Issuu on Google+

a br i l de 2010 | pági na 1

B o g o t á d.c ., a br i l de 2 010 , n ú m e r o

64

Publicación gratuita de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte

Alcalde Mayor de Bogotá, D.C., Samuel Moreno Rojas - Secretaria de Cultura, Recreación y Deporte, Catalina Ramírez Vallejo

Convocatorias / Bogotá tiene talento

Todos tenemos la oportunidad de participar

L

os ciudadanos tendrán la palabra en Amor por Bogotá y Localidades culturalmente activas, dos espacios de participación adscritos al portafolio de convocatorias Bogotá tiene talento, que lanzó el mes pasado la Alcaldía Mayor de Bogotá. La convocatoria Amor por Bogotá: Cultura Ciudadana para la Democracia, de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte, apoyará los proyectos ciudadanos que promueven la apropiación de nuevos hábitos, actitudes y prácticas sociales en el ámbito de la cultura ciudadana. Así, se visibilizará el trabajo social de algún colectivo que beneficia a su comunidad. Es un justo reconocimiento a los procesos locales, muchas veces silenciosos para el resto de la ciudad, que mejoran las condiciones de vida de los habitantes de sectores específicos. Estos apoyos concertados otorgarán a los ganadores recursos de hasta $8 millones para ejecutar estos proyectos, con una bolsa total de $200 millones. Las urnas estarán abiertas del 14 al 16 de abril. La convocatoria tiene tres concursos: 1. Celebra el Bicentenario, para proyectos relacionados con dicha conmemoración, que desarrollen ejercicios de memoria colectiva y apropiación de valores nacionalistas; 2. Construye la Convivencia Ciudadana, para trabajos sociales de organización y participación social enfocados en cultura ciudadana; y 3. Mi ciudad, mi patrimonio, para propuestas que generen reflexión en torno al patrimonio material e inmaterial de la ciudad, y que propicien sentido de pertenencia hacia Bogotá.

La convocatoria Localidades Culturalmente Activas, de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte, tiene dos modalidades. La primera es la de Apoyos Concertados, diseñada para fortalecer la

organización en todas las dimensiones, áreas y actividades del campo cultural, artístico y patrimonial, y otorgará a los seleccionados un total de $208 millones; la urna se abrirá del 21 al 23 de abril. La otra modalidad de Localidades Culturalmente Activas son los Estímulos, que premiará trabajos y proyectos que surgen de personas, grupos y organizaciones artísticas que llevan a cabo sus procesos de formación y creación en las localidades; la entrega de propuestas va del 28 al 30 de abril, con la adjudicación de $498 millones. Tiene dos concursos: Creación artística local, para las propuestas relacionadas con las áreas artísticas (música, danza, audiovisuales, teatro, literatura, plásticas) en cada localidad; tiene una bolsa de $480 millones (cada localidad obtendrá tres premios por $8 millones c/u); y Propuestas de formación y circu-

lación de la localidad de Sumapaz, para las organizaciones y/o agrupaciones de dicha localidad, con recursos por $18 millones. Del 19 al 21 de mayo se abrirá la convocatoria Premios Distritales a la Cultura 2010 con los concursos Vida y Obra, y $50 millones para el ganador (artistas creadores mayores de 65 años, con destacada y reconocida trayectoria); y Labor Destacada (resalta las acciones de fortalecimiento cultural que beneficien a la comunidad, en las categorías Medios de comunicación, Empresarial y Administración local). Finalmente, del 16 al 30 de junio corresponde el turno a Análisis de Encuesta Bienal de Culturas 2009, con recursos de $25 millones para los tres ganadores.

Editorial De Catalina Ramírez sobre los niños y las niñas Página 2

Localidades Otty Patiño sobre Puente Aranda Página 3

Libros 63 ediciones de Libro al viento Magazín Pág. I

Centenario

Del nacimiento del escritor Eduardo Caballero Calderón

Inf: www.culturarecreacionydeporte.gov.co Entrega de propuestas: Cr 8 N° 9-83

Magazín Págs. VI, VII y VIII


a br i l de 2010 | pági na 3

pági na 2 | a br i l de 2010

E di t or i a l

Bogotá, ciudad para los niños y las niñas

popularmente llamada

M asdevallia

coccinea , orquídea colombiana B andera .

E

ISSN 1794-7804 Directora general Catalina Ramírez Vallejo Director Guillermo Angulo Diseño editorial Mariela Agudelo Piedrahita Consejo editorial Catalina Ramírez Vallejo Guillermo Angulo, Jaime Hurtado Mariela Agudelo Piedrahita Adriana Padilla Leal, Hugo Sierra Otty Patiño, Germán Izquierdo Manrique Rafael Caro Suárez, Fredy Ávila Molina Redactores Germán Izquierdo Manrique Rafael Caro, Fredy Ávila Molina Colaboradores Otty Patiño César Augusto Prieto Marcela Joya Alejandro Arciniegas Alzate Eduardo Caballero Calderón Beatriz Caballero Holguín De los artículos firmados son responsables sus autores Agenda Rafael Caro Suárez Dirección y Redacción Carrera 8 No 9-83 Tels. 3274866 - 3274927

Página Internet Felipe Castillo http://www.ciudadviva.gov.co (donde se puede leer el contenido de Ciudad Viva) Preprensa e impresión: Cargraphics

Cartas del lector: cartasciudadviva@gmail.com

n una iluminadora frase, el reconocido siquiatra Karl A. Menninger definió la importancia de educar a los niños y niñas: «Todo lo que se les dé a los niños, los niños lo darán a la sociedad». Estas sabias palabras deberían permanecer siempre vivas en nuestras mentes, en nuestros corazones. Ofrecer a los niños y niñas un espacio adecuado para realizarse, cubrir sus necesidades básicas, permitirles el acceso a la educación y a la cultura, son obligaciones de cualquier sociedad desarrollada. Así lo ha asumido el Gobierno de la Bogotá Positiva, donde los niños y niñas son una prioridad. La actual administración, en cabeza del alcalde Samuel Moreno Rojas, ha alcanzado importantes avances en beneficio de la población infantil. Así, por ejemplo, se ha logrado que en Bogotá todos los menores de cinco años tengan acceso gratuito a la salud, lo que ha hecho que las tasas de mortalidad infantil bajen considerablemente. Los programas de nutrición para la niñez en Bogotá han reducido el índice de desnutrición y mejorado el nivel académico. Actualmente, más de 45.000 niños menores de cinco años tienen alimentación y nutrición gratis en los jardines infantiles del Distrito. Un estudio realizado por la universidad de Harvard y el Instituto Nacional de Salud demostró que, con los programas de alimentación balanceada y nutricional del Distrito, más de 600 mil escolares mejoraron tanto su crecimiento como su peso gracias a las políticas públicas ejecutadas en los últimos años de manera continua.   Cubrir las necesidades básicas es decisivo en la etapa de formación. Esto definirá en gran medida las capacidades físicas y mentales de los niños y niñas. Pero hay otras necesidades: acceso a la educación, a la recreación, a la

C a r ta s

d e lo s l e c to r e s

Desde Estados Unidos, donde vive, nos escibre Nereo López fotógrafo miembro del Grupo Barranquilla, pionero del cine de arte con su participación en La langosta azul, una película experimental en la que participaron Luis Vicens, García Márquez, y Álvaro ‘El Nene’ Cepeda: Señor director: Desde Nueva York, felicitaciones por la extraordinaria presentacion digital y contenido de Ciudad Viva. Cordialmente, Nereo

cultura en sus diferentes manifestaciones. En el Distrito estamos trabajando en todos los campos para que nuestros niños y niñas tengan más oportunidades, para que en el futuro elegir no sea un privilegio de unos pocos. Desde la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte impulsamos varios programas en los que se combinan la educación, la recreación y el buen uso del tiempo libre. Este es el caso de las actividades que se llevan a cabo en el Planetario Distrital, encaminadas a darles a los niños y niñas una formación en ciencia y astronomía, materias poco estudiadas en la mayoría de colegios. Mediante talleres, cursos y actividades lúdicas los pequeños aprenden a conocer el espacio, los planetas, la Tierra. Se trata de comprender los por qués, de conocer las explicaciones. Así se crea una conciencia racional en los pequeños. En esta misma línea, la Orquesta Filarmónica de Bogotá ha logrado grandes resultados con sus Conciertos Didácticos, en los que niños y niñas, deslumbrados, aprenden de qué se compone una orquesta, qué hace el director y conocen de cerca los instrumentos. Escuchan por vez primera un oboe, un contrabajo, un fagot. La filarmónica ha llevado los Conciertos Didácticos a muchos colegios situados en los barrios más vulnerables de la ciudad. En estas presentaciones, los niños y niñas aprenden más sobre el respeto, la importancia de saber escuchar y la participación con educación. Las manifestaciones artísticas, no cabe duda, brindan una enseñanza integral: recrean y desarrollan la mente y el cuerpo. Por eso, cada vez es más numerosa la participación de los niños y niñas en los festivales de danza. En el mes de octubre, cuando se celebra la Fiesta de Niños y Niñas,

cientos de pequeños llenan las calles de la ciudad en una muestra de cultura ciudadana y de apropiación de los valores autóctonos. La ciudad ofrece cada vez más actividades orientadas a cubrir las necesidades de la población infantil: Ludotecas Itinerantes, Campamentos Juveniles, Festiparques, cursos de varios deportes. Los parques de Bogotá brindan una programación para niños y niñas entre 0 y 12 años. Lo mismo ocurre con el Festival de Verano que todos los años se celebra en la capital. Además, Bogotá cuenta con una gran oferta de bibliotecas y megabibliotecas, a las que pronto se les sumará otra más: la biblioteca y centro cultural Julio Mario Santo Domingo. Los parques de la ciudad se han convertido en escenarios en donde se desarrollan las más diversas actividades culturales, muchas de ellas orientadas a los niños. Repitamos lo afirmado por Menninger en su frase: «Todo lo que se les dé a los niños, los niños lo darán a la sociedad». Y todos queremos que las personas que nos sucedan se sientan orgullosas de lo que les brindamos, de lo que les dejamos. Gran parte de los problemas que hoy nos agobian proceden de la falta de oportunidades, del tiempo perdido, de la falta de acceso a la educación. Si queremos progresar, si esperamos una retribución, si aspiramos a ver avance en el desarrollo humano, hay que seguirles dando a los niños y niñas la oportunidad de vivir dignamente, de ser felices, de mejorarles las condiciones para que disfruten de la ‘Ciudad de Derechos’.

Catalina Ramírez Vallejo Secretaria de Cultura Recreación y Deporte

– P.S.: Guillermo: Me acabo de dar cuenta que eres el flamante director de Ciudad Viva. Felicitaciones y abrazo, Nereo. Señor director: Los felicito: Lograr que Juan Gossaín colaborara con ustedes, cuando debe haber un montón de publicaciones detrás de él… Le dije a un amigo que los mejores escritores son costeños, y él me dijo: No. no puedes dejar por fuera a Fernando Vallejo que,

aunque hable mal de Colombia, es un gran escritor. Y le respondí: Mira un mapa: Antioquia es uno de los departamentos con más costa sobre el mar Caribe. Mucha más, desde luego, que el Cesar, que no tiene. Me gustan mucho los escritores costeños: Fernando Vallejo, Gabo, Gossaín, Rojas Herazo, Álvaro Cepeda, Gómez Jattin, El Tuerto López… y la lista es mucho más larga. Que Gossaín siga escribiendo. Gracias, Dagoberto Dangón (Por correo electrónico)

Se reabre el Centro Cultural Jorge Eliécer Gaitán

L

uego de once meses, el Jorge Eliécer Gaitán, el teatro más popular de la ciudad, reabre sus puertas. Sus 1.745 sillas, que lo hacen el escenario teatral más grande de Colombia, están listas para recibir a todos los habitantes de Bogotá. Este año, el teatro será escenario para la Orquesta Filarmónica de Bogotá y para las distintas actividades que realiza esta entidad, adscrita a la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte, como las galas de los Festivales al Parque, Ópera al parque y Danza en la Ciudad. Eventos como Eurocine, al igual que numerosos conciertos nacionales e internacionales, también serán incluidos en la programación de esta tarima. Y, lo mejor de todo, es que serán certámenes al alcance del bolsillo de todos los ciudadanos. La idea es que la ciudadanía se apropie del teatro. Y para ello se incorporará a los Septimazos, servirá como espacio para exposiciones, llegará a distintas localidades con el programa Teatro Móvil, y se unirá con la Red de Teatros del Centro para promocionar la actividad cultural en la zona con promociones como la de ‘1 noche al mes, 50% de descuento: Teatros de puertas abiertas’. La Alcaldía Mayor invirtió más de 3.900 millones de pesos para reforzar las estructuras del teatro y cumplir con las normas de sismo-resistencia. Además, se mejoró la cubierta del escenario para eliminar el ruido que hacía la lluvia al caer en el techo y se dotó al escenario con un tanque de abastecimiento de agua. Más de un siglo de historia En la calle octava con Séptima, junto al Observatorio Astronómico, se levantó el Teatro Municipal de Bogotá. El 1° de febrero de 1890, día de su inauguración, se presentó la ópera El Trovador, de Verdi. El teatro estaba abarrotado: no faltó ni el presidente Rafael Núñez, que llevó su propia silla para ver la función. Aquel fue el inicio del que, poco a poco, se convirtió en el teatro preferido de los bogotanos. Y eso que, según el arquitecto Germán Téllez, no se trataba de una obra notable. «El Teatro Municipal estaba bien dotado, era bonito —dice—. Pero nunca tuvo la fastuosidad que ahora le atribuyen. Más que un teatro, era un galpón venido a más». Sin embargo, estéticamente, lo más bello del antiguo municipal era el telón de boca, lleno de figuras con antifaces, arlequines y rostros africanizados.

Acaso la variedad que presentaba aquel mosaico presagiaba lo que después ocurriría en el Municipal. Con los años, mientras el Colón se centró en presentar obras ortodoxas, comedias españolas o francesas y óperas de compañías europeas, el Municipal abrió espacio a diversas manifesta-

Un renovado Centro Cultural Teatro Municipal Jorge Eliécer Gaitán, con sus estructuras reforzadas y nuevos programas, espera por el público bogotano. Detrás de este escenario hay una rica historia que se remonta a finales del siglo XIX.

ciones artísticas y se convirtió en el epicentro de un teatro autóctono, costumbrista y popular que se empezaba a gestar en Colombia. Allí se presentaron las obras del dramaturgo Luis Enrique Osorio, quien ayudó a darle identidad al teatro colombiano. Para atraer más al público, Osorio presentaba conciertos de música colombiana, bailes folclóricos, e incluso rancheras y tangos al finalizar las obras. Además, facilitaba el transporte del teatro a los barrios más apartados. El Municipal también fue el escenario principal de Carlos Campos llamado Campitos, comediante e imitador de políticos y cuyas presentaciones tenían gran acogida. Sus montajes tenían títulos sugerentes, como Qui’hubo de la alternación, mi señora Anunciación.

Durante los años treinta, el coliseo fue el escenario principal de los discursos de Jorge Eliécer Gaitán, quien al reparar en la influencia que tenía el teatro en las clases populares, creó el ‘Viernes Cultural’. Todos los viernes, el caudillo liberal echaba venenosos discursos, que el historiador Germán Arciniegas recordó alguna vez en uno de sus textos: «Gaitán hablaba dos horas, y luego salía el pueblo enardecido, vociferando, por la carrera octava, a desembocar en la Plaza de Bolívar en grandes manifestaciones». El escenario empezó entonces a ser reconocido como fortín liberal no sólo por los discursos de Gaitán, sino porque su director, Alberto Uribe Ramírez, era un reconocido miembro de ese partido. La muerte del caudillo desembocó en el fin del teatro: aquel 9 de abril de 1948, las puertas del Municipal se cerraron. El telón cayó al suelo. A Uribe Ramírez lo reemplazó un gerente conservador. Cuatro años después, en 1952, con picas y palas, un numeroso grupo de soldados demolió el teatro por órdenes del presidente Laureano Gómez. Ese fue el triste final de un teatro en el que se formaron muchos actores, y que abrió espacio a las manifestaciones artísticas que seducían al pueblo. Pasaron más de veinte años para que el Municipal volviera a abrir, ya no en la octava con séptima, sino en la calle 22 con carrera Séptima (en el antiguo Teatro Colombia). Desde entonces, bajo el nombre de Teatro Municipal Jorge Eliécer Gaitán, ha seguido siendo un escenario querido por los bogotanos.


a br i l de 2010 | pági na 3

pági na 2 | a br i l de 2010

E di t or i a l

Bogotá, ciudad para los niños y las niñas

popularmente llamada

M asdevallia

coccinea , orquídea colombiana B andera .

E

ISSN 1794-7804 Directora general Catalina Ramírez Vallejo Director Guillermo Angulo Diseño editorial Mariela Agudelo Piedrahita Consejo editorial Catalina Ramírez Vallejo Guillermo Angulo, Jaime Hurtado Mariela Agudelo Piedrahita Adriana Padilla Leal, Hugo Sierra Otty Patiño, Germán Izquierdo Manrique Rafael Caro Suárez, Fredy Ávila Molina Redactores Germán Izquierdo Manrique Rafael Caro, Fredy Ávila Molina Colaboradores Otty Patiño César Augusto Prieto Marcela Joya Alejandro Arciniegas Alzate Eduardo Caballero Calderón Beatriz Caballero Holguín De los artículos firmados son responsables sus autores Agenda Rafael Caro Suárez Dirección y Redacción Carrera 8 No 9-83 Tels. 3274866 - 3274927

Página Internet Felipe Castillo http://www.ciudadviva.gov.co (donde se puede leer el contenido de Ciudad Viva) Preprensa e impresión: Cargraphics

Cartas del lector: cartasciudadviva@gmail.com

n una iluminadora frase, el reconocido siquiatra Karl A. Menninger definió la importancia de educar a los niños y niñas: «Todo lo que se les dé a los niños, los niños lo darán a la sociedad». Estas sabias palabras deberían permanecer siempre vivas en nuestras mentes, en nuestros corazones. Ofrecer a los niños y niñas un espacio adecuado para realizarse, cubrir sus necesidades básicas, permitirles el acceso a la educación y a la cultura, son obligaciones de cualquier sociedad desarrollada. Así lo ha asumido el Gobierno de la Bogotá Positiva, donde los niños y niñas son una prioridad. La actual administración, en cabeza del alcalde Samuel Moreno Rojas, ha alcanzado importantes avances en beneficio de la población infantil. Así, por ejemplo, se ha logrado que en Bogotá todos los menores de cinco años tengan acceso gratuito a la salud, lo que ha hecho que las tasas de mortalidad infantil bajen considerablemente. Los programas de nutrición para la niñez en Bogotá han reducido el índice de desnutrición y mejorado el nivel académico. Actualmente, más de 45.000 niños menores de cinco años tienen alimentación y nutrición gratis en los jardines infantiles del Distrito. Un estudio realizado por la universidad de Harvard y el Instituto Nacional de Salud demostró que, con los programas de alimentación balanceada y nutricional del Distrito, más de 600 mil escolares mejoraron tanto su crecimiento como su peso gracias a las políticas públicas ejecutadas en los últimos años de manera continua.   Cubrir las necesidades básicas es decisivo en la etapa de formación. Esto definirá en gran medida las capacidades físicas y mentales de los niños y niñas. Pero hay otras necesidades: acceso a la educación, a la recreación, a la

C a r ta s

d e lo s l e c to r e s

Desde Estados Unidos, donde vive, nos escibre Nereo López fotógrafo miembro del Grupo Barranquilla, pionero del cine de arte con su participación en La langosta azul, una película experimental en la que participaron Luis Vicens, García Márquez, y Álvaro ‘El Nene’ Cepeda: Señor director: Desde Nueva York, felicitaciones por la extraordinaria presentacion digital y contenido de Ciudad Viva. Cordialmente, Nereo

cultura en sus diferentes manifestaciones. En el Distrito estamos trabajando en todos los campos para que nuestros niños y niñas tengan más oportunidades, para que en el futuro elegir no sea un privilegio de unos pocos. Desde la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte impulsamos varios programas en los que se combinan la educación, la recreación y el buen uso del tiempo libre. Este es el caso de las actividades que se llevan a cabo en el Planetario Distrital, encaminadas a darles a los niños y niñas una formación en ciencia y astronomía, materias poco estudiadas en la mayoría de colegios. Mediante talleres, cursos y actividades lúdicas los pequeños aprenden a conocer el espacio, los planetas, la Tierra. Se trata de comprender los por qués, de conocer las explicaciones. Así se crea una conciencia racional en los pequeños. En esta misma línea, la Orquesta Filarmónica de Bogotá ha logrado grandes resultados con sus Conciertos Didácticos, en los que niños y niñas, deslumbrados, aprenden de qué se compone una orquesta, qué hace el director y conocen de cerca los instrumentos. Escuchan por vez primera un oboe, un contrabajo, un fagot. La filarmónica ha llevado los Conciertos Didácticos a muchos colegios situados en los barrios más vulnerables de la ciudad. En estas presentaciones, los niños y niñas aprenden más sobre el respeto, la importancia de saber escuchar y la participación con educación. Las manifestaciones artísticas, no cabe duda, brindan una enseñanza integral: recrean y desarrollan la mente y el cuerpo. Por eso, cada vez es más numerosa la participación de los niños y niñas en los festivales de danza. En el mes de octubre, cuando se celebra la Fiesta de Niños y Niñas,

cientos de pequeños llenan las calles de la ciudad en una muestra de cultura ciudadana y de apropiación de los valores autóctonos. La ciudad ofrece cada vez más actividades orientadas a cubrir las necesidades de la población infantil: Ludotecas Itinerantes, Campamentos Juveniles, Festiparques, cursos de varios deportes. Los parques de Bogotá brindan una programación para niños y niñas entre 0 y 12 años. Lo mismo ocurre con el Festival de Verano que todos los años se celebra en la capital. Además, Bogotá cuenta con una gran oferta de bibliotecas y megabibliotecas, a las que pronto se les sumará otra más: la biblioteca y centro cultural Julio Mario Santo Domingo. Los parques de la ciudad se han convertido en escenarios en donde se desarrollan las más diversas actividades culturales, muchas de ellas orientadas a los niños. Repitamos lo afirmado por Menninger en su frase: «Todo lo que se les dé a los niños, los niños lo darán a la sociedad». Y todos queremos que las personas que nos sucedan se sientan orgullosas de lo que les brindamos, de lo que les dejamos. Gran parte de los problemas que hoy nos agobian proceden de la falta de oportunidades, del tiempo perdido, de la falta de acceso a la educación. Si queremos progresar, si esperamos una retribución, si aspiramos a ver avance en el desarrollo humano, hay que seguirles dando a los niños y niñas la oportunidad de vivir dignamente, de ser felices, de mejorarles las condiciones para que disfruten de la ‘Ciudad de Derechos’.

