Issuu on Google+

Los personajes de la Navidad

Los pastores, los seguidores - Parte 3

Los pastores, los seguidores - Parte 3 En esta corta serie sobre ‘Los personajes de la Navidad’, hemos estudiado dos importantes protagonistas de la historia navideña. Vimos a María, la madre de Jesús, ‘Una mujer muy favorecida’. También vimos a José, el padrastro de Jesús, ‘Un hombre fiel’. Hoy, estaremos estudiando ‘Los pastores, los seguidores’. Pero antes de empezar, primero quiero darles un transfondo general y bíblico sobre el pastoreo. La palabra “pastorear” quiere decir “cuidar del rebaño”. El primer pastor de la historia, es mencionado en Génesis 4:2 y esa fue la ocupación que se uso para describir el trabajo de Abel. Mas adelante en la Biblia encontramos que Abraham, Isaac, Jacob y los hijos de Jacob también fueron pastores. Y es interesante notar que como ellos eran pastores, no se les permitió vivir cerca de los Egipcios, puesto que ellos consideraban a los pastores inmundos (Génesis 46:34). La tarea de los pastores referente a su rebaño era: - Alimentar el rebaño. - Llevar el rebaño a pastos verdes. - Proteger el en todo tiempo, aun de noche. Cuando el pastor llevaba las ovejas al corral en la noche, el dormía a la puerta, por si algún predador quería meterse. - Salían a buscar las ovejas extraviadas, puesto que ellas se perdían y ni siquiera lo sabían. - Ellos rescataban las ovejas cuando estaban siendo atacadas por un predador. (Amos 3:12). Moisés, probablemente es el pastor más famoso de la Biblia. El estaba en el desierto pastoreando las ovejas de su suegro, cuando el Señor se le apareció y lo llamo en medio de la zarza ardiente para sacar a Israel de la esclavitud de Egipto. El Rey David, también fue un pastor. Fue de esa ocupación que Dios lo llamo a ser el Rey de Israel. Pero ¿Por qué Dios llamo tantos pastores a guiar Su pueblo? Bueno, creo que era una preparación excelente para pastorear a gente; aunque muchas veces es más fácil pastorear ovejas, que pastorear personas. Entonces, de la idea de un pastor, siendo protector y líder del rebaño, también vino el concepto de Dios como el pastor de Israel. Pastor: Joshua Pinto

1

Faro a las Naciones 12/21/08


Los personajes de la Navidad

Los pastores, los seguidores - Parte 3

Jacob le llamo a Dios de esta manera antes de su muerte en Génesis 48. En uno de los Salmos mas conocidos, en el capitulo 23, la Biblia dice: “1Jehová es mi pastor; nada me faltará.” Isaías también habla de Dios como un pastor. Isaías 40:11 “11Como pastor apacentará su rebaño; en su brazo llevará los corderos, y en su seno los llevará; pastoreará suavemente a las recién paridas.” Al igual Jeremías hablo de Dios como pastor. Jeremías 31:10 “10Oíd palabra de Jehová, oh naciones, y hacedlo saber en las costas que están lejos, y decid: El que esparció a Israel lo reunirá y guardará, como el pastor a su rebaño.” Y Ezequiel dijo algo interesante en relación al pastoreo de Dios. Ezequiel 34:12 “12Como reconoce su rebaño el pastor el día que está en medio de sus ovejas esparcidas, así reconoceré mis ovejas, y las libraré de todos los lugares en que fueron esparcidas el día del nublado y de la oscuridad.” Entonces, vemos que Isaías pinta a Dios alimentando a Israel; Jeremías lo dibuja protegiendo a Israel y Ezequiel describe a Dios buscando a Israel. Ahora, en el Nuevo Testamento a Jesús se le llama el Buen Pastor que da Su vida por Sus ovejas. En Hebreos 13:20, a Jesús se le llama: “El gran pastor de las ovejas”. Ahora si, con todo esto en mente miremos los pastores que estaban pastoreando su redil a las afueras de Belén. Lucas 2:8-20 “8Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. 9Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. 10Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: 11que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor. 12Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre. 13Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían: 14 ¡Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres! 15Sucedió que cuando los ángeles se fueron de ellos al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: Pasemos, pues, hasta Belén, y veamos esto que ha sucedido, y que el Señor nos ha manifestado. 16Vinieron, pues, apresuradamente, y hallaron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. 17Y al verlo, dieron a conocer lo que se les había dicho acerca del niño. 18Y todos los que oyeron, se maravillaron de lo que los pastores les decían. 19Pero María guardaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón. 20Y volvieron los pastores glorificando y alabando a Dios por todas las cosas que habían oído y visto, como se les había dicho.” (RVR1960) Hoy quiero darle algunas características que describen lo que la Biblia nos dice acerca de los pastores protagonistas en la historia Navideña. La primera es: Pastor: Joshua Pinto

