Page 1


E lme t r od ema d r i da mp l í as u ss e r v i c i o sc o nmá s me t r o sc u a d r a d o s .

J o s ema r í aa n t e sd er e a l i z a re lt r a n s b o r d o ,s e a c e r c óa lh e a v yd el e g a z p i yl ec o r t óe lp e l o .

E lP a r q u ed ea t r a c c i o n e se nc o l a b o r a c i o nc o nme t r o d ema d r i dh ac o mb i n a d ol al i n e a9c o nl aa t r a c c i ó n l o o p i n gs t a rp a r ah a c e re lv i a j ea lt r a b a j omá sd i v e r t i d o , a u n q u el o sp a s a j e r o sn i s eh a nd a d oc u e n t ad e q u ee s t a b a ne ne la i r e .

D u r a n t et o d oe lme sd ee n e r o ,me t r ot vp a s a r áu n c i c l od e lme j o rp o r n or u ma n od et o d o sl o st i e mp o s .


U nme t r oa d e l a n t a n d oao t r o .

U na b u e l i l l os ec a ea lf i n a ld el ae s c a l e r a , s eh a c eu n t a p ó nymu e r e n3 5 0 . 0 0 0p e r s o n a s .

“ p e r d o n a ”¿ mep o n e su n awh o p p e rs i np e p i n i l l o ?

ME T R OD EMA D R I D . V U E L A .

WA R N I N G : S i V I E N E SD ET R A E RS P E E DD E LN O R T EN OMO N T E SE NME T R O


ENTREVISTA CALDITO

Apostillo esto: Cuando el músico se “vende” deja de hacer buena música. P. De entre todas tus can-

Les presento a un músico de pura raza, con la música en su sangre desde que nació. Extremeño de nacimiento. Afincado en Valencia. Y de corazón universal. Con todos ustedes, CALDITO.

da?

P. ¿Cuándo sentiste la “llamada” de la música? R. Pues la verdad, desde que nací. Desde la cuna la música ha ido siempre conmigo. P. ¿Cuáles son tus referencias musicales? R. Me crié con el flamenco. La infancia la pasé en tablaos con cantaores. Y luego me acerqué al rock and roll. Me gusta la música en general. Yo creo que hay dos músicas: buena y mala. Como decía Miles Davis:”El hip-hop será bueno si lo hacen buenos músicos”.

ciones, ¿cuál es tu preferiR. No sé. Me gustan muchas. Quizá la más redonda sea ME ESTÁS BUSCANDO LA RUINA que lleva bastante de mí y de mi manera de ver la música. Todas mis canciones dicen algo de mí. P. ¿Qué impresiones te llevas de tu colaboración con SOR KAMPANA en la gira ALEACIÓN EXPANSIVA? R. Muy buenas. Hicimos algo diferente, atrevido. Es la primera vez que la obra de un poeta es tratada así. En esa gira todos los músicos nos dejamos arrastrar por la obra de Toni (SOR KAMPANA). P. Si no fueras músico, ¿a qué te dedicarías? R. Me gustan mucho el cine y la literatura. Quizá escritor o director. He participado como actor y compositor de la banda sonora en la película A RAS DE SUELO. Y además he escrito y protagonizado el corto VIDALITA PARA UN GIL. También escribo. Escribo mucho. P. Algún consejillo para quiénes empiezan en el difícil mundo de la música


R. Por un lado esto de la música es divertido. Pero si quieres llegar al fondo te toca sufrir. Lo principal es estar contento contigo mismo y disfrutar con lo que haces. Lo demás no importa. P. ¿Cómo ves el futuro del panorama musical en este país? R. En este país y en el resto de países dominados por el capitalismo el futuro de la música es negro, muy negro. Las discográficas, la misma sociedad y la SGAE ponen muchas trabas y obstruyen la salida de nuevos valores. Con todo esto se evitan nuevas revoluciones en el mundo de la música. Pero esto estallará algún día. Los músicos han de mostrar su trabajo le pese a quién le pese. ME ESTÁS BUSCANDO LA RUINA DEMASIADO TARDE CUANDO AL LEVANTARME YO DESCUBRÍ QUE MA HABÍAS VENDIDO EL CARMÍN DE TUS LABIOS ME HABÍA NARCOTIZADO CUANDO DESPERTÉ YA ESTABA PERDIDO. ME ME ME ME

ESTÁS ESTÁS ESTÁS ESTÁS

BUSCANDO BUSCANDO BUSCANDO BUSCANDO

LA LA LA LA

RUINA RUINA RUINA RUINA

CAMINÉ HACIA TI CON LOS OJOS VENDADOS TE REISTE DE MI, CAMELASTE A MIS AMIGOS EL CALOR DE TU CUERPO ME TENÍA AMORDAZADO EN TU TELA DE ARAÑA HOY ESTOY ATRAPADO. ME ME ME ME

ESTÁS ESTÁS ESTÁS ESTÁS

BUSCANDO BUSCANDO BUSCANDO BUSCANDO

LA LA LA LA

RUINA RUINA RUINA RUINA

TU DECÍAS QUE ME AMABAS YO ERA TODO “PÁ” TI TODAS TUS PROMESAS ERAN TODAS MENTIRA Y LO MÁS JODIDO: SIGO ENAMORADO JUGASTE CONMIGO, HOY ESTOY ACABADO.

DISCOGRAFÍA: CAMALEÓN CANALLA VAGOS Y MALEANTES EN INTERNET: WWW.CALDITO.BIZ WWW.MYSPACE. COM/CALDITO MUCHAS GRACIAS, CALDITO.

