Page 1


Pรกgina 2


Pรกgina 3


AÑO XXVIII - Nº 151 - FEB./MAR. 2012 DIRECCION GENERAL G u i l l e r mo Rodr í g u e z

El genoma del girasol ya está entre nosotros

E.E.A. PARTICIPANTES PERMANENTES MARCOS JUA R E Z OLIVEROS E.E.A. PARTICIPANTES POR EDICIONES MANFREDI – RAFAELA – PARANA R E C O N Q U IS TA – BA L C A R C E P E R GA M I NO - BARDENAVE SA N T I AGO DEL ESTERO

UNA PUBLICACION DE

COORDINACION Alejandro Rodríguez arodrigez@desarrolloargentino.com

SUPERVISION REGIONAL Luis Farruggia lfarruggia@desarrolloargentino.com ------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Callao 124 PB. B - Tel.: 0341-4302762 Joaquín V. González 1054 Tel./Fax: 0341-4306816 2000 Rosario - Santa Fe

REVISTA DESARROLLO ARGENTINO R.N.P.I. 317.467- ISSN 0328-7432 info@desarrolloargentino.com VENTAS ventas@desarrolloargentino.com PAGINA WEB www.desarrolloargentino.com DIAGRAMACION&DISEÑO: diagramacion@desarrolloargentino.com

INFORMACION DE SUSCRIPCION: Desarrollo Argentino se edita especialmente para todo aquél que esté vinculado —directa o indirectamente— con todos los aspectos de la industria agropecuaria, tanto en el campo como en el comercio. Se distribuye entre bancos, bibliotecas, universidades y escuelas agrícolas; Ingenieros agrónomos; veterinarios y fitotécnicos. Para afbricantes, agentes y distribuidores de maquinaria y abastecimiento agrícolas. SUSCRIPCIONES: Dentro de Argentina $ 180.Desarrollo Argentino es una marca registrada. Derechos registrados.Se autoriza la reproducción de los artículos,siempre que se mencione la fuente . La Editorial no se responzabiliza por el textos y material fotográfico entregado por el anunciante, en cuanto la validez de derechos y registros sobre los mismos .

Página 4

El INTA participará de la 18.º Conferencia Internacional que se realizará del 27 de febrero al 1 de marzo en Mar del Plata y Balcarce. “Conocer la secuenciación permitirá profundizar en mejoramiento genético”, destacó el especialista Carlos Feoli.

D

urante la 18.º Conferencia Internacional de girasol, del 27 de febrero al 1 de marzo en Mar del Plata y Balcarce –Buenos Aires–, investigadores de la Universidad de British Columbia (Canadá) presentarán el primer borrador del trabajo de secuenciación del genoma de la oleaginosa, tal como informó la Revista RIA. El encuentro, auspiciado por el INTA, contará con la presencia de referentes científicos nacionales e internacionales que cubrirán todo el abanico de especialidades relevantes para el cultivo, desde los genes hasta la economía de mercados para aceite y harina de girasol. Carlos Feoli, especialista del INTA Pergamino y presidente de la Conferencia, aseguró que el instituto es “sin dudas, un referente a escala mundial en este cultivo y su participación es muy relevante tanto en lo económico como en lo técnico y académico”. En las jornadas, más de 40 trabajos serán de técnicos del organismo. Por su parte, Antonio Hall, presidente del Comité Organizador Local e investigador dela UBA, destacó: “El hecho de que la Argentina sea anfitriona de la reunión reviste particular importancia porque permite colocar en la vidriera global las importantes contribuciones logradas por investigadores de nuestro país en muchos aspectos de investigación en girasol”. Durante el encuentro el investigador de la Universidad de British Columbia y director del proyecto, Loren Rieseberg, presentará el borrador del trabajo de secuenciación del genoma del girasol que permitirá localizar genes de eventos de importancia agronómica para lograr cultivos de mayor calidad y con mejor adaptabilidad. “Este encuentro nos pareció el mejor momento para la presentación de los resultados, ya que es de interés para prácticamente todos los participantes y se espera que esta investigación ayude a conducir el futuro y los esfuerzos en mejoramiento de girasol”, manifestó Rieseberg. Según advirtió el investigador canadiense, la secuencia “aún no está completa”, aunque adelantó que los resultados podrían ser de utilidad para mejorar este cultivo y entender su evolución a través del tiempo. Para Hall, “disponer de la secuencia del genoma significa lograr una ‘hoja de ruta’ que indique la disposición de las ciudades (genes) sobre cada camino (cromosoma), para diseñar estrategias y analizar más detalladamente cada ciudad, comparar ‘hojas de rutas’ de diferentes países (especies) y entender el modo en que han surgido y se han desarrollado (evolución)”.


Asimismo, Feoli explicó que “conocer el genoma permitirá trabajar con mayor profundidad en el mejoramiento genético de las líneas cultivables, tolerancia a enfermedades, resistencia al déficit hídrico y mayor sanidad”. Con esta presentación, entonces, el girasol ingresaría al reducido grupo de especies cultivadas por el hombre cuyo genoma fue secuenciado en los últimos seis años junto con el arroz, la soja, el maíz, el sorgo y el trigo. Luego de dos años y medio de investigación, el equipo de British Columbia que trabaja en la secuenciación con profesionales de la Universidadde Georgia (Estados Unidos) y del INRA (Francia), utilizará la secuencia del genoma del girasol para identificar los cambios genéticos responsables de rasgos clave en la domesticación y mejorar la comprensión acerca de cómo las especies salvajes de girasol se originaron y adaptaron a nuevos ambientes, entre otras líneas de acción. Actualmente, en este país se está trabajando en una serie de avances para la identificación de genes. Uno de ellos es la plataforma automática de fenotipado para identificar variedades más tolerantes a la sequía y más eficientes en el uso del agua de cualquier cultivo que se presentará durante el tercer día de la muestra que se llevará a cabo en Balcarce. Allí también se podrá conocer el chip de girasol, útil para identificar los genes que se expresan en un determinado momento en la planta para, así, mejorar su productividad y respuesta frente a diversos factores ex-

ternos. Según manifestó una de las investigadoras responsables del proyecto, Paula Fernández, del INTA Castelar, “este chip o micromatriz de alta densidad es un desarrollo tecnológico que busca ser utilizado en estudios de expresión génica asociados a respuestas de estrés biótico y abiótico”. En el caso de la secuenciación, si bien Rieseberg manifestó quela Argentinano participó de este proyecto (excepto a partir del 2012 mediante una serie de empresas privadas de semillas que financian la investigación), reconoció que este país “está jugando un papel muy importante en lo referido a genética del girasol”.En esta línea, Hall señaló que el hecho de que la muestra se realice en la Argentina, posiciona a ese país “en la vidriera global las importantes contribuciones logradas por investigadores locales en muchos aspectos de investigación en girasol”. A su vez, el co-presidente del Comité Científico, Luis Aguirrezabal, recalcó la “gran interacción que hay entre instituciones públicas y privadas argentinas para este encuentro” ya que el tercer día de la conferencia se realizará en la sede del INTA Balcarce donde se mostrarán los mayores avances y know how que tiene la Argentina desde punto científico-tecnológico”. El encuentro se realizará hasta el 1.º de marzo en el Sheraton Hotel de la ciudad bonaerense de Mar del Plata y la Unidad Integrada Balcarce.

Página 5


Girasol: “El INTA está involucrado en su investigación” Así lo destacó Facundo Quiroz, especialista del INTA, quien junto a referentes nacionales e internacionales recorrieron la experimental de Balcarce, en el marco del cierre de la 18.º conferencia internacional.

L

a Argentina es uno de los tres grandes productores mundiales de girasol y el segundo exportador de esta oleaginosa. En este contexto, la Unidad Integrada (INTA – Facultad de Ciencias Agrarias de la UNMdP) como referente nacional fue sede de una visita realizada en el marco de la 18.º conferencia internacional de girasol. Facundo Quiroz, especialista en girasol del INTA Balcarce, destacó la importancia de la visita y explicó que “el organismo, además de formar parte dela Asociación de Argentina de Girasol (Asagir), está muy involucrado con las investigaciones de este cultivo, especialmente en aquellas referidas al mejoramiento genético, calidad, productividad y estabilidad productiva, inocuidad y seguridad ambiental”. Por su parte, Luis Aguirrezabal, docente dela Facultadde Ciencias Agrarias e investigador del Conicet, aseguró que “el encuentro es una oportunidad única que nos permite mostrarle al mundo nuestras capacidades y conocimientos con respecto a la oleaginosa”. Entre las dinámicas de las que participaron los visitantes se destacaron el embolsado y extracción en silobolsas. “El INTA exporta esta tec-

Página 6

nología a más de 20 países y fue una temática de sumo interés por parte de los científicos internacionales”, explicó Leandro Cardoso, especialista en poscosecha de granos de la experimental. El día de campo en el INTA Balcarce también contó con una recorrida por los cultivos y laboratorios en el que se observaron al menos 50 híbridos


Facundo Quiroz: “El INTA trabaja en materia de mejoramiento genético, calidad y productividad, entre otras caracterísitcas del girasol”. nacionales e internacionales de girasol. Además, participaron de la demostración de la plataforma automática de fenotipeado de plantas, un sistema que permite identificar los híbridos más tolerantes a la sequía, mediante un programa informático que determina la cantidad exacta de agua que se suministra a cada planta.

