Page 1

REVISTA OFICIAL BARÇA FUNDACIÓ DICIEMBRE DE 2017-ENERO DE 2018 NÚMERO 8

Más que un nuevo espacio La Fundación estrena un centro divulgativo de acceso gratuito para los socios donde se da a conocer, mediante las últimas tecnologías, el poder transformador del deporte


LA CITA

SUMARIO

“La mejor manera de saber si puedes confiar en alguien

© FC BARCELONA / G. PARGA

04

es confiando en él -Ernest Hemingway.

Escritor

Os acercamos los proyectos

“LA CAPACIDAD DE CREER EN LOS OTROS“

08

Los detalles de ‘FutbolNet’ en este país asiático 14

y escritor británico de reconocimiento internacional, y amigo personal de Nelson Mandela. La película Invictus, estrenada en 2009, se inspiró en su obra El factor humano (Playing the Enemy). Carlin escribe el reportaje Fútbol contra la Yihad desde Bangladesh, una crónica personal y humana sobre las vidas rotas de niños y niñas castigados por el fundamentalismo y la soledad, del poder transformador tangible de los proyectos de la Fundación Barça y de cómo a través de éstos son posibles las segundas oportunidades. Incorporamos también una nueva sección con la Universidad Ramon Llull sobre ética y valores. Arrancamos con el artículo La transmisión de valores a través del deporte, de Francesc Torralba, director de la Cátedra Ethos. El artículo señala que a través del deporte podemos adquirir aquellos valores que no sólo nos sirvan para jugar en el campo, sino que también son extrapolables a la vida familiar, personal, profesional y cívica. En definitiva, el deporte sirve para forjar el carácter y afrontar las contrariedades. La práctica deportiva es esencial para el desarrollo integral en la infancia y la adolescencia”. n

John Carlin visita Bangladesh

Acuerdo con Proactiva Open Arms

Entrevistamos a su fundador, Òscar Camps 16

Día Mundial del Niño

Las acciones impulsadas con UNICEF para celebrar esta efeméride

18 © SCHOLAS OCCURRENTES

H

emos inaugurado el Espai Barça Fundació, un hito en la historia del Club y uno de los centros más vanguardistas del deporte en el mundo. Es un nuevo espacio expositivo que, mediante las nuevas tecnologías, muestra de forma innovadora e interactiva el poder transformador y social de la Entidad. Pero la tecnología es sólo una herramienta. Lo que cuenta es su utilidad para acercarnos a las historias de superación. En el Espai Barça Fundació hemos conseguido la simbiosis perfecta entre la vanguardia y los valores esenciales del ser humano, ya que entendemos la capacidad de creer en el otro como una de las riquezas más grandes. Continuamos comprometidos y avanzando para cambiar la vida de miles de niños trabajando en red junto a organizaciones como UNICEF, Scholas y Proactiva Open Arms. Desde la Fundación conocemos el poder de las alianzas para trabajar hacia los mismos objetivos. En este nuevo número contamos con la colaboración de John Carlin, periodista

El Espai Barça Fundació ya es una realidad

De la mano de Scholas

El papa Francisco renueva con la Fundación 20

Barça Photo Awards

22

La Fundación, al día

Hablamos con Arshia, el refugiado iraní protagonista de la foto ganadora Las últimas novedades sobre nuestros programas y alianzas

FUNDACIÓ BARÇA. Diiciembre 2017 - Enero 2018 EDITA Fundació Barça. Av. d’Arístides Maillol, s/n, 08028 Barcelona T 902 18 99 00 DIRECTORA GENERAL FUNDACIÓ BARÇA Mària Vallès JEFE DE MEDIOS CORPORATIVO Toni Ruiz COORDINACIÓN PUBLICACIÓN Ketty Calatayud REDACTORES John Carlin, Josep Giralt, Marc Parramon y Xavier Vilà REVISIÓN LINGÜÍSTICA Marina Àlamo y Lourdes Julià COMPAGINACIÓN y MAQUETACIÓN Olga Amigó, Montse Chaure y Javier Rodríguez FOTO DE PORTADA Germán Parga (FCB) FOTOGRAFÍA Samuel Aranda, Paco Largo (FCB), Germán Parga (FCB), Víctor Salgado (FCB), Archivo FCB, Archivo Scholas Occurrentes y Archivo Proactiva Open Arms IMPRESIÓN Rotocayfo TIRADA 117.500 ejemplares DEPÓSITO LEGAL B 21154-2016 PAPEL Estucado mate ecológico libre de cloro de 70 g. ---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------La publicación no se responsabiliza de las opiniones expresadas en las colaboraciones externas. La redacción de este número se ha cerrado a 30 de noviembre de 2017.

FCBRECICLA

REVISTA FUNDACIÓ

3


Tecnología y compromiso social

El nuevo Espai Barça Fundació utiliza la vanguardia tecnológica para poner rostro a los proyectos con menores y jóvenes de todo el mundo JOSEP GIRALT FOTOS: © FC BARCELONA / GERMÁN PARGA

L

a tecnología de vanguardia y la esencia del ser humano confluyen en un nuevo espacio: el Espai Barça Fundació, un lugar para acercar los proyectos sociales de la Fundación Barça, inaugurado el 16 de octubre pasado. Este espacio ofrece herramientas interactivas e innovadoras para acceder a los diversos puntos del planeta donde la Fundación desarrolla sus programas Barçakids y FutbolNet; desde

los rincones más empobrecidos de Catalunya hasta las favelas de Brasil o los campos de refugiados de Grecia. La apertura del Espai Barça Fundació representa un hito para el Club debido a que, por fin, puede dar visibilidad y tangibilidad a su compromiso social. La Fundación Barça llega en la actualidad a más de un millón de beneficiarios en 53 países. En Catalunya trabajamos en 35 localidades con más de 420.000 destinatarios, todos procedentes de entornos donde la discriminación, el conflicto y la exclusión condicionan el futuro. La acción y la dimensión de estas cifras se entienden mejor gracias a este nuevo centro abierto a todos. ■

Lo que debes saber Localización y entradas: Boulevard del Camp Nou (Acceso 9). Venta de tickets en las taquillas del Camp Nou. Precio: Socios y niños hasta 5 años, gratuito. Entrada adquirida conjuntamente con la del Camp Nou Experience, 4 € Entrada exclusiva para el Espai Barça Fundació, 5 € Horarios: Abierto todo el año (de 10.00 a 18.30 h) como el Camp Nou Experience. Restricciones en días de partido. Consulte a fcbarcelona.cat.

MUNDO

Proyectos en todo el planeta En el Espai Barça Fundació el visitante se encontrará con un mapa interactivo de tecnología Light ID. Una vez allí, deberá descifrar el lugar donde están ubicados los proyectos de la Fundación y responder a algunas preguntas relacionadas con las temáticas que trabaja la Entidad. La Light ID es una nueva tecnología que permite compartir contenido de manera sencilla para fines

4

REVISTA BARÇA

Una gran mapamundi projectat al paviment ubica els projectes de la Fundació. informativos, de entretenimiento y como guía interactivo. Enlaza teléfonos inteligentes con señales digitales y ofrece información detallada a través de LEDs intermitentes. Este gran

mapamundi proyectado sobre el pavimento del Espai proporciona al visitante una visión general del alcance geográfico de los proyectos, de manera envolvente y atractiva.


ROBOT

Un guía futurista único en el país El Dream-E es un anfitrión de última generación que no dejará indiferente a nadie. Se trata del humanoide que se encargará de dar la bienvenida a los visitantes del Espai Barça Fundació, con solo poner un pie en la entrada. Este robot de la serie Pepper es el primero de sus características que se utiliza en un museo en nuestro país, y uno de los pocos utilizados en todo el mundo. La experiencia en centros abiertos al público en lugares como Londres o Japón garantiza que la recepción a los visitantes se convierta en toda una sensación futurista y una experiencia tecnológica insólita. Pepper es el encargado de dar la bienvenida y explicar las características del espacio y sus rincones. Disfrutaremos de una acogida virtual para una experiencia de lo más humana. Los dispositivos que nos presenta Dream-E nos trasladarán lejos en el espacio, pero nos llevarán a conocer conmovedoras historias de superación personal de jóvenes que viven en entornos de violencia y pobreza extrema. En definitiva, la Fundación Barça pone la tecnología al servicio de sus socios para dar a conocer su vertiente social.

