Issuu on Google+

Petrosinelli dijo que Gowon también habló con el gobernador del Estado de Kano Mallam Ibrahim Shakarau , quien dirigió la AG Kano para reducir la petición de 150$ millones a 75$ millones. Petrodams informa de que Gowon se reunió con el Presidente Yar'Adua y convenció de lo dejar a un lado los dos casos del Alto Tribunal Federal en contra de Pfizer. (Comentario:... En 1996 Gowon se convirtió en el jefe de Estado después de un golpe militar que derrocó al General de División Johnson Aguiyi-Ironsi. En la actualidad desempeña un papel de hombre de estado mayor en la política nigeriana)"...

sabemos bien. Y para ejemplo un botón. Ninguna donación se hará, ningún hospital será reconstruido, ni ninguna víctima indemnizada si ello no responde a una estrategia de marketing meticulosamente estudiada (o a una condena judicial, je, je). Conviene tenerlo en cuenta cuando nos dejamos caer en los algodonosos brazos de su marketing.

Y lo digo con mucha luz. Las conductas poco éticas (por decirlo de algún modo) que aquí denunciamos son plenamente susceptibles de cambio. Llegará si, y sólo si, somos suficientes los que presionamos en esa dirección. Cuando nuestra "rebeldía" comience a hacer mella en sus intereses. Para eso son empresas. Qué Una reflexión final. A menudo se nos remedio. ataca diciendo "no podéis exigirle a las farmacéuticas que sean ONGs por- Todas la referencias bibliográficas y documentos que sostienen dicho artículo, se enque no lo son, son empresas". Pater- cuentran enumeradas en nuestro blog, nalistas del mundo, no nos vengáis www.farmacriticxs.blogspot.com. con éstas porque esa lección nos la Ana Cuadrado y Juanma Morales

LLAMADITA desde la dirección del Distrito Sanitario.. . En un centro de salud de la ciudad de Sevilla tomó el cargo de Directora del centro una médico de familia que, entre sus primera acciones en el cargo, tuvo a bien prohibir las visitas por parte de los representantes farmacéuticos en las dependencias del centro de salud. Unos días más tarde, llamadita desde la dirección del Distrito Sanitario para decirle que eso no podía ser así porque habían recibido llamadas de algunos directivos de algunas empresas farmacéuticas quejándose al respecto. Entonces la directora del centro de salud en cuestión fijó un día y unas horas en las cuales los visitadores podrían presentar sus fármacos de forma conjunta a todos los médicos en la sala de sesiones. Unos días más tarde, llamadita desde la dirección del Distrito Sanitario para decirle que eso no podía ser así porque habían recibido llamadas de algunos directivos de algunas empresas farmacéuticas quejándose por no poder interaccionar de forma individual con cada médico, porque ese tipo de relaciones de amor fraternal representante-médico no se pueden cultivar en la fría colectividad. Conclusión: si uno actúa como actúa no lo hace por el apoyo de su dirección de Distrito (pasada, presente o futura) sino por aquello llamado principios (y finales). Javier Padilla R3 MFyC C.S. Castilleja de la Cuesta (no, no fue en mi centro de salud... ojalá!) http://medicocritico.blogspot.com

Enero de 2011 BOLETÍN nº3.

Visítanos en: farmacriticxs.blogspot.com Contacto: farmacriticxs@gmail.com

P F I Z E R E N N I G E R I A , 19 9 6 1ª Parte Nigeria enfrenta la mayor epidemia de meningitis de la última década que causa más de 1900 muertos en todo el África subsahariana. Es en este momento cuando la empresa farmacéutica Pfizer se instala en un pequeño poblado de Nigeria llamado Kano para comprobar la efectividad de un antibiótico, alegando al mundo que su propósito era combatir la epidemia. Para esto, se administra un antibiótico sin licencia (Trovafloxacino) a 100 niños, mientras que otros 100 eran tratados con Ceftriaxona comercializada por un grupo farmacéutico suizo competidor de Pfizer (HoffmanLaRoche). Tiempo después, Pfizer se retira de Nigeria dispuesto a comercializar su producto en Europa y EEUU y dejando tras de sí 12 muertos y un gran número de niños con secuelas, ceguera y sordera entre ellas, que podrían atribuirse tanto a la aplicación del antibiótico como a la enfermedad subyacente (meningitis).