Catalina Ramírez Vallejo Secretaria de Cultura Recreación y Deporte

– P.S.: Guillermo: Me acabo de dar cuenta que eres el flamante director de Ciudad Viva. Felicitaciones y abrazo, Nereo. Señor director: Los felicito: Lograr que Juan Gossaín colaborara con ustedes, cuando debe haber un montón de publicaciones detrás de él… Le dije a un amigo que los mejores escritores son costeños, y él me dijo: No. no puedes dejar por fuera a Fernando Vallejo que,

aunque hable mal de Colombia, es un gran escritor. Y le respondí: Mira un mapa: Antioquia es uno de los departamentos con más costa sobre el mar Caribe. Mucha más, desde luego, que el Cesar, que no tiene. Me gustan mucho los escritores costeños: Fernando Vallejo, Gabo, Gossaín, Rojas Herazo, Álvaro Cepeda, Gómez Jattin, El Tuerto López… y la lista es mucho más larga. Que Gossaín siga escribiendo. Gracias, Dagoberto Dangón (Por correo electrónico)

Se reabre el Centro Cultural Jorge Eliécer Gaitán

L

uego de once meses, el Jorge Eliécer Gaitán, el teatro más popular de la ciudad, reabre sus puertas. Sus 1.745 sillas, que lo hacen el escenario teatral más grande de Colombia, están listas para recibir a todos los habitantes de Bogotá. Este año, el teatro será escenario para la Orquesta Filarmónica de Bogotá y para las distintas actividades que realiza esta entidad, adscrita a la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte, como las galas de los Festivales al Parque, Ópera al parque y Danza en la Ciudad. Eventos como Eurocine, al igual que numerosos conciertos nacionales e internacionales, también serán incluidos en la programación de esta tarima. Y, lo mejor de todo, es que serán certámenes al alcance del bolsillo de todos los ciudadanos. La idea es que la ciudadanía se apropie del teatro. Y para ello se incorporará a los Septimazos, servirá como espacio para exposiciones, llegará a distintas localidades con el programa Teatro Móvil, y se unirá con la Red de Teatros del Centro para promocionar la actividad cultural en la zona con promociones como la de ‘1 noche al mes, 50% de descuento: Teatros de puertas abiertas’. La Alcaldía Mayor invirtió más de 3.900 millones de pesos para reforzar las estructuras del teatro y cumplir con las normas de sismo-resistencia. Además, se mejoró la cubierta del escenario para eliminar el ruido que hacía la lluvia al caer en el techo y se dotó al escenario con un tanque de abastecimiento de agua. Más de un siglo de historia En la calle octava con Séptima, junto al Observatorio Astronómico, se levantó el Teatro Municipal de Bogotá. El 1° de febrero de 1890, día de su inauguración, se presentó la ópera El Trovador, de Verdi. El teatro estaba abarrotado: no faltó ni el presidente Rafael Núñez, que llevó su propia silla para ver la función. Aquel fue el inicio del que, poco a poco, se convirtió en el teatro preferido de los bogotanos. Y eso que, según el arquitecto Germán Téllez, no se trataba de una obra notable. «El Teatro Municipal estaba bien dotado, era bonito —dice—. Pero nunca tuvo la fastuosidad que ahora le atribuyen. Más que un teatro, era un galpón venido a más». Sin embargo, estéticamente, lo más bello del antiguo municipal era el telón de boca, lleno de figuras con antifaces, arlequines y rostros africanizados.

Acaso la variedad que presentaba aquel mosaico presagiaba lo que después ocurriría en el Municipal. Con los años, mientras el Colón se centró en presentar obras ortodoxas, comedias españolas o francesas y óperas de compañías europeas, el Municipal abrió espacio a diversas manifesta-

Un renovado Centro Cultural Teatro Municipal Jorge Eliécer Gaitán, con sus estructuras reforzadas y nuevos programas, espera por el público bogotano. Detrás de este escenario hay una rica historia que se remonta a finales del siglo XIX.

ciones artísticas y se convirtió en el epicentro de un teatro autóctono, costumbrista y popular que se empezaba a gestar en Colombia. Allí se presentaron las obras del dramaturgo Luis Enrique Osorio, quien ayudó a darle identidad al teatro colombiano. Para atraer más al público, Osorio presentaba conciertos de música colombiana, bailes folclóricos, e incluso rancheras y tangos al finalizar las obras. Además, facilitaba el transporte del teatro a los barrios más apartados. El Municipal también fue el escenario principal de Carlos Campos llamado Campitos, comediante e imitador de políticos y cuyas presentaciones tenían gran acogida. Sus montajes tenían títulos sugerentes, como Qui’hubo de la alternación, mi señora Anunciación.

Durante los años treinta, el coliseo fue el escenario principal de los discursos de Jorge Eliécer Gaitán, quien al reparar en la influencia que tenía el teatro en las clases populares, creó el ‘Viernes Cultural’. Todos los viernes, el caudillo liberal echaba venenosos discursos, que el historiador Germán Arciniegas recordó alguna vez en uno de sus textos: «Gaitán hablaba dos horas, y luego salía el pueblo enardecido, vociferando, por la carrera octava, a desembocar en la Plaza de Bolívar en grandes manifestaciones». El escenario empezó entonces a ser reconocido como fortín liberal no sólo por los discursos de Gaitán, sino porque su director, Alberto Uribe Ramírez, era un reconocido miembro de ese partido. La muerte del caudillo desembocó en el fin del teatro: aquel 9 de abril de 1948, las puertas del Municipal se cerraron. El telón cayó al suelo. A Uribe Ramírez lo reemplazó un gerente conservador. Cuatro años después, en 1952, con picas y palas, un numeroso grupo de soldados demolió el teatro por órdenes del presidente Laureano Gómez. Ese fue el triste final de un teatro en el que se formaron muchos actores, y que abrió espacio a las manifestaciones artísticas que seducían al pueblo. Pasaron más de veinte años para que el Municipal volviera a abrir, ya no en la octava con séptima, sino en la calle 22 con carrera Séptima (en el antiguo Teatro Colombia). Desde entonces, bajo el nombre de Teatro Municipal Jorge Eliécer Gaitán, ha seguido siendo un escenario querido por los bogotanos.


a br i l de 2010 | pági na 5

pági na 4 | a br i l de 2010

Abril / Mes de la niñez

Niñas y niños: todo el año presentes en el sector Cultura, Recreación y Deporte

L

Libros y algo más Anualmente, la Fundación Gilberto Alzate Avendaño beneficia un promedio de 181.357 pequeños con edades que van de 0 a 13 años, mediante variadas actividades artísticas y culturales, literarias, de artes plásticas, audiovisuales y talleres.

os niños son el futuro de Bogotá: casi tres millones de habitantes del Distrito pertenecen al rango de ‘población infantil’ y la tendencia, con el paso del tiempo, va en aumento. Por eso, para la Alcaldía Mayor de Bogotá, el Mes de la Niñez no se remite solamente a abril pues, durante todo el año, trabaja incansablemente en defensa de sus derechos. Por eso, la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte, y sus entidades adscritas, se únen a esta gestión y ofrecen al público infantil una variedad de programas, actividades y proyectos encaminados a satisfacer sus necesidades en cultura, recreación y deporte, cuarto pilar de desarrollo social.

Pequeños ciudadanos Es importante inculcar entre los infantes valores como la cultura ciudadana y el respeto del patrimonio material e inmaterial. El Instituto Distrital de Patrimonio lo hace con 19.500 menores: 12.000 entre participantes y espectadores del Gran Desfile de Comparsas, 7.000 en la Fiesta de Niñas y Niños y 500 en recorridos patrimoniales por localidades y sitios históricos. Y, en convenio con el Instituto para la Investigación Educativa y Desarrollo Pedagógico, IDEP, más de 1.000 chicos reciben formación pedagógica para sensibilizar el respeto hacia el otro, mejorar la convivencia ciudadana, aceptar la diversidad, ser solidarios y cuidar el medio ambiente.

Pequeños científicos Muchos pequeños sueñan, desde que tienen uso de razón, con ser astronautas, científicos o superhéroes. El Planetario de Bogotá, como escenario de fomento de la astronomía y las ciencias espaciales, tiene en los menores su público potencial: cada mes, en promedio, este escenario de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte atiende un promedio de 5.000 niñas y niños (entre estudiantes de colegios distritales entre semana, y particulares los fines de semana). Algunos de sus programas infantiles son: · Astroludoteca: todos los sábados, generalmente a las 3:00 pm, ofrece de forma divertida y didáctica, talleres relacionados con temas astronómicos. Cuestiones como ‘¿Por qué brilla el Sol?’, o el funcionamiento de un cohete o de un telescopio, son abordadas de forma lúdica y, al final, se trabajan manualidades alusivas al tema. · Clubes Infantiles de Astronomía: ideal para ‘gomosos’ de la astronomía. Pequeños de 5 a 11 años de edad viajan al apasionante mundo de los planetas, las galaxias y el Universo. Contiene una parte teórica introductoria, lo mismo que observaciones astronómicas con telescopio en la terraza del Planetario. El curso tiene una duración de dos meses. Para ‘musicólogos’, bailarines y titiriteros Cerca de tres mil estudiantes de colegios distritales de localidades vulnerables se benefician del programa Conciertos Didácticos, de la Orquesta Filarmónica de Bogotá. En una fiesta de violines, chelos, oboes y fagots, los niños aprenden la composición de una orquesta filarmónica, y conocen la obra de grandes compositores de la música universal. También se diseñó el Club de Fans, para chicos entre 3 y 12 años que se convierten en verdaderos gestores de la cultura capitalina: ellos se encargan de inscribir e invitar a sus familiares y amigos a conciertos y talleres de la Filarmónica. Unos 468 menores de 13 años pertenecen al Club de Fans.

Cajita mágica El Canal Capital ofrece una franja infantil que, además de entretener, educa y ayuda a la formación de valores. Algunos programas son Franja Metro (lunes a viernes, 2:00 a 5:00 pm) y Los Pepa (sábados 8:30 am). Dentro de sus convocatorias en las modalidades Danza Tradicional, Proyección Folclórica Colombiana y Danza Urbana, la Gerencia de Danza ofrece participación en categorías especiales para niñas y niños con talento para el baile. En un futuro se abrirán más espacios en otras categorías, con el fin de que todos los festivales distritales de danza incluyan público infantil en sus presentaciones. Además, dentro de las Salas Concertadas de Bogotá, hay algunas dedicadas a exhibir teatro infantil, títeres y marionetas. Un plan divertido y sano para todos los niños se ofrece todos los fines de semana en salas como Teatro Libélula Dorada, Teatro Hilos Mágicos, Fundación Ernesto Arona, Teatro Don Eloy y Fundación Jaime Manzur, entre otros. Recreación por montón Un total de 3.454 actividades recreativas tiene proyectado ofrecer al público infantil el Instituto Distrital de Recreación y Deporte para este año, y beneficiar a 556.185 niños y niñas. La recreación y el buen uso del tiempo libre son esenciales para alejar a nuestros niños del ocio y sus peligros y para lograrlo están las Recreoestaciones, las Caminatas Recreoecológicas, Retoaventura, Colegio al Parque, Vacaciones Recreativas y las Ludotecas, además de los componentes infantiles de eventos masivos como Festiparque y Festival de Verano.

Consulte programación del Mes de la Niñez en la Guía de Niñas y Niños del Portal de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte: www.culturarecreacionydeporte.gov.co


a br i l de 2010 | pági na 5

pági na 4 | a br i l de 2010

Abril / Mes de la niñez

Niñas y niños: todo el año presentes en el sector Cultura, Recreación y Deporte

L

Libros y algo más Anualmente, la Fundación Gilberto Alzate Avendaño beneficia un promedio de 181.357 pequeños con edades que van de 0 a 13 años, mediante variadas actividades artísticas y culturales, literarias, de artes plásticas, audiovisuales y talleres.

os niños son el futuro de Bogotá: casi tres millones de habitantes del Distrito pertenecen al rango de ‘población infantil’ y la tendencia, con el paso del tiempo, va en aumento. Por eso, para la Alcaldía Mayor de Bogotá, el Mes de la Niñez no se remite solamente a abril pues, durante todo el año, trabaja incansablemente en defensa de sus derechos. Por eso, la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte, y sus entidades adscritas, se únen a esta gestión y ofrecen al público infantil una variedad de programas, actividades y proyectos encaminados a satisfacer sus necesidades en cultura, recreación y deporte, cuarto pilar de desarrollo social.

Pequeños ciudadanos Es importante inculcar entre los infantes valores como la cultura ciudadana y el respeto del patrimonio material e inmaterial. El Instituto Distrital de Patrimonio lo hace con 19.500 menores: 12.000 entre participantes y espectadores del Gran Desfile de Comparsas, 7.000 en la Fiesta de Niñas y Niños y 500 en recorridos patrimoniales por localidades y sitios históricos. Y, en convenio con el Instituto para la Investigación Educativa y Desarrollo Pedagógico, IDEP, más de 1.000 chicos reciben formación pedagógica para sensibilizar el respeto hacia el otro, mejorar la convivencia ciudadana, aceptar la diversidad, ser solidarios y cuidar el medio ambiente.

Pequeños científicos Muchos pequeños sueñan, desde que tienen uso de razón, con ser astronautas, científicos o superhéroes. El Planetario de Bogotá, como escenario de fomento de la astronomía y las ciencias espaciales, tiene en los menores su público potencial: cada mes, en promedio, este escenario de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte atiende un promedio de 5.000 niñas y niños (entre estudiantes de colegios distritales entre semana, y particulares los fines de semana). Algunos de sus programas infantiles son: · Astroludoteca: todos los sábados, generalmente a las 3:00 pm, ofrece de forma divertida y didáctica, talleres relacionados con temas astronómicos. Cuestiones como ‘¿Por qué brilla el Sol?’, o el funcionamiento de un cohete o de un telescopio, son abordadas de forma lúdica y, al final, se trabajan manualidades alusivas al tema. · Clubes Infantiles de Astronomía: ideal para ‘gomosos’ de la astronomía. Pequeños de 5 a 11 años de edad viajan al apasionante mundo de los planetas, las galaxias y el Universo. Contiene una parte teórica introductoria, lo mismo que observaciones astronómicas con telescopio en la terraza del Planetario. El curso tiene una duración de dos meses. Para ‘musicólogos’, bailarines y titiriteros Cerca de tres mil estudiantes de colegios distritales de localidades vulnerables se benefician del programa Conciertos Didácticos, de la Orquesta Filarmónica de Bogotá. En una fiesta de violines, chelos, oboes y fagots, los niños aprenden la composición de una orquesta filarmónica, y conocen la obra de grandes compositores de la música universal. También se diseñó el Club de Fans, para chicos entre 3 y 12 años que se convierten en verdaderos gestores de la cultura capitalina: ellos se encargan de inscribir e invitar a sus familiares y amigos a conciertos y talleres de la Filarmónica. Unos 468 menores de 13 años pertenecen al Club de Fans.

Cajita mágica El Canal Capital ofrece una franja infantil que, además de entretener, educa y ayuda a la formación de valores. Algunos programas son Franja Metro (lunes a viernes, 2:00 a 5:00 pm) y Los Pepa (sábados 8:30 am). Dentro de sus convocatorias en las modalidades Danza Tradicional, Proyección Folclórica Colombiana y Danza Urbana, la Gerencia de Danza ofrece participación en categorías especiales para niñas y niños con talento para el baile. En un futuro se abrirán más espacios en otras categorías, con el fin de que todos los festivales distritales de danza incluyan público infantil en sus presentaciones. Además, dentro de las Salas Concertadas de Bogotá, hay algunas dedicadas a exhibir teatro infantil, títeres y marionetas. Un plan divertido y sano para todos los niños se ofrece todos los fines de semana en salas como Teatro Libélula Dorada, Teatro Hilos Mágicos, Fundación Ernesto Arona, Teatro Don Eloy y Fundación Jaime Manzur, entre otros. Recreación por montón Un total de 3.454 actividades recreativas tiene proyectado ofrecer al público infantil el Instituto Distrital de Recreación y Deporte para este año, y beneficiar a 556.185 niños y niñas. La recreación y el buen uso del tiempo libre son esenciales para alejar a nuestros niños del ocio y sus peligros y para lograrlo están las Recreoestaciones, las Caminatas Recreoecológicas, Retoaventura, Colegio al Parque, Vacaciones Recreativas y las Ludotecas, además de los componentes infantiles de eventos masivos como Festiparque y Festival de Verano.

Consulte programación del Mes de la Niñez en la Guía de Niñas y Niños del Portal de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte: www.culturarecreacionydeporte.gov.co


a br i l de 2010 | pági na 7

pági na 6 | a br i l de 2010

A propósito del Bicentenario

Bogotá lo tiene todo en Cultura, Recreación y Deporte

Cien años de una lúdica independencia

Entérese de la movida cultural de Bogotá, en el Portal de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte: www.culturarecreacionydeporte.gov.co Vea Cultura Capital de martes a jueves a las 10:00 pm por Canal Capital. Repetición de miércoles a viernes, 1:00 pm Escuche en la emisora virtual ((dc))radio, el programa Bogotá lo tiene todo en Cultura, Recreación y Deporte Lunes a viernes de 12:30 pm y 1:00 pm Ingrese a: www.culturarecreacionydeporte.gov.co

B

ogotá transitaba los primeros años del siglo pasado tratando de salir de los estragos dejados por la Guerra de los Mil Días, la separación de Panamá, el incendio de las galerías Arrubla y las obras inconclusas del Capitolio Nacional. La pequeña capital transandina vestía todavía de ruana y alpargata, tomaba chicha a cambio de la entonces poco popular cerveza, cruzaba los puentes de piedra sobre las corrientes de San Francisco, San Agustín, Fucha y Arzobispo y esquivaba a los carruajes y al tranvía de mulas estrenado en 1884. Sin embargo, la ciudad tenía un lento pero seguro resurgir, especialmente industrial, y vivía épocas de cambio, gozo y esperanza en la paz con el gobierno del general Rafael Reyes, en las vísperas del primer centenario del Grito de Independencia. Ahí, en esos años previos al magno acontecimiento, nació el parque de La Independencia, con el importante antecedente de la exposición agrícola e industrial celebrada en el Bosque de los Hermanos Reyes, cuyos terrenos sirvieron para construir al nuevo escenario. Ese perímetro fue entonces el límite norte de la Bogotá urbana, marcada por la línea imaginaria del Cementerio Central y la iglesia de San Diego. Desde tal punto hacia el norte comenzaba la bella campiña sabanera, adornada de tramo en tramo por robustos nogales, acacias, cauchos y lotes de ganado, y recorrida por la carrera Séptima,

Nathan Myhrvold, antiguo director tecnológico de Microsoft, presentó en días pasados, en Long Beach, California, una pistola letal sólo para insectos, hecha con partes de cámaras digitales, proyectores e impresoras viejas (de las que usan rayos láser). Hasta ahora, la mejor defensa contra los zancudos es el mosquitero, de baja tecnología y limitada eficiencia. Pero esta pistola, que el inventor no quiere construir puesto que su compañía, Intellectual Ventures, es sólo de investigación, ayudaría a la tradicional red en su misión de aislar a los mosquitos. El inventor dice que su pistola, que parece sacada de La guerra de las galaxias, puede matar entre 50 y 100 zancudos por segundo y costaría unos 90 mil pesos según la acogida que tenga en el mercado. La detección de los insectos basada en el láser es tan precisa, que se puede especificar la especie, e inclusive el sexo, del mosquito que se quiere eliminar. Las hembras son más grandes y aletean a una frecuencia más baja y son ellas precisamente las que pican a los humanos. Otra ventaja de esta tecnología, además, es que puede usarse no sólo en pistolas sino para construir barreras en puertas y ventanas, e inclusive alrededor de sembrados, y sustituir así el uso de dañinos pesticidas.

E l K iosko

Información aparecida en The New York Times el 12 de febrero de 2010.

Mayores informes: www.culturarecreacionydeporte.gov.co

Tecnología : El uso del láser para matar zancudos Parece que al fin se va a poder combatir con éxito la malaria, y no es precisamente a punta de vacunas. La idea ahora es matar los zancudos que la transmiten.

F oto : F redy S olís

El ‘Día del Libro’ A tono con el Bicentenario El viernes 23 de abril se llevará a cabo en Bogotá la celebración ‘Día del Libro 2010’, para reconocer el valor del libro y todo el ámbito alrededor de la industria editorial: producción, publicación y distribución. Y para darle toda la altura que este año le demanda la conmemoración del Bicentenario de la Independencia, la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte, junto con la Fundación Gilberto Alzate Avendaño, invitan a la ciudadanía a participar en las actividades programadas para tal fecha.

Para calentar motores, el jueves 22 de abril se hará el lanzamiento oficial de los tres nuevos Libro al Viento, que recordarán la memoria de tres grandes personajes vinculados a nuestra Independencia: se trata de los libros biográficos de La Pola, Francisco José de Caldas y Antonio Nariño. Al otro día, en horas de la mañana, se llevará a cabo la inauguración de tres nuevos PPP’s (Paraderos Paralibros Paraparques) que están ubicados en escenarios al aire libre de Engativá, gracias al apoyo de Fundalectura y la Alcaldía Menor de esta localidad. Y hacia la 1:30 pm, tres grupos de actores harán lecturas escénicas representando a la Pola, Caldas y Nariño, y se distribuirán así: un grupo estará dentro de los buses (en movimiento) de Transmilenio, otro en las Biblioestaciones y el restante en la Plazoleta del Rosario. Finalmente, a las 4:00 p.m., estos actores llegarán a las Biblioestaciones de Suba y las Américas para unirse al taller de promoción de lectura donde participará principalmente el público infantil.

