Issuu on Google+

LA TV DIGITAL EN ALTA DEFINICIÓN LLEGA A COLOMBIA El próximo año nuestro país ingresará a la era de la transmisión digital, llamada también “HDTV”. Conozca de cerca en qué consiste esta nueva tecnología y cómo prepararnos frente al cambio, Verdades y mentiras al respecto Así como “lo bueno, lo malo y lo feo” que traerá consigo la implementación del nuevo sistema en nuestro medio. Por: Carlos A. Niño J.

Es un hecho, 2010 es el año que marcará el ingreso de la Televisión Digital de Alta Definición para Colombia. Efectivamente las autoridades gubernamentales esperan iniciar formalmente el proceso a partir del segundo semestre de dicho año. Pero desde el punto de vista del usuario común se plantean unos interrogantes fundamentales: ¿cómo nos afectará el cambio de tecnología? y ¿cómo debemos prepararnos?.. ¿acaso tendremos que arrojar nuestros apreciados receptores analógicos al cesto de la basura porque de repente ya son objetos obsoletos?... y aunque algunos que de buena fe han querido ser previsivos o simplemente deseando estar a la par de los adelantos tecnológicos, han adquirido ya sus primeros receptores para “televisión digital” en el mercado local algunos de ellos a unos costos considerables, con la esperanza de disfrutar de la tan esperada señal en Alta Definición. Lo que muchos no saben aún es que esta panacea no es del todo cierta ya que existen ciertas condiciones específicas que deben darse para ello sea verdaderamente


posible; además hay que tener en cuenta que la implementación de un nuevo sistema conlleva algunas limitaciones y tránsitos que deben ser tenidos en cuenta a la hora de la toma de decisiones. Gran parte del problema enunciado estriba en que hay una deficiente divulgación de estos aspectos al público en general. El televidente merece estar mejor informado. Por ejemplo, acerca del tipo de señal que los canales públicos van a emplear para sus emisiones en Colombia y en consecuencia, las características específicas que deberían tener los receptores para captar dichas señales. Tampoco se ha informado con suficiencia cómo va a ser el proceso de implementación del nuevo sistema. Tal es el caso que a la fecha el gobierno aún no ha decido sobre el manejo que dará a las frecuencias de operación para los canales comerciales; éste es un tema sensible ya que podría afectar a los canales regionales que tienen unos derechos adquiridos y que cumplen con claras funciones sociales para con sus respectivas comunidades. También cuenta el tiempo que conllevará la implementación de nuevas redes digitales de transmisión para las señales de televisión terrestre y móvil, que necesariamente deberán funcionar en forma independiente de la actual red análoga dada su incompatibilidad natural. Esto se traduce en un reto técnico que deberá realizarse por etapas en un proceso gradual que implica cubrir primero las grandes urbes y posteriormente en forma paulatina, el resto del territorio colombiano. Dicho proceso tardaría algunos años, exigiendo así mismo un importante esfuerzo económico. No obstante, a partir del momento en que se dé inicio oficial a las transmisiones digitales estas coexistirán simultáneamente con las transmisiones análogas por un término que abarca un plazo de diez (10) años, luego del cual se hará el apagón analógico definitivo. Lo cierto es que operadores y televidentes tendremos que afrontar constantes retos; sin embargo esta vez enmarcada en una mejor perspectiva, gracias a las experiencias y enseñanzas de otros predecesores que en distintos países han vivido ya este proceso, nos permitan conocer para nuestro


medio de estrategias y soluciones ya probadas, en algunos casos ser un valioso instrumento de análisis que lleve a una mejora o simplemente como un buen referente para evitar la repetición de probables errores cometidos por dichos pioneros. Se puede apreciar entonces que en la coyuntura actual, en principio pudiera favorecernos para lograr una mejor adaptabilidad en la transición hacia el nuevo sistema y el gradual desmonte del análogo, pero para ello es necesario que nos preparemos y conozcamos de los aspectos y los conceptos más relevantes de este interesante tema. Entonces… ¿Cuáles son las diferencias reales análoga y la Televisión Digital?

entre

la

Televisión

Empezaremos por lo fundamental, es decir definiendo el término Televisión y su esencia, de esta manera se podrá explicar el desarrollo que lo lleva hasta la actualidad. Este hace referencia a la visión a distancia (tele – visión) relacionando dicho concepto con el de la emisión y recepción de programas audiovisuales inicialmente concebido para un público en general que buscaba entretenimiento. Para hacer esto posible la televisión diseñó un lenguaje único o de medio, creó y adapto formatos, estableció una parrilla de programación de contenidos y les asignó unos tiempos y horarios a sus programas de manera que pudiera ofrecer una mayor variedad de productos para toda su audiencia. De esta manera la televisión fue adquiriendo un inmenso poder e influencia al interior de la cultura de una sociedad. Pero la televisión no ha sido siempre la misma, evoluciona permanentemente a la par de las necesidades y exigencias del ser humano con sus diversos matices, estimulando y propiciando nuevos desarrollos tecnológicos y de contenidos. El televidente de hoy es muy diferente del televidente de una década atrás y así en lo sucesivo. En este punto ya es posible focalizar algunas de las diferencias más notables que caracterizan al sistema análogo frente al digital:


Diferencias en las características básicas: Televisión Análoga: Por medio de cámaras de video o dispositivos de grabación y reproducción, convierte la información visual y sonora original en señales de ondas electromagnéticas de alta frecuencia; esto permite que se puedan transmitir por el espacio a una velocidad cercana a la velocidad de la luz. El problema de este sistema radica en que la relación emisor receptor en una transmisión convencional de televisión se da solo en un sentido; la señal cuando cubre largas distancias se debilita y tiende a deteriorarse, es igualmente sensible a obstáculos como muros, edificaciones o montañas y una buena recepción implica de una antena externa alineada perfectamente hacia donde se ubique una repetidora. Otra debilidad del sistema está en que una sola señal ocupa un importante espacio de ancho de banda, lo que reduce la cantidad de canales disponibles por el espectro radioeléctrico. Televisión Digital: En este sistema toda la información audiovisual y de funcionamiento matriz del sistema se convierte en archivos con códigos de unos y ceros. La primera gran ventaja es la permitir comunicar a la televisión con cualquier otra plataforma multimedia digital y viceversa. Esta interacción es posible gracias a que todas “hablan” el mismo idioma: el Lenguaje Binario. Es así como la televisión cambia sustancialmente su funcionamiento tradicional. Ahora puede brindar muchos nuevos servicios, cualidades y abre un casi infinito mundo de posibilidades a sus usuarios. Por ejemplo ahora es posible gozar de una alta calidad de imagen y sonido sin notorias interferencias gracias a que ahora en las transmisiones se envían ráfagas de paquetes de datos o archivos en donde no importará mucho si la señal llega debilitada ya que el receptor simplemente traducirá internamente los códigos recibidos convirtiéndolas en claras señales sonoras, visuales o de datos de gran calidad durante su reproducción. Una transmisión digital


ocupa un menor ancho de banda lo que se traduce en que un operador podrá emitir no solo un canal sino varios en forma simultánea en el mismo espacio que antes ocupaba la televisión análoga para un solo canal. En muchos países la legislación obliga a los operadores a emitir varios canales hasta ocupar el espectro que el estado les ha asignado; para Colombia este espacio es de 6 Mghz y en el se pueden enviar de 3 o más canales distintos y nuestra legislación también contempla esta posibilidad. Otro gran beneficio que ofrece la TV Digital es la interactividad, quiere decir esto que no solo servirá para ver programas televisivos sino que se puede acceder a otros servicios adicionales tales como el estado del tiempo, hacer compras por catálogo, enviar y recibir datos (comunicaciones), conocer el historial de unos deportistas en un evento deportivo, fichas técnicas de algunas producciones, recibir un programa con subtítulos en otros idiomas, conocer el horario de los programas en una guía de programación, etc. Estos servicios dependerán de cada operador y los servicios que ofrezcan serán los valores agregados que cada canal pueda ofrecer a su audiencia. Finalmente está la posibilidad de emitir televisión móvil en directo, con excelente calidad y que se pueda apreciar en los dispositivos móviles tales como teléfonos, agendas digitales, computadores portátiles, receptores para automóviles, etc. El sistema de televisión adoptado para nuestro país ofrece este servicio y al igual que la TV terrestre, será gratuita y de libre acceso. Solo se requiere que el dispositivo móvil disponga de una pantalla y una antena adecuada para recibir la señal. Diferencias entre la calidad técnica, visual y sonora Sistema Análogo: Tiene una proporción de pantalla 4(ancho) x 3(alto), su forma casi cuadrada no guarda equivalencia con la visual del ojo humano. El tamaño de imagen se sitúa entre 640x480 y 720x480. Posee pixeles de mayor tamaño comparado con su similar en pantalla digital, lo que aunado a una escaneo de señal entrelazada, es decir que


divide el cuadro de una imagen en dos partes de líneas, produciendo una resolución de imagen relativamente baja hecho que le resta definición y detalle a la imagen de final pantalla pero que la hacen más liviana para efectos de llevarlas a una red de transmisión. En cuanto al audio, la televisión análoga transmite en dos formas: estereofónico o monoaural. Cuando la recepción de una señal análoga es deficiente es común observar dos síntomas clásicos: uno el de doble señal también conocida como efecto de “fantasma” o una señal de interferencia lluviosa y granulosa. Estos últimos defectos los corrige en gran forma el sistema digital.