Genoma a la vista Durante la conferencia el investigador de la Universidad de British Columbia y director del proyecto, Loren Rieseberg, presentará el borrador del trabajo de secuenciación del genoma del girasol que permitirá localizar genes de eventos de importancia agronómica para lograr cultivos de mayor calidad y con mejor adaptabilidad. Según advirtió el investigador canadiense, la secuencia “aún no está completa”, aunque adelantó que los resultados podrían ser de utilidad para mejorar este cultivo y entender su evolución a través del tiempo. Asimismo, Carlos Feoli, especialista del INTA Pergamino y presidente de la Conferencia, explicó que “conocer el genoma permitirá trabajar con mayor profundidad en el mejoramiento genético de las líneas cultivables, tolerancia a enfermedades, resistencia al déficit hídrico y mayor sanidad”. Página 7


Poscosecha: los granos también quieren aire acondicionado Técnicos del INTA recomiendan airear o refrigerar los granos para optimizar su calidad. Una tecnología para evitar pérdidas y mejorar el guardado.

L

os granos no deben ser almacenados a altas temperaturas ya que su calidad en poscosecha puede disminuir notablemente. Por esto técnicos del INTA trabajan en un controlador programado para encender automáticamente los ventiladores de aireación cuando la temperatura ambiente sea inferior a un valor programado. “Los resultados demostraron que en el verano la temperatura del trigo llega a disminuir desde la inicial de más 30 °C, a 25,2 °C en una localidad cerca de Pergamino. No obstante, para limitar el desarrollo de insectos y disminuir mermas, la temperatura óptima de conservación debería ser menor a 17 °C”,

Página 8


explicó Ricardo Bartosik, especialista del INTA Balcarce. Para evitar pérdidas y ganar en calidad la mejor receta es guardar los granos secos y fríos. Para el técnico “si están húmedos y calientes respirarán, serán atacados por insectos, perderán peso y la calidad final será menor al igual que el tiempo de almacenamiento”. En muchas zonas agroclimáticas de la Argentina, la aireación tradicional no permite enfriar los granos a una temperatura óptima (menos de17°C) en la época estival. Para optimizar la calidad del grano almacenado, los técnicos del INTA Balcarce y Pergamino evaluaron la tecnología de refrigeración artificial de granos como una principal alternativa a la aireación tradicional. Por ejemplo, en Pergamino y su zona de influencia, el 9 de enero de 2012 se registró la máxima temperatura de los últimos 45 años, de 41,9 grados a las 14.50 horas. Bajo estas condiciones, no es posible utilizar aire ambiente para enfriar el grano. Estas mismas limitaciones climáticas se repiten en toda la región centro y el norte del país. Rubén Roskopf especialista de INTA Pergamino revela que “la refrigeración de granos consiste en utilizar equipos frigoríficos para modificar y acondicionar artificialmente el aire ambiente entregándolo al granel a una temperatura más baja”. También en algunos equipos, se puede modificar el contenido de humedad del aire para evitar el rehumedecimiento o sobresecado de los granos durante el proceso de refrigeración, amplió el especialista. En detalle, los equipos de refrigeración pueden funcionar las 24 horas por lo que, dependiendo del caudal, en pocos días se logra enfriar el granel, lo cual minimiza los riesgos de deterioro. Puntualmente, los equipos son portátiles, cuentan con chasis y ruedas por lo cual

pueden desplazarse dentro de una planta de acopio. La forma de conexión más habitual es retirando los aireadores instalados en el silo y en su reemplazo conectar el conducto aislado proveniente del equipo de frío, coinciden los técnicos.

Números fríos En la agroindustria se demanda materia prima de calidad con alto nivel de sanidad e inocuidad. Por esto resulta clave esta tecnología en granos. Para Roskopf, la amortización del equipo se debe considerar en función del tipo y valor de grano a refrigerar, tamaño del equipo, volumen y localización geográfica: “Cuanto mayor es la temperatura ambiente, mayor será el consumo eléctrico –y los costos– para lograr la misma temperatura final”. Pero por otro lado –amplía el especialista en poscosecha– cuanto mayor es la temperatura ambiente, menos chance se tiene de lograr enfriar el grano con aireación tradicional. En cuanto al consumo energético, ensayos realizados por el INTA Pergamino reportaron 2,6 kwh/tn en la refrigeración de 1.200 toneladas de maíz con temperatura final promedio de 13,8 °C y de 4,1 kwh/tn en la refrigeración de 1.000 toneladas de trigo con temperatura final de 15,6 °C. Los costos para cada caso fueron de 0,9 $/tn y de 1,8 $/tn respectivamente, es decir, mayor consumo energético a mayor temperatura ambiente. Los ensayos y la bibliografía internacional reportan consumos específicos de entre 2 kwh/tn y 4,5 kwh/tn. Con estos valores, cada planta puede calcular sus costos en función del valor local de la energía eléctrica. Página 9


Ganadería: Sin altos riesgos productivos El coordinador nacional del Programa Carnes del INTA, Daniel Rearte, afirmó que si bien existe preocupación por la situación climática, la producción de terneros no deberá verse muy afectada. Recomendaciones de manejo.

L

a falta de lluvias en diversas zonas del país genera preocupación en los productores. Sin embargo, no se avisoran efectos muy negativos en la producción ganadera a escala nacional, de acuerdo con el coordinador nacional del programa ganadero del INTA, Daniel Rearte. Hasta el momento, las principales cuencas productoras de terneros, salvo algunas excepciones, están lejos de mostrar un nivel de catástrofe y se considera que no deberían registrarse grandes caídas en la zafra de terneros del próximo invierno. “Esta sequía no tendría el mismo impacto que la de 2008/09”, diferenció el técnico, ya que por entonces el déficit de precipitaciones comenzó a registrarse entre octubre y diciembre, durante plena época de servicio de las vacas y con un rodeo que no ingresó al mismo con buen estado corporal. En cambio, “ahora se está dado en la región pampeana ya sobre el final del servicio, además las vacas ingresaron con muy buen estado, por lo que no habrían existido mayores problemas para quedar preñadas. Esto hace que no debería esperarse una caída importante en la Página 10

parición del próximo invierno”, dijo Rearte. En 2008, el impacto más importante de la sequía no se dio en la mortandad que de por sí fue elevada –estimada en 850 mil cabezas– sino en la falta de preñez de las vacas al servicio de la primavera de 2008, que provocaron una disminución cercana a los 3,8 millones de terneros en la parición de 2009. Esa merma, indicó Rearte, fue sentida un par de años después, cuando no se contaron con igual cantidad de novillos y vaquillonas para faena durante gran parte de 2011. “A diferencia de 2008, este último servicio fue precedido de más de un año de buen clima y excelentes precios, lo que hizo que los productores tuviesen las condiciones necesarias para mejorar sus campos, implantar pasturas, verdeos, hacer sanidad en sus vacas y toros, etc. Es de esperar que con dichas condiciones, el comienzo del servicio haya sido bueno”, expresó el técnico. Del relevamiento realizado por el INTA en la Cuenca del Salado, en septiembre previo al servicio, pudo constatarse un “excelente estado corporal de los vientres” y, “habiendo recibido toros en octubre


o noviembre, la mayoría de las vacas se tienen que haber preñado”. Tampoco habría que esperar grandes mortandades de hacienda como ocurrió en 2008 ya que estas se dan principalmente por falta de agua más que de pasto y en este momento dicha situación no es lo que pasa en todas las regiones que sufren la seca. La mortandad por desnutrición no ocurre generalmente en el verano sino más bien en el invierno, entre julio y septiembre, cuando las vacas paren en muy mal estado por no haberse recuperado. Es por eso que pasado este momento crítico es cuando más se deberá trabajar para que ello no ocurra.

Sobre el mapa Más allá de las distintas situaciones observadas en distintos puntos del país con respecto al estado general de los planteos ganaderos, en el mediano plazo no se estiman grandes riesgos productivos para ese sector a causa de la sequía. “Obviamente distinta será la situación si la sequía se prolonga por mayor tiempo o tuviésemos nuevamente períodos de falta de agua en el próximo otoño e invierno”, dijo el técnico. “Los problemas están localizados principalmente en Santa Fe, parte de Córdoba, La Pampa y el oeste y el sur de Buenos Aires”, indicó el coordinador, aunque señaló que, en esas regiones, el daño principal ocurre en los cultivos y no en los animales, ya que la producción de pastos si bien se vio afectada, no sufre la sobrecarga de hacienda que tuvo en 2008. Con siete millones de cabezas en las que se incluyen tres millones de vacas de cría, la Cuenca del Salado es la zona más importante productora de terneros. “Esto hace que sea importante analizar lo que ocurre en esta cuenca, que afortunadamente no es de las zonas más afectadas por la sequía”, indicó Rearte. La provincia de Santa Fe, que cuenta con cuatro millones de cabezas en las cuales hay 1,6 millones de vacas de cría, es quizás la provincia más afectada, particularmente en el norte. “Pero nueva-

