Page 1


DIAS DEl FUTURO

PASADO

Vale, vale, ya se que estamos en crisis y todos Andamos justos de pasta. Pero es que ultimamente se han publicado algunos recopilatorios que merece mucho la pena que tengais en casa. Ademas, son tan tochos que de paso hasta os pondreis cachas de solo sostenerlos. En fin, bromas aparte, hoy os recomendamos unos cuantos tebeos fantasticos que los yanquis llaman...

OMNIBUS Por Bill Rayos Beta

ABSOLUTE PLANETARY

STARMAN

La obra definitiva de Warren Ellis y John Cassaday llega a vuestras librerías favoritas en una edición gigantesca: 20,5 x 31,3 cm, en tapa dura y por un precio insuperable para sus 664 páginas, 49,50€ ¿Y de qué va “Planetary”, si eres una de esas pobres almas que quedan por el mundo sin conocer esta maravilla? Pues de un misterioso grupo formado por tres aun más misteriosos miembros: Jakita Wagner, Elijah Snow y “El Batería”, cada uno con un poder especial y una función determinada para llegar al objetivo de la organizació: trazar mapas de lo oculto, descubrir guerras secretas, encontrar héroes desaparecidos,… En definitiva, lo que hacen Ellis Cassaday es homenajear comics, novelas, historias del imaginario del S. XX, desde Doc Savage al “De la tierra a la Luna” de Verne, pasando por los monstruos radioactivos japoneses de los 60. De verdad, una obra que debe haber en toda estantería. De 10.

Hace exactamente 5 años, dedicaba esta sección a hablar en profundidad de este mismo cómic: el increíble Starman de James Robinson y Tony Harris. Pues bien, otra vez vuelvo a recomendároslo encarecidamente, sobre todo en esta nueva edición en volúmenes de unas 500 páginas y al precio de 38€ (así hasta recopilar los 81 números - junto a especiales y anuales - publicados, originalmente entre 1994 y 2001). Y vuelvo a pediros que lo compréis porque, aparte de que la edición es estupenda, éste es uno de los mejores cómics que me he leído en la vida. Superhéroes clásicos en una historia plenamente “indie” perfectamente planificada y desarrollada desde su inicio hasta el fin. Si te gusta esa sensación de alegría y tristeza que queda después de un buen libro, este es tu cómic.


HELLBOY INTEGRAL

WATCHMEN ABSOLUTE

Aquí la tenéis: la obra maestra del demonio rojo de Mike Mignola en tomos de 600 páginas de cartoné, forrados con tela y con cinta marcapáginas al precio de 39,95€. Estoy seguro que muchos conoceréis al personaje de sus adaptaciones cinematográficas a cargo de Guillermo del Toro (por cierto, excelente la segunda: “El ejercito dorado”); y esta es una oportunidad perfecta para conocer al personaje tal y como se ideo originalmente. El primer volumen incluye, además de las primeras aventuras de Hellboy, una amplia galería de bocetos y comentarios del mismo Mignola e introducciones de Scott Allie, Robert Bloch y Alan Moore. Y si aun no conocéis al personaje, una pequeña reseña para que os hagáis una idea: Durante la Segunda Guerra Mundial el ejército nazi realizó una sesión de invocación mágica con la intención de traer una criatura que les ayudara a ganar la contienda. Pero para su sorpresa lo que trajeron fue un bebé demonio que por un giro del destino acabó cayendo en manos de las fuerzas aliadas, que lo bautizaron como “Hellboy” y lo criaron y educaron como si de un ser humano se tratara. Años después, Naciones Unidas le conceden el estatus honorario de humano y entra a trabajar en la “Agencia de Defensa e Investigación Paranormal”, donde es enviado a resolver toda clase de casos que presentan elementos sobrenaturales, llegando a convertirse en su agente más eficaz. En definitiva, un gran cómic de aventuras con toques de terror.

Vale que de esta obra se ha hablado hasta la saciedad (aquí, por ejemplo, en marzo de 2009); que muchos fuisteis al cine a ver la peli y otros tantos la habéis visto hace relativamente poco en televisión. Pero aun así, como voy a hablar de ediciones “absolutas” y no voy a mencionar la mítica Watchmen de los británicos Alan Moore y Dave Gibbons. Y, por supuesto, decirte que su compra es obligatoria. De hecho, debería estar penado el no leerse este cómic al menos una vez en la vida. En fin, bromas aparte, “Watchmen” debe tenerse por lo que significó para el mundo del tebeo: el separar la idea de historias inocentes dirigidas a un público juvenil para utilizar el medio para contar una historia muy oscura reflejo de la sociedad y gobierno inglés de mediados de los 80. Toda una crítica a la sociedad occidental de su momento y, por extensión, de la actual: sobrevaloración del dinero, la lenta introducción de la tecnología en las facetas más pequeñas de la vida doméstica y cotidiana, los conflictos políticos entre las grandes potencias mundiales, etc. Además, otro aspecto a destacar es el uso que hace Moore de la historia dentro de la historia como por ejemplo con el relato de “El Navío Negro” o extractos de prensa, antiguos recortes… vamos, que Moore dio una vuelta de 360º al género superheroico. Por tanto, si son 465 páginas por 35€ donde se puede decir que “Lo mejor” es todo y, “Lo peor”, nada, ¿Qué es lo que debes hacer? Pues eso. Y mientras vas a la tienda, ¡Nos vemos en 30 días!... Bamf!!!