2

Faro a las Naciones 12/21/08


Los personajes de la Navidad

Los pastores, los seguidores - Parte 3

I- Fidelidad. Lucas 2:8 “8Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño.” Los pastores fielmente cuidaban de sus ovejas. Como mencione anteriormente, aun de noche cuando ellas dormían en el redil. Muchas veces los pastores dormían en medio de las ovejas, y es que los pastores tienen que poseer un olor que los distinga. Ellos no marcaban una tarjeta después de trabajar 8 horas o hasta que pensaban era tiempo de trabajar. El pastoreo era prácticamente un trabajo de 24 horas al día, puesto que esas ovejas eran el sustentar de muchas personas. Si no había ovejas, no había lana, no había leche, no había carne y su recurso financiero se acababa. Muchas veces los pastores tenían que estar cuidando de sus ovejas en climas extremos, tenían que aclimatarse al frío, la humedad, el calor, y hasta tormentas de arena. Tenemos que aprender a ser fieles en las cosas de Dios, como estos pastores. Puesto que hay tantas cosas que pueden detener e impedir nuestra fidelidad a Dios. Yo no les quiero dar una larga lista de aquellas cosas que pueden detener nuestra fidelidad a Dios, pero una de ellas es, poseer un espíritu negativo. En 1 Samuel 30 encontramos una historia interesante concerniente a la fidelidad. El Rey David y sus hombres se encontraban en la batalla y mientras que ellos estaban allá, sus enemigos vinieron e incendiaron la ciudad de Siclag y la dejaron en cenizas. Se llevaron las esposas y los hijos e hijas de los soldados. Cuando David y su ejército regresaron, fueron agobiados con gran dolor. La Biblia dice que “alzaron su voz y lloraron, hasta que les faltaron las fuerzas para llorar.” Ellos comenzaron a echarle la culpa a David, pero David escogió 600 hombres y salieron a rescatar los cautivos. Cuando llegaron al arroyo de Besor, 200 hombres no pudieron pasar el arroyo de lo cansados que estaban. David dijo, muy bien, que los 200 se queden aquí cuidando el equipaje y los otros 400 que somos mas fuertes continuemos. Ellos fueron e hicieron un gran rescate y hasta regresaron con un botín.

Pastor: Joshua Pinto

3

Faro a las Naciones 12/21/08


Los personajes de la Navidad

Los pastores, los seguidores - Parte 3

Después de esto fue que David hizo una gran declaración acerca de la fidelidad en 1 Samuel 30:14b “14… Porque conforme a la parte del que desciende a la batalla, así ha de ser la parte del que queda con el bagaje; les tocará parte igual.” Lo que David dijo fue que aunque todos no eran igualmente fuertes, todos pueden ser igualmente fieles. Los 200 que se quedaron cuidando el bagaje hicieron lo mejor que pudieron y eran tan merecedores del botín que los otros 400. Que Dios nos mantenga fieles en lo mejor que podamos hacer para el Señor, en la oración, en la lectura de Su Palabra, en la asistencia a la iglesia y en el testificar a otros acerca de Jesús. Seamos fieles, responsables y leales al trabajo de Dios. II- Seguidores. Lucas 2:15b “…Pasemos, pues, hasta Belén, y veamos esto que ha sucedido…” Los pastores estaban cuidando sus ovejas, cuando de un momento a otro el ángel del Señor se les apareció y la gloria del Señor los rodeo de esplendor. Había tanto brillo que tuvieron temor. El ángel del Señor les dijo que no temieran, puesto que el no había venido a asustarlos sino a darles buenas noticias. ¿Cuáles eran las buenas noticias? “Un niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre”. Repentinamente con el ángel apareció con una multitud de las huestes celestiales que estaban adorando a Dios y diciendo: “¡Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!” Esto debió haber sido una noche emocionante y debió haber dejado a estos pastores atónitos. No obstante, ellos le creyeron al ángel que les dijo, que este Niño había nacido para ellos; así que ellos siguieron el camino hacia Jerusalén donde Jesús estaba en Belén. Necesitamos aprender a siempre seguir a Jesús y buscar la voluntad de Dios en nuestro diario vivir. Al seguir a Jesús lo que interesa no es, lo que queremos en la vida; lo que cuenta es, lo que El quiere para nosotros. Los pastores caminaron una jornada, buscaron e miraron por ese niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre. ¿Por qué? Porque Dios vino primero a ellos. Yo busque al Señor, porque El me encontró primero. Yo vine a El, porque El vino a mí primero. Squire Pearson escribió una canción llamada “El vino a mí”. En la canción el dice, “Cuando yo no podía ir donde El estaba, El vino a mi”. Pastor: Joshua Pinto