Por César Augusto Prieto

de la

L uz

del

P arque

de la I ndependencia .

la cual pasaba de ser la Calle Real a la carretera que comunicaba a la capital colombiana con sus goteras denominadas Chapinero, La Caro y el camino hacia la provincia de Boyacá. En ese extremo norte se localizó un sector lúdico y ambiental muy importante para la Bogotá de los años modernos y del cual sobrevive únicamente el parque de La Independencia, escenario que se honra en celebrar 100 años de existencia en medio de la selva de bahareque y también de concreto. Y hablamos de supervivencia, pues el mal llamado ‘modernismo’ asfaltó literalmente al parque del Centenario, el primer recinto lúdico de Bogotá inaugurado en 1884 y unido al atrás citado con sólo cruzar la carrera Séptima. Ahora, para las próximas festividades del Bicentenario, con el mismo calendario marcado por el mes de julio que nos recuerda a los libros escolares de historia patria con las semblanzas del conflicto por el florero de Llorente, el nacimiento de Simón Bolívar y la batalla del Pantano de Vargas, entre otros, cumple años el parque más antiguo de una urbe con más de siete millones de habitantes: La Independencia. Festejo de 100 Años La construcción del parque de La Independencia fue una verdadera revolución progresista para una ciudad caracterizada entonces por sus parroquiales usanzas atadas al cielo encapotado, el tañido de las campanas llamando a misa y una taciturna evolución. Fue probado el cemento nacional para edificar hermosos pabellones que engalanaron a la gran inauguración celebrada la noche del 23 de julio de 1910, fecha para la cual se abrió el escenario con una ceremonia encabezada por el presidente Ramón González Valencia.

F oto ©G uillermo A ngulo

La Orquesta Filarmónica de Bogotá tocará en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán Durante este mes, magistrales sinfonías que conmemoran el bicentenario del natalicio del compositor alemán Robert Schumann (1810) llenarán de majestuosidad el recientemente reinaugurado Teatro Municipal Jorge Eliécer Gaitán (Cr 7 N° 22-47), en el regreso de la Orquesta Filarmónica de Bogotá a este tradicional escenario. Allí se ofrecerá al público una serie de conciertos para exaltar la memoria de uno de los más destacados compositores del período romántico europeo y cuyo año de nacimiento coincide con el Grito de Independencia Colombiana. De la batuta del director titular de la Orquesta, el israelí Lior Shambadal, la Filarmónica ofrecerá tres encuentros musicales los viernes 16, 23 y 30 de abril a las 7:30 p.m., con la presencia de directores invitados como la cubano-americana Tania León y el colombiano Luis Biava.

De igual forma, en esta misma tarima la orquesta llevará a cabo su temporada Bicentenario/Mestizajes, que se inicia el 14 de mayo con un gran concierto de lanzamiento del disco Mestizajes —producción musical más vendida en Colombia durante el 2009—. Allí estarán, vestidos de gala, los artistas colaboradores de este delicioso disco: Aterciopelados, el Cholo Valderrama, Joe Arroyo, Cabas, Andrés Cepeda, Totó La Momposina, Puerto Candelaria, Janio Coronado, Bahia Trío, y ChocQuibTown, entre otros.

Un siglo cumple el parque más antiguo de la capital colombiana: el de la Independencia. Varias generaciones de bogotanos se han recreado bajo la sombra de sus frondosos árboles.

Palmas de cera (ceroxylon quindiunse) cerca al planetario. El parque quedó dotado con amplios y bien cuidados jardines y los edificios de Bellas Artes, de la Industria y Egipcio, en donde se desarrollaron las exposiciones provenientes de varios países del mundo invitados al festejo criollo. Además, se construyeron los denominados kioscos de La Luz, desde donde se alumbró el escenario, otro dedicado a retretas dominicales (1912), un estanque y una pagoda custodiada por un jardinero japonés. En el curso de los siguientes treinta años fueron demolidos los diferentes pabellones para dejar, como único testigo del escenario original, al kiosco de La Luz, hoy en día punto de atención turística de la ciudad. En 1957, el parque es reducido (el Centenario fue borrado por completo) para abrir la avenida que comunicó a la urbe con el alejado aeropuerto Eldorado de la época. A principios de los años setenta se construye en sus cercanías el Planetario Distrital y desde entonces el escenario permanece muy similar, con sus árboles, senderos peatonales, faroles, escalinatas, sillas y bustos de militares, políticos y literatos. La importancia de La Independencia para Bogotá no sólo radica en ser el parque más antiguo y con un siglo a cuestas: fue epicentro de la lúdica capitalina junto a Luna Park, Lago Gaitán y Nacional Olaya Herrera, lugares en donde se criaron generaciones de rolos muy típicos, esos que el cambio de siglo dejó en el olvido aunque todavía los vemos de paño, sombrero y paraguas por barrios, iglesias y Carullas de la ciudad.


a br i l de 2010 | pági na 7

pági na 6 | a br i l de 2010

A propósito del Bicentenario

Bogotá lo tiene todo en Cultura, Recreación y Deporte

Cien años de una lúdica independencia

Entérese de la movida cultural de Bogotá, en el Portal de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte: www.culturarecreacionydeporte.gov.co Vea Cultura Capital de martes a jueves a las 10:00 pm por Canal Capital. Repetición de miércoles a viernes, 1:00 pm Escuche en la emisora virtual ((dc))radio, el programa Bogotá lo tiene todo en Cultura, Recreación y Deporte Lunes a viernes de 12:30 pm y 1:00 pm Ingrese a: www.culturarecreacionydeporte.gov.co

B

ogotá transitaba los primeros años del siglo pasado tratando de salir de los estragos dejados por la Guerra de los Mil Días, la separación de Panamá, el incendio de las galerías Arrubla y las obras inconclusas del Capitolio Nacional. La pequeña capital transandina vestía todavía de ruana y alpargata, tomaba chicha a cambio de la entonces poco popular cerveza, cruzaba los puentes de piedra sobre las corrientes de San Francisco, San Agustín, Fucha y Arzobispo y esquivaba a los carruajes y al tranvía de mulas estrenado en 1884. Sin embargo, la ciudad tenía un lento pero seguro resurgir, especialmente industrial, y vivía épocas de cambio, gozo y esperanza en la paz con el gobierno del general Rafael Reyes, en las vísperas del primer centenario del Grito de Independencia. Ahí, en esos años previos al magno acontecimiento, nació el parque de La Independencia, con el importante antecedente de la exposición agrícola e industrial celebrada en el Bosque de los Hermanos Reyes, cuyos terrenos sirvieron para construir al nuevo escenario. Ese perímetro fue entonces el límite norte de la Bogotá urbana, marcada por la línea imaginaria del Cementerio Central y la iglesia de San Diego. Desde tal punto hacia el norte comenzaba la bella campiña sabanera, adornada de tramo en tramo por robustos nogales, acacias, cauchos y lotes de ganado, y recorrida por la carrera Séptima,

Nathan Myhrvold, antiguo director tecnológico de Microsoft, presentó en días pasados, en Long Beach, California, una pistola letal sólo para insectos, hecha con partes de cámaras digitales, proyectores e impresoras viejas (de las que usan rayos láser). Hasta ahora, la mejor defensa contra los zancudos es el mosquitero, de baja tecnología y limitada eficiencia. Pero esta pistola, que el inventor no quiere construir puesto que su compañía, Intellectual Ventures, es sólo de investigación, ayudaría a la tradicional red en su misión de aislar a los mosquitos. El inventor dice que su pistola, que parece sacada de La guerra de las galaxias, puede matar entre 50 y 100 zancudos por segundo y costaría unos 90 mil pesos según la acogida que tenga en el mercado. La detección de los insectos basada en el láser es tan precisa, que se puede especificar la especie, e inclusive el sexo, del mosquito que se quiere eliminar. Las hembras son más grandes y aletean a una frecuencia más baja y son ellas precisamente las que pican a los humanos. Otra ventaja de esta tecnología, además, es que puede usarse no sólo en pistolas sino para construir barreras en puertas y ventanas, e inclusive alrededor de sembrados, y sustituir así el uso de dañinos pesticidas.

E l K iosko

Información aparecida en The New York Times el 12 de febrero de 2010.

Mayores informes: www.culturarecreacionydeporte.gov.co

Tecnología : El uso del láser para matar zancudos Parece que al fin se va a poder combatir con éxito la malaria, y no es precisamente a punta de vacunas. La idea ahora es matar los zancudos que la transmiten.

F oto : F redy S olís

El ‘Día del Libro’ A tono con el Bicentenario El viernes 23 de abril se llevará a cabo en Bogotá la celebración ‘Día del Libro 2010’, para reconocer el valor del libro y todo el ámbito alrededor de la industria editorial: producción, publicación y distribución. Y para darle toda la altura que este año le demanda la conmemoración del Bicentenario de la Independencia, la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte, junto con la Fundación Gilberto Alzate Avendaño, invitan a la ciudadanía a participar en las actividades programadas para tal fecha.

Para calentar motores, el jueves 22 de abril se hará el lanzamiento oficial de los tres nuevos Libro al Viento, que recordarán la memoria de tres grandes personajes vinculados a nuestra Independencia: se trata de los libros biográficos de La Pola, Francisco José de Caldas y Antonio Nariño. Al otro día, en horas de la mañana, se llevará a cabo la inauguración de tres nuevos PPP’s (Paraderos Paralibros Paraparques) que están ubicados en escenarios al aire libre de Engativá, gracias al apoyo de Fundalectura y la Alcaldía Menor de esta localidad. Y hacia la 1:30 pm, tres grupos de actores harán lecturas escénicas representando a la Pola, Caldas y Nariño, y se distribuirán así: un grupo estará dentro de los buses (en movimiento) de Transmilenio, otro en las Biblioestaciones y el restante en la Plazoleta del Rosario. Finalmente, a las 4:00 p.m., estos actores llegarán a las Biblioestaciones de Suba y las Américas para unirse al taller de promoción de lectura donde participará principalmente el público infantil.

Por César Augusto Prieto

de la

L uz

del

P arque

de la I ndependencia .

la cual pasaba de ser la Calle Real a la carretera que comunicaba a la capital colombiana con sus goteras denominadas Chapinero, La Caro y el camino hacia la provincia de Boyacá. En ese extremo norte se localizó un sector lúdico y ambiental muy importante para la Bogotá de los años modernos y del cual sobrevive únicamente el parque de La Independencia, escenario que se honra en celebrar 100 años de existencia en medio de la selva de bahareque y también de concreto. Y hablamos de supervivencia, pues el mal llamado ‘modernismo’ asfaltó literalmente al parque del Centenario, el primer recinto lúdico de Bogotá inaugurado en 1884 y unido al atrás citado con sólo cruzar la carrera Séptima. Ahora, para las próximas festividades del Bicentenario, con el mismo calendario marcado por el mes de julio que nos recuerda a los libros escolares de historia patria con las semblanzas del conflicto por el florero de Llorente, el nacimiento de Simón Bolívar y la batalla del Pantano de Vargas, entre otros, cumple años el parque más antiguo de una urbe con más de siete millones de habitantes: La Independencia. Festejo de 100 Años La construcción del parque de La Independencia fue una verdadera revolución progresista para una ciudad caracterizada entonces por sus parroquiales usanzas atadas al cielo encapotado, el tañido de las campanas llamando a misa y una taciturna evolución. Fue probado el cemento nacional para edificar hermosos pabellones que engalanaron a la gran inauguración celebrada la noche del 23 de julio de 1910, fecha para la cual se abrió el escenario con una ceremonia encabezada por el presidente Ramón González Valencia.

F oto ©G uillermo A ngulo

La Orquesta Filarmónica de Bogotá tocará en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán Durante este mes, magistrales sinfonías que conmemoran el bicentenario del natalicio del compositor alemán Robert Schumann (1810) llenarán de majestuosidad el recientemente reinaugurado Teatro Municipal Jorge Eliécer Gaitán (Cr 7 N° 22-47), en el regreso de la Orquesta Filarmónica de Bogotá a este tradicional escenario. Allí se ofrecerá al público una serie de conciertos para exaltar la memoria de uno de los más destacados compositores del período romántico europeo y cuyo año de nacimiento coincide con el Grito de Independencia Colombiana. De la batuta del director titular de la Orquesta, el israelí Lior Shambadal, la Filarmónica ofrecerá tres encuentros musicales los viernes 16, 23 y 30 de abril a las 7:30 p.m., con la presencia de directores invitados como la cubano-americana Tania León y el colombiano Luis Biava.

De igual forma, en esta misma tarima la orquesta llevará a cabo su temporada Bicentenario/Mestizajes, que se inicia el 14 de mayo con un gran concierto de lanzamiento del disco Mestizajes —producción musical más vendida en Colombia durante el 2009—. Allí estarán, vestidos de gala, los artistas colaboradores de este delicioso disco: Aterciopelados, el Cholo Valderrama, Joe Arroyo, Cabas, Andrés Cepeda, Totó La Momposina, Puerto Candelaria, Janio Coronado, Bahia Trío, y ChocQuibTown, entre otros.

Un siglo cumple el parque más antiguo de la capital colombiana: el de la Independencia. Varias generaciones de bogotanos se han recreado bajo la sombra de sus frondosos árboles.

Palmas de cera (ceroxylon quindiunse) cerca al planetario. El parque quedó dotado con amplios y bien cuidados jardines y los edificios de Bellas Artes, de la Industria y Egipcio, en donde se desarrollaron las exposiciones provenientes de varios países del mundo invitados al festejo criollo. Además, se construyeron los denominados kioscos de La Luz, desde donde se alumbró el escenario, otro dedicado a retretas dominicales (1912), un estanque y una pagoda custodiada por un jardinero japonés. En el curso de los siguientes treinta años fueron demolidos los diferentes pabellones para dejar, como único testigo del escenario original, al kiosco de La Luz, hoy en día punto de atención turística de la ciudad. En 1957, el parque es reducido (el Centenario fue borrado por completo) para abrir la avenida que comunicó a la urbe con el alejado aeropuerto Eldorado de la época. A principios de los años setenta se construye en sus cercanías el Planetario Distrital y desde entonces el escenario permanece muy similar, con sus árboles, senderos peatonales, faroles, escalinatas, sillas y bustos de militares, políticos y literatos. La importancia de La Independencia para Bogotá no sólo radica en ser el parque más antiguo y con un siglo a cuestas: fue epicentro de la lúdica capitalina junto a Luna Park, Lago Gaitán y Nacional Olaya Herrera, lugares en donde se criaron generaciones de rolos muy típicos, esos que el cambio de siglo dejó en el olvido aunque todavía los vemos de paño, sombrero y paraguas por barrios, iglesias y Carullas de la ciudad.


pági na 8 | a br i l de 2010

La Localidad 16

La imperceptible cultura de Puente Aranda Por Otty Patiño Observatorio de Culturas

P

uente Aranda evoca, primero que todo, la gran zona industrial que se creó alrededor de la Estación Central del ferrocarril y a lo largo de la vía tradicional que unió, desde los tiempos coloniales, a Bogotá con el río Magdalena, ahora calle 13, o Avenida del Centenario o Avenida Colón ­— antiguamente Camino de Honda o Camino de Fontibón o Camino de la Encomienda—, ubicada sobre el Camellón de la Sabana, primera gran desecación de humedales hacia el occidente de la aldea fundada por Gonzalo Jiménez de Quesada. Al lado de este camellón se canalizó el río San Francisco, lo que obligó a construir un puente en los terrenos poseídos antiguamente por Juan de Aranda. Ese es el origen del nombre de esta localidad. Pero hay otra Puente Aranda, la residencial, con barrios construidos por y para los obreros de sus fábricas, que conforman una homogénea población de clase media: el 98% de las áreas habitadas está clasificado como estrato 3. En estos barrios abundan los parques de todos los tamaños y hay una vida vecinal rica que se manifestaba en eventos como el alumbrado navideño de Ciudad Montes, uno de los barrios tradicionales de Puente Aranda. Precisamente allí, en Ciudad Montes, Giovanna Torres y yo, del Observatorio de Culturas, estuvimos el pasado 11 de marzo conversando con Ivonne Mendoza, la gestora cultural de Puente Aranda y con Ricardo Sánchez, artista plástico, muy comprometido con el desarrollo de las artes y conservación del patrimonio local. Con ellos dos visitaP arque infantil de C iudad M ontes

mos la Casa Museo Antonio Nariño, construida en el siglo XVII por los padres dominicos. En 1767 la compró un español de apellido Montes y para 1791 Antonio Nariño la adquirió y vivió en ella de 1803 a 1804, en calidad de preso político. En 1965, la firma Ospinas y Cía urbanizó los terrenos de la antigua hacienda y entregó la antigua casa del prócer al distrito para garantizar su preservación. En 1970 fue usada como sede de la Orquesta Filarmónica de Bogotá y en 1981 fue entregada al IDCT. Actualmente, la casa es administrada por el IDRD. En 1975, fue declarada patrimonio cultural de la Nación. La casa ha sido utilizada para eventos de distinto tipo, desde matrimonios hasta eventos recreacionales y artísticos, y en la actualidad alberga también un museo con fotografías recordatorias de luminarias y logros del deporte bogotano. Es notorio el cariño que le profesan Ivonne y Ricardo a esta casa-museo, lo mismo que las preocupaciones que les suscita la conservación patrimonial y el interés por su buen uso y mantenimiento. «¿Por qué está en manos del IDRD ?», les preguntamos. «Porque la casa hace parte del hermoso parque circundante, emblemático de la localidad, con canchas de sóftbol, tenis, fútbol, baloncesto y volibol, pista de atletismo y patinódromo. También tiene un parque infantil alrededor de un pequeño lago. De modo que la concentración administrativa en manos del IDRD ha facilitado también el sostenimiento y mantenimiento de la casa, aunque no siempre con los parámetros técnicos para la preservación patrimonial», contesta. «Mi sueño —nos dice Ivonne— es que la Casa Museo se convierta en un punto de convergencia de toda la Secretaría de

C asa M useo A ntonio N ariño Cultura, Recreación y Deporte, con sus entidades adscritas. Es posible que este lugar se convierta en un importante nodo de la Casa de Cultura de Puente Aranda. Y hemos concebido, con el Consejo Local de Cultura, que la Casa de la Cultura no sea un solo sitio, sino más bien una red que articule todas las expresiones artísticas y culturales de la localidad, que son muy numerosas, invisibles y diseminadas, y en la que la Casa Museo juegue un papel fundamental». Para terminar nuestra visita a la localidad, estuvimos en la casa de Sandro Cristo, representante legal de la organización Proceso Organizativo del Pueblo Rrom (Gitano) de Colombia, ProRrom, y sobrino del Patriarca Tosa, gitano descendiente de rusos que tuvieron que huir de la Alemania nazi hacia América. Los gitanos llegaron primero a las islas Caimán, entraron por Barranquilla, pasaron por Manizales y allí nació Tosa antes de que, finalmente, acamparan en los barrios Puente Aranda y Galán cuando éstos territorios todavía no estaban urbanizados. Allí terminaron su vida itinerante y hoy constituyen la comunidad gitana más grande del Distrito. Nos faltó mucho por visitar. Un ejemplo es el antiguo matadero municipal, ubicado sobre la calle 13, que es uno de los 17 bienes de interés cultural que tiene la localidad, 15 de ellos ubicados en la zona industrial. Quedamos convidados a la novena versión del Carnaval Local de Puente Aranda, que tradicionalmente ha sido muy fuerte. Allí, la cultura invisible de esta localidad aparece fugazmente en la magia de las comparsas en las que se articulan las artes plásticas, las danzas, las acrobacias circenses, las artesanías locales y las expresiones de sus grupos musicales. Por su calidad y su fuerza, este carnaval fue consagrado en el 2003, gracias al acuerdo 013 del Concejo Distrital, como figura fundamental del patrimonio inmaterial de Puente Aranda.


se pa ra

a ño del bicen t ena r io - a br il de 2010

| No. 64

1) Libro al viento

Llega al bicentenario y sigue tan campante Por Marcela Joya

Q

uizás la única razón válida para no leer es no querer hacerlo. No toparse hoy en Bogotá con un libro a pocas cuadras de la casa es como no encontrar pan para el desayuno. Antes había que ir a buscar los libros. Ahora ellos vienen a nuestro encuentro, gracias a Libro al viento, que acaba de llegar a su edición número 63. Lo que hace unos años sólo se podía conseguir en las bibliotecas públicas, ahora se encuentra en los parques, estaciones de TransMilenio y plazas de mercado; ese es el objetivo de este programa, fortalecido durante el gobierno de Samuel Moreno Rojas, y que ha sido copiado en otros países. El programa Libro al viento es un deleite para la inteligencia creado por la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte y la Secretaría de Educación, con el apoyo de la Secretaría de Salud, IPES-Misión Bogotá y coordinado por la Fundación Gilberto Alzate Avendaño. Desde hace seis años se produce este antídoto, que consta de una serie de títulos de la literatura desde clásicos universales, pasando por el legado latinoamericano, hasta los más estrechos testimonios que involucran la vida del colombiano. En la actualidad se han publicado 41.000 ejemplares de cada título, y al finalizar el año pasado se entregaron a la ciudad un total de 410.000 libros que se distribuyeron en cinco plazas de mercado, 22 hospitales públicos, 220 comedores comunitarios, 44 Paraderos para Libros para Parques (PPP), seis Bilioestaciones del sistema TransMilenio, 100 clubes de lectores, 16 Cades y Súper Cades y en todos los colegios del Distrito. Se crearon las Biblioestaciones, que empezaron a funcionar como las bibliotecas públicas: el interesado se inscribe, saca libros y, al devolverlos, le prestan otros. Todo gratis. Lo mismo en los Paraderos para Libros para Parques, que son aquellos puestos amarillos con libreros vestidos de amarillo situados en alguna esquina de los parques. Lo mismo en las plazas de mercado y, de algún modo similar, en los hospitales. En los Cades y comedores comunitarios la cosa sigue andando con tratos de palabra. Todo empezó como una adaptación del programa mexicano de libros para leer en el metro. En Bogotá, los libros se reparten y el lector tiene la opción de devolverlos o quedarse con ellos. Por fortuna, hoy se registra un 90% en las devoluciones, un verdadero récord y, como dice Catalina Ramírez Vallejo, Secretaria de Cultura, Recreación y Deporte: La lectura es una de nuestras prioridades y nuestro esfuerzo ha visto cómo se ha ido transformando la cultura ciudadana y se ha ido facilitando el acceso a los libros, y a otra lecturas, en Ciudad Viva.

