Page 1

revista institucional

Revista de la Aviación Agrícola Argentina comprometida por la Salud, el Medio Ambiente y la Producción de Alimentos N°15 • Año 5 • Julio/Septiembre 2016

AeroEncuentros

Jornadas de Buenas Prácticas Agrícolas Agrícolas para AeroAplicadores

Oportunidades y desafíos de la agricultura Argentina Entrevista a Pedro Vigneau Presidente de AAPRESID

Acuerdo Interinstitucional entre FEARCA y FACMA

La calibración de los aviones para aplicaciones aéreas Por Ramiro Cid

Página 10

Página 20

Página 28


Estamos listos para ayudarlos. Cuenta con nosotros, el apoyo de post-venta es nuestra prioridad, para ello disponemos de repuestos para entrega inmediato, asistencia técnica junto con fábrica y cursos de entrenamiento para pilotos y mecánicos. Vendemos el mejor avión agrícola en el mercado, nuestro compromiso es brindar un servicio diferenciado a nuestros clientes tanto en la venta como la post-venta.

sales@agsuraviones.com www.agsuraviones.com

TEL(US) +1 817.478.9933 TEL(AR) +54 247.743.2090

distribuidor autorizado


Federación Argentina de Cámaras Agroaéreas

La Federación Argentina de Cámaras Agroaéreas es una entidad sin fines de lucro creada para desarrollar, fomentar y difundir la Aviación Agrícola en todas sus aplicaciones. Es la representante de la Aviación Agrícola Argentina La aviación agrícola es un sector de vital importancia dentro de la aviación y de la industria agropecuaria. Se compone de individuos y pequeñas empresas que utilizan las aeronaves para ayudar a los productores rurales en la producción de alimentos, fibras y biocombustibles en forma segura, asequible y abundante. Desempeñan un papel importante en el desarrollo de la economía argentina. Es su misión trabajar en conjunto con otras entidades gubernamentales y organismos oficiales relacionados con la actividad del sector agropecuario, para formular y ejecutar iniciativas que tiendan a la protección, mejoramiento y progreso de la actividad agro aérea en el país y el MERCOSUR. Fe.Ar.C.A. se conformó legalmente en 1996, y desde entonces funciona sin interrupción, alcanzando importantes objetivos. Forma parte del Comité de Aviación Agrícola del Mercosur integrado por los directivos de las distintas Federaciones que representan a Brasil, Uruguay y Argentina. Además FeArcA forma parte de la Red de Buenas Prácticas Agrícolas conformada por más de 40 instituciones del agro argentino. En el ámbito aeronáutico, la Federación integra el Comité Consultivo de Aviación Civil, el cual es convocado por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC). Esta formada por sus Cámaras socias:

sumario 6 Entrevista a Pilu Giraudo El futuro es aplicar Buenas Prácticas Agrícolas de forma masiva

10 Entrevista a Pedro Vigneau El nuevo presidente de Aapresid explica las oportunidades y desafíos que tiene la agricultura argentina

14 La Aviación Agrícola en el Congreso de la Nación 16 AeroEncuentros Capacitando en el trabajo agroaéreo

18 Piratas narcotraficantes CANOA

CEASFE

CEAC

CEAER

CEACH

CAPBA

La aviación agrícola clandestina, además del problema ambiental y económico, es cada vez más usada para mover drogas

AvAgAr – La revista de la Aviación Agrícola Argentina

N°15 | Año 5 | Julio-Septiembre 2016 Revista editada por FeArCA Distribución gratuita – Tirada 1500 ejemplares Asociación invitada: ANEPA (Uy) www.anepa.org.uy Asociación Invitada: SINDAG (Br) www.sindag.org.br

Miembro de:

Oficina Administrativa

España 848 (S2000DBR) Rosario Santa Fe, Argentina Tel: +54 341 3712662 Sede: Aeropuerto Villa María, Cordoba

www.redbpa.org.ar

Email administracion@fearca.org.ar

En Córdoba la realidad del conflicto con las aplicaciones llevó a que se tome la iniciativa de comunicar e informar

36 La vida en la aviación

Web www.fearca.org.ar

Redes sociales:

f facebook.com/Fearca-Oficial t twitter.com/Aeroaplicadores x youtube.com/camarasagroaereas

22 Córdoba, una provincia que saltó a la acción

www.aviacionagricolaarg.org.ar

DATOS EDITORIALES Dirección General Presidente Dr. Martinez, Orlando

Uno de los más importantes exponentes de la acrobacia aérea nacional, Sergio Marinhas cuenta su vida como piloto, que incluye, por supuesto, a la aviación agrícola.

Co-dirección Vicepresidente Fargioni, Mauricio

Dirección Ejecutiva

Emilio Granero Dirección de contenidos

Danilo Cravero Auspicios y colaboraciones

Tel: +54 341 3719874 revista@fearca.org.ar

AUTORIDADES FEARCA Período 2014-2016

Néstor Hugo Santos - secretaria@anepa.org.uy

CONCEJO DIRECTIVO FeArCA

Información SINDAG

Presidente

Información ANEPA

COMISIÓN REVISORA DE CUENTAS FeArCA Vocales Titulares

sindag@terra.com.br

Dr. Martinez, Orlando (CEAC)

Edición y publicación

Vicepresidente

Santiago Rivas prensa@fearca.org.ar

Fargioni, Mauricio (CEASFE)

Ricotti, Luis (CEAC) Kindwley, Guido (CEAC) Malfatto, Walter (CAPBA)

Diseño editorial

Secretario

Vocales Suplentes (2014-2015)

Pablo Alejandro Soto

Diruscio, Sebastian (CANOA) Tesorero

Suscripción sin cargo revista@fearca.org.ar

Omar Yoris (CANOA)

Antonietti, Cesar (CEACH)

Titulares

Tomasoni, Roberto (CEAC) Pozzi, Omar (CEACH) Suplente

Olmedo, Eduardo (CANOA)


Programa de

Beneficios

DESCUENTOS DEL 10% AL 20% EN PRODUCTOS SELECCIONADOS PARA SOCIOS FEARCA

Ameghino 653 - Salta - Argentina (0387) 4320500 info@patiosdelerma.com.ar

Caseros 231 - Salta - Argentina +54 0387 155145483 info@santamartasalta.com.ar

Ingresá a www.fearca.org.ar, sección Programa de Beneficios, y enterate de todos lo que tenemos para vos. Envíanos un mail con tu Nombre, Apellido, Empresa donde trabajas, Teléfono y Cámara a la que perteneces y recibirás tu credencial provisoria.


Editorial

Estimados colegas y amigos, A través de esta editorial, quiero hacerles llegar mis más sinceros saludos. Quiero aprovechar la oportunidad que me han dado de expresarme para agradecer muy profundamente a todos los miembros de la Consejo Directivo de FeArCa, en especial al Dr. Orlando Martínez, por su incansable labor en la defensa de nuestra actividad, atravesando desafíos que presentan los nuevos paradigmas actuales en lo que significa la producción de alimentos, donde la Aviación Agrícola cumple un rol preponderante. En este sentido quiero señalar que la responsabilidad de representar a nuestro sector la debemos sostener cada uno de nosotros cada vez que salimos a trabajar, cumpliendo las normativas legales, ambientales y sociales, enmarcadas dentro de las buenas prácticas agrícolas. Debemos demostrar que somos profesionales altamente calificados, que cuidamos los cultivos que día a día se utilizan para la producción de alimentos para la creciente población. En base a eso se han realizado jornadas en distintas provincias, organizadas por CASAFE y con el apoyo de FeArCA y las cámaras provinciales, logrando una gran convocatoria en todas las oportunidades. Personalmente estoy convencido de que debemos ser parte de las alianzas que representan al sector productivo. En este sentido, FeArCA ha firmado un convenio de trabajo con FACMA (Federación Argentina de Contratistas de Máquinas Agrícolas) institución que representa a los contratistas rurales, rubro del cual somos colegas muy cercanos, ya que cada empresa agroaérea es, en definitiva, un contratista. Desde FeArCA estamos seguros de que este importante vínculo será beneficioso para ambas instituciones. Como cierre quiero desearles a todos una excelente temporada de trabajo pero, sobre todo, con seguridad en las operaciones. Mi más afectuoso saludo.

Mauricio Fargioni PA1445 Vicepresidente FeArCA


entrevista a pilu giraudo

El futuro es aplicar Buenas Prácticas Agrícolas de forma masiva Tras su paso como presidente de Aapresid, Pilu Giraudo coordina las políticas de desarrollo sustentable en el Ministerio de Agroindustria. Un desafío por implementar la tecnología de punta en todo el país, por un manejo amigable con el medio ambiente y la salud. Por Santiago Rivas

Dialogamos con Beatriz “Pilu” Giraudo, sobre el trabajo que realiza la nueva Coordinación de Políticas para Desarrollo Sustentable que dirige en el Ministerio de Agroindustria, afianzando el compromiso actual con un manejo sustentable de la producción y el medio ambiente. 6

¿Cómo fue el paso de lo privado a lo público? Te cuento la historia desde diciembre, cuando asumieron me habían hecho un ofrecimiento, lo charlamos con la comisión directiva de Aapresid y pensamos que nos teníamos que mantener en esto de cumplir nosotros lo que queríamos que fuera. Si nosotros pedíamos que se cumplan los mandatos y no pedir licencias, teníamos que cumplirlo primero adentro para poder exigirlo afuera. Esa fue la decisión y se lo

planteé al ministro Buryaile, que, en abril, cuando culmine mi mandato, iba a estar disponible para poder colaborar. Fue algo preparado y conversado institucionalmente por esta convicción que tenemos de llevar adelante la propuesta de Aapresid como política de estado. Fue muy interesante en ese sentido, fue empezar a cumplir sueños, siempre decíamos que hasta que esto no sea política de estado nunca iba a terminar de ser un granito de arena, la posibilidad de instalarlo a nivel país. El desafío es enorme


pero el estímulo y la convicción de trabajar maquinaria agrícola, los insumos y la captura de los mercados. La idea es exportar para lograrlo es enorme. el paquete tecnológico a otros países. El presidente Macri dice que tenemos que ¿Cómo es tu cargo en el Ministerio? Soy Coordinadora de Políticas para De- ser el supermercado del mundo, nososarrollo Sustentable y además me toca la tros decimos que podemos ser granero y coordinación del Plan Belgrano. Es un área supermercado del mundo, porque la poque depende del ministro directamente y tencia que tenemos como país agroindustrabaja de manera transversal con todas trial es tan grande que podemos cumplir las secretarías y es un punto también de las dos cosas. Y como supermercado del interacción con los otros ministerios. En mundo, queremos ser uno diferencial, con lo que es el Plan Belgrano, cada ministerio trazabilidad, con toda esta tecnología que tiene una figura coordinadora, en Agroin- te da tranquilidad de producción cuidando dustria soy yo y respondemos al presiden- el medio ambiente y la salud humana. Ese es el camino a recorrer en estos años para te del Plan Belgrano, que es José Cano. Lo que se plantea con lo primero es poder posicionar al país. afianzar toda la propuesta de producción sustentable de este sistema de producción tan revolucionario que se instaló en Argentina en los últimos 30 años, que arranca con la siembra directa, pero va acompañado con todo el paquete de las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) y desarrollo tecnológico permanente, que es lo que nos posiciona de una manera totalmente diferencial al mundo y hoy, más que nunca, con esto de ser una herramienta alternativa para el cambio climático y la seguridad alimentaria. En ese sentido, para llegar a eso estamos en una etapa de trabajo interno muy grande, que es que la adopción sea masiva, porque la siembra directa sí se adoptó en forma masiva, pero el resto de las BPA falta Las aplicaciones de fitosanitarios son un y necesitamos para eso políticas de estado tema complejo por la legislación municique incentiven, pero también políticas de pal, provincial y nacional. Se habla de la envases, fitosanitarios, ordenamiento te- necesidad una ley marco nacional. rritorial, fertilizantes, muchísimas de esas Exacto, eso sería lo ideal, que todas estas que necesitamos que sean homogéneas. normativas estén bajo una ley marco naHay mucha disparidad entre las provincias cional, que sea paraguas y que cada proe incluso en las aplicaciones periurbanas vincia y municipio lo adecúe a su situación la potestad es de cada localidad, eso hace particular. Pero la ley marco nacional con ítems básicos y no negociables para que muy engorrosa la aplicación masiva. Por un lado, ese trabajo interno, puertas podamos estar todos en la misma línea. El adentro del país, en algunas provincias ya trabajo es dificilísimo y de largo alcance, están trabajando con el régimen imposi- pero yo me llevé una grata sorpresa de que tivo, para un esquema de incentivos, en más allá de las ideologías y de las distintas el impuesto inmobiliario, para que esta zonas, es un problema que tienen todas las adopción sea masiva. Y en paralelo, el ar- provincias y hay una convicción de trabajar mado del paquete de conocimiento para en ese sentido. la exportación y ahí está la transferencia Hay instancias que están funcionando muy tecnológica, los técnicos, la industria de bien, como es el Consejo Federal Agrope-

