Page 1

Revista

El

Faro

Año 3 - Núm 8

Abril – Agosto 2011

CHIAPAS


Revista

El

Faro

Contenido: Editorial 01

Año 3 Número 8 Abril-Agosto 2011

Noticias en torno al concurso de ensayo: La vida del Ministro Juan Díaz Romero 02 Director: Magistrado Adrián Avendaño Constantino Edición: Fidel Carlón Solís Colaboradores: Magistrado Adrián Avendaño Constantino Lic. Enoch Cancino Pé-

Actividades académicas Flor Virginia Mota 03 Chiapas Lic. Enoch Cancino Pérez 05 Belisario Domínguez Lic. Natividad Regina Martínez 08 La Maruchita J. Otilio Avendaño C. 10

rez Lic. Natividad Regina Martínez Ramírez Lic. José de Jesús Gómez Hernández Lic. Felipe Blásquez Rivera Lic. Abril Verónica Mora Madrid Lic. Ángel Rosas Solano Lic. Adrián Domínguez Torres Flor Vriginia Mota J. Otilio Avendaño C.

La marimba, símbolo del alma soñadora de mi pueblo Lic. Adrián Avendaño Constantino 11 Marcos o la abdicación del caudillo Emmanuel Ruíz C. 13 Mujeres célebres: Rosa Luxemburgo 16 Asociación Nacional de Magistrados y Jueces de Distrito del PJF Lic. José de Jesús Gómez Hernández 17 2011: la reforma a la Constitución Lic. Felipe Blásquez Rivera. 20 La incorporación del sistema acusatorio adversarial ante la reforma constitucional Lic. Abril Verónica Mora Madrid. 22

Emmanuel Ruíz C.

No soy de aquí, ni soy de allá... Lic. Ángel Rosas Solano 25 Los textos publicados son responsabilidad de quien los firma.

revistafaroijf@gmail.com

Focos de atención: Sobre el trato indebido en órganos jurisdiccionales y la Cortesía Judicial Lic. Adrián Domínguez Torres 28 Criterio relevantes 33


Editorial * Y seguimos hablando, ahora en el año 3 de esta revista, ahora con el número 8 dedicado a uno de los estados más bellos de nuestro país: Chiapas. Y más que hablando venimos escribiendo y dando cauce a la escritura de aquellos (los que podemos) que han hecho propia la motivación de decir: esta boca es mía, y han tenido confianza en este medio alternativo, y han hecho propia esta revista, dedicándole tiempo y esfuerzo robados a sus tareas cotidianas. Sabemos que, incluso, hay quienes acostumbrados a echar toda la carne al asador, le han dedicado un poco o mucho de su corazón. Y así también nosotros, atentos a esos esfuerzos, nos empeñamos en seguir dando tinta a este proyecto que poco a poco se ha vuelto nuestra realidad cotidiana: El Faro. Reforzamos aquí y ahora el compromiso adquirido desde el primer momento de aquel primer número de esta revista: ser voz de muchos, e insistimos en la invitación a todos nuestros lectores para participar de este medio de comunicación y hacer propia la palabra, una palabra digna que construya, que busque, que luche, que informe; siempre con dignidad; siempre con respeto; siempre siendo justa; siempre siendo libre. Y decimos también que, con esta invitación, somos conscientes de la responsabilidad adquirida, y que luchamos día a día por ser merecedores de la palabra empeñada por quienes colaboran con este proyecto. ¡Larga vida a la palabra digna, larga vida a El Faro ! ** Acercándonos por los caminos del sureste mexicano, llegamos a un lugar lleno de encantos y misterios: Chiapas. Aquí, la impronta es el agua, el elemento que lava, que disuelve las impurezas, que renueva, que da vida. Por tanto, aquí, la impronta es la vida. Por ello, se antoja natural abrir las puertas de esta revista con un elemento legendario que se ha vuelto símbolo del estado, un anciano que, con sus 12 millones de años de vida, ha sido origen y respaldo de la vida chiapaneca: el Cañón del Sumidero. Cuenta la leyenda que en el siglo XVI, los indios chiapanecos decidieron arrojarse con todo y su familia al Cañón del Sumidero, para evitar su captura en manos de los conquistadores, con quienes habìan mantenido ferreas batallas. Las mujeres chiapanecas, para cumplir lo acordado, empujaron primero a sus hijos mayores y abrazaron después a los lactantes para lanzarse con ellos. Al respecto, cabe recordar las palabras del historiador Flavio Guillén en su Historia desconocida: Revista

Por este heroísmo sublime e insuperable, en real cédula se acordó que el escudo de la provincia chiapense consistiera en un broquel rematado por la regia corona y en cuyo cielo de sangrientos gules, destacaran dos peñones cortados a tajo; en la cima de uno la torre inexpugnable y en la del otro la palmera del martirio heroico; en el abismo un río azul, color heráldico de la gloria; y en lo más alto de los escarpados precipicios, dos leones símbolos del valor indígena, echándose al fondo de las aguas inmisericordes.

De tal manera, se puede ver en el Cañón del Sumidero un símbolo de resistencia indígena que evoca la unión de un pueblo ante la invasión. Unión y resistencia digna de ser recordadas y aprehendidas. Unión y resistencia que habita nuestro pasado latinoamericano, y de la que nos dieron ejemplo no sólo los chiapanecas, sino también los siboneyes, los taínos, los caribes, los siux, los apaches, los araucanos, los onas, los fueguinos, los aztecas, los mayas, los incas, los iroqueses, los guaraníes, los chibchas, y tantos pueblos indígenas más que se negaron al yugo del conquistador, y que enarbolaron su derecho a decidir su vida y su muerte. Unión y resistencia enarboladas por los legendarios rebeldes indígenas: Caonabo, Mayabanex, Guarionex, Anacaona, Mancatex, Guamá y Guaroa en Haití y Cuba; Hatuey en Puerto Rico, Caupolicán y Lautaro entre los araucanos; Nicaroguán en Nicaragua; Cuauhtémoc en México, y Atahualpa en el Perú. Unión y resistencia que hoy, a más de 500 años de la llegada de los europeos, deben enaltecer nuestra identidad latinoamericana y la diversidad de nuestro pueblos, y ser motivo e inspiración para proclamar el comienzo de una nueva historia de integración y justicia que otorgue verdadera soberanía, libertad y respeto a cada pueblo, a cada grupo y a cada individuo en esta tierra. No podemos ni debemos olvidar que estamos sometidos a formas nuevas de dominación del neocolonialismo -a veces peores que los antiguos métodos coloniales- y que estas nuevas formas persisten en el reparto desigual de las riquezas; en comprometer la soberanía nacional con el ensanchamiento de la deuda externa; en someter a la gran mayoría de los seres humanos a través de la especulación y el agio bancarios; en la arrogancia y el interés en fomentar nuestra división, la agresión y la injerencia, el des-


empleo, la pobreza y el hambre (el 57% de la población mundial sufre actualmente estas desdichas); en la destrucción del medio ambiente; en el saqueo de los recursos naturales so pretexto del desarrollo y, en fin, en destruir todo lo que contribuya a resaltar los valores comunes de nuestra cultura, nuestra historia, nuestra ética, nuestras tradiciones y nuestras costumbres. No podemos ni debemos olvidar nuestro derecho a vivir con dignidad, libertad y justicia. No podemos ni debemos ignorar nuestro legítimo derecho a decidir quiénes somos y hacia dónde vamos. Sean pues en nuestras decisiones lo que construya un mejor espacio para la lucha digna, para la libertad, para la justicia, para la razón y la paz. *** Nos quedamos cortos. ¿Cómo abarcar la complejidad de un estado como el chiapaneco? Es imposible. Su magia, sus héroes, su música, su lucha, sus lenguas, sus mundos dentro de otros mundos, su resistencia, su riqueza y su miseria, sus etnias, sus historias, sus muertos, sus rostros y pasamontañas, su amor y su reclamo, su silencio y su canto, casi todo lo visible y todo lo invisible; se nos escurren entre las manos. De lo que nos queda, la maravilla, se habla en este número lo mejor que podemos: la nostalgia y alegría de la marimba, la rebeldía indígena, la lucha ejemplar de Belisario Domínguez, la riqueza cultural y natural del Estado de Chiapas y, sobre todo, el amor y respeto de hablar de una tierra de encantos y misterios.

Noticias en torno al concurso de ensayo: La Vida del Ministro Juan Díaz Romero

E

l día 30 de junio de 2010, la Extensión Xalapa del Instituto de la Judicatura Federal, con el apoyo de la Facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana, lanzó la convocatoria del Concurso de Ensayo: La Vida del Ministro Juan Díaz Romero en la que se estableció como plazo de entrega para los trabajos el 30 de noviembre de ese año. Sin embargo, a petición de diversas personas interesadas en participar, previo acuerdo del jurado calificador, se extendió dicho plazo hasta el 22 de marzo de 2011, lo que se publicó en el número 6 de esta revista (además se fijaron carteles con esta información en los dos edificios del Poder Judicial de la Federación, que tienen su sede en esta ciudad, así como en las instalaciones de la Facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana y de la Extensión Xalapa del Instituto de la Judicatura Federal). Los trabajos recibidos (catorce en total) se enviaron al jurado calificador que estuvo integrado por los licenciados: Sofía Virgen Avendaño, María Isabel Rodríguez Gallegos, Mario Albero Flores García, Luis García Sedas (magistrados de circuito), Luis Fernando Angulo Jaboco, José Ezequiel Santos Álvarez (jueces de distrito), Rodolfo Jorge Ortiz Escobar y Joel Armas Salinas (académicos de la Universidad Veracruzana). El jurado recibió cada uno de los trabajos con seudónimo y un número de control, mientras que los datos personales de los participantes, en sobre lacrado, quedaron bajo resguardo en la Extensión Xalapa del Instituto de la Judicatura Federal. Para la calificación se tomó en cuenta originalidad, contenido y redacción de los trabajos. Al fi-

nalizar la calificación, los integrantes del jurado enviaron al magistrado Adrián Avendaño Constantino los trabajos calificados. Posteriormente, el 17 de junio de este año, en el restaurante Villa la Gavia, se reunió parte del jurado calificador con el magistrado coordinador de la Extensión Xalapa, para conocer los nombres de los participantes que se encontraban en el sobre lacrado y que ninguno de los miembros del jurado conocían, pues todos los trabajos se manejaron con seudónimos, y ahí mismo se identificaron por nombres, acudieron en su calidad de jurados los magistrados Sofía Virgen Avendaño y Mario Alberto Flores García, el juez José Ezequiel Santos Álvarez y los maestros Rodolfo Jorge Ortiz Escobar y Joel Armas Salinas. También lo hicieron como invitados los jueces Jorge Toss Capistrán y Juan Carlos Ramírez Gómora; todos ellos dieron fe de que cada uno de los sobres que contenían los trabajos calificados se encontraban sellados, y de las tres calificaciones más altas. Por ello fue que sólo hasta entonces pudieron conocerse los nombres de los tres primeros lugares. Finalmente, el día 8 de julio, en el Aula Magna de la Facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana, se llevó a cabo la premiación y entrega de reconocimientos a los demás participantes del concurso y a los integrantes del jurado. En dicha ceremonia se contó con la presencia del Ministro Juan Díaz Romero. El Faro agradece la asistencia del personal del Poder Judicial de la Federación y de la Universidad Veracruzana a este emotivo e inolvidable evento académico, digno del mérito y reconocimiento de que goza el señor Ministro. Revista


Revista

El

Faro

03

Actividades académicas (Cartelera de cursos y eventos) Flor Virginia Mota García. Oficial Administrativo de la Extensión Xalapa del Instituto de la Judicatura Federal

E

l Tribunal Superior de Justicia del Estado y el Consejo de la Judicatura a través del Instituto de Formación, Capacitación, Especialización y Actualización del Poder Judicial del Estado organizaron la conferencia magistral “Reforma Constitucional y Juicios Orales” a cargo del Doctor en Derecho Sergio García Ramírez, investigador jubilado, y docente del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, que se ha desempeñado como Secretario del Trabajo, Procurador General de la República, Procurador General de Justicia del Distrito Federal y Presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Dicha conferencia se llevó a cabo el día 31 de mayo, en el salón de usos múltiples del Palacio de Justicia del Estado. De dicho evento sobresale la perspicacia del ponente, quien sostuvo que la reforma constitucional, específicamente en el tema de los juicios orales, tiene contrastes porque si bien la oralidad es un aspecto positivo, por otro lado, se han reducido las garantías individuales y los derechos de los ciudadanos. Con motivo del programa de capacitación, la Secretaría del Trabajo, Previsión Social y Productividad, a través de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje del Estado, organizó el Primer Ciclo de Conferencias Magistrales 2011 para la Actualización en la aplicación de la Justicia Laboral, el cual se llevó a cabo, a partir de las 17:00 horas, en el Auditorio Cándido Aguilar. El Programa fue desarrollado de la siguiente manera: El día 13 de abril, se realizó la conferencia Criterios Relevantes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en Materia de Trabajo, a cargo del Mgdo. Hugo Arturo Baizábal Maldonado, integrante del Tercer Tribunal Colegiado en Materias Penal y de Trabajo del Séptimo Circuito; el día 27 de abril, el tema Amparo en Materia Laboral, estuvo a cargo del Lic. Arnulfo Joachin Gómez, Secretario del Tercer Tribunal Colegiado en Materias Penal y de Trabajo del Séptimo Circuito; para el día 12 de Mayo, la exposición trató sobre Aplicación de Criterios sobre Admisión de Pruebas, a cargo del Lic. Guillermo Martín Hernández Galindo, Presidente de la Junta Especial Número 22 de la Federal de Conciliación y Arbitraje; el 18

de mayo, tocó el turno al Lic. Flavio Adrián Domínguez Jiménez, Auxiliar del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado, con el tema Conciliación en el Procedimiento Laboral; el día 25 de mayo, el Dr. Andrés Salomón Rodríguez, magistrado del Tribunal de Conciliación y Arbitraje del Poder Judicial del Estado de Veracruz, trató el tema: Servicio Profesional de Carrera en Poderes Públicos; por último, y para cerrar el ciclo de conferencias, el día 8 de junio, el Mgdo. Adrián Avendaño Constantino, Integrante del Segundo Tribunal Colegiado de Circuito del Centro Auxiliar de la Cuarta Región, participó con la plática Criterios Relevantes del Poder Judicial Federal en Materia de Ejecución de Laudos y Notificaciones en Materia Laboral. De las actividades académicas que realiza anualmente la Extensión Xalapa del Instituto de la Judicatura Federal, dentro de los cursos regulares que se están impartiendo destaca el Curso para Actuarios, en la Modalidad Virtual 2011-2 (del 6 de junio al 16 de agosto); y dentro de los cursos especiales se encuentran la impartición del Curso de Nociones Generales de la Materia Administrativa (del 25 de abril al 22 de junio) y el Taller TeóricoPráctico de Actividades Actuariales (13 de junio al 6 de julio). De las videoconferencias que se han transmitido resalta: La Protección de los Derechos de los Trabajadores Migratorios y de sus Familias y la Trata de Personas con fines de Explotación Laboral (4 y 11 de mayo). Asimismo, le informamos que finalmente el jurado calificador dio a conocer los resultados de los trabajos relacionados con el Concurso de Ensayo sobre la Vida del Señor Ministro Don Juan Díaz Romero, en el orden siguiente: Primer lugar Lic. Natividad Regina Martínez Ramírez. Las Enseñanzas de Don Juan… Segundo lugar Lic. Adrián Domínguez Torres. La Vida del Ministro Juan Díaz Romero Tercer lugar Lic. Ángel Rosas Solano. Juan Díaz Romero (Vida y Obra)


