Page 1


DIAS DEL futuro

PASADO

La historia es una disciplina asociada a los grandes y voluminosos libros o los larguísimos documentales. Pero se puede recordar la historia con otros medios, para hacerla accesible a algunos que nunca se hubieran acercado a ella,

1212. LAS NAVAS DE TOLOSA

LA CRÓNICA DE LEODEGUNDO

Una de las fechas más fáciles de recordar. 1212. La batalla de las Navas de Tolosa supone una gran victoria para los reinos cristianos sobre los invasores musulmanes. Casi una cruzada que incluía a reinos de fuera de la península ibérica en ese empeño de recuperar el territorio que un día fue cristiano. Jesús Cano de la Iglesia cuenta y dibuja la historia. Sabemos cómo acabará, pero nos da lo mismo.

La Crónica de Leodegundo cuenta la historia de Occidente y de Oriente desde el siglo VIII hasta el X. Una obra magna que escrita y dibujada por Gaspar Meana González de una manera tan exhaustiva que muchos historiadores buscan directamente aquí lo que tanto les costaría encontrar en bibliotecas, archivos y legajos. Un trabajo titánico que ocupa cinco tomos y que no te puedes perder.


HITLER. LA NOVELA GRÁFICA

ATRAPADO EN BELCHITE

Probablemente el personaje menos controvertido de la historia, pues no hay dudas sobre él. El malo por antonomasia, sin dudas y sin salvación. Pero uno de los referentes culturales más tratados desde mediados del siglo XX. Su historia ha sido contada en muchos formatos, de muchas maneras. Una muy exhaustiva y muy documentada. Shigeru Mizuki escribe y dibuja una biografía de este hombre que no es un malo de cómic, de este hombre que existió de verdad y que contaminó con toda su presencia la vida del mundo. Si quieres conocer al personaje, si quieres saber cómo era, cómo llegó al poder y cuáles fueron sus actos, búscalo.

Una de las batallas más crueles y destructivas de la Guerra Civil Española. Belchite, un lugar tan aciago que no ha vuelto a ser habitado. Al estallar la guerra un estudiante de medicina es encarcelado, y aunque pronto será puesto en libertad, no se fía del puesto que le han obligado a ocupar en la retaguardia. Se siente mucho más cómodo en el frente. En Belchite. Ese médico, en cuyas vivencias reales está basado el cómic, cuenta la historia a Sento que es quien lo escribe y dibuja. Atrapado en Belchite es la segunda parte de esta historia que tendrá una tercera. Nos vemos en la próxima... ¡australopitecos!


MUSIENTREVISTA MARIONETAS.

Kenneth en nuestras vidas. (Sospechamos que nos lo mandó Amazon).

P. Vuestro disco se P. Para empezar, presentaos, ¿Quiénes son llama Sea Marionetas? lo que R. Marionetas somos 5 amigos que hacen ruido sea propio. Berto a la voz y guitarra, Javi a la guitarra, Ros al bajo, Kenneth a la batería y Calduch al piano. P. ¿Cómo empezasteis a tocar? ¿Cómo se formó el grupo? R. A raíz de una fiesta en nuestro barrio, entre música y cervezas, empezamos Javi y yo (Berto) a tocar juntos para otra banda que en su época teníamos. Más adelante dejamos aquella banda y decidimos buscar más miembros para darle más forma a nuestras canciones de lo que actualmente es “Marionetas”. Teníamos el típico amigo que toca el piano y no encuentra una banda con la que poder empezar, “Calduch”. No tardó en engancharse y actualmente sigue sin poder. Ros era el tipo que venía a los ensayos cada día con un grupo nuevo que enseñarnos. Era el peor bajista del mundo, pero nos daba igual. Salía más rentable que Spotify. A día de hoy, ninguno recuerda como coño apareció

habladnos un poco de él. R. Fue un disco prematuro. Teníamos la oportunidad de grabar nuestras canciones y no lo dudamos ni un segundo. Nos daba igual la calidad que pudiéramos tener en esa época, solo queríamos tener algo con lo que poder salir a defender los conciertos y que el público pudiera escucharnos fuera de ellos. P.¿Por qué R. Por Necesidad.

escribís

canciones?

P. Os hemos visto en directo hace poco en el Casino y si algo se notó es que disfrutáis tocando ¿el directo es el futuro de la música? R. Sin duda alguna, la música y los músicos se sostienen vivos gracias a los directos. El panorama


actual es bastante deprimente y es algo que todos sabemos. Muchos se quejan de esto y pocos hacen algo para remediarlo.

igualmente. Nosotros nos encargamos de la distribución de los discos en los conciertos. Incluso enviamos a domicilio. Todo sea por mantener la música viva.