mente aquí, como ocurriese en 2008, el problema surge por la falta de agua de bebida para hacienda más que la falta de pasto”, explicó Rearte. Al respecto, aclaró que en la región “el estado de las vacas no es del todo malo porque tuvieron una muy buena primavera y los campos no estaba sobrecargados”. En el este santafesino y la zona de islas, continúa, la situación “no es tan mala y al no estar sobrecargados de hacienda como en el pasado se presentan como una salida para llevar animales”. En este sentido, el coordinador confirmó la conveniencia de apuntar, más que a recuperar el stock a los niveles de 2006/07, a consolidar un menor stock mejor alimentado y con mejoras en las tasas del procreo. “Ante el cambio climático con pronósticos de contingencias climáticas –sequías o inundaciones– cada vez más frecuentes, el incremento de la producción deberá lograrse mejorando los parámetros productivos y no a costa de ‘incrementar stock’”, expresó. Por otra parte, en la provincia de Corrientes el servicio tampoco debería verse afectado. “En el norte hubo una seca importante a finales de noviembre pero siguió muy buena lluvia que aplacó el problema”, precisó el coordinador del INTA. En el caso de La Pampa, al no poseer la carga animal de la sequía anterior, los problemas existen pero no de la magnitud del pasado. Sin embargo, dado que allí el servicio se da hacia fines de noviembre y aún hay vacas con toros, “esos rodeos deberían practicar un destete precoz en forma inmediata para aliviar a la vaca y facilitar la preñez”, dijo Rearte. Al mismo tiempo, existen lugares con más riesgos en las regiones NEA y NOA, donde los servicios se dan de noviembre a enero o febrero. “Estas zonas sí podrían ver afectados sus índices de preñez, pero es de esperar que las vacas hayan quedados preñadas en noviembre-diciembre, o sea que no generarían una gran faltante de terneros el próximo año”. Para el técnico del INTA, esta situación general podría modificarse en el próximo invierno si los animales no logran recuperar su estado, lo cual implicaría dificultades en el momento de la parición. Página 11


Claves para mejorar la preñez Para mejorar la eficiencia reproductiva, los técnicos del INTA recomiendan realizar el primer servicio a los 18 meses. Importancia del manejo alimenticio desde el destete.

E

l entore de las vaquillas a los 18 meses es una técnica disponible, “probada y validada para mejorar la eficiencia reproductiva”, explicó Daniel Sampedro, coordinador del Proyecto Ganadero del Centro Regional del INTA en Corrientes. Así, dijo el especialista, se busca solucionar un problema fundamental en el manejo de rodeos de cría: “el bajo porcentaje de preñez del segundo servicio, que normalmente en la región no supera el 40 al 50%”. De acuerdo con los trabajos realizados en el INTA, esta técnica permite asegurar entre el 90 y el 95% de preñez. En tal contexto, la alimentación es la llave para abrir los mejores resultados. Para el especialista, la receta debe tener estos ingredientes: “Buen peso al destete de las vaquillas de reposición y planificación de los recursos forrajeros: reserva otoñal del campo natural más suplementación invernal o la incorporación del raigrás”. “Es indispensable –dijo Sampedro– seleccionar al destete vaquillas que pesen al menos 160 o180 kiloPágina 12

gramos, tratándose de Hereford o Angus y Braford o Brangus, respectivamente. La fecha óptima del destete no debería superar los primeros días de marzo”. De acuerdo con el técnico, luego del destete, las vaquillas deben pasar a un potrero con buena disponibilidad de forraje. “En marzo y abril, el pastizal tiene un buen crecimiento, lo cual permite una ganancia de peso de al menos 400 gramos por animal por día”, expresó. De ese modo, añadió, “a principio de mayo, cuando comienza a detenerse la producción del pastizal, las vaquillas ganaron 25 kilogramos”. Siempre con el objetivo de que no se detenga la ganancia de peso, el técnico precisó que el segundo movimiento consiste en “pasar las vaquillas a un campo natural reservado en marzo y abril”. Con una acumulación de forraje de 2.500 kilogramos de materia seca por hectárea, la carga óptima invernal será de una vaquillona por hectárea.


Pasar el invierno Con las primeras heladas de junio, el pastizal se seca, el contenido de fibra llega al 60% y el de proteína bruta al 5%. Es el momento de iniciar la suplementación proteica con “pellet de algodón o soja, que tendrá mejor respuesta que el pellet de girasol”. Sampedro indicó que las vaquillas deben consumir 350 gramos diarios de proteína bruta, de lenta degradación en el rumen para mejorar la digestibilidad y consumo del forraje y, en consecuencia, la ganancia de peso. Aquí la suplementación recomendada es de un kilogramo de pellet de algodón diario por animal, durante100 a120 días, hasta mediados de septiembre. Otros productores optan por la incorporación del raigrás, por intersiembra en el campo natural o por siembra directa. Para lograr una buena producción del verdeo es importante la fertilización con fósforo y nitrógeno. Con ambas alternativas, las vaquillas deben alcanzar un peso de220 a240 kilogramos a principios de octubre, según se trate de razas británicas o sintéticas. Este peso es importante para alcanzar la pubertad lo antes posible y el posterior desarrollo genital a los 18 meses de edad. En la primavera y el verano, la ganancia diaria de peso promedio en el pastizal es de 550 gramos por

animal. De este modo, es posible llegar al 15 de febrero con un peso de entore entre 290 y 315 kilogramos, según el biotipo, ya que las razas británicas son más precoces que las razas con genes Brahman. “Con los pesos umbrales en octubre y los pesos de entore mencionados, se logra el 90% de preñez”, afirmó Sampedro. El especialista aseguró que está técnica influye sobre el índice de preñez del rodeo “porque la vaca llega al segundo servicio sin ternero. Con pariciones en noviembre y diciembre, destete en mayo y posterior servicio en primavera, se alcanza el 95% de preñez en el segundo entore”.

Página 13


“Con el sistema silvopastoril producimos hasta un 30% más” Lo destacó el productor Tomás Dragell quien trabaja junto al INTA en complementar forestación con ganadería. En INTA Expone NOA en Cerillos, Salta, habrá demostraciones con estas características.

“Hace ocho años que trabajamos en esta modalidad, con el asesoramiento del INTA, y estoy convencido de sus resultados positivos tanto en ganadería, forestación y pasturas”, Tomás Dragell en referencia a la práctica silvopastoril. Con este sistema incrementó rendimientos hasta un 30 por ciento en el campo que administra en Árbol Blanco, a 90 kilómetros de Quimilí, Santiago del Estero. Carlos Carranza, especialista del INTA en sistemas silvopastoriles, indicó que esta forma de producir es “una oportunidad para la diversificación y el desarrollo” y puntualizó la importancia del “correcto manejo de las distintas etapas del proceso de producción primaria”. Con esta propuesta, “las pasturas son abundantes y la ganadería se beneficia con buenos índices de productividad”, destacó Dragell, quien además resaltó que, con este sistema, se pone el acento en el cuidado de la biodiversidad y en temas sensibles como los relacionados con el impacto ambiental y el cambio climático. Según el productor, en términos productivos, “la cantidad de kilos mejora hasta en un 30 por ciento la productividad en los lotes con este sistemas que en aquellos que tiene el enrolado tradicional”. Puntualmente, la estancia El Puma en Árbol Blanco posee 9.000 vacas de cría de raza Angus y BradPágina 14

ford y una densidad de plantación de 200 árboles por hectárea. Estos sistemas, en suma, contemplan las interacciones o relaciones que se dan entre estos componentes. “La presencia de árboles nativos –monte– o introducidos –plantaciones–, los pastos y las especies vegetales influyen en la dinámica de la humedad del suelo que es determinante en la productividad de los árboles y los pastos que, a su vez, determina la capacidad de producción de carne y la regeneración de las especies forrajeras”, determinó Carranza. En este contexto, la actividad forestal pasa a ser un complemento de las actividades agropecuarias tradicionales con el aporte de las ventajas ambienta-


les y económicas propias de la diversificación productiva. Además, genera puestos de trabajo –tractoristas, vaqueros, hacheros, alambradores, agrónomos, forestales, biólogos, veterinarios, zootecnistas, entre otros– y mejora la distribución de la renta.

boles para que la luz del sol penetre el follaje y deje crecer las pasturas aptas para el ganado vacuno. “En esto avanzamos junto al INTA y las experiencias diarias en el campo. Se debe tener en cuenta que las especies deben ser acordes al lugar en el que se trabaja y con el personal técnico con el que se cuenta”. “Desde lo productivo y la sustentabilidad estoy totalmente convencido de que este sistema es el mejor –afirmó Dragell–. Su potencial es enorme, sobre todo con los avances en los que día a día trabajan los técnicos del INTA”.

La vidriera

La actividad forestal pasa a ser un complemento de las actividades agropecuarias tradicionales con el aporte de las ventajas ambientales y económicas propias de la diversificación productiva. Raíces productivas Esta forma de producir permitirá a futuro destinar unas 6.000 hectáreas del campo para invertir en forestación –quebracho blanco y colorado–, indicó el productor santiagueño. “La forestación en los sistemas productivos de la empresa agropecuaria permite aprovechar áreas improductivas, ya que existen sectores en la Argentina que presentan limitaciones de suelo que podrían ser forestados con especies apropiadas”, indicó el técnico del INTA. Los árboles le aportan protección al suelo, los cultivos y el ganado. “Con la incorporación de los sistemas agroforestales y silvopastoriles –agregó Carranza– se maximiza la ocupación territorial y se reducen los efectos negativos derivados de la erosión eólica, hídrica como sequías, incendios, inundaciones, sobrepastoreo o tala excesiva”. La receta para un mejor aprovechamiento silvopastoril, destacó Dragell, incluye el raleado de los ár-

En la megamuestra INTA Expone que se realizará en Cerrillos, Salta, del 20 al 22 de abril, los visitantes podrán observar este sistema productivo ya que habrá demostraciones de ganado en pastoreo junto a los módulos forestales y bosques nativos con énfasis en el bienestar animal y la producción ganadera. Para la ocasión se trasplantarán árboles de quebrachos blanco y colorado, mistol y algarrobo negro. La propuesta será la simulación de bosque de la región con pasturas implantadas (gatton panic) y nativas con implicancias en las alternativas productivas.

