Page 1

Gu鱈a para familias de

ni単os y ni単AS entre 0 y 5 a単os


Unicef trabaja en más de 190 países y territorios para ayudar a los niños y niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. Es el mayor proveedor de vacunas a los países en desarrollo. Unicef apoya la salud y la nutrición de la infancia, el agua y saneamiento adecuado, la prestación de educación básica de calidad para todos los niños y niñas, y la protección de los niños y niñas contra la violencia, la explotación y el sida. Unicef está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos. Para obtener más información acerca de Unicef y su trabajo, sírvase visitar: www.unicef.org. Unicef Paraguay Avda. Mariscal López esq. Saraví Edificio de las Naciones Unidas, 1er piso Tel.: (+595 21) 611 007/8 informacionpy@unicef.org www.unicef.org/paraguay Fb/UnicefParaguay Tw/UnicefParaguay YouTube/UnicefParaguay Instagram/Unicef Paraguay


Gu鱈a para familias de

ni単os y ni単AS entre 0 y 5 a単os


Impresi贸n: Zamphir贸polos S.A.


Contenido Introducción 8

1

2

El embarazo 11 • La espera 12 • Alimentación de la embarazada 12 • Cuidados que debe tener la embarazada 15 • Estimulación durante el embarazo 17 • ¿Cuándo preocuparse? Señales de alerta 18 El nacimiento, ¡un acontecimiento familiar! 19 • El momento del parto 20 • ¿Cómo se siente la mamá? El puerperio 20 • ¿Cómo se sienten los hermanos y hermanas mayores? 21 • Para saber más sobre el amamantamiento 22 • La continuidad de la lactancia materna exclusiva 23 • Para saber más sobre el apego 23 • Consejos sobre salud y aseo general 24 • Para saber más sobre situaciones especiales: la prematuridad y el bajo peso 26 • Para saber más sobre el método “Mamá canguro” 28

3

Mis primeros meses de vida 29 El bebé de 1 mes 30 • ¿Qué puedo hacer a esta edad? 30 • ¿Qué pueden hacer para acompañarme? 30 • ¿Cuándo preocuparse? Señales de alerta 31 • Para saber más sobre por qué duerme tanto el bebé 30 El bebé de 1 a 3 meses 32 • ¿Qué puedo hacer a esta edad? 32 • ¿Qué pueden hacer para acompañarme? 32 • ¿Cuándo preocuparse? Señales de alerta 33 • Para saber más sobre el llanto 33


El bebé de 4 a 5 meses 34 • ¿Qué puedo hacer a esta edad? 34 • ¿Qué pueden hacer para acompañarme? 34 • ¿Cuándo preocuparse? Señales de alerta 35 • Para saber más sobre cómo ser un padre activo 36 • Para saber más sobre cómo evitar accidentes 36 El bebé de 6 a 8 meses 38 • ¿Qué puedo hacer a esta edad? 38 • ¿Qué pueden hacer para acompañarme? 38 • ¿Cuándo preocuparse? Señales de alerta 41 • Para saber más sobre los factores de riesgo para un crecimiento adecuado 42 El bebé de 9 a 11 meses 44 • ¿Qué puedo hacer a esta edad? 44 • ¿Qué pueden hacer para acompañarme? 45 • ¿Cuándo preocuparse? Señales de alerta 46 • Para saber más sobre salud e higiene 46 • Para saber más sobre comer en forma saludable 47

4

Mi primer año de vida 49 El bebé de 12 a 14 meses 50 • ¿Qué puedo hacer a esta edad? 50 • ¿Qué hacer para acompañar? 50 • ¿Cuándo preocuparse? Señales de alerta 51 • Para saber más sobre los hábitos de comida 52 • Para saber más sobre “¡Yo solito!”, “¡Yo solita!” 53 El bebé de 15 a 17 meses 54 • ¿Qué puedo hacer a esta edad? 54 • ¿Qué pueden hacer para acompañarme? 55 • ¿Cuándo preocuparse? Señales de alerta 58 • Para saber más sobre el no de los niños y niñas 58 • Para saber más sobre las normas de buenos tratos más importantes en los primeros años de vida 59 • Para saber más sobre los miedos infantiles 60


El bebé de 18 a 23 meses 61 • ¿Qué puedo hacer a esta edad? 61 • ¿Qué pueden hacer para acompañarme? 62 • ¿Cuándo preocuparse? Señales de alerta 64

5

Mi segundo año de vida: comienzo a movilizarme 65 • ¿Qué puedo hacer a esta edad? 66 • ¿Qué pueden hacer para acompañarme? 68 • ¿Cuándo preocuparse? Señales de alerta 70 • Para saber más sobre los niños y niñas que muerden 71 • Para saber más sobre cómo elegir los juguetes seguros y adecuados 72

6

Mi tercer año de vida: ¡es mi fase de autoafirmación! 75 • ¿Qué puedo hacer a esta edad? 76 • ¿Qué pueden hacer para acompañarme? 77 • ¿Cuándo preocuparse? Señales de alerta 81 • Para saber más sobre el dibujo infantil 82 • Para saber más sobre el desafío de enseñarles buenos hábitos 83 • Para saber más sobre juegos y juguetes para niños y niñas 84

7

Mis 4 años: ¡tengo iniciativas propias! 85 • ¿Qué puedo hacer a esta edad? 86 • ¿Qué pueden hacer para acompañarme? 87 • ¿Cuándo preocuparse? Señales de alerta 88 • Para saber más sobre los miedos infantiles 89 • Para saber más sobre promover el autocontrol 90

8

Mis 5 años: ¡ya voy a la escuela y hago amistades! 91 • ¿Qué puedo hacer a esta edad? 92 • ¿Qué pueden hacer para acompañarme? 94 • ¿Cuándo preocuparse? Señales de alerta 98 • Para saber más sobre lectura y otras destrezas 98


Introducción Este material está dirigido a la familia –madre, padre, abuelos, abuelas, hermanos, hermanas, tíos, tías– u otra persona que cuida a tu hijo o hija. Aquí encontrarás orientaciones para la crianza durante su primera infancia, empezando por el periodo de embarazo, pasando por el nacimiento, los primeros meses, hasta la edad de 5 años. Es importante que recurras a tu agente formador de la familia (de Salud, Educación o Tekoporã) para que te vaya indicando cómo usarlo en cada una de las edades. El contenido de esta guía está enfocado desde el buen trato, que es un modo distinto de relación entre adultos, niños y niñas, donde lo más importante es su cuidado y bienestar para asegurarles un buen desarrollo, en ambientes cariñosos y respetuosos.

El buen trato se aprende y es un proceso que debe iniciarse en la primera infancia. Uno de los caminos claves para la mamá, el papá y las personas que cuidan al niño o la niña es el adecuado uso de la autoridad. Es importante comprender que para educar no hace falta la fuerza desmedida, sino un apropiado equilibrio de la firmeza para poner límites y normas, desde el cariño de los padres, madres y adultos, para criar con amor y respeto.


¿Qué encontrarás en este material? En la primera parte, se describe el tiempo de gestación con los cuidados y atenciones que necesita la madre en diferentes aspectos, así como la importancia del vínculo y la estimulación del bebé desde el vientre materno. Luego, se presenta el nacimiento y el periodo de posparto, con orientaciones para toda la familia. A partir del primer año de vida, se desarrollan cuatro secciones. En las dos primeras, es el propio niño o niña quien habla y explica las características de la etapa que está viviendo. De esta forma, con su propia voz, cuenta lo que puede hacer en cada etapa y lo que necesita que hagan quienes le cuidan, para estimular y apoyar en su crecimiento. Vemos a continuación de qué se trata.

¿Qué puedo hacer a esta edad? En este apartado encontrarás información sobre los aspectos más importantes de la evolución del niño o niña en cuanto a sus movimientos, lenguaje, pensamiento, razonamiento y emociones. Aquí, es él o ella quien te explica lo que es capaz de hacer en determinada edad o mes de vida.


¿Qué pueden hacer para acompañarme? Cuando veas este dibujito, es que el niño o niña está indicándote algunas acciones que podés hacer y así darle más oportunidades de aprendizaje. También te da recomendaciones para atender su higiene, salud, nutrición y pautas para prevenir accidentes y lesiones en la casa o alrededores.

¿Cuándo preocuparse? Señales de alerta Cuando veas este dibujo, encontrarás indicaciones específicas para descubrir, lo más temprano posible, si se presenta alguna dificultad en el desarrollo de tu niño o niña. Así, junto con el agente formador de la familia, podrás tomar las medidas necesarias y llevarlo enseguida a control con profesionales especializados en el área.

Para saber más sobre… Este dibujo indica la sección en la que se presentan breves explicaciones, reflexiones o sugerencias para atender ciertos temas que son comunes en las diferentes edades. De esta manera, tendrás mayor conocimiento para saber cómo actuar y conversar con quienes participan en el cuidado de tu niño niña sobre diversas situaciones que se presentan.


EMBARAZO

1

EL EMBARAZO

11


EL EMBARAZO

La espera

Beber al menos 6 a 8 vasos de agua por día.

Alimentación de la embarazada La alimentación es muy importante durante todo el embarazo para el crecimiento adecuado del bebé y la salud de la madre.

Para una alimentación saludable debe comer alimentos frescos y naturales (frutas, verduras, legumbres, cereales y carne) y evitar los industrializados (gaseosas, chorizos, salames, papas fritas, con mucha sal o azúcar, etc.).

12


EMBARAZO

Los alimentos ricos en vitamina A son: • hortalizas anaranjadas y rojas como zapallo, calabaza, zanahoria; • hojas verde oscuro (espinacas, acelgas, kuratú, berro); • frutas amarillas como el mango, el mamón.

Debe comer alimentos ricos en hierro, como: • carne de vaca, aves, pescado y menudencias (corazón, hígado, riñón); • porotos, lentejas, arvejas; • acelga, chauchas, espinaca, berro, perejil; • miel de caña, maní, nuez y castaña; • soja en granos o preparada; • también algunos alimentos ricos en vitamina C, como limón, naranja, mandarina, pomelo, acerola, piña, mamón; • verduras como espinacas, acelgas, kuratú, perejil, tomates y locotes verdes y rojos.

13


EL EMBARAZO

Consumir yodo, pues ayuda a la formación del cerebro del bebé. Se encuentra en la sal yodada, la sardina, el atún y demás pescados.

Preferir alimentos asados o cocidos que fritos. Evitar pescado, huevos, carne o pollo crudos.

Ingerir menudencias, verduras de hojas verde oscuro, remolacha, maní, aguacate y porotos. Todos estos alimentos contienen ácido fólico, que ayuda a prevenir problemas en el cerebro y en la columna del bebé.

Comer 4 porciones al día de alimentos ricos en calcio, para la formación de los huesos y dientes del bebé. Los alimentos que lo contienen son los lácteos (leche, yogurt, quesos); hortalizas de hojas verde oscuro (espinaca, acelga, repollo, berro); semillas o aceite de sésamo.

14


EMBARAZO

Cuidados que debe tener la embarazada La mujer pasa por cambios físicos y emocionales que pueden generar dudas, preguntas y creencias sobre el embarazo. La llegada de un nuevo hermano o hermana puede crear incertidumbre en tus otros hijos e hijas, que deben ser explicadas con cariño, poco a poco.

La mujer debe: Ir al servicio de salud si sospecha que está embarazada, para realizar consultas, análisis y controles, en lo posible antes del tercer mes de embarazo.

Reforzar cuidados en la alimentación y su cuerpo, especialmente los dientes.

Recibir tratamiento odontológico si fuera necesario.

Recibir vitaminas y suplementos.

Conocer la maternidad o el hospital regional en el que piensa tener el parto.

Conocer los cuidados que necesita el bebé después del nacimiento. Realizar un mínimo de 6 consultas prenatales.

Recibir vacunación adecuada si fuera necesario.

Conocer y exigir sus derechos (por ejemplo: asistir y ser atendida en cualquier servicio de salud, tener permiso de maternidad en el trabajo, entre otros). 15


EL EMBARAZO

Entre otros cuidados, se recomienda: • Bañarse diariamente. • Cepillarse los dientes luego de cada comida, porque tiene más posibilidades de tener caries. • Lavarse la cabeza normalmente, al menos una vez a la semana. • Si hay riesgo de dengue en el barrio, cuidarse y reforzar los cuidados para no contraerlo. • Usar ropa limpia y cómoda (no ajustada). • Usar calzados sin taco. • Descansar y dormir lo que sea necesario, por lo menos 8 horas. • No realizar esfuerzos ni levantar cosas pesadas. • Mantener la casa limpia. • Alimentarse adecuadamente. • Evitar bebidas con alcohol, café, cigarrillos y drogas. • Evitar la exposición al sol en las horas más calurosas del día (entre las 11 y 16 hs.). 16

¡IMPORTANTE! Si surge la sospecha de que la embarazada tiene dengue, debe ir con urgencia al servicio de salud más cercano o consultar con su médico, especialmente si aparecen las siguientes señales: • fiebre alta; • dolor de cabeza; • dolor detrás de los ojos; • dolor muy fuerte de los huesos, músculos y articulaciones; • presencia de manchas como sarpullido en la piel; • náuseas y vómitos.