El robot Dream-E da la bienvenida a todos los visitantes que entran en el Espai.

JUEGOS

Los puntos negros de la infancia Una vez dentro los visitantes pueden participar en un juego interactivo en el que deberán descubrir las principales problemáticas sociales que sufren la infancia y la juventud alrededor del mundo. El objetivo es acercar la realidad para explicar las tres líneas de trabajo de la Fundación. El juego nos lleva hasta los cinco continentes donde interviene el proyecto social del Barça.

El Área de Juegos se encuentra en estas tablas interactivas.

REVISTA BARÇA

5


REALIDAD VIRTUAL

Un viaje virtual en el corazón de los proyectos En este módulo, y gracias a unas gafas VR 360º, viajamos hasta el corazón de nuestros proyectos. El Espai nos brinda la oportunidad de conocer a los hombres y mujeres que están cambiando su vida gracias a FutbolNet y Barçakids. En Probolingo, Java, nos espera un niño apasionado por el fútbol al que una discapacidad no le impide jugar con sus compañeros. Con João seremos testigos que la práctica del deporte ayuda a la integración de un joven que vive en una de las favelas más peligrosas de Río. Y así, recorriendo Brasil, Bangladesh, Indonesia, Colombia y Catalunya, nos daremos cuenta de la dimensión de la Fundación en su determinación para erradicar las desigualdades y la violencia juvenil.

En esta zona unas gafas de última tecnología nos adentran literalmente en los proyectos.

AUDIOVISUAL

Una imagen vale más que mil palabras En uno de los rincones del Espai se proyecta un vídeo en el que la protagonista es Ball-e, una pelota interactiva que explica al visitante, a través de infografías e imágenes, toda la actividad que lleva a cabo la Fundación Barça, así como la financiación, los colaboradores, etc., y resume de forma visual y atractiva lo más destacado de la exposición.

6

REVISTA BARÇA

Una gran proyección de vídeo explica al visitante los detalles de la Fundación.


Jordi Cardoner y Mària Vallès, en la presentación del Espai, junto con los miembros del Patronato y los periodistas. INAUGURACIÓN

“Un espacio para el trabajo intangible” Jordi Cardoner, vicepresidente primero del FC Barcelona y de la Fundación, inauguró el Espai junto con la directiva del FC Barcelona y vicepresidenta de la Fundación, Maria Teixidor; la directora general de la Fundación, Mària Vallès; el CEO del FC Barcelo-

na, ​​Òscar Grau, y los miembros del Patronato. Cardoner calificó la jornada como “un día para la ilusión porque conseguimos un reto, dar forma física a la Fundación”. En este sentido, aseguró: “Por primera vez existe un espacio físico para explicar el trabajo intangible del Club, que es

necesario conocer. Hablamos de niños y niñas, de educación, de inclusión social y de lucha contra la discriminación“, concluyó. La directora general, Mària Vallès, resaltó “la importancia de que los socios y socias se acerquen al trabajo de la Fundación, de la que deben estar orgullosos”. Asimismo, explicó que es un espacio polivalente “dirigido a todos los públicos, especialmente a jóvenes, porque hemos incorporado las nuevas tecnologías para sentir y experimentar nuestros proyectos”. Al acto asistieron también exjugadores como José Edmílson, representantes de entidades colaboradoras y miembros de la Administración, como Oriol Amorós, secretario de Igualdad, Migraciones y Ciudadanía de la Generalitat de Catalunya.

EXPECTACIÓN MEDIÁTICA

Gran interés de los medios en un día histórico La inauguración del Espai Barça Fundació congregó a más de cuarenta medios de comunicación, interesados en cubrir un evento que marca un hito en la historia del Club. Por primera vez, su proyecto social alrededor del mundo se materializa en un centro vanguardista. Aprovechamos las últimas tecnologías para explicar la dimensión del proyecto, constituido en 1994. La Fundación es el brazo social del Club, donde se canalizan los valores del deporte para mejorar la integración y la inclusión de niños y niñas y adolescentes en Cataluya y en todo el mundo.

Más de cuarenta periodistas asistieron al acto de presentación del nuevo Espai.

REVISTA BARÇA

7


CRÓNICA DESDE BANGLADÉS

Fútbol contra la Yihad

Nupur tiene 12 años y vive en una habitación diminuta en un barrio pobre de Daca, en Bangladés. Ahmed, de clase alta, tiene 14. Vio cómo su padre se degollaba a sí mismo cuando la policía entró en su casa para detenerlo. A los dos menores les ha cambiado la vida algo tan sencillo como empezar a jugar al fútbol. JOHN CARLIN FOTOS: SAMUEL ARANDA

E

n Bangladés, un país más pequeño que Uruguay, viven 170 millones de personas. Si España tuviese la misma densidad de población, tendría 600 millones de habitantes; Argentina, 3.400 millones; Estados Unidos y China, 11.000 millones cada uno. Agréguesele la omnipresente miseria, el lacerante sol tropical y que buena parte de este país, incrustado como una uña en el noreste de India, se inunda en la época de lluvias, y uno piensa —o pensé yo tras aterrizar hace unas semanas y por tercera vez en mi vida en el aeropuerto de Daca, la capital— en el aguante heroico que tanta gente debe tener para lograr sobrevivir día tras día en un espacio tan apretado con tan poco para repartir. Sumergirse en la jungla que es el tráfico de Daca, en el que cada segundo vehículos de todos los tamaños y de todas las épocas —motorizados y de pedales— evitan rozarse los unos contra los otros por milímetros, o no, refuerza la impresión. Pero solo hasta que uno alza la mirada y ve que la mitad de las personas que pululan por las aceras, las mujeres, lucen todas vestidos cuya variedad

8

REVISTA FUNDACIÓ

de colores, finura y riqueza floral demuestran que, por más desesperadas que sean sus condiciones materiales, el ser humano siempre aspira a algo más que a la estricta necesidad animal. En este hormiguero de país, ante el agobiante espectáculo de tanta, tanta humanidad, es fácil perder de vista que cada uno de sus habitantes sufre sus dramas personales únicos, tiene sus sueños y busca su dignidad y su razón de ser en el trabajo, en la familia, en la política, en la religión, incluso en el deporte. Nupur y Ahmed

L

a historia que voy a contar es la de dos de estos 170 millones de individuos: una niña de 12 años de clase baja llamada Nupur Akter y un niño de 14 de clase alta al que, por motivos que pronto se entenderán, daremos el nombre ficticio de Ahmed. Ambos viven en Daca; ambos — como el 90% de la población de Bangladés— son musulmanes. Rebobinemos a la noche del 10 de septiembre de 2016. Nupur seguramente estaba durmiendo en la cama doble que comparte con sus dos hermanos pequeños. La cama ocupa dos tercios del espacio de la habitación, en la que también duermen su padre y su madre, ambos en el suelo. Esta habitación es el hogar de los cinco miembros de la familia Akter. No

Nupur, en la escuela de UNICEF donde recibe formación, en Daca .