Otra entrevista del Kebran. http://elkebrantaversos.blogspot.com/ kebrantaversos@hotmail.com


Vidas cruzadas Capítulo 5: La gravedad y otras leyes indemostrables. Los primeros días Jota se siente ligero como una pluma. No tiene la sensación de caminar, más bien parece levitar. Como si la gravedad hubiese dejarlo de afectarle. Esa sensación, lejos de hacerle sentirse más libre, lo que hace es marearlo y sentirse inseguro. No hay nada que lo mantenga aferrado al suelo. Y le cuesta respirar. Y hace las cosas despacio, torpemente, como si lo hubiese olvidado todo y tuviese que aprenderlo de nuevo: atarse los cordones de los zapatos, llevarse la cuchara a la boca, encender la luz, lavarse los dientes. Todo le cuesta un trabajo horrible. Se ha convertido en un astronauta perdido. Como el tipo aquel de la odisea en el espacio de Kubrick, al que la crueldad de una máquina muy humana dejaba vagando por el espacio. Los días van pasando y Jota parece asentarse cada vez más. Pisa con fuerza, incluso con demasiada fuerza, casi podríamos decir que pisa con ira. Como si cada baldosa, cada piedra del camino, guardasen

el recuerdo dañino de su chica del abrigo rojo. Va pisando con seguridad, cada vez más apegado al suelo y mientras camina se da cuenta de otra cosa que no sabía: las canciones hacen daño. Mucho daño. Se da cuenta de que las canciones son armas indiscriminadas. Suena A forest de The Cure, y se le forma un nudo en la garganta. Suenan los Pixies y el nudo se le hace en el estómago. Y va sumando canciones y nudos, hasta que todo se cuerpo se retuerce en posturas imposibles. Y lo más curioso, lo que menos logra entender Jota, es que es él mismo quien pone las canciones. Es él el que se encierra en su habitación a escuchar a The Cure y a los Pixies y a Radiohead y a todos los grupos que le recuerdan el abrigo rojo y el peinado de diva del cine y sus besos y las noches pasadas de garito en garito, noches que parecían no tener final, aquellas noches en las que parecía que todo era posible y que tenían el mundo girando, al ritmo que marcaba el bombo de la batería de algún grupo indie, en sus manos. Apenas llora. Simplemente pisa fuerte y escucha canciones. A veces se mira en el espejo y nota como le van creciendo unas ojeras violáceas poco favore-


cedoras. En otras ocasiones se sienta en la mesa de estudio y dibuja. Nada en concreto, lo que va saliendo. Al final siempre acaba dibujándola a ella. Ella de perfil. Ella con el vestido que la regalé por su cumpleaños. Ella patinando. Siempre se da cuenta demasiado tarde que todos los caminos conducen a ella. Porque, no sabe cómo, pero al final siempre acaba pensando en ella. Se imagina su mente como un pequeño patio de terrazo rojo y con una leve inclinación que conduce irremediablemente hasta el recuerdo de ella. Eches lo que eches al pequeño patio de su mente, todo va a acabar en ella. Las asociaciones de ideas más extrañas, las conexiones más improbables, se van a producir para que pensar en un viaje que hizo de niño con sus padres desemboque, de nuevo, en el recuerdo de la cafetería del centro de Madrid y en ella cruzando el paso de cebra con su abrigo rojo y… Todo dejó de tener sentido un miércoles de octubre. Jota estaba en su habitación escuchando un viejo disco de Joy Division cuando llamaron al timbre. Oyó la voz de su madre en un murmullo que no le dejaba entender nada de lo que estaba diciendo. Luego oyó unos pasos por el pasillo que se iban acercando hasta su puerta. Dieron unos ligeros golpes en la puerta. Cuando abrió la puerta se encontró frente a frente con un tipo vestido de policía. Tenía los ojos azules y un bigote ridículo que le daba una expresión cómica.

Soy el agente Martínez. Me gustaría hablar contigo de Eme. ¿Qué pasa con Eme? Hemos encontrado su cadáver está mañana… Y no oyó nada más porque de pronto la sensación de ingravidez se incrementó. De repente sentía que solo el techo le protegía de salir volando como un globo de helio perdido por un niño en alguna fiesta. Sentía como flotaba pegado al techo. Justo a su lado, como si aquel tipo de azul estuviese haciendo anillos de humo con un cigarro imaginario, flotaba la palabra cadáver. Cadáver, cadáver, cadáver. La palabra se repetía constantemente. De hecho es lo único que podía oír y en lo único que podía pensar. El peinado de Marlene Dietrich. El abrigo rojo. Y la palidez insultante y fría de la muerte.

ANTONIO TORREJÓN http://elefantesdrogados.blogspot.com/


Tuesday Squirtin' Evening

Se suceden vertiginosas y rápidas las tardes. Una y otra. Monótonas e iguales. Llueven de tu boca palabras, gotas de lágrimas, charcas de arroz recogido en bancales. Ayer por la tarde el verso se me hizo piedra, entre las manos amoratadas, el olor a cereza. La naturaleza espesa y nácar. Quiero besar tu hombro, que se ha quedado desnudo. Quiero traerme a la boca el infierno y la sombra.

Cada vez que soñamos juntos nos pesan los sueños y diluvia en la fría habitación. Cada día que no nos vemos se nos enredan los cuerpos. Encima de la cama una carótida se desangra. La niebla se encama. El cielo lame con deseo nuestras palabras. Afuera los perros ladran. Al lado tu corazón mojado. La palidez de mi piel, tus labios que se han quedado secos y solos. Me agarras de la mano fuerte. Me mareo. La curva de tus pechos festoneados. Un, dos, tres. Te leo un Spleen et ideal. Eres nauta y navegas. Bravías olas asoman. Mis ojos se llenan de azul. Quieres más de lo que te ansío. La puerta se ha quedado abierta, un hilo de frío perdido. Me he tumbado sobre la cama. Pensando en tu cuerpo. Una ducha fría. Las maravillas del vapor.