EMBARAZO

Estimulación del bebé durante el embarazo

Es necesaria la participación del padre durante el embarazo, en el momento del parto, en el cuidado del niño o niña y de la madre después del nacimiento.

El bebé se da cuenta cuando su mamá está triste, preocupada o muy estresada. También nota cuando está alegre, pues su cuerpo produce sustancias que le dan bienestar y ayudan a su sano crecimiento. Todo lo que su madre viva en estos nueve meses dejará una huella en su mente, en su cuerpo y en su corazón. El bebé puede escuchar la voz de los padres y otros miembros de la familia, especialmente a partir de las 20 semanas (5 meses). Por eso, pueden aprovechar para cantarle, hablarle y contarle cuentos.También percibe sonidos del ambiente, por lo que es importante que las músicas sean tranquilas, variadas y sin ruidos estridentes. El bebé siente las caricias amorosas que le hace su mamá a través de la barriga. El papá también puede percibir al bebé a través del vientre materno. Se puede estimular al bebé con movimientos del cuerpo, bailando al son de una música o hamacándose suavemente. 17


EL EMBARAZO

¿Cuándo preocuparse? Señales de alerta Acudir inmediatamente al médico o servicio de salud más cercano si se presenta alguno de estos síntomas:

pérdida de sangre por vagina (sangrado vaginal); ardor al orinar; visión borrosa; convulsiones; dolor abdominal agudo; fiebre y debilidad; respiración dificultosa o más agitada de lo normal; dolores de parto o contracciones durante más de 12 horas; vómito frecuente; dolor de cabeza intenso; presión alta.

18

Señales que indican trabajo de parto • Si se observa pérdida de pequeñas cantidades de sangre en la ropa interior, es una señal de que el parto comenzará en las siguientes 24 horas. • Cuando sale agua de la vagina, sea en gotas o un chorro, se produjo el rompimiento de la bolsa. • Contracciones constantes con cierta frecuencia. LA EMBARAZADA DEBE ACUDIR INMEDIATAMENTE AL SERVICIO DE SALUD.


2 NACIMIENTO

El nacimiento,

ยกun acontecimiento familiar!

19


El nacimiento, ¡un acontecimiento familiar!

El momento del parto En este tiempo, la madre debe contar con el padre u otra persona de apoyo para ella, así como la asistencia de personas capacitadas para afrontar los riesgos médicos. Es importante que el padre o figura de apoyo conozca las necesidades de la embarazada, el tipo de atención que ella debe recibir, además que tiene derecho a entrar a la sala de parto.

¿Cómo se siente la mamá? El puerperio El posparto es un tiempo muy delicado. El puerperio, también llamado cuarentena, es cuando se inicia el reposo, porque el cuerpo de la mujer está volviendo a la normalidad. Esto dura unos 42 días. En este periodo es común y normal que sienta deseos de llorar sin motivo aparente, enojarse con facilidad, estar triste y desanimada. El cariño y la comprensión son fundamentales. Si la mujer y la familia están tranquilas, el bebé también lo estará.

20


Los hermanos y las hermanas mayores también sufren cambios y miedos. Es necesario que papá y mamá tengan algunas atenciones especiales, como:

NACIMIENTO

¿Cómo se sienten los hermanos y hermanas mayores?

Es importante que la primera vez que los hermanos y hermanas mayores vean al bebé, la mamá se encuentre en la cama y el o ella en su cunita. Que la madre reciba a los hijos e hijas mayores, les abrace y luego presente a quien recién nació.

Decirles que les quieren mucho.

Permitirles colaborar en el cuidado del bebé, ayudar en el baño o a vestirlo.

Dedicar tiempo especial a los niños y niñas mayores, solo con ellos, así podrán contarse sentimientos y miedos.

Que todos los miembros de la familia participen en la espera, llegada y cuidado del bebé.

21


El nacimiento, ¡un acontecimiento familiar!

Para sa

e... br

r más so be

El amamantamiento Al amamantar, se establece un vínculo afectivo madre-hijo o hija que le proporcionará un mejor desarrollo de su cuerpo, sus afectos y emociones. Durante los seis primeros meses, se recomienda darle sólo leche materna. Después de ese tiempo y hasta los dos años o más, continuar la lactancia con otros alimentos. Para amamantar, la madre debe buscar un lugar tranquilo, confortable y calmo. Mirar a los ojos del bebé, conversar con él o ella y acariciarle con cariño. No existe leche mejor que la materna, porque contiene todos los nutrientes necesarios para el completo crecimiento y desarrollo del bebé. En los primeros meses de vida no es necesario darle agua, té, yuyos o suero glucosado. ¡La buena posición de la mamá y el bebé son muy importantes! Aquí vemos algunas.

22

Sentada clásica

Posición “caballito”

La continuidad de la lactancia materna exclusiva Si la madre trabaja fuera y debe volver a los dos o tres meses después del parto, una opción para continuar con la lactancia materna es que un familiar acerque al bebé al lugar de trabajo para mamar, pero esto debe conversarse antes con los jefes. Otra opción es extraer la leche entre las tomas del bebé o durante la jornada laboral. Se debe almacenar y conservar en un refrigerador o freezer, en un recipiente esterilizado o hervido y tapado. Es conveniente poner fecha de extracción al recipiente. La leche extraída se puede conservar: • hasta 12 horas en la heladera; • hasta 14 días en un freezer o congelador.

Acostada clásica

Posición invertida


NACIMIENTO

Para sa

e... br

r más so be

El apego Implica la presencia permanente de la mamá, el papá o algún familiar para fortalecer el afecto.

Para utilizarla, es necesario entibiarla a baño María, y nunca hervirla ni calentarla en microondas, para que no pierda sus propiedades. La persona que cuida al bebé le suministrará la leche extraída mientras la madre está en el trabajo. Si estuviera congelada, primero se debe descogelar naturalmente y luego entibiarla a baño María.

El niño o niña busca el contacto de la mirada, de las manos y los brazos de las personas que le rodean. Éstos producen en él o ella una sensación de bienestar y cercanía. Es sensible a la voz humana y sus diferentes tonos. Se tranquiliza cuando se le habla. A los pocos días ya reconoce la voz de su madre. El tacto está muy desarrollado, y a través de él surgen las primeras emociones. El llanto es uno de los medios de comunicación más efectivo que posee. No sólo es expresión de sus necesidades físicas, como el hambre, el sueño o el dolor, sino también de la necesidad de contacto. Poco a poco, la madre aprende a comprender el motivo del llanto en cada ocasión.

Para fortalecer el apego con el bebé pueden: • alzarle, tenerle upa; • hablarle; • mirarle a la cara, hacerle gestos; • jugar con él o ella cuando se baña; • acariciarle, mimarle; • hacerle masajes.

23


El nacimiento, ¡un acontecimiento familiar!

Para sa

e... br

r más so be

SALUD Y ASEO GENERAL

Cuidados en el hogar • Lavate siempre las manos con agua y jabón antes de tocar al bebé. • Para dormir, acostale boca arriba o de costado. No le cubras la cara, porque puede asfixiarse. • Evitá el contacto del bebé con personas enfermas. • Mantené el ambiente limpio y ventilado, libre de polvo casero y humo.

IMPORTANTE • Evitar la exposición del bebé a espacios públicos o muy concurridos. • Visitar al médico en los primeros días del nacimiento.

Piel • No es necesario bañarle todos los días, para preservar la grasa natural que protege la piel. • Mantené siempre seca la zona del pañal para evitar la aparición de irritaciones e infecciones. • Para limpiar la zona del pañal, podés usar aceite de bebé o vegetal de cocina cada vez que le cambies. • No uses esponjas, perfumes, talcos. • Lavar la ropa nueva antes de usarla por primera vez.

Cordón umbilical • Mantené el ombligo del bebé seco y limpio. Observá que la piel de alrededor no esté enrojecida o tenga un olor desagradable, puede ser señal de infección. • Colocá el pañal por debajo del cordón umbilical para evitar que éste se infecte. • Para limpiar el cordón, lavate las manos: utilizá agua y jabón o alcohol rectificado. • No uses ombliguero, gasa, polvos, ni cubras el cordón con el pañal.

24


Oídos

• Prepará todo lo necesario para el baño (jabón, toalla, ropa limpia, pañal, etc.) antes de quitarle la ropa a tu bebé, para evitar accidentes.

• Limpiá los oídos por fuera con una toallita.

• Comprobá la temperatura del agua con tu codo, es una zona de la piel muy sensible. • Nunca dejes solo al bebé en el agua, ni te distraigas. • Iniciá el baño con la cara, la cabeza y luego el cuerpo. • En el caso de los varones, no corras el prepucio para atrás para limpiarle el pene.

NACIMIENTO

Baño

• No introduzcas ningún objeto (ni algodón).

Uñas • Usá manoplas para evitar que el recién nacido se arañe el rostro o se lesione los ojos con sus uñas. • Cortale las uñas después de la primera semana de vida. Hacelo en forma recta, con tijeras de punta redonda. Tené cuidado de no hacerlo muy cerca de la piel para evitar una infección o lastimarlo.

Nariz • Si la nariz está tapada por moco, podés aplicar 2 o 3 gotas de agua hervida o de té de manzanilla (tibio y bien colado) para aflojar el moco y que salga sin dificultad a través de un estornudo. • Evitá el uso de la perita nasal. • Si el bebé estornuda de repente y no hay otro síntoma, es normal. 25


El nacimiento, ¡un acontecimiento familiar!

Cambio de pañal • Levantá sus piernas y sujetale suavemente por los tobillos. • Limpiale de adelante hacia atrás con una gasa mojada en agua limpia y tibia, hasta donde creas que pudo haber llegado la orina (aunque no se vea). • Para evitar paspaduras,revisá que quede limpio y seco, no le dejes mucho tiempo con el pañal sucio. • Se puede usar vaselina o pomada si está irritado; evitá el talco. • Lavate bien las manos después de cada cambio de pañal. • Los pañales ya utilizados deben ser depositados en el basurero.

Para sa

e... br

r más so be

Situaciones especiales: la prematuridad Y BAJO PESO

Un bebé es prematuro cuando nace antes de las 37 semanas, cualquiera sea su peso, por lo que requiere de cuidados especiales. Su evolución va a depender de las semanas de gestación, del peso y otros factores. El bebé prematuro puede presentar problemas para sobrevivir y crecer. 26

Los prematuros ven y oyen, por lo tanto, como los bebés, duermen dos o tres horas y están despiertos por un breve rato. Es importante que los padres pasen largos periodos en la unidad de terapia para estimular y fortalecer al niño o niña.


NACIMIENTO

Antes de que se retiren la madre y el bebé del servicio de salud se debe controlar: Que la libreta de salud del niño o niña, la libreta de la mujer embarazada y del recién nacido estén completas.

Que los padres hayan recibido información de cómo darse cuenta si el bebé tiene alguna enfermedad grave.

Que le hayan aplicado la vacuna BCG (para prevenir la tuberculosis).

Que hayan entregado el certificado de nacido vivo para su inmediata inscripción en el Registro Civil.

Que le hayan realizado el “Test del piecito” o explicado cuándo y dónde realizarlo y/o retirarlo.

27


El nacimiento, ¡un acontecimiento familiar!

Para sa

e... br

r más so be

EL MÉTODO “MAMÁ CANGURO” El método “Mamá canguro” constituye una forma de atención a bebés prematuros y de bajo peso al nacer, que enfatiza el contacto piel con piel y la lactancia exclusiva.

En este método, el bebé, que viste únicamente un pañal, medias y gorro, es sujetado en posición vertical contra el pecho de la madre o del padre, simulando así el ambiente abrigado de una incubadora.

28


3

PRIMEROS MESES

MIS PRIMEROS MESES DE VIDA

29


MIS PRIMEROS MESES DE VIDA

El bebé de 1 mes

Esta es la etapa más rápida de desarrollo del cerebro y en la que la atención oportuna que le puedan brindar las personas que están cerca del niño o niña va a marcar una diferencia importante en su crecimiento. Por eso, la descripción de esta fase la veremos mes tras mes, hasta los 2 años.