Según la secretaria de Cultura, Recreación y Deporte, antes de mediados de este año se llegará a las 70 ediciones de Libro al viento, una colección en la cual encontramos desde Antígona de Sófocles hasta los cuentos de Rafael Pombo, de Gabriel García Márquez, Juan Rulfo y Rubem Fonseca, pasando por Cartas de la persistencia y Radiografía del Divino niño y otras crónicas bogotanas que, sin ser de autores conocidos, acercan al capitalino a su cotidiana realidad. Ese es uno de los criterios con los que se seleccionan los libros: la cercanía al lector. Otro, que sean obras que históricamente hayan demostrado ser importantes para la literatura, y otro más, que sean de relevancia para la formación literaria de niños y jóvenes quienes, se ha comprobado, son el público esencial. Existe además un comité editorial, conformado por importantes figuras de la literatura nacional, como Ana Roda, Yolanda Reyes y Darío Jaramillo Agudelo, que participan activamente en la selección. La actualidad de Libro al viento es patente en las tres últimas ediciones, escogidas precisamente pensando en un tema que estará en la mente de los colombianos durante todo el año: el Bicentenario de la Independencia. La antorcha brillante nos narra, a manera de crónica literaria, la historia del Precursor, Antonio Nariño, quien tradujo Los derechos del hombre y del ciudadano. Eduardo Escallón, el autor de este relato, le cuenta al lector en forma amena la vida del prócer. Viva la Pola es otro de los libros. Escrito por Beatriz Helena Robledo, más que una biografía es una historia novelada de la vida de la heroína de la Independencia, Policarpa Salavarrieta. Está escrita en un lenguaje sencillo y coherente que tanto un niño pequeño como un adulto pueden entender y divertirse al leerla. Con ¡Soy Caldas!, biografía del prócer criollo oriundo de Popayán, pasa lo mismo. Aunque este libro se dirige más a jóvenes que a niños, en sus páginas el autor, Stefan Pohl Valero —historiador de la Javeriana— le permite al lector saber por qué Caldas tenía bien ganado el mote de sabio. ¡Sí que lo era! Esta serie, pues, es un buen ejemplo de que cualquier tema, bien tratado y bien escrito, interesa a los lectores. Una de las metas de Libro al viento es incitar el amor por la lectura. Y por la literatura que permite viajar con la imaginación. La literatura que uno busca y la que lo busca a uno. Gracias a Libro al viento, los bogotanos llevan 63 oportunidades disfrutando la alegría de leer.

ta

el magazín


a b r i l d e 2 0 1 0 | pá g i n a m - i i i

a b r i l d e 2 0 1 0 | pá g i n a m - i i

En la Casa Republicana de la Biblioteca Luis Ángel Arango

2) Libros por centavos

Historia de la historia de la caricatura en Colombia

Poesía que nace entre árboles

E

Por Alejandro Arciniegas Alzate

C

olombia ofreció siempre buen material a los caricaturistas. Aquí, la sátira se da silvestre. Para hacer justicia, habría que añadir que esta afirmación es válida para cualquier sociedad de hombres. Pero los escándalos que han estremecido a la Patria desde su fundación le aseguran a nuestro país un capítulo aparte en la historia universal de la caricatura. Nadie ha expresado mejor esa comicidad inherente al carácter de la nación que García Márquez en Los funerales de la Mama Grande: [… ] La Mama Grande se irguió sobre sus nalgas monumentales, y con voz dominante y sincera, abandonada a su memoria, dictó al notario la lista de su patrimonio invisible: La riqueza del subsuelo, las aguas territoriales, los colores de la bandera, la soberanía nacional […]

F oto : M iguel G arcía

n medio de 65 mil metros cuadrados cruzados por senderos bordeados de todos los verdes, azules, rojos, amarillos y violetas que pintan cada recodo, vuelan miles de versos plasmados en poesía. Llegan, se posan en las hojas de los árboles y mágicamente se transforman en hojas de libros, llenos de versos, llenos de poesía que volará con rumbo a las almas perceptivas, como los aromas florales del mismo campus. El lugar: la universidad Externado de Colombia, en La Candelaria, centro histórico de Bogotá. El objeto: Un libro por centavos. Pura poesía concentrada en pequeños ejemplares que miden apenas 15 x 10 centímetros. La idea de estos libros nació como una iniciativa, muy de acuerdo con el pensamiento humanista del Externado, de difundir la poesía como un medio más para alimentar la mente, cuestionar y dudar. Estos libritos, que de pequeños sólo tienen su tamaño, navegan desde hace siete años por las calles del país, nacidos de la voz de distintas generaciones de poetas nacionales e internacionales. El empujón para salir a la luz se lo dio Miguel Méndez Camacho, hoy decano cultural de la universidad, quien al hacer esa atrevida propuesta editorial al comité de publicaciones ya tenía bien pensada una estrategia de distribución coherente, con el objetivo de contagiar el disfrute de la literatura: repartirlos como obsequio a los suscriptores de El Malpensante, quienes ya han recibido medio millón de ejemplares. Además, se hace llegar otros 200 mil a bibliotecas públicas, casas de cultura, colegios, universidades, festivales, escuelas, encuentros literarios, cárceles, organizaciones gubernamentales y bibliotecas ambulantes, con lo que hasta la fecha suman publicados 56 títulos con un tiraje superior a los 700 mil ejemplares. Parte de los 13 mil Libros por centavos que la universidad publica cada mes, pueden adquirirse por un valor simbólico de mil pesos en la librería de la universidad, y en las ferias del libro. Los mil pesos son un precio representativo que no deja nada

porque, como bien lo explica Méndez Camacho, «la poesía es un propio valor que no tiene precio; la poesía ni se compra ni se vende». A los poetas se les entregan sus derechos a modo de un generoso número de ejemplares, cosa que no pasa con la mayoría de publicaciones. La lista de poetas publicados es tan variopinta como las especies florares del campus universitario: 13 mujeres y 42 hombres, de origen paisa, bogotano, costeño, valluno, tolimense, nariñense y quindiano. Cuatro de ellos son extranjeros de Perú, Argentina, Venezuela y Uruguay y 16 son poetas fallecidos. Es decir, un escenario de voces distintas, unidas sólo por la buena literatura. Distintas generaciones, pues, transitan por este universo de palabras. Desde modernistas, como José Asunción Silva hasta posmodernistas como el gran Tuerto López, pasando por vanguardistas como César Vallejo y Luis Vidales y las voces arraigadas de Eugenio Montejo y Juan Manuel Roca o las más jóvenes de Andrea Cote (ya reconocida internacionalmente) y John Galán Casanova. Clara Mercedes Arango, directora de Extensión Cultural de la Universidad, explica la razón de esta iniciativa.

La caricatura en Colombia a partir de la Independencia comienza por brindar al espectador tres claves para comprender el desarrollo del género durante el siglo XIX: la figura del presidente de la República, los símbolos patrios y la religión católica. Tres tópicos cuyo recurso se explica fácilmente, si se tiene en cuenta que la extensión de los dibujos a un público de masas dependía del tiraje de la prensa. El caricaturista necesita un rostro familiar, una cabeza de turco con quién organizar sus dianas, mientras aumentan las contradicciones en el orden de la realidad. De ahí la recurrencia al primer mandatario,

que cosechan pájaros en lugar de frutos, como dice el poeta Méndez Camacho en Escrito en la espalda de un árbol. Y es que hasta en la edición de estos pequeños libros se refleja el amor por la naturaleza: el papel empleado en su impresión no está hecho de árboles muertos sino de bagazo de caña, un subproducto de la elaboración del azúcar. Así que tan sólo al sostener un Libro por centavos entre los dedos, se siente la dulzura y empieza la poesía.

C aricatura de R icardo R endón , 1928, sobre la “ matanza de las bananeras ”. H ablan el presidente A badía M éndez , que era cazador , y el general C ortés V argas , quien dirigió la masacre de los obreros .

F oto : A da B arandica

F oto : M iguel G arcía

Publicamos por ejemplo a los nuevos poetas que, con haberse ganado un importante concurso antes, tan sólo adquirieron un par de copias de su libro… publicamos a los virtuosos, a los veteranos y a todo aquel que con honor lleve el título de poeta…

Y no cesa la expansión. Ya se encuentran en la red, vuelan por casi toda Latinoamérica, y están en conversaciones con Catalina Ramírez Vallejo, Secretaria de Cultura, Recreación y Deporte para, con su ayuda, ‘colarse’ en parques y estaciones de bus, aprovechando la experiencia y la red de distribución de Libro al viento, un verdadero ejemplo en publicaciones culturales gratuitas. Que la poesía viaje como se viaja con la poesía. Que sólo la poesía rompa el silencio de los árboles

escudo y bandera nacionales, que representan el coeficiente simbólico de la Patria. En cuanto a la religión, no debe extrañarnos demasiado si fue en todas las épocas objeto del burlesco. ¿O qué puede ser más hilarante que una Colombia confederada en Estados soberanos que inauguraban su Constitución Política premiando al cielo? La maestra Beatriz González, artista plástica, crítica y curadora de la exposición, hace remontar el devenir del género hasta el 7 de enero de 1877, cuando un colaborador espontáneo escribió a Alberto Urdaneta, entonces miembro del movimiento político denominado El mochuelo. El anónimo aseguraba que para echar a andar un periódico nacional de caricaturas bastaba con transcribir el acontecer de la esfera pública colombiana. El trabajo, pues, estaba hecho. Frente a la historia, dijéramos oficial, «políticamente correcta», está aquella de la caricatura, descarnada y desprovista de giros grandilocuentes. Allí está la narración gráfica del abanderado, José María Espinosa, prisionero en Popayán, burlándose del cautiverio con notas de lirismo equiparables a la más reciente ficción de Roberto Benigni, autor de La vida es bella. En esta exposición se ha reservado un capítulo entero a los trabajos de Espinosa, pues sus dibujos exhiben a las claras dos propiedades que serán comunes a la producción de caricaturas en los años por venir: la dimensión histórica del bocadillo, en tanto que testimonio de una época, y el trasunto de su vocación crítico-política.

A utorretrato

de

R icardo R endón , 1928.

También ocupa buena porción del muro la obra de Ricardo Rendón, a quien cayó en suerte celebrar las nupcias entre periódicos y piezas de humorismo gráfico. Después de ejercerse en toda clase de formatos y conquistar numerosas técnicas como el grabado, el aguafuerte, la acuarela, el óleo, etc., con este creador de Ríonegro (Antioquia), la caricatura se fijará en su molde acostumbrado: la doble página de diarios y revistas. Ahí están sus dibujos a la orden de futuros investigadores para rastrear en qué momento, a partir del siglo XX, los periódicos rompieron su tradicional filiación ideológica para entregarse, como cualquier empresa, a los juegos comerciales de la oferta y la demanda. No hay caricatura sin exceso, deformación e hipérbole: la historia de la caricatura es la historia de Colombia reflejada en vidrios cóncavos. Pero, acaso, un artista más agudo afirmará que dibujaba del natural cuanto veía como a través de sus gemelos. Injusta, exagerada o no, la caricatura puede ser la síntesis de un período o aquello que mejor se guarde el pueblo acerca de sus gobernantes; como el célebre ejemplo del presidente José Manuel Marroquín, rimando versos ortográficos, mientras Estados Unidos le expropiaba el istmo de Panamá. Naturalmente, es una falsificación; pero el gran público no tiene ganas ni tiempo de ahondar; prefiere, las más de las veces, plegarse al lúcido veneno de sus dibujantes. No le falta razón a Burgess cuando afirma que si alguien desea proteger su buena honra, hay tres enemistades que no debe granjearse: las del mesero, el fotógrafo y el caricaturista. La caricatura en Colombia a partir de la Independencia forma parte de las fiestas del Bicentenario y se exhibirá hasta el 15 de junio en la Casa Republicana de la Biblioteca Luis Ángel Arango. El espectador tendrá ocasión de recorrer piezas que datan desde sus albores hasta el presente, cuando el trazo más sofisticado de maestros contemporáneos como Osuna, Vladdo y Matador se sume al catálogo para documentar el triunfo definitivo de Colombia sobre el género.


a b r i l d e 2 0 1 0 | pá g i n a m - i i i

a b r i l d e 2 0 1 0 | pá g i n a m - i i

En la Casa Republicana de la Biblioteca Luis Ángel Arango

2) Libros por centavos

Historia de la historia de la caricatura en Colombia

Poesía que nace entre árboles

E

Por Alejandro Arciniegas Alzate

C

olombia ofreció siempre buen material a los caricaturistas. Aquí, la sátira se da silvestre. Para hacer justicia, habría que añadir que esta afirmación es válida para cualquier sociedad de hombres. Pero los escándalos que han estremecido a la Patria desde su fundación le aseguran a nuestro país un capítulo aparte en la historia universal de la caricatura. Nadie ha expresado mejor esa comicidad inherente al carácter de la nación que García Márquez en Los funerales de la Mama Grande: [… ] La Mama Grande se irguió sobre sus nalgas monumentales, y con voz dominante y sincera, abandonada a su memoria, dictó al notario la lista de su patrimonio invisible: La riqueza del subsuelo, las aguas territoriales, los colores de la bandera, la soberanía nacional […]

F oto : M iguel G arcía

n medio de 65 mil metros cuadrados cruzados por senderos bordeados de todos los verdes, azules, rojos, amarillos y violetas que pintan cada recodo, vuelan miles de versos plasmados en poesía. Llegan, se posan en las hojas de los árboles y mágicamente se transforman en hojas de libros, llenos de versos, llenos de poesía que volará con rumbo a las almas perceptivas, como los aromas florales del mismo campus. El lugar: la universidad Externado de Colombia, en La Candelaria, centro histórico de Bogotá. El objeto: Un libro por centavos. Pura poesía concentrada en pequeños ejemplares que miden apenas 15 x 10 centímetros. La idea de estos libros nació como una iniciativa, muy de acuerdo con el pensamiento humanista del Externado, de difundir la poesía como un medio más para alimentar la mente, cuestionar y dudar. Estos libritos, que de pequeños sólo tienen su tamaño, navegan desde hace siete años por las calles del país, nacidos de la voz de distintas generaciones de poetas nacionales e internacionales. El empujón para salir a la luz se lo dio Miguel Méndez Camacho, hoy decano cultural de la universidad, quien al hacer esa atrevida propuesta editorial al comité de publicaciones ya tenía bien pensada una estrategia de distribución coherente, con el objetivo de contagiar el disfrute de la literatura: repartirlos como obsequio a los suscriptores de El Malpensante, quienes ya han recibido medio millón de ejemplares. Además, se hace llegar otros 200 mil a bibliotecas públicas, casas de cultura, colegios, universidades, festivales, escuelas, encuentros literarios, cárceles, organizaciones gubernamentales y bibliotecas ambulantes, con lo que hasta la fecha suman publicados 56 títulos con un tiraje superior a los 700 mil ejemplares. Parte de los 13 mil Libros por centavos que la universidad publica cada mes, pueden adquirirse por un valor simbólico de mil pesos en la librería de la universidad, y en las ferias del libro. Los mil pesos son un precio representativo que no deja nada

porque, como bien lo explica Méndez Camacho, «la poesía es un propio valor que no tiene precio; la poesía ni se compra ni se vende». A los poetas se les entregan sus derechos a modo de un generoso número de ejemplares, cosa que no pasa con la mayoría de publicaciones. La lista de poetas publicados es tan variopinta como las especies florares del campus universitario: 13 mujeres y 42 hombres, de origen paisa, bogotano, costeño, valluno, tolimense, nariñense y quindiano. Cuatro de ellos son extranjeros de Perú, Argentina, Venezuela y Uruguay y 16 son poetas fallecidos. Es decir, un escenario de voces distintas, unidas sólo por la buena literatura. Distintas generaciones, pues, transitan por este universo de palabras. Desde modernistas, como José Asunción Silva hasta posmodernistas como el gran Tuerto López, pasando por vanguardistas como César Vallejo y Luis Vidales y las voces arraigadas de Eugenio Montejo y Juan Manuel Roca o las más jóvenes de Andrea Cote (ya reconocida internacionalmente) y John Galán Casanova. Clara Mercedes Arango, directora de Extensión Cultural de la Universidad, explica la razón de esta iniciativa.

La caricatura en Colombia a partir de la Independencia comienza por brindar al espectador tres claves para comprender el desarrollo del género durante el siglo XIX: la figura del presidente de la República, los símbolos patrios y la religión católica. Tres tópicos cuyo recurso se explica fácilmente, si se tiene en cuenta que la extensión de los dibujos a un público de masas dependía del tiraje de la prensa. El caricaturista necesita un rostro familiar, una cabeza de turco con quién organizar sus dianas, mientras aumentan las contradicciones en el orden de la realidad. De ahí la recurrencia al primer mandatario,

que cosechan pájaros en lugar de frutos, como dice el poeta Méndez Camacho en Escrito en la espalda de un árbol. Y es que hasta en la edición de estos pequeños libros se refleja el amor por la naturaleza: el papel empleado en su impresión no está hecho de árboles muertos sino de bagazo de caña, un subproducto de la elaboración del azúcar. Así que tan sólo al sostener un Libro por centavos entre los dedos, se siente la dulzura y empieza la poesía.

C aricatura de R icardo R endón , 1928, sobre la “ matanza de las bananeras ”. H ablan el presidente A badía M éndez , que era cazador , y el general C ortés V argas , quien dirigió la masacre de los obreros .

F oto : A da B arandica

F oto : M iguel G arcía

Publicamos por ejemplo a los nuevos poetas que, con haberse ganado un importante concurso antes, tan sólo adquirieron un par de copias de su libro… publicamos a los virtuosos, a los veteranos y a todo aquel que con honor lleve el título de poeta…

Y no cesa la expansión. Ya se encuentran en la red, vuelan por casi toda Latinoamérica, y están en conversaciones con Catalina Ramírez Vallejo, Secretaria de Cultura, Recreación y Deporte para, con su ayuda, ‘colarse’ en parques y estaciones de bus, aprovechando la experiencia y la red de distribución de Libro al viento, un verdadero ejemplo en publicaciones culturales gratuitas. Que la poesía viaje como se viaja con la poesía. Que sólo la poesía rompa el silencio de los árboles

escudo y bandera nacionales, que representan el coeficiente simbólico de la Patria. En cuanto a la religión, no debe extrañarnos demasiado si fue en todas las épocas objeto del burlesco. ¿O qué puede ser más hilarante que una Colombia confederada en Estados soberanos que inauguraban su Constitución Política premiando al cielo? La maestra Beatriz González, artista plástica, crítica y curadora de la exposición, hace remontar el devenir del género hasta el 7 de enero de 1877, cuando un colaborador espontáneo escribió a Alberto Urdaneta, entonces miembro del movimiento político denominado El mochuelo. El anónimo aseguraba que para echar a andar un periódico nacional de caricaturas bastaba con transcribir el acontecer de la esfera pública colombiana. El trabajo, pues, estaba hecho. Frente a la historia, dijéramos oficial, «políticamente correcta», está aquella de la caricatura, descarnada y desprovista de giros grandilocuentes. Allí está la narración gráfica del abanderado, José María Espinosa, prisionero en Popayán, burlándose del cautiverio con notas de lirismo equiparables a la más reciente ficción de Roberto Benigni, autor de La vida es bella. En esta exposición se ha reservado un capítulo entero a los trabajos de Espinosa, pues sus dibujos exhiben a las claras dos propiedades que serán comunes a la producción de caricaturas en los años por venir: la dimensión histórica del bocadillo, en tanto que testimonio de una época, y el trasunto de su vocación crítico-política.

A utorretrato

de

R icardo R endón , 1928.

También ocupa buena porción del muro la obra de Ricardo Rendón, a quien cayó en suerte celebrar las nupcias entre periódicos y piezas de humorismo gráfico. Después de ejercerse en toda clase de formatos y conquistar numerosas técnicas como el grabado, el aguafuerte, la acuarela, el óleo, etc., con este creador de Ríonegro (Antioquia), la caricatura se fijará en su molde acostumbrado: la doble página de diarios y revistas. Ahí están sus dibujos a la orden de futuros investigadores para rastrear en qué momento, a partir del siglo XX, los periódicos rompieron su tradicional filiación ideológica para entregarse, como cualquier empresa, a los juegos comerciales de la oferta y la demanda. No hay caricatura sin exceso, deformación e hipérbole: la historia de la caricatura es la historia de Colombia reflejada en vidrios cóncavos. Pero, acaso, un artista más agudo afirmará que dibujaba del natural cuanto veía como a través de sus gemelos. Injusta, exagerada o no, la caricatura puede ser la síntesis de un período o aquello que mejor se guarde el pueblo acerca de sus gobernantes; como el célebre ejemplo del presidente José Manuel Marroquín, rimando versos ortográficos, mientras Estados Unidos le expropiaba el istmo de Panamá. Naturalmente, es una falsificación; pero el gran público no tiene ganas ni tiempo de ahondar; prefiere, las más de las veces, plegarse al lúcido veneno de sus dibujantes. No le falta razón a Burgess cuando afirma que si alguien desea proteger su buena honra, hay tres enemistades que no debe granjearse: las del mesero, el fotógrafo y el caricaturista. La caricatura en Colombia a partir de la Independencia forma parte de las fiestas del Bicentenario y se exhibirá hasta el 15 de junio en la Casa Republicana de la Biblioteca Luis Ángel Arango. El espectador tendrá ocasión de recorrer piezas que datan desde sus albores hasta el presente, cuando el trazo más sofisticado de maestros contemporáneos como Osuna, Vladdo y Matador se sume al catálogo para documentar el triunfo definitivo de Colombia sobre el género.


Hay otra caricatura […] y es la que, lejos de exagerar, descarna la personalidad o el momento, lo reduce a su expresión última y nos los presenta en síntesis a veces verdaderamente milagrosa. Gustavo Santos Agradecimientos: A la maestra Beatriz González por su orientación, y a la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República por el suministro de las reproducciones de estas caricaturas. B arco y P astrana . C laudia R ueda . T inta El

L abor congresista . A nónimo , P eriódico E l B anano . B ucaramanga ,1909. P resencia . J uan C árdenas ,1939. T inta

sobre papel ,1967.

M acondo . A ntonio C aballero , C olección

del artista .

tinta sobre papel ,1945.

D espués

de mí el diluvio .

P epe G ómez ,

en

E l S iglo , B ogotá , 1936.

Las mujeres según los poetas. Pepe Gómez, Tinta sobre papel, sin fecha. Colección Banco de la República.

lechero o

T rabuco

aprovechándose del tiempo .

D ibujo

de

M. N úñez ,

litografía de

C arlos C. M olina

sobre papel , circa

1987.

coloreada a mano sobre papel ,1834.


Hay otra caricatura […] y es la que, lejos de exagerar, descarna la personalidad o el momento, lo reduce a su expresión última y nos los presenta en síntesis a veces verdaderamente milagrosa. Gustavo Santos Agradecimientos: A la maestra Beatriz González por su orientación, y a la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República por el suministro de las reproducciones de estas caricaturas. B arco y P astrana . C laudia R ueda . T inta El

L abor congresista . A nónimo , P eriódico E l B anano . B ucaramanga ,1909. P resencia . J uan C árdenas ,1939. T inta

sobre papel ,1967.

