Page 1

48

Cultura

Suecia censura las obras de arte «inconvenientes» para menores CARMEN VILLAR MIR. Corresponsal ESTOCOLMO. Por primera vez en la historia de este reino, el Departamento de Censuras del Estado ha prohibido una exposición de arte a menores de 15 años. Esto significa que en esta sociedad, que se precia de ser de las más avanzadas y abiertas del mundo, cualquier obra antes de ser expuesta al público tendrá que someterse al ojo de la censura. El mundillo de la cultura, que ha calificado lo ocurrido de «inaceptable», se ha enfrentado a la Admistración y exige un cambio de leyes que conceda absoluta libertad de expresión para todos los artistas y sus creaciones. La manzana que ha levantado tanta discordia es la exposición «Flex», una revolución óptica y visual ideada por el británico artista de vídeos Chris Cunningham, que abarca la historia de ese género. Ese conjunto de películas cortas «que permite observar el valor artístico de un determinado tipo de expresiones físicas dando paso a un diálogo sensible entre la vida, la muerte y la importancia de la música como aliciente de los sentidos», no gustó a los responsables de velar por la moral de los ciudadanos, que al visitar la muestra pusieron el grito en el cielo.

Vídeos con temas sexuales Los dignos señores opinaron que algunos de los vídeos, basados en temas musicales de caracter violento y sexual, van más allá de las conveniencias. Razonan que, aunque ofrezcan diferentes facetas de la experiencia vital, aportan poco al mundo del arte y son inapropiados para los visitantes infantiles y adolescentes. El director de la sala, Gregor Wroblewsky, fue el primero en intuir que algunas de las obras hiperrealistas, más que «pura representación de lo natural» eran pornografía pura que iba más allá de lo permitido. Entre otras cosas pensó que el vídeo «All is full of Love», de la islandesa Björk, que la censura calificó luego como «absolutamente inadecuado para menores de 15 años por su contenido pornográfico y obsceno» podría ocupar un espacio «discreto» que no llamara la atención. Por su parte la crítica, tras despacharse contra los responsables de la censura, se deshizo en superlativos a Cunningham. Expresó que a veces es imposible distinguir el arte del erotismo, y recomienda llegarse al Konsthall para ver este conjunto original y modernista de vídeos, «pura expresión de arte del futuro», que ha convulsionado a toda Suecia.

JUEVES 12/9/2002

Se subasta en Madrid un marcapáginas que Eva Braun regaló a Hitler

ABC

Forn: «En crisis se vende menos, pero se lee más intensamente» FELICIANO TISERA

PRUDENCIO MATEOS PÉREZ

MADRID. Un marcapáginas en oro de dieciocho quilates dedicado y regalado por Eva Braun al dictador alemán Adolfo Hitler, será subastado por la firma madrileña Durán Subastas, en la convocatoria del próximo 22 de octubre. El precio de salida será de 5.000 euros. La pieza (180,5 mm), de gran finura, procede de un familiar del mariscal Wilhelm Keitel, jefe supremo de la O.K.W. El marcapáginas lleva la siguiente inscripción: «Adolfo mío, estate tranquilo, pues lo de Paulus, este indigno suceso, fue sólo un inconveniente, que no puede quebrar tu certeza en la victoria. Mi amor hacia ti será eterno. Como será eterno nuestro Reich. Siempre tuya. Eva 3-2-43». Esta inscripción alude a la capitulación del mariscal Friedrich Von Paulus, y la derrota y hundimiento del VI Ejército en enero de 1943 en Stalingrado. Estos hechos sumieron al parecer a Adolfo Hitler en una profunda depresión. Con este presente, su amante Eva Braun pretendió consolarlo con cariño e infundirle ánimos demostrándole su fe absoluta en el triunfo final. La pieza tiene una estilizada firma de estípite, en cuyo extremo inferior aparece un trébol de cuatro hojas, símbolo de buena suerte, y en la parte superior un águila imperial sujeta la esvástica bajo la cual aparece grabada la efigie de Hitler inserta en un óvalo rodeado de roleos y tornapuntas.

MADRID. El escritor argentino Juan Forn presenta en España su última novela, «Puras mentiras», que transcurre en un pueblo inventado, Pampa del Mar. Respecto a esto, Forn cree que ante la crisis de su país «hay que salir de las ciudades, poblar la Patria, ocupar lugares más chicos, con más posibilidades de reencontrar vasos comunicantes solidarios absolutamente necesarios para la refundación del país». Esa misma idea la pondrá en práctica Forn al irse a vivir al interior con su mujer y su hija. Le hace gracia «la forma descabellada y excéntrica que esa idea adoptó en la ficción: un tipo sufre una crisis terminal en su vida, coronada por la muerte de su mujer, se va de la ciudad, y descubre un pueblo construido por fabuladores y gente que, como él, huye del pasado y del futuro. Allí comprende las rarísimas y paradójicas reglas de la solidaridad».

Volviendo a la política... Los escritores de su generación (Forn nació en 1959), dice, «tuvimos un rechazo casi visceral por la política, por las experiencias que vivimos desde chicos. Curiosamente, ahora el país demanda una reformulación de la política en serio, porque para que el país salga adelante no le podemos dar la espalda al tema. A mí, nada me resulta más fácil que sacarme la política de encima. Aspiro a vivir en un país lo suficientemente civilizado, en el que las desigualdades sociales se achiquen como para que la política ocupe un lugar secundario, y se convierta en mera administración». Cree que «en la idea de inventar un pueblo hay influencia directa de la Santa María de Onetti, la Comala de Rulfo; o la reinvención que hace Puig de General Villegas, o Bryce Echenique de Lima en sus primeros libros». «Puras mentiras» trabaja en el registro de la oralidad. Para Forn es indispensable «desarrollar el músculo del oído». En eso, cree, «los grandes maestros en la Argentina son Puig, Bioy y Soriano. Un buen oído es una de las herramientas más útiles para un escritor, aunque no se usa mucho: al escritor le gusta más escucharse a sí mismo que a los demás». Piensa que «en una época de crisis se vende menos, pero los lectores establecen una relación con el texto más intensa, le sacan más el jugo. Hay una relación casi personal entre los escritores y sus lectores. A los lectores que haya tenido este libro, sé que me los gané, y que me van a seguir leyendo».

Cultura  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you