P. ¿Qué canción de las que no son vuestras os hubiera gustado escribir? R. No Volveré de Kokoshka. Nos parece una canción de lo más única.

P. ¿Qué pregunta os hubiera gustado encontrar en este cuestionario? R. ¿Qué es lo peor que os ha pasado encima de un escenario? Hubiésemos respondido “El bajista recibió un puñetazo en mitad de un tema”. Pero esa historia os la dejaremos para la próxima entrevista.

P. ¿Alguna vez habéis pensado en dejar la música? R. Nunca. Y si alguna vez se nos pasa por la mente, significará que estamos idos de la cabeza. P. ¿Por qué la gente debería comprar Sea lo que sea? ¿Cómo puede comprarlo? R. Es la viva imagen de una banda emergente. Suena natural, sin demasiada producción ni nada por el estilo. La gracia del disco es que, si te gusta, el directo te enamora. Y si no te gusta el disco, puedes arriesgarte a vernos en directo y salir enamorado

P.Tenéis 20€ para comprar algo, ¿qué compráis? R. El peaje para irnos donde sea a tocar rock and roll.

P. ¿Dónde podremos veros próximamente? ¿qué estáis planeando? R. Actualmente estamos de parón ensayando los nuevos temas para entrar a grabar en Mayo/Junio lo que vendrá siendo nuestro segundo disco. Estaremos dando todos los detalles en nuestra página de Facebook, buscadnos por Marionetas y seguros que nos encontráis. Además se puede seguir lo que hacemos en Instagram/twitter “MarionetasRock”. Y por supuesto, podéis escuchar nuestro disco en Spotify y en Youtube.


Resurre-(a)acción Villar Recuenco López

Llega un momento en el que hay que alejarse de la hoja en blanco. Llega un momento en el que hay   que   llorar   si   hace   falta.   Y   maldecir   lo bendito,   y   lo  biendicho.   Y   creo   que   es   ahora. Ahora, por todo el cansancio acumulado. Por las horas muertas, por los rincones oscuros que me habitan.   Por   las   tuberías   secas   y   los   azulejos húmedos. 

No queda inspiración y eso, quieras o no, es una forma   de   agonía.   Y   muero.   Como   mueren   los posos   en   el   fondo   de   la   taza   del   café.   Como muere la tarde. Como mueren los caminos que nos conducen una y mil veces a los mismos sitios oscuros. Como la ropa al fondo del armario o la piedra   incrustada   en   la   suela   de   goma   de aquellos zapatos.  Y no queda más que arrastrarse, como lo hacen las   ratas:   buscando   el   agujero   de   salida. Olfateando ese pequeño pedazo de luz que nos devuelva a la vida. No queda más remedio que buscarse   en   ese   hilillo   de   polvo   que   siempre queda   sin   barrer.   Habremos   de   reconocer entonces la verdad más dolorosa de todas las que ahora   se   me   ocurren:   que   nos   hemos   perdido. Que   nos   fuimos   alejando   de   nosotros   mismos hasta   vernos   desfigurados   a   lo   lejos.   Que   no queda nada de lo que algún día fuimos, o dijimos que   éramos.   Que  ya  no   hay   ni   rastro   de   todas esas   aspiraciones.   Que,   como   mucho,   queda algún  por   si   acaso,   una   docena   de  peros  y  una montaña enorme de puntos suspensivos que, de tanto reposo, se hicieron finales.  Y habremos perdido el agua, y la sed. Habremos


agachado la   mirada   y   dejado   el   cuello   caer. Arrastraremos los pies por entre nuestra vida en ruinas. Y el agua dejará de hervir y las manos ya ni siquiera tiemblan. Y la indiferencia nos hará menos grieta, y más muro. Y dejaremos de ser la mosca para empezar a ser cristal. Y las rendijas quedaran selladas. Como las bocas. Calladas.  El grito cesa. La lengua escampa. El ojo tapona. Y no sé ya por dónde salir. Me introvierto. Nada me sacude   ya.   Solo   queda   ese   hormigueo   en   la palma de las manos, que parece llamar un algo a lo   que  sujetarse.  Un   algo:  un  clavo   ardiendo  o unos   granos   de   sal.   Sal   para   que   vuelvan   a escocer las llagas recordándonos que están.  Me pesan los muslos. Qué me detiene. Cómo me desatornillo   de   aquí.   Que   venga   una   ventisca inmensa que me lleve, que me llueva. Que se me caigan las pieles muertas, y me nazcan del revés. Des(a)núdame. Que reaparezcan obstáculos en el camino para hacerme caer. Que me llegue el olor a   estiércol,   los   deshechos,   los   despechos,   los hechos.   Subalternidad   que   late   y   opresión   que asfixia. Intolerancia que prende y contradicciones que arden. Un volver a sentir…  Añoro la rabia. Y el desconsuelo. La herida y los