Los recuerdos presentes. Clac, clac, clac, taconeo lejano. La humedad de tu lengua, el césped recién cortado. El corazón vagando por entre las azoteas del pecado. Película de western, atracón de zumo de manzana. Repasar con mis dedos la ruta de tus lunares. Bien de Interés Cultural. Repasar la legislación. Odiar a machete, a aquellos que no hablan como yo. Lenguaje de signos. Deletreo lento de besos y caricias. La luz del LED agoniza. La línea de tus ojos se ha quebrado lentamente. Mis manos dibujan palomas mensajeras. El vaho de los cristales gotea. Ni siquiera hace frío. Te alejas. Escupo en el suelo. La noche sabe a fina lluvia de primavera. PEQUEÑO LEMMING


13 x

21 Delirio vano é questo! Memoria Rubén Bravo

No podría decir la razón pero últimamente todo me vuelve a ti. Y eso siempre es lo peor. No saber la razón de las cosas. Desde que empecé a acostarme con ella, a saber que la quiero, que estoy enamorado de ella ha aparecido tu recuerdo. Deberías saber que he estado mucho tiempo sin pensar en ti, que ni siquiera cuando me hablaban de ti pensaba en ti. Era como si hablaran de otra persona distinta, de una persona que yo había conocido y que tenía tu nombre, una persona que estaba en los

mismos escenarios y con los mismos personajes que tú, pero no eras tú exactamente. Había conseguido sustituirte por otra, por una mujer que no eras tú, una mujer que tenía tu cuerpo, tus palabras, pero que no eras tú. Había conseguido eliminar lo esencial de ti en ese recuerdo. Supuse durante ese tiempo que todo lo había creado yo de alguna manera. Que no habían sucedido las cosas tal y como las recordaba. Y que por eso todo pasaba de ese modo. Por eso te podían mencionar sin que yo pensara nada. Sin que yo pensara en ti. Pero desde que ella está en mi vida tú estás empeñada en volver. Una imagen en una revista. Una mujer fuma. Su escote es pronunciado y parece mínimo. Su muñeca baja con displicencia mientras sujeta el cigarrillo. Los ojos son grandes. El pelo parece negligentemente peinado. Esa misma pose la tenías tú mientras fumabas. Tiene incluso el mismo escote mínimo e insinuante al que me asomaba. Se me ocurren las mismas palabras que entonces yo te decía al oído. Las mismas palabras sobre tu sujetador. Sus muslos blancos y mates aparecen entre la sábana. Ni tus muslos ni los de las chica de la imagen serán tan mates ni tan blancos. Todo parece ahora irreal. Las palabras en tu oído. Tus miradas. Tus escotes insinuantes. Tus preguntas. Tu cigarro. Nada de eso parece haber sucedido. En ese tiempo yo recreaba un futuro que nunca podría existir. Incluso entonces lo sabía. Y tú mejor que yo. Aunque siempre estuvieras poniéndome a prueba. Aunque siempre pareciera un aspirante al


que tú examinabas. En ese futuro tú estás en mi cama como no lo estuviste nunca, en mi cama como sí lo está ella. Tus muslos desnudos y seguramente no tan mates como los suyos eran los que se aparecían entre las sábanas probablemente más lujosas, más sedosas que estas que nos resguardan ahora a ella y a mí. Caminamos por la calle mientras tú me coges del brazo y yo protesto una vez más, pero me miras y te ríes y yo me río y te aprietas aún más contra mí y no puedo evitarlo y no puedo protestar si quiera y te quedas ahí agarrada. Ella nunca se agarra a mi brazo y por eso la quiero tanto. Nuestra casa es grande y luminosa y no está aquí donde vivo yo. No está con la gente que quiero estar. Está lejos de todo lo que siempre he conocido y amado. Lejos de ella, por supuesto. Pero estás tú cada vez que me asomo al jardín o cada vez que voy a salir de casa y te doy un beso aunque esté tan enfadado contigo que en realidad te odio casi con todo ese odio que sólo tengo guardado para mí. Y tenemos lugares habituales y gentes que me saludan con la mano y me preguntan por ti. Y voy a sitios que no son míos sino que son nuestros. Me agobia tanto este pensamiento que tengo que girar la cabeza hacia esos muslos blancos y mates. Mis manos se acercan y los acarician una vez más como lo haría si fueras tú y ese el futuro. Pero no lo es. A pesar de que aparezcas una y otra vez con una insistencia que no comprendo. Este juego de mi mente es absurdo porque no llevará a ningún lado. Porque no podré pagarlo con

nadie. No podré pagarlo con ella que duerme ahora mientras yo miro a la pared. Tú te hacías pequeña a mi lado. Me lo decías continuamente. Me siento pequeña contigo. Ella se agiganta y es más de lo que parece. A mí me da mucho miedo. Porque estoy condenado a perderla. A ti no te perdí. Las otras siempre me dieron igual. Las eché. Otras han pasado, por un rato, por mi cama. Más parecidas a ti que a ella. Más pequeñas. Con unos senos mínimos e insinuantes. No lo digas. No te intentaba sustituir. Nunca te amé. No necesité ocupar tu espacio. Otras pasaron por mi cama y ninguna me hizo pensar en ti. Ninguna me recordó el deseo que tenía de ti. Pasaban y las echaba. Ninguna dormía como duerme esta ahora a mi lado. No sé si a ti te hubiera echado. No sé si lo hubiera hecho como lo hice con ellas. A esta mujer de ahora no puedo echarla. Porque el vacío que deja es más grande que todo el espacio que necesito. Por eso sus muslos tan blancos y tan mates están ahora en mi cama mientras ella duerme y yo no. Tú estarás persuadiendo a alguien de algo. Seduciendo a alguien. Haciéndote la posible. Como esa mujer que fuma en la fotografía. La memoria de los últimos días permanece en mi memoria. Me dijiste que te gustaba la realidad que yo inventaba para ti. Para ella no tengo que inventar la realidad. Con ella me basta con vivirla. Espero que a ella también. Esa memoria permanece. Algo tendré que hacer para borrarla. 13X21.blogspot.com rbr33@hotmail.com


