Page 1


Luisa Fernanda Herrera R.


DIRECTOR EDITORIAL: Luisa Fernanda Herrera DIAGRAMACIÓN: Luisa Fernanda Herrera ILUSTRACIÓN:Luisa Fernanda Herrera TEXTO:Luisa Fernanda Herrera Copyright © todos los derechos reservados.

“Dedicado a mi primer sobrino Jacobo”


Jacobo era un joven solitario, que vivĂ­a en un lugar, sin un poquito de color.


Todo lo que allí había ni una pisca de color tenia; pues a Jacobo nada de ese lugar, le parecía.


Un dĂ­a decide dejar atrĂĄs ese lugar,

para otro nuevo encontrar, con MUCHOS COLORES, su vida alegrar.


A u s UED ado a d z n Q e a S f p c Ăš a m B e ta on

c s r e a a h BO lug T N O n O C A J

u C s N e E u E p B E D


d

o,

r o l co R A TR

J

O B O C A

a t es

a f a

a n

o d


Caminando iba, cuando a lo lejos, un árbol azul se veía; Jacobo corrió pensando que muchos colores habían.


Pero al llegar al árbol se encontró con un gran lago y cruzando el lago, se veía un pequeño pueblo; donde todo a su paso, era azulejo.


Tranquilidad, era lo que mostraban los que all铆 habitaban, Jacobo sinti贸 una paz interior,pero eso NO era lo que el anhelaba.


Así que siguió su camino;

CUANDO, DE REPENTE UNA CRIATURA ROJA SE LE VINO ; pues con otro pueblo se había encontrado


EN ESE PUEBLO YA NO HABÍA LA PAZ QUE EN EL ANTERIOR SE SENTÍA, PUES EN ESTE MUCHA MALDAD HABÍA.


ESE TAMPOCO ERA EL LUGAR QUE JACOBO QUERÍA PARA HABITAR,

PUES CON SU BÚSQUEDA, TUVO QUE CONTINUAR


Jacobo sigui贸 caminando y caminando, cuando resbal贸 con un banano, al alzar su cabeza,algo amarillo al horizonte se ve铆a


Era un pueblito amarillo, donde todo lo que a ĂŠl llegaba una gran alegrĂ­a lo contagiaba.


Jacobo se sintiĂł muy feliz en ese lugar, pero en realidad no era lo que ĂŠl esperaba encontrar

asĂ­ que decide regresar.


El lugar de colores que Jacobo anhela, en ninguna parte lo hallara, a su casa aburrido regresarรก.


Al llegar allรก, con una linda chica se encontrara, y vaya sorpresa, colores empiezan a flotar.


Al parecer lo que Jacobo bĂşscaba

era alguna chica que lo enamorara.


FIN

Jacobo  

Cuento