4

Faro a las Naciones 12/21/08


Los personajes de la Navidad

Los pastores, los seguidores - Parte 3

¡Que bendición es el saber que El ha venido hacia ti! Ahora nuestro trabajo es seguirle fielmente. III- Favor. Lucas 2:15c “…y que el Señor nos ha manifestado.” ¿Alguna vez ha pensado cuantos pastores había a la orilla de esa montaña aquella noche? El pastorear ovejas en los tiempos de Jesús era tan común como la agricultura en el Norte de California. Así que debió haber sienes de pastores alrededor de la ciudad, al norte, sur, este y oeste; pero, fue a ciertos pastores que el Señor vino. Nunca he podido entender todo lo que se debe saber acerca de la soberanía de Dios y el libre albedrío del hombre, pero yo se que los dos son verdad. El hombre tiene opción, pero Dios esta en control. Yo no entiendo porque el Señor me escogió a mí, cuando El pudo haber escogido a alguien más, posiblemente mejor o mas capas, pero El me escogió y yo le doy la gloria a Dios. Esto se llama el favor de Dios, y es que en Cristo somos favorecidos. Tu tienes el favor de Dios, puesto que El te llamo, El te escogió y El te salvo; y la obra que El ha empezado en ti, El será fiel para terminarla. IV- Fervor. Lucas 2:16 “16Vinieron, pues, apresuradamente, y hallaron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre.” Este texto dice que, “vinieron, pues, apresuradamente”. Ellos hicieron un gran esfuerzo y no perdieron el tiempo; ellos pusieron todo lo que tenían a la obra de Dios. Necesitamos fervor en la obra de Dios. No necesitamos lo que el hombre se inventa para levantarnos y acercarnos a Dios, necesitamos lo que Dios nos da para seguirle fervientemente. Hay personas y ministerios que necesitan que los levanten, que les hagan porras para poder seguir. Pero, hay algo mejor que el ánimo carnal y eso es la manifestación divina del poder y la gloria de Dios en nuestro corazón. Cuando tú caminas cerca de Dios, se notara en cada área de la vida porque es algo real. La Biblia te invita a que regreses al fervor del tu primer amor. V- Testimonio. Pastor: Joshua Pinto

5

Faro a las Naciones 12/21/08


Los personajes de la Navidad

Los pastores, los seguidores - Parte 3

Lucas 2:17 “17Y al verlo, dieron a conocer lo que se les había dicho acerca del niño.” Ellos tenían buenas noticias y tenían que contarlas. Lastimosamente, hay cristianos que parece no tuvieran buenas noticias que contar, no tienen nada que testificar. Debemos estar tan alegres espiritualmente y emocionados acerca de lo que el Señor significa para nosotros, que nadie nos tiene que decir que debemos testificar. Hechos 1:8 “8pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra”. VI- Adoración. Lucas 2:20 “20Y volvieron los pastores glorificando y alabando a Dios por todas las cosas que habían oído y visto, como se les había dicho.” Ellos habían tenido un encuentro con Dios. Quizás tú lo has tenido, pero ¿Lo has visto? Muchas veces no tenemos adoración para Dios, puesto que no lo hemos visto, ellos habían visto a Dios. Ellos se regocijaron en El. ¡Regocíjate en tu Dios y alábalo por que El es bueno y para siempre son Sus misericordias! Si tú no te puedes regocijar en tus situaciones, en tus circunstancias, en tu salud o en tus riquezas, entonces si te puedes regocijar en el Señor de tu salvación. Conclusión. En la vida del creyente deben existir las mismas características de los pastores protagonistas de la historia navideña: En el creyente debe ser fiel a Dios y a Su obra lo más que pueda, en todo momento y en todo lugar. Debemos ser fieles seguidores asiéndonos de la mano del Señor y Sus promesas. Recordemos que como Sus hijos hemos recibido el favor de Dios, quien nos llamo y predestino para Su obra. En nuestro corazón debe existir un insaciable fervor por las cosas que pretenden al Señor y Su obra. ¡Tenemos que regresar a nuestro primer amor! Así que esto nos debe animar continuamente, día tras día, mes tras mes, año tras año a ser testigos fieles de lo que Dios ha hecho en nosotros y por nosotros. Y no podemos olvidar de adorar a Dios, por Quien El es y por lo que ha hecho, esta haciendo y hará en nuestras vidas. Pastor: Joshua Pinto

6

Faro a las Naciones 12/21/08


021-Los pastores los seguidores - Parte 3