Un congreso que tiene banca Para saber más sobre esta actividad se realizará del 9 al 11 de mayo en Santiago del Estero el congreso nacional de sistemas silvopastoriles (SSP) que bajo el lema “una oportunidad para el desarrollo sustentable” contemplará temas como: implementación, manejo y producción en SSP, interacciones ecológicas entre componentes de los SSP, foro de discusión y leyes, Aspectos socio-económicos y ambientales, escalas de paisaje y región, foro de discusión y leyes y visitas a campo.

Página 15


Porcinos: “Un sector con crecimiento significativo en los próximos años” Así lo aseguró, Lorenzo Basso, secretario de Agricultura Ganadería y Pesca de la Nación quien visitó las instalaciones del INTA Pergamino y se reunió con los especialistas del sector.

E

l secretario de Agricultura Ganadería y Pesca de la Nación, Lorenzo Basso, junto a Daniel Papoto, director de Producción Ganadera de la misma cartera, recorrieron las instalaciones del INTA Pergamino destinadas a las investigaciones sobre el sector. “El sector porcino experimentará un crecimiento significativo en los próximos años, especialmente en el consumo como carne fresca”, aseguró Basso e invitó a los técnicos del INTA a pensar en cómo se preparan los productores para afrontar este desafío. Los funcionarios se interiorizaron sobre las tareas de investigación que se realizan en mejoramiento genético, alimentación, calidad de carnes, extensión y transferencia de tecnología. En esta línea el secretario de Agricultura destacó la importancia del asociativismo de los productores: “Es fundamental que se apropien de los eslabones de la cadena de valor para tener más rentabilidad”. En referencia al encuentro, Rolando Hernández –director regional de Buenos Aires Norte– subrayó su importancia por ser espacios en los que se fomenta la articulación con el Ministerio. “Tenemos objetivos en común que apuntan al desarrollo de la producción porcina, si sumamos esfuerzos podemos cumplirlos”, afirmó. Por su parte, Fernando Gándara –director del INTA Pergamino– aseguró: “La cadena de valor porcina Página 16

llegó para quedarse con una fuerza que nunca tuvo en su historia. En este sentido resulta fundamental el acompañamiento de los institutos de investigación y enseñanza”. Con respecto a la reunión, Gándara reconoció su importancia por considerarlo “un espacio positivo de intercambio en el que se pudo delinear el futuro de la actividad en el país”. Del encuentro participaron Rolando Hernández –director regional de Buenos Aires Norte–, Pablo Calcaterra –asistente de Planificación–, Alejandro Couretot –Cambio Rural–, Marcela Lloveras –coordinadora del Proyecto Regional Porcino– y Fernando Gándara –director del INTA Pergamino–.


El agua es la clave para tomar decisiones Técnicos del INTA recomiendan analizar el agua que consumen los animales para determinar su calidad, optimizar la dieta y aumentar la productividad.

C

onocer la calidad del agua es fundamental para el productor al momento de tomar decisiones y definir el manejo de los rodeos. El balance de las sales beneficiosas o perjudiciales que la compongan determinará si es apta para su consumo y las consecuencias en el desarrollo productivo. “Si un animal consume agua de mala calidad, baja su capacidad productiva y puede transformarse en un factor limitante del estado sanitario, con la consecuencia de sufrir importantes pérdidas económicas”, expresó Josefina Marinissen, del grupo de producción animal del INTA Hilario Ascasubi –Buenos Aires–. Como en todo proceso, destacó Luciana Dunel, especialista de la misma unidad, diagnosticar la calidad requiere de un primer paso: “Clasificar el agua y conocer si puede utilizarse para el consumo del ganado es clave en el ciclo productivo y un complemento para determinar un manejo óptimo de la dieta”. La cantidad de sales totales presentes en el agua dependerá del objetivo productivo de cada establecimiento. Así, “aguas que contienen menos de un gramo de sales totales son consideradas óptimas para el consumo animal, aunque son deficientes y es necesaria la suplementación con mezclas minerales”, aseguró Dunel. De acuerdo con Marinissen, el agua actúa en el ganado como un amortiguador entre su temperatura y la del ambiente, además favorece la fermentación de los alimentos. Si posee la salinidad adecuada contribuye al consumo y asimilación de minerales como: calcio (Ca), magnesio (Mg) y sodio (Na). “Por lo general, el productor realiza el análisis cuando detecta un problema sanitario en el rodeo que no está relacionado con la calidad del forraje”, indicó Marinissen, quien además agregó que “los síntomas son: menor ganancia de peso, pérdida del estado corporal, diarrea, disminución en el consumo de forraje, problemas reproductivos y, en los casos más extremos, mortandad”.

Dunel: “Clasificar el agua y conocer si puede utilizarse para el consumo del ganado es clave en el ciclo produc tivo y un complemento para determinar un manejo óptimo de la dieta”. Los excesos o deficiencias de minerales presentes en el agua de bebida tienen un fuerte impacto en la salud y en la producción final, por lo que “toda el agua, independientemente de la fuente, debería analizarse cada año”, recomendaron las especialistas.

Sales, minerales y algo más Las aguadas que presentan menos de 1,5 gramos por litro de sales totales (ST) –la suma de todos los compuestos solubles– se caracterizan como “poco engordadoras”; esos casos requieren suplementación mineral tanto en sistemas de cría, invernada o tambo. En cambio, las que poseen de 2 a 4 gramos por litro de ST son conocidas como “engordadoras” debido a que no es necesaria la suplementación. Sin embargo, “cuando los valores de las aguadas superan los cuatro gramos restringen el consumo voluntario de agua y la producción por animal disminuye. Si los niveles exceden los siete gramos, se desaconseja su uso”, explicaron las especialistas. Asimismo, las sales que afectan en mayor medida a la calidad son los sulfatos, el arsénico y el flúor. “Su presencia –dijo– define la inaptitud para ser consumida. Son elementos altamente tóxicos, purgantes y poseen un característico sabor amargo”. Por otro lado, a las sales se suman elementos como sodio, potasio, calcio y magnesio a la hora de definir la calidad del recurso hídrico: “En general, a menos que se encuentren en concentraciones elevadas, son beneficiosos y no producen efectos negativos”, afirmó Dunel. Página 17


El arroz entrerriano agrega valor y gana mercados El INTA aporta materiales genéticos, técnicas de eficiencia de cosecha, poscosecha y mecanización agrícola que permiten ahorrar más de U$S 560 millones anuales.

“¿Exportar sólo grano? Esa idea se acabó”, comentó un operario junto a la máquina que empaqueta 40 bolsas de arroz por minuto, mientras su compañero acomodaba la mercadería que, en apenas unas horas, se despacharía a Irán. Sobre los paquetes de polietileno y polipropileno con la imagen de una reconocida cocinera, la marca del producto honra el esfuerzo de toda una comunidad: “Arroz Noble, molinos entrerrianos”. Esa comunidad es Villa Elisa, en el departamento de Colón, donde una asociación de más de 160 productores de pequeña y mediana escala –entre 80 y 150 hectáreas– comprendió la necesidad de transformar la materia prima, agregar valor al grano y ofrecer productos diferenciados a mercados específicos. De acuerdo con Claudio Francou, presidente de la Cooperativa Arroceros de Villa Elisa, que produce y comercializa el arroz Noble en el país y el exterior, “es evidente que exportar commodities no es lo mejor”. Agregar valor en origen “hace al desarrollo en los lugares donde están las industrias y es la forma de defender al productor-socio de su propia empresa”, señaló. “Queremos posicionar la marca ‘Arroz argentino’ en el exterior, independientemente de las empresas”, dijo Héctor Alonso, gerente general de la cooperativa, para quien “tenemos el segundo nivel de calidad de arroz de todo el mundo y el potencial es Página 18

amplio”. Alonso explicó que tanto Uruguay como Brasil son fuertes competidores en el mercado regional, por lo cual es fundamental “intensificar mucho más las misiones comerciales”. Aún así, la cooperativa vende sus productos principalmente a Brasil y exporta también a Perú, México, Chile, Portugal, Turquía e Irán, entre otros. En la Argentina hay unas 260.000 hectáreasde arroz con rindes cercanos a los 7.000 kilogramos por hectárea, lo cual deja una producción nacional de 1,7 millones de toneladas por campaña por año. “Es una cantidad muy buena esa superficie y, además, el rendimiento viene subiendo año a año gracias al trabajo del INTA, con aportes que incluyen desarrollos genéticos y de mecanización”, dijoHernán Ferrari, coordinador del grupo de Mecanización Agrícola del INTA Concepción del Uruguay–Entre Ríos–. De acuerdo con el técnico, la mayoría de los productores en Entre Ríos son de mediana y pequeña escala, con superficies entre 50 y 200 hectáreas, que utilizan agua de riego de pozos profundos, lo cual aumenta los costos de producción. La provincia de Corrientes cuenta con productores de mayor escala, que poseen superficies desde 200 y hasta 15.000 hectáreas, donde utilizan agua de represas, con menores rendimientos pero también menores costos y, de ese modo, se mantiene la rentabilidad del cultivo. Ferrari destacó a la cooperativa de Villa Elisa co-


mo un caso significativo de agregado de valor en la región: “Obtienen el arroz con cáscara, hacen el descascarado, pulido y abrillantado con fortificación con vitaminas y minerales, todo un proceso que lleva a obtener un grano de calidad, exportable y con muy buenas calidades”. Parte de su éxito se relaciona con la reutilización de los subproductos como el afrechillo o salvado del arroz, con el cual elaboran productos alimenticios con altas cualidades nutricionales –alto oleico, alto linoleico y cualidades antioxidantes– implementados en un feed-lot propio, con 1.500 cabezas, o vendidos a otros establecimientos ganaderos. Asimismo, la cáscara de arroz se utiliza en la industria avícola, con fuerte presencia regional, como cama de sustento para la cría de pollos parrilleros.