tirones de   pelo.   Las   vendas   que   aprietan   y   las noticias   que   estriñen.   Añoro   algún   que   otro motivo   y   un   par   de   noches   en   vela.   Las canciones, los versos, los besos ­sí, también los besos­.   Y las tripas revueltas y el agujero en la sien. Añoro los dedos apretando mis carnes y el doloroso vértice de los pies.  Quiero   mi   equipaje   de   vuelta.   Su   peso   en   mi espalda. Su cremallera atascada. Sus rotos y sus descosidos.   Sus   ausencias.   Sus   bolsillos   de   tela estampada. Su asa  áspera y desgastada. Quiero mi equipaje. Volver a colocarme las horquillas en el pelo y los cordones de aquellas botas gastadas. Y   caminar…   Desdoblar   el   pantalón   vaquero   y quitarme   el   pijama.   Quiero   dudas.   Quiero deudas.   Y   algún   que   otro   secreto   que   ocultar. Reír   alguna   vez   a   solas.   Y   volver   a   coger   el manillar.   Un   gorro.   Mis   uñas   mordidas   y   el pellejo   de   mi   labio   a   medio   levantar.   Quiero nervios y agujas. Y fotografías abultándome en la cartera.  Añoro la vida. 

Hace un día hermoso para resucitar. Pero ya mañana, si eso. 


Pequeño Lemming ESCRIBIR SIN DUENDE

extraña mezcla de alegría, monótonos andares y alergias. La motivación de víctima nace de la pasión insensata de sus padres. Dueños y señores de su vida, su sino y su suciedad. Nos enseñan que el señor de las moscas atrae el barro para moldear almas. En los centros educativos se venden panegíricos y loas al pensamiento único. Hay abyectas consecuencias en los bebés de laboratorio que sudan medicinas producidas en las selvas de Indonesia. Las orgánicas certidumbres de estas largas

Los niños han salido al parque. Pero no

tardes

juegan.

pesadamente,

Traen

un

semblante

extraño

colgando de sus caras angelicales. Son una

bursátiles y

caen se

como hacen

lozas, añicos.

Prohombres de metal iridiado compran y


venden en las atalayas del poder. Centenares

de

hectáreas

esperan

arado romano parece gritarme cubierto de ser

barro seco y polvo.

cosechadas por máquinas que expenden

Las fuentes durmieron sus aguas. Los

monóxido de carbono. Que convierten en

vencejos caen en picado sobre los tejados

comida y aminoácidos esenciales el sudor

musgosos. El tiempo escribe su elegía con

ancestral.

gritos y escupitajos.

Una aldea llena de belleza agoniza entre

Espesuras.

las cuatro casas de piedra que lloran gotas

extienden por el páramo. Cuatro perros, un

de de las lluvias de marzo. El último gato

viejo y las espadaña de la iglesia. Sin vida,

domesticado se pasea señorial por sus

con espacio.

callejas. El cartel de desvío de la autovía

Hay eco en las plazas y en los regatos.

colecciona óxido y viejos suspiros.

Maldita modernidad. Sin esperanza ni

Entre los cipreses brotan plantas que nadie

ilusión.

ha sembrado. El fuego de mis entrañas se queda

atrapado

en

los

recuerdos.

Lo

atávico se me pega al corazón. Y el viejo

Orfandades

añejas

que

se


13 x

21 Mimosas Rubén Bravo

En la calle florecen los cerezos. Flores rosas vuelan lentamente a unos centímetros del suelo. El final del invierno se ha transformado en una primavera degenerada, una primavera excesiva y floreada. Las mimosas cuelgan los amarillos de sus ramas sólo como recordatorio anual de lo mismo de siempre. Tu hijo ya habrá cumplido seis años. Hubo un tiempo en que tú

