Issuu on Google+

ABC

Cultura

JUEVES 18/7/2002

Sánchez Ron: «Einstein quiso restablecer el diálogo con los palestinos» FELICIANO TISERA

SANTANDER. El profesor José Manuel Sánchez Ron participó ayer en el curso «Albert Einstein: ayer y hoy. Ciencia, política y filosofía» en la UIMP. En rueda de prensa, Sánchez Ron habló de una faceta desconocida de la personalidad de Einstein: su voluntad, como judío, de restablecer el diálogo con los palestinos. «Por encima, de todo, él se consideraba un ser humano», señaló. Einstein, hijo de una familia judía no ortodoxa, no se sintió cerca de la gente de su pueblo hasta que descubrió la discriminación a la que eran sometidos en Alemania y en Praga: «Descubrí que era judío al ver que algunos de mi raza eran delatados», dijo el célebre hombre de ciencias. «Ese sentido de humanidad lo acercó a los judíos», dice Sánchez Ron. Einstein, en un principio, no era partidario de la creación de un Estado judío, aunque, a principios de los años 40, cambió de idea. Opinaba que, hasta que no se solucionara el tema palestino, no se podría establecer allí: «Si en 2000 años no hemos aprendido a relacionarnos con los palestinos, será que nos merecemos el destino que tenemos». Esto demuestra la vigencia del pensamiento de Einstein, no sólo en la ciencia, sino también en política. «Lo interesante de Einstein», dice Sánchez Ron, «no es sólo todo lo que nos enseñó en la física». Tiene el valor añadido de que sus teorías han hecho que «conceptos tan básicos como los del espacio y el tiempo sufran un cambio» y hayan terminado influyendo en la filosofía y en casi todas las ramas del pensamiento. «Me parece justo ponerlo como paradigma del científico -afirma-, porque no se escapó a un mundo ideal», sino que se implicó en su tiempo: «En su biografía se ve cómo le afectó el mundo, pero no el de la ciencia, sino el real». Tanto, que alguna vez dijo que dedicó «el 50 por ciento de su vida a la ciencia, y el otro 50 a la política». Sánchez Ron destacó la vigencia de las teorías de Einstein, aunque «aproximarse a él sólo desde la ciencia es un error. Einstein es el espejo ideal del siglo XX». Sobre la posibilidad de surgimiento de un Einstein del siglo XXI, se mostró escéptico: «Pese a que no se puede saber si habrá otro Einstein, creo que el mundo de hoy es menos propicio para la aparición de grandes individualidades, ya que el desarrollo de la ciencia ha hecho que el equipo sea más importante que los individuos».

La biblioteca andalusí de Tombuctú se llamará José Ángel Valente

53

«El periódico del Arte» cierra tras cinco años en el mercado español ABC

El poeta, que falleció hoy hace dos años, la promovió ABC

MADRID. Hoy hace dos años fallecía el poeta José Ángel Valente, la voz más honda de la poesía en español. Con él se iba el más férreo defensor del Fondo K'ati de Tombuctú, que atesora más de tres mil manuscritos, vitelas y pergaminos. Con motivo de este segundo aniversario de su fallecimiento, la familia K'ati ha querido homenajear al poeta llamando a la biblioteca andalusí de Tombuctú «Fondo K'ati. Biblioteca José Ángel Valente». La viuda del poeta, Coral Valente, declaró a ABC sentirse «feliz con la noticia de que en Tombuctú tenga su biblioteca, por la que tanto batalló. Ismael Diadié le comunicó a José Ángel su intención de dar su nombre a la biblioteca, y a él le impresionó mucho, aunque todo esto suceció poco antes de morir», dijo Coral Valente. Los conservadores del Fondo K'ati enviaban un comunicado a ABC, en el que recordaba que «hace ya siglos que nuestra familia se fue de Toledo. Fue en el año 1468. Desde entonces,

hemos vivido arraigados en el exilio, allí en África, en la Curva del Río Níger. Nuestra única relación con la Península Ibérica, a lo largo de estos siglos, ha sido posible a través de los miles de manuscritos de nuestra biblioteca. Cuando el Fondo empezó a peligrar, la primera voz que se levantó fue la de José Ángel Valente. Él luchó hasta sus últimos días para que cada uno, en estas tierras que dejamos, como tantos otros, en los difíciles años del siglo XV, tomara conciencia de la importancia de este patrimonio común. José Ángel Valente ha entendido desde el principio que el Fondo K'ati no es sólo una biblioteca; es, sobre todo, un puente posible entre España y su propio pasado que es, en parte, el nuestro. Por eso, en este momento, en el que gracias a la Consejería de Relaciones Institucionales de la Junta de Andalucía se va a construir la biblioteca que albergue el legado del Fondo K'ati, queremos que ésta lleve el nombre de su más enérgico defensor: José Ángel Valente».

MADRID. La Junta de accionistas de Editorial PPM (presidida por Edmund Peel; José de Paz como consejero delegado y Umberto Allemandi, Evaristo Arce, Juan Carlos Rico y Víctor de la Serna como vocales) acordó el pasado miércoles el cierre de «El periódico del Arte», una de las cabeceras del grupo Allemandi, junto a «Il giornale dell'Arte» (Italia), «Le journal des arts» (Francia) y «The art newspaper» (EE.UU. e Inglaterra). En España editaba la publicación Editorial PPM, cuyo principal accionista era Fondam, del grupo Masaveu. Víctor de la Serna era su editor y Juan Antonio Álvarez Reyes la dirigía. El jueves se comunicó el cierre a los empleados y anteayer se procedió a un «despido procedente por causas objetivas» de la plantilla «por los malos resultados económicos y la dificultad de penetración en el mercado». Con una tirada de 10.000 ejemplares, era deficitaria, aunque había logrado afianzarse. El primer número se publicó en junio de 1997; el último (el 57) salió a la calle este mes.

El alcalde de Palma cree «inaceptable» el ultimátum de la familia Miró MIQUEL SEGURA

PALMA. La tensión entre el Ayuntamiento de Palma y los herederos de Joan Miró a propósito del cese del director de la Fundación, Aurelio Torrente, conoció ayer un nuevo y sorprendente episodio con las declaraciones del alcalde palmesano, Joan Fageda, quien, abandonando su tono conciliador, tuvo palabras muy duras para los herederos del pintor. Fageda criticó el ultimátum que la familia Miró le planteó amenazando con retirar la obra del pintor de la institución, en represalia por el cese del director de la misma. El alcalde calificó el ultimátum de «inaceptable», «sobre todo —dijo— por haberse formulado a través de un medio de comunicación». Fageda declaró estar «sorprendido» y «muy dolido» por la actitud de los herederos, señalando que «la petición de la destitución de Torrente me llegó a través de los trabajadores de la Fundación, y en este asunto tengo que enfrentarme o con los trabajadores o con la familia Miró. Me siento muy herido, porque se pudo actuar de otra manera».


JUEVES 18/7/2002