Issuu on Google+


3


“Delete!” Borrar los espacios públicos

L

os artistas austriacos Christoph Steinbrener y Rainer Dempf se dedican con su proyecto Delete! a borrar durante dos semanas todos los carteles, señales y logotipos de las calles.

Christoph Steinbrener y Rainer Dempf son dos artistas austriacos preocupados por el efecto que esos mensajes comerciales y el grafismo urbano tienen en los habitantes de las ciudades. En su opinión, actualmente es imposible ver el paisaje urbano porque el exceso de mensajes, en forma de rótulos, logotipos y pictogramas, daña los ojos. Esa reflexión fue el comienzo de “Delete!” un proyecto artístico que en principio sólo existía en forma de fotografías retocadas pero que, en 2005, consiguió hacerse realidad en una calle del barrio de Neubaugasse en Viena.

Es habitual oír hablar a las instituciones y autoridades de contaminación acústica o lumínica. Tanto para una como para otra han establecido diferentes protocolos y prohibiciones que permitan, por ejemplo, conciliar el sueño por las noches a los vecinos, o que los científicos puedan estudiar las estrellas. Sin embargo, no es tan frecuente la mención a la contaminación visual. Ese cúmulo de mensajes, tipografías, rótulos y signos que suelen poblar las fachadas y escaparates de las calles de cualquier ciudad. Un hecho para el que seguro que existen ordenanzas municipales, aunque de escasa aplicación práctica.

Razones comerciales Durante los días 6 al 20 de junio de ese año, Christoph Steinbrener y Rainer Dempf intervinieron en los comercios de esa zona, tapando con papel o lonas amarillas toda la publicidad, rótulos, logotipos y señales, excepto aquellas relativas a la seguridad de las personas. Aunque la elección del color pudiera no parecer importante, la decisión de que fuera amarillo respondía al hecho de que llamase la atención. Como explican sus autores, si las lonas hubieran sido blancas o negras, las imágenes hubieran pasado desapercibidas a la vista cuando la intención era justamente la contraria.

La mayor dificultad con la que se toparon Christoph Steinbrener y Rainer Dempf, una vez obtenida la autorización por parte de las autoridades municipales de la ciudad, fue la de convencer a los comerciantes afectados . Para ello emplearon argumentos totalmente comerciales. «Si hubiéramos utilizado criterios artísticos no lo hubiéramos conseguido» declararon los artistas quienes, conscientes de ello, apelaron al hecho de que, aunque los rótulos estuvieran ocultos, la acción atraería a la zona numerosos curiosos que se convertirían en potenciales clientes de los comerciantes.

Próximamente en su ciudad La experiencia, que fue un rotundo éxito como demuestra la acogida que tuvo por los medios de información de todo el mundo, puede consultarse en la página web de los autoreswww.steinbrener-dempf. com en la que, además de documentar el hecho, es posible dar un paseo virtual por la calle en la que se produjo la intervención.

A aquellos que la experiencia virtual no les satisfaga, pueden acercarse al Espai d’Art Contemporani de Castellón, www. eacc.es donde, entre el 21 de mayo y el 31 de agosto, se expondrán dentro de una exposición en la que se muestran transformaciones de espacios públicos y edificios con proyectos de diseño económicos pero muy creativos, algunas de las fotografías de Christoph Steinbrener y Rainer Dempf relativas a “Delete!”, este curioso proyecto a medio camino entre la utopía, la estética y la crítica social.


28

29


32


Revista DAI