Revista

04

El

La ceremonia de premiaciรณn se llevรณ a cabo el dรญa ocho de julio de 2011, en el Aula Magna de la Facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana, con la presencia del Seรฑor Ministro Dรญaz Romero. Para concluir, se hace una invitaciรณn a nuestros lectores para que visiten la pรกgina web del Instituto: http://www.ijf.cjf.gob.mx. En ella podrรกn consultar y descargar material de manera libre de algunos cursos y conferencias; o ver el video de alguna de ellas, como es el caso de la conferencia: Problemas Actuales de los Derechos Fundamentales, a cargo del Dr. Ernesto Garzรณn Valdรฉs, la cual se llevรณ a cabo en el Auditorio del Instituto de la Judicatura Federal, en la ciudad de Mรฉxico. Igualmente, la pรกgina web de la Suprema Corte de Justicia de la Naciรณn: http://www.scjn.gob.mx, permite el acceso libre a los videos de todas las sesiones del Diplomado sobre el Nuevo Sistema de Justicia Penal

Faro

Acusatorio en Mรฉxico, desde la Perspectiva Constitucional* (el cual se transmite tanto en la Extensiรณn del Instituto como en la Casa de la Cultura Jurรญdica de Xalapa). Nota: Usted podrรก consultar el trabajo de la ganadora del primer lugar en el suplemento de esta revista. Para mayor informaciรณn, consulte las fuentes electrรณnicas: http://www.ijf.cjf.gob.mx http://www.ijf.cjf.gob.mx/cursosesp/2011/diplojusticiapenal/ini.asp http://www.ijf.cjf.gob.mx/Especialidades/2011/admondejusticeenjuzgdedtto/AVISO%20IMPORTANTE%20ESPECIALIDAD.pdf http://www.scjn.gob.mx http://www2.scjn.gob.mx/red/videosdiplomado/.

/D 'LUHFWLYD (QWUDQWH GH OD $VRFLDFLyQ 1DFLRQDO GH 0DJLVWUDGRV GH &LUFXLWR \ -XHFHV GH 'LVWULWR GHO 3RGHU -XGLFLDO GH OD )HGHUDFLyQ $& WLHQH HO KRQRU GH LQYLWDUOH D OD FHUHPRQLD GH FDPELR GH PHVD GLUHFWLYD TXH VH OOHYDUi D FDER HO GtD YLHUQHV  GH DJRVWR GHO DxR HQ FXUVR HQ SXQWR GH ODV  KRUDV HQ HO +RWHO 3UHVLGHQWH ,QWHUFRQWLQHQWDO GH OD &LXGDG GH 3XHEOD 3XHEOD

&RQWDUHPRVFRQODSUHVHQFLDGHO

6U0LQLVWUR-XDQ16LOYD0H]D 3UHVLGHQWHGHOD6XSUHPD&RUWHGH-XVWLFLDGHOD1DFLyQ\GHO&RQVHMR GHOD-XGLFDWXUD)HGHUDO\GLVWLQJXLGRVLQYLWDGRV (VSHUDPRVFRQWDUFRQVXDPDEOHDVLVWHQFLD ^K//MEE/KE>D'/^dZK^/Zh/dKz:h^/^dZ/dK>WKZ :h//>>&Z/MEอ˜อ˜อพEKsEZ'/MEอฟ


Chiapas Lic. Enoch Cancino Pérez. Secretario adscrito al Juzgado Decimoquinto de Distrito en Xalapa, Veracruz

Chiapas, un día lejano, y serena y tranquila y transparente, debió brotar del mar ebrio de espuma o del cósmico vientre de una aurora Enoch Cancino Casahonda

E

l estado de Chiapas, localizado en el sureste mexicano, colinda al este con Guatemala, al oeste con Oaxaca, al norte con Tabasco, al sur con el Océano Pacífico y al noroeste con el Estado de Veracruz. Se divide en 118 municipios y en 7 regiones fisiográficas: Llanura Costera del Pacífico, Sierra Madre de Chiapas, Depresión Central, Bloque Central, Montañas del Norte y del Oriente y Llanuras Aluviales del Norte:


06 Las principales ciudades del estado en su orden son: Tuxtla Gutiérrez (capital), Tapachula de Córdova y Ordóñez (capital económica), San Cristóbal de las Casas (antigua Ciudad Real y capital), Comitán de Domínguez, Palenque, Ocosingo y Tonalá. El clima del estado es consecuencia de esta topografía y presenta una gran variedad. En algunas partes bajas de la costa y en la depresión que se encuentra entre los Altos y la sierra Madre (el valle formado por el caudaloso río Grijalva) el clima es cálido y seco, con una temporada lluviosa corta (seis meses). La vegetación es de selva baja y espinosa o selva caducifolia en las vegas de los ríos. En cambio, las partes bajas a sotavento de los vientos alisios, en el norte y noroeste de la entidad, reciben grandes cantidades de precipitación pluvial durante ocho o diez meses del año, lo que aunado a las altas temperaturas favorecen la presencia de la selva húmeda siempre verde (Selva Lacandona). Es precisamente en la Selva Lacandona, con una superficie aproximada de un millón de hectáreas, en donde se alberga el veinte por ciento del total de las especies animales mexicanas, entre ellas, aves acuáticas, boas, cocodrilos (incluyendo el cocodrilo de pantano, una especie endémica), manatíes, tapires o dantas, águilas arpías (que por su gran tamaño son capaces de sujetar a su presa, generalmente monos y pequeños venados y elevarlos por los aires hasta su guarida), jaguares, jabalíes, leoncillos, monos, puerco espines, sarahuatos, tepezcuintles, tlacuaches, tortugas, venados cola blanca y tucanes de cuello amarillo, etcétera. En esa exuberante porción selvática ubicada en lo que actualmente son los municipios de Palenque y Ocosingo, se desarrolló una de las más grandes culturas de Mesoamérica: los Mayas (llamados justamente “los griegos de América”, por sus adelantos matemáticos, astrológicos, artísticos y arquitectónicos), como puede constatarse en las edificaciones que realizaron en sus ciudades, Palenque (declarada por la UNESCO como patrimonio de la Humanidad en 1987), Bonampak (famosa por su amplia gama de murales que ofrecen una compleja visión de la sociedad), Yaxchilán y la pirámide de Toniná, joya prehispánica cién descubierta, que es más alta que la del sol en Teotihuacan, ya que alcanza los setenta y cinco metros, y tiene una antigüedad de mil setecientos años. En las zonas elevadas de la Sierra y de los Altos difieren enormemente los dos ecosistemas mencionados debido a su altitud, atrapan el remanente de humedad que no se depositó en sus vertientes, por lo que sus inviernos son secos y muy fríos, con temperaturas por debajo de los cero grados centígrados, mientras que los veranos tienden a ser muy templados y húmedos, con siete u

Revista

El

Faro

ocho meses de lluvia. La vegetación de estas regiones se ve dominada por bosques de coníferas (pinos) en combinación con árboles de hoja ancha (encinos). Cabe precisar que ambas cadenas cuentan con una de las cubiertas vegetales más hermosas del estado: el bosque nuboso, que, aunque con los años ha ido desapareciendo por la tala inmoderada, a la fecha se han podido preservar más de cien mil hectáreas de éste, en una reserva de la biósfera, denominada “El Triunfo”, en donde todavía existen ejemplares de quetzal, ave pequeña de aproximadamente cuarenta centímetros (en peligro de extinción), con el cuerpo verde y el pecho rojo, con iridiscencias, poseedora de un bello plumaje, que por cierto es la ave nacional de la hermana República de Guatemala (con quien compartimos frontera) desde mil ochocientos setenta y uno; su imagen aparece en la bandera de ese país, en su sello, y es el nombre de su moneda de uso corriente. Cuenta una espléndida leyenda de la tradición oral de la región, que el quetzal solía cantar hermosamente antes de la conquista española, consumada ésta, calló, pero cantará de nuevo cuando la tierra sea libre de verdad. Algunos respetables lectores quizá se pregunten porqué se hace alusión a la República de Guatemala y ello es porque Chiapas, antes de integrar la Federación y convertirse en la decimonovena entidad federativa, mediante un plebiscito popular por regiones, concluido el catorce de septiembre de mil ochocientos veinticuatro, se encontraba integrado a la Capitanía General de Guatemala. Por ese motivo existe un indisoluble vínculo cultural entre los chiapanecos y el pueblo guatemalteco, aun cuando históricamente Chiapas haya ejercido su soberanía en pro de la causa de la anexión a la Nación Mexicana.


Revista

El

Faro

Muestra de esa fusión, es la figura de Fray Matías de Córdova, nacido en la ciudad de Tapachula de Córdova y Ordóñez, quien fue literato, pedagogo, filósofo y político. Despunta de su legado ser quien fundó la Real y Pontificia Universidad de Chiapas, además de promover la creación de la Sociedad Económica de Amigos del País (filial de la de Guatemala); además, introdujo al estado la primera imprenta, fundó la que puede considerarse la primera escuela normal en nuestro país y Centroamérica. La fábula La tentativa del León y el éxito de su empresa figura entre las cien mejores poesías de la lengua castellana en Hispanoamérica y fue el promotor de la independencia de Chiapas y de las provincias centroamericanas (si no hubiera existido ese movimiento independentista, Chiapas no sería parte de la República Mexicana). No debe soslayarse que este gran prócer, en un gesto de grandeza, aleccionador para las futuras generaciones, al fallecer, en el año de 1828, pidió ser enterrado sin tumba ni señalamiento alguno, en el templo adjunto de la catedral de Santo Domingo, en la ciudad de Chiapa de

07 Corzo, Chiapas, entre la capilla de la Virgen de Guadalupe y el altar mayor, por ser el lugar donde el sacerdote pasaría diariamente a la hora de realizar sus oficios, para que lo pisara, dada la exigua importancia que le daba a las vanidades del mundo. Indiscutible es que la fecunda naturaleza que tiene el territorio chiapaneco, en sus recursos hidrográficos, flora, fauna y herencia cultural, así como el sonido del viento que evoca sus marimbas, y el aroma de café que envuelve los sentidos, ha dado pauta a la formación de chiapanecos con altos valores patrios, jurídicos y literarios que han figurado y aportado a la conformación de la identidad nacional, entre ellos, Don Belisario Domínguez, (considerado el máximo héroe civil de México), que al haber redactado en su carácter de Senador de la República, un discurso que no fue pronunciado, pero sí publicado, denunciando las tropelías de Victoriano Huerta y su manifiesta culpabilidad en el asesinato del Presidente Don Francisco I. Madero y del Vicepresidente Don José María Pino Suárez, provocó la reacción del tirano Huerta, quien ordenó su asesinato, perpetrado el 8 de octubre de 1913. Su heroica muerte por la libertad, hizo que los gobiernos emanados de la Revolución, instituyeran la medalla “Belisario Domínguez”, presea máxima que honra a mexicanos que se distingan por su valor cívico, concedida por la Cámara Alta del Poder Legislativo Federal, en Pleno. En la ciencia jurídica, despuntó con brillantez Don Emilio Rabasa Estebanell (padre de una estirpe de juristas que hasta hoy destacan), considerado uno de los pilares del sistema jurídico Nacional; en prueba de ello, una escultura de él fue colocada en el edificio que alberga la Suprema Corte de Justicia de la Nación; como reconocimiento a sus logros y valía, destacando de su legado, la fundación en 1912 de la afamada Escuela Libre de Derecho, y la obra intitulada El artículo 14 y el juicio Constitucional. Un pueblo de esas condiciones culturales magnificentes, en lo literario inspiró la poesía entrañable del Doctor Rodulfo Figueroa, el canto nostálgico del Doctor Enoch Cancino Casahonda y el arrebato pasional de Don Jaime Sabines Gutiérrez, así como la excepcional pluma de la extinta escritora Rosario Castellanos, pionera de la defensa de los derechos nativos. Otros chiapanecos ahora trabajan para representar al estado, y son muchos, pues es tierra de poetas y artistas.


