Issuu on Google+

Doctrinas básicas de la Biblia

¿Cómo estar seguro de la seguridad eterna? - Parte 2

¿Cómo estar seguro de la seguridad eterna? - Parte 2 Juan 10:27-29 “27Mis ovejas oyen mi voz y yo las conozco, y me siguen; 28yo les doy vida eterna y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. 29Mi Padre, que me las dio, mayor que todos es, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre.” (RVR) La bendición de este pasaje es que enseña una verdad que muchos nunca captan. La verdad de que si tú eres un creyente, un hijo de Dios, puedes estar seguro de la seguridad eterna con el Señor Jesucristo. Si estás en Jesús, eres parte de la familia de Dios y puedes experimentar la paz y la seguridad que Él quiere que todos Sus hijos disfrutemos. En la Bahía de San Francisco, durante la construcción del puente Golden Gate, veintitrés trabajadores perdieron sus vidas mientras construían el puente. En vista de esas pérdidas de vida, la ciudad decidió erigir enormes redes de seguridad debajo de la estructura donde estaban trabajando. Una vez y las redes estaban en su lugar y el trabajo resumió, tan sólo un puño de trabajadores cayó, pero fueron salvos. Consecuentemente, la construcción del puente se completó en un tiempo récord y batiendo un récord de seguridad. ¿Por qué? Porque los trabajadores podrían concentrarse en sus trabajos y no preocuparse de que iban a posiblemente perder la vida. Bueno, al igual, para ser cristianos productivos necesitamos saber que nuestro futuro está totalmente seguro. Si vamos a hacer algo para Jesús, entonces necesitamos concentrarnos en la tarea, a cambio de cada momento estar preocupados de nuestro futuro. Este tipo de temor y duda es lo que típicamente nos paraliza y nos impide alcanzar nuestro máximo potencial como creyentes y en nuestro servicio al Señor. Es más, ese tipo de temor también evita que algunas personas sean salvas, puesto que temen que no tienen la capacidad y lo que necesitan para vivir la vida cristiana. Y la verdad es que nadie tiene la capacidad necesaria para vivir la vida cristiana por sí mismo; de la única manera que se puede vivir el cristianismo es que Cristo viva en el creyente. Hoy, mediante la ayuda de Dios quiero mostrar cómo se puede saber con seguridad que tienes la seguridad eterna. Junto a la salvación, la bendición más grande en la vida es saber que tu salvación esta garantizada. Pero, antes de entrar en materia, primero todos tenemos que estar en la misma página y para eso tenemos que definir un par de términos. Pastor: Joshua Pinto

1

Faro a las Naciones 10/03/10


Doctrinas básicas de la Biblia

¿Cómo estar seguro de la seguridad eterna? - Parte 2

1- ¿Quién es un creyente/un cristiano? Un creyente es aquel que ha recibido a Jesús en su corazón, como su Salvador, a través de la fe. El creyente confía totalmente en Jesucristo para la salvación. Así que el creyente ha nacido de nuevo. Juan 3:3 “3Le respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo que el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios.” Y el creyente se hace partícipe de la naturaleza divina. 2 Pedro 1:4ª “4por medio de estas cosas nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas lleguéis a ser participantes de la naturaleza divina…” 2- ¿Qué con aquellos que parecen ser salvos, pero ahora no tienen ningún interés en las cosas espirituales? Ellos solían ir a la iglesia, posiblemente fueron bautizados, quizás hicieron una profesión pública de fe, parecían cristianos, pero ahora están en el mundo. Jesús habló de este tipo de personas. Mateo 7:22-23 “22Muchos me dirán en aquel día: “Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre expulsamos demonios e hicimos muchos milagros?” 23Entonces les diré claramente: “Jamás los conocí. ¡Aléjense de mí, hacedores de maldad!””. Sí salieron de la fe y se alejaron, entonces lo más probable es que ellos nunca fueron salvos. 1 Juan 2:19 “19Aunque salieron de entre nosotros, en realidad no eran de los nuestros; si lo hubieran sido, se habrían quedado con nosotros. Su salida sirvió para comprobar que ninguno de ellos era de los nuestros.” La razón por la que cayeron y se alejaron es porque ellos simplemente nunca fueron salvos desde el principio. Entonces, para aquellos que verdaderamente confiamos en Jesús para nuestra salvación podemos estar seguros de la seguridad eterna. Hoy quiero predicar de ocho razones por las que podemos estar seguros de la seguridad eterna. I- La promesa de Dios. Romanos 8:38-39 “38Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte ni la vida, ni ángeles ni principados ni potestades, ni lo presente ni lo por venir, 39ni lo alto ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús, Señor nuestro.” Aquí el escritor deja claro que no hay absolutamente nada, ni en el cielo, ni en la tierra que pueda separarnos del amor de Cristo. Eso es una promesa de Dios y las promesas de Dios son garantías. Romanos 4:21 “21plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido.” Pastor: Joshua Pinto