No es habitual que las niñas estudien en estos barrios de Bangladés, pero menos aún que jueguen a fútbol


hay más. Aquí, en las profundidades de un laberíntico y maloliente slum [barrio marginal] llamado Bauniabandh, cocinan, comen y disfrutan de su único lujo, ver la televisión. Es posible que, siendo un sábado, el padre de Nupur aún estuviera despierto viendo un partido de la Liga española de fútbol, o de la inglesa. Es posible también que Nupur tuviera medio ojo abierto, especialmente si jugaba su ídolo, Lionel Messi. Si Ahmed dormía en ese momento, podemos estar seguros de que se despertó de golpe, preso del pánico. Policías armados de la unidad especial antiterrorista estaban derribando la puerta del piso que compartía con su padre, uno de los hombres más buscados de Bangladés, y con su madre, también en la mira del aparato de seguridad estatal. Ahmed, una pequeña fiera, se lanzó contra los policías con un cuchillo en la mano. Lo desarmaron, pero en el caos de la acción su padre tuvo tiempo de cumplir con el propósito que se había planteado en caso de verse a punto de ser detenido: acabar con su propia vida. Con un arma blanca, según informarían

las autoridades, se degolló. La madre cayó herida y fue conducida a la cárcel. A Ahmed lo internaron en un centro de menores. La mañana siguiente, domingo 11 de septiembre, el padre de Nupur salió de casa, como de costumbre en un día laboral, a las 5.30 h. Se dirigió andando por las callejuelas de su slum, inmune al hedor de las alcantarillas grisáceas que fluyen como pequeños canales por el vecindario, al garaje donde guarda su rickshaw, el triciclo que es su principal herramienta de trabajo. Todo el mundo estaba comentando ya la noticia del drama policial de la noche anterior, pero el padre de Nupur pronto la olvidó, obligado a concentrar la totalidad de su energía física y mental en la tremenda labor con la que se gana el pan. No carga pasajeros ni ofrece un servicio de taxi, como la mayoría de los conductores de rickshaws: carga grandes bultos de patatas y cebollas, habitualmente de unos 350 kilos de peso, a lo largo de un recorrido fijo de cuatro kilómetros. La hazaña, por la que le pagan un euro, pondría a prueba a un ciclista del Tour de France, pero él la repite, cuando

tiene suerte, diez veces al día. La madre de Nupur probablemente salió de casa a las siete de la mañana para ir a la fábrica de textiles donde trabaja ocho horas al día, a veces diez, dependiendo de las exigencias de las multinacionales que pagan su sueldo. Nupur era la encargada de dar el desayuno a sus dos hermanos pequeños antes de ir a su colegio, un pequeño cuarto alfombrado, patrocinado por UNICEF, donde ella y otros diez niños aprenden a leer, escribir y sumar bajo la atenta mirada de dos jóvenes profesoras. No es habitual que las niñas estudien en estos barrios pobres de Bangladés, pero es menos habitual aún que, como Nupur, jueguen al fútbol. Las tendencias más conservadoras del islam se han impuesto aquí, tras un par de décadas de infiltración saudí, y donde más se nota es en la creciente sumisión de las mujeres. Los padres de Nupur aspiran a ir contracorriente: a que su hija no sucumba a la presión social para casarse joven, que no tenga que depender materialmente de un hombre, que logre realizar su potencial y, si Dios quiere, que saque a la familia de

REVISTA FUNDACIÓ

9


la pobreza. Ahmed y su familia habitaban otro mundo. Desde el día que su madre nació nunca hubo ninguna duda de que acabaría poseyendo las herramientas educativas para competir a cualquier nivel con los hombres, hombres preparados, como su marido, en el terreno laboral. La madre de Ahmed se crió en el seno de una familia de la élite bangladesí, estudió en una escuela privada cara y, a diferencia del 95% de la población de su país, aprendió a hablar un perfecto inglés. Moderna al estilo occidental en sus costumbres y en su manera de pensar, consiguió un trabajo bien pagado con una ONG internacional. Antes de ingresar en el centro de menores, Ahmed había estudiado no en un pequeño cuartito como Nupur, sino en el edificio grande, blanco e imponente de uno de los colegios privados de más alcurnia de Bangladés. Su futuro estaba asegurado.

¿

Terror en Daca

Qué pasó? Lo que pasó fue que su padre abandonó su proyectado destino burgués y se radicalizó, incorporándose a una célula de fanáticos responsable de la peor atrocidad terrorista de la historia de Bangladés. Él no estuvo presente en el sangriento desenlace del atentado, pero sí formó parte del equipo de apoyo logístico de los cinco yihadistas que el 1 de julio de 2016 irrumpieron con armas de fuego y machetes en uno de los pocos restaurantes de Daca donde cometían el pecado de servir vino. Tras un enfrentamiento con policías y soldados que duró diez horas, los cinco, todos ellos de alto nivel educativo, cayeron abatidos, pero no sin antes haber despedazado a machetazos a dieciocho clientes extranjeros y a cuatro locales. La madre de Ahmed compartía el culto a la muerte de los responsables de la masacre. Unos meses antes, su marido la había convencido de que lo acompañara a Arabia Saudí a cumplir el peregrinaje a la Meca conocido como el Hajj, obligatorio para todo musulmán practicante que pueda pagarse el viaje. Según una conocida de ella, volvió transformada. En vez de vestir vaqueros y camisas, como había hecho antes, se cubrió el cuerpo y la cara de arriba abajo, sometiéndose a los mandamientos de la doctrina wahabí, la más fundamentalista del islam, la que tiene sus orígenes en Arabia Saudí, país cuya vocación proselitista ha sido identificada por muchos expertos como la principal causa no solo del creciente conservadurismo de los fieles por todo el mundo, sino de la radicalización que convence a los integrantes del Isis, de Al Qaeda y de otros grupos similares de que Dios agradece y premia la muerte violenta de los infieles. Las pistas que la policía descubrió después

10

REVISTA FUNDACIÓ

El padre de Ahmed apoyó logísticamente a los yihadistas que cometieron el atentado del 1 de julio de 2016 en Daca”

nes básicas de vida aseguradas. Nupur jamás se iba a contaminar del incipiente fanatismo que le inculcaron a Ahmed. Ella tiene más que suficiente con encargarse de cuidar a sus hermanitos cuando los padres se ausentan del hogar por sus trabajos, con sus estudios escolares y con el fútbol, al que juega cinco días a la semana. La vida de Nupur es dura, pero nunca ha tenido que soportar nada que se aproxime a la desolación y al dolor que sintió Ahmed, huérfano de padre y sin saber si a su madre la volvería a ver, el día que la policía lo encerró en el centro de menores. Fui para allá nada más llegar a Daca y me encontré con un recinto espartano dominado por un edificio de cinco pisos, una gran jaula diseñada para 200 niños en la que comparten celdas 380. La mayoría está a la espera de comparecer ante un tribunal, acusados típicamente de tráfico de drogas, robos o asaltos. Pero aunque el Estado gasta menos de un euro al día por niño en comida, la impresión que tuve hablando con el director del centro y los hombres y las mujeres bajo su mando es que hacen lo posible en circunstancias difíciles para tratar a cada uno de los jóvenes presos con humanidad. El ejemplo más visible del esfuerzo por ayudarlos a reintegrarse en la sociedad es un campo verde en el centro del recinto, un inusual oasis en el desierto de asfalto de la ciudad, donde juegan al fútbol. La hierba es alta, y el lodo, abundante cuando llueve, pero aquí es donde los niños tienen el inmenso placer y desahogo, gracias a UNICEF y a la Fundación Barça, de olvidar sus penas corriendo alegremente detrás de una pelota. La doctrina del fútbol

del atentado en el restaurante derivaron dos meses y medio después en la operación que acabó con el suicidio del padre de Ahmed, la encarcelación de su madre y la detención de Ahmed en el centro de menores, un presidio para chicos de entre 9 y 18 años conocido oficialmente como Centro de Desarrollo del Niño. De repente, el futuro de Nupur pintaba mucho mejor que el de Ahmed. Para los padres de Nupur la vida se reducía a la urgencia de la lucha diaria para poder dar de comer a sus hijos y pagar el alquiler de su diminuto hogar. Nunca tuvieron tiempo para amargarse con el resentimiento o de envenenarse con el odio que alimenta el nihilismo asesino de la ideología yihadista. Las grandes causas, sean estas religiosas o políticas o una mezcla de las dos, son bienes de lujo: encuentran terreno fértil no en la gran masa de los pobres, sino entre aquellos que tienen las condicio-

