Issuu on Google+

El Centro de Juรกrez

Nombre : Yaxeny Arras Grupo :102 Materia: Para escolar


Casa de Adobe La reconstrucción de la Casa de Adobe fue uno de los hitos culturales más notables de esta ciudad fronteriza. Si hay una persona que conoce de primera mano este interesante proyecto, su historia, anécdotas y los entresijos de primera mano que acaecieron en este lugar tan simbólico de la Revolución, es sin duda el historiador Don Alfredo Figueroa. Hay que decir que la Casa de Adobe está en un lugar bastante alejado de la ciudad como para ir en transporte urbano. Esta Casa de Adobe es un habitáculo fielmente reconstruido con bloques de adobe donde Francisco Ignacio Madero estableció su gabinete de gobierno tras proclamarse Presidente después de que el dictador Porfirio Díaz fuera obligado a huir a Francia después de 31 años de autoritarismo. Francisco I. Madero es un personaje muy importante en la historia mexicana, a pesar de no ser muy conocido en España, eclipsado por otros personajes de tanta popularidad como Emiliano Zapata y en especial Pancho Villa. En su preocupación por las condiciones de vida del pueblo llano, le hizo ingresar en política para implantar nuevas ideas más democráticas y de reforma social. Opositor de la dictadura de Porfirio Díaz, acabó encarcelado, y tras fugarse fue a Texas donde organizó la Revolución Mexicana en 1910. Precisamente esta Casa de Adobe sirvió de cuartel general o de Palacio Nacional provisional, para que Francisco I. Madero llevara las riendas del país junto con los miembros de su elegido gobierno desde abril hasta Mayo de 2011. Según contaba el historiador Don Alfredo, existe la anécdota simpática que los americanos en aquella época le llamaban la "Casa Gris" en contraposición a la "Casa Blanca" de Washington. En esta casa establecieron muchas reuniones que desencadenaría en la toma de Ciudad Juárez y el éxito de la revolución maderista.


Una vez Don Alfredo llega a la puerta de la casa, y deja ver un sinfín de objetos originales antiguos, que transportan a aquellos tiempos de la Revolución. Utensilios de cocina muy comunes, y que incluso hoy en día todavía utilizan en muchas Pancho Villa casas de la República como metates, que son como unas piedras 1878-1923 planas talladas de origen volcánico para moler, también molcajetes o morteros del mismo material, y tortilleras para prensar las tortillas de maíz. Otros objetos interesantes: hieleras de la época, molinillos para moler el grano y hasta un decantador de piedra para purificar el agua. No pueden faltar los cuadros de color sepia de motivos revolucionarios, donde Francisco I. Madero toma especial protagonismo, y en algunas fotos con su inseparable escolta Máximo Castillo. Mobiliario rústico de la época, un teléfono como el que usaba Madero, quinqués, sombreros de ala ancha, chaparreras y demás complementos para el atavío común de aquella época están muy presentes en la casa museo.

Pese a la tibieza de sus reformas, Pancho Villa apoyó la presidencia progresista de Madero (1911-1913) y combatió luego la dictadura contrarrevolucionaria de Victoriano Huerta (1913-1914), al que logró derrocar en colaboración con Emiliano Zapata y con el líder constitucionalista Venustiano Carranza. Pero después de la victoria de esta segunda revolución, Villa y Zapata se sintieron defraudados por Carranza, y volvieron a tomar las


armas, ahora contra él. Esta vez la suerte militar no estuvo de su parte: en 1915 el general carrancista Álvaro Obregón derrotó a los villistas, afianzando a Venustiano Carranza en la presidencia (1915-1920).(José Doroteo Arango Arámbula, también llamado Francisco Villa; San Juan del Río, Durango, 1878 - Parral, Chihuahua, 1923) Revolucionario mexicano que lideró, junto con Emiliano Zapata, el sector agrarista de la Revolución mexicana. Campesino pobre, huérfano y con escasa formación, cuando estalló la Revolución de 1910 llevaba muchos años fugitivo en las montañas a causa de un asesinato; dedicado al bandolerismo, gozaba de admiración y popularidad entre los campesinos por sus acciones contra los hacendados ricos. Pancho Villa secundó de inmediato los planteamientos de Francisco I. Madero, que en su Plan de San Luis llamó a alzarse en armas, el 20 de noviembre de 1910, contra el régimen de Porfirio Díaz, prometiendo campesinos la devolución de las tierras injustamente arrebatadas durante la prolongada.


MUREF La edificación atrae por sus contrastes arquitectónicos: Híbrido de múltiples elementos característicos de la arquitectura del siglo XIX. La ex aduana fue construida por el ingeniero Manuel Garfias entre 1885 y 1888 y su fin principal fue albergar la aduana fronteriza. Su inauguración formal se efectuó el 10 de septiembre de 1889, asistiendo como representante personal de Porfirio Díaz el Coronel Miguel Ahumada y el gobernador del estado Lauro Carrillo.

El inmueble es considerado el segundo monumento histórico mas importante de la localidad por su época de construcción y al haberse celebrado ahí dos momentos históricos de suma importancia. En 1909 se llevo a cabo en el patio central de la ex aduana la Entrevista de Porfirio Díaz y William H. Taft, presidentes de México y Estados Unidos de Norteamérica. Posteriormente en 1911 se firman los Tratados de Paz de Ciudad Juárez, donde estuvieron presentes Francisco I. Madero y Francisco S. Carvajal. En este edificio Francisco I. Madero instaló su despacho como Presidente Provisional de la República Mexicana.


El edificio tuvo uso de aduana fronteriza hasta el año de 1965, cuando fue cambiada al puente de Córdova. El inmueble estuvo en abandono casi 20 años, hasta que en 1985 sufre su primera intervención, por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia, con el objetivo principal de instalar un Museo. Las intervenciones que se han realizado en el edificio comienzan desde 1985, estas intervenciones consistieron en realizar los trabajos y modificaciones necesarias para adaptar el antiguo edificio de la aduana fronteriza a su nuevo uso como Museo. En 1990 fue abierto al público el Museo Histórico de Cd. Juárez. De 1990 a la fecha el edificio ha sido intervenido en varias ocasiones, y actualmente el recinto alberga uno de los museos más representativos de la frontera norte de México. El edificio cuenta con 12 salas de exposición permanente y una sala de


exposición temporal con una superficie total de exhibición de poco más de 1000 metros cuadrados.

Datos de propiedad del inmueble: • El inmueble era propiedad federal pero en el año de 1976 fue donado al Estado de Chihuahua, publico en el Diario Oficial de la Federación (Lunes 22 de noviembre de 1976) • El inmueble es propiedad de Gobierno del Estado de Chihuahua • Está en comodato para su uso y operación al Instituto Nacional de Antropología e Historia (1980) Con motivo de la conmemoración del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución Mexicana en 2010, el Instituto Nacional de Antropología e Historia convirtió el Museo Histórico de Ciudad Juárez en uno de los espacios culturales e históricos más importantes de la zona norte del país, considerando este proyecto la obra emblemática nacional para los festejos del Centenario de la Revolución Mexicana.


Yaxeny Arras