Belisario Domínguez Lic. Natividad Regina Martínez Ramírez. Oficial Administrativo del Segundo Tribunal Colegiado de Circuito del Centro Auxiliar de la Cuarta Región

I

ndudablemente, las páginas de la historia de México están repletas de nombres de hombres valerosos y admirables que han engrandecido a nuestro país; pero, sin duda, es en el periodo revolucionario cuando México vio nacer a sus héroes pródigos. En esas páginas existe un pequeño espacio dedicado al doctor Belisario Domínguez, quien trascendió a la historia por su nobleza, por su desempeño como senador, y por haber sido uno de los fuertes críticos del gobierno espurio de Victoriano Huerta. Belisario Domínguez nació el 25 de abril de 1863 en Comitán, Chiapas, en el seno de una familia de clase media formada por doña Pilar Palencia y Don Cleofas Domínguez; este último, era conocido por haber participado con un reducido grupo de civiles, en la defensa de la plaza de Comitán contra el ataque vigoroso de las fuerzas clericales del reaccionario Juan Ortega, el 15 de mayo de 1863. Batalla en la que el padre de Belisario perdió una pierna.


Revista

El

Faro

Cursó sus estudios primarios en Comitán, siguiendo los preparatorios en San Cristóbal de las Casas. Posteriormente se trasladó a París para estudiar la carrera de medicina, en donde tuvo que volver a cursar sus estudios secundarios y preparatorios, porque no se los reconocieron. Radicó en París 13 años, y en 1890 recibió el título de médico cirujano, partero y oculista, con ofrecimiento para trabajar en un hospital de esa ciudad, el cual rechazó porque tenía la fuerte convicción de regresar a su patria para poner sus conocimientos al servicio del pueblo. A su regreso a Chiapas contrajo matrimonio con su prima Delina Zebadúa Palencia, con la cual tuvo cuatro hijos, y se dedicó a ejercer su profesión. Atendía a enfermos desahuciados, a muchos de los cuales salvó mediante operaciones que entonces parecían imposibles de practicar; además, estableció un sistema de pago por honorarios, el cual consistía en cobrar de acuerdo a las posibilidades económicas de sus clientes. En 1902 su esposa enfermó y tuvo que trasladarse con ella a la Ciudad de México, para que recibiera tratamientos médicos. Después de la muerte de su esposa en 1902, regresó a Comitán donde abrió la botica La Fraternidad, con la finalidad de proporcionar a sus enfermos medicinas a bajo costo. Al darse cuenta de que en el país existían importantes diferencias sociales, se dispuso a luchar en favor de los desvalidos a través de la prensa, creando así el periódico Chiapas: Me diréis que habéis llenado vuestros diarios con artículos muy bonitos sobre fiestas, teatros, toros—actrices, etc., que habéis publicado las noticias que os envían diariamente de Estados Unidos, Cuba, Macedonia [...] Todo esto puede ser muy interesante; pero no debéis olvidar, señores, que sois mexicanos y que vuestro deber es ocuparnos ante todo de los asuntos que interesan más directamente al país; después escribid sobre lo que más os agrade.1

En 1904 publicó el periódico llamado el VATE, cuyo nombre deriva de las primeras letras de las palabras del ideario de la publicación: VATE. Esa palabra por sus cuatro letras representa los elementos fundamentales de la dicha humana, en cuanto depende del hombre: Virtud, Alegría, Trabajo, y Estoicismo. La virtud consiste en hacer el bien y evitar el mal, es la luz esplendorosa que ilumina la conciencia de todos los hombres […] la alegría debe ser la inseparable compañera del hombre de bien […] hablo del goce interior que nace de la tranquilidad del alma y de la satisfacción del deber cumplido. El trabajo es la más positiva y más provechosa de las distracciones y la que hace más gratas todas las otras. Quien no trabaja no puede ser feliz. Todos debemos trabajar para ser cada día mejores por medio de la educación del cuerpo y del alma [...] Estoicismo es la serenidad del alma que permite al hombre ser libre de sí mismo.2 1 2

Dominguez Belisario, Chiapas, México DF, 1903. Domínguez, Belisario. “Sueño”. El vate. México

09 Como el doctor era conocido por sus buenos actos la gente lo incitó para que ocupara puestos políticos, por lo que en 1911 fue electo Presidente Municipal de Comitán, tiempo después se postuló como senador federal suplente. A principios de 1913 regresó a la ciudad de México para que su hijo realizara estudios preparatorios. A los pocos meses de su estancia en la capital del país, el senador propietario murió, por lo que el doctor tuvo que ocupar su lugar en el senado, rindiendo protesta el 5 de marzo de 1913. El 20 de febrero de ese mismo año, después de la llamada Decena trágica, Victoriano Huerta ocupó la presidencia de la República, y desde ese momento el senador Belisario Domínguez se convirtió en un duro crítico del gobierno de Huerta. Prueba de ello son los dos discursos que difundió en las tribunas, en los que dirigía fuertes críticas al Presidente. El primero de ellos de fecha 17 de septiembre de 1913, fue una respuesta al informe que rindiera el presidente Huerta, en donde lo tachó de asesino y a su gobierno de ilegítimo: “La paz se hará cueste lo que cueste”, ha dicho don Victoriano Huerta. ¿Habéis profundizado, señores senadores, lo que significan esas palabras en el criterio egoísta y feroz de don Victoriano Huerta? Estas palabras significan que don Victoriano Huerta está dispuesto a derramar toda la sangre mexicana, a cubrir de cadáveres todo el territorio nacional, a convertir en una inmensa ruina toda la extensión de nuestra patria, con tal de que él no abandone la presidencia, ni derrame una sola gota de su propia sangre […] El mundo está pendiente de vosotros, señores miembros del Congreso Nacional Mexicano, y la patria espera que la honraréis ante el mundo, evitándole la vergüenza de tener por primer mandatario a un traidor y asesino.

El presidente del senado no permitió a don Belisario Domínguez dar lectura del discurso en la Cámara, por lo que tuvo que buscar a algún impresor para que accediera a imprimirlo; sin embargo, todos los dueños de imprentas a los que se acercó se negaron a ello, incluso su amigo Adolfo Montes de Oca. A pesar de ello, no desistió de su objetivo y fue cuando dio con una joven llamada María Hernández Zarco, quien trabajaba en la imprenta de Montes de Oca, la que lo ayudó a imprimir el discurso para distribuirlo entre sus compañeros senadores y en las calles. El 29 de septiembre de 1913, Belisario Domínguez imprimió otro discurso, en el cual solicitó al Congreso ser comisionado para pedirle al presidente su renuncia. Como era de esperarse, las denuncias que realizó Belisario Domínguez, le costaron la vida. La noche del 7 de octubre, dos hombres lo sacaron del hotel donde se hospedaba. Al principio se creía que se trataba de una desaparición, por lo que el Congreso solicitó al Presidente un informe sobre su paradero advirtiéndole que


Revista

10

El

se constituirían en comisión permanente hasta que tuvieran una respuesta. Para controlar la situación Huerta disolvió el Congreso dos días después, y encarceló a 90 diputados. Más tarde encontraron el cadáver del doctor en una fosa a la orilla del cementerio de Coyoacán y se supo que el médico Aureliano Urrutia, compadre de Huerta y antiguo maestro de don Belisario, le había cortado la lengua a Belisario Domínguez para enviársela a Huerta como un trofeo. La vida de don Belisario Domínguez es un ejemplo de lucha, sus discursos ayudaron a que saliera del gobierno un

Faro

presidente que estaba causando graves daños a la nación. Sin embargo, la lucha de este hombre no se limita a sus discursos, sino a la congruencia entre sus ideas y sus actos. Belisario nos da la lección de que el pueblo es quien manda y no los que se sientan en la silla presidencial, nos mostró que cada uno de los tres poderes que conforman nuestra nación deben trabajar por los intereses de sus ciudadanos y no sólo para provecho personal; que se puede luchar desde cualquier tribuna y que el hecho de tener un cargo público no hace a los hombres esclavos del poder, sino fieles servidores al servicio de nuestro país.

La Maruchita Oí el rumor de besos en la noche, eran notas lejanas de marimba, marimba morena de hormiguillo, cadencia de selva y de muchacha.

–Dice el tzotzil que cuando aquí amanece en cada flor vuelve a nacer Marucha porque ella fue como la flor del campo en la prístina luz de la mañana.

Y oyendo aquel lamento que mi lira tradujo en melodía, quise pedirle al viento que llevara la canción que a Marucha le escribiera.

–Cuentan también que por ahí la han visto cuando comienzan las primeras lluvias y que florece en las espigas de oro cuando el maíz apunta hacia las nubes.

–Detén tus pensamientos - una voz me dijo, no sé si del viento o de las nubes ese lamento es el canto de la selva que llora la ausencia de Marucha.

Oh, Marucha, leyenda de mi pueblo: tú que viajas al son de la marimba y que navegas por bellas dimensiones, tú que forjaste mi alma desterrada y que le diste voz al hormiguillo, deja envolverme en el perfume de tus besos para ser uno más de tus guerreros; deja que expire en la entraña de la tierra donde creció la fronda de tu estirpe, deja morir en el fuego de la sangre de tu raza totique, Maruchita.

–Ella se fue, mas volverá algún día, volverá con la aurora, con el viento, volverá con las aves del estío entre las notas de alguna melodía.

J. Otilio Avendaño C. Poeta de San Bartolomé de los Llanos, hoy Venustiano Carranza, Chiapas. Profesor normalista por la Escuela Normal Rural Mactumactzá. Licendiado en Periodismo y Comunicación Colectiva (UNAM), y licenciado en Derecho Burocrático del Centro de Educación Profesional de la F.S.T.S.E.


La marimba, símbolo del alma soñadora de mi pueblo Lic. Adrián Avendaño Constantino. magistrado del Segundo Tribunal Colegiado de Circuito del Centro Auxiliar de la Cuarta Regiòn.

C

hiapas y Guatemala siempre se han disputado la paternidad de la marimba; pero lo cierto es que en cuanto a su origen no existe precisión. En lo que la mayoría de los historiadores están de acuerdo es que ese genuino y tradicional instrumento musical, elaborado con madera de hormiguillo1, llegó con los negros africanos, cuando éstos fueron traídos como esclavos por los colonialistas españoles y llevados a trabajar a los ingenios azucareros, fincas madereras y cafetales del hoy estado de Chiapas y de la República de Guatemala. Esa idea se sustenta en que las primeras marimbas utilizadas en aquella región eran de una sola tecladura, derecha y baja, que los músicos ejecutaban sentados, como se dice que todavía acostumbran en algunas partes de África. 1

Hormiguillo: árbol de monte que se da en el sureste de México.


12 También está fuera de discusión que la innovación que se introdujo, poniéndole doble tecladura, constituyó una verdadera revolución técnica de la marimba y que ese invento se debe fundamentalmente a dos grandes músicos olvidados: Corazón de Jesús Borraz y Mariano Ruperto Moreno (el Chato)1, ya que en el año 1897 el primero puso en práctica la idea que el segundo de ellos dejó en un dibujo rústico al carbón sobre una pared y en donde se plasmó la marimba de doble tecladura, semejante al armonio o al piano. Mientras que la marimba antigua era de 3 octavos, la inventada por Moreno y Borraz fue de 5 octavos. En esta construcción empleó don Corazón: caobano, hormiguillo colorado, cedro, así como sostenidos y bemoles de granadillo prieto, y tecomates de madera. Se inauguró sin gran ostentación en aquel año, en el atrio del templo del Señor del Pozo en San Bartolomé de los Llanos.2 En su contexto perdurable y vivo, la marimba prevalece gracias al buen gusto y entusiasmo de algunas familias que han venido transmitiendo de padres a hijos el don de su manejo y creatividad; destacadamente ellas han sido y son del sureste de la República: Chiapas, Veracruz, Oaxaca, Tabasco, Yucatán, etcétera, aunque también de Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Panamá, Nicaragua y Honduras. Entre los nuestros, imposible olvidar a los Borraz, Domínguez, Coello, Gómez, Vleshower, Ayar, Villafuerte, De la Rosa, Nandayapa, Ríos, Santiago, Velásquez, Vásquez, Guanes, Nájera, Moreno, Prado, Reyes, Guillén, Sarmiento, Peña y otros tantos apellidos de formidables músicos que aunque aquí no se citan, no por ello dejan de estar en el corazón de generaciones enteras, y eso es así porque la marimba al igual que fiel compañera de llanto en la melancolía, suele ser también aliada perfecta en los más grandes momentos de alegría y cómplice ideal de los enamorados porque con sus notas tejen los sueños con que habrán de tributar al amor y a la esperanza. Entendida la patria, según Martí, como aquella “porción de la humanidad que vemos más de cerca, y en la que nos tocó nacer”, Chiapas que es la mía, con sus catorce etnias destacadas: Zoques, Chiapas, Jacaltecos, Tzotziles, Tzeltales, Tojolabales, Choles, Cakchikueles, Mames, Lacandones, Chochós, Chujes, Kanjobales y Quelenes, los cuales integran el cuarenta por ciento de 1 Corazón de Jesús Borraz y Mariano Ruperto Moreno: Dos de los primeros y más grandes músicos, originarios de San Bartolomé de los Llanos (actualmente Venustiano Carranza, Chiapas). Inspiraron y fueron maestros de otros excelentes artistas. Se dice que la doble tecladura de la marimba es de su inspiración. 2 San Bartolomé de los Llanos en la Historia de Chiapas. Juan Ma. Morales Avendaño. Edición de la Universidad Autónoma de Chiapas. Páginas 260-261.

Revista

El

Faro

la población total en aquella entidad, y que al igual que todos los americanos somos los sobrevivientes de un naufragio de siglos, se engalana y enorgullece de preservar a tan hermosa tradición y aporta la marimba y a sus grandes músicos como su contribución para patentizar al mundo que aquí el sabor romántico de sus teclados tiene una significación simbólica precisa, y es que con música empiezan a diluirse los problemas y a conformar las circunstancias y matices a veces dolorosos de nuestro subdesarrollo, que si en algo deja de serlo, es precisamente en la música,3 porque en ella el alma de la Patria grande vibra y está presente con sensibilidad conmovedora, para enaltecer nuestra identidad y nuestra historia y para decirle que México sigue en pie, que como el tigre en oriente, resiste, combate la pasividad y alienta a responsabilizarse frente a cualquier conflicto, siempre de lado de los hombres que desean lo mejor para la humanidad, y con la esperanza de construir un mundo nuevo más humano que el que ahora vemos, feroz y violento, corroído por sus propias e ineludibles incongruencias y contradicciones.