Siestási nteresadoencol aborar conCreatura,escrí benosa: cr eatur a_f anzi ne@ hotm ai l . com

Siestási nteresadoencol aborar conCreatura,escrí benosa: cr eatur a_f anzi ne@ hotm ai l . com

E ST ABL E CI MI E NT OSRE COME NDADOS•E ST E ST ABL E CI MI E NT OSRE COME NDADOS•E ST ABL E CI MI E NT OSRE COME NDADOS• E ST ABL E CI MI E NT OSRE COME NDADOS


Siestási nteresadoencol aborar conCreatura,escrí benosa: cr eatur a_f anzi ne@ hotm ai l . com

Siestási nteresadoencol aborar conCreatura,escrí benosa: cr eatur a_f anzi ne@ hotm ai l . com

Siestási nteresadoencol aborar conCreatura,escrí benosa: cr eatur a_f anzi ne@ hotm ai l . com

E ST ABL E CI MI E NT OSRE COME NDADOS•E ST E ST ABL E CI MI E NT OSRE COME NDADOS•E ST ABL E CI MI E NT OSRE COME NDADOS• E ST ABL E CI MI E NT OSRE COME NDADOS


CANALNOSTALGIA por el Sr. Rossi Queridos seguidores: Hace unos domingos decidí sumirme en un letargo marsupial a fin de digerir la resaca del Saturday night cuando, un imprevisto zapping me hizo olvidarme de mis necesidades físicas y psíquicas. Sin esperarlo me encontré que en “La Sexta” (fabuloso canal en cuanto a películas de mierda se refiere), para amenizar nuestra digestión, habían decidido programar un film que me hizo reincorporarme de un salto, preparar un bol de palomitas y sentarme a contemplar el clásico de los 80 “Golpe en la pequeña China”. Muchos de vosotros, imberbes lectores, posiblemente no sepáis de qué película estoy hablando, así que lo mejor será que primero os ponga un poco en antecedentes: La peli en cuestión fue masacrado por crítica y público y la producción, que costó 25 millones de dólares, solo recuperó 11 en las salas, por lo que fue uno de los más sonoros fracasos de 1986. De hecho, un crítico de una revista de cine muy conocida en nuestro país, dijo en su momento: “Golpe en la pequeña China es una copia barata de Indiana Jones, los decorados son de cartón piedra, el film parece un viaje en el tren de la bruja, etc.” Imagino que estaréis pensando que con ¡Cartelazo de los buenos! semejante currículo, qué más puede añadir vuestro adorado Sr. Rossi que definitivamente sitúe esta cinta junto a los grandes éxitos de Ed Wood en el Olimpo del cine fulero, ¿Verdad? ¡Pues las pruebas de que este es un peliculón de los que hoy en día ya no se hacen y la afirmación de que todos los que opinan que esta cinta es una mierda es porque no tienen ni puta idea de cine! Y es que “Golpe en la Pequeña China” es puro cine ochentero, una especie de mezcla de “Los Goonies” con “Gremlins” y los neones de “Corrupción en Miami”, todo junto para deleite del espectador. Además, bajo su disfraz de parodia, es un sincero homenaje al cine pulp de artes marciales de Hong Kong, a personajes como Fu Manchú, a los comics o al cine chino de los 70. Pero claro, como firmaba la dirección John Carpenter (que eso sí es verdad: a veces se le va la pinza), y no George Lucas o Steven

Spielberg, pues más motivos para darle leña. Además, se juntó que el estudio, pese a la inversión, hizo la promoción de la peli como el culo, aparte de recortes de presupuesto, eliminación de escenas de acción o numerosos cambios en el guión (¡Coño, que originalmente iba a ser un western!) ¿Y de qué va la historia, que a fin de cuentas es lo que importa? Pues bien, nos encontramos con Jack Burton, un camionero chuloputas y pendenciero que se gana la vida llevando mercancías al “Chinatown” de San Francisco. En Si sale Al Leong, una de sus entregas, le gana una gran cantidad ¡la peli es buena! de dinero a su colega Wang Chi. Antes de pagarle, éste le convence para que le lleve al aeropuerto a recoger a su prometida Miao Yin, tras lo cual le entregará el dinero que le debe. Sin embargo, Miao Yin es secuestrada por unos gangsters chinos y esa será la espoleta que lleve a Jack a verse envuelto en una gran aventura para rescatarla. Habrá elementos de todo tipo: batallas campales entre explosión rollito de clanes mafiosos; unos seres ¡Momentazo: sobrenaturales apodados los primavera! "Tormenta"; un brujo chino demoniaco llamado Lo Pan, condenado a la vida eterna y que busca volver a la vida mediante el sacrificio de una mujer muy especial (una china de ojos verdes); una chica con carácter de la que el protagonista se pueda enamorar (la periodista Gracie Law); un conductor de autobús de turistas con poderes mágicos; monstruos de las catatumbas dispuestos a devorarte a la que te descuides… En resumen: todo esto se traduce en peleas y golpes imposibles junto a un humor bastante socarrón y sinvergüenza que si disculpas los (lógicamente) anticuados efectos especiales, te harán pasar un rato agradable ¡No cambiéis de canal y hasta la próxima!