En el año 2000, el periodista norteamericano Joe Stephens, tras una investigación, publica lo que se conocerá como “El caso Trovan” en el periódico para el que trabaja, “The Washington Post” levantando un gran escándalo. No sólo destapa las muertes de 12 niños y las secuelas a los demás sino que además evidencia cómo Pfizer falta a los protocolos firmados en la Declaración de Helsinki que regula este tipo de prácticas. Así, postula que “En investigación médica en seres humanos, la preocupación por el bienestar de los seres humanos debe tener siempre primacía sobre los


intereses de la ciencia y de la sociedad”; y que “la investigación médica está sujeta a normas éticas que sirven para promover el respeto a todos los seres humanos y para proteger su salud y sus derechos individuales” y en cuanto a la información y c o n s e n t i miento: “…La persona potencial debe ser informada del derecho de participar o no en la investigación y de retirar su consentimiento en cualquier momento, sin exponerse a represalias. Se debe prestar especial atención a las necesidades específicas de información de cada individuo potencial, como también a los métodos utilizados para entregar la información…Si el consentimiento no se puede otorgar por escrito, el proceso para lograrlo debe ser documentado y atestiguado formalmente.”

blación incluida en el ensayo y sentencia que tenía consentimientos verbales. Un agravante de la situación es que Trovan fue aprobado en EEUU y Europa sólo para uso en adultos y tiempo después fue retirado del mercado por el daño hepático que produce. ¿Qué ocurrió tras el destape de “El caso Trovan”? El gobierno central de Nigeria escuchó a los damnificados tras 4 años de demandas infructuosas y comenzó a pedir responsabilidades por lo sucedido en Kano. Pasado ese tiempo, aún eran pocos los que apuntaban a Pfizer y a los médicos que administraban Trovan, por lo que de nuevo The Washington Post puso a trabajar a sus sabuesos: supuestamente Pfizer había ensayado con Trovan en los niños de Kano sin haber realizado los ensayos previos. Esto fue corroborado por el médico de la empresa Juan Walterspiel, que fue despedido tras enviar una carta a los ejecutivos de Pfizer denunciando el no cumplimiento de la declaración de Helsinki.

Ante la denuncia mundial que se hizo desde el “The Washington Post”, Pfizer no sólo no negó los hechos, sino que explica la no obtención de consentimientos infor- a Pfizer. mados por el analfabetismo de la po- La batalla legal ha pieza a despejarse

La sociedad civil nigeriana salió a la calle y, tras las manifestaciones de 2002 el gobierno de Nigeria llevó a los tribunales durado años y emestas semanas…

75$ millones era razonable, porque los 2ª parte pleitos se estaban prolongando durante muEl mundo no es un tablero de Risk, no chos años, costando a Pfizer más de 15$ existe el dilema malos (malísimos) millones al año en honorarios legales y de contra buenos (guapísimos). Nos eninvestigación. Según Liggeri, Pfizer había frentamos a diario a trilemas, tetra- contratado a investigadores para descubrir lemas, y muchas otras combinaciones los vínculos de corrupción del Fiscal Gede factores aún más complicadas. Lo neral Federal Michael Aondoaimportante de todo este asunto es que ahora cualquier ciudadano puede tener kaa para expoacceso a la información, no adulte- nerlo y ejercer presión sobre él rada y de primera mano. Analizarla y para desestimar trabajarla nuestro premio y nuestro los casos fededeber. rales. Dijo que

Una de las filtraciones más recientes, el caso Cablegate. 251.187 comunicaciones diplomáticas entre el Departamento de Estado de los UnitedEstates y sus embajadas por todo el mundo. Filtradas y dosificadas, eso sí, por una serie de grandes diarios que llenan sus primeras páginas con una serie de casos más o menos chillones. Conviene tener en cuenta que ahora mismo hay accesibles 1.463 de los 251.187 cables.

los investigadores de Pfizer fueron pasando esta información a los medios locales, XXXXXXXXX. Una serie de artículos dañinos detallando la "supuesta" corrupción de Aondoakaa fueron publicados en febrero y marzo. Liggeri sostuvo que Pfizer tenía mucha más información perjudicial sobre Aondoakaa y que sus colegas lo estaban presionando para desestimar la demanda por temor a más artículos negativos"...

Hoy en Farmacriticxs seleccionamos para posterior análisis uno de los cables diplomáticos, en relación con la primera parte "Pfizer en Nigeria". Hay quien argumenta que los cables no aportan información novedosa, que todo eso ya lo sabíamos. Si bien algunos ya sospechábamos que Pfizer no es esa niña linda que te sonríe en sus anuncios, no es lo mismo que lo digamos cuatro mindundis a que lo admita, jovialmente, el entonces Direc- También tenemos la confirmación de tor Nacional de Pfizer en Nigeria que Pfizer utilizó sus influencias y enorme poder para manipular la JusEnrico Liggeri. ticia Nigeriana a su favor. No es que

interferir en el aparato de Jussucios de una persona y utilizar- ticia de un Estado Soberano sea los para beneficio propio recibe el algo nuevo, ni extraordinario. Pero El arte de investigar los trapos

antiquísimo nombre de chantaje (para los modernos, blackmailing). Y eso es algo Muy feo. ... "Liggeri dijo que Pfizer no estaba feliz con finalizar el caso, pero había llegado a la conclusión de que la cifra de

sí es algo terriblemente grave, totalmente criticable y denunciable.

..."Petrosinelli señaló que Pfizer ha colaborado estrechamente con el ex jefe de Estado nigeriano Yakubu Gowon y que desempeñó un papel de mediación positivo con el Estado de Kano y el gobierno federal.


farmacriticxs, boletín nº3