L

o hacen a las órdenes de instructores adiestrados por la Fundación que siguen un programa detallado concebido para niños de todo el mundo que, por un motivo u otro, han tenido mala suerte en la vida. Ahmed, que tuvo peor suerte que la mayoría, llegó a su cárcel en un estado de ánimo similar al de aquellos niños desamparados en las obras de Charles Dickens. Solo que sus circunstancias reales excedieron la imaginación del gran novelista inglés. Ahmed se había llegado a creer un soldado feroz en una guerra santa, pero llegó a la prisión juvenil con la coraza destrozada, reteniendo en la retina la imagen de su padre degollado, descubriendo súbitamente que en el fondo seguía siendo un niño mimado. Sus nuevos compañeros lo asustaban. Muchos de ellos eran fieras de verdad, obligados casi desde que aprendieron a dar sus primeros pasos a defenderse por sí solos y a sobrevivir como fuese, con todas las armas o artimañas a su disposición, en lugares de una pobreza que


Ahmed no hubiera sido capaz de imaginar. Según el informe de UNICEF, Ahmed se abstuvo de hablar con los demás niños durante sus primeros meses en el centro. No quiso tener nada que ver con estos vulgares delincuentes comunes, evadió el contacto humano y se refugió en la religión. Como el Profeta exige, rezaba cinco veces al día. No confiaba en nadie. Solo en su Dios. Todo empezó a cambiar cuando irrumpió en su vida, y en la de los demás chicos del centro, otra religión, sin promesas de vida eterna, eso sí, pero la más grande del mundo, la que reúne a musulmanes, judíos, cristianos, ateos —a todos, independientemente de sus creencias, razas, lenguas o nacionalidades—. El instructor físico del centro, llamado Azad, anunció un día a principios de este año que venía a predicar una nueva doctrina, la del fútbol. Concretamente, una variante de la gran fe secular patentada por la Fundación FC Barcelona y propagada con el apoyo de UNICEF. Se llama FutbolNet y contiene más reglas que el deporte que juegan en el Camp Nou o en el Bernabéu. Operativo hoy en 25 centros de Bangladés y en 50 países más, FutbolNet aspira no solo a divertir a los n ­ iños, sino a fomentar valores elementales para la ­convivencia pacífica como el respeto, el esfuerzo y la humildad. La metodología de los partidos que disputan los niños es más compleja que la de un juego de fútbol ortodoxo. En primer lugar, es obligatorio prestar solemne atención al sermón que les ofrece el instructor antes de salir al campo. Lo que ahí se les explica es que en este modelo didáctico del fútbol el equipo que gana no es necesariamente el que mete más goles.

Un grupo de beneficiarios de ‘FutbolNet’, entre los que se encuentra Nupur, durante una de las sesiones del proyecto.

Una monitora de ‘FutbolNet’ explica a los chicos y chicas los detalles de la sesión del día.

El proyecto ‘FutbolNet’ en Bangladés se implementa también en un centro REVISTA FUNDACIÓ 11 de menores local.


Se suman o se quitan puntos según el buen o mal comportamiento de los jugadores. Las faltas y el mal humor se castigan como si fueran goles en contra; el juego deportivo y el trabajo en equipo, medido entre otras cosas por el número de pases seguidos por jugada, pueden contar como goles a favor. Al principio, Ahmed no quiso participar, pero no pudo evitar mirar de reojo desde detrás de las rejas. Empezó a sentir envidia de los niños jugadores, hasta que llegó un día en el que ya no pudo más. Sucumbió a la tentación. Bajó al campo, escuchó las palabras del maestro, se incorporó al juego y ocurrió un pequeño milagro: no sólo su actitud hacia los demás experimentó una radical transformación, sino también su personalidad. FutbolNet llegó al slum donde vive Nupur en marzo de este año. La niña no se lo pensó dos veces cuando se le presentó la oportunidad de apuntarse. Más importante aún, su madre y su padre tampoco. Si los padres de Ahmed hubiesen tenido una hija, jamás le hubiesen permitido caer en la herejía de jugar a la pelota con niños varones. Los de Nupur, musulmanes devotos de mentes más generosas, estaban encantados de dar alas a su hija. Vieron orgullosos cómo se lanzó a jugar sin miedo, dándole igual que el terreno donde jugaba se convertía en cemento cuando quemaba el sol o en barro cuando llovía, sin preocuparse de que cada vez que la pelota salía del terreno de juego se corría el riesgo de que cayera en la fosa líquida de desechos humanos que marca los cuatro límites del campo. La gran esperanza de la familia

N

upur transmite un aire de seriedad y madurez difícil de imaginar en una niña europea de 12 años, pero queda claro que el fútbol la hace feliz como nada en la vida. “El instante en el que coloqué el pie sobre la pelota por primera vez supe que mi vida había cambiado”, cuenta. La madre añade que detectó el cambio casi de un día para otro. “Noté de inmediato que sonreía más y, a la vez, que se empezó a concentrar más en sus deberes y se volvió más responsable en la casa cuando me ayudaba con la limpieza y la cocina”. El padre de Nupur, por su parte, no podría estar más encantado. En primer lugar, porque ahora su hija disfruta de los partidos en televisión a su lado, tan hipnotizada como él por las genialidades de Messi; pero, principalmente, porque ha visto su idea reforzada de que Nupur representa la gran esperanza de la familia. “No quie-

12

REVISTA FUNDACIÓ

Mohamed Abdul Halim, profesor de religión en el centro de menores donde se aplica ‘FutbolNet’.

ro que tenga que hacer un trabajo como el mío o el de mi esposa”, dice. “Yo no tengo alternativas, no tengo educación, así que no me queda más remedio que aceptar mi destino. Pero lo que quiero para Nupur es que gane un buen dinero y que le guste lo que haga”. El padre no comparte la fantasía de la madre de que Nupur podría acabar ganándose la vida con el fútbol. Nupur, como buena aficionada, también es cons-

ciente de sus limitaciones y comparte el sueño de su padre de un día poder estudiar medicina. Hablar con Ahmed fue más complicado. Cuando pregunté en el centro de menores si podía entrevistarle, me respondieron, con cierta alarma, que no. Imposible. Primero, porque acababa de abandonar el centro después de una estancia de nueve meses, y segundo, porque, aunque un juez


de mis preguntas en inglés y con un traductor a mi lado. Lo primero que me llamó la atención fue que, a diferencia de los demás niños en el centro con los que había hablado, Ahmed no solo me entendía, sino que en determinados momentos me contestó en inglés. Por ejemplo, cuando le pregunté al inicio de la entrevista cómo se sintió cuando llegó al centro, me respondió: “I felt sad and lonely”. Me sentí triste y solo. Pero no solo llegó golpeado en sus sentimientos, me explicó, sino perplejo de estar ahí, entre niños tan diferentes a él. “No solo no podía hablar con nadie, sino que no quería.” El fútbol , elemento transformador

Para los participantes, ‘FutbolNet’ es un espacio educativo pero también de diversión y ocio..

le había concedido la libertad y vivía ahora con un pariente, estaba bajo vigilancia policial las 24 horas del día. El juez consideró que el joven se había reformado y ya no representaba ningún peligro para la sociedad, pero la policía no estaba tan segura. Insistí y al final lo que logré fue hablar con Ahmed por teléfono, bajo la condición de no hablarle de sus padres. Se inició el contacto, me presenté y le hice la primera

