Issuu on Google+


A Rosana, la principal culpable de este hermoso viaje, quien soportó algunas largas sesiones de trípode va y filtro viene. Y a mi hijo Pablo, que sin saberlo, nos acompañó en todos y cada uno de los 4500 kilómetros que recorrimos buscando el rostro de la naturaleza.


Y cogiendo la hoja de papel, leyó todo el documento con la vista turbada y la voz enronquecida de emoción, subiendo desde la última letra hasta la primera. Estaba redactado en estos términos: In Sneffels Yoculis craterem kem delibat umbra Scartaris Julii intra calendas descende, audax viator, el terrestre centrum attinges. Kod feci. Ame Saknussemm. Lo cual, se podía traducir así: Desciende al cráter- del Yocul de Sneffels que la sombra del Scartaris acaricia antes de las calendas de Julio, audaz viajero, y llegarás al centro de la tierra, como he llegado yo. Ame Saknussemm.


Al leer esto, pegó mi tío un salto, como si hubiese recibido de improviso la descarga de una botella de Leyden. La audacia, la alegría y la convicción le proferían un aspecto magnífico. Iba y venía precipitadamente; oprímíase la cabeza entre las manos; chocaba las sillas; corría de lugar los libros: tiraba por alto, aunque en él parezca increíble, sus inestimables geodas: repartía a diestro y siniestro patadas y puñetazos. Por fin, se calmaron sus nervios, y, agotadas sus energías, se desplomó en la butaca. -¿Qué hora es? -preguntó, después de unos instantes de silencio. -Las tres -le respondí. -¡Las tres! ¡Qué atrocidad! Estoy desfallecido de hambre. Vamos a comer ahora mismo. Después... -¿Después qué...? -Después prepararás el equipaje. -¿Su equipaje?-exclamé. -Sí; y el tuyo también -respondió el despiadado catedrático: entrando en el comedor. Julio Verne, Viaje al centro de la Tierra

Y después,… Rosana con Pablo en sus entrañas y yo pusimos, un mes de julio de 2011, rumbo a Islandia. 4500 kilómetros de carreteras y caminos recorridos para conocer “el rostro de la naturaleza”


Pรกginas anteriores Svartifoss (Parque Nacional de Skaftafell), Carretera NI en las proximidades de Hรถfn, frailecillo en Latrabjarg.


El rostro de la Naturaleza

Portfolio


Notas sobre las fotografías: Todas las fotografías de este portfolio fueron realizadas durante el mes de julio de 2011, en un viaje que no pretendía ser un reto fotográfico. Las fotos que aquí se exponen no representan más que una mínima parte de lo que Islandia ofrece al naturalista, al fotógrafo o al viajero, ni siquiera es una mínima parte de lo que yo vi y disfruté con Rosana recorriendo el país por la “Ring road”. Muchos lugares tan espléndidos o más que estos quedaron para otro momento, entre ellos el interior de la isla. Godafoss, Dettifoss, Gullfoss, Mýtvatn, Thingvellir, los enormes sandares del sur, y muchos lugares más se quedan sin buenas imágenes: muchas veces por falta de pericia, otras por falta de luz, de tiempo, o porque coincides con un montón de viajeros más y necesitas estar sólo,...El viaje continúa, es un “roadmovie”, no puedo detenerme cada dos por tres, ¡que más quisiera!, ¡no puedo abarcarlo todo!. Año y medio después, monté una pequeña exposición en la librería Del Burgo en Palencia, un par de entrevistas para los medios locales y las imágenes y los momentos vividos pasan de nuevo por mi cabeza. El rostro de la naturaleza vuelve y te dejas atrapar. Ahora toca el portfolio, y ... ...Si pudieramos volver...


Todas las imágenes fueron tomadas con el siguiente material fotográfico: Canon EOS 7D y 300D, objetivos Canon 10-22mm, 17-85mm y 100-400mm. Rótula de bola y trípode Manfrotto 190xProb. Filtros polarizador circular Hoya, degradados Lee y Format Hitech, de densidad neutra Hoya ND4 circular que a veces combino con otros lo que da un problema de dominantes magentas difícil de resolver. Las imágenes se revelan realizando ajustes de temperatura de color, exposición, brillo y contraste de forma general. No se hacen ajustes de tono, cambios de color, saturaciones exageradas, clonaciones, etc. En muy pocas tomas, 7 u 8, se realiza un tratamiento por zonas para ajustar más el contraste o la exposición, nada más. En otra pocas tomas se utiliza un degradado digital en lugar de los filtros pues el tiempo apremia, hay mucha gente en el mismo lugar y se puede perder la toma, o simplemente llueve. No hay HDR y sólo una panorámica a partir de varias imágenes, el resto son extracciones de una única imagen. Si llegas hasta aquí es que lo has disfrutado, ¡me alegro! Un saludo, Fernando Diez Vegas En Palencia, 16 de marzo de 2013.


“Cuando emprendas tu viaje a Itaca pide que el camino sea largo, lleno de aventuras, lleno de experiencias� Cavafis


El rostro de la naturaleza