Hay mucha disparidad entre las provincias e incluso en las aplicaciones periurbanas la potestad es de cada localidad, eso hace muy engorrosa la aplicación masiva.

cuario, que es el lugar donde te reunís con los ministros de la producción de cada provincia, eso agiliza mucho el trabajo. Después esto de acostumbrarnos a trabajar en el parlamento. No puedo dejar de tener mi corazoncito en el respeto a la Constitución Nacional, el sistema republicano, representativo y federal, y esto de decirle a los legisladores que defiendan los intereses de la región de donde vienen. Tratar de tener mucha discusión y que cada propuesta se la dote de un grupo de especialistas en el tema que sean imparciales y con mucha base en la ciencia. Fearca siempre apunta a contar con rigor científico en la determinación de las distancias. Eso sin lugar a dudas debe ser una condición no negociable de cada uno de los que participamos, estemos en el rol que estemos, sea público o privado. No estás tomando decisiones de producción sobre cosas que podés discontinuar, sino que es sobre alimentos y energías renovables, es el cuidado del medio ambiente y la salud humana. Es una responsabilidad enorme para los productores - yo no dejo de ser productora-, además tenemos que promover desarrollo social en donde nos desenvolvemos. El compromiso es enorme como para que se tomen decisiones porque estamos a favor o en contra, aunque no haya validación científica. Bienvenido el intercambio de ideas, es la manera de poder atender todas las demandas, pero es una situación que exige que sí o sí se hable con rigor científico. ¿Qué es lo que hay que adoptar para tener más sustentabilidad? Con este gobierno, con decisiones que se tomaron rápidamente volvimos a la posibilidad de plantear el esquema de buenas prácticas que, acompañado de la siembra directa y la alternancia de cultivos es una herramienta fundamental, no solo en la variedad de cultivos sino en intensidad, sobre todo en años como estos, en que hay un excedente hídrico que hay que consumir. Por otro lado, volver a la fertilización. Estamos en un país en reparación, entonces 7


los productos que utilizamos en nuestros hogares son muchísimo más tóxicos. Con el Sistema Chacras de Aapresid, en vínculo con el INTA y la UBA, se hicieron seguimientos de estudios de las personas del campo y las ciudades; increíblemente las de las ciudades tienen más residuos en sangre que los del campo, y no son de fitosanitarios, sino de productos de uso doméstico. En esto me toca también el cambio climático y lo compartimos con Néstor Roulet, de la Secretaría de Agregado de Valor, hay un gabinete nacional con otros ministerios, la verdad que en ese sentido es interesante ver el nivel de compromiso que asumió el gobierno.

no se puede atacar todo de golpe, pero va a llegar el momento en que revitalicemos la ley de fertilizantes, es una herramienta buenísima para poder desgravar la compra y entonces volver a la inversión. Ya los niveles de fertilización cambiaron en esta campaña de trigo y seguramente daremos otro salto en maíz. Algo en lo que venimos trabajando mucho desde distintas instituciones son las aplicaciones de fitosanitarios, sean terrestres o aéreas, la capacitación de los operarios, la habilitación de los aplicadores, tenemos mucho camino por recorrer para la delimitación de las aplicaciones, lamentablemente en muchos casos se tomaron decisiones muy arbitrarias en base a la ideología, sin argumentación científica. No se tiene en cuenta muchas veces que esas decisiones son mucho más perjudiciales para la salud o el medio ambiente que la tecnología que usamos en el campo. Para ejemplificar, todos los productos que se usan en el campo somos muy exhaustivos en el control de la toxicidad. Si dejás de aplicar alrededor de una población, la invasión de plagas domésticas es enorme y los productos para controlarlas son tremendamente tóxicos. Eso realmente exige un trabajo muy

8

grande, con el paraguas de Nación, que facilita todo, pero trabajar desde lo local hasta lo provincial. ¿Cómo avanzamos las instituciones en tratar de mejorar esto? Compartimos protocolos de aplicaciones, se hicieron las normas IRAM de aplicaciones, en ese camino creo que vamos creciendo, falta mucho. Un cuello de botella total y clave, somos un grupo que estamos convencidos a esta marca país, pero la realidad es que la población argentina piensa que somos contaminantes y explotadores los productores. En ese sentido es paralela la comunicación con la sociedad y el parlamento. Se comunica más puertas adentro Ahí está nuestro compromiso, nosotros, más allá de que tengamos cuidado, hay una responsabilidad de comunicarlo. Hay que contarle a la gente, que sienta orgullo de ser parte de un país que desarrolló una tecnología que cuida el ambiente y la salud humana. Hay que hacérselo conocer a la sociedad y que sea la sociedad la que exija políticas para que nosotros hagamos las cosas bien, pero, por otro lado, también es responsabilidad nuestra comunicar la necesidad de ser precavidos, porque

¿Y el Plan Belgrano? Metiéndome en el Plan Belgrano, es una iniciativa para llevar equidad al NOA y al NEA, son diez provincias y por supuesto que es infraestructura, logística, accesibilidad y conectividad, pero nosotros desde agroindustria decimos que queremos llevarle la potencia de la bioeconomía, que es poder transformar la biomasa en energía, alimentos, productos químicos. Es agregar valor allá, sería un fracaso si lo que logramos es traer granos a la zona centro, sino que se agregue valor allá. Después hay muchas cadenas diferentes. En bioenergía, el desarrollo de forestación, tenemos la posibilidad de desarrollar cultivos alternativos como la chia, la quinoa, que tienen valor para la salud, étnico. Las fibras también, de camélidos. El desafío del programa es tremendo. La decisión de agroindustria es empezar con lo que tiene más facilidad de implementar, por eso se arrancó con la ganadería, mientras se van analizando las distintas cadenas. El corazón del plan es el Belgrano Cargas, rutas, infraestructura, pero para que el plan signifique inclusión y desarrollo tenemos que meterle esta posibilidad de desarrollo de negocios. También ahí la idea es desarrollar la agricultura familiar, de subsistencia. Ahí, el plan es trabajar con Cambio Rural para llevar transferencia tecnológica y armarles todos los eslabones de la cadena.


entrevista a pedro vigneau

30 años en el camino de la sustentabilidad El nuevo presidente de Aapresid, Pedro Vigneau, explica las oportunidades y desafíos que tiene la agricultura argentina, agregando valor, con sustentabilidad Por Santiago Rivas

10

Pedro Vigneau, presidente de Aapresid, explica cómo ha cambiado el trabajo con el sector público, la oportunidad que tiene el país para exportar su modelo productivo y, en ese sentido, la importancia de avanzar en los procesos de certificación para

garantizarle al consumidor la calidad de lo que compra. ¿Cómo viene Aapresid hacia el futuro? Seguimos con el trabajo que veníamos haciendo en el grupo de trabajo, yo era parte


del comité ejecutivo hasta el año pasado y hoy me toca ser presidente, pero sigue trabajando el mismo grupo, así que los lineamientos son básicamente los mismos. Se vienen haciendo retoques en base a cómo va cambiando la realidad, pero no hay mucho cambio en cuanto a las cuestiones de fondo. Por ese lado, inclusive con Pilu Giraudo seguimos trabajando muy cerca, ella está en Aapresid desde que nació, lo tiene muy internalizado y en cierta forma sigue siendo parte del grupo de trabajo, obviamente con otra función y responsabilidades y diferenciando claramente lo que es su trabajo en el Ministerio de Agroindustria con Aapresid, pero todos estos años de trabajo en conjunto hacen que sigamos llevando la mirada hacia delante ¿Cómo ves el cambio de relación entre lo público y lo privado? Obviamente es una relación mucho más cercana, porque son personas que hoy están en el gobierno, con quienes tenés mucha confianza, como es el caso de Pilu, nos decimos las cosas. Obviamente no es fácil cuando uno viene con una inercia, rápidamente dar vuelta a todos estos años, cuestiones que no iban a lo que es apuntalar la producción sustentable, no se pueden cambiar de la noche a la mañana, eso hay que entenderlo y tener paciencia. Transformar toda esta maraña que nos quedó va a llevar mucho esfuerzo y tiempo, no va a ser algo sencillo. Además, somos parte de una sociedad que está impactada por lo que vemos en la realidad y no podemos ser ajeno a ello y que inclusive nosotros, con las ventajas competitivas que tenemos, muchas por mérito propio y otras porque nos fueron dadas, tenemos que ser conscientes de que somos parte de un todo. La Argentina convengamos que no está pasando por un momento brillante y hay que ponerle el pecho e ir para adelante. Por supuesto, haciendo valer los derechos que tenemos, haciendo uso de esta oportunidad que tenemos de hablar con los funcionarios para que nos escuchen y en esa confianza, también hacerles ver nuestro parecer

en las cosas que creemos que se pueden mejorar. Creo que es una oportunidad única, se están enfrentando temas de fondo que hace mucho que no se enfrentaban, tenemos que poner nuestro granito de arena, con mucha paciencia y mucho trabajo.

