Issuu on Google+

Poetisas Amigas

19 de Marzo

DĂ­a Internacional de la Mujer Trabajadora


DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER TRABAJADORA Por cuanto el Primer Día Internacional de la Mujer Trabajadora se celebró masivamente el 19 de Marzo de 1911 en Alemanía, Austria, Dinamarca y Suiza, consideramos que ese es el verdadero aniversario. No obstante, fuera de toda discusión está el hecho que la MUJER debe ser homenajeada cada día y no sólo con el propósito de conseguir algo a cambio, sino por el simple hecho que es ELLA la que conduce la vida, ayer, hoy, mañana y siempre. Es la mujer la que está dotada de la maravillosa facultad de hacer posible el milagro de la vida (entre otras muchísimas). Pero el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, se dió como una reacción al sometimiento y desprecio de como se la trató por miles de años. Creemos que aún en los tiempos bíblicos se cometieron esas atrocidades, de considerarla peligrosa y por lo mismo, debía, aunque tratándola como vaso frágil, relegarla a un segundo plano. Pese a que cada vez que una mujer se vió enfrentada a duros conflictos, salió airosa y llevo a los suyos a buen término. La historia está plasmada con los testimonios de tremendas mujeres, que dieron su vida por los demás. Esta edición, no busca más que homenajearla, sin importar cual trabajo realiza.


Continuando con la linea editorial de esta revista, hemos reunido obras destacadas de algunas amigas poetisas y escritoras, que hacen florecer la belleza en las redes sociales con su arte. Si al revisar esta edici贸n, logramoa hacerles saber a ellas que son el centro de todo nuestro quehacer, estaremos en el camino correcto. Un c谩lido y afectuoso saludo a cada una de las suscriptoras y amigas de esta publicaci贸n.


UN PERFECTO DESCONOCIDO Me acostumbré a tu aparecer oportuno Señor de mi mayor capricho Estas atando mis manos y mis palabras pierden su ritmo Porque no entiendes que mi idioma es siempre breve pero efectivo No le obligues a mis venas a soportar tantos latidos Es que aun y en tanta pena sigues siendo un desconocido Yo hice rituales en tu nombre y altares que hoy he destruido Construí mundos universales, también canciones sin sonido Cruce mis dedos en tu nombre quemé mis ojos por tus vicios Me puse a prueba ante tu mundo, en ese mundo que no he tenido. Y estoy tatuando con bosquejos la última página de este libro Creí que hasta aquí llegaste buscando algo que era mío Y en la confianza traicionera deje ceder tus dichos Cuantas palabras enredadas en la arena Cuantas estrellas se hicieron vacío Un vacío profundo como el agua de este mar platino Tan alterado y quieto Perfectamente desconocido

Isabel Salvatierra - Argentina


.


SONETO DE MADRE SOLTERA

...

SONETO DE MADRE SOLTERA

En tiempos de tu infancia, ciegamente luchaba día a día en la vergüenza. Como una fiera oscura, siempre tensa, cuidaba tu candor ante la gente. Mi niña, mía, mía. Transparente tu mirada de luz tan indefensa. Leona brava, tu ternura inmensa me sonreía, cálida y valiente. Batarda te nombraban. Bendecida dulce bastarde de mi carne herida. Pequeña flor, pequeña y deshojada. Maldigo aquellas bocas de serpiente que no te amaron. Hoy, aquí, de frente imploro tu perdón. mi niña amada. Miriam Barri - Argentina


LO QUE BUSCO No pido mucho para ser feliz, para sentirme plena, conforme, realizada; quizá un beso cálido al amanecer, o en el correr del día una dulce mirada. No quiero llenarme de vanidades y lujos no persigo la comodidad de las cosas vanas, los cambio por un lindo detalle cada día, de esos que si se puedan atesorar en el alma. No necesito mucho para ser feliz, quizá será suficiente con saber que me amas, con una taza caliente de café, de ese que sale de nuestras montañas. de rico aroma, un delicioso café, cuando el frio se acerca en las noches claras. Si quieres conmigo venir a compartir, esta ilusión de disfrutar hasta lo más barato no necesitas competir por quien tiene mas en un mundo en el que a fin de cuentas todo se va acabando Al final solo nos servirá lo que en el alma hemos atesorado.

