Page 1

Unidos por el Deporte Del 15 de Junio al 15 de Julio de 2016


CALENTAMIENTO

02

( índice )

04-19 21-27

( perfiles y entrevistas ) ( noticias destacadas )

28-29

( infográfico )

31-39 41

2

Fedelian Ligas Deportivas

( galería fotográfica)

COMITÉ EDITORIAL

Fedelian.com

@Fedelianligas

/FedelianTV


PÁG 30

3


EL CAMERINO


Luis Felipe JimĂŠnez Oviedo


EL CAMERINO Luis Felipe Jiménez Oviedo Subgerente de Deporte Asociado y altos logros

Felipe nació hace 36 años en la ciudad de Medellín; reconoce, con orgullo, que su padre es montañero, pues es oriundo del municipio de El Santuario, Antioquia. De su hogar, es el niño de la casa, es el menor de tres hermanos: Andrés, Luna y él. Hace 16 años abrió los ojos su mayor orgullo, Jacobo Jiménez, de quien ha sido padre y madre a la vez, cuenta evidentemente feliz, “vivimos muy contentos, también con mi novia Marcela”, agrega. Desde el principio, es fácil vislumbrar una cualidad que no ha perdido a pesar de su importante cargo: la humildad. Y es que precisamente, él sostiene que mientras más “arriba” se esté, más humilde hay que ser, pues la vida es una ruleta.

“mientras más “arriba” se esté, más humilde hay que ser”

El Capitán América, uno de los personajes favori-

tos de Jacobo Jiménez, tiene cualidades muy similares a las de su padre: son hombres correctos, que luchan por sus ideales, que sienten su patria, que están al servicio de los demás y que les apasiona lo que hacen día a día. Así es Luis Felipe Jiménez Oviedo, actual Subgerente de Altos Logros en Indeportes Antioquia.

6

Que este hombre esté hoy al frente de una de las subgerencias de la entidad deportiva más importante del departamento, no es casual; su preparación y sobre todo, su amor por lo que hace lo han traído hasta aquí, para fortuna del deporte. Su historia con el deporte data desde años atrás, cuando de pequeño se enamoró del voleibol; con orgullo, cuenta que en su colegio, la UPB, quedaron campeones del inter-clases desde sexto hasta once, fue selección junior e infantil, “y no pude continuar porque era bajito, o más bien tronco, lo de bajito es una excusa”, y ríe al reconocerlo. En ese momento crucial en la vida de todo joven, ad portas de obtener el diploma como bachiller, Felipe tuvo que tomar una decisión: el deporte o el estudio. Hoy, es abogado especialista en derecho administrativo, ha escrito dos libros, le gusta mucho el derecho electoral y podría decirse, es un líder innato. Más joven, perteneció a un grupo


Su profesión, precisamente, lo fue acercando al mundo del deporte desde otra perspectiva, ya no como jugador. Fue así como llegó a la Liga de Billar de Antioquia como presidente, así mismo en la Federación Colombiana de Billar; allí marcó historia. Estando a la cabeza de esta disciplina deportiva en el país, hizo grandes eventos, como la Copa Mundo, que fue la mejor que se ha realizado en Colombia y que casualmente, se realizó en su ciudad natal y en el Yesid Santos, coliseo del deporte de sus amores: el voleibol; en un año fuimos sede de 17 Panamericanos, un hito en el tiempo de existencia de la Federación y Confederación.

BILLAR, en la cual se plasmó qué hicieron para darle el nivel que en ese momento alcanzó el billar, “nosotros los billaristas tenemos fama de borrachos y apostadores, pero cuando llegué a la Federación quise darle caché a nuestra disciplina, sacamos el deporte de las cantinas, no quise volver a hacer torneos en bares sino que conseguimos los mejores hoteles y coliseos para hacer nuestros eventos”, recuerda. “El billar para mí es una pasión, es un deporte ciencia porque usted tiene que sumar, restar, multiplicar, dividir, utilizar la física y la mentalidad espacial; tiene que saber cómo van a quedar las bolas en la mesa pues hay unos puntos que se llaman diamantes, y con ellos tienes que multiplicar y usando todo eso haces carambola, el billar es perfecto”, contesta cuando se le pregunta por qué se enamoró de este deporte, una respuesta, además, bastante convincente por la evidente emoción en el tono de su voz.

También, de su tiempo allí es la revista llamada

Desde este año, como él mismo lo dice, ya no tiene

juvenil, fue personero del colegio, representante estudiantil y representante ante el consejo académico de su universidad; ahora, es uno de los líderes deportivos en Antioquia.

7


EL CAMERINO nismo. “Va a ser un tema muy bonito y un incentivo muy importante”, asegura.