M acondo . A ntonio C aballero , C olección

del artista .

tinta sobre papel ,1945.

D espués

de mí el diluvio .

P epe G ómez ,

en

E l S iglo , B ogotá , 1936.

Las mujeres según los poetas. Pepe Gómez, Tinta sobre papel, sin fecha. Colección Banco de la República.

lechero o

T rabuco

aprovechándose del tiempo .

D ibujo

de

M. N úñez ,

litografía de

C arlos C. M olina

sobre papel , circa

1987.

coloreada a mano sobre papel ,1834.


a b r i l d e 2 0 1 0 | pá g i n a m -v i

a b r i l d e 2 0 1 0 | pá g i n a m -v i i

Una obra proustiana del periodista y escritor Eduardo Caballero Calderón (1910-1993): Memorias infantiles [Fragmento del capítulo 12]

D

on Tomás Rueda [Vargas] me empujaba a la literatura y le interesaba que yo leyera a los clásicos y estudiara la historia patria. En sus clases procuraba que ella nos apareciera como una historia viva y no un fatigoso desfile de fechas y de estatuas: Bolívar, Santander, el general Nariño, eran iguales a ustedes, sólo que hicieron cosas que tal vez ustedes no serían capaces de hacer.

¿Por qué no iba a poderlas hacer yo? ¿De dónde sacaba don Tomás esa predisposición a la resignación y a la impotencia? En aquellos momentos yo hubiera deseado, sinceramente, que estallara otra vez la guerra de Independencia, o una guerra como la había conocido papá, para demostrarle a don Tomás lo que yo sería capaz de hacer, naturalmente si me nombraban general. De simple soldado raso, no me podía imaginar como héroe. Por su parte, papá quería que al lado de mis aficiones literarias estudiara filosofía y ciencias sociales y políticas; y mamá vigilaba mi lecturas pues tenía la sospecha, muy fundada, de que había entrado en la etapa de las lecturas a escondidas. Varias veces Cacó había descubierto, al tender mi cama, que debajo del colchón escondía libros que me prestaban mis amigos pues no los encontraba en mi casa. Me había prohibido utilizar el sector de la biblioteca donde se encontraban Voltaire, Rousseau y los Enciclopedistas de mi tío abuelo Lucas, y de buena gana los hubiera quemado. (Mi tía

Emilia les entregó a los padres jesuitas los manuscritos de una obra inédita del poeta Vargas Tejada, porque en ella los ponía verdes por su injerencia política en el país, en tiempos del general Santander). Yo me orientaba un poco al azar en el mundo alucinante de los libros. Procuraba complacer a mamá menos en aquellos casos en que la tentación era demasiado fuerte, y darle gusto a papá, venciendo el tedio mortal que me producía la sola visión de los librotes que él me recomendaba; y seguir los consejos de don Tomás: No escribas por escribir, sino cuando tengas algo qué decir. No trates de escribir bonito. No dejes que se te vea la gramática. El señor Caro decía que para construir una obra son necesarios los andamios y la gramática; pero una vez construida es necesario quitárselos.

Un día en la clase de literatura nos dijo don Tomás: —Le descubrí una triple redundancia al señor Suárez en su último «Sueño de Luciano Pulgar». Y nos leyó un artículo lleno de gracia que al día siguiente apareció en el periódico. Don Marco, cruelmente perseguido y vilipendiado en el Congreso y en la prensa por sus propios copartidarios, era un viejo fanático, quisquillosos, orgulloso dentro de una aparente humildad. Don Tomás era un hombre sencillo, irónico, agudo, sin un pelo de tonto ni de los otros en la cabeza, y tan descuidado que se arremangaba los pantalones que siempre le quedaban grandes pues era muy corto de estatura, pero se arremangaba más alto el uno que el otro. En su próximo «Sueño» don Marco exhibía el Gimnasio como un colegio ateo y subversivo, y a don Tomás como un corruptor de menores y un escritor sin letras y sin gramática. Se le vino encima con un aguacero de citas de autores clásicos y modernos, para concluir diciendo que ese profesor de literatura castellana no sabía castellano. Alarmado don Tomás nos mandó a su hijo Antonio y a mí a que le lleváramos una carta suya en la cual le daba toda clase de explicaciones sobre la ortodoxia del colegio y retiraba —«yo de mío soy»— aquello de la triple redundancia. El viejo nos recibió en una casita que tenía en el Camellón de los Carneros, en una sala llena de libros y pa-

peles. Tenía un gorrito de terciopelo negro en la cabeza y una gruesa manta le cubría los pies. A pesar de que éramos dos niños, se levantó muy cortésmente a saludarnos. En medio del rostro viejo y pálido, semioculto por una barba blanca, los ojos le brillaban como pedazos de antracita. Nos habló largamente, con un fuerte acento antioqueño, del padre Isla, que estaba leyendo en ese momento y del «Fray Gerundio de Campazas» que nosotros no habíamos leído todavía. Otro día un condiscípulo, hijo de un señor muy rico e importante, amaneció haciendo versos. Por su cuenta y riesgo los mandó imprimir en un folleto, con un prólogo mío, pues no en balde en el colegio me llamaban «el literato». Su padre, en el colmo de la indignación, lo primero que hizo fue recoger la edición que aún no había salido de la imprenta. Mandó llamar a don Tomás y le manifestó su extrañeza por el hecho de que un colegio, al E duardo C aballero C alderón

parecer serio y honorable como era el Gimnasio, permitiera a los niños perder el tiempo haciendo versos. —Lo malo no es hacerlos —le observó don Tomás— sino hacerlos malos… El padre de mi amigo estaba más allá de esas sutilezas. Años atrás su hijo mayor empezó a llegar tarde al almacén de géneros al por mayor que la familia tenía en la calle de Florián. —Figúrese usted que el muy estúpido a escondidas se había puesto a aprender violín. Le dije que me gustaría oírlo tocar, pues me había enterado de sus ocupaciones matinales, y ambos regresamos a casa… Y allí, sin perder tiempo en escucharlo, le rompí el violín en la cabeza. Y sepa usted que salvé a ese muchacho. ¡Hoy ha hecho, con su propio esfuerzo, más de trescientos mil pesos! Mi vocación de escritor se fortaleció el día en que don Tomás, de premio por una composición literaria, me

con su esposa , I sabel

H olguín ,

en

G recia .

R etrato

a lápiz hecho por si hijo ,

L uis C aballero .

obsequió un Quijote en cinco tomos, con comentarios de Rodríguez Marín, bellamente encuadernado a la española. Yo me sentí feliz, sólo que al día siguiente don Tomás me pidió prestados los libros que me había regalado y dedicado, y como era hombre muy desmemoriado y yo no me atrevía a pedírselos, los perdí para siempre. La dedicatoria decía: Cuando tomes la pluma para escribir recuerda la leyenda que tenían en la empuñadura los viejos aceros toledanos: No me saques sin razón, ni me guardes sin honor.

Es curioso que una frase oída a una persona a quien nunca volvería a ver, o un libro que alguien había citado delante de mí, o un mal libro en lugar de uno bueno, o el personaje de un libro bueno o malo, tuvieran tanta influencia sobre mí, mucho mayor que la de un pariente o una persona de carne y hueso. Inconscientemente iba almacenando en mi memoria y en mi imaginación cosas que habría de utilizar más tarde en vista de un destino que en mi caso, y desde muy pronto, sería insinuado como una vocación. Más que el mundo real me interesaba mi mundo imaginario poblado de personajes literarios a quienes yo convertía en mitos que trascendían la realidad cotidiana. Por ejemplo, un día mi profesor de física, un suizo muy inteligente y culto que nunca logró interesarme en las

esferas de Magdeburgo ni en los extraños fenómenos de la electricidad, me prestó el primer tomo de la obra de Marcel Proust. En aquella carabela maravillosa me introduje no sólo en el Mediterráneo de los escritores franceses, sino en mi propio mar interior. El colegio, la calle, la casa, mi jardín, todo dejó de existir ante la presencia pungente y alucinante de la literatura. Para navegar por el mar proustiano, surcado de corrientes profundas que apenas rizan la superficie pareja y azul, me dediqué con todas mis energías a estudiar francés. Compré un libro llamado La vie de Carpentier écrite par lui même. Anotaba en las márgenes, con la ayuda de un diccionario, el significado de las palabras que desconocía, y cuando terminaba la lectura la comenzaba otra vez, repitiendo esa operación hasta llegar el momento en que sabía el libro de memoria. Trataba de encontrar en los amigos y los parientes, hasta en personas que veía en la calle por primera vez, encarnaciones de los personajes literarios que frecuentaba en los libros. Mi tío Alejandro era una figura de Dostoyevski. La señora de mi tío Antonio María era Doña Trifaldi, la dueña Dolorida; el niño de la calle 13 era el Pequeño Escribiente Florentino. Trabajo perdido, pues esos seres me resultaban menos auténticos y verdaderos que los otros. Frente a la abigarrada colección de tapices que eran el Quijote o las novelas de la picaresca española, y ante la galería de gobelinos

que desplegaba ante mis ojos la obra de Marcel Proust, mi colegio, mi casa, mi jardín, mis amigos y mis parientes, eran el reverso de una tela donde todo se enreda y se desdibuja, se borra el diseño, la visión se confunde, e hilachas, nudos y cabos sueltos quedan flotando en el aire. La única realidad redonda, compacta, indiscutible, es la literaria en la cual las personas tienen principio y fin, y aparecen siempre de frente y en primer plano. En la biblioteca de mi casa, con excepción de los clásicos españoles que habían sido del abuelo Calderón, y los clásicos franceses y los enciclopedistas que fueron de mi tío abuelo Lucas Caballero Echavarría, la mayoría de los libros trataba de ciencias políticas que no me interesaban. La mercancía más codiciada de la Librería Colombiana eran los libros franceses y en las tertulias políticas y literarias del Café Windsor o el Café Inglés se comentaban apasionadamente las novedades europeas. Los libros de medicina en

que estudiaba mi hermano mayor eran franceses, y los que papá leía para preparar sus clases de economía política en la Facultad de Derecho eran norteamericanos o ingleses. La generación que hizo la Guerra de los Mil Días, en el sector liberal, había estudiado biología en Darwin, economía en Stuart Mill, filosofía en Spencer y moral en Bentham. Y consideraba reaccionarios y retrasados a los conservadores porque estos estudiaban filosofía en Suárez, sociología en Vitoria y preferían los españoles a los ingleses y a Victor Hugo, Campoamor. Yo también tenía puestos los ojos en Europa y odiaba a los Estados Unidos «porque nos habían robado a Panamá».

Fragmento tomado del capítulo 12 de Memorias infantiles de Eduardo Caballero Calderón Panamericana Editorial (1994) con autorización de Beatriz Caballero


a b r i l d e 2 0 1 0 | pá g i n a m -v i

a b r i l d e 2 0 1 0 | pá g i n a m -v i i

Una obra proustiana del periodista y escritor Eduardo Caballero Calderón (1910-1993): Memorias infantiles [Fragmento del capítulo 12]

D

on Tomás Rueda [Vargas] me empujaba a la literatura y le interesaba que yo leyera a los clásicos y estudiara la historia patria. En sus clases procuraba que ella nos apareciera como una historia viva y no un fatigoso desfile de fechas y de estatuas: Bolívar, Santander, el general Nariño, eran iguales a ustedes, sólo que hicieron cosas que tal vez ustedes no serían capaces de hacer.

¿Por qué no iba a poderlas hacer yo? ¿De dónde sacaba don Tomás esa predisposición a la resignación y a la impotencia? En aquellos momentos yo hubiera deseado, sinceramente, que estallara otra vez la guerra de Independencia, o una guerra como la había conocido papá, para demostrarle a don Tomás lo que yo sería capaz de hacer, naturalmente si me nombraban general. De simple soldado raso, no me podía imaginar como héroe. Por su parte, papá quería que al lado de mis aficiones literarias estudiara filosofía y ciencias sociales y políticas; y mamá vigilaba mi lecturas pues tenía la sospecha, muy fundada, de que había entrado en la etapa de las lecturas a escondidas. Varias veces Cacó había descubierto, al tender mi cama, que debajo del colchón escondía libros que me prestaban mis amigos pues no los encontraba en mi casa. Me había prohibido utilizar el sector de la biblioteca donde se encontraban Voltaire, Rousseau y los Enciclopedistas de mi tío abuelo Lucas, y de buena gana los hubiera quemado. (Mi tía

Emilia les entregó a los padres jesuitas los manuscritos de una obra inédita del poeta Vargas Tejada, porque en ella los ponía verdes por su injerencia política en el país, en tiempos del general Santander). Yo me orientaba un poco al azar en el mundo alucinante de los libros. Procuraba complacer a mamá menos en aquellos casos en que la tentación era demasiado fuerte, y darle gusto a papá, venciendo el tedio mortal que me producía la sola visión de los librotes que él me recomendaba; y seguir los consejos de don Tomás: No escribas por escribir, sino cuando tengas algo qué decir. No trates de escribir bonito. No dejes que se te vea la gramática. El señor Caro decía que para construir una obra son necesarios los andamios y la gramática; pero una vez construida es necesario quitárselos.

Un día en la clase de literatura nos dijo don Tomás: —Le descubrí una triple redundancia al señor Suárez en su último «Sueño de Luciano Pulgar». Y nos leyó un artículo lleno de gracia que al día siguiente apareció en el periódico. Don Marco, cruelmente perseguido y vilipendiado en el Congreso y en la prensa por sus propios copartidarios, era un viejo fanático, quisquillosos, orgulloso dentro de una aparente humildad. Don Tomás era un hombre sencillo, irónico, agudo, sin un pelo de tonto ni de los otros en la cabeza, y tan descuidado que se arremangaba los pantalones que siempre le quedaban grandes pues era muy corto de estatura, pero se arremangaba más alto el uno que el otro. En su próximo «Sueño» don Marco exhibía el Gimnasio como un colegio ateo y subversivo, y a don Tomás como un corruptor de menores y un escritor sin letras y sin gramática. Se le vino encima con un aguacero de citas de autores clásicos y modernos, para concluir diciendo que ese profesor de literatura castellana no sabía castellano. Alarmado don Tomás nos mandó a su hijo Antonio y a mí a que le lleváramos una carta suya en la cual le daba toda clase de explicaciones sobre la ortodoxia del colegio y retiraba —«yo de mío soy»— aquello de la triple redundancia. El viejo nos recibió en una casita que tenía en el Camellón de los Carneros, en una sala llena de libros y pa-

peles. Tenía un gorrito de terciopelo negro en la cabeza y una gruesa manta le cubría los pies. A pesar de que éramos dos niños, se levantó muy cortésmente a saludarnos. En medio del rostro viejo y pálido, semioculto por una barba blanca, los ojos le brillaban como pedazos de antracita. Nos habló largamente, con un fuerte acento antioqueño, del padre Isla, que estaba leyendo en ese momento y del «Fray Gerundio de Campazas» que nosotros no habíamos leído todavía. Otro día un condiscípulo, hijo de un señor muy rico e importante, amaneció haciendo versos. Por su cuenta y riesgo los mandó imprimir en un folleto, con un prólogo mío, pues no en balde en el colegio me llamaban «el literato». Su padre, en el colmo de la indignación, lo primero que hizo fue recoger la edición que aún no había salido de la imprenta. Mandó llamar a don Tomás y le manifestó su extrañeza por el hecho de que un colegio, al E duardo C aballero C alderón

parecer serio y honorable como era el Gimnasio, permitiera a los niños perder el tiempo haciendo versos. —Lo malo no es hacerlos —le observó don Tomás— sino hacerlos malos… El padre de mi amigo estaba más allá de esas sutilezas. Años atrás su hijo mayor empezó a llegar tarde al almacén de géneros al por mayor que la familia tenía en la calle de Florián. —Figúrese usted que el muy estúpido a escondidas se había puesto a aprender violín. Le dije que me gustaría oírlo tocar, pues me había enterado de sus ocupaciones matinales, y ambos regresamos a casa… Y allí, sin perder tiempo en escucharlo, le rompí el violín en la cabeza. Y sepa usted que salvé a ese muchacho. ¡Hoy ha hecho, con su propio esfuerzo, más de trescientos mil pesos! Mi vocación de escritor se fortaleció el día en que don Tomás, de premio por una composición literaria, me

con su esposa , I sabel

H olguín ,

en

G recia .

R etrato

a lápiz hecho por si hijo ,

L uis C aballero .

obsequió un Quijote en cinco tomos, con comentarios de Rodríguez Marín, bellamente encuadernado a la española. Yo me sentí feliz, sólo que al día siguiente don Tomás me pidió prestados los libros que me había regalado y dedicado, y como era hombre muy desmemoriado y yo no me atrevía a pedírselos, los perdí para siempre. La dedicatoria decía: Cuando tomes la pluma para escribir recuerda la leyenda que tenían en la empuñadura los viejos aceros toledanos: No me saques sin razón, ni me guardes sin honor.

Es curioso que una frase oída a una persona a quien nunca volvería a ver, o un libro que alguien había citado delante de mí, o un mal libro en lugar de uno bueno, o el personaje de un libro bueno o malo, tuvieran tanta influencia sobre mí, mucho mayor que la de un pariente o una persona de carne y hueso. Inconscientemente iba almacenando en mi memoria y en mi imaginación cosas que habría de utilizar más tarde en vista de un destino que en mi caso, y desde muy pronto, sería insinuado como una vocación. Más que el mundo real me interesaba mi mundo imaginario poblado de personajes literarios a quienes yo convertía en mitos que trascendían la realidad cotidiana. Por ejemplo, un día mi profesor de física, un suizo muy inteligente y culto que nunca logró interesarme en las

esferas de Magdeburgo ni en los extraños fenómenos de la electricidad, me prestó el primer tomo de la obra de Marcel Proust. En aquella carabela maravillosa me introduje no sólo en el Mediterráneo de los escritores franceses, sino en mi propio mar interior. El colegio, la calle, la casa, mi jardín, todo dejó de existir ante la presencia pungente y alucinante de la literatura. Para navegar por el mar proustiano, surcado de corrientes profundas que apenas rizan la superficie pareja y azul, me dediqué con todas mis energías a estudiar francés. Compré un libro llamado La vie de Carpentier écrite par lui même. Anotaba en las márgenes, con la ayuda de un diccionario, el significado de las palabras que desconocía, y cuando terminaba la lectura la comenzaba otra vez, repitiendo esa operación hasta llegar el momento en que sabía el libro de memoria. Trataba de encontrar en los amigos y los parientes, hasta en personas que veía en la calle por primera vez, encarnaciones de los personajes literarios que frecuentaba en los libros. Mi tío Alejandro era una figura de Dostoyevski. La señora de mi tío Antonio María era Doña Trifaldi, la dueña Dolorida; el niño de la calle 13 era el Pequeño Escribiente Florentino. Trabajo perdido, pues esos seres me resultaban menos auténticos y verdaderos que los otros. Frente a la abigarrada colección de tapices que eran el Quijote o las novelas de la picaresca española, y ante la galería de gobelinos

que desplegaba ante mis ojos la obra de Marcel Proust, mi colegio, mi casa, mi jardín, mis amigos y mis parientes, eran el reverso de una tela donde todo se enreda y se desdibuja, se borra el diseño, la visión se confunde, e hilachas, nudos y cabos sueltos quedan flotando en el aire. La única realidad redonda, compacta, indiscutible, es la literaria en la cual las personas tienen principio y fin, y aparecen siempre de frente y en primer plano. En la biblioteca de mi casa, con excepción de los clásicos españoles que habían sido del abuelo Calderón, y los clásicos franceses y los enciclopedistas que fueron de mi tío abuelo Lucas Caballero Echavarría, la mayoría de los libros trataba de ciencias políticas que no me interesaban. La mercancía más codiciada de la Librería Colombiana eran los libros franceses y en las tertulias políticas y literarias del Café Windsor o el Café Inglés se comentaban apasionadamente las novedades europeas. Los libros de medicina en

que estudiaba mi hermano mayor eran franceses, y los que papá leía para preparar sus clases de economía política en la Facultad de Derecho eran norteamericanos o ingleses. La generación que hizo la Guerra de los Mil Días, en el sector liberal, había estudiado biología en Darwin, economía en Stuart Mill, filosofía en Spencer y moral en Bentham. Y consideraba reaccionarios y retrasados a los conservadores porque estos estudiaban filosofía en Suárez, sociología en Vitoria y preferían los españoles a los ingleses y a Victor Hugo, Campoamor. Yo también tenía puestos los ojos en Europa y odiaba a los Estados Unidos «porque nos habían robado a Panamá».

Fragmento tomado del capítulo 12 de Memorias infantiles de Eduardo Caballero Calderón Panamericana Editorial (1994) con autorización de Beatriz Caballero


a b r i l d e 2 0 1 0 | pá g i n a m -v i i i

Cien años de Eduardo Caballero Calderón (Beatriz, la hija, escribe sobre su padre)

A

mí también me pusieron de tarea a Eduardo Caballero Calderón… Desde niña tuve la angustia de que algún día me iban a preguntar sobre papá y yo no iba a saber qué contestar. Porque él era escritor, periodista, salía retratado en los periódicos, era un señor importante. «Hasta 1967, era corriente la afirmación de que Eduardo Caballero Calderón era el mejor escritor vivo del país», dice el crítico literario Jacques Gilard en su libro Veinte y cuarenta años de algo peor que la soledad. —¿Qué dice aquí? Léeme, que no veo bien— decía haciéndose el que no alcanzaba a leer. Y era algo que había salido sobre él en el periódico, en una revista, o era el primer ejemplar de un libro recién salido de la imprenta. Era desesperante esa cantidad de niños de colegio que llamaban a la casa por teléfono porque les habían puesto a papá de tarea. Al principio era divertido, pero cuando ya eran treinta las llamadas en una sola tarde, nos empezamos a aburrir. A veces papá mismo era el que contestaba: —Tengo que leerme Siervo sin tierra pero me da pereza, ¿por qué no más bien me lo cuentas…? —Porque ya se me olvidó… Una niñita más envalentonada, cuando supo que estaba hablando con él, le dijo: —¡Pues ni se sueñe que me voy a leer su jartera de libro! Y le colgó. Otro día le preguntaron: —¿Cuándo naciste? —Pues… el 6 de marzo de 1910. —¿Y cuándo te moriste? E duardo C aballero C alderón

a los cuatro años .