eras la mimosa y yo la primavera y con el mismo cuidado que yo ponía en florecerte, tú amarilleabas en mis brazos. Con esa misma felicidad que trae la primavera a los colegios. La primavera había venido y yo sabía por qué había sido. El invierno había sido ventoso. No hay nada peor que el viento. Te corta los labios. Te sangran y te duelen y te cuesta comer y te cuesta dormir. Yo, sin embargo, besé esos labios cortados, como esas madres tiernas de los parques besan las heridas de sus niños pequeños que dejan de llorar en el acto, porque ese beso es reparación, es calmante, ese beso es salud. Y amor. El viento había cortado tus labios y en tu cama yo los besé y los reparé. Y al igual que eso, lo reparé todo. Todas las heridas con las que venías, día a día. Heridas que habías ido acumulando desde que él se fue. Todas las fui arreglando y recomponiendo. Al llegar la primavera, las mimosas amarillas estallando en los árboles que daban a nuestra ventana, tus labios eran suaves y tiernos otra vez. Los más


suaves y los más tiernos y los más mimosos. Yo abría la ventana para que el olor de las mimosas llenara la habitación y se quedase pegado a ti. Por eso ahora, cuando florecen las mimosas, cuando en sus árboles el amarillo se desborda y el viento reparte por todos lados su olor y sus pequeños pétalos, recuerdo que hace ya demasiados años de eso, y recuerdo que tú, arreglada y feliz, te marchaste de esa casa y de esa ventana. Conociste a un hombre. Tuviste un hijo en el mismo tiempo en el que las mimosas florecen, en el mismo tiempo en el que el mundo vuelve a estar arreglado, como si yo también hubiera arreglado el mundo y pudiera al fin florecer otra vez. Florecen las mimosas, florecen las violetas y los cerezos. Se llenan los campos de las flores blancas de los almendros y su olor a miel puede olerse desde lejos, desde las ventanas altas de los pueblos. Otras mujeres sonríen cuando ven esas flores, cuando notan ese olor a miel que lo va llenando todo, como una invitación a abrir sus puertas y sus ventanas, como una invitación

a volver a la vida, a ser de nuevo ellas mismas. Noto esa llamada yo también, para retirarme, esas puertas abiertas como señal de que debo irme, de que ya está todo bien otra vez. Tú ya estás bien. Y ya está bien María y ya está bien Lola, y ya está bien Ana y también Noelia. Ya están bien todas las demás. Ya están las mimosas señalando que debo marchar, volver a casa y cerrar las ventanas para que el olor no me lleve atrás en el tiempo y vuelva a sentir la desolación de la primavera que viene a buscarnos con sus mensajes amarillos. Sé que, para mí, ya no habrá primavera. Sólo inviernos secos y marrones, inviernos ventosos de labios cortados que precisarán de cuidados y de besos tiernos y curativos. Sólo habrá mujeres de invierno que tendrán que recuperarse, que tendrán que estar de nuevo listas en primavera para conseguir lo que buscan. Que tendrán que estar listas para cuando lleguen las mimosas amarillas y el corazón vuelva a latir más rápido. *** *** *** *** *** *** -¿Otra vez has escrito lo mismo? -Sí, otra vez lo mismo, Nerea.


CINE

El Sueño americano. Forrest Gump. “Me llamo Forrest, Forrest Gump. Soy de Greenbow, Alabama”. Estas palabras han terminado por convertirse en historia reciente del cine, y ese nombre, seguramente el más repetido desde que Tom Hanks lo pronunciase con ese tono tan característico que le valió el Oscar al mejor actor. Hoy he querido traer esta película para que hagáis un ejercicio de comparación, ya que en 1994, Forrest Gump peleó intensamente por los Oscar (saliendo victoriosa) con Pulp Fiction, y aunque a mí me gusta más la de Tarantino, debo que reconocer que las dos son

magníficas. Para terminar el ejercicio, en aquella pugna también estuvo Cadena perpetua, con Timm Robbins y Morgan Freeman, y que a mi modo de ver fue injustamente ninguneada. Es el claro ejemplo de que los Oscar no son necesariamente una muestra de la calidad, porque en otras ediciones el nivel habrá sido peor, con lo que películas mucho más mediocres tendrán más galardones que auténticas joyas. Al lío. Forrest Gump (Tom Hanks) es un niño con un leve retraso mental que vive en un pueblo sureño de EEUU llamado Greenbow. La historia empieza en la década de los 50 y se va desarrollando a lo largo de la vida del personaje principal, haciendo viva la historia más reciente de los Estados Unidos, pasando por todos los hitos de la segunda mitad del siglo XX. Muy interesante el recorrido que hace por los asesinatos de famosos que han tenido lugar durante esos años. El hilo conductor de la historia es la deficiencia mental de nuestro personaje, que, a pesar de ello, va consiguiendo logros impensables, la mayoría de ellos por pura casualidad.