Yoli Paz Díaz - Colombia


MI LLEGADA AL MUNDO Nací bajo un manto enmarañado Manos curtidas por las cenizas recibieron mi frágil y pequeño cuerpo una tijeras oxidadas cortaron el lazo. Cerca un gran fogón bajo aquel lecho ayudaba a la calidez del momento una gran tetera parecía cantar gloria gorgoreando sobre carbones negros. El llanto se esparció por el monte anunciando por fin la triste llegada En el cercano establo la vaca mugió y se escucha lejos el gruñido del león. Mi madre atolondrada de la impresión no podía mas con su debilidad para darme un tibio y voraz biberón... Así fue como llego a este mundo una niña que vive feliz y ama el amor

Delvyhe Bernardita Reynolds Barrientos - Chile


ME ODIO Yo suelo verme al espejo para dos cosas esenciales: Saludarme y decirme adiĂłs. Odio amarme tanto! Detesto la facilidad con que me describo... No he podido levantar un solo poema del mĂ­sero cieno donde fuĂŠ concebido y todos los dias me debato, entre lo mucho que me amo ... y me detesto Emilia Marcano Quijada - Venezuela


DÉCIMAS Las culpables… De la mujer se quería: fuera abnegada y sumisa ...y con llanto o con sonrisa para los demás viviría tal cual la Virgen María De Lilith ya no se habló porque Eva la desplazó. Sin embargo, aquí y ahora aún culpan a Pandóra de todo el mal que pasó.

Lilia Martínez - México


CATARSIS

...Y tú te crees que el dolor de un brochazo se olvida que cuando me declaras la guerra mostrando tu fiereza tus filudos dientes, tu espada aquí luego no pasó nada? cuantas veces mi cuerpo fué blanco de tus armas, de tu veneno, de tu rabia, cuantas veces golpeaste mi corazón con tus palabras sin fijarte que lloraba, que humillaste mi cara, y de rodillas te rogaba, ahora no dices nada te crees que todo pasa y las heridas al alma? aquellas que hoy no sangran pero de huellas profundas me dejarón marcada dejaste mi corazón roto llenas de parches mis ganas hoy solo una mujer rota es quién adorna tu cama todo el dolor que causaste hoy te rebota en la cara Elizabeth Giuliana Arce Yataco - Perú


EL MAR Te darás cuenta un día que viviste en mi sueño como algo que nunca soñaré con rozar. Y seré como el aire, como un soplo de viento, como alguna hoja seca que cayó junto al mar. Te darás cuenta un día que una vez escuchaste muy suave en tu oído, una voz susurrar. Y sabrás que era yo, que aún estando distante me acerqué para amarte de un lejano lugar. Te darás cuenta un día que viviste en mi sueño, y en tus horas amargas me querrás acercar. Pero ya será tarde porque fuí flor de invierno, recogí mi equipaje, y me perdí en el mar.

Inma Diez - España


LOCA ¿Loca? Puedo parecerlo Creer… en aves trinando historias Creer… en dioses portando auroras ...Creer… en musas inspiradoras. Soñar… que el hambre niños no devora Soñar… que el amor se hace bala y nos volvemos metralla Soñar… que el anciano vive del agradecimiento que recibe. Desear…que las letras y los libros viajen al fin del mundo Desear…que el dolor no encuentre un nido Desear…que” vivamos” mientras estemos vivos. ¿Loca? Casi siempre…

Adela Bracho - Venezuela


“Si me ves con el alma extraviada, Si sientes débil mi mirada, Si me faltan de pronto palabras… Por favor dame un beso Que reviva mi cuerpo y mi alma, Que me llene de vida Y me haga olvidar tormentas pasadas. Si me ves con el ánimo herido, Si me ves la sonrisa apagada, Por favor dame un beso, Un profundo e intenso beso De esos que resucitan el alma, Por favor dame un beso Y no digas nada”. Ligia García y García - Venezuela


EL GUIÓN DE UNA MENTIRA Me bebí de tus mentiras me enredé con tus historias me atrapó tus inconciencias y en ese juego me perdi por largos años, y cuando al despertar de ese sueño, me encontré sola sin dueño comprendi, que siempre estuve Ahí, nadando en los mares de la soledad, pasando hambre y frío, casi muriendo en la letanía, mata la rutina, siempre absorta en las esperas, paciencia ilimitada, tu ausencia en el guión de una mentira Marystela Fernández Reyes - Paraguay


CIRUELO. Viene a mi memoria sin límites recuerdos de infancia que alteran mi instante entre surcos de tierra húmeda, veo su imagen sus dedos danzan a la explosión de la vida. Manos vetustas que suaves en la cosecha sabias, se precipitaban también en caricias dulces. Era melodía constante del alba y anochecer. La estancia espaciosa, muebles de antaño tras la ventana, el ciruelo se viste de blanco. - Los dos solos, escucho su música Concierto de vida, canción de únicos frutos, cultivos que resuenan en mi oídos como ayer, ¡Arte puro y magnífico a los vientos como claro de luna, despliega en el cielo y las notas nacen y armonizan, aterrizan en su palmas!. - Mi padre lejano y distante de mis brazos – Su voz recorre la ondulada de los cerros dibujo en la memoria un retrato nuevo frente al sembradío, adornada de blancos, mientras reviven las flores del ciruelo.... Agatha Seixas - Chile


Revista El Faro