Teniendo otras opciones, ¿por qué eligió el deporte?

solo una liga de corazón sino 44 que hay que “cuidar, consentir, y mimar”. A pesar de haber recibido una organización muy precaria económicamente, con trece mil millones en deudas aproximadamente, en cabeza del Gerente, Hernán Elejalde, se ha fusionado esa experiencia profesional y el amor que comparten por el deporte para sacarlo adelante. En su área puntual, la de Altos Logros, Felipe concentra sus esfuerzos “24/7” en función de la razón de ser de su cargo: los deportistas. Si bien, la estrategia debe apuntar a los próximos Juegos Nacionales, Jiménez entiende que es necesaria una formación integral, en la que se forme para el deporte y para la vida, en la que terminada la etapa deportiva, la persona junto con su conocimiento y experiencia siga siendo valorada y útil para el medio. A eso le están apuntando con un proyecto en compañía de la Gobernación y que, aunque aún no desvela, sí regala algunas pistas haciendo señas a la vez que una sonrisa se ensancha en su rostro mientras sus ojos se cierran casi por completo y las cejas pobladas cobran protago-

8

“Porque es un apostolado, se lleva en el alma; no hay nada más bonito para un dirigente que ver la sonrisa de un niño, la sonrisa de un deportista cuando recibe su medalla. Porque el deporte es una labor social, con él construimos paz y desarrollo. El deporte hay que hacerlo hasta por negocio: sirve para la salud, sirve para alejar a los muchachos de los malos vicios, sirve para el free press del país, para que los muchachos tengan un estilo de vida; y nosotros como dirigentes tenemos que buscar lo mejor para que ellos estén contentos, y cuando termine su “vida útil” como deportista, que sepan que cuentan con nosotros para seguir desarrollándose ya sea como monitores, entrenadores o dirigentes”.

¿Qué es lo mejor de esta decisión?

“La satisfacción de verle la sonrisa a un deportista. Uno como dirigente-deportista quiere lo mejor para sus muchachos, los recursos públicos para el deporte siempre van a ser insuficientes, pero si usted es metódico, tiene planeación y maneja una buena estructura, usted hace maravillas, “hace chillar el bolívar” como decía mi papá”, y reaparece esa sonrisa. A propósito de Indeportes y los planes que desde Altos Logros se tienen, el Subgerente más joven de esta entidad trae a la mesa un tema muy sensible en el escenario deportivo del país, y es la realidad de que en Antioquia se invierte en la formación de deportistas, los cuales muchas veces se terminan “llevando” otros departamentos. “Para nosotros sería muy cómodo obrar así. Por ejemplo al atletismo, con los Centros de Desarrollo Deportivo, le damos a esta disciplina cerca de 500 millones de pesos;


EL CAMERINO podríamos guardar eso y en cuatro años serían dos mil millones, con lo que le pagaríamos de sobra a ciertos deportistas y ganar tranquilamente los Juegos Nacionales; pero ahí le estaríamos fallando a nuestra razón de ser y a la comunidad, porque nosotros tenemos que pensar también en una labor social, en la verdadera formación de nuestros deportistas, por eso les brindamos un apoyo técnico, científico y social; pero muchas veces eso no se valora y solo se ve el signo pesos”, puntualiza.

¿Qué le diría a esos deportistas que reciben propuestas de otros departamentos?

“Qué estamos haciendo todo lo posible para asegurar su bienestar, si bien por el tema económico no pudimos empezar de una con todos los planes, ya los estamos haciendo. Nos aliamos con entidades como Fedelian para sacar adelante el deporte, porque somos su casa, Antioquia se lleva en el corazón y en el alma, y eso no se vende; yo no digo que los deportistas que se han ido se hayan vendido, sino que les han dañado la mente desde otras ligas. El mensaje es que no se dejen trabajar, que vienen cosas muy buenas para el deporte antioqueño, que les apuesto que en otros institutos no les van a dar lo que les vamos a dar cuando sean campeones”.

¿Un consejo para los dirigentes deportivos?

“Que hagan las cosas con pasión y tranquilidad, que tengan planeación y amor por lo que hacen. El deporte es una pasión, un estilo de vida que escogemos unos pocos como un apostolado para ayudar a las demás personas”.

¿Qué más quisiera lograr?