Ese día mamá, que era tan práctica, escribió a máquina su biografía en una hojita de papel, se la llevó al señor de la papelería del barrio, y él la fotocopió y empezó a vender a 20 centavos. ***

P

ues, tal como me lo temía, a mí también me llegó el día en que me pusieron de tarea a papá, ¡y yo que no me lo había leído! ¿Para qué, si en la casa, en la sala, en el comedor, le oía contar lo mismo que escribía? Me acuerdo muy bien de un día, en que no habíamos terminado de almorzar y se levantó afanadísimo de la mesa: —¡Eso está bien interesantísimo, voy a ver qué pasa! Y «eso» era Siervo sin tierra o el Cristo de espaldas, o Manuel Pacho. A las siete de la mañana, antes de coger el bus del colegio, nosotros pasábamos a despedirnos de mamá y papá a su alcoba, que estaba todavía en penumbra, y nos daban un beso entre sueños. Papá había escrito hasta la madrugada, en la cama, con mucho cuidadito de no ir a despertar a mamá. Escribía a mano, con lápiz o estilógrafo de tinta azul, en un block tamaño media carta sin rayas; después, con bolígrafo en un cuaderno de colegio, cuadriculado y de resorte, con una letrica que con los años se le fue achicando a tal punto que llegó a no entendérsela él mismo, y yo se la tenía que descifrar. Por las tardes escribía en la sala, sobre una tabla sacada de un roble de la montaña de Tipacoque. Se pone sobre los brazos de la silla, a manera de pupitre, con «recado de escribir»: cuaderno, lápiz, gafas, cigarrillos, cenicero, tinto o lo que sea, donde nos seguimos instalando yo y Antonio. […] A las diez, bajaban a la sala a pasar a máquina las notas para el periódico, o lo que papá estuviera escribiendo en ese momento. Mamá alistaba su maquinita Olivetti Lettera 22 —porque era de ella—: todos, incluso papá, teníamos prohibido tocarla, pues era la herramienta de trabajo de la casa, decía ella. Limpiaba el rodillo con un algodón mojado en alcohol, las techas y los tipos con un cepillo de dientes, y metía el papel: unas hojas de papel periódico tamaño oficio que mandaban de El Tiempo. Papá empezaba a dictar, caminando aprisita de un lado para otro de la sala, en las puntas de los pies por su pata coja, descalzo, en pijama o en bata. Mamá tecleaba llevándole la voz, y eso que escribía sólo con cuatro dedos. Papá alcanzó a ser capaz de escribir con dos en sus tiempos de trasnochador en el periódico y a lo cual le achacaba su insomnio. Nosotros lo remedábamos. Le robábamos el bastón y nos hacíamos los que dictábamos, cojeando: «El bus bramaba, coma, gemía, coma, escupía, coma, trepaba cuesta arriba, punto»… Mamá pedía un tinto y encendía un cigarrillo. Ella se fumaba un paquete diario de Nacional y él, dos de Pielroja. Papá cambiaba un adjetivo, corta-

C arátula

de la biografía de

C aballero

por su hija

ba una frase larga poniendo un punto, empezando la siguiente con «Lo cual…», y ¡ras, ras!, rasgaba sus hojas escritas a mano y las tiraba lejos. —¡Salimos de esta vaina! Y subía a bañarse. Mamá se iba al garaje a calentar el carro. Él bajaba y lo llevaba a El Tiempo, en la Jiménez con Séptima, a entregar la nota. Una vez me preguntaron: —¿Entonces… tu papa es escritor? —No, mi papá es dictador, la que escribe es mamá. La autora, Beatriz Caballero Holguín, cuando niña .

Del libro de Beatriz Caballero Holguín Papá y yo / Eduardo Caballero Calderón Taurus, 2004 Con autorización de la autora.


se

ag e n d a c u lt u r a l d e b o g ot á

|

pa

ra

abril de 2010

BOGOTÁ LO TIENE TODO EN CULTURA RECREACIÓN Y DEPORTE

exposición Artículos y documentos personales de Jorge Eliécer Gaitán En esta casa se mantiene vivo el espíritu del caudillo que fue asesinado el 9 de abril de 1948, acto que desencadenó la revuelta más tristemente célebre de nuestra historia reciente: El Bogotazo. En el museo, el público podrá ver las pertenencias del líder popular, en un recorrido en el que se revelan detalles de su vida académica, política y familiar a través de fotografías, libros, diplomas y otros objetos personales suyos. Lugar: Casa Museo Jorge Eliécer Gaitán, Cl 42 N° 15-52 Hora: martes a viernes 10:00 am a 4:00 pm; sábado y domingo 10:00 am a 2:00 pm Costo: $1.000, $3.000; gratis adultos mayores, niños menores de 12 años. Gratis el 25 de abril, en ‘Siga, esta es su casa’ Inf: 572 0070 Ext. 29226

teatro Reclame su Pasaporte Teatral Con este boleto, el titular podrá disfrutar de promociones especiales en alguna de las Salas Concertadas de Teatro que tiene la ciudad. Durante todo el año, estos escenarios dedicados a visibilizar las obras de los grupos locales, ofrecen una programación con teatro de sala, danza, títeres, narración oral, teatro gestual, clown, improvisación y otros géneros del arte dramático. Lugar: Pídalo en el Punto de Atención al Ciudadano de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte (Cr 8 N° 9-83)

exposición Habeas Corpus: que tengas (un) cuerpo (para exponer) Esta es una muestra de las diferentes representaciones del cuerpo humano, mostrado en exploraciones en las que entrecruzan sus signos el arte barroco neogranadino y el arte contemporáneo. Incluye pinturas, esculturas, objetos, fotos, instalaciones y videos de reconocidos artistas: Pipilotti, Marina Abramovic, Louise Bourgeois, León Ferrari y Marcos Pérez. Fecha: abril 1 a junio 22 Lugar: Museo de Arte del Banco de la República Cl 11 N° 4-21 Hora: lunes a sábado (cerrado martes) 9:00 am a 7:00 pm, domingo y festivos 10:00 am a 5:00 pm Entrada gratis Inf: 343 1212

teatro HIBERNACION Abakanes De Tierra Dentro del marco del Festival Alternativo de Teatro 2010, Memoria e Independencia, tendrá lugar esta inquietante puesta en escena de la obra de Leonor Agudelo, inspirada en la teatralidad del movimiento improvisado. La obra es una creación poética surgida del expresionismo que relata contenidos propios de la humanidad de su intérprete. Fecha: artes 6 de abril Lugar: Corporación Colombiana de Teatro, Cl 12 no. 2-65 Hora: 5:00pm y 7:00pm Costo: $10.000 Inf: 311 290 85 17

¡Abril por la niñez! Consulte la guía de Niñas y Niños: ww.culturarecreacionydeporte.gov.co

Para enviar información a esta agenda escribir a: agendaciudadviva@scrd.gov.co

astronomía Nueva Proyección Astronómica ‘Explorando el Universo’ es el nuevo título que ofrece la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte en su espacio de Proyecciones Astronómicas del Planetario de Bogotá (Cr 6 N° 26-07). En 36 minutos, este documental viaja, de la mano de Galileo Galilei, por el cielo y las profundidades del espacio. Con esta novedad se completa una cartelera de cinco proyecciones que el público podrá disfrutar de martes a domingo en estos horarios: · Explorando el Universo. ¡Nuevo! - 2:30 pm · Viaje por el Sistema Solar - 9:00 am. Para colegios e instituciones educativas (cita previa) · Origen de la vida - 11:00 am · Mitos y leyendas del cielo - 12:30 pm · Al límite - 4:00 pm

música 13° Festival de Blues & Jazz Libélula Dorada Llega la edición 2010 de este tradicional festival, que reúne las nuevas propuestas musicales locales que surgen en torno a los géneros del jazz y blues. Formatos que van del jazz tradicional a las sesiones de improvisación, o tonadas melancólicas que evocan los sonidos de los pioneros del blues en Memphis, Tennessee (EE.UU.). Fecha: abril 8 a julio 3 Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Hora: 8:00 pm Costo: $14.000, $18.000 Inf: 345 0683

ta


ag e n d a c u lt u r a l d e b o g ot á

|

ag e n d a c u lt u r a l d e b o g ot á

abril de 2010

|

abril de 2010

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 jueves

viernes

sábado

domingo

lunes

martes

teatro

astronomía

astronomía

recreación

exposición

cine

Rosita Contra Todo Dir: Margarita Borja y Patricia Ariza Lugar: Sala Seki Sano Cl 12 N° 2-65 Hora: 4:00 y 7:30 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 284 8687

astronomía

Viaje por el Sistema Solar Proyección Astronómica Lugar: Planetario de Bogotá Cr 6 N° 26-07 Ciclo: martes a domingo y festivos (exclusiva para colegios. Pedir cita previa Hora: 9:00 am Costo: $2.500 Inf: 334 4546

teatro

Rain. Dir: Daniele Finzi, Julie Hamelin, Jeannot Painchaud Lugar: Teatro Jorge Eliécer Gaitán Cr 7 N° 22-47 Ciclo: abril 1a4 Hora: miércoles 8:00 pm Costo: $10.000 a $90.000 Inf: 334 6800

teatro

Patera. Dir: Claudia Maldonado Lugar: Casa Teatrova Cl 24 N° 4A-16 Hora: 7:30 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 336 2401

teatro

Mnemosina solo in progres. Por Esther Pallejá Lozano Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Hora: 7:00 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 345 0683

Viernes con las Estrellas. Observaciones astronómicas Lugar: Planetario de Bogotá Cr 6 N° 26-07 Ciclo: todos los viernes Hora: 6:30 a 8:30 pm Entrada gratis Inf: 334 4546

teatro

Aquí no ha pasado nada Dir: Julio Ferro Lugar: Ditirambo Teatro Cl 45A N° 14-37 Hora: 7:00 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 232 6440

teatro

Domitilo, el rey de la rumba Por Telón Colectivo Itinerante (Barranquilla) Lugar: Teatro R101 Cl 70 N° 11-29 Hora: 8:00 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 313 2249

títeres

El origen de la vida. Proyección astronómica Lugar: Planetario de Bogotá Cr 6 N° 26-07 Ciclo: martes a domingo, festivos Hora: 11:00 am Costo: $2.500, $3.500, gratuito 25 de abril Inf: 334 4546

teatro

El lazarillo Grupo La Carriola Teatro Lugar: Biblioteca Virgilio Barco Av cr 60 N° 57-60 Hora: 5:00 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

artes plásticas

Modalidades de la pintura. Por Jorge Jurado Lugar: Lalocalidad Cl 118 N° 5-33 Ciclo: abril 1 a 15 Hora: martes a domingo 11:00 am a 7:00 pm Entrada gratis Inf: 620 6246

cine

Floresta. Por Paraíso América Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Hora: 3:00 pm Costo: $10.000, $12.000 Inf: 345 0683

Salvador Allende Dir: Patricio Guzmán Lugar: Biblioteca Virgilio Barco, Sala Música Av cr 60 N° 57-60 Hora: 4:30 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

teatro

exposición

La tragicomedia de Doña Bárbara Lugar: Teatro Quimera Cl 70A N° 19-40 Hora: 7:30 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 217 9240

teatro

Baraka. Dir: Javier Daulte Lugar: Teatro Nacional La Castellana Cl 95 N° 47-15 Ciclo: abril 1 a 4 Hora: miércoles 8:00 pm Costo: $60.000, $95.000 Inf: 256 1399

Devoción de bolsillo Lugar: Museo Nacional Cr 7 Nº 28-66 Ciclo: abril 1 a septiembre 12 Hora: martes a sábado 10:00 am a 6:00 pm, domingo 10:00 am a 5:00 pm Costo: $500 a $3.000; gratis niños menores de 5 años, ancianos y discapacitados Inf: 334 8366

Festiparque Lugar: Parque Alcázares Cr 24 con cl 72 Hora: 8:00 am a 5:00 pm Entrada gratis Inf: 660 5400  

teatro

La Pola. Dir: Sergio González Acto Latino Lugar: Sala Seki Sano Cl 12 N° 2-65 Hora: 7:30 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 284 8687

teatro

Jardín de pulpos Dir: Andrea Marín (Manizales) Lugar: Teatro Quimera Cl 70A N° 19-40 Hora: 7:30 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 217 9240

turismo

Caminata: Finca San Rafael-Los Alpes -Escuela San Rafael (Faca) Lugar: C.C. Los Héroes Cr 19A N° 78-85 (punto encuentro) Hora: 6:30 am Costo: $30.000 Inf: 366 3059, 315-264 5986

cine

Hoodwinked Dir: Cory & Todd Edwards, Tony Leech Lugar: Biblioteca Virgilio Barco, Sala Música Av cr 60 N° 57-60 Hora: 10:00 am Entrada gratis Inf: 315 8890

títeres

El viaje de Pipo Por Títeres Solo Burbujas Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Hora: 11:30 pm Costo: $10.000, $12.000 Inf: 345 0683

Obras de Luisa Poncas, Lucas Ospina y Paulo Cassin Lugar: Valenzuela Klenner Galería Cr 5 N° 26-28 Ciclo: abril 1 a 17 Hora: lunes a viernes 10:00 am a 6:00 pm, sábado 10:00 am a 5:00 pm Entrada gratis Inf: 243 7752

teatro

Historias con máscaras. Dir: Roxana Pineda (Cuba) Lugar: Sala Seki Sano Cl 12 N° 2-65 Hora: 5:00 y 9:00 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 284 8687

artes plásticas Mujeres pintadas por mujeres: siglo XIX y XX Lugar: Museo de Arte y Cultura Cl 36 N° 5A-19 Ciclo: abril 1 a 17 Hora: lunes a sábado 9:00 am a 6:00 pm Entrada gratis Inf: 340 0770

exposición

Suite Vollard 100 láminas. Por Ricardo Rendón Lugar: Galería Nueveochenta Cl 70 N° 9-80 Ciclo: abril 1 a 24 Hora: lunes a viernes 10:00 am a 6:00 pm, sábado 2:00 a 5:00 pm Entrada gratis Inf: 347 6071

teatro

La noche justo antes de los bosques. Dir: Carlos Aguilar y Xevi Casals (España) Lugar: Teatro La Candelaria Cl 12 N° 2-59 Hora: 7:30 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 281 4114

M. Dir: Fritz Lang Lugar: Biblioteca El Tunal Cl 48B sur N° 21-13 Hora: 5:00 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

teatro

Carbono y platino Dir: Germán Velandia (Duitama) Lugar: Teatro Tecal Cl 13 N° 2-70 Hora: 7:30 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 334 1481

artes plásticas

Pinturas de Fanny Sanin Lugar: Alonso Garcés Galería Cr 5 N° 26-92 Ciclo: abril 1 a 24 Hora: lunes a viernes 10:00 am a 1:00 pm, 2:00 a 7:00 pm; sábado 10:00 am a 2:00 pm Entrada gratis Inf: 337 5827

teatro

Loco de moda Dir: Miguel Lugo Luna Negra Lugar: Teatro La Mama Cl 63 N° 9-60 Hora: 7:30 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 255 6918

teatro

El triciclo Grupo Univ. Nacional Lugar: Teatro Quimera Cl 70A N° 19-40 Hora: 7:30 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 217 9240

miércoles

teatro

El Dorado Colonizado Dir: Carlos Parada Teatrova Lugar: Teatro La Candelaria Cl 12 N° 2-59 Hora: 7:30 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 281 4114

cine

El día en que la Tierra se detuvo Dir: Scout Derrickson Astrocine Lugar: Planetario de Bogotá Cr 6 N° 26-07 Hora: 5:30 pm Entrada gratis Inf: 334 4546

exposición

Materile lire ro, este cuento canto yo Lugar: Biblioteca El Tintal Av Ciudad de Cali N° 6C-09 Ciclo: abril 6 a mayo 2 Hora: lunes 2:00 a 8:00 pm, martes a sábado 8:00 am a 8:00 pm, domingo 9:30 am a 5:30 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

teatro

jueves

teatro

Terror y miseria Obra infantil Dir: Daniel Calderón Lugar: Teatro El Parque Cr 5 N° 36-05 Hora: 8:30 am y 1:30 pm Entrada gratis Inf: 340 0468

teatro

Comer para vivir. Dir: Lorena Peña (Perú) Lugar: Sala Seki Sano Cl 12 N° 2-65 Hora: 7:30 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 284 8687

exposición

Ivar y sus amigos Retrospectiva de la obra Ivar da Coll. Textos, ilustraciones Lugar: Biblioteca Virgilio Barco Av cr 60 N° 57-60 Ciclo: abril 6 a mayo 2 Hora: lunes 2:00 a 8:00 pm, martes a sábado 8:00 am a 8:00 pm, domingo 9:30 am a 5:30 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

Los tres por qués Dir: Marisol Rozo (España) Lugar: Sala Seki Sano Cl 12 N° 2-65 Hora: 7:00 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 284 8687

concierto

exposición

teatro

Bodies. 12 cuerpos humanos reales, y 200 órganos vitales Lugar: Corferias, pabellón n° 9 Cr 37 N° 24-67 Ciclo: abril 1 a mayo 7 Hora: lunes a domingo 10:00 am a 8:00 pm Costo: $15.000 a $25.000 Inf: 650 5656

Carol González Quinteto - Jazz Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Hora: 8:00 pm Costo: $14.000, $18.000 Inf: 345 0683 Médico a palos Dir: Martín Medina Lugar: Ditirambo Teatro Cl 45A N° 14-37 Hora: 5:00 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 232 6440

viernes

exposición

Artículos y documentos personales de Jorge Eliécer Gaitán Lugar: Casa Museo Jorge Eliécer Gaitán Cl 42 N° 15-52 Ciclo: permanente Hora: martes a viernes 10:00 am a 4:00 pm; sábado y domingo 10:00 am a 2:00 pm Costo: $1.000, $3.000; gratis adultos mayores, niños menores de 12 años Inf: 572 0070 Ext. 29226

teatro

A título personal Dir: Santiago García Lugar: Camarín del Carmen Cl 9 N° 4-96 Hora: 7:30 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 281 3627

taller

Cuentos, mitos y leyendas indígenas Lugar: Museo Arqueológico Cr 6 N° 7-43 Ciclo: abril 23 Hora: 10:00 am a 12:00 m Entrada gratis (inscribirse) Inf: 243 1048

teatro

El funeral de las arañas. Dir: Fernando Ospina y Fernando Pautt Lugar: Teatro Quimera Cl 70A N° 19-40 Ciclo: abril 8 a 10 Hora: 7:30 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 217 9240

concierto

Bluesila Blues Band Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Hora: 8:00 pm Costo: $14.000, $18.000 Inf: 345 0683

sábado

domingo

lunes

martes

miércoles

jueves

viernes

sábado

domingo

lunes

martes

literatura

títeres

exposición

concierto

artes plásticas

literatura

cine

astronomía

recreación

exposición

concierto

Presentación del libro: Tatuah, Rito en la piel. Pintura corporal en jagua. De Alejandra Balcázar Lugar: librería La Hora del Cuento Cl 147 N° 7-52 Hora: 3:00 pm Entrada gratis Inf: 258 2030

teatro

Gaitán y la bandera ollada Dir: William Fortich. Grupo Kábala Teatro Lugar: Sala Seki Sano Cl 12 N° 2-65 Hora: 7:00 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 284 8687

astronomía

Lectura de un Cuento Espacial Astroludoteca Lugar: Planetario de Bogotá Cr 6 N° 26-07 Hora: 3:00 pm Entrada gratis (Inscribirse) Inf: 334 4546 Ext. 416-419

teatro

Viaje Niña Álbum Obra infantil Dir: Germán Gaitán Lugar: Teatro El Parque Cr 5 N° 36-05 Hora: 8:30 am y 1:30 pm Entrada gratis Inf: 340 0468

taller

El cristal con que miras. Niños 8 a 10 años Lugar: Museo de Arte del Banrep. Cl 11 N° 4-21 Hora: 2:45 a 5:00 pm Entrada gratis (inscribirse) Inf: 343 1215

cine

Todos los hombres del Rey. Dir: Steven Zaillian Lugar: Biblioteca Virgilio Barco, Sala Música Entrada gratis Inf: 315 8890

El dulce encanto de la Isla Acracia. Por Libélula Dorada Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Ciclo: abril 25 Hora: 11:30 am Costo: $10.000, $12.000 Inf: 345 0683

turismo

Caminata: El TrigoReventones -El Trigo Lugar: C.C. Los Héroes Cr 19A N° 78-85 (punto encuentro) Hora: 6:30 am Costo: $30.000 Inf: 366 3059, 315-264 5986

títeres

Historias de juglar Por Títeres del Destino Lugar: Teatro El Parque Cr 5 N° 36-05 Hora: 11:30 am Entrada gratis Inf: 340 0468

cine

El caldero mágico Dir: Ted Berman, Richard Rich Lugar: Biblioteca Virgilio Barco, Sala Música Av cr 60 N° 57-60 Hora: 10:00 am Entrada gratis Inf: 315 8890

marionetas

La bella durmiente Lugar: Fundación Jaime Manzur Cl 61A N° 14-58 Ciclo: sábados y domingos Hora: sábado 3:30 pm, domingo 11:30 am Costo: $16.000 Inf: 235 9949

danza

Concuerpos. Por Azul Agrupación Danza contemp. Lugar: Biblioteca Virgilio Barco Av cr 60 N° 57-60 Hora: 3:00 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

Suite Vollard. Por Ricardo Rendón Lugar: Galería Nueveochenta Cl 70 N° 9-80 Ciclo: abril 1 a 24 Hora: lunes a viernes 10:00 am a 6:00 pm; sábado 2:00 a 5:00 pm Entrada gratis Inf: 347 6071

teatro

Mundo profundo Dir: Luisa Bohórquez Teatro de animación de objetos Lugar: Fundación Gilberto Alzate Cl 10 N° 3-16 Ciclo: abril 13 y 14 Hora: 10:30 am Entrada gratis Inf: 282 9491

exposición

Colección de Arte Lugar: Museo Botero Cl 11 N° 4-41 Ciclo: permanente Hora: lunes a sábado (cerrado martes) 9:00 am a 7:00 pm, domingo 10:00 am a 5:00 pm Entrada gratis Inf: 343 1212

artes plásticas

Exposición de Artes Visuales Egresados de la Univ. Javeriana Lugar: Biblioteca Virgilio Barco Av cr 60 N° 57-60 Ciclo: abril 8 a mayo 2 Hora: lunes 2:00 a 8:00 pm, martes a sábado 8:00 am a 8:00 pm, domingo 9:30 am a 5:30 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

convocatoria

VII Festival Piezas Cortas para Espacios Breves Lugar: Teatro Quimera Cl 70A N° 19-40 (entrega de propuestas) Inf: 217 9240

