Page 1

INVOCACIONES A LAS MUSAS Homero, Iliada, 1, 1-7 La cólera canta, oh diosa, del Pélida Aquiles, maldita, que causó a lso aqueos incontables dolores, precipitó al Hades muchas valientes vidas de héroes y a ellos mismos los hizo presas para los perros y para todas las aves -y así se cumplía el plan de Zeus-, desde que por primera vez se separaron tras haber reñido el Atrida, soberano de hombres, y Aquiles, de la casta de Zeus Homero, Iliada, 2, 484-489 Decidme ahora, Musas, dueñas de olímpicas moradas, pues vosotras sois diosas, estais presentes y lo sabeis todo, mientras que nosotros sólo oímos la fama y no sabemos nada, quiénes eran los príncipes y los caudillos de los Dánaos. Homero, Odisea, 1, 1-3 Musa, dime del hábil varón que en su largo extravío, tras haber arrasado el alcázar sagrado de Troya, conoció las ciudades y el genio de innúmeras gentes. Virgilio, Eneida, 1, 8-10. Dime las causas, Musa; por qué ofensa a su poder divino, por qué resentimiento la reina de los dioses forzó a un hombre, afamado por su entrega a la divinidad, a correr tantos trances, a afrontar tantos riesgos. Virgilio, Eneida, 9, 77 ¿Qué dios -decidme, Musas- desvió de los teucros incendio tan atroz?

Invocaciones a las musas  

trabajo de las invocacione spara latin

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you