A

l inicio de la conversación dio respuestas cortas. Balbuceaba. Naturalmente, sentía dudas y sospechas. Pero cuando le pregunté por el fútbol se rompió el dique. “El fútbol tuvo un impacto transformador en mí”, dijo de repente, hablando con firmeza y claridad. “Prestaba mucha atención cuando nos hablaba el instructor antes de los partidos, jugaba de centrocampista, y ahí, en el campo, aprendí por fin a ser menos ensimismado y menos egoísta. Apliqué esas lecciones en mi vida personal y empecé a ayudar a los demás”. Siendo un niño con un nivel educativo muy superior al de sus compañeros, Ahmed se convirtió en una especie de profesor en el centro de menores, dando clases y ayudando a los otros chicos a preparar sus exámenes. “Aprendí a la vez a estudiar con más seriedad y a ser más feliz y más seguro de mí mismo”. ¿Cómo salió del centro en comparación con cómo llegó? “No se puede comparar”, respondió. “Ante todo, acabé siendo amigo de seis o siete chicos con los que jamás hubiera pensado antes que podría congeniar. Entré triste y salí como si fuera otra persona. El fútbol es un deporte que te enseña muchas cosas”. Ahmed insistió en dejar claro que tenía que agradecer no solo al fútbol y a su instructor, Azad, sino a varias otras personas del centro que se esmeraron en ayudarlo a recuperarse de su trauma y a descubrir que es posible tener una vida digna y buena más allá del círculo cerrado del puritanismo yihadista: “Conocí a varios empleados del centro, y el que más me impresionó fue un señor mayor encargado de impartir clases de religión. Llevaba 25 años ahí y se llamaba Mohamed Abdul Halim”. Delgado, bajito, barbudo y vestido con una inmacu­lada túnica blanca, emanaba dulzura y serenidad. No se inmutó cuando le pregunté si veía un conflicto entre la re-

ligión del Profeta y la religión del fútbol. Le hice la pregunta porque recordaba haber leído que en el llamado califato del Isis en Irak se había prohibido el fútbol, que se habían reportado casos de jóvenes que recibieron palizas, o que incluso fueron ejecutados, por jugar o ver fútbol en televisión. “El profeta Mahoma le dio a la gente ciertas reglas, y el fútbol tiene igualmente sus reglas”, contestó Halim. “Para mí, una cosa se nutre de la otra. Ambos enseñan responsabilidad, ambos unen a la gente, ambos estrechan las distancias entre las personas y, particularmente en el caso del fútbol que jugamos aquí en el centro, se enseña disciplina y respeto por la verdad. Si los chicos hacen algo mal en el campo, lo reconocen y piden perdón. Sí, lo tengo claro: la religión y el fútbol tienen muchas cosas buenas en común”. Lo que no tienen tanto en común son el fútbol y la noción de la religión que tenía el padre de Ahmed. Más bien son enemigos. Lo que se ha demostrado en el caso de Ahmed, y de manera menos dramática en el de Nupur, es que el fútbol ganó la batalla. Una señora que sigue en contacto con Ahmed me dijo que, pese a las sospechas de la policía, el niño había eliminado definitivamente de su sistema el virus yihadista. Lo mismo me dijeron de su madre. La suya es una historia, como la de su hijo, de redención. Ha despertado de la pesadilla a la que le indujo su marido y ha renunciado al fanatismo religioso en el que la hizo caer. Las autoridades judiciales comparten este análisis y se espera que le concedan la libertad antes de fin de año. Parece que podrá volver a convivir con su hijo, que ya ha sufrido lo suficiente. Parece que ambos van a tener la fortuna de gozar de una segunda oportunidad. Yo también quisiera tener una segunda oportu­nidad. Me explico. Una excelente persona llamada ­Iftikhar Ahmed Chowdhury, que trabaja para UNICEF en Bangladés, me hizo un comentario provocador. Dijo que el problema del periodismo era que un día publicábamos una noticia y el siguiente nos olvidábamos de ella; que el frenesí mediático nos impedía hacer el seguimiento ponderado que toda historia humana exige si se va a contar la verdad; que la vida del pe­riodista era un recurrente hola y adiós. Reconocí inmediatamente que Iftikhar tenía toda la razón. Admito mi culpabilidad y declaro un propósito expiatorio. En cinco, o quizá mejor en diez años, volveré a Bangladés a ver qué ha sido de las vidas de Nupur y Ahmed. Todo es posible, pero quiero creer que seguirá siendo una historia inspiradora y una victoria aplastante del fútbol contra la yihad. n

REVISTA FUNDACIÓ

13


“Media África es del Barça” Fundación Barça y Proactiva Open Arms realizarán actividades de sensibilización sobre la grave crisis humanitaria de los refugiados de todo el mundo XAVIER VILÀ FOTOS: © FC BARCELONA / GERMÁN PARGA

D

esde septiembre de 2015, cuando se fundó Proactiva Open Arms, esta organización ha logrado salvar a más de 14.000 personas en el mar Mediterráneo con un equipo formado básicamente por personas voluntarias. ¿Qué puede aportar a una entidad como la suya la colaboración con la Fundación Barça?

Una de las dos líneas más importantes de actuación de la organización es la sensibilización y este acuerdo con la Fundación nos permitirá explicar lo que hacemos y lo que pasa en el Mediterráneo y en gran parte del mundo con esta crisis migratoria tan importante que estamos sufriendo actualmente. Si algo me han aportado estos años de experiencia en el Mediterráneo haciendo rescates es que media África es del Barça. Por el hecho de ser una ONG catalana y de Barcelona, ​​si sacas este tema de conversación con las personas que acabas de rescatar, una vez han pasado el mal trago, el Barça es la siguiente palabra que sale después de nuestra ciudad. Por lo tanto

14

REVISTA BARÇA

es unir dos fuerzas importantes, porque el Barça es una entidad muy emblemática que arrastra a millones de simpatizantes y que nos ayudará a sensibilizar. ¿Tenemos datos de cuántas personas están intentando cruzar el Mediterráneo y cuántas víctimas hay?

En estos momentos estamos hablando de más de 3.000 en lo que ha transcurrido de año, pero hay un dato muy desesperante, que es el de los desaparecidos. Cuando no se encuentran los cadáveres o cuando no hay un testigo directo, los llaman desaparecidos; si no hay cuerpo, no hay muerte..., y en el mar no hay desaparecidos, en el mar nadie va a comprar tabaco..., en el mar o flotas o no flotas..., por lo tanto, si no estás, es que estás muerto, pero como no hay listas de pasajes, al ser mafias que mueven este gran volumen de personas no se sabe, y por lo tanto la cifra de muertos es muy superior a los 5.000. ¿Qué hacen los organismos internacionales o los estados ante esta situación?

Realmente sí que ha hecho, la Unión Europea: ha decidido no hacer, y esto es una decisión. Es un no hacer porque decidimos que nuestros barcos, nuestra policía de fronteras, nuestra armada..., patrulle unas millas mucho más arriba, en el límite de las aguas internacionales europeas. Esta decisión de no hacer, de no establecer el rescate dentro de las operaciones Sofía o Tritón de la UE hace que nos desentienda de esta gente en medio del mar. Quizás la UE quiere lanzar un aviso diciendo “no vengáis, que no os rescataremos”. Para la


Jordi Cardoner y Òscar Camps, en el acto de firma del acuerdo.

“Con un 10% de lo que nos hemos gastado salvando a los bancos, acabamos con el hambre en el mundo” UE los muertos en el mar son disuasorios, para evitar que la gente venga. ¿De qué forma se puede resolver todo esto? ¿Por qué está pasando?

