Page 1

en portada <<

La

cรกmaradesecreta

Teotihuacรกn


El complejo arqueológico de Teotihuacán guarda en su interior muchos secretos que poco a poco se están revelando. Descubierto por los españoles ya vacío, lo consideraron como una ciudadela militar. Nada más lejos de la realidad. El reciente hallazgo de un túnel y varias cámaras hace especular si en esta ciudadela se halla la puerta al inframundo… Josep Guijarro / Patricia Hervías Fotos: Xcriptum e INAH

a fría mañana mexicana quiso recibirnos con algunas gotas de lluvia. Llegamos a primerísima hora al complejo de Teotihuacán, la ciudad donde nacieron los dioses. Hace ya más de un siglo, en 1910, se iniciaron aquí los primeros trabajos arqueológicos y, hasta la fecha, no se ha logrado dar respuesta a los numerosos interrogantes que se ciernen en torno a esta ciudadela. El último gran desafío saltó a los medios de comunicación hace unos meses. Especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia –INAH-Conaculta– localizaron, a doce metros de profundidad, la entrada de un misterioso túnel que parece conducir a las mismísimas entrañas del templo de la Serpiente Emplumada. Debajo del mismo, según todos los indicios, se extiende una serie de inquietantes galerías, una suerte de puerta al inframundo. El templo de Quetzalcóatl se ubica al Norte del complejo arqueológico y es uno de los edificios más bellos del México prehispánico. La alfarda está decorada con grandes cabezas de serpientes con el cuerpo cubierto de plumas, así como con motivos florales. Se trata de las representaciones de Quetzalcoatl y Tlaloc –el dios de la lluvia, simbolizado por una flor de once pétalos–, respectivamente. No hay ningún turista a la vista. La mítica Calzada de los Muertos se extiende frente a nosotros inusualmente vacía en sus cuatro kilómetros de longitud. Además, la fina lluvia matinal dota al entorno de un aire espectral. Elba Ortega, la arqueóloga forense que nos acompaña, se detiene frente a la entrada de un templo, junto a la pirámide de la Luna, y de repente comienza a dar palmas. Un extraño eco viene devuelto: “Quetzalcóalt os da la bienvenida” -nos dice. Al parecer, los sacerdotes teo-

L

en181-teotihuacan  

La de e n p o r t a d a &lt; &lt; El complejo arqueológico de Teotihuacán guarda en su interior muchos secretos que poco a poco se están rev...