Sistema Digital: La proporción de pantalla cambia a 16 x 9 que brinda con ello una visión de imagen más panorámica. El tamaño de imagen para Televisión Digital Terrestre oscila entre 1280x720 en escaneo Progresivo (imagen completa) y 1920x1080 para el Entrelazado (imagen dividida en dos secuencias). El gran número de pixeles presentes proporcionan una alta resolución de imagen; ésta es conocida como la señal en Alta Definición. Cabe anotar que aunque el escaneo progresivo ofrece una mejor calidad, también puede provocar un molesto efecto de estrobo en escenas que presenten gran movimiento o velocidad. El audio en el sistema de televisión digital se puede emitir en 5.1 que produce un efecto de sonido tridimensional, pero también puede hacerlo en estéreo o monoaural. Para efectos de transmisión de Televisión en Colombia la señal digital saldrá con exploración entrelazada y en dos modalidades DVB-T (Terrestre) y DVB-H (Móvil) para teléfonos y demás dispositivos móviles de multimedia, en diversos tamaños de imagen y resolución, pero conservando las características básicas de la Alta Definición.


Diferencias en los contenidos. Televisión Análoga: En la televisión análoga es común observar unos contenidos más generalistas, es decir que están dirigidos a públicos más masivos. Este fenómeno quizás pudiera deberse al hecho de que existiera solo un canal por operador dado que el sistema análogo ocupa todo el sector del espectro asignado o bien porque para hacer rentables los canales se decidiera tener un mínimo de operadores en el mercado. Lo cierto es que en materia de contenidos diversos estos eran más limitados en número y se hacían con enfoques más globales a pesar de que hicieran para segmentos de población específicos como el de las franjas infantiles, juveniles, de adultos y el de todos los públicos. La audiencia como la de un canal público gratuito al tener escasas opciones televisivas queda más “amarrada” a un eventual monopolio de ofertas de contenido. Televisión Digital: En la televisión digital los contenidos van adquiriendo otra connotación. Al existir la posibilidad de que hayan más canales por operador, hace que cada uno de estos canales se diferencien entre sí, se especialicen en ciertos contenidos temáticos como programación deportiva y recreativa, otros ofrezcan noticias y programas de opinión permanente, otros lo hagan en entretenimiento como novelas, películas y seriados, algunos lo pudieran hacer en programación cultural, ecológica, del hombre y la sociedad o del hombre y la ciencia, etc. y cada uno de ellos dirigidos a un público mucho menos global y sí más detallado. El espectador entonces encuentra en éste sistema una mayor oferta de contenidos, forzando con ello a los canales a ser más creativos e innovadores. El televidente en últimas es el que resulta mayor beneficiado con este nuevo sistema. Pero éste no es el único cambio que existe para los contenidos. Los desarrollos en la interactividad harán que se creen paulatinamente nuevas propuestas y nuevos modelos de participación del público televidente con los canales.


Y en lo referente a los receptores de televisión qué… acaso ¿deberemos arrojar nuestros receptores análogos a la basura? No, está previsto un período de transición de los dos sistemas por de diez años. Los dos sistemas coexistirán por un tiempo mientras se completa la implementación de la red digital en el territorio nacional. Este montaje implica el montaje de nuevos transmisores y equipos de tratamiento de la señal digital en un complejo proceso de adecuación del sistema. Surtido este paso, para aquellos que quieran captar la señal de televisión digital terrestre a través de receptores análogos deberán contar con unas cajas decodificadoras también conocidas como “set top boxes”. Algunas de estas tendrán las funciones mínimas básicas como la de captar y convertir la señal digital en análoga para que esta pueda ser vista. Pero otras de estas cajas decodificadoras podrán tener opciones adicionales como la de contar con acceso a los servicios interactivos, convertir variados formatos de video y audio digital, entre otros. ¿Cualquier receptor de televisión digital o caja decodificadora está en capacidad de captar la televisión digital que veremos? No, existen unas normas específicas que deben cumplir estos implementos para que puedan captar la señales del estándar DVB-T y DVB-H adoptadas para Colombia. Unas son de obligatorio cumplimiento y otras son de servicios opcionales que se ofrecen para el mismo sistema.

¿Cuáles son las normas obligatorias y opcionales que deben tener los receptores de televisión y cajas decodificadoras para recibir la señal de Televisión Digital Terrestre de Alta Definición para Colombia?


OBLIGATORIAS: •

Sintonizador DVB-T

Canalización en 6 MHz (Megahertzios)

Sistema de video digital MPEG-4 base 10

Video: el equipo debe tener capacidad de recibir las señales con las diferentes resoluciones emitidas por los operadores de televisión (incluida la resolución 1080i30fps a 60 Hz)

Pantalla: ajustable 4:3 y 16:9

Audio: capaz de decodificar MPEG-1 y/o MPEG-2

Soportar parrilla de programación (EPG) (ETSI TR 101 211 y EN 300 468

Función OSD para indicar canal seleccionado

Búsqueda de canales automática

Entrada RF de 75 ohmios

Salida RF de 75 ohmios para canales 3 y 4 Salida de video compuesto

Función de subtitulación ETSI EN 300 743

Capacidad de actualizar software OAD:DVB-SSU (ETSI TS 102 006

Alimentación Corriente: 120v a 60Hz

del

sistema

OPCIONALES: •

Common Interface (Acceso Condicional)

Audio: decodificación AC-3, MPEG-4 AAC, MPEG-4 HEAAC

Interactividad: MHP


Llega la TV Digital a Colombia