Hasta el año pasado hablábamos del desastre que se estaba haciendo con el monocultivo, la no reposición de nutrientes, los planteos de baja tecnología. Ha habido un cambio paradigmático. Antes se pensaba que, si se usaba mucho un recurso, se lo deterioraba. Hoy a medida que aumentamos las rotaciones y tenemos más tiempo, el suelo mejora. ¿Cómo ves los desafíos desde Aapresid hoy? ¿Cuáles son los puntos más importantes que deberían tocarse? Nosotros tenemos la ventaja de tener 30 años de trayectoria en dilemas que no hace mucho tiempo que la humanidad se está planteando con más ímpetu, que tienen que ver con la seguridad alimentaria y el cambio climático. Los pioneros tuvieron una visión muy clara, se anticiparon a problemas de hoy y tenemos la ventaja de estar posicionados como un país que tiene un altísimo porcentaje de su superficie

en siembra directa. Al mismo tiempo el mundo está muy convulsionado con estos temas y nosotros creemos que tenemos mucho para decir, porque no hay muchas instituciones en el mundo que tengan 30 años de trayectoria en la producción sustentable a campo de alimentos, fibra y energía. Es una ventaja muy grande, que al mismo tiempo nos genera una responsabilidad. Porque tenemos una herramienta muy valiosa, mucha gente está empezando a poner foco en esto y nosotros tenemos muchos datos, trayectoria y bagaje de conocimiento. Ahora nos invitan a Rusia a un congreso de agro en noviembre. Estaremos en Marruecos en la COP 22 de cambio climático, como estuvimos en la COP 21. Ahora vienen los productores de soja de Estados Unidos a entregarnos la secretaría de la Alianza Internacional de Productores de Soja, junto a Acsoja y CREA. Creo que Argentina tiene un posicionamiento muy marcado y muy interesante para aprovechar a contarle al mundo que se puede producir bajando considerablemente las emisiones, en muchos casos incorporando carbono y mejorando los suelos y podemos decir que estamos camino a dejarle a nuestros hijos mejores suelos de los que recibimos de nuestros padres, eso no es común en el mundo. ¿Cómo ves este año, que empiezan de nuevo las rotaciones? Para nosotros es muy gratificante, hasta el año pasado hablábamos del desastre que se estaba haciendo con el monocultivo, la no reposición de nutrientes, los planteos de baja tecnología. Ha habido un cambio paradigmático. Antes se pensaba que, si se usaba mucho un recurso, se lo deterioraba. Hoy vemos que a medida que aumentamos las rotaciones y tenemos más tiempo raíces vivas en el suelo y demás, el suelo mejora, es un cambio paradigmático muy importante. Antes parecía que el sobreuso era un abuso, pero ahora uno ve que, si lo utiliza bien todo el tiempo, con buenas prácticas, con cultivos de cobertura, cultivos de invierno, estamos midiendo la actividad biológica, que mejora en ca-

11


lidad y cantidad. Entusiasma mucho, es maravilloso que empecemos a balancear el desbalance que se venía generando por el monocultivo, por problemas políticos que hacían que a los productores no les quede otro camino que sembrar soja. Sin demonizar a la soja, que es absolutamente necesaria, pero en un sistema que le dé a ese suelo rotación de cultivos, fitosanitarios, genes, todo lo que hace a un sistema sostenible. ¿Qué falta aplicar de las tecnologías que ya están? Lo nuestro es mejora continua, en una cucharita de té de suelo hay 10.000 millones de seres vivos, más que personas en el mundo. Todas esas interacciones entre todas esas distintas poblaciones, nosotros no tenemos un conocimiento acabado de todo eso, tenemos clarísimo que tenemos que seguir investigando. Gracias a Dios hay cada vez más gente que se nos acerca, que quiere hacer investigación, nosotros tenemos el Sistema Chacras, que son productores, universidades, el INTA y expertos haciendo un árbol de problemas que tienen que ver con estas cuestiones que nos falta conocer y minuto a minuto estamos logrando nuevo conocimiento que nos permite tomar decisiones para producir más, cuidando los recursos finitos que tenemos, el agua, el suelo y el aire. Hay muchísimo por hacer, vamos por el camino correcto, tenemos muchísima confianza. Ver en el congreso la cantidad de jóvenes profesionales que vienen a talleres bien específicos a abrevar en esas tecnologías para nosotros es un placer. ¿Qué balance hacés del congreso de Aapresid? La verdad es que estamos muy contentos, ya estamos pensando en trabajar en el que viene. Los objetivos los cumplimos, casi 5000 personas presenciales, 5600 en internet de más de 30 países, muchísimas empresas, otro clima, muy satisfechos con el enorme esfuerzo, hubo 17 grupos de trabajo con distintos temas, elevando la vara todos los años, se dialogan las

12

oportunidades de mejora que vio cada uno. No nos relajamos para nada, redoblamos la apuesta, estamos viviendo una época fascinante para los que nos toca estar en instituciones como la nuestra, porque el mundo está mirando qué pasa con la producción. Tenemos una trayectoria y mucho conocimiento y mucha gente muy valiosa trabajando en la generación de conocimiento. También se ve mucha gente interesada en certificar su producción, porque los consumidores cada vez más ven que necesitan trazabilidad para tener tranquilidad de lo que se está produciendo y nosotros lo dijimos claramente en nuestro discurso, que tenemos un diferencial, porque en el mundo se produce de una forma mucho menos sustentable de lo que se produce en Argentina, hay mercados que pueden diferenciar a través de precio y estamos trabajando para garantizar que eso sea así con las certificaciones. ¿Cómo ha sido el impacto de la Agricultura Certificada en los productores? Estamos en una revisión del plan estratégico de la Agricultura Certificada, esta-

mos orgullosos de nuestro sello, que está avalado por la FEFAC en Europa, toda la gente que tiene que ver con la industria de alimentos balanceados. Estamos viendo de qué forma lograr mayor masificación de los productores, concientización hacia lo que el mundo necesita y estamos viendo lo que está demandando, que es la trazabilidad del lote a la mesa. Estamos viendo de armar una especie de escalera, en donde haya algunos sellos que no sean tal vez como el nuestro, con protocolos más accesibles para productores que no tienen un nivel administrativo en sus empresas que les permita rápidamente acceder a todos los protocolos que significa el sello de Agricultura Certificada, pero sí escalable de forma que el que entra logre una norma y vea que le conviene seguir en un sistema de gestión de calidad y mejora continua. Esperamos que mucha gente llegue al último escalón, que es el sello. Hoy hay más de 100.000 hectáreas con el sello, el programa ya tiene 8 años, que nos posicionan ventajosamente en algo que el mundo demanda.


La Aviación Agrícola en el Congreso de la Nación FeArCA, otras entidades y técnicos expusieron la situación de las aplicaciones de fitosanitarios ante diputados nacionales. El pasado 13 de septiembre se realizó en el Congreso de la Nación una jornada organizada por los diputados de la Comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano, titulada “Jornadas de Estudio sobre la Aplicación de Agroquímicos en la Argentina, en donde distintos sectores expusieron información y opiniones sobre la aplicación y el uso de productos fitosanitarios en Argentina, con el objetivo de informar a los legisladores y que se pueda ir avanzando en la formulación de proyectos de ley para contar con una nueva legislación, acorde con la realidad actual. El primero en exponer fue el ingeniero Ramiro Cid, del Instituto de Ingeniería Rural del INTA, quien inició su exposición destacando que todas las acciones de los hombres afectan al ambiente. La tecnología argentina está a la par de los países más avanzados del mundo, explicó, destacando que con los sistemas de monitoreo remoto existentes un municipio puede controlar las aplicaciones en tiempo real. 14

Por otro lado, señaló que no es posible que un país agrícola como la Argentina no tenga una ley actualizada de agroquímicos, contando apenas con una de 1958. “Falta capacitación, licencia habilitante, control de equipos y presencia de profesionales en las aplicaciones que puedan tener algún riesgo”. Luego explicó de qué se trata la deriva y cómo se produce. Por su parte, el ingeniero Diego Oliva, asesor de FeArCA destacó las ventajas del avión frente a los sistemas terrestres, por el arrastre de flujo y gotas que se produce por el efecto de las diferencias de presión generadas por el paso del ala, más el efecto suelo, que lleva a las gotas hacia abajo. Gustavo Marón, asesor legal de la Federación, explicó que el trabajo aéreo es una actividad regulada en cuanto a las empresas, aviones, pilotos, personal de tierra y lugares de explicación, describiendo además la normativa vigente en ese sentido. El ingeniero Mario Bogliani, del Ministerio de Agroindustria, destacó que actual-

mente, por plagas y malezas se pierden entre el 20 y el 40 % de los alimentos. Pero remarcó la necesidad de una ley actualizada que contemple su control con las herramientas y conocimientos actuales. Según explicó, las ordenanzas municipales son bastante arbitrarias, porque no se toma un sustento científico para definirlas. Además, destacó la importancia de las aplicaciones para poder producir la cantidad de alimentos que el mundo demanda en la actualidad, ya que si fuera necesario vivir de productos orgánicos se necesitaría el cuádruple de superficie. Como un paso para la regulación de la actividad destacó los avances en la norma IRAM 14130 para certificar la actividad, cuyos detalles se presentaron en los Aeroencuentros (ver nota aparte). En un mismo sentido apuntó el ingeniero José Luis Tedesco, de Aapresid, quien explicó lo que es el Programa de Agricultura Certificada de la entidad, que es un sistema de gestión de calidad que promueve las prácticas sustentables. Desde el Ministerio de Salud, Ernesto de Tito, Director Nacional de Determinantes de la Salud e Investigación, explicó que las zonas de mayor riesgo de contaminación hoy son los cinturones frutihortícolas y que hoy hay mayor porcentaje de población con residuos de fitosanitarios y pesticidas en las áreas urbanas.


aeroencuentros

Capacitando en el trabajo agroaéreo Los Aeroencuentros 2016 ya se llevaron a cabo en Olavarría y Rosario, para ampliar los conocimientos del sector de la aviación agrícola en las nuevas tecnologías, certificación y todos los desafíos de la actividad.

Con la organización de Casafe (Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes) y las cámaras integrantes de Fearca, más la coordinación de SEMA, se realizaron las dos primeras Jornadas de Buenas Prácticas Agrícolas para Aeroaplicadores, Aeroencuentros 2016. La primera tuvo lugar en el aeródromo de Olavarría durante los días 1 y 2 de septiembre, organizado en conjunto con CAPBA, con el apoyo la Federación Argentina de Cámaras Agroaéreas (FeArCA), la ANAC, IRAM, YPF Directo y Agrositio, y fue declarado de Interés Municipal por el Honorable Concejo Deliberante de la ciudad mencionada. El segundo se realizó el 8 y 9 de septiem16

bre en el Hotel Howard Johnson de Funes, a pocos kilómetros de Rosario, con la participación de la Cámara de Empresas Agroaéreas Cordobesas, la Cámara de Empresas Agroaéreas de Santa Fe y la Cámara de Empresas Agroaéreas de Entre Ríos. Para fines de octubre se espera la realización de las últimas jornadas en Termas de Río Hondo, Santiago del Estero, en fecha aún no confirmada al cierre de esta edición. Estos encuentros de intercambio y confraternización, tienen la finalidad de acercar a los interesados (aplicadores, dueños de empresas, productores, proveedores) elementos para poder actualizarse técnicamente en aspectos específicos y propios

del uso de productos fitosanitarios, haciendo foco en las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA). Durante las dos jornadas de capacitación intensiva los aeroaplicadores asistieron a conferencias sobre temas como el uso responsable de agroquímicos, toxicología, envases, BPA, demostración de aplicaciones, actualización sobre la norma IRAM 14130, legislación provincial, legislación aeronáutica específica, tecnología de aplicación y calibración de equipos, los cuales fueron abordados por prestigiosos y reconocidos profesionales en la materia, generando un nutrido intercambio de ideas entre profesionales y público aeroaplicador presente,


promoviendo en todos los casos las BPA. En Olavarría se articuló el evento con el organizado por YPF Directo, convocando a los interesados a una demostración in situ de un simulacro de derrame de combustible al inicio de la primera jornada. La ANAC estuvo también presente, foliando los libros de vuelo a requerimiento de los pilotos presentes en el lugar y disertando en la segunda jornada acerca de legislación específica aeronáutica en general. Luego de la dinámica, durante la segunda jornada, se procedió a analizar los resultados obtenidos por parte del departamento agronómico de CAPBA. Certificación Un punto muy importante que se trató fue el estado de avance de la nueva norma IRAM 14130 de aplicaciones, cuyas partes 1 y 2 ya fueron publicadas, de las cuales la 2 es sobre aplicaciones terrestres, y se está trabajando en la de apliaciones aéreas, que se espera para dentro de muy poco. Su aplicación es voluntaria, pero permite dar garantías de que se está trabajando de manera correcta y de que hay un organismo serio que está auditando que así sea. En un futuro se espera presentar esta norma a ISO, para que sea de alcance internacional, de manera de que los trabajos realizados bajo la misma sean reconocidos también fuera del país, algo fundamental