Guaxaro. Folclor Lugar: Fundación Gilberto Alzate Cl 10 N° 3-16 Hora: 7:00 pm Entrada gratis Inf: 282 9491

exposición

Bodies. 12 cuerpos humanos reales, y 200 órganos vitales Lugar: Corferias, pabellón n° 9 Cr 37 N° 24-67 Ciclo: abril 1 a mayo 7 Hora: lunes a domingo 10:00 am a 8:00 pm Costo: $15.000 a $25.000 Inf: 650 5656

cine

El halcón maltés Dir: John Huston Lugar: Biblioteca El Tunal Cl 48B sur N° 21-13 Hora: 5:00 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

exposición

Un país de telenovela Lugar: Museo Nacional Cr 7 Nº 28-66 Ciclo: abril 1 a 25 Hora: martes a sábado 10:00 am a 6:00 pm, domingo 10:00 am a 5:00 pm Costo: $500 a $3.000; gratis niños menores de 5 años, ancianos y discapacitados Inf: 334 8366

concierto

Bolden Town- Jazz Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Hora: 8:00 pm Costo: $14.000, $18.000 Inf: 345 0683

Cuadros abstractos Por Eva Celin Lugar: Galería Mundo Cr 5 N° 26A-19 Ciclo: abril 8 a 17 Hora: lunes a viernes 10:00 am a 6:00 pm, sábado 10:00 am a 2:00 pm Entrada gratis Inf: 232 2467

cine

Apollo 13 Dir: Ron Howard Astrocine Lugar: Planetario de Bogotá Cr 6 N° 26-07 Hora: 5:30 pm Entrada gratis Inf: 334 4546

concierto

Almendra Orquesta Lugar: Fundación Gilberto Alzate Cl 10 N° 3-16 Hora: 7:00 pm Entrada gratis Inf: 282 9491

exposición

Objetos y equipos relacionados con Historia de la Medicina y Ciencias de la Salud Lugar: Museo Ciencias de la Salud Cr 9 N° 9-52 Ciclo: permanente Hora: martes a domingo 9:00 am a 3:00 pm Costo: $1.000, $2.000 Inf: 282 5316

concierto

Jazz Sessions Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Hora: 8:00 pm Costo: $14.000, $18.000 Inf: 345 0683

Participe en las encuestas y opiniones de www.ciudadviva.gov.co

Presentación del libro: Historia del amor romántico. De Darío Díez Lugar: Prólogo, Café y Libro Cl 96 N° 11A-46 Hora: 6:00 pm Entrada gratis Inf: 757 8069

títeres

Los sobrevivientes Dir: Tomás Gutiérrez Alea Lugar: Biblioteca Virgilio Barco, Sala Música Av cr 60 N° 57-60 Hora: 5:00 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

concierto

La amapola y el cardo Por Siembrarte Lugar: Fundación Gilberto Alzate Cl 10 N° 3-16 Hora: 10:30 am Entrada gratis Inf: 282 9491

Orq. Filarmónica de Bogotá. Dir. invitada: Tania León (Cuba-EE. UU.) Lugar: Teatro Jorge E. Gaitán Cr 7 N° 22-47 Hora: 7:30 p.m. Inf: 232 0266

concierto

teatro

José Fernando Cortés. Rock ‘Nite n rock’ Lugar: Fundación Gilberto Alzate Cl 10 N° 3-16 Hora: 8:00 pm Entrada gratis Inf: 282 9491

concierto

Nicolás Delgado Cuarteto- Jazz Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Hora: 8:00 pm Costo: $14.000, $18.000 Inf: 345 0683

conferencia

La historia de las bibliotecas: oralescrita-virtual Por Frank Marín Lugar: Museo Arqueológico Cr 6 N° 7-43 Ciclo: abril 8, 22 Hora: 9:30 am Entrada gratis Inf: 243 1048

conferencia

Los perfumes del perfume. Por Christophe Laudaumiel Lugar: Biblioteca Luis A. Arango Cl 11 N° 4-14 Hora: 6:00 pm Entrada gratis Inf: 343 1212

Los cinco negritos Por Teatro Experimental Fontibón Lugar: Fundación Gilberto Alzate Cl 10 N° 3-16 Ciclo: abril 23 y 30 Hora: 10:30 am Entrada gratis Inf: 282 9491

concierto

South People Jazz Funk Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Hora: 8:00 pm Costo: $14.000, $18.000 Inf: 345 0683

teatro

Las Leandras Temporada de zarzuela Lugar: Teatro de Bellas Artes Av cr 68 N° 90-88 Ciclo: abril 16 a 18 Hora: viernes y sábado 8:00 pm, domingo 5:00 pm Costo: $37.500 a $90.000 Inf: 644 4900 Ext. 3111  

Taller: Galileo Galilei Astroludoteca Lugar: Planetario de Bogotá Cr 6 N° 26-07 Hora: 3:00 pm Entrada gratis (Inscribirse) Inf: 334 4546 Ext. 416-419

taller

Anímate. Caricatura Niños 4 a 7 años Lugar: Museo de Arte del Banrep. Cl 11 N° 4-21 Hora: 2:45 a 5:00 pm Entrada gratis (inscribirse) Inf: 343 1215

concierto

Grupo Ensamble Cotopri Lugar: Fundación Gilberto Alzate Cl 10 N° 3-16 Hora: 7:00 pm Entrada gratis Inf: 282 9491

teatro

Rataplin Rataplán Infantil. Dir: Carlos Gutiérrez Lugar: Teatro El Parque Cr 5 N° 36-05 Ciclo: abril 18 Hora: sábado 3:00 pm, domingo 11:30 am Entrada gratis Inf: 340 0468

cine

Das Netz. Dir: Lutz Dammbeck Lugar: Biblioteca Virgilio Barco, Sala Música Av cr 60 N° 57-60 Hora: 4:30 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

danza 

Marketing. Por Andante Lugar: Biblioteca El Tunal Cl 48B sur N° 21-13 Hora: 5:00 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

Festiparque Lugar: Parque El Tunal Cl 48B sur N° 22A-70 Hora: 8:00 am a 5:00 pm Entrada gratis Inf: 660 5400

cine

Igor. Dir: Anthony Leondis Lugar: Biblioteca Virgilio Barco, Sala Música Av cr 60 N° 57-60 Hora: 10:00 am Entrada gratis Inf: 315 8890  

títeres

Ese chivo es puro cuento. Por Libélula Dorada Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Hora: 11:30 am Costo: $10.000, $12.000 Inf: 345 0683  

turismo

Caminata: LimoncitosPuente La Balsa-Quetame -Puente Oro Perdido Lugar: C.C. Los Héroes Cr 19A N° 78-85 (punto encuentro) Hora: 6:30 am Costo: $30.000 Inf: 366 3059, 315-264 5986

danza

¡Báilalo Sonero! Compañía Swing & Sabor Lugar: Biblioteca Virgilio Barco Av cr 60 N° 57-60 Hora: 3:00 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

exposición

Salas de exposiciones interactivas y de tecnología. Niños, jóvenes y adultos Lugar: Maloka Cr 68D N° 24A-51 Costo: desde $8.000 Inf: 427 2707  

Un huracán llamado Fanny Homenaje a Fanny Mikey Lugar: Archivo de Bogotá Cr 5 N° 5-75 Ciclo: abril 1 a 30 Hora: lunes a viernes 9:00 am a 4:00 pm, sábado 9:00 am a 1:00 pm Entrada gratis Inf: 381 3000

artes plásticas Habeas Corpus: Qué tengas (un) cuerpo (para exponer) Lugar: Museo de Arte del Banrep. Cl 11 N° 4-21 Ciclo: abril 1 a junio 22 Hora: lunes a sábado (cerrado martes) 9:00 am a 7:00 pm, domingo y festivos 10:00 am a 5:00 pm Entrada gratis Inf: 343 1212

concierto 

Grupo Sonique Electrónica. Lugar: Fundación Gilberto Alzate Cl 10 N° 3-16 Hora: 8:00 pm Entrada gratis Inf: 282 9491

exposición

Hitos en la historia de la literatura infantil y juvenil colombiana Lugar: Biblioteca El Tunal Cl 48B sur N° 21-13 Ciclo: abril 6 a mayor 2 Hora: lunes 2:00 a 8:00 pm, martes a sábado 8:00 am a 8:00 pm, domingo 9:30 am a 5:30 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

Primero mi tía Jazz. Lugar: Fundación Gilberto Alzate Cl 10 N° 3-16 Hora: 8:00 pm Entrada gratis Inf: 282 9491

exposición

Dar es Dar: 50 años de la Colección Eduardo Santos Lugar: Museo Nacional Cr 7 N° 28-66 Ciclo: abril 1 a mayo 16 Hora: martes a sábado 10:00 am a 6:00 pm, domingo 10:00 am a 5:00 pm Costo: $500 a $3.000; gratis niños menores de 5 años, ancianos y discapacitados Inf: 334 8366

concierto

Púrpura Rock Blues Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Hora: 8:00 pm Costo: $14.000, $18.000 Inf: 345 0683

exposición

Colecciones precolombinas arqueológicas Lugar: Museo Arqueológico Casa del Márques de San Jorge Cr 6 N° 7-43 Ciclo: permanente Hora: martes a viernes 8:30 pm a 5:00 pm, sábado 9:00 am a 4:00 pm Costo: $1.000 a $3.000 Inf: 243 1048

cine

Laura. Dir: Otto Preminger Lugar: Biblioteca El Tunal Cl 48B sur N° 21-13 Hora: 5:00 pm Entrada gratis Inf: 315 8890  


ag e n d a c u lt u r a l d e b o g ot á

|

ag e n d a c u lt u r a l d e b o g ot á

abril de 2010

|

abril de 2010

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 jueves

viernes

sábado

domingo

lunes

martes

teatro

astronomía

astronomía

recreación

exposición

cine

Rosita Contra Todo Dir: Margarita Borja y Patricia Ariza Lugar: Sala Seki Sano Cl 12 N° 2-65 Hora: 4:00 y 7:30 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 284 8687

astronomía

Viaje por el Sistema Solar Proyección Astronómica Lugar: Planetario de Bogotá Cr 6 N° 26-07 Ciclo: martes a domingo y festivos (exclusiva para colegios. Pedir cita previa Hora: 9:00 am Costo: $2.500 Inf: 334 4546

teatro

Rain. Dir: Daniele Finzi, Julie Hamelin, Jeannot Painchaud Lugar: Teatro Jorge Eliécer Gaitán Cr 7 N° 22-47 Ciclo: abril 1a4 Hora: miércoles 8:00 pm Costo: $10.000 a $90.000 Inf: 334 6800

teatro

Patera. Dir: Claudia Maldonado Lugar: Casa Teatrova Cl 24 N° 4A-16 Hora: 7:30 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 336 2401

teatro

Mnemosina solo in progres. Por Esther Pallejá Lozano Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Hora: 7:00 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 345 0683

Viernes con las Estrellas. Observaciones astronómicas Lugar: Planetario de Bogotá Cr 6 N° 26-07 Ciclo: todos los viernes Hora: 6:30 a 8:30 pm Entrada gratis Inf: 334 4546

teatro

Aquí no ha pasado nada Dir: Julio Ferro Lugar: Ditirambo Teatro Cl 45A N° 14-37 Hora: 7:00 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 232 6440

teatro

Domitilo, el rey de la rumba Por Telón Colectivo Itinerante (Barranquilla) Lugar: Teatro R101 Cl 70 N° 11-29 Hora: 8:00 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 313 2249

títeres

El origen de la vida. Proyección astronómica Lugar: Planetario de Bogotá Cr 6 N° 26-07 Ciclo: martes a domingo, festivos Hora: 11:00 am Costo: $2.500, $3.500, gratuito 25 de abril Inf: 334 4546

teatro

El lazarillo Grupo La Carriola Teatro Lugar: Biblioteca Virgilio Barco Av cr 60 N° 57-60 Hora: 5:00 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

artes plásticas

Modalidades de la pintura. Por Jorge Jurado Lugar: Lalocalidad Cl 118 N° 5-33 Ciclo: abril 1 a 15 Hora: martes a domingo 11:00 am a 7:00 pm Entrada gratis Inf: 620 6246

cine

Floresta. Por Paraíso América Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Hora: 3:00 pm Costo: $10.000, $12.000 Inf: 345 0683

Salvador Allende Dir: Patricio Guzmán Lugar: Biblioteca Virgilio Barco, Sala Música Av cr 60 N° 57-60 Hora: 4:30 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

teatro

exposición

La tragicomedia de Doña Bárbara Lugar: Teatro Quimera Cl 70A N° 19-40 Hora: 7:30 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 217 9240

teatro

Baraka. Dir: Javier Daulte Lugar: Teatro Nacional La Castellana Cl 95 N° 47-15 Ciclo: abril 1 a 4 Hora: miércoles 8:00 pm Costo: $60.000, $95.000 Inf: 256 1399

Devoción de bolsillo Lugar: Museo Nacional Cr 7 Nº 28-66 Ciclo: abril 1 a septiembre 12 Hora: martes a sábado 10:00 am a 6:00 pm, domingo 10:00 am a 5:00 pm Costo: $500 a $3.000; gratis niños menores de 5 años, ancianos y discapacitados Inf: 334 8366

Festiparque Lugar: Parque Alcázares Cr 24 con cl 72 Hora: 8:00 am a 5:00 pm Entrada gratis Inf: 660 5400  

teatro

La Pola. Dir: Sergio González Acto Latino Lugar: Sala Seki Sano Cl 12 N° 2-65 Hora: 7:30 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 284 8687

teatro

Jardín de pulpos Dir: Andrea Marín (Manizales) Lugar: Teatro Quimera Cl 70A N° 19-40 Hora: 7:30 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 217 9240

turismo

Caminata: Finca San Rafael-Los Alpes -Escuela San Rafael (Faca) Lugar: C.C. Los Héroes Cr 19A N° 78-85 (punto encuentro) Hora: 6:30 am Costo: $30.000 Inf: 366 3059, 315-264 5986

cine

Hoodwinked Dir: Cory & Todd Edwards, Tony Leech Lugar: Biblioteca Virgilio Barco, Sala Música Av cr 60 N° 57-60 Hora: 10:00 am Entrada gratis Inf: 315 8890

títeres

El viaje de Pipo Por Títeres Solo Burbujas Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Hora: 11:30 pm Costo: $10.000, $12.000 Inf: 345 0683

Obras de Luisa Poncas, Lucas Ospina y Paulo Cassin Lugar: Valenzuela Klenner Galería Cr 5 N° 26-28 Ciclo: abril 1 a 17 Hora: lunes a viernes 10:00 am a 6:00 pm, sábado 10:00 am a 5:00 pm Entrada gratis Inf: 243 7752

teatro

Historias con máscaras. Dir: Roxana Pineda (Cuba) Lugar: Sala Seki Sano Cl 12 N° 2-65 Hora: 5:00 y 9:00 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 284 8687

artes plásticas Mujeres pintadas por mujeres: siglo XIX y XX Lugar: Museo de Arte y Cultura Cl 36 N° 5A-19 Ciclo: abril 1 a 17 Hora: lunes a sábado 9:00 am a 6:00 pm Entrada gratis Inf: 340 0770

exposición

Suite Vollard 100 láminas. Por Ricardo Rendón Lugar: Galería Nueveochenta Cl 70 N° 9-80 Ciclo: abril 1 a 24 Hora: lunes a viernes 10:00 am a 6:00 pm, sábado 2:00 a 5:00 pm Entrada gratis Inf: 347 6071

teatro

La noche justo antes de los bosques. Dir: Carlos Aguilar y Xevi Casals (España) Lugar: Teatro La Candelaria Cl 12 N° 2-59 Hora: 7:30 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 281 4114

M. Dir: Fritz Lang Lugar: Biblioteca El Tunal Cl 48B sur N° 21-13 Hora: 5:00 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

teatro

Carbono y platino Dir: Germán Velandia (Duitama) Lugar: Teatro Tecal Cl 13 N° 2-70 Hora: 7:30 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 334 1481

artes plásticas

Pinturas de Fanny Sanin Lugar: Alonso Garcés Galería Cr 5 N° 26-92 Ciclo: abril 1 a 24 Hora: lunes a viernes 10:00 am a 1:00 pm, 2:00 a 7:00 pm; sábado 10:00 am a 2:00 pm Entrada gratis Inf: 337 5827

teatro

Loco de moda Dir: Miguel Lugo Luna Negra Lugar: Teatro La Mama Cl 63 N° 9-60 Hora: 7:30 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 255 6918

teatro

El triciclo Grupo Univ. Nacional Lugar: Teatro Quimera Cl 70A N° 19-40 Hora: 7:30 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 217 9240

miércoles

teatro

El Dorado Colonizado Dir: Carlos Parada Teatrova Lugar: Teatro La Candelaria Cl 12 N° 2-59 Hora: 7:30 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 281 4114

cine

El día en que la Tierra se detuvo Dir: Scout Derrickson Astrocine Lugar: Planetario de Bogotá Cr 6 N° 26-07 Hora: 5:30 pm Entrada gratis Inf: 334 4546

exposición

Materile lire ro, este cuento canto yo Lugar: Biblioteca El Tintal Av Ciudad de Cali N° 6C-09 Ciclo: abril 6 a mayo 2 Hora: lunes 2:00 a 8:00 pm, martes a sábado 8:00 am a 8:00 pm, domingo 9:30 am a 5:30 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

teatro

jueves

teatro

Terror y miseria Obra infantil Dir: Daniel Calderón Lugar: Teatro El Parque Cr 5 N° 36-05 Hora: 8:30 am y 1:30 pm Entrada gratis Inf: 340 0468

teatro

Comer para vivir. Dir: Lorena Peña (Perú) Lugar: Sala Seki Sano Cl 12 N° 2-65 Hora: 7:30 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 284 8687

exposición

Ivar y sus amigos Retrospectiva de la obra Ivar da Coll. Textos, ilustraciones Lugar: Biblioteca Virgilio Barco Av cr 60 N° 57-60 Ciclo: abril 6 a mayo 2 Hora: lunes 2:00 a 8:00 pm, martes a sábado 8:00 am a 8:00 pm, domingo 9:30 am a 5:30 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

Los tres por qués Dir: Marisol Rozo (España) Lugar: Sala Seki Sano Cl 12 N° 2-65 Hora: 7:00 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 284 8687

concierto

exposición

teatro

Bodies. 12 cuerpos humanos reales, y 200 órganos vitales Lugar: Corferias, pabellón n° 9 Cr 37 N° 24-67 Ciclo: abril 1 a mayo 7 Hora: lunes a domingo 10:00 am a 8:00 pm Costo: $15.000 a $25.000 Inf: 650 5656

Carol González Quinteto - Jazz Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Hora: 8:00 pm Costo: $14.000, $18.000 Inf: 345 0683 Médico a palos Dir: Martín Medina Lugar: Ditirambo Teatro Cl 45A N° 14-37 Hora: 5:00 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 232 6440

viernes

exposición

Artículos y documentos personales de Jorge Eliécer Gaitán Lugar: Casa Museo Jorge Eliécer Gaitán Cl 42 N° 15-52 Ciclo: permanente Hora: martes a viernes 10:00 am a 4:00 pm; sábado y domingo 10:00 am a 2:00 pm Costo: $1.000, $3.000; gratis adultos mayores, niños menores de 12 años Inf: 572 0070 Ext. 29226

teatro

A título personal Dir: Santiago García Lugar: Camarín del Carmen Cl 9 N° 4-96 Hora: 7:30 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 281 3627

taller

Cuentos, mitos y leyendas indígenas Lugar: Museo Arqueológico Cr 6 N° 7-43 Ciclo: abril 23 Hora: 10:00 am a 12:00 m Entrada gratis (inscribirse) Inf: 243 1048

teatro

El funeral de las arañas. Dir: Fernando Ospina y Fernando Pautt Lugar: Teatro Quimera Cl 70A N° 19-40 Ciclo: abril 8 a 10 Hora: 7:30 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 217 9240

concierto

Bluesila Blues Band Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Hora: 8:00 pm Costo: $14.000, $18.000 Inf: 345 0683

sábado

domingo

lunes

martes

miércoles

jueves

viernes

sábado

domingo

lunes

martes

literatura

títeres

exposición

concierto

artes plásticas

literatura

cine

astronomía

recreación

exposición

concierto

Presentación del libro: Tatuah, Rito en la piel. Pintura corporal en jagua. De Alejandra Balcázar Lugar: librería La Hora del Cuento Cl 147 N° 7-52 Hora: 3:00 pm Entrada gratis Inf: 258 2030

teatro

Gaitán y la bandera ollada Dir: William Fortich. Grupo Kábala Teatro Lugar: Sala Seki Sano Cl 12 N° 2-65 Hora: 7:00 pm Costo: $6.000, $12.000 Inf: 284 8687

astronomía

Lectura de un Cuento Espacial Astroludoteca Lugar: Planetario de Bogotá Cr 6 N° 26-07 Hora: 3:00 pm Entrada gratis (Inscribirse) Inf: 334 4546 Ext. 416-419

teatro

Viaje Niña Álbum Obra infantil Dir: Germán Gaitán Lugar: Teatro El Parque Cr 5 N° 36-05 Hora: 8:30 am y 1:30 pm Entrada gratis Inf: 340 0468

taller

El cristal con que miras. Niños 8 a 10 años Lugar: Museo de Arte del Banrep. Cl 11 N° 4-21 Hora: 2:45 a 5:00 pm Entrada gratis (inscribirse) Inf: 343 1215

cine

Todos los hombres del Rey. Dir: Steven Zaillian Lugar: Biblioteca Virgilio Barco, Sala Música Entrada gratis Inf: 315 8890

El dulce encanto de la Isla Acracia. Por Libélula Dorada Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Ciclo: abril 25 Hora: 11:30 am Costo: $10.000, $12.000 Inf: 345 0683

turismo

Caminata: El TrigoReventones -El Trigo Lugar: C.C. Los Héroes Cr 19A N° 78-85 (punto encuentro) Hora: 6:30 am Costo: $30.000 Inf: 366 3059, 315-264 5986

títeres

Historias de juglar Por Títeres del Destino Lugar: Teatro El Parque Cr 5 N° 36-05 Hora: 11:30 am Entrada gratis Inf: 340 0468

cine

El caldero mágico Dir: Ted Berman, Richard Rich Lugar: Biblioteca Virgilio Barco, Sala Música Av cr 60 N° 57-60 Hora: 10:00 am Entrada gratis Inf: 315 8890

marionetas

La bella durmiente Lugar: Fundación Jaime Manzur Cl 61A N° 14-58 Ciclo: sábados y domingos Hora: sábado 3:30 pm, domingo 11:30 am Costo: $16.000 Inf: 235 9949

danza

Concuerpos. Por Azul Agrupación Danza contemp. Lugar: Biblioteca Virgilio Barco Av cr 60 N° 57-60 Hora: 3:00 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

