a product message image
{' '} {' '}
Limited time offer
SAVE % on your upgrade

Page 1


Primera edición, Arica 2016 Diseño de Portada: Nicole Lucero Rivas Edición y Diagramación: Vertizonte Ediciones contacto: vertizonte@gmail.com


COORDENADAS


I

Para jugar a develar la propuesta que se alinea detrás de la pieza inencontrable resta este término carente de sentido como una ofrenda
que simula un linaje
 que sorprende a un hallador inveterado en esta partida que se juega desde siempre


II

En la concavidad de esta puesta en escena un oleaje
 va desanidando
 los ancestros de la incertidumbre y agolpa
 en las mazmorras de un infinitódromo las auras hibernadas de los que aguardan en desnudez


III

Ese obscuro objeto del deseo
 cada vez que se cruza en los caminos
 lo hace
a la grupa
 o en el Everest
 de una sierpe que juega a desnombrarnos De ese obscuro objeto del deseo nos amedrenta
 que alguna vez
 desista de acosarnos


IV A su paso
 de ave migratoria hubo homenajes
 de iniciados y desafíos por distinguir
 el vuelo incandescente de una espada del de otros cantos Luego
 nos fuimos desnombrando en cada transmutancia para coger
 en un descendimiento las semillas de lo inmarcesible


V

En las afueras de un bunker alguien supuestamente
 un invirtuable espécimen o tal vez cierta inómita criatura va iniciando la ejecución de un solo de paria que escarnece
 a los mitrados


VI

Si requirierais
 al más esclarecido visitante sobre el por qué
 de su presencia
 en la comarca Hallaríais
 en cada fulgor de su mirada
 el estigma gregario e irredento del absurdo


VII

El tiempo se escarnece en los museos es que el nudo corredizo de la Nada finalmente le ha cogido
 sin miramiento alguno Arde el árbol de las interdicciones En los andenes de un palíndromo una cibérgine me da la bienvenida
 haciéndome entrega de un souvenir
 con la impronta de Cronos


VIII

En las madrigueras de esta Teratópolis alguien vocea el genoma-set del ave fénix por la caja negra de mis utopías No obstante
 ni la parafrenia de algunas criaturas rozaría la impronta o
 un fractal ni siquiera la sombra de mis sueños


IX

Si estuvieses dispuesto a diseñar un prisma [deberías pensarlo]... entonces
 habrías de atisbarle y pulsarle y
 habitar en él conforme a las señales
 de un tractatus hasta alcanzar la empuñadura del relámpago


X He descubierto que los dioses
 nos observan desde muy lejos de los caminos
 arrojan anónimas señales para desencadenar nuestro asombro o nuestro horror Hacen crecer un árbol de ominosidades
 en cada altura o abismo
 en todas las mesetas y llanuras
 en que puede ser hallada alguna huella nuestra Sentencian que debemos reemplazar
 el vuelo con que iluminamos cada nueva altura las matrices que desencadenan nuestro caos Pretenden imponernos
 un árbol de ominosidades una bitácora de simulaciones una rendición sin condiciones


XI

Voy por el resplandor
 que todos hemos extraviado No guardo conmigo reproducción a escala alguna de arquetipo o modelo
 o una réplica a prueba de aguas regias
 proseguiré mi marcha hasta verificar la sinéctasis de mi pensamiento y si alguien estuviese aguardando al pie de una compuerta debo deciros recread siempre los caminos


XII

En estos vasos anidan
 las bandadas que han perpetrado la axiladura del diamante
 para fundar su hábitat
 ellas alumbran sobre un yunque bañado por un sueño derramado
 cada vez que alguien aprende a escuchar la barcarola de quien pretende rescatar a Eurídice


XIII

Soy el espécimen
 que regularmente emerge desde el foso
 recolecta ejemplares
 en los sembríos de patrias de las que nadie guarda ya memoria Se posa en los vientres de las constelaciones y escucha los desnombramientos
 el que supo de la abominación
 el que se batió contra los siervos de los grises


XIV

Se escucha un réquiem por modelos para armar
 sobre las mesas circulares en que fulguran frutas de oro
 y luego alguien arroja al camino un legado de falacias
 y de las cartografías acosadas por los heresiarcas de todas las estirpes para desconcertar a quienes se aproximan
 desde las simas y en manadas recorren los palacios y los templos para hacer sus guaridas en los espejos


XV Alguien se conduce a la manera
 de un develador del que extermina a quienes llaman ejecutando su redoble en el centro de las ruinas
 del que persiste en explosar los diques de las utopías
 del que viaja a la deriva por la sangre de un Ave Fénix
 y que permite liar a la que ha de ser hallada amamantando a sus endriagos
 de quien -en fin- desencadena la luz desde una vid que se nutre con el peso de todos los eclipses


XVI

A estas alturas
 sólo pueden observarnos desde la orilla de los caminos
 tal vez pretendiendo suplantar el misterio
 de nuestros laberintos
 por una tábula rasa
 nos arrojan preseas para desencadenar nuestra conmiseración o nuestro horror harían crecer un árbol de ominosidades por cada altura o abismo
 en que pueda ser hallada una huella nuestra


Rodolfo Kahn (San Marcos de Arica, 1935) Descendiente de mongoles y manchurianos. Estudió Pedagogía en Castellano y Comunicación en la Pontificia Universidad Católica de Chile. Se desempeñó como corrector de pruebas en el Diario Las Últimas Noticias de Santiago y en el Diario La Defensa de Arica. Ha sido publicado en las revistas Trayectoria Poética (1987) y Raima (Sociedad de Escritores de Arica, 1989). Sus poemas aparecen en las antologías 25 poetas de Arica-Iquique (Mayo Muñoz, 1998), Poetas en Dictadura 1973-1990 (Mayo Muñoz, 2004) y en la Antología y Catálogo de Escritores de Arica y Parinacota (Ediciones Cinosargo, 2012). Miembro Fundador de la Comunidad Poética Vertizonte, edita y publica junto al grupo la antología colectiva Heptadárica (Ediciones Ápeiron, 2002). Para Rodolfo Kahn “todo intento de definir la poesía equivale a presumir que algún espécimen esté capacitado para capturar y comprender el sentido del universo”. Su único dogma consiste en no someterse a dogma alguno. Instancia que define como Paradoja Lúcida.


Profile for Felipe Maldonado

Rodolfo kahn coordenadas  

Rodolfo kahn coordenadas  

Advertisement