Yo puedo dar mi opinión parcial y creo que este es el resultado de décadas de abusos, de expoliación, de manipular gobiernos en África. Hace más de 80 años que estamos intentando acabar con el hambre en África, y con un 10% de lo que nos hemos gastado salvando a los bancos acabamos con el hambre en el mundo. Ahora en el siglo XXI, que es el siglo de la información, tal vez vale la pena que nos informemos de lo que está pasando, de adónde va nuestro dinero, de qué organizaciones están trabajando, de qué hace cada gobierno..., porque a veces algunos medios de comunicación utilizan etiquetas tendenciosas, denominaciones como inmigrante ilegal, refugiado económico... Ninguna persona es ilegal. O migrante económico. Desde el paleolítico la humanidad ha ido cambiando de espacio buscando un lugar mejor para sobrevivir, para los suyos, para su tribu, su familia, y no nos ha detenido ni un río ni un mar, ni una cordillera ni una glaciación. Si antes no éramos inmigrantes económicos, ahora tampoco. ■

Acuerdo por los refugiados con Proactiva Open Arms El vicepresidente primero del FC Barcelona y de la Fundación, Jordi Cardoner, ha firmado con Òscar Camps, presidente de la organización Proactiva Open Arms, un acuerdo de colaboración para realizar una serie de actividades de sensibilización sobre la grave crisis humanitaria que sufren millones de personas desplazadas y refugiadas de todo el mundo, especialmente en el área del mar Mediterráneo. La primera acción conjunta de ambas entidades se materializa en el apoyo que da la Fundación Barça al barco Astral, que desde el 1 de noviembre hasta finales de diciembre recorrerá diferentes puertos de la costa catalana y posteriormente Palma de Mallorca para llevar a cabo sesiones de sensibilización entre niños y jóvenes de las escuelas de estas poblaciones (Ametlla de Mar, Sant Carles de la Ràpita, Cambrils, Vilanova i la Geltrú, Arenys de Mar, Blanes, Palamós, Roses y Palma de Mallorca). Esta campaña quiere acercar la cara más oculta del Mediterráneo a los más jóvenes para que sean conscientes de lo que pasa con las personas que huyen de la pobreza e intentan llegar a Europa buscando refugio, una de las crisis humanitarias de este siglo. Proactiva Open Arms hasta la actualidad ha

salvado más de 50.000 vidas en las dos misiones que tiene ahora activas en el mar Mediterráneo y el Egeo. Más de 220 voluntarios han formado parte del equipo que lo hace posible. Hay que recordar que sólo durante el año 2017 más de 2.800 personas han muerto ahogadas intentando llegar a Europa huyendo de la guerra, la persecución o la pobreza. A esta cifra habría que añadir los miles de personas desaparecidas en el mar y que incrementan notablemente el número de víctimas total. Esta colaboración de la Fundación Barça con Proactiva Open Arms se establece dentro del marco de actuación de la lucha contra la exclusión social, y más específicamente dentro del programa Refugiados, donde realiza acciones de sensibilización con diversas entidades y desarrolla programas en campos de refugiados de Grecia, Italia y el Líbano con niños y niñas refugiados, donde, a través del deporte, el programa tiene como objetivo mejorar las habilidades sociales y trabajar en la prevención y resolución de conflictos entre niños y adolescentes refugiados. Todo ello contribuye a mejorar su bienestar emocional y fomentar su inclusión social en los países de acogida.

REVISTA BARÇA

15


Los niños que participaron en el entrenamiento pudieron conocer también a sus ídolos.

Los niños toman el control del Barça La Fundación y UNICEF conmemoraron el Día Mundial de la Infancia convirtiendo a los niños y niñas en protagonistas de un entrenamiento y de una Junta Directiva XAVIER VILÂ FOTO: © FC BARCELONA / MIGUEL RUIZ Y GERMÁN PARGA

E

l 20 de noviembre la Fundación Barça y UNICEF celebraron el Día Mundial de la Infancia, una efeméride instaurada por la Asamblea General de la ONU que conmemora la aprobación de la Declaración de los Derechos del Niño en 1959 y la Convención sobre los Derechos del Niño de 1989, el tratado internacional más ratificado de la historia. Fue un día para reivindicar que los niños y niñas son el colec-

16

REVISTA BARÇA

tivo más vulnerable de nuestra sociedad y que, por tanto, son los que más sufren las crisis y en general los problemas que acosan al mundo. Este año la celebración fue realmente notoria porque dio protagonismo a los niños en áreas tan sensibles y relevantes como el primer equipo y la Junta Directiva del FC Barcelona. Bajo el lema #KidsTakeOver los niños y las niñas “tomaron el control” del Barça por un día como directivos y directivas y como futbolistas del equipo de Valverde. La campaña, que constó de varios vídeos de sensibilización, se difundió a través de los canales de comunicación del Club y supuso una metáfora en la que los

niños hicieron valer su voz, en su nombre y en el de todos aquellos niños que viven en la pobreza, que no pueden ir a la escuela o que están privados de sus derechos fundamentales. Estas acciones se enmarcaron en una campaña global de UNICEF en la que los niños tomaron “funciones de alta responsabilidad” en los medios de comunicación, la política, los negocios, el deporte y el entretenimiento. Aparte del apoyo del Barça, en esta acción UNICEF contó también con la participación de grandes nombres como el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, la cantante Pink, el actor Hugh Jackman, o los deportistas David Villa y Pau Gasol, entre otros. n


© FC BARCELONA /MIGUEL RUIZ

© FC BARCELONA /GERMÁN PARGA

Campaña #KidsTakeOver en el Barça

Valverde con sus ‘nuevos fichajes’.

Bartomeu y Cardoner lideraron una Junta Directiva atípica.

El entrenamiento del Barça se llena de niños

Bartomeu y Cardoner, con nuevos directivos

Un grupo de niños y niñas fueron los protagonistas del entrenamiento del primer equipo. Para sorpresa del entrenador Ernesto Valverde, los jugadores fueron sustituidos durante unos minutos por los alumnos de 5º de primaria de la escuela Nou Patufet del barrio de Gracia de Barcelona. Valverde vio cómo estos nuevos fichajes no hacían mucho caso de sus indicaciones pero logró rápidamente ganar su confianza para poner orden en el entrenamiento. Pero al terminar la sesión se produjo una de las sorpresas más emocionantes del día, ya que los jugadores del primer equipo salieron a saludar y felicitar a estos nuevos fichajes del Club.

El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, y el vicepresidente primero, Jordi Cardoner, celebraron una junta muy especial que estaba formada por alumnos de 5º de primaria de la escuela Brasil de Barcelona. Los niños y niñas invitados debatieron con los máximos representantes del Club algunos de los temas que les interesaban como el juego limpio, la visibilidad del fútbol femenino o la inclusión de los niños con discapacidades en el deporte. Los máximos representantes del Club tuvieron que explicar muchas cosas sobre cómo funciona el Club, cuáles son sus valores y sus orígenes, y aprovecharon que tenían esta junta tan especial para pedir su opinión en muchos temas y propuestas interesantes.

REVISTA BARÇA

17


Jordi Cardoner en Roma entregando una camiseta del Barça al papa Francisco como agradecimiento por la renovación de la colaboración con Scholas.

Renovación con el papa Francisco La Fundación Barça y Scholas, la entidad social fundada por el pontífice, amplían su acuerdo hasta 2019 para continuar tejiendo conexiones entre los jóvenes del mundo MARC PARRAMON FOTOS: © SCHOLAS OCCURRENTES

E

l 26 de octubre la Fundación Barça y Scholas, la entidad social impulsada por el papa Francisco, renovaron su acuerdo de colaboración en Roma con la presencia del Santo Padre; el vicepresidente primero del FC Barcelona y de la Fundación, Jordi Cardoner; el vicepresidente del Patronato de la Fundación, Ramon Cierco; la directora general de

18

REVISTA BARÇA

la Fundación, Mària Vallès, y el presidente de Scholas, José María del Corral. El papa Francisco recibió a la delegación de la Fundación Barça en el Palazzio San Calisto de Roma en un acto que se celebró con la presencia de representantes de las entidades que también colaboran con Scholas, así como de varios jóvenes que asistieron a las jornadas Scholas Ciudadanía, organizadas recientemente por esta entidad en Tarragona y que contaron con el apoyo de la Fundación. Como gesto de agradecimiento, Jordi Cardoner entregó al papa Francisco una camiseta del Barça que el pontífice recibió con

mucha alegría. El entendimiento entre la Fundación Barça y Scholas se inició en 2015 y ahora se amplía hasta 2019 con el objetivo de continuar trabajando la educación en valores entre los jóvenes y potenciar su capacidad de reflexión en torno a las problemáticas sociales. Todo ello se canalizará, como hasta ahora, a través del proyecto Scholas Ciudadanía. “Continuar trabajando con esta entidad es muy positivo para los niños y niñas de todo el mundo”, aseguró Cardoner en Roma. “El Barça, a través de su Fundación, aporta metodologías educativas pero también aporta


‘Shcolas’ es una red mundial de centros educativos nacida para compartir conocimientos y fomentar actividades de reflexión social ilusión a los niños y jóvenes. Renovar el convenio en esta ciudad, en presencia del Santo Padre, es una muestra de que lo hacemos con convencimiento, él es un líder moral de referencia en el siglo XXI”. La entidad Scholas es una red mundial de centros educativos que tiene como objetivo la integración de las comunidades educativas de todo el mundo, y hace especial incidencia en aquellas que tienen menos recursos. A través de la tecnología, el proyecto quiere crear un aula global para fomentar la transmisión del conocimiento entre los países dando un papel protagonista al arte y al deporte para que se conviertan en catalizadores de la cohesión social y la paz. En la actualidad el proyecto ya conecta a más de 400.000 escuelas de sesenta países. n

Sesión del proyecto ‘Scholas Ciudadanía’ celebrada en el mes de octubre en Tarragona.