31 Un día mi hermano llegó a casa con un disco de un tal Vicente Amigo. La portada era poco prometedora. Pero aún así no sé muy bien por qué lo acabé poniendo en el reproductor. En muchos sentidos mi hermano ha sido mi introductor en la música. Aunque nunca acabarán de gustarme los grupos que una y otra vez ponía en el coche o en la tele. Tanta melena y tanto grito no son lo mío. Vicente Amigo también tenía melena, pero era un guitarrista flamenco. Siempre me había llamado la atención el instrumento así que creo que esa fue la razón para poner el disco. En esa época estaba yo entusiasmado con

canciones

canciones de amor aburridas y sosas. Efectivamente era mi período de cantautores. Y ahora puedo decir que gracias a Dios me desenganché de Ismael Serrano y drogas más duras. Creo que lo más decente de mi discoteca de esa época son mis discos de flamenco. Sobre todo los de guitarra (no lo son desde luego los dos que tengo de Diego el Cigala antes de ser el amantísimo compañero de Bebo Valdés). El disco de Vicente Amigo se llamaba Ciudad de las Ideas y me sigue pareciendo de sus mejores trabajos, un lugar donde la música tiene un color fabuloso y que suena, como siempre me sonará el flamenco, a agua. Casi a la vez se produjo la explosión de un cantaor que llevaba el cante a un grupo de oyentes cada vez más grande. José Mercé sacaba su disco Aire que con la adaptación de Al Alba de Luis Eduardo Aute fue el disco

de flamenco más vendido de la historia, hasta que sacó el siguiente, claro. Un día mientras escuchaba a Mercé pensé, sería genial que Vicente Amigo y él se juntaran e hicieran un disco. Resultó que eso ya había pasado. Entonces no había proliferado internet, saber qué existía y qué no dependía de la casualidad y esta hizo que en mi siguiente visita a la Fnac descubriera el disco y lo comprase. Se llamaba Del amanecer... y en él podemos encontrar esta canción llamada Sendero:

Sendero de mi esperanza yo hay días que no lo encuentro sendero de mi esperanza de carbón y suspiros soledad que en mí se cansa y loco yo me retiro


Vicente Amigo

Vicente Amigo

En el disco Mercé canta y Vicente Amigo se ocupa de todo lo demás, tocar, componer las letras y las músicas, hacer los arreglos, producir... De hecho él siempre lo menciona como uno de sus discos propios. Sería largo y complicado definir la música de Vicente Amigo. Me temo que gastaría mucho adjetivos y sustantivos de una manera absurda, porque nunca encontraría la forma correcta de decir lo bien que suena, lo limpia que es, las sensaciones que produce. No tiene que ver con el flamenco. No es

una cosa de tendencia o tradición. Es algo que va más allá no sé si es estilo o es duende. Llamadle como queráis. Pero no gastaré muchas más palabras para definirla. Desde la primera vez que escuché su guitarra me ha parecido una música necesaria. Con eso creo que puedo decir todo lo que tengo que decir sobre él y su música. En Del amanecer... podemos encontrar una variedad de palos difícil encontrar en los discos actuales de flamenco, demasiado volcados en la bulería (muchas veces adaptadas de grandes temas) y en palos asumibles por una gran audiencia. O que se piensan asumibles. Esta es la crítica básica de los puristas a la música flamenca actual. Y creo que en líneas generales se puede estar de acuerdo. Los puristas no estuvieron muy de acuerdo con Del amanecer... pero no por su música, sino por sus letras. Les parecía que frases como “pilas alcalinas para mi corazón cansado” no eran propias del flamenco. Sin embargo es un disco donde podemos encontrar variedad de palos. En Sendero podemos escuchar la guitarra solamente acompañada por el martilleo en un yunque (como si fuera

un martinete con guitarra). Suenan casi exclusivamente la voz, la guitarra y el martillo, la voz apenas unos minutos, el resto la guitarra. Las palabras que canta Mercé hablan de soledad, de desesperanza, de nihilismo, de cansancio. Vicente Amigo se dice en el disco influido por Kavafis, al que da las gracias. Pero no sólo vemos a Kavafis, también a Pessoa y a Machado. Esa soledad propia de los poetas de finales del siglo pasado. Esa intensidad en sus palabras, ese ahogo ante el mundo que les conduce a la desesperanza y la tristeza íntima, la tristeza de un hombre que se enfrenta solo al mundo. Llegar al final de un día y no encontrar nada. No encontrar la esperanza, sólo encontrar la soledad y la locura. La nada. Hay días que te salen así. Y es muy difícil expresar que te sientes tan solo ante el mundo como Machado paseando por entre el viento de Soria, como Kavafis en los puertos griegos, como Pessoa en los cafés de Lisboa. Solo también Vicente Amigo en las plazas de Córdoba. Solos todos en otro sendero, en otro lugar, pero solos igual. Rubén Bravo.


SUBTERFUGIOCROMADO

UnderGround Resistance (UR) Si quieres acercarte a una realidad que te fascina quizá sea bueno hurgar en sus orígenes. Mi obsesión por el techno actual me ha llevado recientemente a sumergirme en sus inicios. Su periplo como movimiento y corriente musical nace, sin duda alguna, en los suburbios de Detroit. La llamada Motown, ciudad del motor, pasó por una grave crisis hacia los ochenta. La industria automovilística cayó en un grave espiral de cierre de fábricas que dejó una bolsa de parados y un sinfín de desdichados al límite de la miseria social. Así las cosas, la juventud tenía que escudarse en algo para no caer en la más absoluta apatía. Con la ciudad llena de espacios vacíos, y los primeros sonidos House emergiendo de la mano de Jeff Mills y Derrick May, nace el movimiento techno. Organizados de manera amateur, con ganas de hacer ruido y escapar de la opresiva realidad, los clubes techno comenzaron a reunir, semana tras

semana, a cientos de fieles. Pronto llegaron los primeros sellos discográficos. Minoritarios, guerreros, rebeldes. De entre ellos, todavía hoy, más de 25 años después, Underground Resistance (UR) pervive con una fuerza que escapa a toda mediatización. En su web, seguimos encontrando a día de hoy todos los nuevos lanzamientos en LP y las giras de los DJ alrededor de los USA y del resto del mundo: www.undergroundresistance.com Su impulsor, conocido como Mike Banks, sigue siendo el máximo responsable. Mantiene una línea de producción y calidad al margen de las modas y las grandes corporaciones que, constantemente, tratan de absorber todo tipo de propuestas con potencial comercial. La gran parte de los beneficios de UR se han destinado a la creación de escuelas y centros de desintoxicación de crack. Y no es una ONG ni pretende serlo. Es un difusor de un lenguaje universal, el del beat puro, capaz de vehicular la frustración y convertirla en arte social. Bailemos.. www.vanitydust.com