Mención especial merecen los personajes de Jenny (Robin Wright), amiga de la infancia y amor platónico de Forrest, Bubba (Mykelti Williamson), el mejor amigo al que conoce al alistarse en el ejército y el Teniente Dan Taylor (Gary Sinise), el teniente que les dirige a ambos mientras están en la guerra de Vietnam. La verdad es que Robert Zemeckis dirige de manera magistral esta conmovedora, a la par que cómica, a la par que dramática historia en la que es imposible no encariñarse con su personaje principal. De este mismo director, cabe destacar que volvió a formar un tándem más que aceptable con Tom Hanks seis años después con Náufrago (peli bastante recomendable), y cómo no os voy a recomendar la trilogía de Regreso al futuro, que ya se han convertido en un clasicazo del cine de Ciencia Ficción cómica y de los ochenta, aunque si bien la tercera entrega es la más floja, no te queda más remedio que verla tras haber visto las otras dos.

De los actores, poco que decir de Tom Hanks, me podría hartar a recomendaros, pero me quedaré con Philadelphia, Apollo XIII, Salvar al soldado Ryan, Camino a la perdición y este mismo año ha hecho Sully, dirigida por Clint Eastwood, y que a mí me ha gustado bastante, aunque hay que decir que su filmografía es bastante rica y apetecible. En la parcela de premios, ya os he comentado que en la edición de 1994 arrasó en los Oscar, llevándose 6 estatuillas, destacando Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor y Mejor Guión adaptado. Os dejo que la disfrutéis, que lo merece. Y creo que me voy a pensar más lo de poneros en la tesitura de comparar pelis del mismo año. Daniel Wazne.


Carta a un amor de juventud perdido Juan Gabriel Álvarez Calderón

Durante mi   adolescencia   y   juventud   me correspondiste   y   concediste   entusiasmo a mi espíritu, que vivía embriagado de exaltación   contigo.   Viví   gracias   a   ti una   divina   locura.   A   ti   no   hace   falta que   te   explique   que   existe   una   divina locura.   Tuviste   grandes   amantes   que antes   que   yo   la   sintieron   y   la cantaron. Muchos han sabido que tú eres furor   divino,   que   tú   anuncias   en   esta tierra   las   máximas   alturas   del espíritu.    Tu amor era para mí embriaguez sublime y siempre espiritual. Tú fuiste elevado

espíritu para   mí   juventud.   Tu sensualidad es espiritual. El gozo que concedes   es   el   gozo   del   espíritu   que vislumbra   su   libertad   última.   Sí,   tú eres espiritual. No te conocen los que te   denigran   como   estímulo   de sensualidad obtusa y torpe. El espíritu contigo   no   se   piensa   ni   se   define,   se siente   en   el   interior   fogoso   y encumbrado.  Te denigran los de alma miserable, los que son también enemigos del espíritu. Dicen que eres vicio y autodestrucción. Son   los   mezquinos   de   la   decencia   y   la salud   rastreramente   sociales.   Los   que no   conocen   nada   más   valioso   ni   más satisfactorio para el ser humano que la mezquina rectitud y una vida huera, sin espíritu,   pero   larga.   Dicen   que   tú   eres   enemiga   del intelecto.   Pero   todavía   no   sabemos   si ese   intelecto   que   ellos   ponderan   y defienden   no   nos   va   a   llevar   a   la verdadera   y   definitiva   autodestrucción o, al menos, a una época de barbarie e ignorancia   como   nunca   antes   se   había conocido   en   la   historia   de   la


civilización. Pero ellos se reirían de oír   esto,   porque   para   ellos   la sabiduría y la cultura consisten en la prudencia   que   asegura   sus   estúpidas vidas, y eso lo viene dando de sobra su intelecto.   No   te   perdonan   que   tú destruyas   el   mezquino   yo   social,   sus miedos   y   timideces,   sus   escrúpulos biempensantes   de   la   vana   apariencia respetable.   Ellos   no   tienen   otra   cosa en sus adentros. El divino deseo de lo bueno,   bello   y   verdadero   ellos   lo confunden con su miserable aspiración a una   vida   asegurada   en   su   limitación   y pequeñez.   Yo   entré   impetuoso   y   exaltado   de gozo   en   tus   dominios.   Tú   me   enseñaste entonces la afirmación incondicional de la   vida,   el   sí   eterno   y   fatal   a   la existencia a pesar de todo lo terrible que   pueda   haber   en   ella.   Tú   me   diste puntuales   entusiasmos   ahuyentadores   de oscuros   temores   y   lóbregas cavilaciones.   Fueron   noches,   mañanas, tardes de santa ebriedad del deseo, del pensar   y   del   sentir. Además,   tú   vienes   de   la   tierra   y