“Montar en globos”, ríe, y luego responde acorde al deporte “uno quisiera como deportista y dirigente llegar a lo más alto del deporte en Colombia que sería el Comité Olímpico Colombiano o Coldeportes, independientemente de las instituciones es

donde tú puedas ayudar más a las personas, y gústenos o no, esos cargos públicos sirven para ayudar a que las personas tengan mejor bienestar. Entonces seguiremos luchando con toda la tranquilidad, si Dios nos da la oportunidad de estar más arriba lo haremos con toda humildad y cariño, y si no, estaré apoyando a los amigos que estén ahí; porque lo importante es que gane siempre el deporte antioqueño y colombiano. Así es que donde Dios nos quiera poner, ahí estaremos”. Para la sesión fotográfica, en la que bromea con los “kilitos” de más y esa sonrisa amable no abandona su rostro, descarga a un lado sus elementos personales, entre estos, un llavero del Capitán América, una de las últimas películas que vio con su gran pasión, su hijo, en uno de los planes que más disfrutan hacer: ir al cine. “Cuando eres papá y mamá solo ves por los

9


EL CAMERINO ojos de tu hijo”, y casi que es posible acariciar el amor en sus palabras. Aunque su cargo limita su tiempo libre, todo el que tiene se lo dedica a él, por eso, su lugar favorito en el mundo es su casa.

¿Cómo es un día perfecto para usted?

“Despertarme y ver la persona que quiero a mi lado, darle un beso y salir corriendo a darle otro a mi hijo; desayunar, estar tranquilos, compartir con ellos. Trabajar, hacer lo que me gusta que es el tema del deporte; servir a las personas, a los amigos, hacer las cosas bien, estar en paz con Dios y volver sano y salvo a la casa”. Felipe Jiménez, más allá de las palabras que usa cuando se le pregunta quién es, de verdad lo refleja; es un hombre con vocación de servicio, es familiar, apasionado y luchador. “Mientras tenga una gota de energía lo voy a dar todo por sacar el deporte adelante, el deporte de Colombia pasa por Antioquia, y no seremos inferiores a ese reto”.


Sergio David Díaz PÁG 7


Sergio David Díaz Liga de Canotaje de Antioquia

La represa La Fe, ubicada dentro del Parque Los Salados, en el municipio de El Retiro, además de servir como fuente de abastecimiento y lugar de recreación para las familias antioqueñas, también sirve como uno de los lugares de entrenamiento del canoísta Sergio David Díaz. Mientras se recorre el espacio verde de la reserva, que cada vez parece ser más invadido por el gris, se ve a lo lejos un hombre que a pesar de sus músculos pronunciados, parece acariciar el agua con el remo que sostiene con firmeza y que lo hace llegar justo donde quiere ir –hazaña que pareciera fácil, pero que después de experimentarla, queda absolutamente claro que es talento y virtud de él en el agua-. Sergio David, de 1.85 de estatura, cabello negro y tez morena, confiesa entre risas que este deporte, que es su estilo de vida, no siempre lo tomó tan en serio. ¿Cómo llegar al canotaje, un deporte que no es tan popular, y mucho más viviendo en una ciudad como Medellín? Cuando estaba en el colegio, la Institución Educativa Caracas (barrio Boston), llegó una invitación para empezar a practicar este deporte, y claro, como la mayoría en nuestra época escolar, cualquier excusa para “capar clase” era una buena opción, por desconocida que esta fuera. Quién iba a pensar que a sus 26 años estaría muy cerca de clasificarse a unos Juegos Olímpicos de esta disciplina.

12

“Resulté allá jodiendo con los compañeros, porque al principio uno no va pensando en practicar seriamente, sino que va a tirarse al agua, a nadar, a recochar. Al tiempo hicieron una competencia entre colegios y yo gané, entonces me llamaron de la liga, me dijeron que yo tenía talento y que me inscribiera, entonces lo hice. En ese entonces entrenábamos en el Parque Norte, fui

EL CAMERINO


EL CAMERINO como ocho días y me aburrí; yo también jugaba fútbol, era defensa, me metían allá al bulto para que diera pata, -ríe mientras recuerda-. Entonces me volvieron a llamar y yo no quería volver, me daba mucha pereza el entrenamiento físico, pero me dijeron que íbamos para Guatapé y claro, me convencieron”, cuenta con gracia.

Campeón suramericano en sub-23, al año siguiente, en el 2014, ratificó ese título en la categoría mayores. Hasta ese momento, aún era un juego. La posibilidad de ir a Guatapé y estar fuera de su casa todos los fines de semana fue muy tentadora, después, llegó la “goma” y la decisión de dedicarse a este deporte de lleno. En la actualidad, normalmente está en la represa La Fe mientras se queda en Medellín, en la casa de sus padres, sin embargo declara que no es lo ideal, pues lo normal es que pueda hacer dos entrenamientos en el agua al día, y por la distancia, esto obviamente se dificulta. Así

es que su tiempo en casa es limitado, casi siempre está radicado en Guatapé, en Paipa-Boyacá, o haciendo las concentraciones correspondientes por fuera del país. Sergio es Selección Colombia desde hace cuatro años, desde el 2013 viene consiguiendo logros importantes para su carrera deportiva y para el país. En ese año fue campeón suramericano en sub-23, al año siguiente, en el 2014, ratificó ese título en la categoría mayores. En el 2013, también, fue campeón centroamericano en C1- 200 metros, momento que recuerda con especial cariño, “ese momento en el que estás en el podio, la bandera de Colombia empieza a subir, ver la gente que lo quiere… a uno se le eriza la piel, es algo que nunca se le olvida a uno”, asegura. Los momentos difíciles también los tiene presentes, como el Centroamericano del año pasado en el que quedó de quinto, y que afirma, le sirvió para reevaluarse e impulsarse a trabajar sin descanso por sus objetivos, entre estos, clasificarse a