Vidas cruzadas Capítulo 10: rumore, rumore

Jota siente las miradas. Las siente físicamente, clavadas en su nuca cuando pasa, puñales en forma de pupilas de distintos colores. Jota oye los cuchicheos. Puede oír los siseos, las serpientes enloquecidas que le persiguen allá donde va. Cazando palabras sueltas que ha-

cen que baje la cabeza un poco más a cada paso, que incremente la velocidad, que apenas musite saludos inaudibles cuando se cruza con algún conocido. Jota llega a casa y ya no dibuja. Se encierra en su habitación y hace ridículos estudios estadísticos sobre las palabras que caza de cada cuchicheo. Lo va apuntando en un papel. - Asesino/asesinato: 55 veces. - Policía: 37 veces. - Cárcel: 33 veces. - Cuchillo: 17 veces. - Ojo: 7 veces. Y al final incluye una categoría que es un cajón desastre, en el que entran aquellas palabras que escucha con menos frecuencia: violación, violador, sangre, descuartizada… Jota apenas sale de su habitación. Cada vez que sale, ve sombras amenazantes por todos lados. A veces en sueños le parece oír el sonido enloquecido de las sirenas de policía.


Otras noches solo sueña con Eme. La voz dulce y engolada de Eme. El pelo de Eme. Las manos de Eme. Todo putrefacto, verdoso. Como alguien que ha estado demasiado tiempo bajo el agua. O como alguien muerto. Jota se da cuenta de que ya no tiene sueños: todo son pesadillas. Ni siquiera se despierta sobresaltado. Se despierta preparado para otro tipo de pesadillas. Reales, diarias, más crueles si cabe. Pesadillas hechas de comentarios a su paso, de saludos que nunca llegan, de sonrisas que desaparecen a su paso, de sillas vacías en clase justo a su lado. Apestado, vilipendiado, apedreado. Acusado sin juicio ni jurado. La culpabilidad como una losa que no sabe como quitarse de encima. Por unas imágenes, unas simples imágenes que inundaron los telediarios de todas las cadenas de televisión: un Jota a medio vestir, con los ojos enloquecidos; un Jota en evidente estado de shock, trastabillado al andar, con la mirada perdida y los cordones de los

zapatos sin atar; un Jota que es cogido por los brazos por dos policías (a los que si pixelaron convenientemente la cara), siendo ayudado para traspasar la puerta de una comisaria. Y los periodistas, jovencitos recién salidos de la facultad, metiendo las alcachofas de los micrófonos con sus colores fosforitos por cualquier hueco, gritando preguntas que rebotaban en los tímpanos perforados de Jota y volvían de nuevo a ellos. Periodistas inexpertos, apenas periodistas, buscando su minuto de fama, su hueco en la plantilla, leyendo comunicados mal redactados a la puerta de la comisaría. “El joven, cuyo nombre corresponde a las iniciales J.P.T, parece que mantuvo una relación sentimental con la fallecida. Según fuentes policiales a las que ha tenido acceso esta casa, la hipótesis principal se centra en un nuevo caso de violencia de género” Y desde ahí, la vida de Jota rodando cuesta abajo entre lodazales llenos de mierda. ANTONIO TORREJÓN. http://elefantesdrogados.blogspot.com/


KEBRANTREVISTA ELOY MORENO

P. ¿Cuántos kilómetros ha recorrido “EL BOLÍGRAFO DE GEL VERDE”? R. Ufff…muchísimos. Con Espasa hemos estado haciendo una gira promocional que prácticamente ha pasado por toda España. Además, el pasado mes de enero se publicó en Italia, así que imagina la de kilómetros recorridos… P. Tu novela es pura vida, pero ¿cuanto de tu vida hay en la novela?

¿Existen best-seller con calidad literaria? En ocasiones,

R. Bueno, la verdad es que no mucho, el personaje y yo no

esta respuesta es afirmativa, sobre todo si esa novela está

tenemos muchas cosas en común. Aún así, es cierto que

escrita, sufrida, y viajada de verdad. De verdad de la bue-

siempre hay algo del escritor en las historias que crea.

na, que sólo hay una. Este libro es pura vida. Muchos lectores lo atestiguan. Yo también lo he comprobado. “EL BO-

P. ¿Cuál fue tu reacción al enterarte de que la novela

LÍGRAFO DE GEL VERDE” tiene un éxito merecido, pues

iba a ser publicada?

de pura vida está compuesta. Conozcamos al autor, ELOY MORENO. Un escritor que promete mucho en esta su pri-

R. Fue sorprendente porque, de pronto, sonó el teléfono en

mera novela. Una novela que consigue inculcar horizontes

mí puesto de trabajo y al descolgar me dijeron que llama-

vitales, tan necesarios.

ban de Espasa, que les había encantado la novela y que querían que fuera a Madrid para hablar de su publicación.