2

Faro a las Naciones 10/03/10


Doctrinas básicas de la Biblia

¿Cómo estar seguro de la seguridad eterna? - Parte 2

Si crees en la Biblia, entonces puedes creer que hay seguridad en la salvación que hemos recibido a través del Señor Jesucristo. La segunda razón por la que podemos estar seguros de la seguridad eterna. II- La perseverancia de Dios. Filipenses 1:6 “6Estoy convencido de esto: el que comenzó tan buena obra en ustedes la irá perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús.” Es la perseverancia de Dios, no la nuestra. ¿Quién comenzó el trabajo en nosotros? ¡Dios! ¿Quién completara el trabajo en nosotros? ¡Dios! Fue Dios quien nos trajo bajo la convicción de nuestros pecados y nos ayudó a recibir a Jesús. Él es el Convictor; es Dios a través de Su Santo Espíritu quien nos convence y nos convicta de pecado. Él es el Convertidor; es Dios quien nos cambia, nos regenera y nos hace participes de la naturaleza divina. Él es el Terminador; es Dios quien siempre termina lo que comienza en nosotros. Eclesiastés 3:14 “14Sé además que todo lo que Dios ha hecho permanece para siempre; que no hay nada que añadirle ni quitarle; y que Dios lo hizo así para que se le tema.” Si Dios no pudiera asegurar nuestra salvación, esto significaría que Dios sería derrotado en Su propósito eterno. Eso es imposible, Dios terminará lo que comenzó en ti. Tercera razón por la que podemos estar seguros de la seguridad eterna. III- La predestinación de Dios. Romanos 8:29-30 “29Porque a los que Dios conoció de antemano, también los predestinó a ser transformados según la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. 30A los que predestinó, también los llamó; a los que llamó, también los justificó; y a los que justificó, también los glorificó.” Aquellos que reciben a Cristo están predestinados para ir al cielo y ser como Jesús. Él lo vio, Él lo planeó, Él lo predestino y Él lo llevó acabo. El no tener seguridad de nuestra salvación simplemente destruye el plan predestinado del Dios Todopoderoso. Dios nos ve como si ya estuviéramos en el Cielo. Si el hombre o Satanás pudiera cambiar eso, significaría que Dios no es ni Omnisciente, ni Omnipotente. Él dejaría de existir, piensa en esto, lo que se resolvió en la eternidad no se puede deshacer en el tiempo. Pastor: Joshua Pinto

3

Faro a las Naciones 10/03/10


Doctrinas básicas de la Biblia

¿Cómo estar seguro de la seguridad eterna? - Parte 2

Cuarta razón por la que podemos estar seguros de la seguridad eterna. IV- Nuestra perfección. Hebreos 10:14 “14Porque con un solo sacrificio ha hecho perfectos para siempre a los que está santificando.” Él nos hizo perfectos por Su sacrificio. No perfectos por un tiempo, somos perfectos para siempre. Dios no hizo el pago inicial de nuestra santificación, Él pagó la deuda en su totalidad y nos compró para siempre por Su preciosa sangre. Escuche bien, como cristianos, no es que empezamos de nuevo, ¡No! ¡Obtenemos una nueva vida! No es un nuevo comienzo, es una nueva naturaleza. No somos perfectos en la carne, somos perfectos en el alma. Si me salgo de la línea, voy a ser castigado, pero todavía seré visto perfecto por el Padre. Romanos 4:5-8 “5Sin embargo, al que no trabaja, sino que cree en el que justifica al malvado, se le toma en cuenta la fe como justicia. 6David dice lo mismo cuando habla de la dicha de aquel a quien Dios le atribuye justicia sin la mediación de las obras: 7¡Dichosos aquellos a quienes se les perdonan las transgresiones y se les cubren los pecados! 8¡Dichoso aquel cuyo pecado el Señor no tomará en cuenta!” No somos salvos por buenas obras y tampoco podemos perder la salvación por las malas. Somos salvos por medio de la justicia imputada de Cristo el Señor Jesús. declarados perfectos!

