobria torre, con un primer cuerpo aún románico y un segundo circunscrito plenamente en el estilo gótico y remarcado por cuatro potentes pináculos angulares. Entre esta torre y el claustro se sitúa la portada de acceso y sobre esta sencilla puerta, llamativamente inacabada, se dispone un bello óculo con estrella de cinco puntas, único elemento decorativo significativo de esta fachada. El claustro situado al lado opuesto de la torre consta sólo de tres crujías, obra del siglo XV, sustentadas por arcos apuntados sobre doble columnilla. Respecto de la Iglesia de Santo Domingo conviene recordar que, aunque se trata de un templo de estilo gótico, presenta reformas de épocas posteriores. Un ejemplo de lo dicho son las bóvedas que cubren el edificio y que fueron ejecutadas en el siglo XVIII siguiendo patrones góticos. La portada de acceso al interior es renacentista, obra de la segunda mitad del siglo XVI. El presbiterio, que forma un tramo añadido, aparece adornado con un retablo del siglo XVII, de estilo rococó. Ubicado en el templo se encuentra un museo que, junto a otras obras de arte religioso desde el siglo XIII, expone unos riquísimos tapices realizados en Brujas hacia el año1654, piezas de orfebrería, marfiles, pinturas, esculturas, etc. A su paso por Castrojeriz los peregrinos podían buscar auxilio espiritual y material en los dos conventos con los que la villa contaba desde los primeros decenios del siglo XIV. Ambos pertenecían a la Orden Franciscana, el masculino

SANTA MARÍA DEL MANZANO COMENZÓ A CONSTRUIRSE EN 1214, BAJO EL PATROCINIO DE DOÑA BERENGUELA, MADRE DEL REY FERNANDO III EL SANTO.

de San Francisco y el femenino de Santa Clara. El Convento San Francisco fue fundado por Don Fernando de Haro, de la familia de los señores de Vizcaya, en el año 1315 en el solar en donde hoy se alza el monasterio de clarisas. Con la desamortización se vendió el inmueble y su iglesia se convirtió en el cementerio municipal de Castrojeriz, cumpliendo esta función hasta 1889. Los restos de su iglesia son una sobria pero elegante sucesión de arcos apuntados probablemente obra del siglo XIV. Por lo que respecta al Convento de Santa Clara la fundación se autoriza en el año 1325. Desde entonces llevan viviendo las religiosas en el lugar. El monasterio fue

legiata La iglesia co aría de Santa M fué del Manzano en de declarada Bi en ral Interés Cultu . el año 1990

EL C AMINO DE SANTIAGO

Castilla y León


LA IGLESIA DE SAN JUAN SE ERIGE A INICIOS DEL SIGLO XIII, DENTRO DEL PRIMER GÓTICO, AUNQUE NO SERÁ HASTA EL XV CUANDO SE CONSTRUYA SU CLAUSTRO.

especialmente favorecido por Alfonso XI y por Garcilaso de la Vega, quien donará a las monjas el portazgo de Castrojeriz que él había recibido del monarca. El monasterio se corresponde con la primitiva edificación del siglo XIV a lo que hay que sumar una amplia reforma del siglo XVIII. A época medieval responde su iglesia de la que destaca su gran cabecera poligonal. Del antiguo Palacio de los Condes de Castro aún se mantienen en pie sus cuatro torreones y algunos de los lienzos de sus muros. La ruina le sobrevino a este palacio durante la Guerra de la Independencia, momento en el que es incendiado por el guerrillero Padilla para