19


EL CAMERINO los Juegos Olímpicos de Río 2016. El momento llegó el mes pasado en el Campeonato Panamericano que se realizó en Houston, Estados Unidos; lo que estaba fuera de los planes, es que el canadiense, medallista olímpico y mundial, Mark Oldershaw, también buscara su cupo en esta competencia. Sergio David llegó apenas dos segundos después de él, ganando la medalla de plata en la prueba C1-1000 metros (su especialidad). Sin embargo, ese sin sabor también demuestra algo importante: el antioqueño está a escasos dos segundos de un medallista olímpico, es decir, vamos por buen camino; además, aún existe la posibilidad de que Sergio nos represente en las Olimpiadas, pues algunos canoístas clasificados dieron positivo en doping, por lo cual se espera el comunicado oficial que dé a conocer a los que que competirán en sus lugares.

¿Qué otros deportes practicó? “Fútbol, baloncesto, voleibol. Hasta estuve en una banda, tocaba el bombo. También estuve en los boy scouts, hice de todo, -¿y no fue acólito?No, para eso si era muy plaga”, y ríe con picardía.

¿Qué soñaba ser cuando pequeño?

14

“Bombero”, y aunque no se parece mucho a lo que es hoy, podría- mos decir que hay un factor común: el agua.

Entre sus rutinas que comprenden dos entrenamientos en agua y gimnasio para preparar la fuerza o los ejercicios coordinativos –dependiendo de la temporada-, Sergio avanza en sus estudios en Ingeniería Informática en la UNAD, de manera virtual, lo que exige gran disciplina de su parte.

¿Cómo ha sorteado el tema de los apoyos?

“Al principio el mayor patrocinador fueron mis papás, que siempre me apoyaron. A medida que uno va obteniendo buenos resultados ahí si lo van llamando, pero ha sido un proceso muy lento, es difícil empezar, siempre es con las uñas. Hay que perseverar muchísimo, no todo el mundo está dispuesto a sacrificar lo que uno sacrifica por nada. Cuando se consigue el apoyo, ahí sí que hay que luchar, porque entrar es difícil, pero salir es muy fácil. Hoy afortunadamente tengo e l apoyo de C o l dportes, la Federación, Indeportes y la Liga de Antioquia”.

Para este canoísta antioqueño, el que mejor resultados está obteniendo en la actualidad en nuestro departamento, lo más difícil del ritmo de vida que exige el deporte es el hecho de estar tanto tiempo fuera de casa, de la zona de confort; las costumbres, la comida, incluso algo tan simple como la comunicación, que por ejemplo en Cuba era muy precaria. Sin embargo, algo de casa siempre lleva consigo, y son las


EL CAMERINO palabras de su madre antes de una competencia; cuando Sergio está ansioso, ese ser especial sabe qué decirle para tranquilizarlo y reafirmarle sus grandes capacidades. Además, a manera de cábala, antes de competir se da golpes, se anima, se convence de que es capaz, hasta se da cachetadas; ríe cuando lo cuenta, haciendo un gran esfuerzo cuando lo describe, quizá para que no suene muy descabellado, pero no lo es, pues el deporte es pasión, furia, convencimiento, ganas, sacrificios, tristezas, pero sobretodo alegrías.

¿Un personaje que admire?

¿Qué más le apasiona?

¿Y un defecto?

“Viajar en moto, conocer, ir a acampar. Me gusta mucho la naturaleza, los ríos. Cada que tengo tiempo salgo a tirar charco o a acampar”. ¿Prefiere un libro o una película? “Un libro, me gusta mucho leer, sobre todo libros de motivación”.

¿Comida favorita?

“Yuca con mojo y masas de cerdo fritas, es cubana”.

“Serguey Torres. Es un deportista cubano que aunque ya se retiró, compartí con él mucho tiempo y me enseñó muchas cosas. Teniendo poco hacía mucho, admiro su aspiración. Todo lo que aprendí de él me ha ayudado como deportista y como persona, me ha cambiado mucho la perspectiva de lo que hago”.

¿Una cualidad? “Soy paciente”.