Los jóvenes toman la palabra ante las injusticias sociales Scholas Ciudadanía es una metodología educativa que fomenta el compromiso ciudadano y la participación de los jóvenes en base a los problemas que realmente les preocupan para generar transformaciones en ellos mismos y en su entorno. El proyecto, que trabaja con alumnos de diferentes escuelas ubicadas en diferentes ciudades, tanto de gestión estatal como de gestión privada, religiosas, laicas, y de diferentes modalidades, ha sido evaluado como una experiencia de integración innovadora y altamente eficaz. El proyecto Scholas Ciudadanía cuenta con la colaboración de la Fundación Barça desde su primera edición en Catalunya, en el año 2016, con la participación de 300 estudiantes de la ciudad de Barcelona. Su última edición tuvo lugar en el mes de octubre en Tarragona con la implicación de casi 200 estudiantes de 17 escuelas de la provincia. Durante cinco días los jóvenes participaron en diversas actividades con el objetivo de crear un espacio común de reflexión sobre temas sociales.

REVISTA BARÇA

19


EASTON FOTO: CRAI G

Arshia Ghorbani en la Ciudad Deportiva, durante su reciente visita a Barcelona. A la derecha, él, en la foto ganadora de los Barça Photo Awards 2017.

El fútbol: un sueño, un camino El protagonista de la instantánea ganadora de los Barça Photo Awards 2017, Arsh Ghorbani, es un apasionado seguidor del Barça MARC PARRAMON FOTOS: © FC BARCELONA / VÍCTOR SALGADO

A

rshia Ghorbani (Teherán, 2000) es el joven de 17 años protagonista de la imagen firmada por el fotógrafo Craig Easton, ganadora de los Barça Photo Awards 2017. Una fotobiografía, inusual, que va acompañada de una carta en la que Arsh explica su historia de fuga de Irán. Y, sobre todo, sus expectativas en la vida. Él y su familia, sus padres y su hermano, salieron de este país hace cinco años. El Reino Unido los ha acogido y les ha concedido el asilo político; para este joven, una puerta abierta al futuro en igualdad de condiciones al resto de sus compañeros de escuela ingleses, con los que ha podido tejer una intensa relación gracias a su pasión: el

20

REVISTA BARÇA

fútbol. “Para mucha gente el fútbol es sólo un deporte, pero para mí es mucho más que eso, es un sueño, lo es desde que era pequeño”, asegura este culé fan de Messi. Una pasión que no sólo le ha servido para disfrutar marcando goles como el delantero estrella de su equipo local, el Kingsley United, en Liverpool. Le ha servido para hacer fácil lo que a menudo es muy difícil: comenzar de cero, comunicarse con los demás, sentirse parte de un grupo, hacer de un lugar desconocido tu hogar. Es por eso que confiesa que “el fútbol te hace mejor persona”. A él definitivamente le ha servido para empezar un nuevo camino en la vida, que, según confiesa, lo ha de llevar a ser cirujano, su otro sueño fuera de los terrenos de juego. Arsh habla con orgullo de su hermano pequeño, Arsham, de 15 años, que gracias a sus grandes manos ha seguido una historia de integración paralela con el balonmano. Historias de superación en las que el deporte nos muestra su otra cara, que olvidamos a menudo y que siempre hay que reivindicar. ■

AGRADECIMIENTO

Visita a Barcelona

En octubre Arshia y su familia fueron invitados por el FC Barcelona a conocer el Club. El iraní visitó el Camp Nou Experience y el presidente Bartomeu lo recibió en la Llotja durante un partido. También se trasladó, acompañado de su hermano, hasta Sant Joan Despí para visitar la Ciudad Deportiva. Allí coincidieron con algunos jugadores del primer equipo, como Ter Stegen, con quien se pudieron hacer una foto.


ÉTICA Y VALORES

LA TRANSMISIÓN DE VALORES A TRAVÉS DEL DEPORTE

E

l deporte es, esencialmente, una ocasión para la adquisición de valores. Es una posibilidad esencial que ofrece la sociedad para adquirir ciertas virtudes, que son extrapolables a otros muchos campos: a la vida familiar, a la vida profesional, a la vida cívica. Además de ser una ocasión para la adquisición de virtudes, es una ocasión para fortalecer el carácter. El deporte es un pequeño laboratorio para afrontar las contrariedades. Y eso, en cierto modo, forma carácter, lo esculpe. Asimismo, el deporte es esencialmente un espejo de lo que ocurre en la sociedad global de masas: se refleja lo más sublime y también lo más mezquino de la sociedad donde vivimos. Es un fenómeno ambiguo en el que caben actitudes óptimas, nobles, bellas; pero también actitudes, formas y estilos de comportamiento mezquinos, que no están a la altura de la dignidad humana. La práctica deportiva es esencial para el desarrollo integral del niño y del adolescente. Lo encontramos en unos fragmentos extraordinarios de La política de Aristóteles, y ya antes, en La República de Platón. Platón dice que el ciudadano bueno, óptimo, debería pasar por una pedagogía que integrara el ejercicio físico. El afán de superación de un deportista proviene de la lucha contra uno mismo, pero también del deseo de superar al otro. Hay dos elementos a tener en cuenta: en el deportista la lucha es contra sí mismo, y aquí radica la diferencia entre competencia y competitividad. Lo que el deportista ejemplar busca es ser lo más competente posible en aquella determinada práctica. Esto, a su vez, lo llevará a ser excelente y, probablemente, mejor que los demás. Los valores configuran el carácter de la persona y, aunque son invisibles e intangibles porque no se ven ni pesan, dan fortaleza al espíritu y nos permiten desarrollarnos a lo largo de nuestra existencia. Por ello, los valores son para vivirlos y para disfrutar. No son entelequias abstractas que están allí, en un mundo distante y lejano del hombre, sino que forman parte de nuestra vida y, a través de la educa-

JOTAERE

FRANCESC TORRALBA

ción, hay que desvelarlos y fortalecerlos. Los valores no se pueden aprender de una manera objetiva, como si fueran datos geográficos o realidades numéricas, sino que deben comunicarse de una manera indirecta y subjetiva. Se transmiten a través de la vida que lleva un determinado sujeto y, la mayoría de las veces, de una manera indirecta, es decir, sin referirse explícitamente al valor en cuestión. Los valores se manifiestan en nuestras acciones y omisiones, en nuestras palabras y también en nuestros silencios. Pero una cosa son los valores que decimos que tenemos y otra cosa, muy distinta, son los valores que realmente vivimos en nuestra vida. Para averiguar los valores que mueven una existencia hacia un determinado horizonte de sentido, no hay otra manera de investigarlos que fijando la atención en la forma en la que se desarrolla aquella vida. A través de sus movimientos, podremos ir averiguando cuáles son los valores reales que hacen mover aquella vida en una determinada dirección. Los valores son como horizontes de referencia que orientan nuestra vida hacia un determinado sentido. El deporte, tal como se entiende modernamente, desarrolla y fomenta unos valores,

tales como la búsqueda de una mejora constante, el dominio de las emociones, el trabajo ascético de preparación larga y continua para alcanzar un objetivo no inmediato, la paciencia, el sacrificio, la constancia, la aceptación de la derrota como camino de superación, la cooperación con otras personas para lograr un objetivo común, la renuncia al bien propio en beneficio del grupo, el respeto y la valoración de las capacidades de los compañeros y de los adversarios o la solidaridad entre los compañeros, cualidades humanas indispensables para adquirir la madurez necesaria para vivir una existencia libre, responsable y plena. Francesc Torralba es filósofo, director de la Cátedra Ethos de la Universidad Ramon Llull y catedrático de la Facultad de Psicología, Ciencias de la Educación y del Deporte Blanquerna de la misma universidad

REVISTA BARÇA

21


CÁNCER INFANTIL © FC BARCELONA / GERMÁN PARGA

INCLUSIÓN

© FUNDACIÓ BARÇA

Acuerdo con el Hospital Sant Joan de Déu

Sesión de ‘FutbolNet’ inclusivo en Río de Janeiro, celebrada en el mes de octubre.