Al principio pensé que se

vida, pero sí puede ayudarte a dar ese paso que uno nunca

trataba de una broma de

se atreve a dar. Lo mejor de un libro es que te haga pen-

mis compañeros porque,

sar, sentir... que cuando lo acabes sigas pensando en él,

además, yo no había en-

que con el paso del tiempo siga en tu memoria.

viado la novela a ninguna editorial. Cuando me di

P. ¿Cuánto mide la superficie de una vida?

cuenta de que todo era real, me quedé sin pala-

R. Depende de cómo quieras vivirla, depende de cada uno.

bras.

Hay gente que es feliz viviendo en unos pocos metros cuadrados, otros que son infelices viviendo en miles y miles,

P. Cita alguna de tus lec-

todo depende de cada uno. Creo que cada uno debe bus-

turas favoritas:

car el espacio en el que se encuentre más cómodo.

Los pilares de la Tierra

P. ¿Se puede siempre empezar de nuevo?

El niño 44 1984

R. Por poder sí, pero es tan, tan difícil. Muchas veces es

Ensayo sobre la ceguera

más cómodo seguir como estamos. Hemos olvidado lo que

...y

cualquiera

de

Asimov.

significa ser nómada, no sólo en las distancias, sino en muchas otras cosas.

P. ¿Existe algún libro que te pueda cambiar la vida?

http://www.elboligrafodegelverde.com Otra entrevista del Kebran.

R. No creo que un libro pueda ser capaz de cambiarte la


Comprador frustrado

Era en el supermercado que está entre la iglesia y la plaza de toros. Cierra a las 21:15. Son las 21:15. Un tipo intenta entrar y el empleado le dice que ya no es posible. El tipo insiste. Que solo tenía que comprar una cosa, un único artículo. El empleado se mantiene firme, dice que ya ha acabado su jornada, que se quiere ir a su casa y que si le deja a él y luego a otro y luego a otro que sólo quieren una cosa no se va de allí nunca.

El tipo puso cara de haberlo entendido y el empleado relajó su expresión. Luego, como en una comedia mala, el tipo se hace el distraído, se gira y vuelve a intentar entrar. Sólo le faltó silbar. El empleado empieza a mosquearse. Él tipo también, estaba desesperado. Alguien gritó, luego alguien gritó más fuerte. El resto de clientes y de empleados miraban boquiabiertos. La cosa estaba caliente de verdad. El tipo seguía con que quería comprar una cosita y el empleado con que se fuese. Pero ahora había más y más insultos. Justo cuando uno de los dos iba a soltar alguna hostia, fueron sujetados. Al final, el tipo se marchó insultando a todos los allí presentes y con los ojos rojos y furiosos. Fue un buen espectáculo, pero podría haber sido mejor. Lo peor es que el tipo no tenía pinta de estar desesperado por cerveza o vino o por alguna botella de algo más fuerte. No, aquel tipo tenía pinta de haber gastado un billete de ida a la locura transitoria por comprar un helado de chocolate o una crema depilatoria para su mujer. Jorge Decarlini


La “movida” de Illescas “¿Qué? ¿Cómo estaba Illescas el viernes? Bueno, había gentecilla, pero…se podía estar, en tal sitio…no te empujaba nadie, ni te pisaban”. ¡Qué fuerte! Parece ser que atrás quedó la época dorada para salir de marcha en Illescas. De un tiempo a esta parte, bien por la consabida crisis o bien por el cambio de hábitos del personal, Illescas “ya no se llena”, como dirían los entendidos. ¿Dónde está “la Red”?, preguntaban hace años en las noches de los fines de semana las masas enfervorizadas de gente que acudían (¡incluso de Madrid!), ávidos por conocer la noche illlescana. “El Red, dirás el Red…mira, toma esta calle y… “. “Quien te conoció, Ciruelo”, como dirían los viejos del lugar. Ahora se arman puntuales colas para ver al pseudofamoso de turno que acude a dicha disco, y tiene su innegable éxito. (¡A ver, confesad que fuisteis a haceros la foto con Paquirrín o la Chari!). ¿Quién no se acuerda de “El Sótano”? Fue de los primeros garitos en los que mi generación pasaba horas y horas entre humo y música “ratonera”. Juan, aún conservo

esos vinilos del más puro “bakalao” que rescaté cuando chapaste. Paco Pil, casi “ná”. Ahora el acogedor “Mombasa” y otros anteriores han tenido allí su hueco. Con estilos diferentes. Con gentes diferentes. El Castor, cerca de la Plaza de las Cadenas, con sus fritanguillas y cañas domingueras ineludibles, dio paso a la imprescidible “O´Connell”, (recientemente cumpleañera), donde una siempre se siente a gusto, no sé porqué. El color, el ambiente, los rostros de gente que sonríe. Las noches de “gente guapa” se pasaban en el “Varadero”, donde se iba a lucir palmito (con tus tacones de aguja evitando no pegártela con el cemento “armao” del suelo si ibas un poco cocida), o llevabas a tu reciente ligue de verano y eras la comidilla asegurada durante toda la noche. Te sacaban cantares, vamos. “Nassau” ha intentado retomar esas grandes noches, pero como dirían, está todo “de capa caída” y se lucha contra viento y marea. Otro sitio, centro de todas las miradas veraniegas y de la gente “cool” sagreña: La Paramount, ahora Carambola. ¿Quién no se ha sentado, cual terraza ibicenca, a la luz de las velillas, con esas sesiones… ¿y esa zona estratégica donde no se te escapaba ni una? Impagable. Y así otros tantos que engloban una larga lista de míticos locales en Illescas, cada uno con encanto propio, que ven pasar el tiempo inexorablemente. Humildes, pretenciosos, parroquiales, temáticos… Locales que cambian de dueño, de nombre, de artesonado o de boles de frutos secos, que sobreviven… porque algunos illescanos no nos resignamos aún a dejarlos. The last monkey.