“Que a veces por ser tan paciente, soy muy pasivo”, y suelta una risa cómplice, como de aquel que en mente recuerda algo gracioso y no puede evitar que se exteriorice. Sergio tiene un acento paisa bastante marcado, sus palabras destilan una humildad y amabilidad evidentes. Confiesa que una pareja ideal para él, es aquella que lo deje ser libre y comprenda lo que implica su ritmo de vida. Como él mismo lo dice, y también como uno mismo lo concluye, luchador sería una buena palabra para definirlo.


Fernando Gaviria


EL CAMERINO Fernando Gaviria Ciclista Olímpico

El oriente antioqueño es cuna de grandes deportistas que le han dado gloria al departamento y al país. Hace 21 años, en 1994, La Ceja, Antioquia, abrazó con su clima frío entre montañas frescas a otro de sus hijos: Fernando Gaviria. Pudo ser patinador, quizá futbolista o un gran administrador de empresas, pero no, el destino ya se había fijado en su gran talento, al que tarde o temprano llegaría: el ciclismo. Fernando tuvo una infancia apacible, con la tranquilidad que le puede dar a un niño criarse en un pueblo, sin los temores de la ciudad. Practicó los deportes que casi todos en la infancia intentan,

pero seriamente, se dedicó al patinaje, sobre

todo por estar al lado de su hermana, Juliana Gaviria. Desde pequeño presentía que lo suyo era el ciclismo, pero su padre no quiso darle una bicicleta cuando se la pidió, a los 8 o 10 años, porque sabía que era un deporte exigente y temía que se cansara antes de alcanzar todo lo que estaba seguro, podría lograr. “Mi padre era ciclista aficionado, yo lo veía correr y me gustaba mucho lo que hacía, pero en ese momento él tenía sus razones para no dejarme correr. Hoy es el entrenador del club de La Ceja, y me atrevo a decir que puede ser uno de los mejores, porque primero nos cría como niños y luego como deportistas y profesionales, y creo que eso es un punto muy importante; todo lo que me ha dicho me ha servido mucho, y por eso estoy aquí en este momento”, cuenta.

Cuando su hermana se pasó del patinaje al ciclismo, él lo hizo casi al tiempo. Gaviria sabía


EL CAMERINO hace mucho dónde quería estar, pero como dicen por ahí, “los tiempos de Dios son perfectos”, y él supo esperar su momento. Hoy, con tan solo 21 años de edad, acumula en su palmarés varios campeonatos mundiales en ciclismo de pista, en la prueba ómnium; en ruta, también ha ganado etapas en el Tour de San Luis, La Provence y Tirreno Adriático.

En ruta, también ha ganado etapas en el Tour de San Luis, La Provence y Tirreno Adriático.” Sin saber de dónde, Gaviria se ha ganado el apodo de “el misil”, pero aprovecha la oportunidad para confesar que no le gusta, “estamos en un país golpeado por la violencia, nosotros los deportistas tratamos de cambiar esa perspectiva de Colombia, entonces no me gusta ese apodo porque ¿qué significa un misil?, violencia, guerra; no creo que sea el más adecuado”.

14

Fernando siempre lleva una camándula, a diferencia de lo que se dice, que es para la suerte, en realidad la lleva porque es un regalo de su hermana al cual le tiene mucho cariño; para la suerte o no, esta ha sido testigo de sus mejores momentos en el ciclismo, por ejemplo, el año pasado cuando le ganó a uno de los ciclistas que para él es el mejor del mundo, en el Tour de San Luis, “no dormí como en tres noches, todo inició en el tour de San Luis cuando le gané a Cavendish, además uno de los grandes equipos de Europa me estaba mirando y me quería tener en sus listas; eso fue demasiado importante para mí porque ese era el sueño que algún día me había planteado y se me estaba cumpliendo a temprana edad. Todo pasó tan rápido, pero hoy podemos estar tranquilos porque ya tenemos el contrato y estamos haciendo las cosas bien”, contesta cuando se le cuestiona por uno de los mejores momentos que le ha dado el ciclismo a su vida.


EL CAMERINO carreras continuas. Con este ritmo de vida, pudo terminar el bachillerato, pero aún no ha iniciado una carrera universitaria, aunque le gustaría estudiar Administración de Empresas.

¿Soñabas con lograr algo así?

“Creo que lo soñé algún día, pero era de esos sueños casi imposibles, y hoy me siento muy satisfecho de haberlo logrado”.

¿Y un momento difícil?

“La caída de Milán - San Remo este año. Faltaba muy poco para terminar, estaba cerca de poder ganar”.

¿Ruta o pista?

“Prefiero la ruta, es mucho más exigente, de fuerza mental, de sacrificios. Eso me gusta más”.

¿Un ciclista que admire?