La cooperativa de Villa Elisa, con más de 160 productores de pequeña y mediana escala, comprendió la necesidad de transformar la materia prima, agregar valor al grano y ofrecer productos diferenciados a mercados específicos. Más y mejor grano El mejoramiento genético en variedades de arroz realizado desde el INTA Concepción del Uruguay fue un factor indispensable para el fortalecimiento del sector. “El desarrollo de arroces resistentes permitió obtener variedades como Puitá, que hace un control de malezas completo que aumenta el rendimiento”, explicó Ferrari. De hecho, la cooperativa utiliza los materiales del INTA: Puitá, Cambá y Gurí. “Vemos que el futuro va por esas tres variedades por cuestiones productivas, de manejo y de mercado, ya que nos están demandando ese tipo de calidad”, indicó

Francou. Por otra parte, el trabajo del organismo permitió reducir las pérdidas de cosecha, que hace cinco años se ubicaban entre los 500 y 700 kilos por hectárea y, actualmente, rondan los 170 kilos en promedio. Esas reducciones, precisó Ferrari, “se logran con la regulación de las máquinas según cada cultiva y las características específicas del lugar”. También se realizaron ajustes en otras etapas del proceso industrial, como el secado, en la que se producen muchas pérdidas de calidad debido al partido de grano. “Aprovechamos la humedad del grano cosechado para someterlo a altas temperaturas por unos minutos y se gelifican las fisuras para que, durante el molinazo, no se parte”, explicó el técnico. De ese modo, “logramos aumentar entre un 5 y un 6 por ciento el grano entero, lo cual represente un ahorro de 560 millones de dólares para el país”. En cuanto a almacenamiento, el equipo del INTA determinó un alto porcentaje de partido de grano al pasar por la embolsadora y la extractora, lo que además perjudicaba la elaboración posterior del arroz. “Hubo que modificar el sistema de embolsado para disminuir ese 14 o 15 por ciento de partido”, recordó Ferrari. Los ensayos con máquinas de “gravedad cero” o “energía cero” lograron niveles de partido entre 0,4 y 0,5 por ciento, en los peores casos, con lo cual hallaron un sistema que prácticamente reduce a cero el nivel de partido de grano. No casualmente esa misma tecnología se utiliza en la cooperativa de Villa Elisa.

Corazón de arroz En las épocas de mayor intensidad, 70 camiones entran y salen cada día en la planta de la cooperativa entrerriana, que tiene una capacidad de acopio de alrededor de 200 mil toneladas y donde trabajan unas 80 personas. “El nivel de producción del molino, el corazón de la cooperativa, es de 300 toneladas de arroz cáscara por día”, dijo Francou. Apenas el cinco por ciento de la producción de arroz se destina al mercado interno, mientras que el 95 va a exportación, en paquetes de medio kilo, uno y cinco kilos; a granel, el arroz se envía en bolsas de 25, 30 y 50 kilos. Daniel Argachá, subgerente de producción de la cooperativa, explicó que cuentan con 11 secadoras que otorgan una capacidad de recibo de entre 1.500 y 1.600 toneladas diarias. Al mismo tiempo, Argachá explicó el cambio de mentalidad que experimentó la cooperativa y que, para él, les permite asegurar la alta calidad de su marca: “Tenemos que pensar que al producir un cereal estamos produciendo un alimento. Todos los días reforzamos esa idea para que no se vea como un mero producto sino como lo que es: un alimento que va a ir a un ser humano al que le va a incorporar nutrientes y proteínas y necesitamos trabajar para lograr ese objetivo”. Página 19


Bioenergía en origen, nueva oportunidad para el campo argentino Sustentable y competitivo, el negocio de la producción de energías renovables abre la puerta a negocios que potencian el desarrollo del interior productivo.

S

i el presente del negocio bioenergético es bueno en todo el mundo su futuro será, como sostienen los analistas, aún mejor. En el caso argentino, por las condiciones del sector agropecuario y el escenario previsto hacia 2020 por el Ministerio de Agricultura de la Nación (157 millones de toneladas de granos), la generación de energías renovables ya se perfila como un desafío a corto plazo que promete beneficios y desarrollo en los territorios. La Argentina presenta actualmente una balanza comercial energética negativa. Esta realidad podría acentuarse aún más a medida que se materialice “la Argentina agroalimentaria y agroindustrial proyectada por el PEA 2, que requerirá de una mayor disponibilidad y distribución territorial de energía en origen”, analizó Mario Bragachini, técnico del INTA Manfredi –Córdoba– y coordinador del Proyecto Valor Agregado en Origen Precop III. “Por esto”, sostuvo, “se necesitarán fuentes alternativas al petróleo, que en la última década aumentó cuatro veces su valor en dólares”. Ese equipo acaba de publicar el documento “Bioenergía y agroalimentos, oportunidad para el productor agropecuario argentino”, que evalúa distintas alternativas de corto plazo para producir energía en el mismo sitio donde se generan las Página 20

materias primas y convertirla en un negocio estratégico que, además de mejorar la competitividad del productor agropecuario, permita el desarrollo de los pueblos. “Tenemos una producción tremendamente excedentaria en biomasa vegetal que debe aprovecharse a partir de la producción de agroalimentos y bioenergía estratégica en origen”, consideró Bragachini. En este sentido, el coordinador contrastó: el país presenta actualmente una oferta energética que no alcanza a cubrir la demanda puntual en diferentes lugares del interior del país por problemas de distribución y resulta insuficiente para sostener las demandas del desarrollo creciente, previstas por la cartera agrícola nacional. Con las estimaciones del PEA, la afirmación de Mario Bragachini tiene peso propio: la superficie cultivada del país alcanzará las 42 millones de hectáreas en los próximos ocho años, lo cual sumado al aumento de productividad en los principales cultivos permitiría cosechar 157 millones de toneladas de granos. En el caso de los biocombustibles el aumento será del 317 por ciento, cuyas exportaciones pasarán de 1.277 a 5.320 millones de dólares en 2020 y el biodiesel de soja representará la mayor proporción. Además, por el incremento esperado en la pro-


ducción de alimentos para 2020 –que dejaría un saldo exportable de 550 millones de raciones–, la Argentina podría elevar sus ventas al exterior de 40.000 a 100.000 millones de dólares sólo en el sector agroalimentario y agroindustrial. La producción de carne también prevé aumentos que, en casos como el complejo avícola, trepan hasta el 193 por ciento, mientras que el consumo interno anual llegará a los 112 kilos de carne por habitante. Este fuerte incremento en la actividad pecuaria será alentado por la creciente oferta de subproductos de la industria de biodiesel y el bioetanol en origen que se pueden utilizar para diferentes alimentaciones animales. Para el especialista, este escenario implica comenzar a generar “bioenergía en origen, un término que cada día se asociará más al del valor agregado en origen y constituye una excelente oportunidad para el productor agropecuario argentino”. Este escenario, destacó el coordinador del Precop III, puede ser aprovechado por empresas integradas por los mismos agricultores que producen la biomasa y “así generar mayor trabajo local y una mejor distribución de la renta”. En este sentido, los 2.172 intendentes del interior del país tendrán una participación estratégica y en todo momento deberán ser los motivadores y facilitadores del desarrollo agroindustrial y agroalimentario que se desea realizar: “Industrializar la ruralidad”, indica el documento, mediante parques industriales y agroalimentarios y de energía renovable que serán una constante de la década.

posibilitar la participación de los productores agropecuarios y de las pymes”, explicó Fernando Ustarroz, integrante del Precop III. Como ejemplo, quince plantas pymes de extrusado-prensado, que en conjunto procesen 150.000 litros por día de aceite de soja, pueden instalar asociativamente una planta productora de biodiesel en origen para proveer al cupo interno de corte del gasoil. Esta integración asociativa se logrará mediante pymes y CNG (Cooperativas de nueva generación) en origen de escala competitiva, con la mejor tecnología e innovación, según afirmó Marcos Bragachini, técnico de ese proyecto del INTA. Dentro de las bioenergías más utilizadas a escala mundial se encuentran el bioetanol y el biodiesel. Gastón Urrets Zavalía, técnico del INTA Manfredi y participante del trabajo, ponderó la potencialidad de la Argentina al ser el principal exportador de biodiesel del mundo, además de las grandes posibilidades de incrementar el consumo interno de estos biocombustibles. Las proyecciones estiman que en la Argentina, en 2014, habrá entre ocho y diez plantas productoras de etanol en base a grano de maíz, la mayoría en la provincia de Córdoba; de hecho, existe ya una en funcionamiento y otra comenzará a producir dentro de tres meses. En lo que respecta al biodiesel, actualmente hay 26 plantas localizadas en seis provincias argentinas: Buenos?Aires, Neuquén, San Luis, Salta, Chaco y Córdoba. La mayoría está en los alrededores del puerto de Rosario –Santa Fe–.