Perseguido

dro grande, hermoso, con la figura de un payaso. Tiene una mirada melancólica como si quisiera decirme algo, lo noto un tanto acongojado. -Debo estar alucinando... Tenía que ocultarme en algún sitio que fuera medianamente seguro. Me levanto torpemente y piso uno de mis cordones con el otro zapato, con el consiguiente traspié y estruendo, a la vez que vuelve a zumbar el maldito sonido de la campana del ascensor. -Crash!. He destrozado involuntariamente el espejo del armario con mi cabeza de alcornoque y mi torpeza habitual. Me sangra abundantemente mi mano derecha, la abro y cierro, siento el pulso enérgico. Retiro desde el suelo de un zarpazo las cortinas y me asomo al balcón. -Mierda, demasiado alto- rumio para mí. Sopeso la posibilidad de invadir la terraza de al lado, pero tarde o temprano me encontrarán. Mi visión se vuelve borrosa y siento como mi tensión comienza a bajar. Lo único que recuerdo cuando me desperté fue un agrio sabor en los labios; ese día comprendí a qué sabe mi propia sangre...

Los viejos cordones deshilachados de mis zapatos reptaban por las frías baldosas de aquel suelo de motel. Parecían querer salirse de los pasadores, como perros atados a un árbol zafándose de sus correas. Todavía podía sentir el palpitar de mi corazón latiendo confuso y descoordinado con relación a mi respiración. Estaba magullado, drogado y en busca y captura por aquellos mercenarios infames. -Click. Desde mi silla percibí el sonido leve de una campanilla anunciando que el ascensor se ponía de nuevo en marcha. Mi patata se volvía a avivar. Un escalofrío recorrió mi espinazo llegando hasta el talón. Con- Castorín templo fijamente el cuadro de la pared; es un cua-


13 x

21 Delirio vano è questo! Entelequia Rubén Bravo Yo soy el protagonista de una novela. De una novela real, de una novela que ya está escrita. Félix Chacón no lo sabe, pero yo soy el protagonista de una novela que él escribió. Yo soy el protagonista de Entelequia. Félix y yo no nos conocíamos cuando él la escribió. Cuando escribió mi vida pensando que era una invención suya. Paco Cebrián y yo somos la misma persona y perseguimos una entelequia. Una idea que me obsesiona y que

persigo sin poder encontrar porque no es cierta y no existe. Aquí y en la novela yo persigo a una mujer de la que creo haberme enamorado. Persigo a la idea de esa mujer. Perseguir a una mujer es mucho más fácil. Poco a poco me he ido buscando adicciones que calmen esa persecución. O adicciones que la sustituyan. No han sido máquinas tragaperras. Escribo. Aunque ya no poemas de amor. Ya no. Ahora sólo los pienso y me los callo. Pero escribo estúpidamente con la misma constancia con la que Paco juega a las tragaperras. Una moneda y otra. Una palabra y otra. Pesando en María. Pensando en ti. María y tú sois la misma persona. María no existe. Paco la inventa cada día de su vida. La inventa mejor de lo que es y de lo que nunca será. Tú también lo eres. Tú no existes. Tampoco existe la que vino antes que tú. Y la que vendrá después nunca existirá aunque tenga un nombre y una altura distinta a la que tienes tú y a la que tenía ella. Adicción a las palabras. Nunca se han escrito más palabras de amor. Nunca han sido tan vacías e inútiles y estúpidas. Afición a las prostitutas. Las profesionales. Paco, yo, sé bien lo que es eso. Las profesionales y las amateurs. Haciendo el amor a una prostituta. Con más ternura de la que nunca he tenido. Tan tierno que después de todo ellas se quedan abrazadas a mí y me acarician un poco la cabeza. No lloro. Pero ellas creen que sí. Mónica. Nicole. Ana. Ninguna tiene tu nombre. Ni se parecen a ti. No se parecen a na-