La contingencia Cuando era niño pensaba que teníamos dos ojos por si uno de ellos fallaba, y así con los oídos, con los brazos y con las piernas. Para comprobar que ambas vísceras o miembros continuaban plenamente operativos, anulaba uno de ellos y utilizaba el que me quedaba libre. Por ejemplo, tapaba uno de los ojos y veía con el otro y al revés. En una de las orejas me ponía un algodón. Eso era muy llamativo y mi madre me regañaba por ello. Cuando me fui haciendo mayor me di cuenta de que los miembros duplicados se iban deteriorando por igual a la misma velocidad y entonces me entró

el pánico. Para entonces yo ya vivía solo en un apartamento, así que lo dispuse por si un día me quedaba ciego, o sordo, o sin piernas. Aprendí a andar a oscuras y sabía hacer cualquier cosa sin ver absolutamente nada, pero a la vez que mejoraba mi habilidad empeoraba mi miedo a salir por sitios desconocidos. El deterioro de mis órganos avanzaba progresivamente a medida que pasaban los años. Se lo conté a mi amigo Antón, que además es mi vecino, pero no pude oír nada de lo que me decía. A decir verdad, todavía no sé si era Antón o la vecina de arriba. Hoy han venido los bomberos y han entrado echando la puerta abajo. Por lo visto, Antón imaginó que había fallecido, porque no contestaba a sus llamadas. Yo me encontraba en el umbral de la puerta sentado, practicando mi habilidad, y como la casa estaba a oscuras, de un hachazo perdido me han sacado los dos ojos y me han dejado sordo. Menos mal que estoy preparado. Carmelo Basabe. Carmelobasabe@gmail.com http://carmelobasabe.blogspot.com/


De ruta con Abelius: Los Pilones (Valle del Jerte) Un buen lugar para pasar un fin de semana del mes de Marzo es Extremadura,

en concreto el valle del Jerte, en la provincia de

Cáceres. Entre el segundo

y el tercer fin de semana, siempre dependiendo de tiempo de los días anteriores, se puede disfrutar de un regalo que

nos brinda la naturaleza, el cerezo en flor. En esta ocasión el viaje lo realicé con mi novia. El campamento base lo teníamos en una casa

rural, en El Torno. Durante el primer día conocimos la zona, los

pueblos de Jerte, Caucos de Yuste, Tornavacas y la ciudad de

Plasencia. El segundo día bajamos a Mérida, ciudad donde comienza la Ruta de la Plata, la cual unía esta ciudad con Astorga,

en León. El tercer día hicimos la ruta de Los pilones, dentro de la

reserva natural “Garganta de los infiernos”, concretamente entre

los pueblos de Jerte y Cabezuela del Valle. Esta es una ruta sencilla, de unos 7 kilómetros ida y vuelta. La ruta comienza en el centro de

interpretación del la reserva natural, donde nos darán toda la información

posible

sobre

la

zona.

Una

vez

informados

comenzamos subiendo una pequeña cuesta, escoltados por castaños y robles. Superado este pequeño repecho, nos

encontraremos varios indicadores de la ruta, caracterizados por la bandera

de

Extremadura

que

lucen. Tras un pequeño sube y baja, el sendero pasa a ser llano. Un poco

más adelante podemos observar el Chorreo de la Virgen. Una vez que hemos disfrutado de estas vistas, continuamos con nuestro camino, ahora por una pista con el

suelo de piedra. Aquí encontramos un cartel que nos indica “Ruta

de los pilones”. En este punto empezamos a disfrutar de las formas

que la erosión del agua ha realizado sobre el granito, dando lugar a numerosas pozas. Una vez llegados al llamado Gran pilón, nos sentamos a la sombra a disfrutar de un rico bocata, a refrescarnos

los pies y a echarnos una pequeña siesta. Como la ruta no es

circular, volvemos sobre nuestros pasos al lugar de origen. Al día siguiente, antes de regresar a Illescas, nos detuvimos unas tres

horas en el Parque Nacional de Monfragüe, donde pudimos observar, como bien nos informa Extremoduro, un gran número de

buitres negros, entre otras muchas aves. Una vez comido el bocata en una de las casetas de observación, emprendimos el camino a

casa, con la sensación de que esta tierra, Extremadura, es una

zona que merece mucho la pena visitar, como bien hacían los pastores llegados de la montaña leonesa, recorriendo más de media España con la trashumancia.