inutilizarlo militarmente, con lo que la piedra será reaprovechada para otras construcciones. Sin duda uno de los períodos de mayor esplendor, tanto para Castrojeriz como para el resto de Castilla, fue el siglo XVI. Las actividades mercantiles relacionadas con la venta de lana con Flandes, Francia e Italia, principalmente, favorecieron la prosperidad de multitud de familias de esta villa jacobea. Sin embargo, el devenir histórico de Castrojeriz en los siglos posteriores estará marcado por el progresivo declive, tanto demográfico como urbanístico, con el cierre y abandono durante los siglos XVIII y XIX de muchos de sus edificios religiosos y hospitalarios. Desde lo alto de Castrojeriz y hasta llegar a la provincia de Palencia, el peregrino debe afrontar la última de las dificultades de este tramo jacobeo burgalés. El esforzado peregrino debe salvar el pronunciado ascenso de la cuesta de Mostelares, conocida así por ser lugar abundante de mostelas o haces de arbustos utilizados para el fuego de uso doméstico. Una vez coronada la cuesta el camino entra en el término de Castrillo-Matajudíos, que todavía en el siglo XIX era un barrio de Castrojeriz, y por tanto carente de término municipal, para avanzar por un alto y reseco páramo en dirección a Itero del Castillo. Nada más entrar en el término de Itero del Castillo, a orillas del arroyo San Guate, se encuentra el pago del mismo nombre en donde se localizan aún vestigios de la existencia de un poblado que tuvo como titular de su iglesia a San Cucufate. Más adelante el peregrino se topa con una fuente, conocida con el expresivo nombre de Fuente del Piojo, en memoria de la operación de liberación de parásitos, que en ella realizaban los transeúntes con relativa frecuencia. Desde la Fuente del Piojo el trazado jacobeo se encamina en línea recta hasta el puente sobre el río Pisuerga, y poco antes de llegar al

I N F O R M AC I Ó N T U R Í S T I C A : w w w. t u r i s m o c a s t i l l a y l e o n . c o m • 9 0 2 2 0 3 0 3 0

81


Viandas del Camino

toda la Dominando los villa se alzan fuera que restos de lo te una importan al. diev fortaleza me

82

puente de la Mula o Puente Fitero, el Camino de Santiago pasa junto a la ermita de San Nicolás, antes en ruinas y hoy felizmente restaurada como albergue de peregrinos. Es toda una experiencia de peregrinación pernoctar en este pequeño edificio románico de transición. Esta ermita es una construcción del siglo XIII hoy atendida en temporada estival de peregrinación por la Confraternitá di San Jacopo di Perugia (Italia), lo que constituye una muestra más de la europeización que experimenta en los últimos años el Camino de Santiago. Según los estudiosos no hay dato documental que permita convertir al pueblo de Puente Fitero y a su iglesia de San Nicolás en sede de la encomienda o del hospital sanjuanista. La confusión vendría dada por el hecho de recibir también la encomienda el nombre de Puente Fitero, denominación que no era sólo exclusiva del pueblo sino que en primer momento se aplicó al puente sobre el río Pisuerga que une las provincias de Burgos y Palencia y que resulta ser uno de los más bonitos y largos viaductos de la Ruta Jacobea.

A

l poner punto y final a nuestro recorrido por la provincia burgalesa volvemos a la gastronomía al ser éste un buen argumento que los peregrinos de todo tiempo han tenido siempre presente a la hora de elegir el lugar donde hacer parada, tesis que los turistas modernos han hecho propia. Ya antes hemos hablado de alguna de las excelencias de la gastronomía burgalesa pero conviene recordar que ésta es muy variada. Entre los primeros platos es menester anotar la gran diversidad de sopas que se pueden ingerir en estas tierras, unos entrantes de cuchara realmente reconfortantes. Así, en toda Castilla son bien conocidas las sopas de ajo, que no por sencillas dejan de ser realmente sabrosas y donde la base de sus ingredientes son: pan del día anterior, jamón, cebolla, tomate, aceite de oliva, ajo, huevos, carne y pimentón. En su elaboración hay que poner buen cuidado en que el recipiente a utilizar sea de barro. En esta zona que hemos recorrido tiene fama especial la sopa burgalesa hecha a base de cordero y cangrejos.

EL C AMINO DE SANTIAGO

Castilla y León


Camino de Santiago - Capítulo 4 - Burgos - Castrojeriz