3 Jorge Saldaña.- Prólogo al libro de Elisa Robledo: “Eternamente. Los Hermanos Domínguez”, editado por Coneculta en el Gobierno del Estado de Chiapas. 2004. Pág. 11.


Marcos o la abdicación del caudillo Emmanuel Ruiz C.

N

o ver el bosque por los árboles es un problema común. Un guerrillero colombiano, citado por Yvon Le Bot expresó, no sin un dejo de amargura: “combatieron durante doce

días y ocuparon durante algunas horas un puñado de municipios en los confines de México. Nosotros peleamos desde hace 30 años, controlamos grandes porciones del territorio nacional y golpeamos donde queremos, sin embargo, nadie se interesa por nuestras acciones, mientras que las de ellos han levantado un ola de simpatía alrededor del mundo”.


14 Como nadie ignora, el primero de enero de 1994 cimbró la conciencia nacional a través de las voces de los indígenas de Chiapas que se hicieron escuchar tomando simultáneamente siete ciudades y declarando la guerra al gobierno de la nación. Luego de los primeros días, tensos y confusos, se declaró un alto al fuego y se inició un diálogo que habría de durar al menos diez años, en diversas modalidades y frecuentemente interrumpido por otros episodios violentos, si bien casi nunca con la intensidad de los primeros. Desde el principio, el vocero del movimiento hizo sentir su peculiar carisma, su vasta cultura y su profunda irreverencia. Durante el tiempo que duraron los diálogos, hasta la ruptura definitiva en 2001, el Subcomandante Insurgente Marcos nos sorprendió con una lluvia de comunicados de la más diversa índole, dando así inicio a una forma inédita de relacionarse con las instancias de autoridad. En efecto, la primera prueba notable de este discurso nuevo hay que buscarla en el conocido comunicado “¿De qué nos van a perdonar?” (fechado el 18 de enero de 1994), en respuesta al perdón formal que el gobierno federal ofrece al movimiento. En él se puede leer una articulación de ideas que en nada se relaciona con el discurso de las guerrillas anteriores. En primer lugar se echa en falta la jerga de origen marxista que, hasta entonces, había caracterizado las manifestaciones verbales de la izquierda en buena parte del mundo. No hay “compañeros”, no hay “proceso revolucionario” ni “conciencia de clase”. De hecho, las preguntas que componen el texto parecen ser enunciadas desde un lugar muy distinto. En clara contraposición a la frialdad y racionalidad del materialismo histórico, hay en las preguntas de Marcos un indudable sesgo emocional, un lenguaje directo, carente de tecnicismos y demagogia. Tenemos la impresión de hablar con una persona cualquiera que descubre ante nosotros su corazón herido. Sin embargo, esto es sólo el principio. A lo largo de los años y con la abundancia de comunicados, Marcos va poniendo a sus lectores en contacto con una serie de recursos retóricos hasta entonces ajenos a los procederes del léxico revolucionario y, así, comienza a dar forma a un movimiento que posee rasgos propios de identidad, pero también a una forma inédita de hablarle al poder. Personajes como Don Durito de la Lacandona (parodia de Don Quijote que es a su vez parodia de los caballeros medievales) o el Viejo Antonio; la cita de poemas de Miguel Hernández, pero también de canciones de Joaquín Sabina o de los Sonetos de Shakespeare (y no de Lenin, como cabría esperar); pequeñas

Revista

El

Faro

crónicas de la cotidianidad de los pueblos zapatistas, todo ello entremezclado con la ideología y el reclamo de democracia, libertad y justicia, son algunos de los recursos que vemos emerger en estos textos. En un país acostumbrado al servilismo desde los tiempos del Tlatoani, al respeto exacerbado de las formas de cortesía, a una praxis cotidiana que se ajusta al principio de no molestar y a la hipostasia de la genuflexión como puerta de entrada al favor de los poderosos, la voz del subcomandante sonaba fuerte en su determinación crítica, a la vez que fresca en el uso de recursos que hacían de sus comunicados un género inédito. De la crónica al parte de guerra, del cuento literario al panfleto y de la broma irrelevante al ensayo de análisis político, dichos textos fueron delineando la personalidad del movimiento, junto con sus radicales distancias con respecto a las guerrillas tradicionales. Fue así como el lector, no pocas veces desconcertado, fue habituándose a un léxico, a unos conceptos, a ciertas afirmaciones, con frecuencia en forma de paradoja: el concepto, por ejemplo, de “mandar obedeciendo”, o el “detrás de nosotros estamos ustedes” propiciado por el pasamontañas, o la idea de ser una guerrilla que pretende su extinción, al hacer imposibles las condiciones que la posibilitaron. No obstante, en 2004, interrogado sobre los errores del pasado, lo que hubieran hecho de otra manera, el Sup afirma que su más grave error fue haber permitido “que se haya sobredimensionado la figura de Marcos”.


Revista

El

Faro

Lamenta, pues, haberse convertido en un símbolo y reconoce las limitaciones o mediatizaciones que esto impuso al movimiento. Y es que acaso se trate de la última figura de un líder que cobró esa relevancia. Marcos es, a mi parecer, el último de una estirpe de caudillos y el primero que apunta en otra dirección. El día de hoy, los movimientos que se dan a lo ancho del globo, sustentados en las posibilidades organizativas de las redes sociales en internet –la llamada primavera árabe o los indignados en españa– se caracterizan por carecer de una cabeza visible, lo que los hace más difíciles de atacar, corromper y desarticular. Y no sólo ellos, los nuevos grupos de hacktivistas (hackers que se dedican al activismo en internet) esgrimen como una de sus fortalezas el carecer de rostro y de liderazgo, el ser legión, como dice alguno de ellos. Estas muestras, que disminuyen la importancia de un individuo y su relevancia en la conformación de los discursos críticos, tienen su origen, precisamente, en la rebelión zapatista de 1994 y, de manera particular,

15 en las estrategias usadas por el subcomandante para deshacerse, primero, de su historia personal para convertirse en un símbolo con el que cualquiera pudiera identificarse, y, después, del protagonismo que ese símbolo adquirió como vocero y mediador, retirándose paulatinamente del ojo público y permitiendo que el resto de los miembros del EZLN tomaran el relevo de muchas de sus funciones. Nuestros árboles son, sin duda, los avatares de la política nacional, los altibajos de una serie de relaciones y complicidades fácticas o premeditadas que nos han impedido ver el bosque: las aportaciones de gran relevancia para el resto del mundo –en tanto que son muestras de otra manera de concebir el poder, la participación y la representación– de ese grupo de indígenas y de ese hombre “de nariz pronunciada” que eligió dejar las armas (aquello para lo que se preparó a conciencia) para tomar la palabra. Una palabra cuya constancia obra en los varios tomos de documentos, ensayos y comunicados que ha venido produciendo, y que todavía tienen mucho que enseñarnos.


Mujeres célebres

Rosa Luxemburgo

R

evolucionaria nacida en Polonia. Tras formarse en economía y derecho en Zurich, Rosa Luxemburgo (18761919) trabajó como periodista y se inició en política. Su inteligencia, empuje y capacidad fueron razones para que destacara como dirigente de la socialdemocracia. Su militancia socialista le llevó a intervenir en 1905 en la Revolución polaca, y a oponerse a la Gran Guerra, lo que le costó varias penas de cárcel. Consideraba que las masas proletarias no debían participar en una contienda organizada por los gobiernos oligárquicos capitalistas, pues la verdadera lucha sería la que estaba planteada entre el capitalismo y el proletariado. Rosa Luxemburgo formó parte del grupo alemán Spartakus, que fundó junto con Karl Liebknecht y Clara Zetkin. Este grupo se dedicó a la difusión de las ideas socialistas y a oponerse a la guerra. Su pensamiento representó a las opciones radicales en el seno de la II Internacional. Rosa Luxemburgo creía en una opción socialista internacional; esto es, alejada de particularismos y nacionalismos, en la que las masas obreras tomaran el poder al capital. Como teórica, realizó importantes contribuciones al desarrollo del marxismo, en especial en lo referente a las relaciones entre nacionalismo y socialismo. Rosa se convirtió en redactora del periódico marxista Neue Zeit (Nuevos Tiempos). Lenin, a la vez que criticaba algunos errores y desviaciones de Rosa Luxemburgo, la distinguía con gran estima como ardiente luchadora por la causa de la clase obrera contra el revisionismo, y la calificaba de “águila”, de “gran comunista”. Los insurrectos la apodaban la Rosa Roja. El 15 de enero de 1919, junto con Liebknecht, fue ferozmente asesinada por los contrarrevolucionarios alemanes. En homenaje y reconocimiento a tan excepcional mujer, la recordamos con sus propias palabras: Loado sea aquél por quien fue hecho el mundo y que buenas creó las cosas; creó el mar infinito y profundo y las naves creó, que por él bogan; creó el paraíso de luz eternal, creó la hermosa tierra… ¡Y creó tu faz!


Revista

El

Faro

17

Asociación Nacional de magistrados y Jueces de Distrito del PJF Lic. José de Jesús Gómez Hernández. Secretario del Segundo Tribunal Colegiado de Circuito del Centro Auxiliar de la cuarta Región.

E

l día 4 de marzo de 2011, la magistrada Sofía Virgen Avendaño informó a sus pares en Xalapa, Veracruz, que en la Asamblea Regional Extraordinaria fueron nombrados como integrantes de la Novena Región, los siguientes magistrados y Jueces de Distrito: Director regional: magistrado Francisco Javier Càrdenas Ramìrez. Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Sexto Circuito. Subdirectora regional: magistrada Sofìa Virgen Avendaño. Primer Tribunal Colegiado de Circuito del Centro Auxiliar de la Cuarta Regiòn. Director Regional de Organización: magistrado Gustavo Calvillo Rangel. Segundo Tribunal Colegiado en Materia Civil del Sexto Circuito. Directora Regional de Finanzas: magistrada Myriam del Perpetuo Socorro Rodríguez Jara. Tercer Tribunal Colegiado del Centro Auxiliar de la Segunda Región del Sexto Circuito. Director Regional de Registro: magistrado Alejandro de Jesús Baltazar Robles. Segundo Tribunal Colegiado del Centro Auxiliar de la Segunda Región del Sexto Circuito. Director Regional de Comunicación: magistrado Raúl Armando Pallares Valdez. Segundo Tribunal Colegiado en Materia Civil del Sexto Circuito. Director Regional Jurídico: magistrado Víctor Hugo Mendoza Sánchez. Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Séptimo Circuito. Director Regional de Cultura: magistrado Vicente Mariche de la Garza. Tribunal Colegiado del Décimo Circuito en Coatzacoalcos, Ver. Director Regional de Relaciones: Juez Miguel Ángel Álvarez Bibiano. Juzgado Primero de Distrito en el Estado de Tabasco (Villahermosa).

Director Regional de Publicaciones: magistrado Adrián Avendaño Constantino. Segundo Tribunal Colegiado del Centro Auxiliar de la Cuarta Región del Séptimo Circuito. Director Regional de Eventos: magistrado Miguel Mendoza Montes. Tercer Tribunal Colegiado del Centro Auxiliar de la Segunda Región del Sexto Circuito. El Faro agradece y reconoce, una vez más, la noble y ardua labor que el Comité Nacional de la Asociación ha desplegado en estos dos años de fructífera actuación. En verdad que los integrantes de la Novena Región deberán poner mucho empeño para, por lo menos, continuar con el mismo entusiasmo que la Dirección actual ha mostrado siempre. El cambio de estafeta se dará el próximo 26 de agosto. Felicitaciones a los integrantes de la Novena Región, les deseamos éxito en su desempeño. Otro tema destacado es el relativo a la celebración del Congreso Nacional de magistrados y Jueces de Distrito, que tuvo lugar en la ciudad de Puebla, Puebla, con la participación de más de 150 jueces y magistrados y 40 ponencias. Ahí se expuso un mosaico de temas que incumben directamente a los intereses de los asociados, porque abordan aspectos de vital importancia para el quehacer de la Asociación misma. Tratados de manera enérgica y objetiva, estos temas fueron expuestos con el objetivo de señalar aciertos y desatinos de la Asociación, con miras a superalos. Todo para tratar de lograr el acercamiento entre el Consejo y los Juzgadores, lo único que puede generar certeza, fuerza y unidad en nuestra institución. Es un gran éxito el trabajo de la Dirección Nacional, y también debe reconocerse el apoyo otorgado por el Comité Estatal Puebla para que los trabajos del Congreso se culminaran satisfactoriamente. Revista


18

7.

El Congreso Nacional de magistrados y Jueces de Distrito en relación con el Consejo de la Judicatura Federal y la independencia Judicial, fue celebrado del 18 al 21 de mayo de 2011. Ahí, se presentaron las ponencias que abajo se enlistan, y de las que se puede encontrar copia en poder de la Asociación, aquí en Xalapa, y de la Dirección Nacional: Mesa 1: 1.- “Sanciones disciplinarias irrecurribles” de Miguel Mendoza Montes. 2.- “Transparencia y legitimidad de la judicatura frente a la sociedad” del magistrado Jorge Meza Pérez. 3.- “Del derecho de defensa de los integrantes del Poder Judicial Federal de México. Necesario garantizar la vigencia de sus derechos y garantías constitucionales. Implementación de algunas disposiciones reglamentarias básicas para los estatutos de la Asociación Nacional de magistrados de Circuitos y Jueces de Distrito del Poder Judicial de la Federación, A. C.” del magistrado Francisco Salvador Pérez. 4.- “La carrera judicial en el Poder Judicial de la Federación. magistrado José de Jesús Quesada Sánchez. 5.- “Protocolo de seguridad de juzgadores federales: Medidas de seguridad para los Juzgadores de Distrito y magistrados de Circuito” del magistrado José Manuel Vélez Barajas. 6.- “Inequidad en la carga de trabajo de los Tribunales Colegiados y Juzgados de Distrito auxiliares” de los magistrados Sofía Virgen Avendaño, Antonio Soto Martínez, Ezequiel Neri Osorio, Adrián Avendaño Constantino, y el juez de Distrito José Ezequiel Santos Álvarez. 7.- “El Código de Ética del Poder Judicial de la Federación y su esencia en los magistrados de los Tribunales Colegiados” del magistrado Jorge Meza Pérez. 8.- “Reformas constitucionales en materia de amparo y análisis de la iniciativa de reforma a la Ley de Amparo (Fortalecimiento del Poder Judicial Federal)” del magistrado Sergio Pallares y Lara. Mesa 2: 1.- “Jubilación” de los magistrados Enrique Bogarín Cortés y Ramona Manuela Campos Sauceda. 2.- “Condiciones generales de trabajo de juzgadores federales (pensiones complementarias)” del magistrado Lucio Lira Martínez. 3.- “Intervención de la Asociación en procedimientos seguidos contra jueces y magistrados” de los magistrados Víctor Hugo Díaz Arellano, Alfonso Ortiz Díaz y Adrián Avendaño Constantino. 4.- “Transparencia y legitimidad de la judicatura frente a la sociedad” del magistrado Carlos Alfredo Soto Morales. 5.- “Virtudes republicanas” del magistrado Jaime Allier Campuzano.