¿Qué puedo hacer a esta edad? Me gusta alimentarme despacio y estar en ambientes con poca luz, sin calor o frío, vistiendo adecuadamente según el clima. Tengo casi siempre mis brazos y piernas flexionadas, es común en esta etapa. Duermo mucho y me despierto para comer o si estoy incómodo.

Me asustan los ruidos fuertes y lloro para comunicar lo que siento.

¿Qué pueden hacer para acompañarme? Dame afecto, cantame o hablame suavemente mientras me mirás o acariciás. Mostrame cosas hablándome, aunque no pueda aún contestarte. Poneme en un espacio que sea mío: colchón, cunita o hamaca limpia. Jugá conmigo: podés juntar, frotar, acariciar suavemente mis brazos y mis piernas. Cuando esté despierto, cambiame de posición de vez en cuando: boca arriba o sentado entre tus piernas.

30


¿Su cuerpo tiembla con frecuencia y sin motivo aparente? ¿Expulsa por la boca, sin vómito, sustancias sólidas o líquidas? ¿Está agitado?¿Respira muy rápido? ¿Tiene una temperatura muy alta (más de 37,5 °C) o muy baja (por debajo de 35,5 °C)? ¿Duerme bien? ¿Llora mucho y sin motivo aparente?

El refrán “dejen dormir al niño que está creciendo” tiene bases muy ciertas, pues es durante el sueño que los niños y niñas “guardan” en su cerebro lo que aprendieron durante el día. Por eso, la mayoría de los bebés suele dormir hasta 16 horas por día (o incluso más).

PRIMEROS MESES

Estos síntomas pueden estar relacionados con varias enfermedades. Si algunas de estas situaciones se presentan en tu niño o niña, es importante ver a un especialista de manera urgente.

¿Por qué duerme tanto el bebé?

Para sa

¿Cuando preocuparse? Señales de alerta

e... br

r más so be

Luego, la necesidad de alimentarse será mayor que la de dormir, pero a medida que crecen, sus tiempos de estar despierto aumentan. Al principio, estos breves periodos de 3 a 4 horas pueden resultar cansadores para la persona que está a cargo, porque interfieren con su propio ritmo de sueño. Recordá que para un buen descanso conviene que el bebé tenga un espacio propio –una manta, colchón, cuna o hamaca–, que esté en un lugar bien ventilado y con temperatura agradable.

Es muy importante que las tareas de cuidado, crianza y domésticas sean compartidas entre la madre y el padre, vivan juntos o no, sean pareja o no. 31


MIS PRIMEROS MESES DE VIDA

El bebé de 1 a 3 meses ¿Qué puedo hacer a esta edad? Me gusta descubrir y jugar con mis manos y pies y le sonrío al que me mira o habla. Hago ruidos con la voz, fijo la mirada y la muevo siguiendo un objeto o persona, incluso cuando estoy acostado. Por eso me gusta que me mires, oír tu voz, tener objetos cerca. Al final de esta etapa, si me ponés boca abajo, busco levantar la cabeza y los hombros.

32

¿Qué pueden hacer para acompañarme? Es importante que yo pueda explorar el lugar donde estoy. Por eso, podés ponerme –cuando estoy contento– ante juguetes y otros objetos de la casa. Es necesario que respondas a mis llantos, pues así expreso mis necesidades. Decí mi nombre en cada uno de esos momentos. Hablame aunque parezca que aún no atiendo. Seguí haciéndome mover el cuerpo y ubicame en posiciones diferentes y seguras que me permitan observar lo que pasa a mi alrededor. Fijate en lo que puedo hacer al terminar el tercer mes de vida, aunque puede ser que aún no lo haga con seguridad o todas las veces que esperás. ¡Es importante que sigas realizando las actividades diariamente y en forma continua para que lo logre!


Estos puntos son siempre orientativos. Algunos bebés adquieren ciertas habilidades antes que otros, o bien desarrollan unas más de prisa y otras más lentamente.Es indispensable comentarle al agente formador o al profesional de salud de la comunidad si se observan al menos dos o tres de los comportamientos señalados a continuación: no logra aún control de la cabeza: cae hacia atrás cuando, tirando de sus brazos, se le lleva a posición sentada;

cuando está acostado boca arriba, mantiene los brazos y piernas flexionados, no pudiendo juntar las manos en el medio del cuerpo; tiene excesiva irritabilidad o pasividad; llora sin motivo aparente;

PRIMEROS MESES

¿Cuando preocuparse? Señales de alerta

no puede seguir un objeto grande que se desplace de un lado a otro de su cuerpo. Cuando está despierto, se muestra desinteresado por lo que ve y oye. No vuelve la cabeza hacia la voz; no responde a ruidos a su alrededor, a sonidos fuertes y sorpresivos. No muestra interés por relacionarse con personas que están en su entorno.

Para sa

e... br

r más so be

Sobre el llanto

Llorar sigue siendo una de las formas principales que usa el ser humano para expresar enojo, tristeza, rabia, entre otras cosas. Las emociones a esta edad son fuertes y el bebé aún no ha desarrollado muchas formas para manifestarlas. Poco a poco, va a aprender que a través del llanto consigue algo muy valorado: la atención de los adultos.

Gradualmente, las personas que le rodean irán reconociendo con mayor claridad cuándo llora por miedo, dolor o frustración, y cuándo es simplemente un recurso para lograr algo, por ejemplo, que se le alce upa o hamaque. Pero, sin duda, la primera señal de alarma para saber si algo anda mal en esta etapa es la falta de llanto del bebé. 33


MIS PRIMEROS MESES DE VIDA

El bebé de 4 a 5 meses ¿Qué puedo hacer a esta edad? Ya puedo ser más independiente: si me sentás con apoyo, aguanto la cabeza y la muevo a los lados para ver lo que me rodea. Cuando me bañás, muevo constantemente las manos y los pies. Si me sostenés de las manos o del hombro en posición parado, puedo soportar el peso en mis piernas. Respondo cuando me hablás o mirás, hago o repito sonidos y me gusta oírme. Me llaman la atención el sonido de voces, sonajeros y campanillas. Agarro y llevo los objetos a la boca y puedo sostenerlos en cada mano, los muevo ante mis ojos. Sentado, sigo con la mirada el movimiento de objetos que caen. Sostengo la cabeza cuando estoy upa o boca abajo. También puedo girar desde la posición de boca arriba a la posición de lado y viceversa.

34

¿Qué pueden hacer para acompañarme? Cuando demuestre inquietud o esté irritable, ayudame a que me calme hablándome en voz baja, balanceándome y acariciando mis brazos. Es importante que los adultos a mi alrededor pongan horarios a mis actividades cotidianas. ¡Hablame! Describime lo que estamos haciendo cuando me cambies de ropa, bañes o des de comer. Si vos imitás mis ruidos, yo los repito y parece que estamos conversando. Es importante que respondas a mis llantos, pues así expreso mis necesidades. Sentame apoyando mi espalda y vigilá que no me caiga. Acercame un pie para que lo tome. Si querés que aprenda a darme la vuelta y cambiar de posición, mostrame un juguete o alguna cosa llamativa, y cuando lo mire, colocalo a un lado, incentivando a que lo tome. ¡Al principio es posible que necesite tu ayuda, más adelante vas a ver que lo puedo hacer solito! Invitame a jugar con objetos apropiados que sean llamativos, seguros y fáciles de agarrar.


Mis juguetes preferidos de o a 6 meses • Móviles, tela o plástico para ver y alcanzar. PRIMEROS MESES

• Sonajeros de plástico o tela. • Anillos y objetos de goma limpios para chupar. • Juguetes que suenan al morder, tirar o apretar. • Medias de colores vivos en mis pies, para que las mire al moverme.

¿Cuando preocuparse? Señales de alerta

cuando le miran, parece que no ve a la persona o le es difícil fijar la mirada. Al ponerse alguien frente suyo, no sonríe ante la presencia del otro.

Algunas señales que deben llamar tu atención entre los 4 y 5 meses del bebé son: no abre ni cierra las manos. Tampoco mueve las piernas como si fuese que está pedaleando una bicicleta. No voltea sobre sí mismo. Cuando le ponen boca abajo o está upa, le cuesta tener la cabecita parada (luego de los 4 meses). Tiene siempre los músculos de sus piernas y brazos muy duros o, por el contrario, muy blandos;

Estas características pueden variar de un niño o niña a otro, pero es importante que en algún momento de su desarrollo temprano pueda ir realizándolas, ya que de ellas dependerá en gran medida su futuro e inclusión educativa, social y personal, su relación en la escuela, con sus amigos y consigo mismo.

35


MIS PRIMEROS MESES DE VIDA

Para sa

e... br

r más so be

CÓMO SER UN PADRE ACTIVO

La relación con el hijo o hija se construye sólo a través del cuidado directo y del juego, en forma constante y sensible: esto significa que para ser un papá activo en la crianza, considerando siempre la edad, es muy importante realizar las actividades más adecuadas, como: • participar en las tareas de cuidado del niño o niña, tales como alimentar, bañar, vestir, hacer dormir, contar cuentos y otras; Abrazarle, escucharle, mirarle a los ojos.

• dedicar tiempo para jugar o divertirse con los hijos e hijas en actividades de acuerdo con su edad; • relacionarse con el hijo o hija: darle afecto, mirarle a los ojos, tomarle en brazos, darle la mano, escucharle, etc.; • ayudarle en sus actividades: permitir que te diga qué hacer en el juego. Llevarle a la plaza, al parque o salir a caminar; • comer o merendar con él o ella. Conversar y escucharle pacientemente; • usar el humor y sonreírle; • acompañarle diariamente al acostarse, aprovechar para leer o conversar sobre una historia de la familia o un cuento, aunque sea por cinco minutos.

36

Fuente: programa “Chile crece contigo”, Ministerio de Salud de Chile.


CÓMO EVITAR ACCIDENTES No dejarle solo o sola ni al cuidado de otro niño o niña. Evitar dejar al bebé sobre la cama u otro sitio alto, pues en esta etapa es capaz de darse la vuelta y caer. Ponerle siempre una baranda o almohadón de protección. Mantener altas las varillas de la cuna. No dejarle solo en la hamaca (kyha), que debe estar colocada a poca altura del suelo y bien asegurada. Cuando se le hamaca, hay que hacerlo con seguridad, nunca después de las comidas, siempre asegurándole con fuerza.

La temperatura del agua para el baño debe ser tibia (ni caliente ni fría). PRIMEROS MESES

Para sa

e... br

r más so be

Poner especial cuidado en evitar que el niño o niña trague objetos pequeños o tome sustancias tóxicas (detergente, venenos). Éstas deben guardarse en lugares seguros y a una altura que el niño no alcance. Si viaja en automóvil, el niño o niña debe ir en el asiento trasero, en brazos de la mamá (en los casos que sea posible, en asientos especiales para bebés). El niño o niña no debe viajar en moto.

Mantener fuera de su alcance todo objeto pequeño, cortante, con puntas, filoso o caliente. No usar sábanas sueltas, almohadas ni colchones con forro plástico.

37


MIS PRIMEROS MESES DE VIDA

El bebé de 6 a 8 meses ¿Qué puedo hacer a esta edad? Ya puedo jugar solo un ratito. Me gusta ir de paseo y ver cosas nuevas, aunque no me gustan las personas extrañas, y lo demuestro poniéndome a llorar.

Me gusta que me hagas cosquillas y que me toques cuando me alimento, me baño o cuando jugamos. Busco ayudarte a agarrar mi biberón mientras me das de comer. Colaboro cuando me vestís, extendiendo mis brazos y mis piernas; me quito un sombrero, zapatos y medias, pero necesito tu ayuda para ponérmelos de nuevo. Puedo jugar contigo un rato largo cuando hacés los mismos sonidos que yo u otros diferentes. Me puedo mantener sentado en el suelo y mirar a mi alrededor, incluso giro mi cabeza y te miro si me llamás por mi nombre. Estiro mis brazos cuando quiero que me des tu atención. Me gusta tomar los juguetes y los objetos, pudiendo incluso producir sonidos (sonajeros y maracas).