dado el alto porcentaje de la producción Desde la misma repartición, Horacio Pannino destacó que el primer paso de las BPA agropecuaria argentina que se exporta. es respetar la ley. Para limitar la responsabilidad de cada uno, el aplicador debe exigir Legislación provincial Un aspecto de mucha relevancia fue el análi- la receta de aplicación confeccionada por sis de la situación legal de cada provincia en un ingeniero agrónomo. Hoy, explicó, en la lo referido a las aeroaplicaciones. Damián provincia hay unas 25 empresas que trabaBatrichelli, asesor legal de la Dirección de jan perfecto y algunas que aún no llegan y Agricultura de Entre Ríos comenzó el panel les falta algo, pero hoy se enfocarán prinexplicando que desde la provincia creen cipalmente en fiscalizar a las que no están que la ley que tienen está desfasada y están inscriptas. “O se está como corresponde o trabajando en actualizarla. Quieren hacer no se está, esa es la idea” sentenció. hincapié en el registro de las empresas y Marcos Blanda, director de producción los equipos, ya que hoy sólo el 49 % de los agrícola de Córdoba, explicó que se neceequipos en la provincia está registrado y la sita trabajar de manera interdisciplinaria, falta de registro complica el control. “La pro- no sólo con instituciones de productores. vincia funciona desde la producción agrope- Destacó además la necesidad de comunicuaria. El paquete tecnológico ha avanzado y car lo que se hace, porque hay una demanha hecho que la producción aumente, pero da social y hoy existen tecnologías que nos interesa que eso no se contraponga con permiten que la gente tenga confianza. la salud de las personas y la estabilidad del Sobre el final de las jornadas, Diego Oliva, asesor técnico de FeArCA, explicó cuesmedio ambiente” explicó. Por su lado, Liliana Principi, del Sistema tiones de calibración estática y dinámica Fitosanitario Santafecino, destacó la re- y los efectos benéficos que tiene la aplisolución 1140 de la provincia que ve la cación aérea con respecto a la terrestre, posibilidad de crear un registro de apli- por el arrastre del flujo que genera el ala. cadores de uso propio y de usuarios de Destacó además el riesgo que generan los fitosanitarios. Además, la resolución 138 vórtices cuando el barral es más largo de incluye las normas mínimas para los de- lo que debe, ya que ese vórtice en la punpósitos, mientras que recientemente se tera alar mueve las gotas hacia arriba, “la emitió la resolución 644 de capacitación barra debe ser un 30 a 40 % menor que la obligatoria de los aplicadores, con vali- envergadura del ala para evitar el vórtice” explicó. dez bienal.

17


Aviación Agrícola clandestina Piratas narcotraficantes La aviación agrícola clandestina, además del problema ambiental y económico que genera, es cada vez más usada por los narcotraficantes para mover drogas.

Por el Dr. Gustavo Marón En la primera de esta serie de notas sobre Aviación Agrícola clandestina, publicada en la pasada edición de la revista de FEARCA, expresé con todas las letras que en nuestro país existían tantos operadores aeroagrícolas clandestinos como legales, motivo por el cual el tema ya no podía ser obviado por las autoridades (empezando por la autoridad aeronáutica) pues la flota de aviones ilegales iguala en número a la flota legal. En particular, expresé que son los aeroaplicadores ilegales quienes están dando fundamento al reclamo ambientalista, pues son precisamente ellos quienes vienen generando la depredación ambiental que denuncian acertadamente los diferentes colectivos ecologistas. También expresé que los aeroaplicadores clandestinos representan todo un potencial de transporte aéreo para el narcotráfico. Dije, y lo reitero, que una organización criminal no recurriría jamás a una empresa 18

agroaérea habilitada para que introduzca al país narcóticos, estupefacientes o precursores químicos, pues la gente decente tiene mucho que perder. Sin embargo, el aeroaplicador trucho ya se encuentra en la clandestinidad, está acostumbrado a lo turbio, existe y prospera en la oscuridad. Su pista es clandestina, sus aviones son clandestinos, su personal es clandestino y realiza el mantenimiento en talleres clandestinos, por lo que no podría haber un socio mejor para un narcotraficante. Aquella primera nota contra los aeroaplicadores clandestinos generó sorpresa, respaldo e indignación. La sorpresa se produjo en el seno de diversos sectores ambientalistas, que por primera vez se encontraron con un reconocimiento expreso desde la Aviación Agrícola hacia el problema ambiental que generan las aplicaciones aéreas descontroladas. Sin embargo, al diferenciar a los aeroaplicadores legales de los truchos, los primeros quedaron automáticamente desmarcados del asunto.

Ha empezado a quedar claro que el origen del problema ambiental radica en los piratas, pues un piloto aplicador sin licencia que opera un avión sin matrícula y carente de certificación de aeronavegabilidad, difícilmente se preocupe en trabajar con receta fitosanitaria o respetar las distancias mínimas exigidas por las normativas en resguardo del hábitat y de los asentamientos humanos. El respaldo a lo publicado contra los aeroaplicadores clandestinos llegó desde los operadores registrados, muchos de ellos afiliados a Cámaras Agroaéreas y otros con actividad totalmente independiente, pero todos cansados de padecer la competencia desleal generada por los piratas. Y es que, incumpliendo la normativa aeronáutica y no pagando ningún tipo de impuesto, los aeroaplicadores truchos vienen ofreciendo al mercado servicios aéreos a precios viles, muy inferiores de aquellos que razonablemente podría cotizar una empresa de Trabajo Aéreo certificada. Por último, lo publicado en la última revista de FEARCA también produjo indignación, pero no entre los aeroaplicadores honestos sino, paradójicamente, en el seno del inframundo pirata. Sobre la Federación comenzaron a llover correos electrónicos anónimos de aplicadores clandestinos que se habían considerado ofendidos por el destrato recibido, como si la FEARCA debiera ser condescendiente, cómplice o contemplativa con aquellos que se ufanan de moverse a espaldas de la ley. Parece que recién ahora les cayó la ficha de que FEARCA es miembro del Consejo Consultivo de la Aviación General de la Administración Nacional de Aviación Civil, por lo que mal puede amparar, proteger o justificar a quienes infringen las leyes aeronáu-


ticas. Huelga decir que no contesté ningún anónimo. Esto que vengo escribiendo, lo escribo bajo mi firma y a cara descubierta. Parece que los piratas, además de sentirse ofendidos, tienen miedo de dar la cara. Lo que más indignó a los piratas fue verse colocados cerca del mundo de la droga. No les gustó para nada aquello de que “los aeroaplicadores clandestinos representan todo un potencial de transporte aéreo para el narcotráfico”. Pero vivir eternamente en la sombra tiene un costo y, en éste caso, el costo es encontrarse bajo sospecha. Porque, a despecho de todos los truchos ofendidos, lo cierto es que los narcotraficantes ya se encuentran utilizando aviones agrícolas para introducir estupefacientes, precursores y drogas sintetizadas en nuestro territorio. El número más conservador indica que la frontera Norte y Noreste es cruzada ciento veinte veces por día por diversos aviones que, en promedio, trasladan unos trescientos kilogramos de carga cada uno. Obviamente no vuelan hacia aeródromos controlados. n la inmensa mayoría de los casos utilizan pistas clandestinas del tipo empleado, precisamente, por los aeroaplicadores ilegales. Sólo en la provincia del Chaco existen 141 pistas no declaradas, muchas de ellas con hangar y manga, prueba ineludible de que son utilizadas por operadores instalados de manera permanente. En su mayoría, los aviones narcotraficantes son monomotores. Por su velocidad y capacidad de carga las monturas preferidas son aviones de seis plazas, especialmente los Cessna 206 Skywagon y 210 Centurion. Sin embargo, de uno y otro lado de la frontera las autoridades antidroga han empezado a encontrarse con aviones agrícolas, específicamente Piper PA-25 Pawnee, PA-36 Brave y Cessna 188 AgWagon. En Chile, incluso, se ha llegado a registrar contrabando (no de droga) con turbohélices Air Tractor AT-802. La elección de aviones agrícolas parece obvia para los narcos, teniendo en cuenta su probada capacidad para operar desde pistas no preparadas, la amplia visibilidad que otorgan al piloto y la enorme capacidad de carga que le representa la tolva de producto. Demás está decir que los únicos

que pueden proveer aviones agrícolas a los narcotraficantes son los aeroaplicadores clandestinos. Las fuerzas de seguridad de Argentina, Paraguay, Bolivia y Uruguay han logrado identificar un buen número de aviones agrícolas empleados por el narcotráfico, pero éstos representan sólo una pequeña parte del total en movimiento, pues sólo puede darse con un avión contrabandista cuando se accidenta, queda abandonado en una pista clandestina o es atrapado in fraganti en una emboscada tendida por las autoridades. Así, pues, las fotos de aviones agrícolas narcotraficantes que ilustran ésta segunda nota sólo deben ser consideradas la punta del iceberg, pues, lamentablemente, representan sólo una pequeña parte del flujo que se está moviendo desde y hacia el espacio aéreo de nuestro país. Con estas fotos no sólo pretendo dar fundamento gráfico a lo expresado en mi nota anterior, sino poner en evidencia la magnitud de éste problema, que es grave. Para salir del atolladero en el que se encuentran, los aeroaplicadores clandestinos tienen enfrente un camino digno y despe-

jado, cual es sencillamente blanquearse. Muchos ex piratas han pasado de la clandestinidad a la legalidad y nadie anda por allí señalándolos con el dedo. Por el contrario, la comunidad tiende a ser tolerante con el infractor redimido. La transición, por supuesto, tiene un costo, pues hay que remontar certificaciones, habilitaciones y seguros. Pero ese costo no es distinto del que han debido afrontar los muchos aplicadores registrados que desarrollan sus actividades en un marco legal. Para mejor, los piratas tienen enfrente un estímulo extra para el blanqueo. Se trata del Código Penal. No me refiero a las normas penales de represión del narcotráfico, que ya en sí mismas deberían ser bastante preocupantes para quien se mueve en la oscuridad. Me refiero a dos figuras delictivas específicas, ambas reprimidas con penas privativas de libertad, en las que se encuentra automáticamente incurso cualquier aeroaplicador que vuele al margen de la normativa aeronáutica o ambiental. De ambas me ocuparé en las notas siguientes, para no cesar el asedio de FEARCA contra la Aviación Agrícola clandestina. 19


FACMA y FeArCA firman convenio Las entidades comenzarán a trabajar en conjunto para defender sus intereses. El pasado 9 de septiembre, la Federación de Contratistas de Máquinas Agrícolas (FACMA) y la Federación Argentina de Cámaras Agroaéreas (FeArCA) firmaron un Convenio Marco para iniciar el trabajo en conjunto entre ambas entidades, con el objetivo de la defensa de los intereses comunes en el ámbito agropecuario argentino. Además, se espera realizar capacitación para los asociados, respecto de todo tipo de contenidos vinculados a sus actividades, en particular la manipulación de combustibles y el traslado en ruta de combustibles y maquinarias agrícolas. Entre los demás puntos que se espera afrontar está el análisis de sistemas de resguardo colectivo para las respectivas actividades, a través de seguros o cualquier otro mecanismo de protección; la organización conjunta de eventos de difusión y capacitación en la comunidad agroalimentaria; cooperación conjunta con organizaciones universitarias, enti-

20

dades académicas públicas y privadas, empresas y organizaciones no gubernamentales, para la difusión y desarrollo de sus respectivas actividades colectivas; y la organización de seminarios, conferencias o talleres sobre puntos específicos de actualidad o aspectos de interés común. Mauricio Fargioni, que firmó el convenio en representación de FeArCA, expresó que lo ve “muy positivo. Alguien dijo una vez que los aviadores agrícolas son contratistas del aire. Con Jorge Scoppa tenemos las mismas expectativas y los mismos planteos en cuanto a nuestra problemática y son cosas que debemos enfrentar juntos, tratar de resolver muchos temas que padecemos y ser, en este paradigma de producir, la figura que trate de resolver los problemas de nuestros asociados. Tenemos gente que está asociada como maquinista con equipos de aplicación terrestre y FACMA contempla esa posición”.

