Page 33

Me acuerdo de “Grupo salvaje” de Peckinpah, la encuentro en mi colección de vídeos, la saco de la caja, la pongo en el vídeo y doy al “play”. Me siento en mi sofá favorito y dejo que las imágenes me atrapen. Entran los títulos de crédito; intercalados en ellos, un grupo de jinetes cabalgan. “The wild bunch” aparece en la pantalla. Bishop (William Holden) comanda a aquel grupo de perdedores que el tiempo los está arrinconando. Se disponen a atracar el Banco, su objetivo esa soleada y desértica mañana. Agazapados, les esperan los cazarrecompensas,

mandados por Thornton (Robert Ryan), que en otro tiempo cabalgó con Bishop y sus forajidos. Ya están dentro del banco, Bishop pronuncia esa frase mítica del western: “if they move... kill´em!”, “si se mueven…¡¡mátalos!!”. Mientras, los cazarrecompensas esperan su momento, están nerviosos y ansiosos. De repente son descubiertos y se desata un auténtico infierno. Así comienza este canto a la lealtad y al honor, que es este western crepuscular dirigido por Peckinpah en 1969. Para muchos el último gran western de la época clásica del cine norteamericano; y, el fin de una época y de una manera de entender la vida y el cine, de la mano de uno de sus últimos maestros. La película ya se acaba. Tocan a degüello. Bishop y sus hombres avanzan hacia la muerte, no importa, están acostumbrados a ella y a la derrota; no tienen nada que perder. Son hombres que sobrevivieron demasiado en un tiempo que ya no era el suyo. THE END Creo que estamos asistiendo al ocaso del cine. El tiempo del GRAN CINE se está acabando.

creatura mayo 2012  

fanzine creatura, mayo 2012