Issuu on Google+

Lo importante es escuchar. La convención de los derechos de los niños y niñas dice: que tenemos derecho a expresar nuestra opinión libremente y a ser escuchados. Me pedisteis una charla sobre el modelo de participación del alumnado en el centro, sus derechos y deberes, la función de delegados y delegas. Pero voy a gastar mi tiempo en algo mejor, para una vez que me dais la voz quiero que me escuchéis y miréis la realidad con nuestros ojos. Siempre estáis hablando, enseñando, educando...etc. ¿Cuándo nos escucháis? Os voy a decir cómo sería mi instituto ideal, el lugar donde tengo que pasar gran parte de mi adolescencia, mi segundo hogar. Debe estar pensado para los niños y niñas, no para los adultos, Un lugar donde los docentes nos escuchen más y los alumnos y alumnas le respetemos. Donde la palabra diálogo sea una asignatura obligada. Tiene que ser grande, agradable, confortable, un espacio abierto donde no tenga que ser obligación dar las clases en el aula ¿os imagináis las clases de ciencias naturales fuera del centro? En un parque, un zoo, o el campo que es donde más se puede aprender. ¿Y la de inglés en el cine viendo una película con subtítulos? Este tipo de actividades es lo que hace que el instituto no sea tan aburrido. Se puede utilizar más la pizarra táctil y los ordenadores. ¡NO


QUEREMOS QUE LA CLASE SEA UN SIMPLE LIBRO DE TEXTO! Gimnasia esa asignatura un poco olvidada, cuando nos estas todo el día diciendo que el deporte es salud. ¿Pero cómo lo practicamos? 2 horas por semana si no llueve ¡no es suficiente!, necesitamos más instalaciones y medios. <La lectura es muy importante> nos dicen pero en vez de darnos una lista de libros adaptados a nuestra edad ¿por qué no intentan explicarnos como debemos leer para que sea entretenido y divertido? Los docentes tienen la obligación de hacer que aprender sea una tarea divertida. Entre tanta asignatura falta una, la de la solidaridad, esa que nos debe enseñar a convivir, respetarnos y demostrarnos que todos somos iguales, ¿de que nos sirven los conocimientos sino somos capaces de compartirlos? ¿Os imagináis lo duro que es a nuestra edad tener que permanecer sentados y callados clase tras clase? Podríamos participar de forma más activa, organizar actividades en conjunto con el resto de profesores y profesoras y alumnado, incluso hacer más excursiones y jornadas de convivencia. Tener un patio cubierto para los días de lluvia no tener que comer en clase el desayuno y seguir con la rutina. Un parque alrededor para poder estudiar y descansar, unas pistas deportivas adecuadas para que el tiempo libre lo tengamos ocupado. Las aulas más bonitas, con colores alegres y un mobiliario diferente, todo el curso es otoño, educación necesita cambiar de


decorador. A veces los exámenes nos los ponen después de fiestas y puentes para poder estudiar, nosotros pedimos que nos los pongan antes así los profes pueden aprovechar las fiestas para corregirlos. Las citas con el tutor deben ser Madre, Padre, alumno o alumna y profesorado ¿por qué no puedo estar presente? Mi opinión también cuenta. Los niños y niñas pensamos que las puertas del centro deben estar abiertas a nuestras opiniones, deben ser escuchadas porque son importantes. A nosotros nos gusta jugar, aprender y que se nos valore, nos gusta sentirnos seguros con normas muy claras y nada contradictorias, nos gusta pensar en el futuro pero mucho más necesitamos vivir el presente. Podemos más de lo que pensáis y valemos más de lo que suponéis. Yo me siento afortunada, estudio en un instituto pequeño de nueva construcción, donde las instalaciones están en buen estado. El número de alumnado es reducido, todos y todas nos conocemos y lo más importante: profesorado , padres y madres trabajan unidos en un mismo proyecto para conseguir que nosotros, adolescentes confusos, nos convirtamos en adultos responsables. Y por último, al escucharnos, os estamos dando la oportunidad de seguir aprendiendo, nosotros también tenemos muchas cosas que enseñaros. Espero que éste deseo se haga realidad. Besos y gracias por Escucharme Hoy. ROCIO COLLADO SOLER. 1ºsecundaria


Rocio nos habla a los padres y madres sobre la escuela que quiere el alumnado