Issuu on Google+

Ilustraciones: Mauricio Antón

Reconstrucción de una escena de caza

SIERRA DE ATAPUERCA AÑO de DECLARACIÓN: 2000

28

902 20 30 30 www.turismocastillayleon.com

SIERRA DE ATAPUERCA

A quince kilómetros de Burgos, en las inmediaciones del Camino de Santiago, la Sierra de Atapuerca muestra el solar de los primeros pobladores del Continente europeo.


SIERRA DE ATAPUERCA

Reconstrucción de una escena de canibalismo

Restos arqueológicos hallados en Atapuerca

No es un yacimiento arqueológico más, la Sierra de Atapuerca es la piedra Rosetta de la evolución humana en Europa; no existe un lugar de Lisboa a Vladivostok que encierre en su interior la historia del último millón de años de evolución como la Sierra de Atapuerca; un conjunto que por su importancia movió a la UNESCO a declararlo Patrimonio Mundial el 30 de noviembre de 2000. El interior de la Sierra de Atapuerca es un auténtico entramado de simas y galerías. Esta característica y el hecho de hallarse en medio de un corredor natural han favorecido el asentamiento de humanos en épocas remotas y su posterior conservación con el paso de los milenios hasta que, hace 100 años, una compañía inglesa decidiera cortar la sierra y construir una línea de ferrocarril. Desde ese momento túneles, galerías y oquedades quedaron al

Fachada museo

29


SIERRA DE ATAPUERCA

descubierto, mostrando los restos de personas y animales celosamente guardados por espacio de siglos. La vieja trinchera de un ferrocarril, cuyos raíles enmudecieron a principios del siglo XX, ha permitido que se pudiera descubrir a los primeros pobladores de Europa. El trazado de esa línea por la Sierra de Atapuerca es lo que conocemos como Trinchera del Ferrocarril, por la que se pueden observar los yacimientos al descubierto de la Sima del Elefante, Galería y Gran Dolina, con edades que oscilan entre los 200.000 y 1 millón de años. Esta grieta en la tierra ha convertido a la Trinchera Galería, la Trinchera Dolina y la Sima de los Huesos en auténticos receptáculos de vestigios que dan pistas hasta ahora no imaginadas del proceso y la evolución de la vida del Hombre, retratada en los diferentes sedimentos del yacimiento.

Vista del yacimiento

En la Trinchera del Ferrocarril se localizaron numerosos sedimentos fósiles que por su interés provocaron la excavación de diversas cavidades, como la Cueva o Abrigo del Mirador, a 2 kilómetros, y la Sima de los Huesos, a unos 500 metros de la misma.

Vista interior Museo de la Evolución Humana 30

La mayor parte de las excavaciones se han realizado en los yacimientos de Gran Dolina, Galería y Sima de los Huesos. En ellos se han hallado restos de fósiles humanos de dos especies diferentes y que se sucedieron en el tiempo, Homo antecessor y Homo heidelbergensis, lo que permite documentar un largo periodo de la secuencia de la evolución humana en Europa.


SIERRA DE ATAPUERCA

En la Cueva del Elefante se encuentran restos del Pleistoceno Inferior y Medio, los fósiles más antiguos de la Sierra de Atapuerca, así como las evidencias más antiguas de ocupación humana de todo el sistema de esta sierra. En Gran Dolina, en la Trinchera del Ferrocarril –con unos 350.000 años de antigüedad–, se han localizado utensilios líticos y se confirma la existencia aquí de un campamento de cazadores y recolectores, que realizaban actividades domésticas de elaboración de herramientas y consumo de animales, así como restos del Homo antecessor de unos 800.000 años. Excavación en el yacimiento

El Portalón se halla a la entrada del complejo de Cueva Mayor. Aquí, centenares de piezas de cerámica e industria reflejan una intensa y permanente ocupación del lugar en la Edad del Bronce. La Cueva del Mirador fue utilizada, según indican los vestigios, como corral y como lugar de enterrramiento, mientras en la Sima de los Huesos se han hallado vértebras, radios y otros restos que permiten conocer las características físicas y morfológicas de los homínidos que poblaron la Sierra de Atapuerca hace más de 350.000 años. 31


SIERRA DE ATAPUERCA Al final de la Trinchera del Ferrocarril aparece la Cueva del Compresor. Se trata de una cantera subterránea de principios de siglo, destinada a la extracción de bloques de roca caliza. Aunque todavía se observan desarrollos de la cueva original, la actividad extractiva la ha transformado en una gran sala, convertida actualmente en un interesante itinerario con recursos audiovisuales y escenas de homínidos. El último gran descubrimiento ha sido en la Gran Dolina, donde se ha encontrado un nuevo individuo de más de 780.000 años de antigüedad que ha sido denominado Homo antecessor. Una pelvis humana completa, de un esqueleto humano masculino, que por su tamaño indica que el hombre actual ha perdido una tercera parte de su masa corporal. Este descubrimiento supone haber extraído los fósiles humanos más antiguos en Europa. Gracias a los extraordinarios hallazgos descubiertos en esta sierra burgalesa se han encontrado respuestas a muchas preguntas sobre la prehistoria de la Humanidad. Un yacimiento que continúa arrojando cada año interesantes descubrimientos científicos y que se ha convertido en un atractivo turístico y cultural de primer orden. En julio de 2010 se ha inaugurado en la ciudad de Burgos, el Museo de la Evolución Humana. Un edificio de nueva planta obra de Juan Navarro Baldeweg, que tiene como misión, dar a conocer los hallazgos más importantes descu32

Vista del yacimiento


SIERRA DE ATAPUERCA biertos en los yacimientos y animar a los visitantes a desplazarse hasta la Sierra de Atapuerca para descubrir personalmente los secretos que atesora. La narración museística se presenta de un modo dinámico y atractivo sin perder el rigor científico, de modo que en el museo se mezclan elementos de ciencia, de intriga, de documental, de hitos del conocimiento, etc. A lo largo de sus cuatro plantas, el visitante podrá descubrir los más de 200 fósiles originales encontrados en los yacimientos hasta la fecha, la popa del buque con el que Darwin, el padre de la Evolución, circunnavegó la tierra, la galería de la Evolución Humana que muestra 10 homínidos fielmente reproducidos, la Sala del Cerebro Gigante, obra del artista Daniel Canogar, que ayudará a entender la estructura y funcionamiento de este órgano, los primeros logros de la humanidad: la producción de herramientas, el dominio del fuego y la aparición del simbolismo, el arte y la música. Antes de finalizar la visita se dan a conocer las claves para entender la evolución humana. Las visitas a los yacimientos de la Sierra de Atapuerca salen desde el Museo de la Evolución Humana en Burgos o desde los Centros de Recepción de visitantes de las localidades de Atapuerca e Ibeas de Juarros. Se puede completar este recorrido con una visita al Parque Arqueológico, recreación de un poblado prehistórico, en el que se pueden concertar talleres para niños en edad escolar.

Reconstrucción del aspecto de una familia primitiva de la zona

Mandíbula hallada en la Sierra de Atapuerca 33


Atapuerca