Issuu on Google+

ABC

Cultura

SÁBADO 27/7/2002

Libros y misses hasta en la cocina El XVIII Encuentro sobre la edición de la UIMP dedicó la última sesión a los lectores, con asistencia de personalidades ajenas al mundo del libro La mesa redonda «Hablan los lectores» fue el último acto del XVIII Encuentro sobre la edición que, dentro de los cursos de verano de la UIMP, se celebró ayer en el Palacio de la Magdalena. Personajes famosos dieron su visión de la lectura y de los géneros literarios.

FELICIANO TISERA

SANTANDER. Existen personas anónimas y famosas. Pero, al momento de leer, todos somos lectores comunes y corrientes, con la modesta esperanza de encontrar magia, placer o sabiduría en una frase, un capítulo o una escena escrita en negro sobre blanco... Por eso, en la mesa redonda «Hablan los lectores» quienes nos contaron su experiencia de lectores anónimos fueron personas famosas: la actriz Leonor Watling, el cocinero Juan Mari Arzak, el humorista Javier Cansado y la modelo Vania Millán, última Miss España. En este ambiente, en el que la gente que no es «de libros» habló de lectura y literatura, Watling invitó a «perderle el respeto a los libros». Para la actriz de «Hable con ella», no es necesario acordarse del autor de los libros que uno lee: «Nadie se acuerda del nombre de los directores de todas las películas que ve, y eso no te hace perder puntos socialmente». Sobre sus hábitos de lectura, la nueva chica Almodóvar dijo que a los 17 años leyó a Borges: «No entendía “El Aleph”, pero no importaba, porque ¡qué bello es! También he pasado ra-

La Audiencia falla a favor de Javier Marías

Miss España, Arzak y Leonor Watling, ayer en La Magdalena chas de leer sólo cuentos cortos, que requieren menos concentración». Dijo que es muy desordenada para leer, algo en lo que coincidió con el chef vasco Juan Mari Arzak, quien se consideró «anárquico» en sus lecturas, además de reconocer que se le olvida todo lo que lee. En cuanto a gustos literarios, Javier Cansado dijo que no le gusta la poesía, con la excepción de los «haikus» y la poesía flamenca. La poesía le provoca lo mismo que los mimos... ganas de que le digan las cosas con palabras claras. Vania Mi-

MADRID. La Audiencia de Madrid ha confirmado que el cineasta Elías Querejeta debe indemnizar con seis millones de pesetas al escritor Javier Marías ya que la película «El último viaje de Robert Ryland» no respetó «el espíritu» de la novela «Todas las almas», en la que supuestamente se basaba. La agencia literaria de Mercedes Casanovas informó ayer de que la Sección 211 Bis de la Audiencia Provincial ha desestimado el recurso de apelación que la productora cinematográfica Elías Querejeta P.C. interpuso contra la sentencia dictada en julio de 1998, por lo que confirma su fallo favorable a Javier Marías.

llán, por su parte, dice que «dependiendo del momento en el que me encuentre me gustará más leer una cosa u otra». Para Juan Mari Arzak, quien no se duerme si no lee, los libros son como la comida: «A la gente joven le gusta la carne, a los más grandes el pescado, y lo mismo pasa con los libros...». Sobre el esfuerzo que puede significar la lectura, miss España aconseja adoptar una actitud deportiva: «Es como el deporte, hay que hacer un primer esfuerzo, pero luego lo disfrutas».

Venecia impulsa su nombre como marca comercial CRISTINA CABREJAS

EFE

Juan Manuel Serrano Arce

ROMA. El alcalde de Venecia, Paolo Costa, ha lanzado un concurso internacional para crear un logo que se usará como marca registrada y que representará a la ciudad de la Laguna. Paolo Costa, cansado de que el nombre de Venecia se usase de manera descontrolada ha tomador ejemplo de ciudades como Nueva York, y registrar el nombre. El Ayuntamiento de «la Serenísima» se ha inspirado en la idea que tuvo el diseñador norteamericano Milton Glaser, cuando creó el famoso «I love NY» (amo Nueva York), un logo que utilizan multitud de empresas pagando los derechos de autor. «Una marca de calida servirá para tutelar y valorizar la imagen de Venecia, poniendo orden entre los que utilizan el nom-

bre de la ciudad para hacer negocios», ha explicado el alcalde. La creación de un «copyright» (marca registrada) del nombre de Venecia, según Costa, aportará a la ciudad «una montaña de dinero, que servirá para restaurar las iglesias, palacios y museos de la ciudad». Según datos del Ayuntamiento, solamente en los Estados Unidos existen 148 marcas registradas que contienen la palabra Venecia. Un equipo de arquitectos y diseñadores de fama internacional ayudarán al Ayuntamiento a elegir el diseño que representará a Venecia. La presentación del concurso internacional se realizó ayer en Bruselas y el próximo 19 de diciembre, con ocasión de la Bienal de arquitectura, se proclamará en Nueva York el logo vencedor.

43

Yale recurre al FBI ante un asalto informático desde Princeton PEDRO RODRÍGUEZ. Corresponsal WASHINGTON. La «Ivy League» —el envidiado foro que engloba a las más selectas instituciones universitarias de Estados Unidos— protagoniza esta semana su propia saga de espionaje industrial, delitos informáticos y prácticas de competencia desleal. Un escándalo mayúsculo en el que se ha visto forzado a intervenir el FBI ante las acusaciones presentadas contra la Universidad de Princeton por haberse infiltrado con supuestos fines manipuladores dentro del sistema de admisiones «online» de sus rivales de Yale. Las avergonzadas autoridades académicas de Princeton se han visto obligadas a reconocer la veracidad de estas acusaciones y han suspendido de forma fulminante al vicedecano de admisiones, Stephen E. LeMenager, supuestamente responsable de esta infiltración ilegal dentro del competitivo proceso en el que se enzarzan las universidades de elite norteamericanas para asegurarse los mejores alumnos. El FBI, por su parte, se encuentra valorando la posibilidad de presentar cargos federales. La historia ha trascendido cuando los técnicos informáticos de Yale comprobaron que durante el mes de abril se produjeron múltiples asaltos dentro de su pionero sistema de admisiones «online». Se consultaron una serie de informes, datos económicos y decisiones reservadas sobre once candidatos que habían solicitado plaza tanto en Yale como en Princeton para cursar estudios de licenciatura. Para estas matrículas de prestigio suelen competir una media de diez aspirantes altamente cualificados. Para estas incursiones tipo «hacker», la oficina de admisiones de Princeton habría utilizado datos confidenciales como la fecha de nacimiento de estudiantes o el número de Seguridad Social, que en Estados Unidos se utiliza a modo de DNI. El vicedecano suspendido ha intentado defender su espionaje a través de Internet como un «inocente ejercicio» para comprobar el nivel de seguridad informática de sus directos competidores. La vicerrectora y consejera legal de Yale, Dorothy Robinson, ha dejado saber que, cuando menos, la Universidad de Princeton ha violado la privacidad de inocentes estudiantes y que, ante estas prácticas ha solicitado la ayuda del FBI. Parece ser que el acceso a estas informaciones confidenciales se habría realizado desde múltiples ordenadores lo que apunta la implicación de más de una persona.


SÁBADO 27/7/2002