“A todos, porque yo siendo ciclista sé de los sacrificios necesarios para lograr terminar una carrera, entonces todos merecen admiración”. Cuando Fernando está en su tierra natal, aprovecha para estar con sus amigos y familia, pues de cierta manera el deporte le ha quitado momentos valiosos con ellos. También sale a entrenar por el oriente antioqueño, pues debe mantenerse en forma de cara a los viajes, que pueden significar uno o dos meses de

Fuera de competencia Fernando es poco conversador, conciso con sus palabras; pero en las pistas y carreteras, quienes saben, dicen que es rápido, fuerte, resistente, combativo, eficaz, sagaz e inteligente. Su entrenador José Julián Velásquez lo describe como un “fuera de serie”, a lo que él responde, entre risas, que debe ser por el aprecio que le tiene. Luego, hablando “seriamente”, aclara que quizá se le dan esos atributos porque es alguien que no se rinde fácil y que ha sacado adelante carreras muy complicadas, sin embargo, asegura que aún le falta mucho para alcanzar esos ciclistas que para él en realidad son fuera de serie, como Eddy Merckx.

¿Qué piensa cuando lo catalogan como una de las promesas del ciclismo colombiano? “En realidad es presión, no me veo como una promesa, simplemente quiero hacer lo que pueda y hacerlo ya, porque quizá luego no tenga la oportunidad, entonces siempre me mantengo pensando en el momento que estoy viviendo”.

¿Y hay algo con lo que sueñe?

“Con ser una persona ejemplar para varios jóvenes. Y en el ciclismo, pues hay demasiadas carreras que quiero ganar”.

¿Qué les dirías a esos jóvenes para los cuales quieres ser un ejemplo?

“Que sueñen como puedan, con lo que quieran, porque en ocasiones eso se hace realidad. No podemos soñar con cosas mediocres porque vamos a seguir siendo del montón, en cambio, si soñamos en grande y se cumple, podemos ser diferentes”. Fotos cortesia de Fernando Gaviria

19


11


NOTICIAS DEPORTIVAS

PÁG 7


El Inder Medellín y Fedelian trabajando Unidos por el Deporte

Inder Medellín y Fedelian le apuestan al deporte y

ven en este una herramienta de transformación y cohesión social, por eso trabajan juntos desde hace tres años en beneficio no solo del deporte sino de las comunidades a las que impactan.

Estas dos instituciones tienen un convenio que abarca todo el tema de juzgamiento y eventos deportivos a nivel de la subdirección de fomento deportivo del Inder, pero este convenio va mucho más allá de lo deportivo y genera un impacto social que se convierte en artífice de bienestar y articulación comunitaria. El convenio, abarca tres líneas importantes, las cuales se resumen en las escuelas populares, el deporte comunitario y el sector educativo. Dentro de lo que se ha realizado a través de estos tres años, se han beneficiado un promedio de 350 mil usuarios, en 30 disciplinas deportivas aproximadamente, las cuales se ejecutan desde paradas individuales con duración de un solo día, hasta torneos con tres y cinco meses de ejecución.

22

Los deportes incluidos dentro de este convenio van desde los más convencionales como el fútbol, baloncesto, voleibol, fútbol de salón; hasta otros no tan populares como el ultimate, palo troque, bádminton, rugby, entre otros. De esta manera, además de ser incluyentes, se contribuye a la articulación social por medio de una actividad sana y beneficiosa para la comunidad y se masifica el deporte e incluso se despiertan posibles nuevos talentos. Así, estos programas llegan a un número de públicos que no excluye edades, gustos o territorios. En la población estudiantil, se trabaja con niños entre los 6 y 18 años de edad con los torneos escolares e indercolegiados; también se llega al sector universitario en el que se benefician personas desde los 17 hasta más de 40 años. Por el lado de la línea comunitaria, se manejan todos los eventos y torneos a nivel ciudad que son organizados desde las juntas de acción comunal o las empresas, siendo canalizados por el Inder; estos torneos se realizan los fines de semana, a