Revista

El

Faro

6.- “Recursos relativos a la ejecución de sentencias de amparo judicial” del magistrado Mario Alberto Flores García. 7.- “Seguridad de los juzgadores federales” del magistrado Germán Martínez Cisneros. 8.- “Visitaduría Judicial” del juez Guillermo del Castillo Vélez. 9.- “Reformas constitucionales en materia de amparo y análisis de la iniciativa de reforma a la Ley de Amparo” del magistrado Jorge Meza Pérez. 10.- “Carrera judicial” de la magistrada Angélica Marina Díaz Pérez. Mesa 3: 1.- “La prescripción de los antecedentes de sanciones administrativas de los expedientes de los servidores públicos del Poder Judicial de la Federación” del magistrado Jorge Sebastián Martínez García. 2.- “Independencia y responsabilidad” de la magistrada Myriam del Perpetuo Socorro Rodríguez Jara. 3.- “Propuesta de proyecto de Reglamento de Asociaciones Judiciales Profesionales” del magistrado Jorge Meza Pérez. 4.- “El asociacionismo judicial: garante de la autonomía e independencia del Poder Judicial” del magistrado Jorge Meza Pérez. 5.- “Carrera judicial” del magistrado Eric Roberto Santos Partido. 6.- “Exposición de motivos del acuerdo que reglamenta los derechos y obligaciones de licencias para magistrados y jueces” del magistrado Víctor Pedro Navarro Zárate. 7.- “Reforma a la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación en relación con la normatividad aplicable al Consejo de la Judicatura Federal: Procedimientos de responsabilidad administrativa” del magistrado Víctor Pedro Navarro Zárate. 8.- “El código de ética del Poder Judicial de la Federación y su esencia en la función de los magistrados de los Órganos Colegiados” del magistrado Luis Francisco González Torres. 9.- “Las diez razones por las que se deben eliminar las transcripciones en las sentencias” del magistrado Jorge Sebastián Martínez García. Mesa 4: 1.- “Propuesta de petición al Poder Legislativo que fije un porcentaje del presupuesto federal al Poder Judicial de la Federación” de la magistrada Juana María Meza López. 2.- “La ética judicial: ¿Una moda?” del magistrado José Manuel de Alba de Alba. 3.- “Designación de juzgadores” del juez Rafael Rodrigo Cruz Ovalle. 4.- “¿Cómo y cuándo se suspenden o modifican las pensiones complementarias?” del magistrado Jorge Meza Pérez.


Revista

El

Faro

5.- “Propuesta de Reglamento de licencias” del juez Roberto Antonio Domínguez Muñoz. 6.- “Conveniencia de la participación de la visitaduría judicial en la elaboración de los proyectos de dictámenes de las visitas de inspección” del magistrado Rafael Rojas Liceaga. 7.- “Incidencia de la apariencia del buen derecho en el análisis actual de la suspensión” del magistrado José Manuel De Alba De Alba 8.- “Breves consideraciones sobre la instauración de los Plenos de Circuito” de la magistrada Rosa María Temblador Vidrio. Mesa 5: 1.- “Disciplina y responsabilidad judicial: hacia un Tribunal de honor y justicia” del magistrado Neófito López Ramos. 2.- “El procedimiento de responsabilidad administrativa implementado por el Pleno del Consejo de la Judicatura Federal a la luz del principio del debido proceso” del magistrado Miguel Ángel Aguilar López. 3.- “Medidas cautelares en suspensión” del magistrado José Heriberto Pérez García. 4.- “Libertad de asociación para los impartidores de justicia: ¿Hacia una sindicalización judicial?” del magistrado Miguel Ángel Aguilar López 5.- “Procedimiento de adscripción y readscripción de magistrados de Circuito y jueces de Distrito” del magistrado Fernando Cotero Bernal. 6.- “Apoyos económicos para magistrados de Circuito y jueces de Distrito” del magistrado Fernando Cotero Bernal. 7.- “Reforma a la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación en relación con la normatividad aplicable al Consejo de la Judicatura Federal” del magistrado José Heriberto Pérez García. 8.- “Interés jurídico para la procedencia del juicio de amparo” de la magistrada Sonia Rojas Castro. 9.- “Restricción de la procedencia del juicio de amparo directo sólo para los casos que revistan importancia y trascendencia” del magistrado Miguel Ángel Aguilar López.

19 En estas ponencias se plasman diversas propuestas dirigidas a mejorar la función jurisdiccional y consolidar la agrupación de juzgadores. Con el fin de transmitir todas y cada una de ellas, serán comentadas en los números posteriores de El Faro . Va desde aquí el reconocimiento a todos los ponentes por sus valiosas participaciones, y el ambiente de respeto y camaradería que se percibió. No habíamos tenido en mucho tiempo la oportunidad de compartir nuestras inquietudes. Fue realmente un congreso de magistrados y jueces de Distrito, y estuvimos ahí, con nuestros propios recursos económicos, los que verdaderamente tenemos interés en que nuestra Asociación se fortalezca y que nuestra institución continúe siendo factor decisivo de equilibrio y paz social en estos tiempos difíciles y violentos que se están viviendo en la República. La presencia de los señores magistrados consejeros Juan Carlos Cruz Razo (en una conferencia) y Oscar Vásquez Marín (en la clausura) cerraron con brillo los trabajos del Congreso. Para finalizar, se informa que la Dirección Nacional de la Asociación convocó a la Asamblea General Nacional Extraordinaria a celebrarse el veintiséis de agosto del año en curso, a las 13 horas en el auditorio del Hotel Presidente Intercontinental de la ciudad de Puebla, Puebla, con el fin de hacer el cambio de la Directiva Nacional, así como de su sede, de la Octava Región ubicada en Monterrey, Nuevo León, a la Novena Región que comprende los estados de Puebla, Veracruz, Tabasco y Tlaxcala. Para la discusión de las reformas pendientes a diversos artículos de los estatutos de la Asociación, la directiva saliente, en comunicado de 9 de agosto del año en curso, dio noticia de su acuerdo plenario en el sentido de que la Asamblea Extraordinaria en que habrán de discutirse las posibles reformas estatutarias, se celebre el 17 de noviembre próximo, fecha en que se efectuará la acostumbrada cena de fin de año organizada por la Asociación y que tendrá lugar el día 18 siguiente, también en la ciudad de Puebla. Estaremos pendientes de la organización de los trabajos y ponencias dándoles la información respectiva con oportunidad. Revista


2011: la reforma a la Constitución Lic. Felipe Blasquez Rivera. Oficial Administrativo del Segundo Tribunal Colegiado de Circuito del Centro Auxiliar de la Cuarta Región.

L

a reciente reforma a la Constitución Federal, publicada en el

Diario Oficial de la Federación el 10 de junio del presente año, implica un nuevo panorama que constituye una forma diferen-

te de mirar al derecho constitucional y al derecho internacional, al permitir impugnar “violaciones de derechos humanos” a través del

juicio de amparo, pues hace concurrir los derechos humanos establecidos tanto en tratados internacionales como en la Constitución en igualdad de jerarquía. También es destacable que en el articulado se cambiaron los términos “individuo” y “hombre” por el de “persona”, al considerarlo más acorde a la tendencia internacional como referencia hacia el ser humano.


Revista

El

Faro

Se espera que la innovación que contempla el artículo primero, relativa al principio pro persona, traiga innumerables beneficios a los gobernados, pues esta interpretación de la norma se deberá hacer conforme a lo que más le favorezca a la persona, ya que implica a ésta como base central dentro del contexto del derecho internacional y del derecho interno, para hacerlo congruente con los derechos humanos. Una adición al último párrafo de ese mismo artículo que ha resultado polémica, es la dirigida a evitar la discriminación sexual, pues se agregó el adjetivo “sexuales” al nombre preferencias, para que quede claro a todos que el legislador debe ponderar el respeto a la diversidad sexual de las personas. Congruente con aspectos de carácter humanitario y solidario, se estima la adición que se realizó al artículo 11, que ahora contempla la posibilidad de que toda persona en caso de persecución por motivos de orden político, pueda, legalmente, tener derecho de solicitar asilo al Estado Mexicano. En cierta medida, resulta inquietante la reforma aprobada al artículo 29, relativa a la suspensión de garantías, ya que sólo establece que ésta debe ser proporcional al peligro a que se hace frente, sin especificar ni las proporciones de la suspensión ni de los peligros a los que refiere. Por otra parte, estatuye que la suspensión de garantías se hará observando los principios de legalidad, racionalidad, proclamación, publicidad y no discriminación, en todo momento, y su autorización se confía a un órgano político (Congreso de la Unión o de la Comisión Permanente, cuando aquél no estuviere reunido) que no siempre atiende a los intereses de la sociedad. Enhorabuena se estableció que los decretos expedidos por el ejecutivo durante la restricción o suspensión de garantías, serán revisados de oficio e inmediatamente por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la que deberá pronunciarse con la mayor prontitud sobre su constitucionalidad y validez. Otro cambio destacable es la facultad que se otorgó a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos para investigar posibles violaciones graves a los derechos fundamentales, donde cabe decir que aunque sólo emite recomendaciones públicas –no vinculantes a los autores de estas violaciones– así como denuncias y quejas ante las autoridades respectivas, ello no debe implicar su incumplimiento, pues expresamente se estableció que todo servidor público está obligado a responder las recomendaciones que les presenten estos organismos y, en caso de no ser aceptadas, deberán fundar, motivar y hacer públicas las razones de su negativa. Por otra parte, se considera acorde con la dinámica jurídica que se haya adecuado la llamada Fórmula Otero

21 cuando se determine que una disposición legal es inconstitucional, pues resultaba incongruente que si esa disposición ya se había estimado así continuara vigente. Desafortunadamente esto no ocurrirá en la materia tributaria por lo que los gobernados deberán seguir impugnando su inconstitucionalidad, como hasta ahora. Bienvenidas sean estas reformas que se entienden propias de la evolución necesaria de los ordenamientos legales, y será su aplicación la que indique el sentir de la sociedad sobre el tema. Esperamos ver pronto la reforma a la Ley de Amparo y otros instrumentos reglamentarios para que sean acordes con esta transformación a la norma fundamental.


La incorporación del sistema acusatorio adversarial ante la reforma constitucional Lic. Abril Verónica Mora Madrid Secretaria adscrita al Juzgado Segundo de Distrito del Centro Auxiliar de la Cuarta Región.

C

omo es sabido, mediante decreto publicado el 18 de junio de 2008 se reformó la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que, en su artículo 20, primer párrafo, establece el proceso penal acusatorio y oral. Sin embargo, es necesario recordar que, debido a su organización política, los Estados Unidos Mexicanos tienen dos órdenes de gobierno: el Federal y el Estatal, cada uno con su legislación. Los artículos 40 y 41, primer párrafo, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establecen: Art. 40.- Es voluntad del pueblo mexicano constituirse en una República representativa, democrática, federal, compuesta de Estados libres y soberanos en todo lo concerniente a su régimen interior; pero unidos en una federación establecida según los principios de esta ley fundamental. Art. 41.- El pueblo ejerce su soberanía por medio de los Poderes de la Unión, en los casos de la competencia de éstos, y por los de los Estados, en lo que toca a sus regímenes interiores, en los términos respectivamente establecidos por la presente Constitución Federal y las particulares de los Estados, las que en ningún caso podrán contravenir las estipulaciones del Pacto Federal.


