Page 18

Mujeres célebres

Rosa Luxemburgo

R

evolucionaria nacida en Polonia. Tras formarse en economía y derecho en Zurich, Rosa Luxemburgo (18761919) trabajó como periodista y se inició en política. Su inteligencia, empuje y capacidad fueron razones para que destacara como dirigente de la socialdemocracia. Su militancia socialista le llevó a intervenir en 1905 en la Revolución polaca, y a oponerse a la Gran Guerra, lo que le costó varias penas de cárcel. Consideraba que las masas proletarias no debían participar en una contienda organizada por los gobiernos oligárquicos capitalistas, pues la verdadera lucha sería la que estaba planteada entre el capitalismo y el proletariado. Rosa Luxemburgo formó parte del grupo alemán Spartakus, que fundó junto con Karl Liebknecht y Clara Zetkin. Este grupo se dedicó a la difusión de las ideas socialistas y a oponerse a la guerra. Su pensamiento representó a las opciones radicales en el seno de la II Internacional. Rosa Luxemburgo creía en una opción socialista internacional; esto es, alejada de particularismos y nacionalismos, en la que las masas obreras tomaran el poder al capital. Como teórica, realizó importantes contribuciones al desarrollo del marxismo, en especial en lo referente a las relaciones entre nacionalismo y socialismo. Rosa se convirtió en redactora del periódico marxista Neue Zeit (Nuevos Tiempos). Lenin, a la vez que criticaba algunos errores y desviaciones de Rosa Luxemburgo, la distinguía con gran estima como ardiente luchadora por la causa de la clase obrera contra el revisionismo, y la calificaba de “águila”, de “gran comunista”. Los insurrectos la apodaban la Rosa Roja. El 15 de enero de 1919, junto con Liebknecht, fue ferozmente asesinada por los contrarrevolucionarios alemanes. En homenaje y reconocimiento a tan excepcional mujer, la recordamos con sus propias palabras: Loado sea aquél por quien fue hecho el mundo y que buenas creó las cosas; creó el mar infinito y profundo y las naves creó, que por él bogan; creó el paraíso de luz eternal, creó la hermosa tierra… ¡Y creó tu faz!

Revista El Faro núm 8  

Revista de temas jurídicos

Advertisement