RANKING RANKING diferencia de los del sector educativo, por lo cual se genera una gran oferta, casi que de lunes a lunes. En la línea de las escuelas populares, los beneficiados son los niños y jóvenes que hacen parte de los programas, con unos eventos puntuales para esta población. En este convenio, además del tema del juzgamiento también es vital la parte de la capacitación y educación de los formadores, docentes y entrenadores de las instituciones educativas, tanto públicas como privadas. En síntesis, es un convenio muy amplio, maneja mucha población con diferentes características y necesidades, las cuales son cubiertas por personas y entidades idóneas para este trabajo, como las ligas, entidades que tienen prioridad y garantía para ser tenidas en cuenta en este convenio de acuerdo a las disciplinas trabajadas, otro ítem que garantiza Fedelian, entidad que las agrupa y que trabaja en pro de su crecimiento. Es así como el Inder y Fedelian, a través de este convenio de asociación en el que ambos aportan recursos, le apuestan a trabajar Unidos por el Deporte en las 16 comunas de Medellín y sus cinco corregimientos; llegando a cambiar la vida del joven que practica el deporte, su madre que se siente afortunada de que haya tomado este camino, el tendero o comerciante que vende sus productos en el evento, toda la familia que se une alrededor de este, el árbitro que tiene estabilidad económica; y así, una vasta lista de personas a las que impacta el proyecto, el cual innegablemente aporta a la construcción de una mejor ciudad. Fotos cortesia del INDER


El renacer de la Liga Antioqueña de Tejo

La parte competitiva del deporte autóctono

de Colombia venía en declive en nuestro departamento desde hace un par de años; hoy, con el Comité Pro Liga conformado por Alba Rocío Echavarría, Jairo Zapata y Gustavo López, quienes han asumido la dirección de la misma, la historia es otra. Desde este año, las delegaciones antioqueñas han tenido la oportunidad de hacer sus representaciones a nivel nacional, pues hace dos años que los deportistas no participaban en torneos categoría juvenil y sub 25, y ahora que se ha hecho el esfuerzo, los resultados han demostrado que vale la pena trabajar en estos procesos.

24

En Armenia, la Selección Antioquia Juvenil se coronó campeona por primera vez en la historia del tejo antioqueño en el Torneo Nacional de esta categoría; mientras que en Turbaco, la Selección Antioquia sub-25, en femenino, alcanzó oro en manos, bronce en

equipo, bronce en duplas, bronce en individual, bronce en puntaje general y bronce en todo evento; mientras que en masculino logró plata en individual, plata en duplas y bronce en puntaje individual. José Alirio Rodríguez es el actual entrenador de todas las categorías de la Liga, y ve en este renacer de la liga una oportunidad para engrandecer el deporte que juega por herencia y que ahora enseña. Por eso, en beneficio del deporte autóctono del país, espera que al frente de la Liga, después de la Asamblea Electiva, continúen personas apasionadas y comprometidas con esta disciplina. Por el momento, los planes a corto plazo se concentran en masificar el tejo por los diferentes municipios del departamento antioqueño, y asimismo, volver a tener en cuenta a muchos jugadores que estaban marginados de la Liga. En el tema de la masificación, es vital la creación de semilleros, pues según cuenta el entrenador, los


RANKING RANKING procesos se han desvanecido poco a poco, sobre todo cuando retiraron a una de las monitoras que se encargaba de dar a conocer esta disciplina en diversos municipios como Santo Domingo, Copacabana y El Peñol. Es por esto que desde la parte técnica, José Alirio hace un llamado para que se nombre nuevamente a una monitora, que le ayude a él en esa tarea de recorrer la geografía antioqueña y enamorar a jóvenes y niños del tejo. Si bien ya hay un trabajo adelantado en municipios como Urrao, Anzá, El Peñol, El Carmen de Viboral y Marinilla, lo que suma alrededor de 160 niños y 60 niños practicando el deporte, si hay otro apoyo será más probable que ese número aumente, se fortalezca y perdure en el tiempo. Para lograrlo, desde la Liga consideran que en los municipios deberían brindarle al tejo la atención que le dan a otros deportes, “porque por ejemplo, muchas veces a los niños les gusta el deporte, pero como no hay mayor apoyo, ni siquiera para un uniforme, prefieren irse a jugar fútbol o baloncesto porque allá sí se los dan; entonces garantizar por lo menos ese tipo de apoyos mínimos, porque si esa responsabilidad recae solo sobre nosotros, es muy difícil”, dice José Alirio. En este sentido, lo ideal sería que en los municipios del departamento haya siquiera un líder que pueda coordinar los planes de trabajo que inicia la liga y así garantizar la mejoría y continuidad de los deportistas. “A eso quisiéramos llegar, y yo sé que si tenemos el apoyo de Indeportes podemos llegar muy lejos y construir verdaderas promesas para el deporte colombiano”, asevera.

27


La Liga Antioqueña de Judo le apuesta a una reestructuración administrativa

Actualmente, la Liga Antioqueña de Judo se

encuentra en una reforma administrativa, producto de la propuesta que desde el inicio trajo consigo el Presidente de la misma, Luis Eduardo Ochoa, quien está a la cabeza de la Liga desde el 2014 pero que está vinculado a esta desde hace 35 años desde diferentes roles: deportista (ha sido el único judoca antioqueño que ha ido a unos Juegos Olímpicos), entrenador y ahora dirigente. Luis Eduardo decidió poner a disposición de la liga toda su estrategia deportiva y administrativa, con lo cual ha planteado una basada en los conceptos de inclusión, democracia y participación. Teniendo estos pilares, la idea es hacer una planeación que garantice la sostenibilidad y viabilidad de la liga a través de un plan estratégico, que ya está definido en una misión y visón, elaborado por varios participantes.