die que yo haya amado alguna vez. Pero son tú en mi cama y mientras yo lo pienso. Después son sólo un estorbo. Me hace gracia cómo me trata Félix. A veces miente. No llegué a descuidarme tanto. Es verdad que engordé muchos kilos. Demasiados. Pero es porque Félix miente. En la novela me saca delgadísimo. Enfermo. Félix es un exagerado. Por eso dice que necesité ayuda para dejarte. Pero no es cierto. La entelequia no termina. Se repite una y otra vez. Salta de cuerpo. Cambia de nombre. Pero es la misma. La mujer que no existe y a la que amo. La mujer que no me puede amar. No terminé la entelequia. No terminé la búsqueda. Sigo aún y por siempre buscando. Justificando actuaciones. Creando adicciones. Sustitutos. Sustitutas incluso. No curando ni creyendo. Siempre en lo mismo. Dando vueltas a la misma idea inalcanzable que no deja de brillar y hacerse deseable. Leo una y otra vez mi vida escrita por él para saber cómo salir de ella. Pero la mentira de Félix es muy grande. No existe el final. No hay regeneración. El amor me vuelve una y otra vez. Por eso la ficción atrae tanto. Es perfecta. Termina. Y lo hace como debe terminar. En la realidad yo sigo buscando a María por todas partes. Yo sigo vaciando mis bolsillos ante las profesionales. O las amateurs. Sigo buscando en el sitio donde un día te vi. Buscando y buscando. Caminando la realidad de una manera estúpida. Cuando Félix me conoció ya había escrito la no-

vela. Pero no se dio cuenta de que yo soy su personaje. De que yo he sido inventado por él. De que soy Paco Cebrián y persigo la idea imposible de un amor y una mujer que no están ni estarán. Amando sin ser amado. He ahí mi idea. He ahí mi felicidad y mi destino. Mi deseo. Por eso cada vez que Lola se acerca a mí yo huyo. Porque ella es real y puede tocarme y hacerme daño. María no puede. María no existe, es sólo una idea. Una imposibilidad. Y buscarla no tendrá éxito. Dedico la vida a la nada. Al fracaso. Porque Lola puede tocarme. Y me gustará. Porque Lola es preciosa y sus lunares también. Pero Lola puede dañarme. Y no soporto más dolor. No quiero más dolor que el no encontrarte a ti que eres María y fuiste la misma que eres ahora con otro nombre del que tienes y que tendrás, tal vez aunque ahora jure que no, otro nombre distinto del que te he puesto. Yo copiado de la realidad por Félix. Tú inventada por mí. Un juego absurdo y absoluto en el que nadie encuentra a nadie. Un juego en el que nadie toca a nadie porque la realidad es fea y sucia y tiene gritos y tu cuerpo desnudo que no se parece al cuerpo desnudo que yo he imaginado y deseo. Tu cuerpo desnudo que es mejor de lo que yo imagino, aunque lo niegue. Demasiado perfecta para que yo te pueda encontrar. Demasiado perfecta para estropearte con realidad. Amando sin amado porque tú no existes. Y lo que no existe no puede querernos. Ni debemos amarlo.


La FABULOSa Doctora IRÓNICO en ¡Chequeo rutinario! Jueces en el banquillo, presidentes corruptos declarados inocentes, el paro en números de record…

…Asignaturas eliminadas por tratar la educación sexual, empresas en concurso de acreedores subvencionadas con fondos públicos…

…En definitiva, lo normal, Sr. España. Tome dos píldoras de “urdangarina” diarias y a volar.

por Julio Vegas

UNA VISIÓN DE CONJUNTO...

Magical Mystery Mahou!


31 Canciones Rubén Bravo

Será todo para ti Mis momentos más ocultos También te los daré Mis secretos que son pocos Serán tuyos también

Un vagón de metro medio vacío a una hora de la tarde en que ya estás cansado y tienes hambre y sólo quieres llegar a casa. Pero vas acompañado por alguien. No sé si es un recuerdo o es un sueño. Hay cosas que no sé si las he imaginado, si las he visto en una película o las he leído en una novela o si realmente las he vivido. Realmente me suena mucho el nombre de Javier Marías en esta escena. Aunque no sé si la ha escrito él o si la he vivido yo. Entran dos chicos sudamericanos (entonces no había muchos sudamericanos en España) y cantan:

No detengas el momento Por las indecisiones Para unir alma con alma Corazón con corazón Reír contigo Ante cualquier dolor Llorar contigo Llorar contigo será mi salvación

Si tú me dices ven Lo dejo todo Si tú me dices ven

Pero si tú me dices ven Lo dejo todo Que no se te haga tarde

Si tú me dices ven Todo cambiara Si tú me dices ven Habrá felicidad Si tú me dices ven Si tú me dices ven


Y te encuentres en la calle Perdida Sin rumbo Y en el lodo Si tú me dices ven Lo dejo todo (Si tú me dices ven, Los Panchos) Como no lo recuerdo bien no sé bien qué paso después. Probablemente nada. Probablemente me enamoré de la chica que venía conmigo. O tal vez ya estaba enamorado de ella y esta historia sólo justifica mi comportamiento y la canción. Años después toco la guitarra en clase con mi profesor. Y hacemos una versión por bulerías de esta canción. Yo toco y él canta. No lo hacemos bien. Yo no toco bien y él no canta bien, pero nos divierte hacerlo. Y lo mismo que cantamos clavelitos a voces siempre que nos apetece (que es muchas veces), cantamos esta canción casi todas las semanas. Tanto la tocamos que yo hago unos cuantos cortes bien. Y que a veces canto un poco con él. Pero sigue sonando mal. No suena como cuando aquellos chicos la cantaron en el metro. A lo mejor es porque esa chica que tal vez iba conmigo no está aquí y sí mi profesor que tiene barba. Sé que siempre vuelvo a casa contento después de haberla tocado. Y, claro, me pregunto si realmente todo lo que pasa, pasa, o si lo inventamos nosotros mismos para que encaje en