Revista

El

Faro

De estas disposiciones se advierte que en México existen Estados, que gozan de libertad y soberanía1 en cuanto a su régimen interior; por ello, tienen su propia Constitución, pero están unidos en una federación a la cual cedieron parte de esa soberanía, por lo que están sujetos a los principios de la ley fundamental. Por otra parte, conforme al artículo 44, en relación con el 122 de la propia Constitución, el Distrito Federal es la capital del país, y, en cuanto a su régimen interior, también cuenta con órganos ejecutivo, legislativo y judicial de carácter local. Así, además de la legislación interior de cada Estado y el Distrito Federal, la Federación tiene también su propia legislación, pero ambas se sujetan a lo que establece la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Con base en esa organización, existen los Poderes de la Unión: Legislativo, Ejecutivo y Judicial. Igualmente, en cada estado y en la capital del país se repite esta división, aunque finalmente se rigen por los principios de la Constitución Federal; por tanto, cada Estado y el Distrito Federal tienen sus códigos penal y de procedimientos penales, pero cada uno, en acatamiento a la reforma de la Constitución Federal, debe establecer el sistema acusatorio oral en su régimen interior, dentro del lapso de ocho años contados a partir del día siguiente de la publicación del decreto de la reforma. Sin embargo, en México ocurrió un fenómeno que llama la atención: algunos estados se anticiparon a la reforma de la Constitución Federal y establecieron el sistema acusatorio adversarial, esto es, existían enjuiciamientos con este sistema sin que la norma suprema lo hubiera establecido. Ello, a primera vista no irrogaba problema, pues el nuevo enjuiciamiento otorgaba mayores garantías que el juicio penal previsto constitucionalmente en ese entonces y, además, era posible acudir a los instrumentos internacionales ratificados por México en materia de derechos humanos, en caso de que fuera necesario proteger a los gobernados de violaciones a sus derechos fundamentales. Así, los Estados de Chihuahua, en agosto, y el de Oaxaca, en septiembre, ambos de dos mil seis, establecieron códigos procesales penales acusatorios integrales; Nuevo León, en dos mil cuatro, reformó su Código de Procedimientos Penales para establecer juicios orales para los delitos de culpa, querella y de oficio, precisados en el artículo 553 de ese ordenamiento; dichos estados ya habían implementado el enjuiciamiento acusatorio oral antes de la fecha en que, a nivel federal se realizó la reforma constitucional. 1 Para Felipe Tena Ramírez los Estados no son soberanos, sino autónomos, pues están facultados para emitir su propia legislación, no para autodeterminarse plenamente sin limitantes jurídicos extrínsecos, como lo es la Federación. Tena Ramírez Felipe, “Derecho Constitucional Mexicano”, Editorial Porúa, México, 1998, p. 131

23 Al momento en que se hizo ésta, el constituyente resolvió esta disparidad con el artículo transitorio tercero, que valida las actuaciones procesales practicadas en esos estados, sin importar la fecha en que se implementó el sistema acusatorio, porque en ellos, la reforma constitucional federal entró en vigor al día siguiente de la publicación del decreto respectivo, siempre que hicieran la declaratoria publicada en los órganos de difusión oficiales, en la que señalaran expresamente que el sistema procesal penal acusatorio ha sido incorporado en dichos ordenamientos. En sentido inverso, otros estados han implementado el sistema acusatorio adversarial para adecuarse a la Carta Magna, esto es, con posterioridad a su reforma, como el Estado de México en dos mil nueve, en tanto que otras entidades federativas lo realizarán con posterioridad; en este caso, la forma en que inicia la vigencia de la reforma constitucional se establece en el artículo segundo transitorio, conforme al cual, hechas las adecuaciones, los órganos legislativos estatales y del Distrito Federal, deberán hacer la declaratoria en la que señalen exprésamente que el sistema procesal penal acusatorio ha sido incorporado en sus ordenamientos. Ya en lo particular, el artículo 3 del Código Procesal Penal del Estado de Oaxaca (CPPO) establece: En el proceso penal se observarán especialmente los principios de oralidad, publicidad, inmediación, contradicción, continuidad y concentración, en las formas en que este Código determine.

Por su parte, el artículo 3 del Código de Procedimientos Penales de Chihuahua (CPPC) establece los mismos principios rectores. En el caso del Estado de Veracruz, en que sólo se estableció un juicio oral sumario para los supuestos señalados en el artículo 279 de su Código, ya que conserva su sistema de enjuiciamiento penal, su artículo 282 reconoce también los principios rectores mencionados, en los siguientes términos: Acordada la apertura del juicio oral sumario, se convocará a una audiencia pública para el desahogo de pruebas, en la que se recibirán las mismas bajo las reglas siguientes: IV. (…) se recibirán dichas probanzas en el marco de la citada audiencia y su desahogo y valoración se regirán por los principios de oralidad, inmediatez, concentración, contradicción y publicidad.

De lo anterior se desprende que, en los referidos códigos, la oralidad se establece como un principio y no como mera característica del proceso, como se estableció en la Constitución Federal, lo que le da una connotación distinta en ésta y en aquéllos2; en tanto, la publicidad se considera como principio en todos ellos. 2 Ceballos Magaña, Rodrigo y Arturo Nicolás Baltazar. Los principios rectores del sistema acusatorio: un análisis sistémico. Toscana: Coatepec, Veracruz, México, 2010. 66.


24 En relación con el juez de garantía o juez de control, el Código Procesal Penal del Estado de Oaxaca y el Código de Procedimientos Penales del Estado de Chihuahua le encomiendan diversas funciones; en el primero, se le denomina juez de control de legalidad, de garantía o de la etapa preliminar y; en el segundo, juez de garantía. Así, el artículo 229 del CPPO sintetiza las funciones del juez de control en las siguientes: autorizar los anticipos de prueba, resolver excepciones, resolver sobre la aplicación de medidas de coerción y demás solicitudes propias de la etapa preliminar, otorgar autorizaciones y controlar el cumplimiento de los principios y garantías procesales y constitucionales; así, el juez controla la legalidad de la decisión del agente del Ministerio Público que aplique o niegue un criterio de oportunidad (artículo 198 del CPPO ); fija el plazo de suspensión del proceso a prueba y la determinación de la o las reglas que deberá cumplir el imputado (artículo 201 CPPO ); también conoce de las impugnaciones de la víctima contra las decisiones del Ministerio Público sobre el archivo temporal, abstención de investigar y no ejercicio de la acción penal (artículo 220 CPPO ); ordena, en casos de sospecha grave y fundada o de absoluta necesidad, en la etapa de investigación, la revisión física de una persona (artículo 240 CPPO ); conoce las objeciones de las medidas que adopte la policía o el Ministerio Público en la búsqueda de indicios (artículo 250 CPPO )

Revista

El

Faro

y, de manera relevante, controla la legalidad de la detención (artículo 276 CPPO ). Por su parte, en el CPPC se asigna al juez de garantía resolver las impugnaciones contra la decisión del Ministerio Público de ejercer un criterio de oportunidad, que haga la víctima u ofendido o, el denunciante (artículo 85); auxilia a la defensa para que un tercero exhiba documentos, objetos o informes que tenga en su poder, empleando medios de apremio o el cateo; asimismo, puede ordenar el cateo de lugares, a fin de buscar determinados objetos o documentos que puedan favorecer la defensa del imputado, a petición de ésta (artículo 151); controla igualmente la detención del imputado en caso de flagrancia o caso urgente (artículo 168); conoce de la queja que el denunciante, querellante, o el imputado formulen por inactividad injustificada del Ministerio Público durante la investigación, o cuando éste omita tomar una determinación respecto de la misma, a pesar de que cuente con los antecedentes necesarios para ello (artículo 223); asimismo, dicta el auto de apertura de juicio oral (artículo 315). Como se ve, en los estados se encomienda al juez de garantía o control la dirección del procedimiento, ya que será él, quien asegure y verifique que se cumplen los principios y garantías procesales y constitucionales; dicho juzgador se establece en el párrafo decimocuarto del artículo 16 de la Constitución Federal.


No soy de aquí, ni soy de allá... Lic. Ángel Rosas Solano. Secretario del Segundo Tribunal Colegiado de Circuito del Centro Auxiliar de la Cuarta Región. Vive de instante en instante, porque eso es la vida. Facundo Cabral

R

odolfo Enrique Facundo Cabral nació en La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina, en una fecha imprecisa y bajo otro nombre1: “Mi madre me decía Facundo, pero me registró como Rodolfo, el nombre de mi padre, porque en esa época los nombres de los caudillos como Facundo Quiroga2 estaban prohibidos”. Durante sus primeros años se negó a hablar, por lo que su madre supuso que era mudo. La falta de oportunidades condujo a su familia a peregrinar de ciudad en ciudad, siempre hacia el sur. De sus siete hermanos, Facundo vio morir a cuatro y nunca pisó una escuela. La familia completa llegó a la Patagonia cuando él decidió regresar a la capital (tenía apenas nueve años y viajó cientos de kilómetros a pie, en autos, camiones, trenes y montado en motocicletas y caballos, sin pagar boleto). 1 2

Comúnmente se dice que nació el 22 de mayo de 1937. Caudillo argentino de la primera mitad del siglo XIX.


Revista

26 En 1990 contó en una entrevista la manera como logró, al llegar a Buenos Aires, entrevistarse con el presidente Juan Domingo Péron para pedirle trabajo, recordando que escuchó a Eva Duarte decir: “Por fin alguien que pide trabajo y no limosna”. Esa homérica acción de Facundo llevaría a su familia a Tandil,3 en donde, por gestiones presidenciales y, específicamente, de Eva Duarte de Perón, su madre Sara inició labores en una escuela de dicha localidad. Aunque ahí tuvo la oportunidad de ir a la escuela, decidió trabajar en el campo, donde tuvo muchos problemas causados por el odio hacia el mundo que extrajo del dolor de ver sufrir a su madre: Odiaba a mi padre porque nos había abandonado y lo buscaba para vengarme. Odiaba la vida sin conocerla, odiaba a la gente que no tenía un carajo que ver con mi viejo, al que tampoco conocía. Tomaba alcohol a lo bestia y me metía constantemente en pleitos. Te pegaba a vos y era como pegarle a mi viejo. Pasaba por un restaurante y rompía el vidrio porque mi madre no podía comer ahí.

Sus tendencias anarquistas4 provocaron que continuamente lo echaran de sus trabajos, siendo por influencia de Atahualpa Yupanqui5 que decidió seguir el camino de la música. Tenía aproximadamente veinte años cuando consiguió una guitarra y aprendió los acordes que le acompañarían para siempre. El 31 de diciembre de 1959 se presentó a pedir trabajo en un famoso hotel de Mar del Plata. Ahí, tuvo su primera oportunidad en un escenario, cuando uno de los músicos secundarios programados faltó de manera imprevista. Después de eso, decidió probar suerte en la capital, en donde se dice que vivió entre mendigos y prostitutas. A base de persistencia, logró grabar su primer disco (lo que hizo con el pseudónimo de El indio gasparino). Se cuenta que en esa época fue cuando escribió una de sus más célebres canciones: “Vuele bajo”. No crezca mi niño/ no crezca jamás./ Los grandes al mundo/ le hacen mucho mal./ El hombre ambiciona/ cada día más/ y pierde el camino/ por querer volar./ Vuele bajo/ porque abajo/ está la verdad./ Eso es algo/ que los hombres/ no aprenden jamás.

Irónicamente, cuando decidió empezar a cantar con su propio nombre, la fama empezó a serle esquiva. A finales de los años sesenta compuso su canción más famosa: “No soy de aquí ni soy de allá”. No soy de aquí/ ni soy de allá/ no tengo edad/ ni porvenir/ y ser feliz/ es mi color/ de identidad. 3 Ciudad cabecera del partido homónimo, ubicada en el sudeste de la provincia de Buenos Aires, Argentina, sobre la cadena serrana del Sistema de Tandilla. 4 Él siempre se definió como “anarquista”; “violentamente pacifista” y “un vagabundo first class”. 5 Cantautor, guitarrista, poeta y escritor argentino.

El

Faro

De la cual declaró: La improvisé en un concierto pequeño que di en Uruguay. Al otro día, la gente me la pedía de nuevo y yo no la sabía. Esa misma noche, un periodista amigo, Jacobo Timerman, me invitó a cenar y me regaló un casete. Había grabado la función.

No obstante, el éxito ya no mimaba a Facundo como había hecho con El indio gasparino, y entonces decidió irse a París, pero, por azares del destino, se quedó en España. Después viajó a Nueva York; de ahí se fue con la Cruz Roja a Afganistán, más tarde visitó La Meca, luego Kuwait; la Sorbona y China. Mi madre decía que yo caminé el mundo para tener derecho a cantar que no soy de aquí ni soy de allá.

Desde el comienzo de la dictadura militar en 19766, se vio obligado a abandonar Argentina y radicar en México. Alguna vez contó que, tras bajar de un taxi en Televisa, un guardia le impidió la entrada a las instalaciones, hasta que apareció Jacobo Zabludovsky, quien, ante la ausencia de un invitado especial (Pedro Vargas), “hizo una cosa extraordinaria”, mostró “una de las cosas que más me conmueven de un ser humano: la confianza” y “sin saber lo que yo hacía, me ofreció un espacio de ocho minutos”, sin cortes, en el noticiero 24 horas, las cuales se prolongaron a dieciséis sin noticias. Ese día “estaba salvando a México de las noticias que siempre son malas”. José Alfredo Jiménez, al escucharlo en la transmisión del noticiero, llamó al estudio de y dijo a Zabludovsky: “Jacobo, dile a ese señor que quiero ser su cuate”. “Cuando supe de quién se trataba casi me desmayo”, expresaba el artista. Poco después se casó con una mujer puertorriqueña de nombre Bárbara, quien en el año de 1978, en un accidente de avión, perdió la vida. Estaba a días de dar a luz, lo que marcó profundamente la vida del artista. Con el fin de la dictadura en Argentina7, Facundo regresó a su país para, finalmente, ser “poeta en su tierra”. En esa época de éxitos conoció a Jorge Luis Borges, empezó a escribir libros (como el de Paraíso a la deriva) y conoció a su padre. Acababa de dar un concierto en el Teatro Astral de Mar del Plata, salí del teatro y lo vi. Lo reconocí en el acto, porque era igual a la foto que guardaba mi madre pero con el pelo blanco. Me quedé paralizado y me acordé de algo que decía mi madre: ‘Vos que caminás tanto, un día te lo vas a encontrar. Recordá que ese hombre 6 Proceso de Reorganización Nacional es como se le conoció a la dictadura cívico-militar que gobernó a la Argentina en los años de 1976 a 1983, a partir del golpe de estado que derrocó al gobierno constitucional de la presidenta María Estela Martínez de Perón. 7 En el año de 1983 Raúl Alfonsín ganó las elecciones constitucionales.


Revista

El

Faro

27

que vas a tener enfrente es el hombre que más amó, más ama y más amará tu madre. Entonces le das un abrazo y las gracias porque por él estás en este mundo’. Y nos dimos un abrazo. Agoté todo mi

Casi en la misma madrugada de la muerte de Facundo, Óscar Chavez escribió:

odio y me sentí muy liviano. Era el último enemigo que me quedaba. Después lo seguí viendo, pero nunca hablamos del pasado. El pacto tácito era no hablar de esas cosas.