Buena ruta y buena compañía, nos vemos en la siguiente.

http://abelaparicio.blogspot.com


Lo que el ojo no ve La vieja madriguera Noemí Benito

Alicia recorre la corteza de los arboles con manos temblorosas. Lleva más de un año buscando y no consigue encontrar más que tristes conejos en sus tristes madrigueras. Está ansiosa, sabe que apenas le queda tiempo. Poco le importaban ya sus miedos y sus fantasmas, tenía que conseguirlo. Tomó la decisión y una fuerza nueva, olvidada, le invadió el espíritu y la mente, que ya no le fallaba tanto como antes. Pese a todo, la entrada al País de las Maravillas se le resistía. La mañana había sido infructuosa, únicamente había

marcado tres árboles, pero estaba cansada. Comenzó a guardar los clavos y las cintas que usaba para hacer las marcas en la cesta cuando, enredado en uno de los lazos, vio un reloj conocido. El corazón se le aceleró tanto que pensó que su hora se había adelantado y que aquella era la señal. Se sentía mareada, miró alrededor desconcertada y, tras el árbol que tenía frente a ella, vio algo blanco moverse; “te pillé”, pensó. La debilidad la abandonó al instante y dio un salto tan ágil que se sorprendió. Lanzó las manos al frente para atrapar al conejo, pero allí ya no había nada. Frenéticamente, con la violencia propia de la desesperación, empujó la corteza del árbol mientras chillaba “estaba aquí, sé que estaba…” el grito se le ahogó en la garganta al sentirse invadida por la impresión de la caída libre. Pronto, una ingravidez familiar pronto se apoderó de su cuerpo, fue un descenso tan extraño como la primera vez. Posó sus pies en el suelo antes de lo que esperaba y se encontró con la ansiada habitación, tal y cómo la recordaba pero más pequeña. Pronto le llamó la atención que la puerta de la sala estaba abierta; el conejo había sido generoso, una buena señal. Cruzó el umbral de la puerta para descubrir que todo estaba igual pero distinto, como cubierto de un manto añejo. La extraña belleza que la rodeaba la distrajo sólo un segundo, esta vez sabía dónde iba y no pensaba entretenerse. No halló a nadie conocido, la seguridad disipaba la posibilidad de encuentros no deseados. Los carteles que señalaban sus recuerdos seguían en su sitio, pero cubiertos de abundante polvo. Anduvo varias horas hasta que encontró la casa


del conejo, lo único nuevo que había visto hasta el momento. Alicia la había dejado en un estado lamentable la última vez. La puerta estaba abierta y, al entrar, el conejo la estaba esperando con el té servido. - Alicia, cuánto tiempo, te estaba esperando. Qué curioso, pensó Alicia, ella podría decir lo mismo. Observó que en la mesa del té, además de las tazas, había unos pastelitos con forma de reloj muy curiosos. - Sí querida, esos pastelitos son la razón de que me lleves buscando tanto tiempo. Tus suposiciones eran correctas, además de encoger y agrandar, los dulces de este País Maravilloso tienen otras propiedades. Pero, ¿estás segura de lo que quieres? - Segura, ¿es que no me ves? Soy una máscara de mi misma, torpe y cansada. - Alicia, la vejez es el oasis en la ignorancia. - Pero yo no perdería la memoria, seguiría siendo yo, pero en un cuerpo joven. Viviría la vida mejor. - ¿De verdad? Vivirías la vida diferente, eso es todo. Además de estar sola, sobrevivirás a los que amas. Tendrás de nuevo lo bueno, pero también lo malo: las pérdidas, los desengaños, el paso insondable de los años, y ya nunca podrás volver aquí, ésa es mi condición, ni siquiera en tus sueños. Alicia no se puede sentir paz sin descanso. No me importa, conejo estúpido, me hablas tú, que por ti no han pasado los años. Alicia cogió un pastel y lo comió con avidez. Inmediatamente, su piel se tersó y se volvió sedosa. Sintió cómo encogía hasta alcanzar el tamaño que tenía a los doce años. Notó cómo sus articulaciones se libe-

raban de años de entumecimiento. Sus ojos perdieron el velo blanco que emborronaba su vida. - Gracias conejo, al final has sido un buen amigo. Dicho esto, fue a la salida dando agiles brincos. - Espera Alicia, no puedes marcharte – dijo el conejo. Pero Alicia volvía a tener ese ímpetu juvenil que va acompañado de una sordera selectiva y salió de casa del conejo sin mirar atrás. Al salir, El País de las Maravillas brilló con una luz distinta, lozana, alegre. Alicia corrió a la salida porque no quería tener encuentros inesperados que estropearan su plan. Comenzó el ascenso con demasiada energía, pero, a medida que ascendía, se agotaba más y más, y, por primera vez, tuvo miedo, y si se había equivocado, y si la inconsciencia de la bisoñez no era tan deseable, y si ver morir a sus seres queridos le resultaba insoportable y si ya no tenía miedo de lo que le esperaba al otro lado... Desechó aquellos pensamientos oscuros e hizo un último esfuerzo hasta que la luz del sol cegó sus ojos y supo que lo había conseguido. Tardó en acostumbrarse a la claridad. Al abrir sus ojos, notó que sus párpados estaban pesados y que su mirada volvía a ser borrosa. Sus manos volvían a estar cubiertas de manchas y, al moverse, comprobó que desplazarse resultaba lento y doloroso. El conejo quiso advertirme, pensó, pero la juventud es tan impaciente… Curioso País el de las maravillas que siempre la invitaba a mirarse en un espejo desconocido.


En el invierno del mundo

Pedazos de viento y mar, retales de tiempo roto, arrastrando ya azahar, renaciendo el blanco loto. ¿Quién si no? ¿Sino las hadas? Revientan frías escarchas, ensanchan los corazones, volviendo a ser como era. Tocan con gracia las fuentes y pintan los campos con flores. Regresa la primavera…

Parte I Revolotean, pasajeras y ajenas a todo mal. Como veleta sin aire, como nube inmaculada, como dulce nota viajera. las ninfas a su hondonada.

Verdes entes despertando en el invierno del mundo, cuando las luces, coquetas, volaban. ¿Quién si no? ¿Sino las hadas? Parte II Calor pasado. Se va el Sol. Ríos crecen a la lluvia caer. Se resguardan bajo el loto que antaño hicieron crecer.