26

Es así como esta visión, antes que a lo competitivo, le apunta a lo social desde una estructura empresarial. Según el Presidente, ha habido

problemas para que las personas entiendan que el deporte de alto rendimiento es muy costoso e incluso insostenible para una liga, en especial la suya, de un deporte que no es tan popular; es por eso que esa no debe ser la prioridad según él, lo cual no quiere decir que se abandonará o acabará, por el contrario, el fin de este plan también es el deporte competitivo, crear una empresa tan sólida que pueda apoyar verdaderamente a los deportistas. Es por esto que Ochoa ha sido muy crítico con el sistema nacional del deporte, pues sostiene que no todos los recursos pueden salir del estado, sino que cada liga debe buscar su auto-suficiencia, y asegura que esta se puede lograr poniendo un ejemplo propio: en el 2015 cerraron el año con 20 millones de “ganancia”, por llamarlo de alguna manera, dinero que les ayudó a iniciar el 2016; aún más con la coyuntura por la que pasa Indeportes Antioquia en el cambio administrativo. Así es que la Liga de Judo, concentra su presente en el plan estratégico, en un principio con la


RANKING RANKING

socialización y sensibilización en toda la comunidad judoca, para que entiendan y apoyen, porque entre otras cosas, es necesario un buen equipo (comunicaciones, director ejecutivo, coordinador de eventos, secretaria, entre otras personas) para lograr vender y explotar todas las unidades posibles de negocio, como lo son los eventos, los ascensos, las capacitaciones, entre otros.; ítems que el presidente encuentra vitales para el fortalecimiento de la entidad. Teniendo en cuenta todo lo anterior, Luis Eduardo se ha proyectado una liga que aporte no solo a lo deportivo, sino también a lo social, pues encuentra en el deporte, por ejemplo, una alternativa para contribuir al proceso de paz, captando a más jóvenes de escasos recursos para que practiquen un deporte, y salvarlos de la violencia y tantas otras realidades que amenazan a la juventud. De igual manera, dentro de ese plan, están también incluidos los muchachos más favorecidos, pues el deporte, concretamente el judo, ofrece un componente axiológico que se divide en: ayuda y prosperidad mutua y máxima eficacia con el mínimo esfuerzo; y según el Presidente, esos dos principios aplicados a la vida de cualquier ser humano, sea cual sea su condición, marcan la diferencia en cualquier aspecto de su vida:

social, personal, laboral o afectivo. Con este proceso de gestión de calidad, el sueño es lograr ser una liga autónoma, sostenible, con una sede propia y un equipo de trabajo comprometido. Ser una liga que marque la diferencia a nivel departamental, nacional e internacional. “Que seamos ejemplo como una liga que contribuye al mejoramiento de la calidad de vida antes que al mejoramiento de los resultados; obviamente los resultados se darán como consecuencia de este buen trabajo, pero precisamente si a través del deporte los muchachos pueden ganar beneficios, becas, oportunidades, ingresos, con eso puede competir tranquilo, y los resultados mejorarán automáticamente”, concluye.

27


Ritual de la Felicidad R

Levántate

temprano

10

11 12

1 2

9

3

8 7

6

5

4

Ejercítate Visualiza

tu día

Quiérete mucho Sonríe,

Da las

canta,

baila

gracias Fíjate metas

Aprende algo nuevo

Compártelo Descansa

zzzz z

z https://t.co/4IYNs3ENoQ


,


EN LA MIRA


Campeonato Nacional sub-35 de Bolo


Exámenes de ascenso Liga Antioqueña de Hap Ki Do


Copa Antioquia

1ra Vรกlida Duatlรณn


Final Nacional de Ajedrez Clasificatoria a la olimpiada mundial


5 Internacional Open POOMSAE de Taekwondo GM Oskar Posada Ríos


Campeonato Suramericano sub 16 de Polo Acuรกtico


COMITÉ EDITORIAL Presidente

Julio A. Vélez Trujillo

Gerente

Álvaro Taborda García

Dirección

Juan Camilo Vélez Restrepo

Maquetación y Diseño

Andres Esteban Moreno Buitrago

Redacción

Juliana Carvajal Castrillón

Fotografía

Valeria Muñoz Ospina

Investigación

Paulina Guerra Giraldo FedelianLigasDeportivas

Fedelian.com

@Fedelianligas

/FedelianTV

Revista Unidos por el Deporte edición 20  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you