Page 1

PARTIDO REVOLUCIONARIO INSTITUCIONAL FUNDACION COLOSIO A.C. PROGRAMA PARA MEXICO, POR UNA ECONOMIA COMPETITIVA Y PROMOTORA DEL DESARROLLO ECONOMIA, EDUCACION Y EMPLEO Dr. Mario Lorenzo Martínez Saldivar Un reto indiscutible del mercado laboral es instrumentar programas de educación y capacitación continua para el empleo productivo que fortalezca la movilidad de los trabajadores y mejore la baja productividad de la fuerza de trabajo que se registra en México. Se requiere invertir en la formación de capital humano si se aspira a transformar, en el mediano y largo plazo, la oferta de mano de obra en una que sea calificada y especializada. Por ende, conseguir incrementar los rendimientos económicos, lograr asociarlos a niveles salariales más elevados y dejar atrás la mano de obra barata. La educación pública es un pivote clave para la formación de recursos humanos, que aumente la productividad. Para elevar la calidad educativa, además de mejorar las competencias y desempeño de los docentes, es necesario el gasto público. Todas las sociedades en el mundo confrontan cuestionamientos sobre la escala, naturaleza y equilibrio del financiamiento en el sector educativo. Se tiene que decidir la cantidad de recursos que se asignan a las actividades educativas; e identificar formas de generar dichos recursos, identificando procedimientos que tiendan a maximizar la efectividad del costo de la inversión en educación. La escala de gastos públicos y privados en los diferentes niveles y tipos educativos da una respuesta a la prioridad otorgada a cada uno. Tras de la canalización de esos recursos están las metas sociales, políticas y económicas. Las primeras incluyen elevar los niveles educativos para mejorar la atención prestada por la ciudadanía a asuntos importantes tales como: esfuerzos para preservar el orden social, reducir las desigualdades de acceso por capas sociales y género, aumentar la participación ciudadana en diversas actividades de la comunidad y la concurrencia de la gente en cuestiones cívicas y políticas. La meta económica de la asignación de recursos al sector educativo es el papel que juega la educación en el crecimiento económico por medio de la formación de capital humano. Respecto al enfoque económico hay estudiosos que han calculado la tasa interna de retorno tanto privada como social para educación primaria, secundaria y terciaria, argumentando que la educación es una buena inversión tanto para los individuos como para la sociedad. Los resultados de las tasas de retorno son especialmente altos para el nivel de educación primaria, particularmente para los países en desarrollo. Ello indica -1 Mesa 2: “Economía, Educación y Empleo”


que este nivel de estudios merece ser prioritario en la asignación de recursos adicionales. Al comparar las tasas de retorno privada y social, las primeras son mayores. La explicación se basa en que los gobiernos otorgan más en subsidios de lo que retienen de impuestos. Sin embargo, la realidad de México es crítica, ya que los jóvenes son los más afectados con el desempleo. Cada año 1 millón y medio de jóvenes entre 20 y 24 años no encuentra trabajo y de los que encuentran, un 40% trabaja sin prestaciones sociales. Si en 2008 el desempleo que afectaba a los trabajadores con nivel de preparatoria y universidad era de 28%, en 2011 afecta al 73% de ese universo. Al comparar los resultados de la Encuesta Nacional de Ingreso de los Hogares de 2000 y 2010, el ingreso real (medido a precios del 2010) en el año 2000 era de 36,518 pesos. En 2010 dicho ingreso cayó a 34,936 pesos, un deterioro de 4.33%. El potencial de crecimiento que tuvo México durante la última década con un aumento de las remesas de los trabajadores mexicanos en el extranjero, la generación de excedentes petroleros al aumentar de 24.8 dólares por barril en el 2000 a 72.2 dólares en el 2010 y el bono demográfico, no fue aprovechado. Por lo expuesto anteriormente se propone lo siguiente: La planeación sectorial, territorial y educativa es materia que debe ser revitalizada. El gasto público requiere ser revisado para redefinir prioridades y asegurar su ejercicio a tiempo y con rendición de cuentas. Aprobar presupuestos multianuales a las instituciones de educación superior y centros de investigación. Diversificar las fuentes de financiamiento para el servicio educativo, particularmente la universitaria. La vinculación de las instituciones de educación superior con las instituciones públicas y las empresas es clave para abrir espacios a los jóvenes y redefinir la oferta educativa en calidad y por pertinencia de carreras. Los programas de orientación vocacional y para la vida deben de impartirse desde el nivel de estudios de secundaria, para guiar adecuadamente a los estudiantes en su toma de decisiones en cuanto a elegir sus estudios.

-2 Mesa 2: “Economía, Educación y Empleo”

MARIO LORENZO MARTÍNEZ SALDIVAR - ECONOMIA, EDUCACION Y EMPLEO  

ECONOMIA, EDUCACION Y EMPLEO

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you