Las ninfas flores se esconden, y con ellas, primavera. Morirá, gris, la foresta, con violentas sacudidas. Las lucen se marchan, perdidas donde hoy ya no queda nada. ¿Quién si no? ¿Sino las hadas? Si las etéreas regresan, volverán los buenos días, soleados, calurosos, sin cortas tardes vacías. Hoy se alejan a hurtadillas. Hoy se nota que no están. Azules entes durmiendo, en el invierno del mundo, cuando las luces, cansadas, soñaban. ¿Quién si no? ¿Sino las hadas?

Álvaro Esteban Contreras. http://elcolormaldito.blogspot.com


Janderground EBTG.Tranquilos, no he empezado a escribir comiéndome las vocales porque los jefazos de Creatura cobren por las palabras, de momento... xD. Ebtg son las iniciales de Everything But The Girl. Banda inglesa que nació en el año 1982 en la universidad de Hull. El grupo lo forman Tracey Thorn (Vocalista) y Ben Watt (Guitarrista, Piano). El nombre del grupo surgió gracias a un anuncio que colgaba en el escaparate de una tienda de muebles, en el que rezaba el siguiente eslogan: "Lo tenemos todo para tu dormitorio, excepto la chica." Lástima, porque habría sido una campaña comercial espléndida. En fin, fuera de tonterías, el dúo británico comenzó a trastear con las covers, como el 'Night and Day' de Cole Porter o el 'English Rose' de The Jam. Cogiendo fuerza en los círculos de la música independiente británica, sería en el 84 cuando sale a luz su primer álbum, Eden. Demostrando una mezcla de sonidos como la Bozza Nova, Jazz, mezclando esto con un toque sutil y eficaz de pop, consiguiendo aparecer en las listas de ventas. Después llegaría otro álbum, Love not Money (1985). Consiguiendo de nuevo reconocimiento en la prensa, para llegar al que se considera mejor álbum, Idlewild (1988). Situándolo entre el top tres británico de listas de ventas. Una vez conseguido el reconocimiento en su país de origen, deciden dar el salto al charco. Llegando a Los Ángeles, para seguir componiendo. Pariendo The Language of Life (1990), un álbum mucho más enfocado al Pop. En esa época se pone de moda el famoso Unplugged americano, y el grupo aprovecha para lanzar en formato desenchufado Acoustic, versionando temas del Boss, Elvis

by vinilicious

Costelo o Cyndi Lauper. En 1993, Ben Watt es afectado por un virus que afectó su sistema inmunológico, con lo que el dueto tuvo que poner una pausa en su trayectoria. Durante este impasse, Tracey aprovecha para grabar junto a Massive Attack el tema 'Protection'. Es justo en este momento, después de colaborar con el trío de Bristol, cuando el dueto se replantea su sonido, para ir tirándose hacia un lado más electrónico. Pero durante este replanteamiento, lanzan al mercado su álbum Amplifield Heart (1994). Donde se incluiría su pelotazo Missing. El cual remezclaría el gurú del house de aquella época, Tod Terry, para convertir el track en todo un hitazo que a día de hoy sigue sonando en las pistas de baile. Con este espaldarazo, dan el último empujón hacia la electrónica, y se deciden a sacar su álbum Walking Wounded (1996). Tracey Thorn comienza a colaborar como vocalista con varios productores del panorama Housero internacional, como su magnífica colaboración con el dueto iraní Deep Dish, con el tema 'Future of the Future'. A partir de ahí, EBTG sacaría su último álbum, Temperamental (2000). Con lo que cortan su producción musical. Ben Watt abre su propio sello discográfico, Buzzin' Fly Records, que se convierte en uno de los mejores sellos de house de principios del milenio. Y Tracey Thorn a día de hoy sigue colaborando con su voz en infinidad de tracks, junto a grandes productores como Morgan Geist, Martin Buttrich, Marcus Worgull, etc... Esperamos ansiosos, que el dueto (que son matrimonio) vuelvan a la producción un día de estos. El mundillo musical estará de enhorabuena...


Agenda cultural Febrero 2011

Imagen del mes

Ya tenía cara

Literatura

de

princesa

Tal vez no fuera necesario, pero la R. A. E ha actualizado las

antes de ser-

Si queréis saber cómo han quedado y ser siempre correc-

Kelly

normas ortográficas del español. Al menos las normativas.

lo.

Grace

tos, Espasa publica esta Ortografía de la Lengua Española.

pre elegante

Clásicos

teriosa. Gra-

siem-

24, 90 euros gastados en corrección.

y bella y mis-

Juvenal escribió durante una de las épocas de esplendor

ce Kelly que

del Imperio romano, pero sus Sátiras (en excelente edición

llora y que es

punto exacto de la sociedad romana, a la perversión, el ex-

en Solo ante

das y desmesuradas críticas.

Porque Gary

bilingüe en la editorial Cátedra, 18 euros) van siempre al

la más fuerte

ceso, la inmoralidad. Un catálogo de maldades y de diverti-

el

Eventos

Cooper

Con Febrero ya va tomando ritmo el año. En el Casino vuel-

estaba

ven sus conciertos de los viernes y por ahí todo se va acti-

peligro. no solo,

la tenía a ella,

vando. En el San Patricio jornadas Gastronómicas y en el

la más hermosa de todas. Después fue una princesa de

lizada los viernes en nuestro blog. Y en nuestra páginas

ca en El cisne) y se retiró del cine, aunque su vida ya era

ambiente y mejor servicio. No te quedes en casa.

una de esas curvas de Rally, también lo fue.

Vinilo el 5 de febrero Hot hat. Información siempre actuacentrales los mejores lugares para ir a disfrutar de buen

verdad (ya lo parecía más que ninguna otra lo pareció nununa película. Y su muerte, en las carreteras de Mónaco, en Rubén Bravo.


Creatura Febrero 2011  

Creatura Febrero 2011

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you