Actividades de ‘FutbolNet’ en todo el mundo Esta metodología de fomento de la cohesión social y de reducción de conductas agresivas continúa arraigándose en todo el planeta El despliegue de FutbolNet por la geografía mundial continúa a pleno rendimiento. Durante las últimas semanas se celebró en las instalaciones de la FCBEscola de Río de Janeiro una sesión de FutbolNet inclusivo. En la ciudad argentina de Rosario tuvo lugar un nuevo Festival FutbolNet en el que

participaron cerca de 80 niños y jóvenes pertenecientes a cuatro barrios de la ciudad: Gálvez, La Tablada, Garzón y Las Flores. En Brasil, en la ciudad de Suzano, en el estado de Sao Paulo, se celebró otro Festival al que asistieron cerca de 600 niños de la localidad. Y, paralelamente, un equipo de expertos en la metodología impartió un seminario formativo para educadores de diversas escuelas del distrito de Queens, Nueva York, que serán los encargados de aplicar FutbolNet con niños de la zona. ■

UNICEF

SENSIBILIZACIÓN

Barça y Olympiacos, unidos por la infancia

22

REVISTA FUNDACIÓ

© FC BARCELONA /PACO LARGO

Presentes en la Festa dels Súpers La Fundación Barça participó los días 21 y 22 de octubre en la Festa dels Súpers que cada año organiza Televisió de Catalunya en el Anillo Olímpico de Montjuïc. Este año pasaron por el stand más de 1.200 niños y niñas que participaron en diversas actividades educativas y de reflexión en torno al bullying y la crisis de refugiados, dos problemáticas prioritarias para la Fundación en la actualidad. A las actividades El dau de les emocions y La fórmula del benestar los niños trabajaron las emociones y la empatía jugando y de-

La Fundación Barça y el Hospital Sant Joan de Déu intensifican su colaboración a favor de los niños que padecen cáncer con la firma de un acuerdo que permitirá seguir dinamizando la captación de dinero para hacer realidad el SJD Pediatric Cancer Center Barcelona, ​​que será el hospital de oncología infantil más importante de Europa. De esta manera se culmina una estrecha colaboración que se inició en el mes de febrero, cuando se presentó la campaña #paralosvalientes, protagonizada por Leo Messi, con el objetivo de recaudar fondos para hacer realidad este nuevo hospital oncológico que tendrá capacidad para atender a 400 pacientes al año, un 30% más que los de Sant Joan de Déu. El acuerdo también servirá para colaborar en las actividades previstas por la Confederación Mundial de Peñas del FC Barcelona y la Penya Blaugrana Petits Valents, con sede en el Hospital Sant Joan de Déu y formada principalmente por niños ingresados ​​en el centro, sus familias y voluntarios.

batiendo con sus compañeros sobre cómo pueden afectar los comportamientos individuales en los otros. La oferta lúdica se completó con dos grandes photocalls donde los visitantes se pudieron fotografiar.

Con motivo del partido de Champions entre el Olympiacos FC y el FC Barcelona, Ernesto Valverde, entrenador del Barça, y Takis Lemonis, entrenador del Olympiacos, firmaron una carta conjunta para poner de relieve la importancia de que ambas entidades deportivas colaboren con UNICEF, el Barça desde 2006 y el equipo griego desde el 2013. Ambas entidades también cedieron una camiseta de su equipo firmada por los jugadores. Las dos piezas se subastaron y los 6.500 euros recaudados se han destinado a proyectos de UNICEF.


BECAS

EXPOSICIÓN

Muestra fotográfica de #Invulnerables

© FC BARCELONA / GERMÁN PARGA

Unidos a la Federación Catalana de Fútbol

La colección de fotografías se pudo ver durante tres días en la Sala Berlín del Camp Nou.

La realidad de algunos niños y niñas que sufren situaciones graves y viven en contextos de pobreza y vulnerabilidad fue la temática de la exposición fotográfica Tot és possible, que se pudo ver del 2 al 4 de noviembre en la Sala Berlín del Camp Nou. Esta muestra fue promovida por #Invulnerables, el programa impulsado por la Obra Social “la Caixa”, la Fundación Barça y la

Generalitat de Catalunya, que nació con la vocación de luchar por la igualdad de oportunidades de las familias que se encuentran en situación de exclusión social y garantizar su éxito personal y social. Las fotografías son a cargo de Víctor López, Joan Locubiche, Rubèn Quintas y Sunsi Albets. “Tot és possible es una invitación a compartir los sueños de los niños y a implicar a la ciudadanía para intentar hacerlos realidad”, explicó sor Lucía Caram en la presentación. La muestra se pudo ver también en el Palau Macaya de Barcelona y en el espacio Plana de l’Om de Manresa.n CONFERENCIA

COHESIÓN

Congreso global de la industria del fútbol

© FUNDACIÓN BARÇA

‘FutbolNet’ llega a Mollet El sábado 11 de noviembre FutbolNet se trasladó a Mollet como fiesta de inicio de los Juegos Deportivos Escolares de la ciudad. El proyecto forma parte del conjunto de actividades que se están llevando a cabo a lo largo de este año con motivo de la celebración de Mollet como Ciudad Europea del Deporte 2017. La Fundación Barça y el Ayuntamiento de Mollet firmaron en el mes de abril un acuerdo de colaboración que va más allá del ámbito estrictamente deportivo y que conlleva la promoción de proyectos sociales.

© FC BARCELONA / GERMÁN PARGA

El proyecto #Invulnerables impulsa una exposición fotográfica para sensibilizar sobre la pobreza infantil en Catalunya

La Fundación Barça ha firmado un acuerdo de colaboración con la Fundación de la Federación Catalana de Fútbol con el objetivo de desarrollar acciones deportivas y solidarias en Catalunya destinadas a niños y jóvenes en riesgo de exclusión social y que pertenecen a familias con pocos recursos. El entendimiento prevé la concesión de becas para practicar deporte, la organización de campus solidarios para niños tutelados por la Cruz Roja, la financiación de arbitrajes de torneos sin ánimo de lucro y el impulso de campañas de carácter social. “Impulsaremos la práctica del fútbol, y lo haremos en base a los valores que definen al FC Barcelona”, recordó Jordi Cardoner, vicepresidente primero del FC Barcelona y la Fundación Barça, durante el acto de firma.

Dentro del marco del World Fútbol Summit (WFS) 2017, un congreso global sobre la industria del fútbol, la Fundación Barça y la entidad Street Football World organizaron la sesión ¿Puede el fútbol cambiar el mundo?, en la que se trataron temas como la responsabilidad social de los clubes y la importancia del deporte como herramienta de transformación. Una de las ponencias contó con la participación de Mària Vallès, directora general de la Fundación Barça, y con Roy Rodríguez, responsable de filantropía y acuerdos de Scotiabank.

REVISTA FUNDACIÓ

23


REVISTA FUNDACIÓ - Nº08 - CASTELLANO  

Revista Oficial Barça Fundació Edición castellano

REVISTA FUNDACIÓ - Nº08 - CASTELLANO  

Revista Oficial Barça Fundació Edición castellano

Advertisement