¡Hemos sido

1 Corintios 6:9-11 “9¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No os engañéis: ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, 10ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. 11Y esto erais algunos de vosotros, pero ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús y por el Espíritu de nuestro Dios.” Quinta razón por la que podemos estar seguros de la seguridad eterna. V- Nuestra posición. 2 Corintios 5:17 “17Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!” Cuando una persona recibe a Cristo, se convierte en una nueva creación, él literalmente llaga a ser parte de Cristo, 1 Corintios 12:13. Al ser hijos de Dios nuestra posición ahora está en Cristo. Noé y su familia- Durante el diluvio ellos estaban seguros debido a su posición. Pastor: Joshua Pinto

4

Faro a las Naciones 10/03/10


Doctrinas básicas de la Biblia

¿Cómo estar seguro de la seguridad eterna? - Parte 2

Ellos estaban seguros porque su posición estaba en el Arca. Posiblemente Noé se cayó muchas veces en el Arca, pero nunca se cayó fuera del Arca. Él estaba en el lugar de seguridad, su posición estaba en el Arca. Nosotros como creyentes disfrutamos de un grado mayor de seguridad que Noé, puesto que nuestra Arca es Jesucristo, nuestra Roca Eterna y en Él esta nuestra posición. Sexta razón por la que podemos estar seguros de la seguridad eterna. VI- Nuestra posesión. Juan 5:24 “24De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra y cree al que me envió tiene vida eterna, y no vendrá a condenación, sino que ha pasado de muerte a vida.” A los que hemos sido salvos se nos dio la vida eterna. No una vida de diez años, ¡No!; No una vida hasta que peque, ¡No! Poseemos la vida eterna en este momento, no en la muerte. Esa es la posesión actual y eterna de cada hijo de Dios. Séptima razón por la que podemos estar seguros de la seguridad eterna. VII- La oración de Cristo. Juan 17:15, 20, 24 “15No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal……20Pero no ruego solamente por estos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos……24Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo esté, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado, pues me has amado desde antes de la fundación del mundo.” Jesús nunca hizo una oración que no hubiese sido contestada. Jesús siempre oraba en la voluntad del Padre y el Padre siempre le respondió afirmativamente a Sus oraciones. En estos versículos que hemos leído, Jesús oró especialmente por nosotros. Jesús expreso el deseo de que los que le hayan recibido y los que le recibirán, los creyentes, seamos conservados para eventualmente pasar a la gloria y estar con Él. Algún día vamos a estar con Jesús en el cielo puesto que Jesús oro por nuestra conservación aquí en la tierra y por nuestra partida a nuestro hogar celestial. Por lo tanto, podemos estar y caminar seguros en el conocimiento de que somos salvos por la gracia de Dios y seguros en el amor de Cristo. Por cierto, Hebreos 7:25 dice que Jesús todavía está orando por nosotros. Octava razón por la que podemos estar seguros de la seguridad eterna. Pastor: Joshua Pinto

5

Faro a las Naciones 10/03/10


Doctrinas básicas de la Biblia

¿Cómo estar seguro de la seguridad eterna? - Parte 2

VIII- El poder de Dios. 1 Pedro 1:3-5 “3¡Alabado sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo! Por su gran misericordia, nos ha hecho nacer de nuevo mediante la resurrección de Jesucristo, para que tengamos una esperanza viva 4y recibamos una herencia indestructible, incontaminada e inmarchitable. Tal herencia está reservada en el cielo para ustedes, 5a quienes el poder de Dios protege mediante la fe hasta que llegue la salvación que se ha de revelar en los últimos tiempos.” El poder de Dios es mayor que cualquier otro y ese poder es el que nos mantiene salvos. Si Satanás pudiera arrebatar un creyente de la mano de Dios, él ya los tendría a todos. Pero gracias a Dios, él no puede hacer eso. Juan 10:27-29 “27Mis ovejas oyen mi voz y yo las conozco, y me siguen; 28yo les doy vida eterna y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. 29Mi Padre, que me las dio, mayor que todos es, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre.” La palabra “jamás” en el versículo 28 está en el griego cuatro veces. Oumé- No, en absoluto, de ninguna manera, en ningún caso, nunca. Eis- Hora, lugar, propósito Ho- Masculino o femenino Aion- Perpetuamente o eternamente. Entonces, una traducción literal de este versículo seria la siguiente: “Y Yo les doy la vida eterna y no perecerán, en absoluto, de ninguna manera, en ningún caso, en ningún lugar, a ninguna hora, por ningún propósito, ya sean masculino o femenino, perpetuamente o eternamente.” La palabra “perecer” es interesante también. Literalmente significa que nunca pueden “destruirse ellos mismos.” Entonces, el Buen Pastor ha hecho Su misión y tiene el poder para que todos lleguemos a casa con Él seguros. Conclusión ¿Eres un creyente? Si es así regocíjate, porque estás seguro en Cristo. Deja de permitir que el diablo te patee por todo lado. Tu eses un hijo de Dios y vas para el cielo, tienes el derecho de sentirte bien acerca de lo que el Señor ha hecho por ti. Si no has recibido al Señor Jesús, ven a Él y se salvo. No dejes que tus miedos o pecados te lleven al infierno.

Pastor: Joshua Pinto

6

Faro a las Naciones 10/03/10


054-10.03.10 Doctrinas Básicas de la Biblia - Como estar seguro de la seguridad eterna - Parte 2