Por su parte, Jorge Scoppa, presidente de FACMA, afirmó que “es un buen principio para empezar a valorar que estamos juntos. Vamos a seguir trabajando en la problemática de ambos sectores. Hoy es un comienzo, ya veníamos trabajando pero este tipo de convenio nos da la obligación de respetar ciertos lineamientos, seguramente se van a ir haciendo reuniones, por lo menos trimestrales, para asistir a lo que demanda la actividad”. Scoppa además explicó que “vienen tiempos difíciles para el tema fumigación y tenemos que estar juntos la parte terrestre que agrupa Facma, con los aeroaplicadores, sabemos que hay que trabajarlo muy finamente con las autoridades, porque es una necesidad”.


Correo de lectores Tu opinión nos interesa, es por eso que hemos dedicado este espacio, tan exclusivo, para que puedas expresar tus vivencias, recuerdos, comentarnos sobre tu trabajo o simplemente compartir tu opinión sobre la Aviación Agrícola Argentina a todos los lectores de este medio.

Estimados Colegas y Amigos… Ante todo, dejar en claro que no entendemos la actividad Agroaérea Nacional desde otro modo que no sea respetando y cumpliendo las leyes y normas, tal cual fueran aprobadas, ya sean estas aeronáuticas y/o agropecuarias. Partiendo de esta convicción, entendemos que estamos por el buen camino, y no el más fácil, por cierto, pero si el correcto y el que corresponde a toda persona de bien, que piense una nación que “trascienda las personas”. Dicho esto es que queremos convocarlos a continuar demostrándonos a nosotros mismos (y de esa forma a toda la sociedad), que somos todo lo capaces que decimos ser, pero no uno solo de nosotros, sino cada uno de nosotros y todos en conjunto; porque no es muy útil un solo buen jugador o dos, lo útil es un buen equipo con un par que se destaquen, pero siempre dentro de un “equipo”. Es allí donde entendemos que fallamos, porque desde lo institucional insistentemente queremos demostrar que el problema de nuestra actual situación, no somos nosotros sino el resto; allí el primero de muchos de nuestros problemas; somos los primeros responsables por lo que nos pasa, si, inclusive usted, estimado colega, que hace todo bien, porque en esa dedicación, descuida aspectos institucionales y de grupos de trabajo de la actividad, muy ocupado en su “quinta”.

Desde aquí, vemos que está muy bien preocuparse y ocuparse por las cuestiones diarias “propias”, pero no olvidemos que sin la existencia de un “colega”, a la actividad puede caberle una fecha de vencimiento, ya que en algún momento dejaremos de tener representantes que estén dispuestos a dejar por un tiempo sus cosas particulares para trabajar en pos de la defensa de la principal actividad laboral de muchos de nosotros, Sino comparte estos conceptos, podríamos estar en el camino de un segundo problema, o no supimos explicarnos muy bien por estar equivocados, o usted no tiene la más mínima intención de apoyar y colaborar. Finalmente, convocarlos a participar activamente en la defensa, difusión y promoción de la Aviación Agrícola Argentina, porque estamos convencidos de que, trabajando en equipo, podremos lograr elevar a lo más alto la actual percepción de nuestra actividad, por parte de la sociedad en su conjunto, y de ese modo imponer una nueva visión, que involucra una forma de vida, de trabajo y pasión, con la que desarrollamos día tras día esta tan querida profesión. Nuestro profundo deseo, de buenos y placenteros aterrizajes. Diego O. Martinez Presidente CEAC


Una provincia que pasó a la acción En Córdoba, la realidad del conflicto con las aplicaciones llevó a que se tome la iniciativa de comunicar e informar, para que las decisiones no se tomen en base al miedo, sino al conocimiento.

Por Santiago Rivas Marcos Blanda, director de producción agrícola de Córdoba, explica cómo en la provincia se fue trabajando en aplicar las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA), fiscalizando y controlando también a los que no cumplen las normas, pero, sobre todo, en mejorar la comunicación e informar a la población sobre la realidad de las aplicaciones de fitosanitarios. ¿Cómo es la realidad de las BPA en Córdoba? Creo que estamos bien, hay una toma de conciencia muy grande por todos los eslabones que hacemos esta cadena de agroindustria, el sector entendió que dentro de las BPA está cumplir la ley. Estamos acostumbrados a las BPA en rotaciones, fertilización, aplicación de productos fitosanitarios, llevar un registro, pero no estábamos tan acostumbrados a tener todo el conocimiento y cumplimiento de la ley y en comunicar. Esto cambió sustancialmente y esto lleva a un mejor diálogo con el resto de la sociedad, sobre todo los pueblos del

22

interior y las zonas urbanas donde desde el desconocimiento se generaba miedo. Entonces las BPA son las herramientas que nos permiten comunicarnos de una manera diferente con nuestros vecinos, vivimos todos dentro del mismo pueblo, algunos trabajan dentro del pueblo y otros afuera. Lo que hacía falta era tener esas herramientas y los conocimientos para poder comunicar de una manera distinta. Córdoba es una de las provincias que más creció en producción agrícola y también fue el foco de los problemas con los ambientalistas. ¿Cómo se está trabajando para concientizar a la sociedad de lo que se está haciendo? Toda crisis genera una oportunidad y en Córdoba hubo una crisis desde un cuestionamiento al sector y cómo estaba trabajando. Hubo dos cosas fundamentales, una fue empezar a dialogar entre nosotros y armar redes de trabajo y comunicación, y la otra fue generar muchas acciones de comunicación en diferentes localidades. Esto fue la participación de lo público y lo

privado, es lo destacable, de llegar a los consejos deliberantes, los intendentes, los colegios. Acercarnos en esto en que está atomizado el campo y hay profesionales y actores de la cadena en todos los pueblos. Ser oferta para la comunidad fue muy importante: productores, ingenieros agrónomos, aplicadores, que se acercaran a los colegios a contarles o realizar acciones. Hace unos días los chicos del Ateneo de la Sociedad Rural de Leones organizaron una jornada para sus pares de los colegios de Leones, donde llevan a los chicos de cuarto año y les muestran lo que es la producción vacuna, la siembra, cosecha y aplicación de fitosanitarios. Los chicos vivieron lo que es la aplicación, que más del 90 % nunca habían visto, pero si se les consultaba si habían leído lo que les generaba una aplicación y les daba miedo, un gran porcentaje habría dicho que sí, porque hay información dando vueltas y nosotros tenemos que generar información científica, técnica y validada. Para eso tenemos muchos profesionales al servicio de esta gran red, para compartir información y para acercarnos a comunicar de otra manera. Hoy Córdoba, desde una ley que es practicable, con su eje en capacitación y fiscalización, han logrado encaminar y ordenar el sistema y esta capacitación va no solo desde lo productivo, sino que van abogados, médicos toxicólogos, oncólogos, es un equipo interdisciplinario, es la forma de mostrar y responder todas las preguntas, porque tenemos respuestas, pero lo que no estábamos haciendo es llegar con esas respuestas a donde están las inquietudes. ¿Cómo se trabaja con los municipios que tienen su propia normativa? De dos maneras, nosotros tenemos 427 municipios y comunas en la provincia y donde se ha legislado de una manera diferente, siendo más estrictos que la ley,


que se lo permite su autonomía, o yendo en contra de los principios de la ley, no superan los 20, por lo que es un porcentaje muy bajo. Por otro lado, se interactúa en un espacio que es la Secretaría ProvinciaMunicipio, donde el secretario tiene una comunicación de diversa índole y les acercamos información a los intendentes para, cuando lo requieran, explicarles de qué se trata la ley, cuál es el rol de ellos y cuáles son los números de consulta o los de denuncia ante una irregularidad. Acá es muy simple, al que hace bien las cosas hay que acompañarlo en la producción y la generación de valor. Y a quien hace mal las cosas, sancionarlo, tenemos la ley, las sanciones, que nuestra dirección de fiscalización y control ejecuta, entonces es la toma de conciencia del sector lo que nos va a llevar a otro lugar. ¿Cómo es el trabajo con las entidades? Muy bueno, hace cuatro años que nació la Comunidad Agroalimentaria, donde el sector privado aunó esfuerzos y generó

ese espacio de intercambio. Hace doce años que se trabaja en la comisión honoraria de la ley de agroquímicos, en donde están representadas las entidades, sector público y privado, tenemos las universidades, Secretaría de Ambiente, Defensoría del Pueblo, Ministerio de Salud. Últimamente hemos participado de la red de BPA a nivel nacional y se ha generado el primer nodo de BPA en Córdoba, donde seguimos articulando con FeArCA, Casafe y Agroindustria. Con ellos hemos llevado las demostraciones a diversos pueblos donde había una sensibilidad mayor y donde era necesario mostrarle a la ciudadanía, el público objetivo no era la gente de campo, sino los tomadores de decisiones. En Monte Maíz, localidad que había tenido un conflicto, tuvimos hasta al párroco, más allá de la policía, el director del hospital, los docentes. Con Fearca y la Cámara de Córdoba empezamos en noviembre de 2012 mostrándole a la gente qué era una aplicación, porque no sabía.

Tuvo muy buena aceptación y eso estimula. Ver el otro día a los chicos a quince metros del paso de un avión aplicando y después el aeroaplicador se preocupó por mostrar que era una herramienta que se usa para otras cosas e hizo una siembra aérea, los chicos descubrieron eso, esas acciones las hacemos siempre en conjunto, no alcanzan los recursos para hacerlas independientemente. ¿Cómo es la respuesta de quienes han ido a los eventos? Son muy positivas, porque se desconoce y ante el desconocimiento es lógico que se genere miedo. Lo que nos moviliza es cambiar temor por conocimiento. Ha sido muy grata la respuesta de los que participaron, les decimos que no solo se deben llevar respuestas sino inquietudes y tienen los teléfonos de nosotros. Cada acción nos genera mucho trabajo después, tenemos muchos pedidos de localidades que las piden. Seguimos comprometidos con que estas acciones sean positivas.