¿Qué pueden hacer para acompañarme? Dejame que me mueva por un espacio amplio, como la alfombra o el suelo. Cuando me pongas a gatear, vigilá que no me acerque a muebles u objetos que no sean seguros. Nunca me dejes solo o sola en un lugar nuevo ni por mucho tiempo con alguien extraño. Sacame a pasear a lugares cercanos en el barrio, así me acostumbro al trato con otros que no son de la familia. 38


Comenzaré a caminar, y seguro que voy a caerme o perder el equilibrio. Necesito que me levantes para que de nuevo intente seguir: acordate que debo ganar la seguridad y confianza. Cantame canciones con gestos para que las aprenda e intente repetirlas. Animame a hacer ruidos con los objetos y disfrutá conmigo de este juego. Cuando hago gestos para que me alces o me atiendas, haceme caso. Brindame afecto y no te olvides de bailar y cantar conmigo mientras me alzás upa. Cuando repitas los sonidos, empezá a combinar algunos, así voy aprendiendo palabras. Sentame cerca tuyo o en tu regazo y mostrame fotos y láminas de revista o libros contándome lo que vemos.

Juguemos a seguir órdenes sencillas como dame la mano, decí chau, tirame un besito, vení conmigo, agarrá el perrito y otras parecidas. También podés preguntarme dónde está mi juguete preferido, mi papá o mi mascota. PRIMEROS MESES

Espero que tengas paciencia cuando insisto en sostener una cuchara mientras estoy comiendo, aunque no lo haga muy bien o derrame mucho.

Para que gatee, podés ponerme en el piso y mostrarme un juguete llamativo para que lo alcance. Luego, cambiá el juguete de lugar para que trate de tomarlo y gatee en diferentes direcciones. Sentate vos también en el piso y pedime que pase gateando por encima de tus piernas, o apoyá las plantas de mis pies para que me impulse y pueda lograrlo.

A medida que la movilidad aumenta, los bebés corren el riesgo de sufrir algún accidente ya que todavía no controlan el peligro. En este sentido, acordate que debés prestar la máxima atención para evitar que él o ella se acerque a enchufes, objetos frágiles, estufas u otros que puedan suponer un riesgo.

39


MIS PRIMEROS MESES DE VIDA

Mis juguetes preferidos de 6 a 12 meses

Objetos que se encuentran en la casa • Ollas y cacerolas. • Botellas de plástico vacías y limpias. • Cucharas de madera. • Tazas y cucharas de plástico para medir.

Juguetes blandos para golpear y abrazar • Bloques blandos. • Pelotas blandas. • Animales de peluche.

40

Juguetes activos • • • • •

Autos para tirar y empujar. Ollas para golpear. Juguetes que hacen ruido. Pelotas para rodar y perseguir. Bloques para derribar.

• Se pueden fabricar juguetes de materiales reciclados atendiendo la seguridad del niño o la niña.


¿Cuando preocuparse? Señales de alerta

si el bebé no mira hacia el lado donde salió un sonido, no se incomoda o no reacciona con ruidos fuertes; no tiene interés en el juego, ni siquiera con personas con quienes tiene familiaridad. No explora los objetos (no los chupa, agita, golpea); tiene escaso interés en contactar o buscar a personas, familiares u otra gente de confianza. No señala con el dedo lo que quiere;

PRIMEROS MESES

Algunas señales que deben llamar la atención en esta etapa son: con frecuencia, sus músculos de piernas y/o brazos están muy duros o rígidos; no se sienta, ni siquiera con apoyo (luego de los 9 meses), no quiere moverse (arrastrado, gateando) de un lado a otro; cuando está boca abajo, no se apoya en las manos con los brazos extendidos; no mantiene un juguete en cada mano al mismo tiempo.

Estas conductas pueden variar de un niño o niña a otro, pero, sin duda, en algún momento de su evolución debe realizarlas. Es importante estar alerta para descubrir si no las hace.

41


MIS PRIMEROS MESES DE VIDA

Para sa

e... br

r más so be

FACTORES DE RIESGO PARA UN CRECIMIENTO ADECUADO Algunos factores que pueden dificultar que el bebé crezca bien son: • que tenga alguna enfermedad: por eso es importante cuidar su salud y llevarle a controles periódicos; • que tenga una mala nutrición: esto se da cuando le falta algo clave para su edad. Si hay un desequilibrio, tu médico o promotor de salud te ayudará a darle una dieta adecuada para su organismo a esta edad.

A muchos bebés se les receta vitaminas y suplementos de hierro al salir del hospital, y éstos se le administran junto con su alimento regular, no como sustituto de éste. Tales suplementos ayudan al bebé a crecer y a desarrollarse normalmente. • Los suplementos vitamínicos y de hierro vienen en forma líquida. Utilizá los goteros que vienen con los suplementos para sacar la cantidad exacta que necesita tu bebé. • Dale sólo la cantidad que se le ha recetado. Darle más no mejorará su desarrollo, y además podría ser perjudicial. • Mezclá los suplementos con una pequeña cantidad de fórmula o leche materna en un biberón. No lo llenes porque el bebé probablemente no se tomará todo su contenido y entonces no recibirá la cantidad adecuada de vitaminas ni de hierro. • Si el bebé regurgita o vomita al darle de comer, no es necesario administrarle otra dosis de suplementos. Si esto sucede cada vez que se le dan los suplementos, consultá al médico.

42


• Falta de vacunas: el tenerlas al día no solo permite la prevención de situaciones más graves, además hace que menos bebés presenten dificultades serias en esta etapa de la vida. PRIMEROS MESES

• El ambiente del niño o niña (el lugar donde está, las relaciones entre las personas que lo rodean) debe contar con medidas básicas de seguridad que le permitan desarrollarse libremente, sin correr riesgos de accidentes. Es importante protegerle de las lluvias, contaminaciones, el sol, vientos, altas y bajas temperaturas.

A partir de los 6 meses, además de la leche materna, el bebé tiene que comer alimentos sanos: verduras, fideos, un poquito de carne o pollo. Desde los 9 meses ya puede comer pescado, hígado, huevo, poroto, lenteja, además de yogurt y queso fresco. 43


MIS PRIMEROS MESES DE VIDA

El bebé de 9 a 11 meses ¿Qué puedo hacer a esta edad? ¡Me llama la atención todo!: lo que escucho, lo que veo, lo que toco. Exploro para ver qué pasa: aprieto un botón, tiro de una cuerda para alcanzar algo, pongo y saco cosas de un recipiente usando ambas manos. Imito los gestos del que me canta una canción y me divierte mucho jugar al “koreko… ¡gua!”.

Expreso alegría y disgusto, y también me doy cuenta cuando otras personas están contentas o enojadas. Al final de estos meses, miro bien las caras que están a mi alrededor para ver si les causa simpatía lo que hago. Me gusta dar besos y abrazos, y quiero estar con otros niños o niñas, aunque todavía no juego con ellos. Al final de esta etapa, ya digo mis primeras palabras cortas e intento nombrar a personas cercanas a mí, aunque no pronuncio bien. Puedo sentarme solo o sola, sin ayuda. Sigo gateando y doy mis primeros pasos, aunque todavía necesito que me sostengan las dos manos para eso. Uso mis manos y deditos como pinzas para comer, aunque juego con la cuchara y la llevo a la boca. También me gustan los objetos luminosos, esos que hacen sombras o iluminan la pieza. Me interesan los colgantes o móviles de colores vivos, que se mueven, y si además tienen música, ¡mucho mejor!

44


Mostrame juguetes que llamen mi atención. Cuando me siento, poneme en el suelo próximo a una silla, sofá o mesita, con un juguete sobre el mueble, y animame para que me pare y lo tome. Si estoy de pie, colocá el juguete en el piso y decime que lo agarre. También podés darme cosas chiquitas para que las guarde en una cajita o en cualquier recipiente de boca estrecha, así aprendo a agarrar las cosas con los dedos. Acordate que debés estar presente y tener mucho cuidado de que no los meta en la boca o la nariz. Es bueno que la gente a mi alrededor:

realice diferentes juegos frente al espejo, hablando a cierta distancia y cuando yo me acerco para tocar mi imagen, que digan mi nombre o el suyo. También, que nombren partes de mi cuerpo: ojos, nariz, boca; PRIMEROS MESES

¿Qué pueden hacer para acompañarme?

que me enseñen a imitar gestos sencillos: movimientos de cabeza a un lado y otro al son de una canción. Que jueguen conmigo haciendo movimientos con la boca y la lengua, como soplar, fruncir los labios o dar besitos. Que me enseñen a jugar con títeres y me cuenten cuentos cortos con dibujos grandes.

continúe aprovechando los momentos de juego, alimentación, baño para hablarme y contar de forma sencilla lo que estamos haciendo (enjabonarme, secarme, peinarme);

No olvides que hablando se aprende a hablar. Por eso, hablame todo lo que puedas.

45


MIS PRIMEROS MESES DE VIDA

¿Cuando preocuparse? Señales de alerta Es fundamental detectar si el niño o niña tiene alguna alteración lo más temprano posible y tomar las medidas necesarias. Para que esto ocurra es vital reconocer las señales que indican alguna dificultad y recurrir al servicio de salud para consultar y realizar un diagnóstico. Reiteramos que estos signos que van a continuación tienen carácter orientativo: el niño o niña nunca llora ni protesta ante la ausencia de personas muy cercanas y familiares;

no sonríe a las personas conocidas, es como que no le interesa lo que pasa a su alrededor (sonidos, voces, cuando le llaman); no imita gestos sencillos, no balbucea y le cuesta comprender cuando se le dice que no a algo; al finalizar el año, todavía no se mantiene sentado sin apoyo, ni sujeta objetos con las dos manos. No intenta desplazarse solo, ni ponerse de pie o mantenerse parado apoyado en un mueble; no toma objetos usando como pinza sus dedos índice y pulgar.

Para sa

e... br

r más so be

SALUD E HIGIENE

Durante el primer año de vida, los aspectos de higiene y salud son muy importantes. Los adultos deben prevenir enfermedades y proteger la salud física del niño o niña, así como asegurarle un crecimiento sano, equilibrado y un desarrollo afectivo. Algunos consejos para asegurar la atención diaria de sus necesidades y su capacidad de aprender: • A la hora del baño: preparar los elementos antes de empezar para tenerlos siempre a mano, revisar que la temperatura 46

del agua es correcta y el bebé no se asusta cuando se acerca al agua. Se debe tomarlo con seguridad, evitando accidentes. Cuando ya está en el agua, limpiar con un trapo o esponja los pliegues de la piel en los que se suele acumular suciedad. Hablarle con dulzura durante todo el proceso, mientras se le baña y cambia. Cambiar su pañal con frecuencia para evitar que se paspe; • durante los paseos: es importante sacar al bebé a pasear un ratito todos los días y, en lo posible, por ambientes saludables (libres de humo, contaminación, lejos de fábricas, mataderos y otros) y seguros (parque, jardines, calles con poco tránsito, etc.).


Para sa

e... br

r más so be

COMER DE FORMA SALUDABLE PRIMEROS MESES

En tan sólo doce meses ocurren grandes cambios en la alimentación del niño o niña, ya que pasará de succionar el pecho o biberón a masticar alimentos sólidos o cualquier sustancia complementaria (sal, azúcar y otros condimentos), siempre con límites y siguiendo las indicaciones de tu médico o promotor de salud. Adquirirá casi toda la base de hábitos alimentarios que le van a servir para el resto de su vida. Durante este tiempo, el niño o niña depende absolutamente de quienes le rodean (madre, padre o cuidadores) para una alimentación correcta y con una educación alimentaria adecuada. Algunas recomendaciones para conseguirlo:

hablar con el niño o niña, cantar, divertirse comiendo;

cambiar a menudo de sabor en las papillas para que se acostumbre más fácilmente a la diversidad de sabores;

47


MIS PRIMEROS MESES DE VIDA

si un día no quiere comer porque algo ha cambiado, no desistir; volver a ofrecérselo otro día;

cuando vayan apareciendo los dientes y le duela, tener un poquito de paciencia si le cuesta comer, y aliviárselos con algún objeto adecuado para morder;

es bueno que vaya ejercitando los músculos de su boca chupando pan o fruta sólida, como ejercicio previo a la masticación; nunca dulces o alimentos que le sacien;

que explore los alimentos con todos sus sentidos: los toque, los huela, los pruebe; ampliará sus experiencias (esto, que se permite a esta edad, posteriormente se irá controlando, para conseguir una buena conducta en la comida).

Debés llevar a tu niño o niña en las fechas previstas a que reciba todas las vacunas (BCG, Sabín, pentavalente, SPR, anti influenza, antiamarílica) antes de que cumpla año. (MSPBS: Manual de atención integrada a las enfermedades prevalentes de la infancia. Paraguay).

48


4

PRIMER Aテ前

MI PRIMER Aテ前 DE VIDA

49


MI PRIMER AÑO DE VIDA

El bebé de 12 a 14 meses

El niño o niña debe comer de su propio plato para que tengas una idea exacta de cuánto comió.