escancias la esencia profunda del sabor de lo arraigado. Tú eres mi raíz en la tierra recia que me vio nacer. Tú traes el   sabor   de   la   entraña   espiritual acogida   en   lo   profundo   sensual   de   la tierra   natal.   Pero   hay   muchos   que   no entienden   de   espíritu,   de   arraigo,   de furor divino, de santa sensualidad , de entusiasmo afirmativo de la vida y del alma. Son los que nos tienen separados. Hay   otros   deseos   y   otros   amores que nos unen a la vida . Pero sin ti, hasta ellos se acaban. Tú no eres solo el   objeto   del   amor,   porque   sin   tu presencia   no   puede   subsistir   el   mismo amor.   Eres   el   mismo   amor   en   su entusiasmo   pleno. Pero ahora la sobriedad de los sin espíritu   me   ha   arrebatado   la   sagrada embriaguez que exaltó mi juventud. Nos han   impuesto   el   deber   de   mantener   una seriedad   y   una   lucidez   falsas   que   han destruido   nuestra   divina   locura. Hoy   tengo   que   vivir   sin   ti,   pero yo declaro mi amor al sagrado desvarío que   vivimos   y   al   espíritu,   que   yo   ya nunca podré concebir sin ti.


lo que el ojo no ve

contempla

a

su

hembra

cazar

majestuosa, implacable, excepcional y

Macho alfa Noemí Benito

se siente pequeño. Atrás quedó la lucha encarnizada que lo coronó como macho alfa, atrás quedó el reconocimiento de la manada, atrás la felicidad de alcanzar el objetivo de toda su vida: gobernar. Problemas, él solo tenía problemas a solucionar un día tras otro. Las crías no podían morir, eran su legado. El territorio debía ser protegido, era su hogar. Las hembras no podían quedar sin cubrir,

El

León

venido

a

menos

garantizaban la continuidad de su


estirpe. La caza, las carreras en libertad,

en la distancia. Lo sabe, ellas lo saben

la diversión, esas eran para ellas.

desde siempre, saben que son las que tienen el poder, ellas son las Alfa, ellas

El León venido a menos, falso Rey, falso

gobiernan y controlan todo.

Alfa, está harto. No quiere ese trabajo, necesita correr por la sabana a placer,

Él ruge mientras ellas piensan que otra

quiere ser un beta despreocupado, sin

vez está haciendo alarde de su

manada que cuidar, decide que va a

masculinidad y se ríen divertidas. Él con

dejar

lágrimas en los ojos ruge y ruge pidiendo

que

le

venzan

para

poder

descansar.

socorro en un lenguaje desesperado, esperando que otro incautó Alfa acepte

Mira a su hembra, a la que eligió como primera, la más apetecible, y la ve sonreír

el desafío.


Agenda cultural Enero 2016 Exposiciones Ramón Casas. La modernidad anhelada. Para conmemorar el 150 aniversario de su nacimiento, Caixaforum trae a Madrid una gran exposición del pintor. Un hombre que trabajó entre dos siglos y que intentó captar el gran cambio que la pintura habría de experimentar en el tránsito de un siglo a otro. 145 obras que podremos visitar en la sala madrileña desde el 8 de marzo y hasta el 11 de Junio. Clásicos Se cumplen cien años del nacimiento de Gloria Fuertes y por todas partes quiere rendirse homenaje a la poeta que no sólo fue para los niños. Una poesía desgarrada, luchadora, comprometida, llena de dolor y también de ternura que conoceremos mejor leyéndola que con exposiciones o documentales o cualquier otra programación que desde los centro públicos intente hacerlo. Las bibliotecas están llenas de sus libros. Léelos. Y si no en cualquier librería desde 9€. Eventos Exposiciones en el salón de Té Shiva o presentaciones de libros o juegos en Generación X de la calle Puebla o conciertos en el Casino. Pásate por nuestros locales y consulta su programación. Siempre tienen algo en mente.

Imagen del mes


Creatura primavera 2017  

Fanzine Creatura Primavera 2017

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you