ESTACIONES MOVILES DE COMBUSTIBLE TANQUES PARA ALMACENAJE ESTATICO DE GASOIL,NAFTAS Y LUBRICANTES

LOGIX SA

25 de Mayo 277 8° Piso (C1002ABE) Buenos Aires Tel: (54 11) 5173-1024/74 info@logixsa.com.ar www.logixsa.com.ar


¿Por qué es fundamental realizar un buen barbecho? Entre la cosecha y la siembra es fundamental mantener un buen control de malezas, para evitar problemas en el cultivo siguiente. Por Casafe El período de barbecho es el que transcurre entre la cosecha de un cultivo y la siembra del cultivo siguiente. Existen dos tipos de barbechos: “Barbecho corto” es el que se realiza antes de la implantación del cultivo y el “Barbecho largo” que es el que comienza poco después de la cosecha del cultivo antecesor. En ambos momentos es importante realizar un correcto control de las malezas presentes en el lote, las mismas no solo generarían pérdidas y dificultades en el establecimiento del nuevo cultivo, sino que también consumen agua y nutrientes, que son necesarios almacenar en el suelo para el cultivo a sembrar. 24

La conservación de la humedad en el suelo es fundamental, sobre todo en los primeros centímetros del suelo, donde luego se ubicará la semilla. Según diferentes estudios, realizando un adecuado control pueden llegar a retenerse entre 50 y 60 milímetros de agua. El comienzo de los tratamientos de control, así como la elección de los herbicidas que se utilizarán deberá ser considerado de acuerdo a la distribución, abundancia y composición de la comunidad de malezas que se encuentran en el lote, teniendo en cuenta su ciclo de crecimiento y su agresividad; como así también deberán tenerse en cuenta las condiciones climáticas. Para esto es importante realizar monitoreos frecuentes.

En muchos casos el monitoreo insuficiente o la falta de este genera que los controles no sean efectivos. Los mejores controles se obtienen cuando las plantas son pequeñas y se encuentran en activo crecimiento; cuando las malezas ya son grandes o han sobrevivido a condiciones de estrés, tienden a volverse menos sensibles al efecto de los herbicidas. Otro error frecuente ocurre cuando no se realizan monitoreos con posterioridad a la cosecha, momento en el cual deberíamos comenzar a identificar las malezas que se encuentran emergiendo, ya que al cosechar el cultivo eliminamos la competencia por los nutrientes y agua y las malezas comenzarán a desarrollarse consumiendo los recursos que son precisos almacenar.


Las condiciones climáticas influyen en la decisión de realizar un control. En el caso de periodos invernales, las bajas temperaturas y la menor radiación generan un menor crecimiento de las malezas, por lo cual el uso de herbicidas sistémicos no tendrá tanta efectividad como en períodos donde el crecimiento de las malezas es más activo. Otro factor importante es conocer la historia del lote y las malezas que generalmente suelen encontrarse, ya que estas permanecerán en el banco de semillas. Conocer la historia del lote y las malezas que se encuentran en él, permitirá también conocer acerca de la biología de la plaga, su período de crecimiento, factores que

lo afectan y su modo de emergencia. Por ejemplo, malezas como el Sorgo de Alepo o el Gramón poseen estructuras de reserva subterráneas que se mantienen durante el otoño para brotar durante la primavera; es en este momento, donde las reservas se han agotado y la mayoría de los individuos se encuentran emergidos, cuando el control será más efectivo, ya que no existirán reservas para la primavera siguiente. Otra característica de este tipo de malezas que presentan estructuras subterráneas es que su distribución será localizada en algunas zonas del lote. En relación a la aplicación de herbicidas, se deberá tener en cuenta la calidad de

la aplicación a fin de que no ocurran escapes debido a mala distribución de las gotas. Generalmente se recomienda que la aplicación alcance el target o blanco de aplicación: 20-30 impactos/cm2 para herbicidas sistémicos y 30-50 impactos/ cm2 para los de contacto. Es importante recordar que todas las aplicaciones deberán realizarse contando con la receta agronómica correspondiente bajo el asesoramiento de un profesional idóneo y con productos que se encuentren registrados en SENASA, aprobados para el cultivo, la plaga y el momento de aplicación en que lo se esté utilizando. Asimismo, las aplicaciones deberán realizarse preferentemente en horas de la mañana o por la tarde, cuando aún haya luz. Realizar un correcto control durante el período de barbecho permitirá almacenar agua y nutrientes y comenzar el establecimiento del cultivo sin competencia de luz ni espacio, garantizando el correcto establecimiento del cultivo, el cual constituye la base para lograr buenos rendimientos.


INFOCÁMARAS

Exitosa Capacitación realizada por la Cámara de Empresas Agroaéreas Cordobesas El día viernes 19 de agosto se llevó a cabo “Aeroplica Córdoba” en la ciudad de Marcos Juárez, una capacitación destinada tanto a apoyos terrestres como a pilotos aeroaplicadores.

Con más de 100 inscriptos, la realización de “Aeroaplica Córdoba” tuvo un marcado éxito. Contó con el apoyo del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Provincia de Córdoba, de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Córdoba, ANAC, JIAAC, YPF y Casafe. El éxito de estas jornadas tuvo que ver con el esfuerzo realizado desde la organización de la Cámara de Empresas Agroaéreas de Córdoba, el apoyo de la Federación Argentina de Cámaras Agroaéreas y el trabajo en conjunto realizado con los distintos organismos, instituciones y empresas que participaron de la capacitación. La jornada comenzó con unas palabras de apertura a cargo del Presidente de la CEAC, Diego Martínez, seguido de la pa26

labra del Ing. Agr. Marcos Blanda, Director de Producción Agrícola del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Provincia de Córdoba, quién habló en representación del Ministerio mencionado. Dialogamos con el presidente de la Cámara de Córdoba, quién manifestó su satisfacción por las jornadas desarrolladas y el agradecimiento a todos los que formaron parte. Martínez ¿Qué sensaciones le deja la realización de la “Aeroaplica 2016” en Marcos Juárez? Muy gratas sensaciones. Primero que nada, permítame agradecer a cada uno de los asistentes por el interés, esfuerzo y compromiso al estar presente en estas jornadas para continuar formando y ac-

tualizando conocimientos y para seguir trabajando con seriedad, implementando las buenas prácticas de aplicación aérea. También, permitirme resaltar y agradecer por el mancomunado trabajo realizado con la propia autoridad de aplicación, ANAC y el Ministerio de Agricultura de la Provincia de Córdoba. El agradecimiento extendido a todas las instituciones que apoyan y adhieren a estas jornadas como son la Administración Nacional de Aviación Civil, la Junta Investigadora de Accidentes de Aviación Civil, Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Provincia de Córdoba, la Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes, a la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Nacional de Córdoba, al Colegio de Ingenieros Agróno-


INFOCÁMARAS mos de la provincia de Córdoba, la Red de Buenas Prácticas Agrícolas Nacionales, la Comunidad Agroalimentaria de Córdoba y asesores privados que nos acompañaron. Tuvieron la presencia de una buena cantidad de profesionales a cargo de las disertaciones. Sin lugar a dudas, un factor fundamental para llevar adelante una capacitación como esta. A ellos también nuestro agradecimiento. Excelentes profesionales académicos que hicieron posible el desarrollo de esta jornada, con el propósito de instruir, educar, comunicar y recomendar la correcta utilización y aplicación de productos fitosanitarios, el uso e indicación de la respectiva receta fitosanitaria y el cumplimiento de toda la normativa según lo exigido por la ley provincial 9164 y las regulaciones aeronáuticas correspondientes. Especial mención al Ing. Martín Gutierrez, Director General de Fiscalización y Control del Ministerio de Agricultura de la Provincia de Córdoba, por su compromiso

en asistir a las jornadas y dar lugar a un espacio de intercambio con los asistentes y las autoridades de la cámara y la FeArCA que estuvieron presentes. Otro factor sumamente importante para la realización de este tipo de jornadas es el acompañamiento y apoyo sin condiciones de empresas que nos acompañan permanentemente como lo son YPF, Falconer Aviation, All Tec Bio y Walter Grosso. Esfuerzo, trabajo interinstitucional, comunicación, coordinación, interacción con el sector público y privado ¿Se debe seguir trabajando de esta manera? Claro que sí, el acercamiento con las instituciones afines, el trabajo en conjunto, el diálogo fluido. La Cámara de Aeroaplicadores de la Provincia de Córdoba quiere dejar en claro su firme convicción de continuar trabajando en concordancia con la FeArCA, ya que desde nuestra institución estamos convencidos de que el desarrollo de nuestra actividad no puede contemplarse fuera

del marco de la ley y siempre trabajando junto a la autoridad de aplicación para la mejora continua, en pos de la protección del medio ambiente y la salud. Para mostrar a la comunidad el profesionalismo que tenemos a la hora de trabajar. ¿La primera de muchas jornadas de capacitación “Aeroaplica Córdoba”? Es lo que queremos. Seguir actualizando conocimientos, ofreciendo herramientas a nuestros socios, mostrar el profesionalismo con el que trabajamos, nuestra preocupación por el medio ambiente y la salud, promoviendo siempre la aplicación de las buenas prácticas agrícolas. Estar a disposición de los socios y al mismo tiempo, abiertos a que cualquier vecino se acerque a estas jornadas para ver como trabajamos. Por último, quiero expresar nuestro explícito apoyo al programa desarrollado por Casafe y la Federación Argentina de Cámaras Agroaéreas que promueve las buenas prácticas de aplicación, organizadas bajo el nombre de “Aeroencuentros 2016”.


La calibración de los aviones para aplicaciones aéreas Para aplicaciones aéreas, existen tres clases distintas de picos, cada uno con distinto tipo de calibración en cuanto al caudal y tamaño de gotas. Un breve recorrido por cada uno de ellos para conocer mejor su funcionamiento. Por Ramiro Cid Ingeniero Agrónomo La idea del presente artículo es explicar, para quienes no son aplicadores aéreos profesionales, cómo se realiza la calibración de un avión antes de realizar una aplicación. Está dirigido, por lo tanto, a personas que no son especialistas en el tema. Por otra parte, muchas veces, los pilotos aplicadores aéreos conocen de tal manera a sus aviones que no necesitan, antes de cada trabajo, realizar la calibración, simplemente porque ya la han realizado tantas veces que saben cuántos litros se van a aplicar en determinadas condiciones. Si bien, normalmente los pilotos hacen sus cálculos con velocidades de vuelo expresadas en millas por hora, dado el público al cual está dirigido este artículo, nos referiremos siempre a la misma en kilómetros por hora, algo que el común de la gente percibe con mucha más facilidad. El comienzo de la calibración comienza siempre con la misma fórmula: Q = M x l/ha x Vel 600 Q: Litros por minuto M: Ancho de vuelo l/ha: Litros por hectárea Vel: velocidad en km/hora 28

Como podemos ver, nuestra incógnita será siempre la cantidad de litros por minuto que debe arrojar el avión considerando a la totalidad de su barra de aspersión. Una diferencia importante entre los aviones y los equipos terrestres, es que debemos considerar a la totalidad del ancho del avión como si se tratara de una única pastilla, debiendo, por lo tanto, existir una superposición Figura 2 entre pasada y pasada. El ancho a considerar en la fórmula será, por lo tanto, el ancho de vuelo Ahora bien, son tres los sistemas más comunes de dosificaefectivo (Figura 1). ción en aplicaciones aéreas: • Picos convencionales con pastillas. • Aplicadores rotativos tipo Micronair. • Picos de orificio calibrado tipo C.P. Conviene analizar a cada uno de ellos por separado. Figura 1

De aquí en más, a los efectos prácticos, vamos a considerar que nuestro avión tiene un ancho de vuelo efectivo de 25 metros, que queremos aplicar 10 litros por hectárea y que nuestra velocidad de vuelo es de 160 kilómetros por hora. Aplicando la fórmula, llegamos a la conclusión de que el avión en su totalidad debe arrojar unos 66,66 litros/minuto.