¿Qué puedo hacer a esta edad? Camino solo o sola. Exploro y muevo objetos a diferentes lugares, toco y agarro todo lo que está a mi alcance, observo la forma, el tamaño y el color de los objetos. Me gusta sentir tu cariño cuando me abrazás, besás y acariciás, reís de mis travesuras y celebrás las cosas que hago. Me gusta expresar afecto de diferentes formas (con besos, abrazos, risas), aunque a veces me muestro testarudo. Atiendo cuando me llamás. Emito sonidos y hago movimientos como sacar la lengua, golpear manos y sacudirlas. También imito risas, gestos, sonidos, etc., en presencia de un modelo (madre, hermano, otros niños, animales). Puedo decir el nombre de las personas importantes para mí.

50

¿Qué pueden hacer para acompañarme? Permitime que explore el ambiente. Demostrame cariño pero no me sobreprotejas, dejando que tenga todo lo que quiera para mí. Poco a poco, aprenderé a compartir con otros niños, niñas y con los adultos que me rodean. Dame posibilidades de salir y tener experiencias nuevas. Cuando me saques a pasear, hablame de las cosas que vemos, tratá de que me fije en ellas. Dejame que intente beber de un vasito, aunque derrame un poco.


Ayudame a armar torres, bloques, trenes con juguetes o elementos. Recolectá objetos de diferentes colores, formas y juntalos en una caja para que los separe u organice según tu pedido. Si me cuesta, podés ayudarme a terminar.

¿Cuando preocuparse? Señales de alerta A esta edad, es importante que acudas al servicio de salud si el niño o niña: nunca llora ni protesta ante la ausencia de personas muy cercanas y familiares; cuando se le habla o mira, no sonríe o “habla” al adulto, no apunta o señala, ni trata de enseñar cosas que le interesan (por ejemplo, no mueve la manito para decir adiós o hacer no con la cabeza);

PRIMER AÑO

Ayudame a que pida con palabras simples lo que necesito (por ejemplo, agua cuando tengo sed, leche, etc.). Mostrame cuentos ilustrados y alentame a señalar con el dedo cuando me preguntás “¿dónde está el…?”. Aprovechá el baño, la comida o el cambio de pañal para hablar conmigo.

cuando le llamás por su nombre, no responde o no mira; no parece reconocer sonidos familiares (el timbre del teléfono, la voz de su papá, etc.); no juega a los juegos típicos imitando acciones, sonidos o canciones (“tortitas”, “koreko gua”); le cuesta agacharse, subirse o bajarse de una sillita o altura pequeña; no explora ni toca juguetes diferentes que le presentás.

51


MI PRIMER AÑO DE VIDA

• Enseñarle a no tocar enchufes y electrodomésticos en general, y a no introducir objetos puntiagudos en la boca. • No dejarle solo o sola cerca de arroyos, lagunas, piscinas, latonas y baldes con agua. • Mantener cerrados los brocales de los pozos de agua. (Extraído de MSPBS: Libreta del niño. Paraguay).

• Si se pone poca comida en el plato, el niño o niña pensará que comer todo no le va a costar mucho y lo hará sin demasiada dificultad. Esto le dará seguridad e incluso puede que pida más.

• Ante la primera negación a comer un alimento nuevo, no pensar que es definitivo, sino volvérselo a ofrecer en otro momento o en menor cantidad, hasta que vaya aceptándolo. No forzarle a comer más de lo que necesita.

52

Para sa

• Colocar rejas o un seguro en las ventanas.

r más so be

e... br

¿Cómo evitar accidentes en niños y niñas de 1 año?

LOS HÁBITOS DE COMIDA

Algunas orientaciones que ayudarán a que el niño o niña desarrolle hábitos de comida y autonomía personal:

• es bueno seguir un horario regular para desarrollar el hábito de comer y permitirle que lleve la comida a la boca él solo, aunque se ensucie o derrame un poco;

• evitar alimentos entre las comidas: a lo largo de todo este periodo, se debe hacer purés más sólidos y separar los trocitos de carne para que vaya acostumbrándose a masticar. Recordar no dejarle solo o sola mientras come;

• es importante que beba agua, leche, jugos de frutas;

• hay que olvidarse del apuro. Una forma de entretenerlo es hablarle, cantar, hacer del momento de la comida una situación divertida.


PRIMER AÑO

Continuá alimentando y dando líquidos a los niños, especialmente leche materna, sobre todo cuando están enfermos. (MSPBS: Manual de atención integrada a las enfermedades prevalentes de la infancia. Paraguay).

Para sa

e... br

r más so be

¡YO SOLITO! ¡YO SOLITA!

En esta etapa se manifiestan dos “fuerzas” que pueden parecer opuestas o contradictorias. Por un lado, el niño o niña necesita a las personas, reclama su presencia y cariño, pero al mismo tiempo busca autonomía. A toda costa quiere hacer las cosas por sí mismo, y esto sin duda es una buena noticia.

Si bien es muy probable que realice las cosas con dificultades, mucho más lento y posiblemente de una manera no tan conveniente, es importante dejarle hacer lo que sea razonable que haga por sí mismo, sin esperar perfección y valorando cada intento y esfuerzo. Es necesario tener mucha paciencia, amor y cariño, mantener la calma en momentos difíciles. El buen trato es la clave para la puesta de límites.

53


MI PRIMER AÑO DE VIDA

El bebé de 15 a 17 meses ¿Qué puedo hacer a esta edad? Coopero cuando me lavás las manos, me cepillás los dientes, me bañás, trato de ayudarte cuando me cambiás de ropa. Me puedo quitar las medias y zapatos.

Tiro objetos para que me los devuelvan.

Puedo llevar y traer cosas pequeñas, doy un beso cuando me lo piden, y voy a repetir muchas veces los actos que les causa gracia. Expreso con palabras o gestos cuando deseo algo, es como que “hablo”con mis movimientos. Todavía uso la misma palabra para expresar muchas cosas, pero también aprendo continuamente otras nuevas. Tiro los objetos de manera intencional y constante buscando que me los devuelvas (por ejemplo, lanzo una pelota). También juego a dar y recibir juguetes, aunque a veces no los devuelvo. Abro cajas para examinar lo que hay dentro. Camino con equilibrio. Subo escaleras gateando o de pie, con ayuda. Pongo y saco objetos de una caja y puedo usar los juguetes de acuerdo a su función (por ejemplo, hago rodar un coche o tren, hago “noni noni” a una muñeca).

Participo mucho más en las actividades de la casa. 54


(MSPBS: Manual de atención integrada a las enfermedades prevalentes de la infancia. Paraguay).

Procurá que permanezca atento un ratito a las tareas o actividades que estemos haciendo (5 minutitos son suficientes). La repetición es importante para fijar lo que he aprendido. Llevame al parque u otros lugares en los que encuentre a otros niños y niñas. PRIMER AÑO

Tomá las medidas adecuadas para prevenir lesiones y accidentes en los niños.

¿Qué pueden hacer para acompañarme?

Ayudame a repetir varias veces palabras o frases para que aprenda mejor. Animame a hacer juegos de construcciones, encajes de figuras. Dejame jugar con objetos pequeños bajo tu vigilancia. Hacé ruidos de objetos o animales conocidos por mí en canciones o cuentitos. Dame tiempo para que logre todas estas capacidades que me estás ayudando que aprenda. Recordá que el tiempo de cada niño o niña es único.

Pedí a las personas que rodean a tu niño o niña que no fumen dentro de la casa ni cerca de él. Así se previenen enfermedades respiratorias. 55


MI PRIMER AÑO DE VIDA

Mis juguetes preferidos de 12 a 18 meses Juguetes activos • Cosas sobre las cuales me pueda desplazar. • Cosas para empujar y arrastrar. • Lugares para trepar (escalera, uno o dos escalones). • Cosas para lanzar o atrapar.

Juguetes para ordenar y armar • Tazas o cajas que entren unas en las otras. • Anillos para apilar.

Juguetes para hacer ruido Cosas para golpear, sacudir y hacer música (tambores, panderetas, maracas, cascabeles, campanas).

56


Juguetes para experimentar y ensuciarse

PRIMER AÑO

• Arcilla, pinturas para pintar con los dedos o masa para modelar. • Pileta poco profunda (balde o recipiente de plástico). • Recipientes para llenar y vaciar. • Baldes y palas. • Lápices gruesos.

Libros con figuras o imágenes. Juguetes para imitar a los adultos • Teléfonos de juguete. • Herramientas de juguete. • Utensilios de cocina: ollas, cucharas de madera. • Mesa y sillas pequeñas. • Muñecos y animales de peluche. • Sombreros, carteras, zapatos.

Cuidá que los materiales de los juguetes no sean tóxicos.

57


MI PRIMER AÑO DE VIDA

Cuando el niño o niña: nunca llora ni protesta ante la ausencia de personas muy cercanas y familiares; no sonríe, ni ríe cuando mira. No señala para indicar lo que quiere; no obedece órdenes sencillas como “vení” o “dame”; no voltea la cabeza cuando se oyen ruidos en otra habitación. No reacciona a la música; no comprende o no responde a palabras como “no” y “adiós”y no trata de imitar palabras sencillas; prefiere jugar solamente con un objeto o juguete, aunque se le presenten otros; no camina, le cuesta levantarse del suelo y pararse por sí solo; no logra subirse a una silla para agarrar algo; le cuesta bajar escaleras sujeto de una mano; tiene dificultades al tratar de patear una pelota grande o camina siempre de puntillas. 58

Para sa

EL NO DE LOS NIÑOS y niñas

e... br

¿Cuando preocuparse? Señales de alerta

r más so be

En esta edad, el niño o niña se va dando cuenta de que puede controlar aspectos de su ambiente, y surge la posibilidad de decir que no. Hace esto porque se da cuenta que es un ejercicio de afirmación de sí mismo y de independencia. Sin lugar a dudas, existen otros caminos para que participe en las decisiones, por lo cual es importante que tenga oportunidades en las que él tome una determinación sobre lo que va a pasar o ha pasado. Por ejemplo: presentarle algunas opciones y que elija la que quiere, su vestimenta, entre dos colores, entre los juguetes. Eso le dará la sensación de control y no estaremos generando peleas ni un desgaste innecesario del vínculo.

Los castigos físicos y las palabras ofensivas y que humillan son muy malos para el desarrollo emocional del niño o niña, que te responderá porque te quiere y no porque te tenga miedo. Asegurate de que podés marcar pautas y límites desde el vínculo positivo.


Para sa

e... br

r más so be

LAS NORMAS DE BUENOS TRATOS MÁS IMPORTANTES EN LOS PRIMEROS AÑOS DE VIDA

• Frente a una situación de conflicto, se recomienda evitar desgastarse en largas explicaciones que intenten convencer al niño o niña. Bajo estas circunstancias, se corre el riesgo de perder autoridad, a la vez que uno se expone a perder la paciencia y también el control. • La conversación ocasional sobre temas relacionados con la disciplina, por ejemplo “por qué no es bueno ver más de una hora de televisión al día”, puede ser hecha en momentos tranquilos y de calma, de modo que el niño o niña esté de buen ánimo y con disposición a comprender razones. • Es necesario comenzar poco a poco, haciendo un trato con los temas fundamentales. Para asegurarse de que el niño o niña ha comprendido lo que se espera, es bueno preguntarle en forma de juego “a ver si te expliqué bien, ¿cuál es nuestro trato?”.

PRIMER AÑO

• La recomendación más importante para padres, madres y otros adultos cuidadores es mantener el autocontrol emocional al momento de dar una indicación sobre un comportamiento que no se considera adecuado. La rabia del adulto impedirá una experiencia positiva de aprendizaje para el niño o niña. Mantener la paciencia es vital. • Intentar cumplir los acuerdos lo más rigurosamente posible. Por ejemplo, si acordaron que la hora de dormir es las 9 y el niño o niña no desea hacerlo, de manera tranquila y serena los padres u otros adultos cuidadores deben insistir, aunque reclame.

Si sos testigo de algún caso de maltrato infantil, denuncialo al Fonoayuda, cuyo número telefónico gratuito es 147 para todo el país. Cualquier persona puede llamar para hacer la denuncia de maltrato o abuso hacia niños, niñas y adolescentes. También se puede realizar la denuncia en la Codeni de tu comunidad.