las historias. Para que después podamos contarle a alguien, tal vez otra mujer distinta, tal vez un camarero, que un día en el metro cantaron esta canción y una chica nos besó. De que el beso no existió es de lo único que estoy seguro. Pero todo lo demás no parece nada claro en mi memoria. El nombre de la chica sí. Pero no importa. Creo que los boleros inventan las historias para que las vivamos. Por eso su pervivencia. Por eso su representatividad. Puede que lleven inventando historias para nosotros desde que fueron compuestos. Hechos justos para el momento. Para el beso o el grito. Para la ruptura o el enamoramiento. Hechos para la vida que queremos llevar y que inventamos. Hechos para la ilusión. Puede que la vida sea sólo un bolero. Una triste canción de amor que nos acompaña siempre y que nadie sabe de dónde ha salido. Si es verdad o no. Realmente, la única verdad es que si tú me dices ven lo dejo todo. Pero eso no importa si no pasa también al revés.


lo que el ojo no ve

estaba tan asustada que sólo por tranquilizarla he aceptado. Cómo me arrepiento. Este hombre no se calla y

me mira de un modo que me está poniendo enferma.

No sé porqué me pregunta si le entiendo, claro que no

Pensamiento positivo

le entiendo, a mi no me duele nada, estoy bien. Pero él

Noemí Benito

muy grave. Debe haber algún error, es eso, yo vengo

se empeña en decirme que estoy muy mal, que esto es por un mareo y me han confundido con otro paciente.

Mi vida navega en las aguas calmas de

la sencillez. La felicidad oculta en la rutina es una droga

para mi. Cada día igual que el anterior, aderezado con detalles minúsculos

que conforman mi pequeña parcela de paraíso. Es una broma de mal gusto lo que este hombre me está dicien-

do. No le entiendo bien, parece que me habla desde un universo lejano. Ya le había dicho yo a mi hermana que era una tontería venir aquí por nada, pero es insistente y

Ahora es él el que no me escucha y me vuelve a repetir

todo otra vez. Este hombre no entiende que yo no tengo tiempo para estar enferma, mis hijos no pueden tener una madre enferma, no puedo estar enferma.

Me da un montón de papeles, me agarra del hombro y dice algo amable y condescendiente, pero no me importa porque yo estoy bien, no necesito esas palabras.

Salgo y mi hermana me está esperando con cara de circunstancias, sonrió y le digo que no se preocupe que ha

sido una bajada de azúcar. Los médicos no comprenden que no tengo tiempo para otras tonterías.


lAs freaky PORTADAS

by Scott Summers

Queridos lectores, la tira de hoy requiere de vuestras habilidades detectivescas, sin ninguna duda. Veamos: el mayordomo de Batsy, Alfred, entra al cuarto de baño mientras el murcielagoso toma un relajante baño en su jacuzzi con un mensaje: “¿Amo Bruce? La señorita Vicki Vale acaba de llegar a la mansión”. A lño que contesta Mr. Wayne: “Entonces debo agradecerla por

haberme salvado de ahogarme. De hecho deberías estar muy orgulloso de ella, Jason”. Y aquí es donde empieza el “cluedo”, porque, si la conversación tiene lugar entre Alfred y Bats, pero de repente éste habla dirigiéndose directamente a Jason, quien, por si no lo sabéis es el segundo petirrojo que Batman acogió bajo su manto, ¿Dónde demonios está Robin? ¡Hala, a pensar un poco!


ENSALADA DE PEPINO EN EL COLEGIO FEMENINO by Jizzmaster Zero Después del exitoso cuestionario anal del mes pasado, este mes volvemos a la tónica habitual de repasar la vida y milagros de las actrices porno. Y para este número, hemos seleccionado dos “starlets” patrias representando, por un lado, los inicios en este mundillo; y por otro el asentamiento profesional y éxito en EEUU de un producto nacional del que podemos sentirnos muy orgullosos. Así, la primera de ellas, la “rookie”, es la valenciana Cerecita X, la nueva joya del porno español. Aburrida de su trabajo de administrativa, decidió que era hora de dar un giro en su vida, debutando en un casting para “Leche69.com” (la escena se puede encontrar buscándola como “El morbo de una debutante”). Y allí Cerecita demostró que es fogosa, sensual, hambrienta de sexo y amante del porno en general, por lo que no es de extrañar que después de su debut, empezara a rodar escenas para las principales productoras nacionales. Y aunque su físico no es para nada parecido al de las “porn stars” yanquis (viene a ser el de una chica “normal”, guapa de cara, de las que te puedes encontrar tanto en un supermercado como en una discoteca), su buen hacer en la cama y su maravilloso culo siempre dispuesto a ser taladrado la pusieron rápidamente en el disparadero del porno ibérico. Y es que detrás de su aspecto cándido y su vocecita dulce se esconde una autentica guarrilla con una pasión por que le rompan el culo solo comparable a su afición por las pollas grandes y gordas. De hecho, los chicos de “Cumlouder” (a los que ya dedicaremos un artículo en exclusiva más adelante) no han parado de repetir esta frase:

“Quedamos con ella para que nos demostrase lo malvada que podía llegar a ser y a los dos minutos ya nos estaba pidiendo que le diésemos por el culo ¡Qué obsesión!”. Así que nada, os recomendamos que la deis una oportunidad y para ello qué mejor que buscar la escena “El mejor masaje anal”, con Nacho Vidal. Y la consolidación en el “Mundo X” lo representa Bridgette B., una exuberante rubia siliconada que triunfa en Los Ángeles. Nacida en la ciudad condal, se trasladó a los USA para terminar la licenciatura de “Diseño de interiores”. Sin embargo, una vez conseguido su objetivo, las cosas no la iban tan bien como quería y, dado que tenía experiencia como bailarina y su sueño era parecerse a las playmates de las películas, se trasladó a LA y en unos días ya estaba pasando una prueba en la agencia “LA Direct (y es que, la que es puta, ¡Es puta!). Así, en su primera escena hizo lo que había hecho muchas veces gratis pero con la salvedad de que puso más ganas y dejó al personal del equipo de rodaje impresionado: mamaba con destreza, cabalgaba como si fuera texana y dilataba el ojete como si fuera un donut. Por ello se entiende que, a los pocos meses en la industria su nombre comenzara a llamar la atención. El resto lo fue consiguiendo con trabajo y esfuerzo, grabando para compañías de todo tipo. Desde las más glamourosas (AVN) a los gigantes de internet (Brazzers). Aunque aun no puede considerársela una superestrella, Bridgette B. sí que es una actriz con una trayectoria en pleno ascenso, que luce con orgullo su nacionalidad española y a la que todos auguran excelentes perspectivas y profundas penetraciones.

Y sí, no nos hemos olvidado a Rebeca Linares. Pero es que ya la dedicaremos un artículo para ella solita, ¿De acuerdo ? ¡Mientras sed pacientes!


Huevos de serpiente

bull. Paso de largo los puticlubs. En cambio paro en los pueblos más recónditos y perdidos. Allí donde el alma reposa serena. Donde nunca pasa nada. Donde hace frío de veras. Donde los ruidos están amortiguados. En uno de esos viejos pueblos te acomodaste como maestra de niños. Tus críos eran pegajosos, mocosos, manchados de barro y babas. Tu dulzura con ellos era inmensa. La primera vez que te vi corrías como una gacela detrás de uno que se te escapaba de la fila. Luego estuve meses sin volver a verte. Me deprimía imaginarte sola en ese cuartucho que fugazmente me en-

A menudo conduzco rápido por las autovías estatales. Mi único objetivo es escapar de la ambiental y abyecta impureza que me rodea. De las desagradables muecas de mis compañeras de trabajo. Conduzco rápido. Escupo por la ventanilla. Bebo red-

señaste. Todavía no nos habíamos besado. Pero, a menudo, soñaba con agarrarte con fuerza y atraerte hacia mi. Estupideces. Ocio y calor que se nos escapaban. Los cuerpos deseándose y nosotros llenando el ambiente de excusas. Y de canciones. Comenzamos a gritar juntos. Y a beber. Ribera del


Duero. Blancos de Rueda. Jóvenes de la Mancha.

nas. Ahora tu boca se ha hecho más dulce sin ser

Muchos litros. Garabatear paisajes y perfiles recor-

empalagosa. La curva de tu espalda describe todas

tados de hojas de álamo, de robles muy viejos, de

las palabras bellas de los idiomas antiguos. Si quieres

arces tan elegantes como aislados. Mente nublada al

esta noche podemos hacer volar el parlamento por

sentir tu olor cerca. Descontrolar. Apostar. Perder.

los aires. Si quieres empujamos y embroncamos a

Amortiguar la caída a los infiernos. Sentir. Con los

jóvenes adictos al botellón o rompemos sus botellas

ojos semiabiertos.

y con ellas amenazamos a niñatas en busca de pasta

Tu jadeo ahogado al besarnos por primera vez. Mis

y sexo animal. Si quieres apedreamos los coches tu-

manos acariciando tus pechos. Tu jadeo liberado.

neados de yonkis sumidos en la más profunda y pu-

Como si a Prometeo le hubieran roto las cadenas.

trefacta de las escatologías. El mundo es nuestro.

Tu lengua recorriendo mi cuello. Marcándome ofídi-

Con nuestras Converse desgastadas, nuestra suda-

camente. Apretujarte los muslos con las manos y

dera con capucha y nuestra Blackberry.

fundirnos en uno. Soñarnos. Atravesarnos. Alanze-

Cada noche te mandaré un mensaje donde chorree

arnos. Espesarnos. Después quedar huérfanos de

sangre y se me rebose el amor que sembraste en el

alma. Entregando el uno a otro sus presentes. Mu-

pecho que has oscurecido. Ya solo es tuyo. Huevos

cho más tarde tantas veces...

de serpiente. Solo tu calor. Eclosión.

Ahora no conduzco rápido por las autovías. Ahora la sangre es la que me corre más veloz por las ve-

Pequeño Lemming


Colaboración Mis

vecinos

del

piso

de

fueron

padres

primera

abajo por vez.