Sistema de picos convencionales En la figura 2 se puede ver uno de los cuerpos más comunes en las aplicaciones con picos convencionales. En ese cuerpo se puede colocar la pastilla que desee el aplicador, pero es muy común el uso de la combinación de disco dosificador y núcleo de turbulencia por la facilidad con que se pueden cambiar los caudales en forma

rápida y económica (Figura 2). La calibración sigue en este punto un esquema muy sencillo: Dividir el caudal total del avión, en nuestro caso 66,66 l/ minuto por la cantidad de picos pulverizadores. Obtengo así el caudal por pico. Elijo, en función de ello, a la pastilla del caudal adecuado. Si hiciera falta, se hace un pequeño ajuste por presión de trabajo, utilizando la fórmula 1.

En esta fórmula V1 es el caudal que figura en tablas, P1 es la presión que figura en tablas y V2 y P2 son los nuevos valores


Figura 3

Cuadro 1

de caudal y de presión resultantes de la modificación. Siguiendo con nuestro ejemplo, y suponiendo que nuestro avión tiene 38 picos, cada uno de ellos debiera tener un caudal de 1,75 litros/minuto para cubrir los 66,66 litros/minuto de todo el avión. Consultado el Catálogo de Discos y Núcleos de Turbulencia (TeeJet Catálogo 50A-E) vemos que la combinación de Disco N° 6 con Núcleo de Turbulencia N° 25 arroja 1,8 litros/ minuto a 3 bares de presión, siendo una de las alternativas posibles. Si quisiera hacer el ajuste fino a 1,75 l/min, debo aplicar la fórmula de ajuste con los siguientes valores:

P1 = 3 bares (presión de tablas)

Aplicando la fórmula resulta que se debe trabajar a un valor de P2 de 2,8 bares Llegados a este punto, debemos manejar el tamaño de las gotas. Una forma de lograrlo es eligiendo el tipo de pastillas que vamos a utilizar, según el tamaño de gotas que la misma produce. Pero lo más común es rotar el botalón de manera tal que los picos se enfrenten más o menos a la dirección de avance. Tal como se ve en la Figura 3, cuanto más enfrentados estén a la dirección de avance del avión, más pequeñas serán las gotas producidas y, consecuentemente, cuanto más orientados estén los picos hacia atrás, mayor será el diámetro de las V1 = 1,8 l/min (tablas) V2 = 1,75 l/min (Valor desea- gotas producidas. do)

Figura 4

Figura 5

Sistema de aplicadores rotativos tipo MicronAir El sistema está compuesto por una Unidad de Restricción Variable de Caudal (o VRU – Variable Rate Unit) y el atomizador propiamente dicho (Figura 4). Siguiendo con nuestro ejemplo, si el avión posee ocho atomizadores, cada uno de ellos debe tener un caudal de 66,66 l/min dividido por ocho; o sea 8,33 litros/minuto.

La VRU posee un plato con orificios calibrados de diferentes tamaños (Figura 5). El flujo se regula enfrentando al paso del líquido el orificio deseado. Existen varios modelos de platos con diferentes tamaños de orificio. El cuadro 1 corresponde a un atomizador marca MicronAir modelo AU 5000, para el tipo de plato ODD. Podemos observar allí que, para ese plato y

29


Cuadro 3

Cuadro 2 Cuadro 4

para el orificio número 11, a una presión de 30 libras por pulgada cuadrada (2,068 bares) podemos obtener un caudal de 8,25 litros por minuto y por atomizador, valor tan cercano al que estábamos buscando que no necesita de ajustes por presión. Pero, en otro caso, si hubiera sido necesario, se puede aplicar

30

la misma fórmula de ajuste ya explicada en el punto anterior. Llegados a este punto, resta manejar el tamaño de las gotas. El mismo se maneja variando la velocidad de rotación del atomizador. Lógicamente, cuanto mayor sea la velocidad del mismo menor será el tamaño de las gotas producidas (ver cuadro 2).

El cuadro 2, que corresponde también al atomizador Micronair AU 5000, permite comenzar con esta regulación. Ingresando en el gráfico por tamaño de gotas seguimos hasta la línea curva definida en el mismo. Desde allí “bajamos” para saber a qué velocidad debe rotar el atomizador. En este caso fi-

jamos un tamaño deseado de 150 micrones, lo que nos define una velocidad del atomizador de 6000 rpm. Resta saber en qué posición se deben colocar las paletas del atomizador para que el mismo gire a la velocidad deseada. Ahora bien, la velocidad de rotación es función de


la velocidad de vuelo, ya que las paletas son movilizadas por el viento que enfrentan. El avión de nuestro ejemplo volaba a 160 km/hora o, lo que es lo mismo, 99 millas por hora (Cuadro 3). Por lo tanto, si ingresamos en el gráfico por las 99 millas/hora, veremos que para lograr 6000 rpm necesitamos colocar las paletas de la hélice del atomizador a 45°. Sistemas de Dosificación tipo C.P. El nombre de este tipo de picos surge de la compañía que los comenzó a fabricar y a distribuir en primera instancia: The C.P. Company. Estos picos constan de dos partes: Una unidad dosificadora: con varios orificios calibrados de diferentes tamaños que permi-

ten regular el caudal en función de la presión de trabajo. Diferentes tipos de deflectores que permiten manejar el tamaño de las gotas.

En el cuadro 4 pueden verse diferentes opciones de caudales para diferentes orificios y diferentes presiones. Sobre la base de las tablas se elige el orificio y la presión de acuerdo con el caudal requerido. Los ajustes en los caudales se llevan a cabo mediante la ya conocida fórmula de variación de la presión. En cuanto al deflector existen tres tipos diferentes:

• Deflector plano: produce gotas grandes • Deflector muy cóncavo: produce gotas chicas. • Deflector intermedio: produce gotas de tamaño medio. También en este caso pue-

do modificar el tamaño de las gotas enfrentando en mayor o menor medida la salida de las mismas a la dirección de vuelo del avión. Cuanto más enfrentadas se encuentren, menor será el tamaño de las mismas.

31


MERCOSUR - SECCIÓN ANEPA

Congreso Mercosur Uruguay en Arapey En el aniversario 25 de los Congresos del Mercosur, la nueva edición realizada en Uruguay por Anepa brilló en Arapey. En un lugar que encanta en el medio de un paisaje agreste pero muy acogedor, realizado en un nuevo complejo termal, se congregaron alrrededor de veinticinco aviones, de los cuales el cochenta porciento correspondieron a los agrícolas. El Congreso tuvo un amplio abanico de temas que colmaron las espectativas de quienes asistieron. La aviación agrícola uruguaya es muy compacta y tiene un grupo de dirigentes que reunen características especiales que le imprimen a esa actividad una fuerza y compro-

32

miso que es digno de reconocimiento y para emular en nuestro país. Estuvieron presentes empresas como Thrush y Air Tractor desde Estados Unidos, y Travicar de Brasil, que asistió a todos lo congresos que organizó Anepa, dándosele un premio merecido a su acompañamiento. Tambien estuvieron presentes los nuevos distribuidores de aceites Philips de Uruguay y Argentina, además de la empresa Agnav. Dentro de lo ocurrido en este congreso es de destacar la presencia de muchos pilotos

jóvenes que están ingresenado a la actividad agroaérea en el país vecino, que promete una continuidad de la renovación generacional muy necesaria, no sólo en Uruguay, sino en nuestro país también. Como Comité Aeroagrícola del Mercosur se presentó la iniciativa del Sindag, que ha promovido la incorporación de los países miembros del Comité, individualmente, como socios activos de la NAAA, asociación que nuclea a los representantes agroaéreos de los distintos estados de Estados Unidos. Se busca ir coordinando con otros países, como Nueva Zelanda, que tiene una activa aviación agrícola y generar una estructura gremial global que defienda esta actividad en el contexto de las diferentes posiciones que han tomado distintas organizaciones (ONGs) a nivel mundial sobre la práctica que se realiza a través de la Aviación Agrícola. En el comité se informó de la nueva generación de moléculas que la industria química ha generado y está en proceso de su prueba de campo, con un muy bajo impacto en la salud y en el ambiente. Estas nuevas moléculas tienen implicitamente un compromiso en lo que se refiere al control de las plagas, dada su eficiencia, que


MERCOSUR - SECCIÓN ANEPA es mayor a las moléculas existentes, y tiene su correlato con menor impacto en la salud y el medio ambiente. Y aquí tiene un aparte la responsabilidad de nuestro sistema de aplicación, que debe ajustar todos los parámetros para realizar una muy buena deposición en el blanco de estos nuevos productos, para que su eficacia sea la esperada. Entonces debemos entender en todo el Mercosur que viene un cambio de paradigma en la aplicación de productos que podriamos categorizar, informalmente, como orgánicos, y esto lleva a estar enmarcados en procedimientos y procesos que implican una certificación para su utilización, que será necesaria poseer para su aplicación. Y por estas razones en el Mercosur abogamos por una serie de pasos para llegar a niveles de garantías totales en la aplicación, que ha comenzado en Brasil como CAS, Certificación de Aplicaciones Sustentables, y estamos buscando concretar en nuestro país, junto a la Universidad de Córdoba y otras organizaciónes, para generar los pasos a utilizar y así ingresar al sistema que tiene tres pasos o niveles que se cumplen en el transcurso de un tiempo acordado. Esto esta en línea con la visión política que posee hoy en nuestro país un alto porcentaje de legisladores, que promueven dar las suficientes garantías a la sociedad, de los mecanismos que se utilizan en el la producción agropecuaria argentina. Debemos entonces entender que ingresar en el nuevo escenario que nos plantean los nuevos productos tiene

el perfil técnico y otro costado político que no podemos ignorar. Finalizando, depende de nuestra Federación expresar públicamente la decisión de

enfrentar los nuevos desafíos y generar los espacios para concretar en el menor tiempo posible la firme posición en este contexto, ya, de nivel internacional.


MERCOSUR - SECCIÓN SINDAG

Uso de aviones contra mosquitos va a la Corte Suprema de Brasil El SINDAG manifestó sorpresa con la actitud del Procurador General de la República, Rodrigo Janot, que en septiembre inició una acción en la Corte Suprema de Justicia de Brasil (STF) contra la Ley Federal 13.301/2016 (promulgada en junio) que incluye la fumigación aérea en las estrategias del gobierno brasileño para el combate al mosquito Aedes aegypti. “La actitud del Procurador muestra cómo esa discusión todavía es gobernada por el miedo y la falta de información”, comentó el presidente interino del sindicato aero agrícola, Júlio Augusto Kämpf, al enterarse de la medida. La situación ha generado aún más incomodidad en el sector aero agrícola, porque hace me-

ses que el SINDAG intentaba hablar con los procuradores federales para aclarar puntos contradictorios sobre el asunto. La idea era mostrar que la fumigación aérea es diferente de lo que dicen entidades contra el procedimiento. “Hemos repetido incansablemente a las autoridades y políticos que el mayor alcance y rapidez del avión reduciría la necesidad de tantas fumigaciones, reduciendo tanto el riesgo de contaminación como la probabilidad de que los mosquitos se hicieren resistentes. Y que serían fumigados desde el aire los mismos productos que hoy son fumigados por tierra”, resalta Kämpf. “Nos sorprende que uno de los argumentos en el proceso sea

que el avión haría que el producto llegase a regiones habitadas. Pero ¿no es eso lo que el propio Ministerio de Salud se esfuerza para hacer con los equipos que aplican insecticidas con camionetas, a pie o incluso en moto en las áreas urbanas?”. Pruebas Desde 2004 el SINDAG ha propuesto que el uso de aviones sea examinado por el Ministerio de la Salud, a partir de un experimento realizado en 1975 – cuando la aviación ayudó a eliminar mosquitos que causaron un brote de encefalitis en el Estado de São Paulo – y analizando cómo las operaciones suceden hoy en países como Estados Unidos, México

y Argentina. “El SINDAG ofrece gratuitamente aviones, pilotos y equipos de suelo y ha pedido que el Ministerio evalúe el método y provea el insecticida” resalta Kämpf. La propia Ley 13.301/2016, objeto de la acción, admite el uso de la fumigación aérea “mediante la aprobación de las autoridades sanitarias y la comprobación científica de la eficacia del procedimiento”. El SINDAG está ahora preparando el recurso para presentar a la Corte Suprema. “La ventaja es que ante los jueces nosotros al menos tendremos la oportunidad de argumentar y una victoria en ese tribunal significaría un avance contra el prejuicio”, explica Kämpf.