59


MI PRIMER AÑO DE VIDA

Para sa

e... br

r más so be

LOS MIEDOS INFANTILES

La aparición de algunos miedos es normal y forma parte de algo así como un sistema de alarma del organismo, que nos avisa cuando creemos que hay peligro. Algunos bebés, frente a una situación novedosa, se retraen para observar de lejos y eventualmente familiarizarse. Otros niños o niñas de la misma edad, ante una novedad, la enfrentan, atraídos por lo desconocido. Los motivos de estos miedos van cambiando con la edad. Cuando son bebés, se asustan con los movimientos o sonidos bruscos; más adelante, temen a los desconocidos, a la oscuridad, a la soledad. Algunas veces, sobre todo después de un día estresante, el miedo invade los sueños y aparecen las

Asegurate de que los hombres participan activamente en el cuidado de sus hijos y se involucran en los asuntos relacionados con la salud reproductiva de la familia. (MSPBS: Manual de atención integrada a las enfermedades prevalentes de la infancia. Paraguay).

60

pesadillas y los terrores nocturnos. En algunos momentos se calman y siguen durmiendo, sin recordar nada al otro día, y aunque son muy preocupantes para los adultos, tienen poco significado para los niños y niñas. En todas las edades, lo primero que necesitan cuando están asustados es comprensión, protección y respeto de la persona que lo rodea. Recibir palabras tranquilizadoras que van a ir calmándole y permitiéndole recobrarse de lo que los asustó. Recién cuando esté tranquilo, explicarle con palabras sencillas o a través de alguna demostración que no hay peligro. No le ayuda que se evite el contacto con lo que los asusta, tampoco es productivo enojarse o burlarse de él diciéndole miedoso o cobarde.


El bebé de 18 a 23 meses PRIMER AÑO

¿Qué puedo hacer a esta edad? Comparto los hábitos de mi grupo familiar (vestirme, comer, dormir, aseo, juego) y necesito cada vez menos estar cerca de mi mamá u otro adulto significativo para sentirme seguro. Estoy cada vez más independiente: tomo líquidos de una taza, ya reconozco algunos útiles de higiene personal. Presto atención a cuentos cortos, también puedo comprender instrucciones sencillas y breves. Me intereso por las imágenes: me identifico en fotografías y puedo indicar (con palabras o con un gesto) para qué sirven algunos objetos. Sigo dos o tres órdenes simples (“pasame”, “dame”); respondo al sí y al no. Al final de esta edad, ya tengo un amplio vocabulario de gestos que uso para hacerme entender y conseguir lo que quiero.

¡Ya puedo pararme y dar pasos sin apoyo!

Como me movilizo mejor, me gusta participar de juegos usando mi cuerpo, incluso ya puedo ponerme de pie y dar pasos sin apoyo. Corro solo, aunque a veces puedo caerme. Abro libros grandes, álbumes u otros materiales con hojas duras, gruesas, de gran tamaño. Empiezo a avisar cuando quiero orinar o hacer cacá. Pueden practicar conmigo el dejar los pañales y usar la bacín.

61


MI PRIMER AÑO DE VIDA

Reconozco y señalo partes de mi cuerpo y puedo jugar incorporando las diversas partes. Ya manejo mejor el movimiento de mis manos: tapo y destapo cajas y frascos de diferentes tamaños y formas, puedo construir torres de dos o tres objetos (cubos, piedras, otros). Coloco aros para formar una pirámide. También uso el dedo índice para señalar o tocar. Formo una pinza con el dedo pulgar y el índice cuando voy a agarrar juguetes u objetos chicos.

¿Qué pueden hacer para acompañarme? Enseñame a que te mire cuando me hablás. Buscá que pida con palabras simples lo que necesito (“agua” cuando tengo sed; cuando tengo hambre, “leche”). Cuando juego, no olvides mencionarme los conceptos que comienzo a aprender (adentro, afuera, arriba, abajo, grandes y pequeños). Ayudame a armar torres, bloques, trenes con juguetes o elementos (piedras, cajas), incluso haciendo castillos (puede ser en la arena también). Dame la oportunidad de agarrar, derramar, sacar, exprimir (haciendo jugos o ensaladas, con arena y agua, etc.).

Al final de esta edad, tengo un amplio vocabulario de gestos que uso para hacerme entender.

62


Puedo iniciar el proceso para dejar los pañales y usar bombachas o anatómicos de algodón. Enseñame a avisar cuando deseo orinar o hacer cacá. Sentame por tiempos cortos en el bacín.

PRIMER AÑO

Brindame afecto y enseñame a que pueda estar con otros. Pero cuando haga un berrinche, mantené la calma. Esperá que esté tranquilo para prestarme atención y darme una explicación.

Mis juguetes preferidos de 18 a 23 meses • Hamacas, toboganes. • Triciclo a pedales. • Juguetes para transportar cosas: camiones, trenes. • Cuentos de tela o plástico con láminas y sin texto. Libros con figuras de cosas cotidianas. • Platos, ollas, tapas, animales de madera o plástico, cochecitos, pelotas de diferentes tamaños, colores y materiales. • Palas o cucharas viejas con potes de plástico o baldes para la arena.

63


MI PRIMER AÑO DE VIDA

¿Cuando preocuparse? Señales de alerta Cuando el niño o niña: nunca llora ni protesta ante la ausencia de personas muy cercanas y familiares;

no logra agarrar un lápiz, crayola o marcador para jugar en forma libre;

no se interesa por otros niños o no se integra a ellos para jugar (por ejemplo, enseñando o entregando objetos, mirando cómo reacciona el otro);

tiene dificultades para empujar un juguete sobre ruedas o patear una pelota en la dirección que se le indica (hacia la otra persona);

tiende a no mirar a los ojos, y cuando mira, su mirada suele ser corta y de reojo;

no logra señalar al menos dos partes de su cuerpo (nariz, boca);

en ocasiones parece como si no escuchara, aunque en otras se presenta especialmente sensible a ciertos sonidos;

64

no contesta sí o no cuando le hacen preguntas.


5

MI SEGUNDO Aテ前 DE VIDA

SEGUNDO Aテ前

COMIENZO A MOVILIZARME

65


MI SEGUNDO AÑO DE VIDA: COMIENZO A MOVILIZARME

Mi segundo año de vida: Comienzo a movilizarme ¿Qué puedo hacer a esta edad? Ahora, exploro el mundo de manera rápida. Busco conocer cada vez más lo que me rodea: toco y agarro todo lo que está a mi alcance y así conozco la forma, el tamaño y el color de los objetos. Expreso con frecuencia diversas emociones: alegría, rabia, enojo, miedo, tristeza, afecto. Te muestro las cosas que me interesan. Intento tener la atención de todas las personas importantes solo para mí. Hago muchos berrinches para conseguir lo que quiero. En esas ocasiones, recordá ser claro y paciente en los límites. Busco ayuda cuando necesito, sobre todo en situaciones que no puedo resolver, nuevas o amenazantes. Puedo tolerar periodos más largos de separación de mi mamá o de otro adulto importante para mí. A finales de esta edad, puedo jugar al lado de otro niño o niña, pero sin hacer contacto.

66

Me muevo mucho a esta edad: camino y puedo correr solo o sola, por eso voy de un lado a otro. Tengo buenos movimientos en brazos y manos: me gusta poner juguetes uno sobre otro y construir torres con diversos objetos (cubos, piedras); tirarlos, y luego sacar cosas de los cajones, dibujar, hago rayas y círculos moviendo mis manos. Comprendo instrucciones sencillas y breves, y comienzo a buscar nuevas estrategias de solución de problemas sencillos (por ejemplo, intento trepar para atrapar lo que antes no alcanzaba).


Puedo prestar atención a cuentos cortos, incluso te pido que me cuentes muchas veces las mismas historias o canciones. SEGUNDO AÑO

Al final de esta etapa, puedo imitar movimientos, risas, gestos, sonidos de personas de nuestra familia, de otros adultos, niñas o niños conocidos, sin que ellos estén frente o cerca mío.

La Libreta de Salud del Niño o Niña contiene el seguimiento de su crecimiento y desarrollo. El registro de vacunación sirve para recordar las vacunas que recibió y las que aún le faltan, para protegerle contra enfermedades. Tenés que llevar a tu bebé a un control médico frecuente.

67


MI SEGUNDO AÑO DE VIDA: COMIENZO A MOVILIZARME

¿Qué pueden hacer para acompañarme? Es importante que me des un ambiente en el que sienta seguridad y que me permita actuar con confianza. Ampliame las posibilidades de relación con las personas llevándome a algún servicio infantil, por ejemplo, guardería, Mitã Róga, Centros de Bienestar de la Infancia (Cebinfa), a cualquier otro centro infantil, grupo de juegos que haya en la comunidad, al parque o la plaza.

68

Llevame a algún centro infantil que haya en la comunidad, al parque o la plaza.


Cuando me vista, dejame colaborar metiendo los brazos y piernas en las prendas, intentando subirme el pantalón o quitándome la ropa pequeña. A medida que me ayudás a vestir, nombrá las partes del cuerpo, para que las aprenda. Dejá que participe en las actividades de lavado de manos y cara: frotar mis manos, ayudarte a cerrar la canilla.

En familia, pónganse de acuerdo para que yo tenga límites claros. No discutan frente a mí. Sé firme cuando me empeñe en algo que no es adecuado. Haceme comprender sin perder la paciencia. Dame tiempo para que realice las actividades de todos los días por mí mismo: durante la comida, dame pedazos de galleta, pan o manzana para que intente llevarlos a la boca y comerlos sin ayuda, pero siempre bajo supervisión, por si me atraganto.

SEGUNDO AÑO

Enseñame a compartir las cosas con los demás. Pedime y ayudame a recoger los juguetes, aunque yo no tenga ganas de hacerlo. Mostrame, con cariño, lo que puedo y lo que no puedo hacer.

Identificá en qué momento del día realizo mis necesidades fisiológicas, y llevame a sentar al bacín, o preguntame si tengo ganas de hacer pipí o cacá; si no, pedí que te avise cuando tenga ganas. Así ayudarás a que deje el pañal. Jugá conmigo un rato cada día, así me conocerás. Aplaudí mis iniciativas y mostrame nuevos objetos. Juguemos a descubrir sonidos: mostrame figuras o animales de verdad que andan por ahí y preguntame “¿Cómo hace…?”. Ayudame a usar palabras formando frases cortas, aunque no pronuncie correctamente. Cantame canciones acompañadas con gestos para que yo participe. 69


MI SEGUNDO AÑO DE VIDA: COMIENZO A MOVILIZARME

¿Cuando preocuparse? Señales de alerta Si el niño o niña presenta al menos dos de estos signos al finalizar esta etapa, hay que recurrir a algún especialista de la comunidad.

Tiene muchas dificultades para moverse independientemente: aún no logra caminar solo o lo hace con las piernas entrecruzadas y/o en puntas de pies. No se desplaza en busca de juguetes u otros objetos que podrían llamar su atención. Muestra temor a caminar o no se motiva a hacerlo.

Al hablarle de frente, gira su cabeza poniendo atención con su oído, en vez de mirar a la persona. Es constante que acerque la vista más de lo normal cuando se le habla o cuando juega con objetos. No reconoce distintos espacios muy familiares (cocina, baño, pieza, etc.). No extraña a la familia o a quienes le cuidan; prefiere estar solo todo el tiempo. Presenta con frecuencia desinterés y/o mucha pasividad cuando un adulto inicia contacto o juego. No responde a su nombre. Permanece mucho tiempo en un solo movimiento o en una sola actividad. Le cuesta prestar atención a cuentos y no puede nombrar sus ilustraciones. No responde a dos órdenes seguidas, como “sentate y tomá la leche” o a preguntas simples que empiezan con “qué” o “quién”. No logra pedalear un triciclo o subir escaleras alternando los pies.

70

¿Cómo evitar accidentes con niños y niñas de 2 y 3 años? Además de lo presentado en etapas anteriores: • enseñale el peligro de acercarse al fuego, salir a la calle, cruzar la ruta; • cuidá que no se atragante con trozos de alimentos, caramelos, etc.; • guardá las armas de fuego descargadas en un lugar seguro, lejos de su alcance. (MSPBS: Libreta del niño. Paraguay).


• Es importante reconocer los signos que indican que el niño o niña está a punto de morder y, en consecuencia, evitar o prevenir dándole alternativas, enseñándole a actuar de otra manera.

• También se debe buscar la causa de la conducta: observar las diversas situaciones e identificar en qué momento muerde más, a qué horas, en qué actividades (grupo, individual), si muerde a quien está más cerca o busca a alguien específico, o es para conseguir algo, para defenderse o como modo habitual de interaccionar con los compañeros y compañeras. • Si el niño o niña que muerde todavía está con enojo, hay que calmarle diciendo “Después hablaremos de esto”, en lugar de atosigarle con preguntas tales como “¿Por qué mordiste?” en el momento. Una niña o niño en esa situación nunca va a contar por qué actuó así. Una vez calmados, hay que tratar de reunir al niño o niña que mordió y al que fue mordido y si es posible –según la edad– ayudarles a verbalizar la situación y a hacerles ver que hay otras formas de reaccionar.