Bragachini: “Bioenergía en origen, un término que cada día se asociará más al del valor agregado en origen y constituye una excelente oportunidad para el productor”. Como ejemplo, puede mencionarse la radicación de plantas agroindustriales como fábricas de etanol en base a maíz, plantas pymes productoras de biodiesel, biorreactores de generación de gas metano en cantidades industriales a partir de biomasa vegetal competitiva y también la cogeneración de energía eléctrica con motores multiflex a partir de biodiesel o bien aceite crudo de soja.

Asociarse como valor agregado La llave para los mejores resultados en producción de bioenergías y agregado de valor en origen “está en el asociativismo, la herramienta necesaria para

En esta línea, para 2020 –según proyecciones del PEA 2– la producción nacional de maíz superaría las 40 millones de toneladas. Esto significa que la Argentina podrá moler seis millones de toneladas de maíz para producir etanol, aumentar el consumo interno del grano de maíz en un 91 por ciento tanto para molienda seca, molienda húmeda, producción porcina, producción aviar y la producción bovina de leche y carne y aún así incrementar el saldo exportable actual de grano de 13 a 17 millones de toneladas. La diferencia entre la producción actual y potencial de aceite y biodiesel de soja se da por la exporPágina 21


tación de granos no procesado (casi del 20 por ciento) y por el consumo interno del grano de soja procesado en las plantas de extrusado-prensado que extraen menos aceite pero producen expeller, un producto de excelente calidad para alimentación animal. “Hay gran potencial de incremento en la producción nacional de biodiesel debido a la transformación del grano que hoy se exporta sin valor agregado”, dijo Urrets Zavalía.

En el mundo Existe una creciente demanda de las bioenergías. Como ejemplo, la Comunidad Europea para 2020 estableció que el 20 por ciento de su consumo global de energía provenga de fuentes renovables. Esto se refleja en el aumento de la demanda europea que llega a 500.000 toneladas de este biodiesel para Página 22

2012, lo que completa 12,5 millones de toneladas para dicho año. Alemania actualmente emplea dos millones de hectáreas (aproximadamente el 16 por ciento del área productiva nacional) para producir biogás mediante la alimentación de biorreactores con silo de cereales de planta entera picado fino, destinando el mismo para la producción de energía eléctrica y como uso de gas de red. “Este se presenta como un escenario más que promisorio para la Argentina”, señalaron los autores, quienes además comentaron que “del total del biodiesel que importa Europa, el 55 por ciento corresponde a nuestro país”. Entrevista a Mario Bragachini, coordinador del Proyecto Valor Agregado en Origen Precop III


La piel viva de la Tierra Para asegurar la producción de alimentos y la competitividad agropecuaria es imprescindible realizar un buen manejo conservacionista. “Mire que es lindo mi país, paisano/ si usted lo viera como yo lo vi/ un cielo limpio repartiendo estrellas/la Madre Tierraacunando el maíz”. En la poética estrofa de este clásico popular aparece, tímidamente, el suelo argentino. O, en palabras de Miguel Taboada, director del Instituto de Suelos del INTA Castelar, Buenos Aires, “la piel viva de la Tierra”. Constituido por 45% de material mineral, 5% de material orgánico y 50% de espacio poroso ocupado por aire, agua y microorganismo, el suelo es fundamental para el desarrollo mundial en seguridad alimentaria y la provisión de servicios ecosistémicos, como por ejemplo el filtrado de agua y el secuestro de carbono. “El suelo es un recurso natural biogeoquímico dinámico que soporta todos los componentes que comprenden los ecosistemas terrestres”, explicó Taboada, quien aseguró: “Los procesos que tienen lugar dentro del suelo están ligados a servicios ecosistémicos como la cantidad y calidad del agua, el intercambio de gases atmosféricos y son centrales en los ciclos biogeoquímicos de los nutrientes y el carbono que sostienen la vida”. Enla Argentina, la degradación y erosión de las tierras afecta al menos un 40% de su superficie, según datos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca. En este contexto, el buen manejo de los suelos, con un enfoque productivo y conservacionista, permitirá mantenerlos en buenas condiciones físicas, químicas y biológicas para satisfacer la demanda de aire, agua y nutrientes de los diferentes cultivos. Por su parte, José Luis Panigatti –investigador de suelos del INTA– explicó que “el área erosionada total en la Argentinaronda los 60 millones de hectáreas; es decir, el equivalente de 51 veces la superficie de las Islas Malvinas, o de nueve provincias de las más chicas de producción, dado que la tecnología actual y los precios de los productos hacen que sectores con erosión leve o moderada logren mantenerse en el sistema productivo y comercial, aunque no sustentable ni sostenible”. Los suelos, enumeran estudios del INTA, pueden ser mejorados con la rotación de cultivos, la alternancia agrícola-ganadera, el uso racional de fertilizantes y agroquí-

micos, la incorporación de residuos orgánicos, abonos verdes o cultivos de cobertura, residuos de cosecha o rastrojos, el uso de la siembra directa o sin laboreo. El cumplimiento de estas prácticas posibilitará una estabilidad de los rendimientos y una producción agropecuaria con crecimiento sostenido. De acuerdo con el director, la agenda global debe centrarse en incrementar la productividad de los suelos para mantener la producción de alimentos, rehabilitar agroecosistemas degradados, evitar la ocurrencia de “efectos colaterales” –degradación por acidificación, salinización, erosión– y proveer técnicas de manejos sustentables que sean económicamente aceptables. En El futuro de la investigación en ciencia del suelo. Panorama internacional y nacional, el especialista destacó que “el suelo soporta la más rica biodiversidad sobre la tierra y funciona como filtro para –y es un regulador de– contaminantes inorgánicos y orgánicos, así como de microorganismos patógenos y virus”. Citado por Taboada, el estudio sobre el futuro de la ciencia del suelo Steering Committee for Frontiers in Soil Science Research & National Research Council (2009), menciona dos principales desafíos. En primer lugar, la necesidad de poner un valor al recurso y de dar relevancia social a la ciencia del suelo con temas globales, como seguridad alimentaria y energética, la salud humana y la sustentabilidad ambiental. En segundo lugar, la necesidad de integrar la investigación de diferentes escalas espaciales y temporales.

Lo que el viento se llevó Uno de los procesos que desencadenan la desertificación es la erosión eólica: el transporte y arrastre de partículas de suelo por el viento, explican los técnicos de la red de monitoreo y control de la erosión eólica del INTA. La erosión eólica produce cambios en diversas propiedades de los suelos que disminuyen su productividad en forma irreversible. Daniel Buschiazzo, investigador del INTA Anguil,La Pampa, indicó que “la franja semiárida argentina que va desde Bahía Blanca, y que pasa por el oeste de Buenos Aires,La Pampa, parte de Córdoba, San Luis y Chaco, es muy susceptible de sufrir erosión por las condiciones del suelo y del clima”. Página 23


El respeto a la naturaleza comienza por el suelo Con este concepto, el Instituto de Investigación y Desarrollo para la Pequeña Agricultura Familiar (IPAF) realiza propuestas tecnológicas que tienden a la conservación.

E

l suelo es uno de los recursos más valiosos para garantizar la seguridad alimentaria y para la generación de ingresos sostenidos en el país. Este aporte depende del correcto balance entre los factores de degradación –agriculturización, explotación de bosques, cría de ganado– y de reposición –ciclos biogeoquímicos de los elementos, formación de humus, diversidad biológica–. “Con este concepto, el Instituto de Investigación y Desarrollo parala Pequeña AgriculturaFamiliar (IPAF) realiza propuestas tecnológicas que tienden a preservar esta naturaleza y respetar su equilibrio”, explicó Laura de Luca –técnica en suelos del IPAF Pampeano–. De Luca explica que “el concepto dominante sobre el suelo es de naturaleza utilitaria ya que lo considera como un mero soporte para la producción agropecuaria. Esta concepción no refleja lo intrincado de su funcionamiento ni el delicado equilibrio para lograr un manejo sustentable ya que básicamente hace hincapié en aspectos físicos y químicos, dejando de lado los biológicos”. Por esto, para la agricultura familiar las propuestas productivas a base de insumos no resultan practicables: “Los desarrollos tecnológicos –destaca la técnica de suelos– deben ser realizados desde la agricultura de procesos y es aquí donde la comprensión de los mecanismos que hacen al equilibrio y funcionamiento de suelo resultan fundamentales”. Esta mirada –contó Laura de Luca– de la agricultura familiar toma al saber popular que entiende al suelo como un organismo vivo y lo definen mediante como “suelo saludable” o “suelo equilibrado” que como todo organismo vivo necesita estar equilibrado para sobreponerse a sus “enfermedades”. Página 24

Pregonar con el ejemplo Así, las experiencias del IPAF Pampeano se desarrollan dentro de la investigación acción participativa junto a los productores viveristas de la costa –sustratos para viveros y control de hongos de suelo con Equisetum sp.–, productores hortícolas de Arana –biofumigación–, asociación de productores familiares de Varela (APFV) con utilización de las malezas como aliadas de la producción y la cooperativa unión de trabajo solidario de Avellaneda (UST) con quienes trabajan en planteo agroecológico de la unidad productiva. Además, realizan investigaciones con la asociación “El puente verde” de Esteban Echeverría, en sustratos caseros para plantines florales de estación, con la cooperativa productores de Hudson –biofumigación–, con productores no asociados de Hudson –Biofumigación–, con los productores pertenecientes al “Banco Social” y con arroz agroecológico del norte de Santa Fe.