MERCOSUR - SECCIÓN SINDAG

sindag lleva comitiva a la convención de la naaa en los eua Brasil. “La mayor parte de los gastos del viaje correrán por parte de los miembros de la comitiva”, resalta el dirigente del SINDAG.

Acuerdo entre SINDAG y la NAAA fue firmado en junio, en el congreso aero agrícola de Brasil.

Una comitiva con por lo menos cinco dirigentes del SINDAG participará en la 50ª Convención Anual de la Asociación Nacional de Aviación Agrícola de los Estados Unidos (NAAA, en su sigla en inglés), que va a ocurrir del 5 al 8 de diciembre, en Long Beach, California. El viaje forma parte del acuerdo firmado entre las entidades aero agrícolas brasileña y norteamericana, en junio de este año, durante el Congreso SINDAG, en Botucatú/SP. Por ese tratado de intercambio de ex-

periencias e informaciones, las dos entidades participarán en los congresos de ambos por lo menos hasta 2020. Para el presidente interino del SINDAG, Júlio Augusto Kämpf, el intercambio fortalecerá la aviación agrícola en todo el continente. “Las demandas y los escenarios del sector tienen muchos puntos en común en el Mercosur y en las Américas Latina y del Norte. Ya era hora de estrechar nuestros lazos también para dividir soluciones y oportunidades”.

Además de Kämpf, la comitiva brasileña tendrá el presidente licenciado del SINDAG, Nelson Paim, el director executivo Gabriel Colle, el tesorero Francisco Dias da Silva y el secretario Nelson Peña. El grupo deberá aprovechar la ida a América del Norte para visitar también empresas de motores, aviones y otros componentes de la cadena aero agrícola, ya pensando en promover su participación en el Congreso Mercosur y Latinoamericano de Aviación Agrícola de 2017, que será en

Canela Mientras tanto, el sindicado aero agrícola brasileño ya definió que el Congreso Mercosur de 2017 será en el aeródromo de Canela, en el Estado de Rio Grande del Sur. “Ya habíamos anunciado la ciudad en junio, pero en septiembre definimos el local exacto del evento”, explica el director Gabriel Colle. La apuesta fue una vez más para facilitar la exposición y demostración de aviones durante el evento, centrando todas las atracciones en un único lugar. Es creciente la expectativa de que la programación del próximo año supere récords de público en Brasil. “Es la primera vez que tenemos un evento tan adelantado de un año a otro, con aproximadamente 300 inscripciones ya hechas y 12 expositores ya confirmados”, resalta Colle. “Sin contar que tendremos el público latinoamericano junto con los representantes norteamericanos”, completó.


personajes

La vida en la aviación Uno de los más importantes exponentes de la acrobacia aérea nacional, Sergio Marinhas cuenta su vida como piloto, que incluye, por supuesto, a la aviación agrícola. Sergio Marinhas hoy es uno de los más destacados pilotos acrobáticos del país, pero a la vez lleva en la sangre la aviación agrícola. Heredero de la pasión de su padre, Víctor (ver nota en revista Nº 11), comenzó a volar apenas tuvo edad para hacerlo y desde entonces no ha parado, siempre manteniendo a Bell Ville como su lugar. “Yo comienzo desde chiquito, mi relación con el vuelo viene desde el nacimiento. Después, cuando tuve 14 o 15 años mi padre compra un Luscombe con el que salía a hacer acrobacia en los shows, en la década del 70” recuerda. Con ese avión Sergio comenzó a aprender a volar, con su padre 36

como instructor, “nunca a la izquierda, siempre a la derecha, volaba con él al lado y a los 17 años me presenté a dar el examen” cuenta y agrega que ya iba también aprendiendo un poco de acrobacia. “Me recibí de privado, me siguió formando él en toda la parte de acrobacia, con el Luscombe, empezamos primero haciendo ochos” explica y cuenta que de a poco fue aprendiendo las distintas maniobras, al tiempo que también aprendió a volar planeadores y de esa forma fue progresando hasta que hizo el primer show en público, “en altura, en el Aeroclub de Oliva, yo me recibí de piloto en 1982, tiene que haber sido en el 84 o el 85” recuerda.

Inmediatamente después Sergio partió a la ciudad de Córdoba a estudiar arquitectura, pero no dejó de lado la aviación, ya que siguió avanzando con el curso de instructor de vuelo, el de aeroaplicador y el de piloto comercial, “fui a hacer la práctica a Buenos Aires, iba con un Baron y con él hice la multimotor, con el avión de Alberto Lorenzo. Estuve 30 días en Buenos Aires volando el bimotor, nos veníamos el fin de semana con el Baron hasta Bell Ville, hacía que me traigan con la cortina para volar por instrumentos y a la vuelta lo mismo. Acá yo les enseñaba a ellos a hacer acrobacia con el Citabria del aeroclub de Bell Ville” recuerda Sergio.


En esos tiempos, alrededor de 1986, junto a Mario de la Rosa y otros, fundan el Club Internacional de Acrobacia y se hicieron los primeros campeonatos de acrobacia en el país, además de formarse escuelas de jueces, aunque la crisis económica que vino después llevó a que el club desaparezca a comienzos de los años noventa. “Los aviones que se usaban eran los Bellanca Citabria que había en el país. La gente de Buenos Aires, donde estaba Pablo Mousten les daba instrucción de Acrobacia, volaban con los Cessna Aerobat de Aviaser, nos juntábamos en distintos lados para hacer pequeños torneos en categorías básicas, Sportman y se llegó a volar intermedia” rememora y agrega que se fueron uniendo algunos pilotos, como Luis Giordana, que tenía el único Pitts que había en el país, pero con la crisis solamente quedan volando Jorge Malatini y unos pocos más, hasta que resurge con el nuevo milenio. Con su padre 1985 compran un Bellanca Decathlon para hacer acrobacia y mientras tanto, Sergio va apuntando a la aviación agrícola, aunque no es hasta 1992 en que empieza a fumigar, cuando su padre tenía un Bellanca Citabria y un Aeronca Champion. “De vacaciones de verano en la facultad me venía, terminaba de rendir en diciembre, hacía la campaña y me volvía en marzo para seguir con la carrera” recuerda y agrega que luego abrió su propia empresa con otros socios, aunque tras dos años se terminó la sociedad y poco después se fusionó con su padre. “Compramos un

CallAir, luego un Cessna 188 AgWagon, mientras teníamos el Citabria, luego se vendió el Callair y el Citabria y trajimos el primer Air Tractor, un 402 en 1998, así fuimos creciendo en la empresa”. La empresa siempre se mantuvo familiar, con la madre y la mujer de Sergio a cargo de la parte administrativa, aunque como piloto ya hace dos años que sumaron a Pablo Bolat, que ya tenía algunas campañas de experiencia. En 2005 se sumó un Cessna AgTruck y se vendió el AgWagon, agregando poco después un Air Tractor 502, mientrs que en 2013 compraron otro AgTruck que reemplazó al anterior. Así, llegan a la flota actual con los dos Air Tractor y el AgTruck. Por su parte, en acrobacia tienen el Decathlon original que usaba su padre y Sergio incorporó un Extra 300, mientras que y hace un tiempo compraron Decathlon. “Mi padre lleva 61 años de vuelo, yo 34 años. Toda una vida, en arquitectura trabajé mucho tiempo, pero la empresa me de-

manda mucho tiempo porque hay mucho trabajo, la arquitectura la dejo más como un hobby” explica, dejando en claro que su pasión está en la aviación, tanto agrícola como acrobática. “En acrobacia fui a competir a Estados Unidos, a la Florida, fuimos invitados en Brasil al primer torneo Gaucho de Acrobacia. Yo sigo haciendo shows desde toda la vida, cuando no trabajo en fumigación”. Hoy mantiene su Extra con la publicidad que posee de Aravia, ya que el objetivo es que al menos pueda cubrir los costos de operación y poder hacer shows donde lo invitan. “Fui a Uruguay al Congreso de Anepa de este año y hay propuestas para ir a otros lados. También había estado en 2000 en el congreso en Punta del Este y en el de 2013 en Termas de Arapey”. Hoy se muestra entusiasta con el desarrollo que ha tenido la acrobacia en los últimos años en la Argentina, con la aparición de nuevos pilotos, aviones más avanzados y espera que siga creciendo. 37


internacionales

Thrush designa el primer Centro de Servicio autorizado en Uruguay

Thrush Aircraft expande su red de Centros de Servicio autorizados por la fábrica, con la adición de Charles Chalking SA. Localizado en Paysandú, Uruguay, es la empresa aeroaplicadora más antigua del país, fundada por quien le da su nombre, fue establecida en 1948 y continúa siendo operada por la familia Chalckling al día de hoy. La empresa provee un amplio rango de servicios a la comunidad aeroagrícola; desde mantenimiento extensivo de aeronaves – incluyendo taller de hélices, motor, accesorios y reconstrucción total de aeronaves – a trabajos de aplicación y centro de instrucción de vuelo para nuevos pilotos agrícolas. En la actualidad hay tres Thrush 510G nuevos operando en Uruguay, así como también otras aeronaves Thrush más antiguas. El área es conocida por su alta demanda de vuelo casi todo el año, los cultivos principales son trigo y soja; y compiten con el arroz.

38

Air Tractor lanza gira del 502XP

El último modelo de la familia Air Tractor, el 502XP está realizando durante los meses de septiembre y noviembre una gira por los Estados Unidos, llamada “The 502XP American Expedition”, en la cual visitará las siete regiones de ventas en el país, además de una parada en la convención de la California Agricultural Aircraft Association en Sacramento. El nuevo modelo se unió recientemente a la familia, equipado con un turbohélice Pratt & Whitney Canada (P&WC) PT6A-140AG con hélice de cuatro palas Hartzell, con una potencia de 867 shp, 117 más que el PT6A-34AG. Además de la potencia adicional, el 502XP cuenta con un es-

tabilizador vertical y timón de mayor tamaño, que permite un mayor control y facilita el pilotaje. La velocidad de crucero es de 270 km/h, con índice de trepada de 816 pies por minuto con un peso de 5.000 kilos. Su mejora de un 5 % en el consumo de combustible ofrece también una mejor relación costo-beneficio. El 502XP fue certificado por la FAA en marzo y las entregas comenzaron en abril, con seis ya entregados y más en producción. La gira del avión comenzó el 6 de septiembre en Rosenberg, Texas, continuando por otras siete ciudades hasta el mes de noviembre, permitiendo a pilotos y operadores conocer el avión y hasta volarlo.


AeroEncuentros 2016  

Jornadas de Buenas Prácticas Agrícolas para Aeroaplicadores

AeroEncuentros 2016  

Jornadas de Buenas Prácticas Agrícolas para Aeroaplicadores

Advertisement