Genial. Me encanta pensar

que

la

llama

de

la

ilusión todavía da pelea

por

apagarse.

Son una

pareja muy

copada, muy enrollada y de nuestra edad, digo, de la edad de mi mujer y yo. Con nuestras mismas aficiones... treintañeros. El otro día me lo crucé al novel padre en el ascensor. Lo felicité con un apretón de manos

y

mis

mejores deseos.

Sonrió. Se

arreglaba el pelo y fregaba la barba de dos

días.

Reía

muy

fuerte.

“Gracias,

gracias, tío.... lo que sí, no sabía que

daban tanta guerra por la madrugada...” Lo noté por sus ojeras. Da la casualidad que el

momento

álgido

del

despertar

del

vecinillo se produce a la misma hora en la que suelo despertar a conciencia todas las mañanas. A puro berreo. Con una jeta que te cagas. No me incomoda, como ya lo he dicho, suelo levantarme a esas horas y no afecta mi

descanso. “Ya

me

deshice

del

despertador, tu niño es más puntual que un grupo de jubiladas para el chocolate con churros”,

bromeé

con

él.

“Jajajaja...

sisisi... debe ser algún gen suizo perdido de la familia, nen....juajuajua...” Pensé

en

las

casualidades,

en

las

similitudes que yo, un pelotudo de 33 años y

un

recién

nacido

podemos

compartir.

Pensé y comparé nuestros estados de ánimo a

esa

misma

despertar,

hora

nuestro

común comienzo

de

nuestro

formal

del

día, ese pistoletazo de largada cotidiano


que te avecina al mundo ahí afuera. En mi 100.000, caso,

fuera

de

las

sábanas

y

habitante

registrado

7

mil

siempre millones y pico, cuenta de Twitter y bla

renegando a despegarme la almohada para bla bla... Entonces llegué a esta rotunda encarar la carnicería en el patio, dándole conclusión que nos une mucho, nuestro gran una

oportunidad

más

al

estado

de común denominador, entre un hombre de 33

bienestar, con un ojo abierto y un pié años

y

un

recién

nacido,

entre

un

buscando la esquinita fresca de la cama individuo ya educado y formado, a un pié entre como

pensamientos un

chorro

de

alocados

que

corren de la madurez, a un paso de la mediana

agua,

ese

estado edad,

en

y

este

semiconsciente donde el grifo solo escupe experiencias

nuevo

ser

nuevas

por

con

todas

las

asimilar

y

estados perfectos de ensoñación y tal vez aprender, con esa divina lagaña que los el mundo gira en comunión por fin con las inocentes se resisten a entregar y que la cosas.

Y

en

el

suyo,

fuera

del

útero sociedad,

si

no

es

a

bofetadas,

es

a

materno, donde se estaba tan de puta madre través de mensajes subliminales, se empeña hasta que un hijo de puta le dedicó una en inculcarles la gran doctrina para ser nalgada y le dio a nacer, cortó el cordón un adaptado en toda regla, orgullo de la y...

Ale,

chaval,

bienvenido.... comunidad

VIVE...!!!, y trata de existir...

moderna,

visión

despejada

del

futuro incierto: los dos tenemos hambre y

Lo envolvieron en un trapo para que no estamos muy cabreados por la mañana. Y las apeste hicieron

cuando socio

se del

cague

encima

Espanyol.

y

Socio

lo causas son las mismas. Cristian Bertolo nº


Agenda cultural Febrero 2012 Música The little Willies sacan nuevo disco. El grupo de country de No-

rah Jones se junta de vez en cuando y nos ofrece estos discos que no hay que perderse, porque se escuchan una y otra vez. For

the good times, toda una reivindicación de la alegría con clásicos del country. 16,99 euros. Clásicos

Siempre es un buen momento para leer o releer La isla del tesoro,

tal vez la mejor novela que jamás se haya escrito. Heroismo, amistad, malos simpáticos, buenos locos, aventuras, para niños y mayores no se puede emplear el tiempo en casi nada mejor. En

cientos de ediciones, más baratas o más caras, con o sin ilustraciones, tú eliges. Eventos

Imagen del mes

Rafa Nadal es nuestro héroe. Da lo mismo que gane o que pierda. Siempre

lo hace bien. Sabe ganar. Y

sabe perder. Es puro deporte. Y puro

músculo.

Nos da alegrías allá por donde

va, porque con Rafa da igual

Lo mejor que puede hacerse en visitar nuestros locales para saber

ganar o perder,

cuál es su programación mensual de actividades. Todos ellos

los grand slam

ofrecen conciertos, actuaciones, fiestas y muchas más cosas. Si

no puedes o eres perezoso sigue nuestro blog los viernes, allí información puntual. Pero no dejes de visitar nuestros bares y establecimientos, son lo s mejores. En serio.

conseguir todos o perder todas las finales, con Rafa lo que importa es cómo lo haces, siempre dándolo todo, siempre siendo un ejemplo y siempre

siendo humilde. Uno de nosotros haciendo lo que nosotros no podemos. Emoción y heroísmo. Un ejemplo. Un espejo en el que mirarnos, aunque no podamos parecernos a él. Rubén Bravo


Creatura Febrero 2012  

fanzine creatura febrero de 2012