Salió de gira por la Argentina y el resto de los países de habla hispana. La narración de sus fabulosos viajes, el estilo bíblico de sus cuentos de pueblo, su discurso sencillo con mensajes humanistas, y su amistad con personalidades como la Madre Teresa, lo convirtieron en una especie de gurú, al que la gente acudía no sólo para oír cantar, sino también para que bendijera a sus hijos o les diera consejos. En los años 90 se asoció con su coterráneo Alberto Cortez, con quien grabó varios discos y recorrió numerosos países. En 1996 fue declarado Mensajero Mundial de la Paz por la Unesco, y estuvo a punto de entrar en la terna por el premio Nobel en ese rubro8. De aquella época data el libro Ayer soñé que podía y hoy puedo,9 que es una compilación de reflexiones y anécdotas personales. Cercano al sitio de su muerte (9 de julio de 2011), un anuncio decía: Facundo: como hacen callar a los humildes, a los indefensos, a los pobres, te han hecho callar/ Pero los muros, las calles, los bares, los parques, las cienes, los pies cansados, los ojos marchitos, los corazones: están vivos, tú los has hecho vivir. Guatemala.

Qué sucede pues, Facundo: esto de limpiar la casa, y darle brillo a la raza, es un quehacer furibundo que ya no respeta el mundo. Qué hacías en Guatemala qué se te dio, noramala, por buscar el mal y el bien, pa’ que te llevara el tren o te alcanzara una bala. Te alcanzó una bala pues, no sé qué decirte ahora, malhaya sea la hora que no sabe del después. Te lo canto sin ser juez: “crece un nudo en la garganta cuando muere alguien que canta, y que, sabiéndose muerto, va a cantar en el desierto, tal vez convertido en planta”.

8 Pues para ese fin lo propuso el entonces presidente de Costa Rica, Óscar Arias Sánchez. 9 Editorial Vergara, 1995.

Cada mañana es una buena noticia, cada niño es una buena noticia, cada hombre justo es una buena noticia, cada cantor es una buena noticia, porque cada cantor es un soldado menos. Por eso hay que cuidarse del que no canta, porque algo esconde. Facundo Cabral


Focos de atención:

Sobre el trato indebido en órganos jurisdiccionales y la Cortesía Judicial Lic. Adrián Domínguez Torres. Secretario del Segundo Tribunal Colegiado de Circuito de Centro Auxiliar de la Cuarta Región.

Quien carece de la capacidad para apreciar los valores, que permiten acondicionar la vida de los otros y la propia, es incompetente para la vida moral. Adela Cortina

n el número anterior de El Faro , se abordó el tema que el señor ministro Juan N. Silva Meza, actual Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y del Consejo de la Judicatura Federal, denominó los diez Focos de atención más importantes en los órganos jurisdiccionales que integran el Poder Judicial de la Federación. Asimismo, se señaló que en los números posteriores de esta revista, se haría referencia a cada uno de esos temas, debido a la importancia que tienen para los juzgadores y su incidencia en las actividades del Consejo de la Judicatura Federal, pues es necesario saber por qué dichos problemas persisten. La situación que plantea el señor ministro, necesariamente invita a la reflexión en torno al origen y posible solución de tales problemas, pues como toda enfermedad, requiere, a fin de encontrar la mejor cura, que se le conozca primero.

E

Revista


Revista

El

Faro

En esta ocasión se abordará el tópico que encabeza la lista de esos Focos de atención, que es el relativo a que en algunos órganos jurisdiccionales se da trato indebido a los justiciables, a los pares, al personal a su cargo u otras autoridades, tema que —indudablemente— va acompañado del relativo a la Cortesía Judicial. Como cuestión previa, debe mencionarse que el trato indebido del que se hace alusión, se presenta en todas direcciones; esto es, de los superiores jerárquicos hacia sus inferiores, viceversa, y entre pares; así como del personal hacia el público en general u otras autoridades. Ahora bien, como es de sobra conocido, la labor jurisdiccional es demandante y delicada. En la actualidad, implica más allá que sólo dictar sentencias, acuerdos de trámite y brindar atención a los justiciables. Como la mayoría de las actividades desarrolladas por el ser humano, la impartición de justicia poco a poco se ha ido tornando más compleja, pues además de que la dificultad y el ingreso de los asuntos se ha incrementado considerablemente, también se han inmiscuido en ella muchas cuestiones administrativas accesorias, creadas con miras a obtener un mejor control. Algunos servidores públicos que llevan varios años en esta función, opinan que, anteriormente, para que una persona estuviera segura de su permanencia en el empleo, solamente se requería que cumpliera con dos extremos: que tuviese amor al trabajo y mostrara una conducta honorable. Actualmente, por desgracia, tales virtudes no bastan. Verbigracia, se han instituido la práctica de visitas de inspección, rendición de estadística (semanal, mensual y anual), digitalización de expedientes o elaboración de versiones públicas de las sentencias, por señalar algunas. Igualmente, se ha venido exigiendo al personal de los órganos jurisdiccionales un mayor grado de profesionalización, por lo que constantemente se crean cursos de actualización y capacitación. Todas estas circunstancias, desde luego, influyen en el estado de ánimo de los trabajadores. Por otra parte, es evidente que el ser humano suele modificar su comportamiento cuando tiene acceso al poder, tal vez como parte de su naturaleza. Al respecto, cabe citar por ejemplo el caso de la antigua Roma: cuando los generales volvían victoriosos de una campaña, solían celebrar sus triunfos con una marcha por las vías principales de la ciudad. Montados en una cuadriga, recibían las aclamaciones del pueblo hasta la llegada al Senado; y si además de generales eran emperadores, un esclavo los acompañaba en el vehículo donde, además de sostener una corona de laurel, continuamente les decían al oído la frase: recuerda que eres mortal. Era la manera de recordarles que sus éxitos militares no debían inducirles a creerse dioses.

29 Empero, si bien es verdad que la labor jurisdiccional exige orden y disciplina, y que la naturaleza humana es objeto de pasiones y excesos, también lo es que esas circunstancias, si bien explican el trato indebido hacia quienes rodean a los servidores públicos, no lo justifican en modo alguno. Cabe señalar que los casos que ilustrativamente se citan más adelante en el presente artículo, fueron obtenidos de la página oficial de Internet1 del Consejo de la Judicatura Federal, a los cuales se hará referencia en forma generalizada, pues no es la intención de esta publicación exhibir a quienes se vieron implicados, sino sólo hacer conciencia de la clase de problemáticas que se suscitan en el funcionamiento de los juzgados y tribunales del Poder Judicial Federal. HACIA LOS JUSTICIABLES Por cuanto hace al trato indigno a los justiciables, conviene hacer mención de que quienes acuden a los órganos jurisdiccionales van en búsqueda de una solución a sus problemas. Para ellos, la única controversia que ocupa su atención es la que —precisamente— están buscando resolver. No cabe, por tanto, brindarles un trato indebido, como hacerlos esperar por un largo tiempo para ser atendidos, solicitarles requisitos que no prevé la ley, exigirles gratificaciones, tratarlos en forma irrespetuosa o incluso no recibirlos o escucharlos. Cualquiera de esas conductas, u otras que impliquen análogamente un trato indebido, deben ser erradicadas de los órganos jurisdiccionales, pues no hacen otra cosa que agudizar la penosa situación de quienes solamente persiguen que se les imparta justicia. El justiciable no opina que su caso sea uno más de los miles que se presentan ante el órgano jurisdiccional, sino el único, el más importante y el más urgente. Luego, el funcionario debe ser sensible ante esta circunstancia; debe tratar de comprender que la situación por la que atraviesan quienes se encuentran envueltos en una contienda judicial nunca es fácil y, por ende, no debe tratarlos con desdén o frialdad. Esa circunstancia muchas veces brinda una opinión negativa respecto de quienes participamos en la tarea de impartición de justicia. Ya lo dijo Mahatma Gandhi: “No me asusta la maldad de los malos me aterroriza la indiferencia de los buenos”. Al respecto, la Comisión Nacional de Ética Judicial, en la recomendación 01/2010, sostuvo que en ocasiones el Juez se ve obligado, por las circunstancias a las que tiene que afrontar y resolver, a tomar medidas drásticas y dolorosas, pero ni aun en tales extremos cabe perder la buena crianza; al respecto, ilustrativa1

www.cjf.gob.mx.


30 mente citó uno de los consejos que Don quijote dio a Sancho Panza cuando iba como Gobernador a la Insula Barataria: Al que has de castigar con obras, no trates mal con palabras, pues le basta al desdichado la pena del suplicio, sin la añadidura de las malas razones. Al culpado que cayere debajo de su jurisdicción, considérale hombre miserable, sujeto a las condiciones de la depravada naturaleza humana nuestra, y en todo cuando fuere de tu parte, sin hacer agravio a la contraria, muéstratele piadoso y clemente, porque aunque los atributos de Dios todos son iguales, más resplandece y campea, a nuestro ver, el de la misericordia que el de la justicia.

En relación con este aspecto, es oportuno invocar el caso de un juez de Distrito que, no obstante que un defensor particular se presentó ante él y con preocupación manifiesta le hizo de su conocimiento que se había girado orden de aprehensión en contra de su defendida, quien se encontraba en las instalaciones del órgano jurisdiccional y le solicitó la suspensión provisional con motivo de la demanda de amparo que ese día había presentado, el servidor público faltó a la credibilidad y confianza propia de su investidura, al omitir dedicación al asunto puesto de su conocimiento (no desarrolló las virtudes judiciales de humanismo y prudencia), y como consecuencia, el despacho expedito del asunto, al postergar su resolución pese a la petición realizada. Como el anterior, es probable que existan muchos casos más en los que se impone la indiferencia por parte de los titulares, quizá debido a la enorme carga de trabajo que pesa sobre sus hombros; empero, no debe olvidarse —bajo ninguna circunstancia— que cada golpe de esa naturaleza a la sociedad, implica un aspecto negativo más que desacredita y desprestigia la función jurisdiccional (y desgraciadamente, con justa razón). En palabras de la Comisión Nacional de Ética Judicial: Nadie está obligado a ser tan valiente como para lidiar un toro bravo, pero el que es torero y ha firmado un contrato, tiene que hacerlo. Nadie está obligado a tratar con cortesía y corrección a los demás, pero el Juez, que es Juez porque él mismo así lo quiso, tiene la obligación jurídica o el auto-deber ético de servir a los justiciables con amabilidad y cortesía.

AL PERSONAL A CARGO Y A LOS PARES El trato indebido hacia los compañeros de trabajo también constituye un punto de atención grave, pues es evidente que una circunstancia de esa naturaleza ocasiona una tensión adicional a la alta carga laboral. La Cortesía Judicial no implica solamente el debido y digno trato hacia los justiciables, sino también hacia quienes trabajan a nuestro lado. Esto es, si bien es verdad que los titulares cuentan con facultades de mando, a fin de

Revista

El

Faro

que la función que tienen encomendada se desempeñe con firmeza y eficacia, deben evitar —a toda costa— incurrir en prácticas indebidas hacia sus inferiores en grado, e incluso, a los pares. Situación que igualmente debe ser observada por el personal profesional y operativo que conforma los órganos jurisdiccionales, quienes deben comportarse adecuadamente hacia sus compañeros, aun aquellos que se encuentren subordinados a ellos. Por desgracia, se sabe de titulares (hombres y mujeres) que ejercen hostigamiento de tipo sexual y laboral hacia el personal a su cargo en el lugar de trabajo, con amenazas —incluso— de reprobar su trabajo o de cese. También se refiere la imposición de horarios excesivos, realización de descuentos por llegar tarde al centro de trabajo, trato indebido hacia sus subordinados, lo que provoca estrés y tensión nerviosa en éstos. Se tiene denuncia de que algunos titulares han incurrido en actitudes despóticas, de prepotencia, utilización de palabras altisonantes y obscenas, o de calificativos humillantes hacia sus colaboradores. Entre muchos de esos casos éticamente reprobables se dio una situación en la que un juez de Distrito y un secretario de juzgado, con total falta de profesionalismo y abusando del cargo que ostentaban, obligaban al personal subordinado a dar cuotas de dinero preestablecidas, para comprar obsequios que posteriormente le fueron entregados al titular con motivo de su cumpleaños, así como en agradecimiento a las gestiones del pago de horas extras o por reducción de la jornada de trabajo. También se conoce de conductas de titulares o secretarios que servilmente y con el afán de congraciarse con el juez o magistrado, organizan y obligan al personal a asistir a desayunos, comidas o cenas de convivencia que los trabajadores tienen que pagar; o para tener que inscribirse a cursos o conferencias que se contraponen con las cargas de trabajo, lo cual debiera ser voluntario y selectivo para los empleados. Una conducta incorrecta en la que incurrió un secretario de juzgado, consistió en que éste, en su calidad de superior jerárquico, obligaba a una oficial administrativa a salir del juzgado a altas horas de la noche para comprarle (con su propio dinero) alimentos diversos para que no la presionara con el trabajo al otro día; aunado a que psicológicamente maltrataba a los oficiales administrativos, les gritaba al exigirles la firma y los amenazaba con cambiarlos de área o de acusarlos con el juez con el fin de que les levantaran actas administrativas para que los despidieran, refiriéndose a ellos con palabras altisonantes, los insultaba y humillaba. Al respecto cabe mencionar que los secretarios proyectistas no deben olvidar que los oficiales administrativos no están obligados a realizar actividades ajenas a sus