Producir mejor de la mano con el medioambiente Con el asesoramiento del INTA la Asociación de Productores Olivícolas Aimoarauco elabora hasta 200 toneladas de aceitunas. Realizan, además, tratamiento de efluentes.

“Son las palabras las que cantan, las que suben y bajan (…) las atrapo, las limpio, las pelo, me preparo frente al plato, las siento cristalinas, vibrantes, ebúrneas, vegetales, aceitosas, como frutas, como algas, como ágatas, como aceitunas (…)”, escribió Pablo Neruda en Las Palabras. El fruto del olivar es versátil y puede ser desde metáfora hasta producción sustentable para más de 40 productores que en La Rioja y de la mano del INTA se asociaron para crecer con la base puesta en el cuidado del medioambiente. José Luis Ladux, responsable de la Asociación de Productores Olivícolas Aimoarauco recordó que “a partir de la conformación de las mesas olivícolas en 2005 propuesta por la secretaría de Agricultura de La Rioja, se generaron algunas organizaciones como esta que comenzó a tomar conciencia sobre las consecuencias que tenía elaborar aceitunas en sus predios”. La producción de aceitunas libera residuos industriales –soda caustica– en los patios, calles y canales de riego que provocan la degradación del medioambiente por esto el objetivo se centró en la concreción de una planta que permitiera concentrar los efluentes fuera de la comunidad mediante la utilización de reciclado de estos residuos. Esta asociación compuesta por 40 productores –que poseen desde media hasta 10 hectáreas– que articulan con el INTA logró, además, disminuir costos por compras colectivas de insumos y tiene entre sus prioridades pasar a ser cooperativa.

tural. Mediante un crédito otorgado por la Fundación ArgenINTA, este grupo de productores solventó la compra de fermentadores que redundaron en un mayor volumen de producción. Para Ladux una de las tareas fundamentales que realizaron los productores junto con el Programa Federal de Apoyo al Desarrollo Rural Sustentable (PROFEDER) de INTA fue reunirse para pensar en conjunto: “Esa fue la clave de todo y los productores mismos se dieron cuenta de ello. A partir de una buena y estratégica organización se lograron los demás objetivos: desde la producción hasta la comercialización. Sin organización, nada hubiese sido posible”. Productores Olivícolas Aimoarauco comercializa a granel con proyección a posicionarse dentro del mercado olivícola. Parte del trabajo entre INTA y la asociación se reflejó en la muestra Caminos y Sabores que se realiza todos los años en La Rural de Palermo: “Fue una experiencia única para el grupo porque hicieron conocido el producto ante mucho público, se comercializó bien, los productores pudieron conocer otras experiencias y, además, se generaron contactos que tuvieron sus frutos a futuro”, explicó el responsable de esta asociación riojana.

Ladux: “A partir de una buena y estratégica organización se lograron los demás objetivos: desde la producción hasta la comercialización”. Actualmente poseen una capacidad de elaboración de 200 toneladas de aceitunas, en su mayoría de tipo verde sevillano y en menor cantidad aceituna negra naPágina 25


La Argentina, un actor destacado en la producción de alimentos El presidente del INTA, Carlos Casamiquela, brindó hoy una videoconferencia ante participantes de 15 países sobre la innovación del sector agroalimentario argentino.

“El Cono Sur posee una posición destacada en la producción de alimentos”, expresó Carlos Casamiquela, presidente del INTA, para quien debe subrayarse que la Argentina, primer exportador mundial en diversos rubros agroalimentarios, aumentó su producción de granos “de 70 a 100 millones de toneladas entre los años 2003 y 2010. Un crecimiento histórico de 41% en siete años”, aseguró. Así se expresó el funcionario durante la videoconferencia inaugural de un ciclo organizado por la Red Innovagro, conformada por especialistas de 15 países de Europa y América Latina. En esta oportunidad, bajo el título “Estrategia y modelo de innovación en el sector agroalimentario argentino”, el análisis de Casamiquela consideró los futuros desafíos de la región. “El Ministerio de Agricultura Ganadería y Pesca ha logrado diseñar un Plan Estratégico Agroalimentario para el año 2020, estableciendo que la Argentina sería capaz de producir 160 millones de toneladas”, afirmó. Ese crecimiento, dijo, se debe a la incorporación de semillas OGM y la masiva adopción de la siembra directa, implementada por más del 75% de los productores argentinos. Además, mencionó al almacenamiento de granos y forrajes en bolsas plásticas y el crecimiento en la fabricación de maquinarias agrícolas como factores que repercutieron positivamente en esos resultados. Señaló también el potencial nacional para sostener el desarrollo desde el agregado de valor en origen: “La Argentina es exportador de materia prima y hay que avanzar Página 26

en el valor agregado”. Por otra parte, agregó que “en el campo de la producción agroalimentaria han aparecido nuevos sujetos agrarios”. En ese sentido, comentó que a los productores tradicionales se suman pools de siembra y contratistas, empresas oferentes de servicios que se han unido y convertido en productores, sujetos que realizan las tareas propias de la producción pero sin ser propietarios de la tierra. Para Casamiquela, la producción de alimentos y el cuidado de los recursos naturales, fundamentalmente el agua y el suelo, así como la capacidad de interpretar la variabilidad del cambio climático para eliminar la incertidumbre, serán los principales desafíos en un futuro cercano. En esa línea, reforzó la necesidad de análisis prospectivos: “Estamos trabajando en anticipar qué va a pasar en el mundo, cómo lo va a encararla Argentina y cuál será el rol del INTA en ese contexto futuro”. Asimismo, comentó que está “formándose un grupo de trabajo con una visión regional” y ya se creó un instituto de estudios para empezar a abordar el análisis de las problemáticas sociales. Con respecto a la innovación a escala regional, el presidente del INTA manifestó que los vínculos entre ciencia y tecnología, economía y sociedad están en revisión: “Organizaciones como la nuestra deben ser interdisciplinarias y hay que formar profesionales desde esta perspectiva, dirigentes capaces de comprender la problemática en su conjunto”.


Pequeños productores se unen para agregar valor Con el impulso del INTA, dos asociaciones de productores de Córdoba y Santa Fe formaron una federación de pymes para impulsar el agregado de valor en origen.

U

nas 400 pequeñas y medianas empresas de prensado-extrusado procesan actualmente 3,5 millones de toneladas de soja y ocupan en forma directa a más de 3.000 personas en el interior productivo de Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires, Entre Ríos y otras provincias. Allí comienza el recorrido de esa oleaginosa y sus múltiples alternativas de industrialización con productos y subproductos (aceites, biodiesel, alimentos, lecitinas, concentrados proteicos, etc.). Frente a este contexto y con el impulso del INTA, la Cámara de Biocombustibles de Córdoba (Cabiocor) y la Cámara de Industrias de Extrusado y Prensado de Santa Fe (Cidep) sentaron las bases para conformarla Federación Intercámarade Pymes de Agregado de Valor en Origen dela Producción Agropecuaria. Para José Méndez, especialista del INTA Totoras –Santa Fe–, “es un paso fundamental que ayuda y contribuye a todo lo referente a lo organizacional de este sector. El hecho de aunar esfuerzos y unificar intereses y, paralelamente, adquirir representatividad en lo legal y jurídico que concierne a la instalación y funcionamiento de una planta de extrusado-prensado de soja, por ejemplo, posibilita un fortalecimiento para el organismo formado, que representa a muchas pymes y grupos asociativos del sector”. “Además, –aseguró Méndez– la unión de estas cámaras y la voluntad de unificar esfuerzos es algo muy importante que no solo solucionará problemas, sino que también posibilitará muchas otras ventajas para las pymes en funcionamiento, como mejoras en los procesos, apertura de nuevos mercados, etc; y para los grupos asociativos y pymes que están en etapa de proyecto”. El acuerdo tuvo lugar recientemente en la Bolsa de Comercio de Santa Fe y fue firmado por los presidentes de las cámaras –Walter Moretta y Walter Albrecht, respectivamente– y los técnicos del INTA Cristian Casini, Mario BragachiniAlejandro Saavedra, José María Méndez y Fernando Ustarroz. La idea de esta asociación fue gestada durante la 2ª Jornada de Capacitación sobre Valor Agregado en Origen realizada en el INTA Marcos Juárez –Córdoba–,

donde los técnicos institucionales participaron como mediadores del acuerdo. Allí se fijaron los objetivos de agrupar a las cámaras de pymes procesadoras de granos y oleaginosas para agregar valor en origen, crear ámbitos de debate y consenso para mejorar y estandarizar el producto elaborado; ordenar y regular el mercado interno; buscar oportunidades de exportación; tratar las condiciones laborales diferenciales en las empresas del sector; innovar en procesos y productos y promover la investigación público-privada, entre otras metas comunes. En esa línea,la Federación Intercámarapropone constituirse como una entidad de representación nacional que eventualmente agrupe a todas las cámaras provinciales y promueva la defensa de los intereses sectoriales y fortalezca al sector. El agregado de valor de los granos en origen está en sintonía el Plan Estratégico Agroalimentario Nacional, Participativo y Federal, que busca posicionar a la Argentina como un país líder en producción de bienes y servicios agroalimentarios y agroindustriales de calidad y con valor agregado global, asegurando la provisión alimentaria nacional y satisfaciendo la demanda internacional en cantidad y calidad en un marco de equidad territorial, inclusión social y sustentabilidad ambiental, económica y social; promoviendo de esta forma el desarrollo de la nación y sus regiones.

