Issuu on Google+

Una Declaracion General del Ministerio by Joshua Pinto 2 Corinthians 2:14-2:17 2 Corintios 2:14-17 Nueva Versión Internacional “ 14 Sin embargo, gracias a Dios que en Cristo siempre nos lleva triunfantes y, por medio de nosotros, esparce por todas partes la fragancia de su conocimiento. 15 Porque para Dios nosotros somos el aroma de Cristo entre los que se salvan y entre los que se pierden. 16 Para éstos somos olor de muerte que los lleva a la muerte; para aquéllos, olor de vida que los lleva a la vida. ¿Y quién es competente para semejante tarea? 17 A diferencia de muchos, nosotros no somos de los que trafican con la palabra de Dios. Más bien, hablamos con sinceridad delante de él en Cristo, como enviados de Dios que somos.” En la sección de 2Co. 2:14 al 17, El apóstol Pablo, examina el ministerio como si lo estuviera mirando a través de una lupa, y se enfoca en 3 aspectos esenciales de un ministerio Cristo-céntrico y efectivo. Explicar que todo creyente tiene un ministerio y debe ser parte de un ministerio. I- Ministerio es: Seguir al líder; No tomar la delantera (V14a) “14 Sin embargo, gracias a Dios que en Cristo siempre nos lleva triunfantes” Pocos son los que han sido llamados al ministerio con mas dones que los del apóstol Pablo. Pocos mas inteligentes, determinados, y con mas visión que el apóstol Pablo. Mas sin embargo este talentoso hombre abiertamente admite que es Dios quien lidera el camino y no el. La palabra “Lleva” quiere decir “Liderar.”; El es quien lidera! No era siquiera una sociedad, en la mente de Pablo el simplemente tomaba el manto de aquel que verdaderamente esta al mando. Escuchemos como era una procesión de victoria en Roma. Willian Barcly pinta una foto en palabras de cuando Pablo usa la palabra “Triunfantes”: Cuando un general llegaba victorioso a Roma, se hacia un procesión (desfile) de victoria. Marchaban por las calles de Roma hasta llegar al capitolio Romano en el siguiente orden: 1ro- Los oficiales del Estado de Roma y el senado.


2ndo- Las trompetas 3ro- Los objetos tomados de la tierra conquistada (Pedazos de barcos, Cosas que representaban la fuerza y poder de la tierra conquistada) 4rto- Caminaban cautivos los príncipes, lideres y generales en cadenas, para ser puestos en prisión y casi inmediatamente ser ejecutados 5nto- Las varas con banderas de victoria y las Liras (instrumentos de la familia del violín) con los músicos. 6to- Los sacerdotes columpiando los incensarios con incienso dulce. 7tmo- El General se paraba en su carroza halada por 4 caballos y su familia en otros carruajes le seguían detrás. 8tvo- Finalmente el ejercito con todas sus condecoraciones gritando dichos de victoria! Cristo nuestro conquistador y general es el que nos lidera en batalla, y nos lidera en el desfile (procesión) de la victoria. El escoge las batallas y declara las victorias. En la cruz, Cristo asumió una batalla que no le pertenecía, para que pudiésemos compartir con el un triunfo que no nos pertenece. II- Ministerio es: Transmitir una fragancia agradable de Dios; No estar tan preocupados por la respuesta de otros (v 14b-16ª) “...[Dios] por medio de nosotros, esparce por todas partes la fragancia de su conocimiento. 15 Porque para Dios nosotros somos el aroma de Cristo entre los que se salvan y entre los que se pierden. 16 Para éstos somos olor de muerte que los lleva a la muerte; para aquéllos, olor de vida que los lleva a la vida.” En la procesión de las victorias Romanas que describe William Barclay; un aroma era emitido (producido) durante toda la procesión, por unas jarras gigantes con incienso también cargadas por los sacerdotes. La fragancia fluía igualmente sobre aquellos que declaraban victoria, como aquellos que caminaban cabizbajos en derrota. A los triunfantes, una fragancia dulce de una vida victoriosa. Y a los derrotados, un punzante (mordaz / áspero) olor que les recordaba la muerte segura.


Aunque sea muerte o vida; el aroma surge (procede / fluye) de Cristo a nosotros. Sus palabras, su historia, su amor – estas son las diferentes fragancias que compartimos. III- Ministerio es: Modelar la verdad aunque parezca inadecuada; No corromper el mensaje para que sea adecuado (v16b-17) “¿Y quién es competente (adecuado) para semejante tarea? 17 A diferencia de muchos, nosotros no somos de los que trafican con la palabra de Dios. Más bien, hablamos con sinceridad delante de él en Cristo, como enviados de Dios que somos.” Diseminar o vender la palabra de Dios... Esta imagen es la de un vendedor que va de puerta en puerta, cargando su mercancía , interesado únicamente en hacer una venta. Siempre existirán bajo la bandera de cristiandad, vendedores ofreciendo y tratando de vender profecías falsas... El pensamiento positivo... La prosperidad falsa... el sensacionalismo... Salvos para siempre salvos... Una gracia falta de Santidad. En otras palabras vendiendo, cualquier cosa que el publico este dispuesto y crédulo para comprar. Pablo le aseguro a los Corintos que el no era un vendedor. El representaba al Señor, y no a el mismo. Su compatibilidad no estaba en sus palabras persuasivas, pero mas bien era competente en la autoridad de Aquel quien lo envió y el contenido de su mensaje. Conclusión- Hagamos una evaluación honesta Hemos visto el libro abierto de la vida de pablo, ahora es nuestro turno de leer algunas paginas de nuestra vida. Primero: ¿Estas verdaderamente dependiendo de Dios? ¿Estas esperando en el? O te lanzas a la primera oportunidad que atraviesa tu camino. ¿Eres sensitivo al liderazgo de Dios? Segundo: ¿Vives una vida verdaderamente triunfante en Cristo? ¿Esta tu enfoque en el poder conquistador de Cristo? Tercero: ¿Cómo huele tu fragancia?


¿Estas usando la fragancia, que se llama “El pecado”? O ¿Estas usando la fragancia que usa tu Salvador? La fragancia de Cristo es inequibocable, y se puede oler cuando alguien camina genuinamente con Cristo. Cuarto: ¿Modelas sinceramente autenticidad (Transparencia)? ¿El ser real (autentico) es una de tus metas?


034-Una_declaracion_general_del_ministerio