Suite Vollard. Por Ricardo Rendón Lugar: Galería Nueveochenta Cl 70 N° 9-80 Ciclo: abril 1 a 24 Hora: lunes a viernes 10:00 am a 6:00 pm; sábado 2:00 a 5:00 pm Entrada gratis Inf: 347 6071

teatro

Mundo profundo Dir: Luisa Bohórquez Teatro de animación de objetos Lugar: Fundación Gilberto Alzate Cl 10 N° 3-16 Ciclo: abril 13 y 14 Hora: 10:30 am Entrada gratis Inf: 282 9491

exposición

Colección de Arte Lugar: Museo Botero Cl 11 N° 4-41 Ciclo: permanente Hora: lunes a sábado (cerrado martes) 9:00 am a 7:00 pm, domingo 10:00 am a 5:00 pm Entrada gratis Inf: 343 1212

artes plásticas

Exposición de Artes Visuales Egresados de la Univ. Javeriana Lugar: Biblioteca Virgilio Barco Av cr 60 N° 57-60 Ciclo: abril 8 a mayo 2 Hora: lunes 2:00 a 8:00 pm, martes a sábado 8:00 am a 8:00 pm, domingo 9:30 am a 5:30 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

convocatoria

VII Festival Piezas Cortas para Espacios Breves Lugar: Teatro Quimera Cl 70A N° 19-40 (entrega de propuestas) Inf: 217 9240

Guaxaro. Folclor Lugar: Fundación Gilberto Alzate Cl 10 N° 3-16 Hora: 7:00 pm Entrada gratis Inf: 282 9491

exposición

Bodies. 12 cuerpos humanos reales, y 200 órganos vitales Lugar: Corferias, pabellón n° 9 Cr 37 N° 24-67 Ciclo: abril 1 a mayo 7 Hora: lunes a domingo 10:00 am a 8:00 pm Costo: $15.000 a $25.000 Inf: 650 5656

cine

El halcón maltés Dir: John Huston Lugar: Biblioteca El Tunal Cl 48B sur N° 21-13 Hora: 5:00 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

exposición

Un país de telenovela Lugar: Museo Nacional Cr 7 Nº 28-66 Ciclo: abril 1 a 25 Hora: martes a sábado 10:00 am a 6:00 pm, domingo 10:00 am a 5:00 pm Costo: $500 a $3.000; gratis niños menores de 5 años, ancianos y discapacitados Inf: 334 8366

concierto

Bolden Town- Jazz Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Hora: 8:00 pm Costo: $14.000, $18.000 Inf: 345 0683

Cuadros abstractos Por Eva Celin Lugar: Galería Mundo Cr 5 N° 26A-19 Ciclo: abril 8 a 17 Hora: lunes a viernes 10:00 am a 6:00 pm, sábado 10:00 am a 2:00 pm Entrada gratis Inf: 232 2467

cine

Apollo 13 Dir: Ron Howard Astrocine Lugar: Planetario de Bogotá Cr 6 N° 26-07 Hora: 5:30 pm Entrada gratis Inf: 334 4546

concierto

Almendra Orquesta Lugar: Fundación Gilberto Alzate Cl 10 N° 3-16 Hora: 7:00 pm Entrada gratis Inf: 282 9491

exposición

Objetos y equipos relacionados con Historia de la Medicina y Ciencias de la Salud Lugar: Museo Ciencias de la Salud Cr 9 N° 9-52 Ciclo: permanente Hora: martes a domingo 9:00 am a 3:00 pm Costo: $1.000, $2.000 Inf: 282 5316

concierto

Jazz Sessions Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Hora: 8:00 pm Costo: $14.000, $18.000 Inf: 345 0683

Participe en las encuestas y opiniones de www.ciudadviva.gov.co

Presentación del libro: Historia del amor romántico. De Darío Díez Lugar: Prólogo, Café y Libro Cl 96 N° 11A-46 Hora: 6:00 pm Entrada gratis Inf: 757 8069

títeres

Los sobrevivientes Dir: Tomás Gutiérrez Alea Lugar: Biblioteca Virgilio Barco, Sala Música Av cr 60 N° 57-60 Hora: 5:00 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

concierto

La amapola y el cardo Por Siembrarte Lugar: Fundación Gilberto Alzate Cl 10 N° 3-16 Hora: 10:30 am Entrada gratis Inf: 282 9491

Orq. Filarmónica de Bogotá. Dir. invitada: Tania León (Cuba-EE. UU.) Lugar: Teatro Jorge E. Gaitán Cr 7 N° 22-47 Hora: 7:30 p.m. Inf: 232 0266

concierto

teatro

José Fernando Cortés. Rock ‘Nite n rock’ Lugar: Fundación Gilberto Alzate Cl 10 N° 3-16 Hora: 8:00 pm Entrada gratis Inf: 282 9491

concierto

Nicolás Delgado Cuarteto- Jazz Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Hora: 8:00 pm Costo: $14.000, $18.000 Inf: 345 0683

conferencia

La historia de las bibliotecas: oralescrita-virtual Por Frank Marín Lugar: Museo Arqueológico Cr 6 N° 7-43 Ciclo: abril 8, 22 Hora: 9:30 am Entrada gratis Inf: 243 1048

conferencia

Los perfumes del perfume. Por Christophe Laudaumiel Lugar: Biblioteca Luis A. Arango Cl 11 N° 4-14 Hora: 6:00 pm Entrada gratis Inf: 343 1212

Los cinco negritos Por Teatro Experimental Fontibón Lugar: Fundación Gilberto Alzate Cl 10 N° 3-16 Ciclo: abril 23 y 30 Hora: 10:30 am Entrada gratis Inf: 282 9491

concierto

South People Jazz Funk Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Hora: 8:00 pm Costo: $14.000, $18.000 Inf: 345 0683

teatro

Las Leandras Temporada de zarzuela Lugar: Teatro de Bellas Artes Av cr 68 N° 90-88 Ciclo: abril 16 a 18 Hora: viernes y sábado 8:00 pm, domingo 5:00 pm Costo: $37.500 a $90.000 Inf: 644 4900 Ext. 3111  

Taller: Galileo Galilei Astroludoteca Lugar: Planetario de Bogotá Cr 6 N° 26-07 Hora: 3:00 pm Entrada gratis (Inscribirse) Inf: 334 4546 Ext. 416-419

taller

Anímate. Caricatura Niños 4 a 7 años Lugar: Museo de Arte del Banrep. Cl 11 N° 4-21 Hora: 2:45 a 5:00 pm Entrada gratis (inscribirse) Inf: 343 1215

concierto

Grupo Ensamble Cotopri Lugar: Fundación Gilberto Alzate Cl 10 N° 3-16 Hora: 7:00 pm Entrada gratis Inf: 282 9491

teatro

Rataplin Rataplán Infantil. Dir: Carlos Gutiérrez Lugar: Teatro El Parque Cr 5 N° 36-05 Ciclo: abril 18 Hora: sábado 3:00 pm, domingo 11:30 am Entrada gratis Inf: 340 0468

cine

Das Netz. Dir: Lutz Dammbeck Lugar: Biblioteca Virgilio Barco, Sala Música Av cr 60 N° 57-60 Hora: 4:30 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

danza 

Marketing. Por Andante Lugar: Biblioteca El Tunal Cl 48B sur N° 21-13 Hora: 5:00 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

Festiparque Lugar: Parque El Tunal Cl 48B sur N° 22A-70 Hora: 8:00 am a 5:00 pm Entrada gratis Inf: 660 5400

cine

Igor. Dir: Anthony Leondis Lugar: Biblioteca Virgilio Barco, Sala Música Av cr 60 N° 57-60 Hora: 10:00 am Entrada gratis Inf: 315 8890  

títeres

Ese chivo es puro cuento. Por Libélula Dorada Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Hora: 11:30 am Costo: $10.000, $12.000 Inf: 345 0683  

turismo

Caminata: LimoncitosPuente La Balsa-Quetame -Puente Oro Perdido Lugar: C.C. Los Héroes Cr 19A N° 78-85 (punto encuentro) Hora: 6:30 am Costo: $30.000 Inf: 366 3059, 315-264 5986

danza

¡Báilalo Sonero! Compañía Swing & Sabor Lugar: Biblioteca Virgilio Barco Av cr 60 N° 57-60 Hora: 3:00 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

exposición

Salas de exposiciones interactivas y de tecnología. Niños, jóvenes y adultos Lugar: Maloka Cr 68D N° 24A-51 Costo: desde $8.000 Inf: 427 2707  

Un huracán llamado Fanny Homenaje a Fanny Mikey Lugar: Archivo de Bogotá Cr 5 N° 5-75 Ciclo: abril 1 a 30 Hora: lunes a viernes 9:00 am a 4:00 pm, sábado 9:00 am a 1:00 pm Entrada gratis Inf: 381 3000

artes plásticas Habeas Corpus: Qué tengas (un) cuerpo (para exponer) Lugar: Museo de Arte del Banrep. Cl 11 N° 4-21 Ciclo: abril 1 a junio 22 Hora: lunes a sábado (cerrado martes) 9:00 am a 7:00 pm, domingo y festivos 10:00 am a 5:00 pm Entrada gratis Inf: 343 1212

concierto 

Grupo Sonique Electrónica. Lugar: Fundación Gilberto Alzate Cl 10 N° 3-16 Hora: 8:00 pm Entrada gratis Inf: 282 9491

exposición

Hitos en la historia de la literatura infantil y juvenil colombiana Lugar: Biblioteca El Tunal Cl 48B sur N° 21-13 Ciclo: abril 6 a mayor 2 Hora: lunes 2:00 a 8:00 pm, martes a sábado 8:00 am a 8:00 pm, domingo 9:30 am a 5:30 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

Primero mi tía Jazz. Lugar: Fundación Gilberto Alzate Cl 10 N° 3-16 Hora: 8:00 pm Entrada gratis Inf: 282 9491

exposición

Dar es Dar: 50 años de la Colección Eduardo Santos Lugar: Museo Nacional Cr 7 N° 28-66 Ciclo: abril 1 a mayo 16 Hora: martes a sábado 10:00 am a 6:00 pm, domingo 10:00 am a 5:00 pm Costo: $500 a $3.000; gratis niños menores de 5 años, ancianos y discapacitados Inf: 334 8366

concierto

Púrpura Rock Blues Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Hora: 8:00 pm Costo: $14.000, $18.000 Inf: 345 0683

exposición

Colecciones precolombinas arqueológicas Lugar: Museo Arqueológico Casa del Márques de San Jorge Cr 6 N° 7-43 Ciclo: permanente Hora: martes a viernes 8:30 pm a 5:00 pm, sábado 9:00 am a 4:00 pm Costo: $1.000 a $3.000 Inf: 243 1048

cine

Laura. Dir: Otto Preminger Lugar: Biblioteca El Tunal Cl 48B sur N° 21-13 Hora: 5:00 pm Entrada gratis Inf: 315 8890  


ag e n d a c u lt u r a l d e b o g ot á

|

abril de 2010

21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 miércoles

jueves

viernes

sábado

domingo

lunes

martes

miércoles

jueves

viernes

literatura

música

astronomía

astronomía

títeres

cine

astronomía

cine

música

concierto

concierto

cine

Presentación del libro: Textos de la sombra De Víctor Paz Lugar: Biblos Librería Av 82 N° 12A-21 Hora: 6:00 pm Entrada gratis Inf: 218 1831

teatro

Pinocho. Dir: Juanita Rivera Obra infantil Lugar: Teatro El Parque Cr 5 N° 36-05 Hora: 8:30 am Entrada gratis Inf: 340 0468

cine

Contact. Dir: Robert Zemeckis Astrocine Lugar: Planetario de Bogotá Cr 6 N° 26-07 Hora: 5:30 pm Entrada gratis Inf: 334 4546

concierto

Folkloreando con el grupo Guarura Música llanera femenina Lugar: Fundación Gilberto Alzate Cl 10 N° 3-16 Hora: 8:00 pm Entrada gratis Inf: 282 9491

concierto

Kike Mendoza Quinteto Jazz. Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Hora: 8:00 pm Costo: $14.000, $18.000 Inf: 345 0683  

Las aventuras del dragón Arturo en busca de la sonrisa perdida Concierto didáctico de música infantil en género literario Lugar: Fundación Gilberto Alzate Cl 10 N° 3-16 Hora: 10:30 am Entrada gratis Inf: 282 9491

artes plásticas Confluencias: Dos siglos de modernidad en la colección BBVA 60 obras de artistas de España y América. Lugar: Museo de Arte Moderno Cl 24 N° 6-00 Ciclo: abril 1 a mayo 23 Hora: martes a sábado 10:00 am a 6:00 pm; domingo 12:00 m a 5:00 pm Costo: $2.000, $4.000 Inf: 283 3109

artes plásticas

Esplendor. Por Gonzalo Fuenmayor Lugar: Galería Mundo Cr 5 N° 26A-19 Ciclo: abril 22 a 30 Hora: lunes a viernes 10:00 am a 6:00 pm, sábado 10:00 am a 2:00 pm Entrada gratis Inf: 232 2467

conferencia

La caricatura tradicional vs. El dibujo de humor Por 'Mico', y Héctor Rincón Lugar: Biblioteca Luis A. Arango Cl 11 N° 4-14 Hora: 7:00 pm Entrada gratis Inf: 343 1212

Explorando el Universo. Proyección astronómica Lugar: Planetario de Bogotá Cr 6 N° 26-07 Ciclo: martes a domingo y festivos Hora: 2:30 pm Costo: $2.500, $3.500, gratuito 25 de abril Inf: 334 4546

música

Orq. Filarmónica de Bogotá. Dir. invitado: Luis Biava (Colombia) Lugar: Teatro Jorge E. Gaitán Cr 7 N° 22-47 Hora: 7:30 p.m. Inf: 232 0266

concierto

CantArte a voz Música andina colombiana. Lugar: Fundación Gilberto Alzate Cl 10 N° 3-16 Hora: 8:00 pm Entrada gratis Inf: 282 9491

conversatorio

Lectores de periódicos, esfera pública imaginada y ciudadanos emancipados Lugar: Univ. Central, sede Norte Cl 75 N° 15-91 Hora: ver Inf. Entrada gratis Inf: 323 9868 Ext. 615-621

cine

El viaje a la felicidad de mamá Kuster Dir: Rainer Werner Lugar: Biblioteca Virgilio Barco, Sala Música Av cr 60 N° 57-60 Hora: 5:00 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

Taller: Telescopio Monocular Astroludoteca Lugar: Planetario de Bogotá Cr 6 N° 26-07 Hora: 3:00 pm Entrada gratis (Inscribirse) Inf: 334 4546 Ext. 416-419

teatro

Homo Sacer Proyecto Cultural Occidente Lugar: Fundación Gilberto Alzate Cl 10 N° 3-16 Hora: 7:00 pm Entrada gratis Inf: 282 9491

exposición

La caricatura en Colombia a partir de la Independencia Lugar: Biblioteca Luis Ángel Arango Cl 11 N° 4-14 Ciclo: abril 1 a junio 15 Hora: lunes a sábado 8:00 am a 8:00 pm, domingo 8:00 am a 4:00 pm Entrada gratis Inf: 343 1212

cine

Desaparecido Dir: Constantin Costa-Gavras Lugar: Biblioteca Virgilio Barco, Sala Música Av cr 60 N° 57-60 Hora: 4:30 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

patrimonio

Recorrido urbano: Visita a la Hacienda de los Montes Lugar: Teatro Faenza Cl 22 N° 5-50 (punto encuentro) Hora: 9:00 am Entrada gratis (Inscribirse) Inf: 323 9868 Ext. 352-353

La historia jamás contada de nuestra independencia Grupo Alianza Cucha Viva Lugar: Teatro El Parque Cr 5 N° 36-05 Hora: 10:00 am Entrada gratis Inf: 340 0468  

astronomía

Mitos y leyendas del cielo. Proyección astronómica Lugar: Planetario de Bogotá Cr 6 N° 26-07 Ciclo: martes a domingo, festivos Hora: 12:30 pm Costo: $2.500, $3.500, gratuito 25 de abril Inf: 334 4546

música

Concierto didáctico: Orq. Sinfónica de la Univ. Javeriana Lugar: Biblioteca Virgilio Barco Av cr 60 N° 57-60 Hora: 5:00 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

turismo

Caminata: ChinautaCerro Quinina -Cumaca Lugar: C.C. Los Héroes Cr 19A N° 78-85 (punto encuentro) Hora: 6:30 am Costo: $30.000 Inf: 366 3059, 315-264 5986

cine

Imaginum. Dir: Alberto Mar e Isaac Sandoval Lugar: Biblioteca Virgilio Barco, Sala Música Av cr 60 N° 57-60 Hora: 10:00 am Entrada gratis Inf: 315 8890    

Los olvidados Dir: Luis Buñuel Lugar: Cinemateca Distrital-Sala Fundadores Cl 22 N° 5-91 Hora: 3:00 pm Costo: $2.000, $2.500 Inf: 341 3251

exposición

Palabras que nos cambiaron: el lenguaje y poder en la independencia Lugar: Biblioteca Luis A. Arango Cl 11 N° 4-14 Ciclo: abril 22 a septiembre 26 Hora: lunes a sábado 8:00 am a 8:00 pm, domingo 8:00 am a 4:00 pm Entrada gratis Inf: 343 1212

marionetas

La trilogía del títere y la serpiente de los cabellos de fuego Asociación Muro de Espuma Lugar: Fundación Gilberto Alzate Cl 10 N° 3-16 Hora: 10:30 am Entrada gratis Inf: 282 9491

exposición

Le Corbusier en Bogotá 1947-1951 Lugar: Casa de Moneda Cl 11 N° 4-93 Ciclo: abril 22 a junio 29 Hora: lunes a sábado (cerrado martes) 9:00 am a 7:00 pm, domingo y festivos 10:00 am a 5:00 pm Entrada gratis Inf: 343 1212

exposición

El traje Lugar: Museo de Trajes Regionales de Colombia Cl 10 N° 6-20 Ciclo: permanente Inf: 282 6531

Al límite. Proyección  astronómica. Lugar: Planetario de Bogotá Cr 6 N° 26-07 Ciclo: martes a domingo y festivos Hora: 4:00 pm Costo: $2.500, $3.500, gratuito 25 de abril Inf: 334 4546

teatro

La singular historia del príncipe Shakespeardún Dir: Mauricio Goyeneche Lugar: Fundación Gilberto Alzate Cl 10 N° 3-16 Ciclo: abril 29 Hora: 10:30 am Entrada gratis Inf: 282 9491

cine

El tercer hombre Dir: Carol Reed Lugar: Biblioteca El Tunal Cl 48B sur N° 21-13 Hora: 5:00 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

literatura

Historia y relato Encuentros de Escrituras Creativas Lugar: Centro Cultural Gabriel García Márquez Cl 11 N° 5-60 Hora: 6:00 pm Entrada gratis Inf: 282 9491

conferencia

Por las Rutas del Bicentenario Lugar: Biblioteca Virgilio Barco Av cr 60 N° 57-60 Hora: 6:00 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

turismo

La Candelaria en coche: paseo y cenas románticas Lugar: Plaza de Bolívar Cr 7 con cl 10 Ciclo: permanente Inf: 315-309 2253

Enemigo mío Dir: Wolfgang Petersen Astrocine. Lugar: Planetario de Bogotá Cr 6 N° 26-07 Hora: 5:30 pm Entrada gratis Inf: 334 4546

teatro

Fando y Lis Por Dogma Teatro Lugar: Fundación Gilberto Alzate Cl 10 N° 3-16 Hora: 7:00 pm Entrada gratis Inf: 282 9491

literatura

Presentación del libro: Concierto de amor a dos voces. De Guiomar Cuesta y Alfredo Ocampo Lugar: UN Librería Cl 20 N° 7-15 Hora: 6:00 pm Entrada gratis Inf: 604 2626

conferencia

Cuerpos soñados y pieles del alma Por Bruno Mazzoldi Lugar: Museo de Arte del Banrep. Cl 11 N° 4-21 Hora: 6:00 pm Entrada gratis Inf: 343 1212

concierto

Chigüiro Revolver Jazz. Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Hora: 8:00 pm Costo: $14.000, $18.000 Inf: 345 0683

conferencia

Por la Ruta del Bicentenario Lugar: Biblioteca El Tintal Av Ciudad de Cali N° 6C-09 Hora: 5:00 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

María Vanedi y Astrid Rengifo  Peña de Mujeres Lugar: Fundación Gilberto Alzate Cl 10 N° 3-16 Hora: 6:00 pm Entrada gratis Inf: 282 9491 Retrovisor. Electrónica Lugar: Fundación Gilberto Alzate Cl 10 N° 3-16 Hora: 7:30 pm Entrada gratis Inf: 282 9491

conferencia

Orq. Filarmónica de Bogotá. Dir: Lior Shambadal (Israel) Lugar: Teatro Jorge E. Gaitán Cr 7 N° 22-47 Hora: 7:30 p.m. Inf: 232 0266 Juan Nadie. Dir: Frank Capra Lugar: Biblioteca Virgilio Barco, Sala Música Av cr 60 N° 57-60 Hora: 5:00 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

Por las Rutas del Bicentenario Lugar: Biblioteca El Tunal Cl 48B sur N° 21-13 Hora: 5:00 pm Entrada gratis Inf: 315 8890

concierto

concierto

fotografía

El Hombre Limón Jazz. Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Hora: 8:00 pm Costo: $14.000, $18.000 Inf: 345 0683

teatro

Cuestión de hembras Lugar: Sala de Teatro Actores Cl 46 N° 28-30 Ciclo: abril 29 a mayo 1° Hora: jueves a sábado 7:00 pm Costo: $24.000 Inf: 479 7070

River Jazz Band Lugar: Teatro Libélula Dorada Cr 19 N° 51-69 Hora: 8:00 pm Costo: $14.000, $18.000 Inf: 345 0683 500 fotos del Cañón del Chicamocha Lugar: Colegio Champagnat Cr 17 N° 39B-51 Hora: 7:00 pm Costo: $5.000 Inf: andres_ hurtado_garcia @yahoo.com

teatro

Antología de la Zarzuela Temporada de zarzuela. Lugar: Teatro de Bellas Artes Av cr 68 N° 90-88 Ciclo: abril 9 a 11 Hora: viernes y sábado 8:00 pm, domingo 5:00 pm Costo: $50.000 a $90.000 Inf: 644 4900 Ext. 3111


ciudadviva abril 2010