Página 27


Valor agregado y agrometeorología, pilares del INTA en Expoagro Los desarrollos tecnológicos del instituto se exhibirán en la muestra con énfasis en la innovación para producir con eficiencia y de manera sustentable.

E

sta vez será Junín, la mayor ciudad del noroeste bonaerense, el punto de encuentro para la nueva edición de Expoagro, que se realizará del 6 al 9 de marzo y contará con la participación del INTA. Este año, el foco estará puesto en el valor agregado y la bioenergía en origen, las diversas herramientas agrometeorológicas y el concepto de innovación en sentido amplio. “Hace tres años que el INTA viene con esta temática de invitar al productor de ver más allá de la producción primaria, de mostrarle al productor que se transforme de un exportador de granos en un exportador de productos con valor agregado”, explicó Alejandro Saavedra, especialista del INTA de Justiniano Posse (Córdoba) y coordinador técnico del stand. Saavedra refirió al valor agregado en los granos, con la transformación de la soja en expeler y aceite, además de la transformación del expeler en proteína animal. Asimismo, participarán empresas líderes del sector de maquinaria agrícola para transferir de manera conjunta distintas tecnologías en muestras dinámicas. El coordinador adelantó que el INTA mostrará los resultados de emprendimientos en marcha para observar los cambios logrados a partir de la apropiación del concepto de agregado de valor, como grupos de producción porcina. Por otra parte, la “bioenergía en origen” tendrá un lugar destacado en este rubro y los profesionales del instituto harán referencia a la producción de biodiesel y bioetanol desde los granos de soja y maíz.

Agrometeorología, pulverizaciones y más “Considerando el año que hemos tenido, hemos incorporado el elemento de la agrometeorología”, apunPágina 28

tó Saavedra, en referencia al año La Niña y al uso de información meteorológica al servicio de la producción agropecuaria. En este sentido, por primera vez participarán de la muestra especialistas del Instituto de Clima y Agua del INTA. En cuanto a la aplicación de agroquímicos, se exhibirán diferentes dispositivos electrónicos desarrollados por el Instituto de Ingeniería Rural del INTA: un sistema electrónico de calibración para pulverizadoras, que permite calcular todos los parámetros de la aplicación; un detector de malezas, que cuenta con un filtro óptico que percibe una maleza y ahorra herbicida; una modulación por ancho de pulsos y un exhibidor de pastillas de pulverización. El mismo instituto, además, presentará a Facón, un sistema que permite optimizar la distribución de semillas y fertilizantes durante la siembra. Y como todos los años, técnicos del INTA llevarán adelante el Campeonato Nacional de Aplicadores de Agroquímicos, en su octava edición, para evaluar la calidad de las pulverizaciones simulando una aplicación para control de roya de la soja o enfermedades de fin de ciclo. El espacio del instituto, dependiente del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, contará con una superficie de 4.200 metros cuadrados que permitirá conocer las distintas etapas de la producción agropecuaria en las principales cadenas, a partir de temas como suelos y rotación de cultivos, riego, pulverizaciones, cosecha y poscosecha, forrajes conservados, biocombustibles, cooperativismo, agricultura familiar y Pro-Huerta, entre otros.


Pรกgina 29


Pรกgina 30


Pรกgina 31


Pรกgina 32


“El INTA es uno de los mejores organismos científico-técnicos de América” Con estas palabras el ministro de Agricultura de la Nación, Norberto Yauhar, participó del lanzamiento en Santiago del Estero de INTA Expone NOA. Participaron el gobernador Gerardo Zamora y el director nacional, Eliseo Monti.

C

on el mismo entusiasmo con el que se baila una chacarera, se presentó en Santiago del Estero la megamuestra INTA Expone NOA, que se realizará del 20 al 22 de abril. En la Casa de Gobierno provincial se realizó un acto oficial del que participaron el ministro de Agricultura de la Nación, Norberto Yauhar; el gobernador local, Gerardo Zamora; ministros provinciales; el vocal del Consejo Directivo del organismo, Alejandro Lahitte; y el director nacional del INTA, Eliseo Monti. La muestra ya fue presentada en Salta y Tucumán. Yauhar dijo que “realizamos una repotenciación del INTA de la mano de un aumento de su presupuesto. Este organismo es el que le da las herramientas necesarias al Ministerio de Agricultura de la Nación. La clave es trabajar conjuntamente con todos los gobiernos para seguir creciendo como una Argentina distinta. Por eso los invito a visitar esta megamuestra”. Dedicó palabras para los productores “con quien este gobierno a desarrollado un nuevo vínculo para seguir creciendo en cada una de las regiones. Hoy este camino es el objetivo para la construcción de un nuevo modelo en la Argentina, el de realizar inversiones en organismos clave como el INTA, que es una de las mejores organizaciones científico técnicas de América”. Por su parte Monti destacó la importancia que tiene la megamuestra para toda la región del NOA y explicó que el principal objetivo es que “el productor, los profesionales, la familia y el público en general se informen sobre los diferentes trabajos, puedan conocer y mantener un diálogo con los responsables directos de las innovaciones y los desarrollos tecnológicos agropecuarios y que los integrantes de la institución tomen contacto directo con los destinatarios principales de las tecnologías que desarrollan”. En esta línea el gobernador destacó: “Es un honor y un orgullo lanzar esta muestra en Casa de Gobierno, por la tarea que el INTA desarrolla hace tantos años en la provincia y en el país. Esta muestra es el reflejo de lo que se puede hacer con trabajo coordinado entre organismos. Estas acciones muestran un brillante presente pero también reflejan un gran futuro, de la mano de la cultura del trabajo, acompañando los sectores productivos y cuidando al medioambiente. Estos temas están en la agenda de las discusiones y del trabajo político cotidiano. Santiago del Estero es viable, está de pie y tiene

un lugar importante en las agendas de los proyectos federales”. A su momento, Luis Gelid, Ministro de Producción, Recursos Naturales, Forestación y Tierra remarcó que “es un honor que el INTA haya decidido lanzar INTA Expone en nuestra provincia, pero no es una gratificación aislada, sino que profundiza las acciones del INTA en la provincia, como la decisión de instalar una nueva estación experimental en Quimilí, en el Este de Santiago del Estero, para acompañar el desarrollo de esta región”. Esta exposición es una oportunidad para mostrar las fortalezas de las alianzas estratégicas y la articulación con las universidades, entidades, instituciones y empresas comprometidas con el sector agropecuario en un ámbito de desarrollo territorial con sustentabilidad ambiental. En esta línea, Lahitte remarcó que INTA Expone NOA es la exposición no comercial más grande de Latinoamérica: “Esto se ve reflejado en la visita de estudiantes de escuelas y universidades que son clave para acercar aún más a la institución a todas las familias e incentivar a los chicos y adolescentes en la cultura agropecuaria. Sin dudas es una gran apuesta institucional”. La megamuestra estará dividida en cuatro senderos: valles áridos, quebrada y puna, pedemonte y yungas, valles templados, y llanura chaqueña. En tanto que las áreas estratégicas mostrarán temáticas destacadas de alto impacto: innovación a futuro, recursos naturales y gestión ambiental, tecnologías de la información, extensión y desarrollo rural, agricultura familiar y un sector institucional. El director nacional del INTA agradeció el apoyo que la institución recibe en esta provincia, pidió que la familia se acerque a la exposición y agregó: “quien visite la muestra podrá ver todo lo que la institución hace para el sector productivo junto con otros organismos del Estado nacional, provincial y municipal para el desarrollo del sector agropecuario”. INTA Expone NOA, declarada de interés provincial por la provincia de Santiago del Estero, constituye una experiencia única a través de la cual la institución renueva su compromiso como instrumento del Estado nacional para promover el desarrollo del sector agropecuario y del país. En esta edición, la muestra promete mostrar el noroeste argentino en todos sus sentidos. Página 33


Pรกgina 34


Pรกgina 35


Pรกgina 36

Edicion febrero 2012  

Al servicio del productor

Advertisement