Page 32

FACULTAD DE COMUNICACIÓN

1986 NOVIEMBRE. I Jornadas Internacionales de Comunicación: ‘Información y Derechos Humanos’. Luis Núñez Ladevéze, Esteban López-Escobar, Francisco Gómez Antón, Luka Brajnovic, Pedro Lozano Bartolozzi, Francisco Iglesias, Manuel Martín Algarra, Hernán Debesa, Augusto Cruañes, Alfonso Sánchez-Tabernero, Alfonso Méndiz, Alicia García Amilburu, Mª Jesús Díaz.

Lámparas que proyectan luz siempre Gracias al profesor Esteban LópezEscobar leí por primera vez ‘Otelo’ de Shakespeare. Al principio me resultó algo chocante esta tarea. Era un requisito imprescindible –nos dijo– si queríamos seguir adecuadamente sus explicaciones dentro de la asignatura Teoría de la Comunicación que impartía. Han pasado los años y todavía recuerdo aquellas horas de lectura, en la Biblioteca, embelesada siguiendo a Desdémona, Yago, Casio, Otelo y a la tragedia que iba abriéndose paso a cada acción y línea de diálogo. Y me viene a la memoria, con la misma nitidez, la clase magistral que D. Esteban desplegó ante nosotros días después. No dejaba de pre32 l EL JÚBILO DE ELEF

guntarme y de preguntar a mis compañeros sobre la posible conexión entre la obra de Shakespeare y las teorías que habían nacido en pleno siglo XX para explicar el fenómeno de la comunicación pública. De la respuesta que obtuve en aquella clase nunca me olvidaré.

Cada persona Gracias a D. Esteban comprendí mejor que actualidad no es absoluta novedad y que está emparentada con el pasado. Supe que hay lámparas que proyectan luz siempre y pueden iluminar lo más novedoso. Son los clásicos. Nos mostró nuestro profesor, a través de la tragedia de ‘Otelo’, que el acto de comunicar no perte-

nece a las masas, ni a la capacidad amplificadora de unos medios concretos sino a cada persona. Y que un pañuelo –como cualquier medio de comunicación– puede unir o puede provocar abismos entre las personas. De eso es difícil olvidarse. “El medio es el mensaje”, había explicado Mcluhan en su obra ‘Understanding Media’, precisamente apoyándose en citas de Shakespeare. Esteban López-Escobar también nos lo contó en aquella clase… pero no se contentó con decírnoslo. Nos puso en el camino de descubrirlo por nosotros mismos. Y eso es algo que tengo que agradecer a D. Esteban, hoy colega mío en el claustro y, desde aquellas primeras clases, siempre nuestro querido profesor. Marta Frago OCTUBRE 1972

ELEF: Estelar Esteban  
ELEF: Estelar Esteban  

Revista de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra (España) en homenaje al catedrático de Opinión Pública Esteban López-Esc...

Advertisement