SEGUNDO AÑO

• Morder es un comportamiento común en niños y niñas de dos y tres años, muchas veces porque están con enojo o para proteger lo que es suyo. Incluso, a veces lo hacen para llamar la atención del adulto. Si aparece, necesita atención inmediata: morder asusta tanto al niño o niña que muerde como a quien recibió la mordida.

Para sa

LOS NIÑOS y niñas QUE MUERDEN

e... br

r más so be

71


MI SEGUNDO AÑO DE VIDA: COMIENZO A MOVILIZARME

Para sa

e... br

r más so be

CÓMO ELEGIR LOS JUGUETES SEGUROS Y ADECUADOS Algunos aspectos principales en la elección del juguete serían:

¡Recordar! Lavar frecuentemente los juguetes, ya que los niños y niñas los meten en la boca.

tener en cuenta la edad e intereses del niño o niña;

han de ser seguros: una condición indispensable es que no sea nocivo y que garantice al máximo la seguridad del niño o niña que lo usa. Evitar productos tóxicos, con puntas salientes, materiales cortantes, objetos muy pequeños que se puedan tragar o introducir en oídos o nariz, etc.;

72

es importante tener en cuenta que no todos los juguetes han de ser adquiridos en comercios. En el entorno y en la naturaleza también están a nuestra disposición juguetes que pueden hacer la misma función que los convencionales, logrando estimular distintas capacidades y áreas del desarrollo. Por ejemplo: cajas, piedras, hojas, tubos de cartón, ollas pequeñas, telas de colores, ovillos de lanas gruesas y de colores, etc. Se trata de ayudar a los niños a descubrir la magia de los objetos cotidianos para convertirlos en espléndidos juguetes.


73

SEGUNDO Aテ前


MI SEGUNDO AÑO DE VIDA: COMIENZO A MOVILIZARME

¿Cómo están mis derechos? • ¿Ya tengo cédula de identidad? • ¿Estoy en un ambiente saludable, sin riesgos físicos, limpio? • ¿Recibo protección contra el abandono o la explotación? • ¿Recibo un buen trato de mi familia y comunidad?

74


6

MI TERCER AÑO DE VIDA

TERCER AÑO

¡ES MI FASE DE AUTOAFIRMACIÓN!

75


MI TERCER AÑO DE VIDA ¡ES MI FASE DE AUTOAFIRMACIÓN!

Mi tercer año de vida: ¡Es mi fase de autoafirmación! ¿Qué puedo hacer a esta edad? Tengo gran curiosidad por todo lo que me rodea: toco y exploro constantemente los objetos, lo que hace que permanezca poco tiempo en cada actividad. Lo bueno es que ya evito algunos peligros comunes (por ejemplo, poner dedo en el enchufe, tocar ollas calientes) sin que tengas que recordármelo.

¡Ya uso los cubiertos!

76

Puedo hacer algunas cosas sin o con poca ayuda. Por ejemplo, voy solo al baño y requiero poco apoyo. Ya uso los cubiertos. Pido sus juguetes a otros niños y niñas, me defiendo y convivo con los demás, aunque todavía no sigo reglas; por eso, necesito de vos para resolver problemas con otros compañeros y compañeras. Hablar comienza a ser mi medio de comunicación. Empleo oraciones muy simples, ya formulo preguntas. Me encanta cantar canciones e inventarlas. Me intereso por los libros de imágenes. Reconozco y nombro objetos familiares y las acciones de los personajes en dibujos o fotografías. Resuelvo situaciones simples usando el lenguaje: uso gestos, digo sí y no, uso palabras para indicar lo que quiero en situaciones simples requeridas. Utilizo frases de varias palabras para comunicarme y sé contestar cuando me preguntás mi nombre y mi edad.


Me gusta el juego y los disfraces, hacer diversos papeles de personajes de nuestra vida familiar e imitar a animales domésticos. Distingo con más seguridad los conceptos de adentro, afuera; arriba, abajo; grande, chico; redondo, cuadrado, entre otros. Reconozco objetos, palabras, imágenes, situaciones, personas, experiencias que están ausentes. Imito alguna construcción simple con cubos o piedras y paso un buen tiempo intentando reconstruir (arreglar) juguetes que desarmé.

¿Qué pueden hacer para acompañarme? Mostrame que es importante lo que hago. No te impacientes cuando cometo errores, ¡estoy aprendiendo! Pedime que lleve los cubiertos a la mesa, que doble mis ropas. Así aprendo a ayudar a la familia. Indicame con cariño a respetar lo ajeno. Debo aprender que algunas cosas me pertenecen y otras no. Enseñame a decir “prestame”, “dame, por favor” o “no me gusta”. Dame la oportunidad de relacionarme con otros niños, niñas y con otros adultos.

TERCER AÑO

Utilizo todo mi cuerpo en forma más coordinada y me interesa mucho caminar y correr, esconder y perseguir. Puedo hamacarme o usar juegos en los parques con poca ayuda. Mis manitas también están más hábiles: paso objetos (o líquidos) de un recipiente a otro. Tapo, destapo cajas; pongo y saco objetos de cajas y frascos con mucha precisión.

77


MI TERCER AÑO DE VIDA ¡ES MI FASE DE AUTOAFIRMACIÓN!

Si aún no logro controlarme cuando voy de cuerpo, continuá fortaleciendo mi proceso para dejar los pañales. Poneme bombacha o anatómico de algodón durante el día. Pedí que te avise cuando quiero ir al baño. Felicitame cuando lo hago a tiempo. Si no logro avisar en todas las ocasiones, tené paciencia, no olvides que esto es una práctica.

Haceme preguntas sobre los personajes, situaciones y lugares que aparecen en esos cuentos. Si te muestro algún objeto con la mano, decí su nombre correcto.

Llevame a parques y a espacios donde pueda correr, trepar y jugar con otros niños y niñas de mi edad. Dejame usar objetos de la casa para jugar y luego enseñame a guardarlos.

Recordame que debo lavarme las manos antes de comer y después de ir al baño.

Hablame frecuentemente. Es importante que sigas describiendo las cosas que hacemos juntos y lo que hago yo. Insistime en que diga el nombre de las cosas, y ya no aceptes solamente el gesto.

Contame cuentos e historias de nuestra familia, mostrame fotos, ¡me gustan mucho!

78

Dame elementos y objetos cotidianos que sean de tamaños y colores diferentes. Cada vez que los uso o toco, podés decir sus cualidades.


Mis juguetes preferidos a los 3 años

Juegos activos • • • •

Autitos. Triciclos. Carretillas de mano. Hamacas.

Juegos para experimentar y ensuciarse

TERCER AÑO

• Cubo de arena con baldes, palas, recipientes y cucharas. • Piscina poco profunda. • Jabón para hacer burbujas.

Juegos tranquilos • • • • • •

Rompecabezas. Bloques grandes. Juguetes para encastrar y apilar. Automóviles y muñecos pequeños. Figuras de animales y personas. Cajas y bolsas de papel para ordenar cosas y transportarlas.

79


MI TERCER AÑO DE VIDA ¡ES MI FASE DE AUTOAFIRMACIÓN!

Dibujo y manualidades • • • • •

Lápices, crayolas. Pinturas para dedos y masa para jugar. Papeles para rasgar y plasticola. Tizas. Delantales.

Juguetes para DRAMATIZAR o IMITAR A PERSONAS Y JUGAR “como si” • • • • • •

80

Ropa vieja para disfrazarse. Pequeñas herramientas. Escobas. Ollas y recipientes de juguete. Muñecas. Animales de peluche.


Libros • • • •

Libros con imágenes. Libros con palabras. Libros con sonidos. Libros con texturas.

¿Cuando preocuparse? Señales de alerta

no obedece instrucciones sencillas con dos o tres palabras (por ejemplo, “sentate y tomá el jugo”); aún no logra hablar con frases cortas; habla poco o nada o tiene una forma “diferente” de hablar, o no puede expresar cómo se siente físicamente (por ejemplo, “tengo hambre” o “me duele”);

le cuesta muchísimo separarse de mamá o papá y no muestra interés en jugar con otros niños; no identifica imágenes; no logra bajar escaleras solito, alternando los pies;

TERCER AÑO

Si el niño o niña presenta algunos de estos signos, recurrir a un especialista:

no logra manipular tijeras o no trata de cortar utilizándolas; al finalizar el tercer año, no pide ir al baño. No logra lavarse y secarse solito las manos.

no logra fijar su atención en una actividad específica durante al menos 10 minutos;

81


MI TERCER AÑO DE VIDA ¡ES MI FASE DE AUTOAFIRMACIÓN!

Para sa

e... br

r más so be

EL DIBUJO INFANTIL El dibujo es una actividad espontánea muy importante de fomentar. Al comienzo, los niños y niñas parecen sólo hacer rayas y garabatos, pero con la edad estas expresiones van siendo cada vez más reconocibles. Al inicio, alrededor de los 3 y 4 años, suelen dibujar el denominado renacuajo o sapito, que es una figura en la que se puede ver cabeza y patas. Es posible que le ponga nombre a sus obras una vez finalizadas. Pintar es otra actividad que resulta muy divertida e importante para los niños y niñas. No solo da gusto sino que también se aprende mucho coloreando: esto ayuda a que tengan mejor movimiento de las manos, les da confianza en sí mismos, ayuda a que puedan expresar sus emociones y sentimientos, desarrolla su creatividad, entre otras cosas. Te invitamos a dibujar con tu hijo o hija. Vas a ver cómo se puede compartir un momento agradable, a la vez que desarrollás sus destrezas artísticas.

82


Para sa

SOBRE EL DESAFÍO DE ENSEÑARLES BUENOS HÁBITOS

e... br

r más so be

Hay muchas cosas que querríamos que nuestros niños y niñas hicieran casi automáticamente, porque es bueno para ellos. Pero no es así como funcionamos los humanos, y no siempre es fácil conseguir que aprendan a lavarse los dientes, a juntar sus juguetes luego de utilizarlos, y tantas otras cosas.

TERCER AÑO

Pocas veces es divertido aprender y practicar hábitos saludables, pero es necesario. Por ello, tenemos que enseñarles a nuestros niños y niñas a que hagan algo que no harían espontáneamente, y ser constantes en esto.

Se debe aprovechar su gusto natural por el juego y lo novedoso, su tendencia a imitar y su agrado por recibir halagos. Eso no asegura que incorporen enseguida los hábitos cotidianos (baño, cepillado de dientes u otra cosa), pero creará un clima más apropiado para que eso suceda. 83


MI TERCER AÑO DE VIDA ¡ES MI FASE DE AUTOAFIRMACIÓN!

Para sa

e... br

r más so be

¡No olvides! JUEGOS Y JUGUETES PARA NIÑOS Y NIÑAS No existen juegos ni juguetes exclusivos para las nenas ni para los varones. Sí hay actividades y objetos que le interesan más a determinado niño o niña, independientemente de su sexo. Hay varones que aman la pelota y otros que prefieren la pintura; hay nenas que adoran jugar con muñecas y otras que eligen los autos. Tanto las niñas como los niños deben sentirse libres para jugar a lo que les gusta o les surge como necesidad. No es conveniente forzar un cambio en sus gustos. Es necesario responder a las preguntas que hace él o ella sobre sus diferencias como mujer o varón, entendiendo que éstas hoy en día no son tan fijas ni estrictas. Es clave que el niño y la niña puedan entender que su sexo no es una limitación para sentirse realizados y satisfechos consigo mismos. Eso asegurará el desarrollo de su capacidad para respetar a otros y a respetarse a sí mismos.

84

• Vigilar la higiene de tu ambiente y del niño o niña. • Asegurar su higiene bucal con el cepillado correcto. • Enseñarle a evitar riesgos en calles y rutas. • Mantener fuera de su alcance armas y objetos filosos.


7

MIS 4 Aテ前S:

CUARTO Aテ前

ツ。TENGO INICIATIVAS PROPIAS!

85


MIS 4 AÑOS: ¡TENGO INICIATIVAS PROPIAS!

Mis 4 años: ¡Tengo iniciativas propias! ¿Qué puedo hacer a esta edad? Me intereso mucho por todo lo que me rodea y disfruto aprendiendo sobre distintos temas. Esto me ayuda a intercambiar ideas con otros niños y niñas, o incluso participar de la conversación entre adultos. Las amistades son cada vez más importantes para mí: tengo un amigo o amiga de mi preferencia, con quien comparto la mayor parte de mis actividades. Generalmente, es de mi edad y de mi mismo sexo.