Revista

El

Faro

funciones como llevar control sobre sus asuntos personales o realizar pagos (aunque ello no implica que sea incorrecto que voluntariamente las realicen, pero ello debe obedecer a un verdadero gesto de aprecio, mas nunca a una obligación). Tampoco es correcto delegar en éstos actividades que sólo les atañe a los secretarios, como la elaboración de las versiones públicas de los asuntos, el subir dicha información al Sistema Integral de Seguimiento de Expedientes, entre otras. Además, considerando que tales actividades son de su exclusiva responsabilidad, en caso de cualquier eventualidad o error por parte del oficial en quien se delegue la tarea, el secretario deberá responder como si él directamente la hubiere realizado, sin que pueda escudarse en su propia omisión, culpando a su colaborador. Sin embargo, cabe aclarar que estos casos continúan siendo excepcionales, pues la mayoría de los secretarios cumple con decoro todas y cada una de las tareas que les son encomendadas. De igual manera, existió otra situación en la que un juez de Distrito dio a conocer públicamente los extrañamientos y llamadas de atención que formuló al personal, por lo que con falta de profesionalismo inobservó las debidas reglas del trato hacia sus inferiores jerárquicos, al afectar innecesariamente su reputación. Un caso más grave, es el de un titular que exigió las renuncias, con presiones y amenazas, de algunos empleados del órgano jurisdiccional a su cargo; asimismo, implementó a un grupo de personas para que revisaran a los denunciantes a la salida del juzgado, que desalojaran la oficina del anterior titular, que vigilaran en todas sus actividades a los denunciantes que no habían renunciado, incluso cuando hablaban por teléfono y cuando salían a la calle a comprar víveres o iban al baño; y también les prohibió hablar entre sí. Incluso, se tuvo noticia de que un secretario de Juzgado apuntó con un arma de fuego a un compañero dentro del órgano jurisdiccional, no sólo ocasionando temor y zozobra al denunciante, sino que alteró la tranquilidad de todo el personal. Existe otra práctica que aunque aisladamente pudiera tener justificación para ciertos casos, generalizándola y llevada al extremo, también pudiera resultar nociva, y es la consistente en que algunos titulares y secretarios, con la finalidad de que los errores que cometan los trabajadores queden acreditados fehacientemente, una vez detectado algún error, conservan el original del proyecto o acuerdo presentados, e incluso, obligan al colaborador respectivo a firmar cada una de las hojas que éstos contengan. Sin embargo, la medida anteriormente señalada presenta el riesgo de que las correcciones que se realicen al personal atiendan más a cuestiones de criterio que a verdaderos errores, lo que es común en el dictado de

31 sentencias, pues debe recordarse que nadie es dueño de la verdad (aunque algunos creen que sí lo son). No debe soslayarse que el humano es un ser falible e imperfecto, con una diversidad enorme de formas de pensamiento. Lo que pudiera parecer correcto para uno, no necesariamente lo es para el otro. Ello sin dejar de tomar en cuenta que es evidente que no todos los colaboradores observan siempre una conducta de profesionalismo y probidad, lo que obliga a los titulares a adoptar medidas que los respalden ante cualquier eventualidad, pues la labor de los secretarios y oficiales no siempre está a salvo de actos de corrupción, pereza, descortesía o negligencia; empero aún así, las generalizaciones fácilmente producen injusticias o resentimientos. Más aún, porque el propio Consejo de la Judicatura Federal ha propiciado la cultura de la delación con las denominadas “quejas anónimas”, las cuales pueden ser aprovechadas por personas de mala fe para afectar a jueces o magistrados que hayan observado una conducta éticamente irreprochable. A manera de conclusión en torno a este apartado, cabe señalar que no debe abusarse del uso de medios de control coactivos o de las facultades de mando o dirección que brindan ciertos cargos, sino que éstos deben ser utilizados con prudencia y exclusivamente en los casos en los que realmente se amerite, pues de otra manera, podría incurrirse en injusticias, ya que una vez cometidas por los titulares a sus secretarios, éstas pueden trasladarse también a los oficiales y prestadores de servicio social o meritorios. HACIA OTRAS AUTORIDADES La labor jurisdiccional implica el contacto con autoridades de diversa naturaleza (tanto federales como locales), a saber: órganos jurisdiccionales, dependencias de los Poderes Ejecutivo y Legislativo, organismos descentralizados, entre otras. Al respecto, cabe señalar que resulta inaceptable —y éticamente reprobable— el trato desconsiderado que algunos titulares federales dan a los jueces y magistrados estatales. Cabe señalar que dentro de los casos en los que funcionarios del Poder Judicial de la Federación propinan un trato indebido a otras autoridades, existe el de un magistrado de Circuito que utilizó expresiones inadecuadas, carentes de respeto, diligencia y rectitud, al calificar de ilegales diversas resoluciones materia de apelación e imputarles a los juzgadores federales el favorecer a la impunidad, y prevenirlos para que no invocaran en sus resoluciones precedentes del tribunal de su adscripción.


32 También se suscitó el caso en que un magistrado de Circuito se condujo con falta de profesionalismo y respeto hacia una Juez Federal, especializada en procesos penales, al exponer en forma pública, evidente, insistente y mordaz, ante los medios de comunicación que estuvieron presentes en una conferencia de prensa, comentarios diversos que tuvieron un alcance multitudinario por tratarse de medios de comunicación masivos, impresos y televisivos. De igual manera, existe un caso en el que tres oficiales administrativos le faltaron al respeto a los elementos encargados de la seguridad de un Edificio Sede del Poder Judicial de la Federación, ya que aproximadamente a las tres de la mañana en que se presentaron a recoger un automóvil, les profirieron insultos y palabras ofensivas, sin motivo alguno. Tales conductas, quizá se deban a la idea incorrecta de que, debido a las facultades coactivas con que la ley dotó a los órganos del Poder Judicial de la Federación, las restantes autoridades se encuentran subordinadas a éste. Empero, no se trata de inferiores o subordinados, sino de autoridades que ejercen en el ámbito de su competencia y que, desde luego, merecen toda nuestra consideración, apoyo y respeto. CONCLUSIÓN El origen de estos problemas, en muchos de los casos anteriormente mencionados, parece ser la educación, la falta de conciencia del lugar que se está ocupando, la vanidad y la arrogancia entre otros muchos prejuicios que suelen acompañar a la naturaleza humana. Por ende, resulta urgente la promoción y difusión de los principios éticos que deben acompañar a la labor jurisdiccional, así como el trabajo arduo en el convencimiento de los integrantes de los juzgados y tribunales,

Revista

El

Faro

pues no es solamente mediante la coacción que se evitará esta clase de conductas nocivas. Debe trabajarse arduamente en ello para inculcar en los miembros del Poder Judicial de la Federación el amor a la función jurisdiccional, que requiere de seres humanos íntegros, no perfectos o infalibles, pero sí sensibles ante los problemas de la sociedad, pues de otra manera, se corre el riesgo, como lo refiere el señor ministro Juan Díaz Romero, de volvernos autómatas o, en el peor de los casos, perfectos bultos burocráticos. Con base en los ejemplos anteriormente plasmados, es inconcuso que resulta fundada la consideración del señor ministro Juan N. Silva Meza, Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y del Consejo de la Judicatura Federal, al calificar como un foco de atención, el tema que aquí se aborda. Por último, y a manera de colofón, considero oportuno citar, en lo conducente, las palabras del señor Ministro Guillermo I. Ortiz Mayagoitia, en la presentación del libro Recomendación 01/2010. Cortesía judicial2, en la que señaló: El Juez nunca debe olvidar que el poder que detenta no se lo ha dado nadie sino la propia ciudadanía y es precisamente a ésta a quien se debe de servir. En sociedades como la nuestra, que como dice el Código de Ética del Poder Judicial de la Federación, han “vivido condiciones de inequidad a lo largo de su historia”, la gente necesita tener confianza en sus instituciones, confianza ésta que comienza a ganarse a través del respeto y cortesía que los jueces deben tener hacia todas las personas.

2 Serie opiniones consultivas de asesoría y recomendaciones de la Comisión Nacional de Ética Judicial. SCJN: México, Noviembre 2010.


Criterios relevantes

TESIS AISLADA VII/2011. INTERÉS SUPERIOR DEL MENOR. EN CASO DE QUE DEBA SER SEPARADO DE ALGUNO DE SUS PADRES, EL ARTÍCULO 4o. DE LA CONSTITUCIÓN FEDERAL NO ESTABLECE UN PRINCIPIO FUNDAMENTAL QUE PRIVILEGIE SU PERMANENCIA, EN PRINCIPIO, CON LA MADRE. la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha interpretado el artículo 4o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en el sentido de que el interés superior del menor debe ser criterio rector para elaborar y aplicar las normas en todos los órdenes relativos a su vida y, acorde con ello, responsabiliza por igual al padre y a la madre de satisfacer sus necesidades y la consecución de su desarrollo integral, pues es en el mejor interés del menor que ambos se responsabilicen en igual medida. Sin embargo, el Estado tiene la facultad constitucional de separarlo, en ciertos casos, de alguno o de ambos padres, a fin de brindarle una mayor protección, sin que para ello la Ley Fundamental establezca una regla general para que su desarrollo integral sólo pueda garantizarse cuando permanezca al lado de su madre, pues el juez cuenta con la prerrogativa de valorar las circunstancias particulares para garantizar el respeto a sus derechos. Consecuentemente, si los hombres y mujeres son iguales ante la ley, y en específico, respecto del cuidado y protección de sus hijos, ambos son responsables de velar por el interés superior del menor, resulta claro que, en caso de que deba ser separado de alguno de sus padres, el artículo 4o. constitucional no establece un principio fundamental que privilegie su permanencia, en principio, con la madre. Amparo directo en revisión 745/2009. 17 de junio de 2009. Mayoría de cuatro votos. Disidente: Sergio A. Valls Hernández. Ponente: Juan N. Silva Meza. Secretario: Rodrigo de la Peza López Figueroa. LICENCIADO HERIBERTO PÉREZ REYES, SECRETARIO DE ACUERDOS DE LA PRIMERA SALA DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACIÓN, C E R T I F I C A: Que el rubro y texto de la anterior tesis aislada fueron aprobados por la Primera Sala de este alto tribunal, en sesión privada de diecinueve de enero de dos mil once. México, Distrito Federal, veinte de enero de dos mil once. Doy fe.


34

Revista

El

Faro

Registro No. 162313 Localización: Novena Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta XXXIII, Abril de 2011 Página: 1386 Tesis: VII.2o.(IV Región) 5 P Tesis Aislada Materia(s): Penal PRUEBA PERICIAL EN GENÉTICA (ADN) EN EL DELITO DE VIOLACIÓN. SI EL JUEZ DE PRIMERA INSTANCIA, ANTE LA OPOSICIÓN DE LA PASIVO, OMITE PRACTICAR LA SOLICITADA POR EL INCULPADO PARA DESVIRTUAR LA AFIRMACIÓN DE LA VÍCTIMA EN EL SENTIDO DE QUE COMO RESULTADO DE LA CÓPULA QUEDÓ EMBARAZADA, EL TRIBUNAL DE ALZADA, AL RESOLVER EL RECURSO DE APELACIÓN, DEBE ORDENAR LA REPOSICIÓN DEL PROCEDIMIENTO PARA QUE AQUÉLLA SEA ADMITIDA Y DESAHOGADA, Y APERCIBIR A LA OFENDIDA DE QUE EN CASO DE OPONERSE INJUSTIFICADAMENTE SE PRESUMIRÁ LA INOCENCIA DEL ACUSADO (LEGISLACIÓN DEL ESTADO DE VERACRUZ). Si durante la instrucción el defensor del acusado solicitó la práctica de la prueba pericial en materia genética (ADN) con el propósito de desvirtuar la afirmación de la víctima en el sentido de que como resultado de la cópula que le impuso el inculpado quedó embarazada, y tal petición fue denegada por el Juez de primera instancia con base en la simple oposición de la pasivo, resulta inconcuso que dicha determinación afecta la garantía de defensa del procesado, ya que en términos del artículo 20, apartado A, fracción V, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (en su texto anterior a la reforma publicada en el Diario Oficial de la Federación el dieciocho de junio de dos mil ocho), tiene derecho a que se le reciban los testigos y las demás pruebas que ofrezca. En consecuencia, tal irregularidad debió ser enmendada por el tribunal de alzada al atender el agravio que en ese aspecto hizo valer el sentenciado; y si omitió hacerlo, lo procedente es conceder el amparo para el efecto de que se ordene la reposición del procedimiento con el fin de que el Juez de primera instancia admita y desahogue esa prueba, apercibiendo a la ofendida, si es que el Juez natural no lo hizo en el juicio, de que para el caso de oponerse injustificadamente a ello, se presumirá la inocencia del inculpado; conclusión a la cual se arriba después de interpretar, a la luz del principio de igualdad procesal y del de equidad, el artículo 229, segundo párrafo, del Código de Procedimientos Penales para el Estado de Veracruz, pues aun cuando dicho precepto sólo se refiere a que cuando el inculpado se opone a la realización de alguna prueba pericial surgirá la presunción de su culpabilidad, la interpretación armónica de dicho precepto en los términos aludidos, da pauta a concluir que también alcanza a la ofendida por la semejanza de situaciones y similitud de hipótesis. SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO DE CIRCUITO DEL CENTRO AUXILIAR DE LA CUARTA REGIÓN. Amparo directo 608/2010. 7 de octubre de 2010. Mayoría de votos. Disidente: Salvador Castillo Garrido. Ponente: Adrián Avendaño Constantino. Secretario: Ángel Rosas Solano.


Lineamientos para las colaboraciones:

1. Las colaboraciones deberán ser inéditas y enviarse con los siguientes datos: nombre del autor, breve currículo y nombre del artículo, al correo electrónico de la revista: revistafaroijf@gmail.com 2. Los textos deberán estar escritos en Word para Windows, en Times new roman de 12 puntos, con una extensión mínima de una cuartilla y máxima de cuatro, con bibliografía mínima completa, y sólo las llamadas al pie necesarias. 3. Los criterios y oportunidades de publicación de cualquier colaboración, quedarán sujetos a las decisiones del Comité editorial y su dirección. 4. Todas las colaboraciones podrán ser editadas por la revista para su publicación.

Revista

El

Faro agradece

sus colaboraciones


Ganadores del concurso de ensayo: La Vida del Ministro Juan Díaz Romero

Primer lugar: Lic. Natividad Regina Martínez Ramìrez y el Ministro Juan Díaz Romero.

Segundo lugar: Lic. Adrián Domínguez Torres y el Ministro Juan Díaz Romero.

Tercer lugar: Lic. Ángel Rosas Solano y el Ministro Juan Díaz Romero.


Cascadas de Agua Azul

Revista El Faro núm 8  

Revista de temas jurídicos