86

Mis dibujos van siendo más detallados, y ¡les pongo nombres!

interesarme por la lectura y la escritura, cuento historias mezclando ficción y realidad e incluso digo que “escribo” cuando dibujo.

Me interesa compertir: busco organizar juegos grupales, comienzo a entender que debo esperar turnos y cumplir las reglas. Sin embargo, a veces te necesito para que me ayudes a mantenerlas.

Permanezco más tiempo haciendo una actividad y puedo realizar cosas en etapas. Me agrada terminar un trabajo y llamo tu atención cuando lo hago. También estoy descubriendo los números y su utilidad.

Cada vez hablo mejor, con más precisión, claridad y detalle. A través de la comunicación, también puedo comenzar a comprender los sentimientos de otras personas. Empiezo a

Mis acciones y relatos reflejan que aún me centro en el presente, pero poco a poco comienzo a comprender, en situaciones concretas, el pasado y el futuro.


Promové espacios en los que pueda contar lo que me pasó. Mostrá que te interesa lo que digo, pero también es importante que me indiques cuando parar o que le dé el turno a otra persona.

Dejame que abroche, desabroche, me vista y desvista, me sirva líquidos, que pueda encajar, enhebrar o enroscar objetos cotidianos. Tené paciencia, pues es seguro que voy a tardar un poco más que si vos lo harías.

Contame cuentos, anécdotas de nuestra familia, mostrame en la televisión o en libros secuencias de historias y preguntame qué sucedió, o algunos aspectos que te den la pauta que entendí lo que pasaba. Si invento el final o algunas partes, no te enojes: es porque me gusta crear.

Enseñame a disfrutar del relato de cuentos, especialmente los fantasiosos y disparatados, usando la pregunta como un medio para mi aprendizaje. Mis por qué se vinculan más con la finalidad que con la causa.

CUARTO AÑO

¿Qué pueden hacer para acompañarme?

¡Mostrame carteles, rótulos y letras y dejame que las repita!

87


MIS 4 AÑOS: ¡TENGO INICIATIVAS PROPIAS!

¿Cuando preocuparse? Señales de alerta Si el niño o niña presenta algunos de estos signos, recurrir a un especialista: se esfuerza mucho para ejecutar actividades que implican principalmente el sentido de la visión, tales como hacer líneas con el lápiz o dibujar. Se acerca demasiado al material gráfico que se le presenta (libros, dibujos, láminas);

Para prevenir accidentes, es importante que: • tengas cuidado con el contacto que tiene tu niño o niña con los animales domésticos, como gatos, perros y otros. Las mascotas deben ser vacunadas; • recordá bajar del transporte primero, para luego ayudar a bajar al niño o niña; • enseñale que no debe permitir que ninguna persona, aunque sea familiar, intente acariciarle sus partes íntimas, y que cuente si alguien intenta hacerlo. (Extraído de MSPBS: Libreta del niño. Paraguay).

no dice cómo se siente físicamente (por ejemplo, “tengo hambre” o “me duele”). Aún no se hace entender del todo; tiene dificultades para establecer o mantener relaciones en las que se exija atención;

tiene dificultades para soportar cambios dentro de la vida cotidiana, por ejemplo, en los horarios o en los lugares en los que se hacen determinadas actividades, etc.;

88

no da respuesta a las señas o gestos como saludo, despedida, señalar. No dice palabras en plural ni verbos; tiene dificultades para entender mensajes a través del habla.


Para sa

e... br

r más so be

LOS MIEDOS INFANTILES (2a. parte) No es raro que los niños y niñas manifiesten a esta edad ciertas inquietudes o temores frente a determinados temas y situaciones reales o imaginarias. Los miedos no suelen tener explicación racional, por lo tanto, es mejor que los adultos intenten bajar la ansiedad utilizando la fantasía, que es muy bien recibida por niños y niñas. Algunas ideas: • evitar el objeto que le produce miedo. No enfrentar al niño o la niña a la situación que le produce angustia; • tener cuidado de que tu comportamiento no sugiera que también le temés a la misma situación;

Tenés que guardarla bien para que puedas presentarla también cuando tu hijo o hija vaya a la escuela.

• buscar las causas específicas de lo que le tensiona o preocupa y ver si podés hacer algo para disminuirlas; CUARTO AÑO

La Libreta de salud del niño y la niña contiene información sobre su desarrollo y otros aspectos médicos identificados durante el control periódico que le hacen (vacunación, enfermedades).

• conversar sobre los miedos cuando la niña o el niño esté tranquilo y sin temor.

89


MIS 4 AÑOS: ¡TENGO INICIATIVAS PROPIAS!

Cuando los niños y niñas crecen, la disciplina se convierte en parte importante de su vida social diaria. Disciplinar es enseñar autocontrol, es decir, poder regular, poner límites, sin necesidad de que otra persona externa lo haga. Comenzar temprano y ser consistente en la disciplina ayuda a que el niño o niña entienda sus límites más fácilmente y puedas establecer las bases de qué es aceptable en la vida diaria. Lo que pedimos a un niño o niña de tres años no debe estar en el mismo nivel de lo que pedimos a uno de cinco años, ya que a edad temprana tienen la capacidad para pensar y dar respuestas de manera espontánea, impetuosa y sin mucha planificación. Poco a poco, se podrá ir modificando conforme adquiera mayor responsabilidad y autocontrol.

A través del juego, es clave pedirle al niño y a la niña que se den cuenta de las consecuencias de sus actos.

90

Para sa

PROMOVER EL AUTOCONTROL

e... br

r más so be


8

MIS CINCO Aテ前S

91

QUINTO Aテ前

ツ。YA VOY A LA ESCUELA Y HAGO AMISTADES!


MIS 5 AÑOS: ¡YA VOY A LA ESCUELA Y HAGO AMISTADES!

Mis cinco años ¡Ya voy a la escuela y hago amistades! ¿Qué puedo hacer a esta edad? Necesito mucha atención, contacto físico y afecto. Soy muy sensible y me doy cuenta si los adultos aprueban lo que hago o no. Es importante que me aceptes como soy. Me identifico con mi mamá si soy nena o con papá si soy varón.

Me paro en un pie y salto sin apoyo. Puedo atar cordones, rodear obstáculos, caminar, detenerme y volver a caminar o correr al instante. Manejo cada vez mejor los movimientos de mi mano, lo que me permite recortar figuras, pegar, hacer dibujos más reconocibles.

1, 2...

Empiezo a jugar con otros niños y niñas. Me gusta tener amigos, amigas o primitos para jugar y conversar. Muchas veces formamos una “pandilla”. Comienzo a comprender y aceptar las reglas de los juegos. Me agrada dramatizar acontecimientos familiares y personajes televisivos. Siento curiosidad y pregunto por todo lo que ocurre a mi alrededor. Me atrae conocer la utilidad y el origen de las cosas. Estoy descubriendo la diferencia entre realidad y fantasía. Digo todo lo que quiero y pienso. Me gustan los cuentos. Me interesa aprender a leer y practico escribir. 92

Junto los objetos por su forma, color tamaño. Me interesan los números y ¡ya empiezo a contar!


93

QUINTO Aテ前

Me gusta cooperar y colaborar en algunas tareas domテゥsticas.


MIS 5 AÑOS: ¡YA VOY A LA ESCUELA Y HAGO AMISTADES!

¿Qué pueden hacer para acompañarme? A los cinco años cumplidos, debo ir al preescolar, es obligatorio. Me ayudará a desarrollarme y conocer nuevas amistades. Cuando quiero una cosa que no sea conveniente, no me castigues, ni me grites. Esto causa temor e inseguridad. Explicame por qué no puedo hacer lo que deseo. Reiterame, las veces que sea necesario, que me lave las manos antes de comer, que mastique con la boca cerrada.

Dame tres comidas diarias y dos extras –a media mañana y merienda–, con una dieta equilibrada en lácteos, azúcares de frutas, masas, carnes y verduras.

94

Seguí insistiendo en los hábitos higiénicos. Demostrá alegría cuando veas mi limpieza y hermosura después del baño, mi pelo esté peinado, mis uñas cortas, mi ropa y zapatos limpios. Hacé que me cepille los dientes después de las comidas, y explicame por qué. De vez en cuando, examiná mi boca. Siento mucha curiosidad, por eso tenés que aumentar los cuidados para evitar accidentes: enseñame que no debo jugar con objetos peligrosos tales como cuchillos, fósforos y bolsas de plástico; a prestar atención al cruzar la calle y a hacerlo siempre de la mano, con una persona adulta.


Cuando me contás cuentos, no es necesario leer siempre los textos; a veces, es más entretenido comentar los cuentos haciendo un diálogo conmigo. Enseñame a cantar y a repetir canciones, rimas y cuentitos en forma de juego. Jugá conmigo a aprender una palabra nueva cada día, motivándome a usarla en una frase, verso o canción: esto sirve para estimular mi lenguaje. Dame diferentes objetos, herramientas e instrumentos para que explore y manipule. Dame ideas sobre qué puedo armar y estimulá mi creatividad. Dejame elegir entre las opciones que me presentes: instrumentos o herramientas (como pincel, tijera u otros).

Llevame al médico y al dentista regularmente. No me des medicamentos sin indicación médica. Recordá que una niña o un niño sano es feliz.

Juegos y juguetes para niños de 3 a 5 años

Juguetes para juegos activos • Triciclo. • Palos, pelotas, cuerdas de saltar.

No te preocupes si uso mi mano izquierda o ambas manos para escribir o usar utensilios. Es normal usar la mano izquierda (ser zurdo).

95

QUINTO AÑO

Enseñame sobre los animales, las frutas, alimentos y árboles. Pedime que los seleccione por su forma, tamaño y color. Apoyá al centro educativo al que voy con las actividades que te proponen mis profes, que podemos realizar en la casa.


MIS 5 AÑOS: ¡YA VOY A LA ESCUELA Y HAGO AMISTADES!

Juguetes para juegos tranquilos • • • • •

Juguetes de construcción (maderitas, bloques). Juegos para armar (argollas, cajas con formas). Rompecabezas. Números y letras de plástico o cartón. Automóviles, camiones y muñecos pequeños. • Juguetes a cuerda.

Juguetes musicales • • • •

Botellas con semillas o piedras. Tambor, panderetas. Ollas, tapas y cacerolas. Elementos cotidianos que hagan ruido y sonido.

Libros • Páginas escolares. • Cuentos. • Revistas y materiales con fotos.

96


Dibujo y manualidades

• • • • • • •

Capas para el personaje que le guste. Sombreros. Zapatos viejos de papá o mamá. Carteras. Lentes de sol. Muñecas. Cajas de cartón para hacer casas de muñecas. • Ropas para disfrazarse. • Medias para hacer títeres.

• • • • •

Masa o arcilla. Tijeras adecuadas para la edad. Plasticola, papeles de colores. Lápices y marcadores. Tiza o carbón para escribir en el piso o en pizarrones.

97

QUINTO AÑO

Juegos para imitar situaciones de la vida real


MIS 5 AÑOS: ¡YA VOY A LA ESCUELA Y HAGO AMISTADES!

¿Cuando preocuparse? Señales de alerta Son algunas señales para atender si el niño o niña: le cuesta relacionarse, jugar con otros niños, niñas y con la familia; tiene dificultades para seguir el ritmo de la música;

Para sa

e... br

r más so be

solo explora y busca objetos que emiten sonido; tiene dificultad para reconocer opuestos, como arriba, abajo, frío, calor, alto, bajo;

LECTURA Y OTRAS DESTREZAS

tiene dificultad en la memoria, por ejemplo, no repite el nombre del objeto después de que el adulto se lo presenta y lo nombra;

La lectura es, sin duda, una actividad que aporta al avance intelectual del niño y la niña desde su nacimiento. Al leerle o darle libros –muchos de los cuales se pueden hacer con cartón duro, láminas de revistas, entre otros– se promueve su progreso físico (se estimula que toque el libro, lo agarre) y auditivo; se fomenta el desarrollo de los conceptos (formas, colores, texturas y tamaños).

tiene dificultad para reconocer colores.

Los niños y niñas necesitan libros para mirar, tocar y comentar con papá, mamá u otra persona con la que se relaciona con frecuencia.

98


ISBN: 978-99953-847-9-1

Guía UPA! Para la primera infancia  

En coordinación con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Farmacenter presenta este material, que contiene información sobre los...

Guía UPA! Para la primera infancia  

En coordinación con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Farmacenter presenta este material, que contiene información sobre los...

Advertisement