Issuu on Google+


DIAS DEL PASADO

PASADO

LLEGA JUNIO Y A TODOS NOS APETECE OLVIDAR EL FRIO SENTADOS VIENDO UNA BUENA OBRA, ASI QUE AQUI VAN MIS

SUGERENCIAS POR I. TESTA

TEATRALES

VACUA

LAS BACANTES

LAS NUBES

Cuando todos hablaban de la misoginia de Eurípides y de su pérdida definitiva en comedias de peripecia, él va y se saca de la clámide esta obra en la que las mujeres son las protagonistas y el furor, el movimiento y el teatro están más vivos que nunca. Penteo sufrirá el castigo más cruel por no tener fe en Dionisio. Y lo hará a manos de...

Si sois hombres de comedia y lo que os gusta es tener que llevaros la túnica a los ojos porque no podéis para de reír, sin duda vuestro hombre es Aristófanes. No deja títere con cabeza. Se ríe de los calvos por ser calvos y de los melenudos por tener pelo. En esta nueva invención hablará de la filosofía y los filósofos, ¿brillantes prohombres o perroflautas parlanchines que sólo quieren vino y sexo? Si te gustó Lisístrata no puedes perderte Las nubes, todo un canto a tu inteligencia... si la tienes.


AULULARIA

LA SUEGRA

Pero no todo sabemos griego, puede que tú, como tantos otros, sea un romano de píe que sólo quiere pasar un buen rato escuchando buenas palabras romanas. Tu hombre sin ninguna duda es Plauto, el primero de nuestras letras. El hombre más divertido de la tierra, que saca, sin saber cómo, cada vez mejores ideas de su punzón. Y todas originales. Esta vez un hombre piadoso, pero avaro, ha guardado todo su dinero en un olla, y la ha enterrado. Tiene que celebrar la boda de su hija, librar con un esclavo demasiado listo, con cocineros y con los lares que se le aparecerán y le ayudarán... o no. ¿Cómo terminará todo esto? Sólo el genio de Plauto puede unir todo esto y hacernos pasar un montón de horas de risas y emoción. Mucho mejor que el circo, las cuadrigas y los banquetes, oiga.

Pero puede que seas un hombre que pide más y que sabe que no todo se acaba en Plauto. Un hombre de esos que en el foro coge los chistes de Cicerón. Entonces no te quedes sólo con Plauto, ve también a ver a Terencio. El pueblo lo ama menos, pero el que lo ama, lo hace para siempre. Hay quien dice que Terencio es un poco gafapasta. Pero yo no lo creo. En La Suegra encontraréis todo lo necesario para que podáis reír sin para y además escuchar una poesía que no parecerá hecha por un manco. La lucha de un hombre enamorado por no matar a esa mujer que se mete en todo, de todo opina y siempre quiere tener razón. ¿Triunfará el amor? ¿Habrá divorcio? Nunca se sabe cuando por medio está La Suegra. Nos vemos ad calendas graecas... ¡Vale!


LOBOENTREVISTA

(kebrantando al entrevistado) El Kebran en tierras sevillanas se ha tomado este mes un merecido descanso a sus magnificas entrevistas y me ha tocado sustituirle. Teniendo en cuenta que no conozco a nadie del mundillo, he decidido entrevistar a uno de los primeros lectores del Creatura, Fulgencio Pepinez. Podéis comprobar que tras la lectura incondicional durante estos años de este, nuestro maravillo fancine, el colega se ha quedado mas colgado que los chonis de las guerras parlitas de Rotten Pee. Con todos ustedes….Kebrantando la Entrevista con Fulgencio Pepinez P. ¿En primer lugar Fulgencio, ¿Cómo te dio por leer el creatura? R. Un día estaba en el O´conell de empalme de pedo, eran las seis de la tarde del domingo y tenia

cagalera de la muerte y sudores fríos. Baje al truño y extrañamente no había papel, total que cogí lo primero que pille en el bar. Resulto ser el Creatura y entre cagarro y cagarro me fui limpiando el ojete mientras leía el fanzine. P. ¿Qué sección te gusto más? R. Me gustaban mucho historias del rock, por desgracia desaparecida ya. Me molaba esa forma en plan viñeta guapa de enterarme de la historia de grupos, sobre todo de grupos setenteros de los cuales no me declaro muy fan, lo mío era más Hombres G y modestia aparte, rockopop hizo mucho daño ya sabéis… P. En fin ¿Qué destacarías de la evolución del creatura? R. Sin lugar su repercusión en la comunidad alternativa gracias sobre todo al Kebran. Lo que para muchos era juntar a tres mataos en un garito para hablar de algo obsoleto como es la poesía, acabo convirtiéndose en un movimiento que para los que lo vivimos fue la leche, peña y peña hablando de creatura, de poesía, y gente como David Gonzalez, Kutxi romero, Ana Pérez Cañamares, etc etc con talento de veras y repercusión formando parte de ello. Así que me acuerdo ese primer evento del Creatura con Kebran y Armando recitando para cuatro familiares


en la sede de CCM en Illescas y solo puedo decir olé sus cojones. P. ¿Cuáles son los colaboradores que mas te molan? R. Ha habido muchos cambios pero debo decir que Rotten Pee es el puto amo. Con él es con el más me he reído. Después las Friki Portadas ocupan un alto lugar en mis altares, esos splak splak son siempre bienvenidos. P. ¿Quién tiene más talento del Creatura? R. Para mi Leticia vera es una artista de veras, y más si la has conocido. Ana también tiene una forma increíble de captar la realidad sin lugar a dudas, una percepción especial de cómo este mundo nos aliena y nos deshumaniza, pero con un tono dulce. Por otro lado, el que mejor escribe de todo el fanzine es sin duda Rubén Bravo y su 13x21, aunque a veces (las menos) su sección me parezca un poco truño.

P. ¿Qué otras secciones destacarías? R. Destacaría a dos colaboradores por prolíficos. El Pinky y Julio en sus múltiples seudónimos. La perdida del Pinky fue grande para el fanzine. Por otro lado, sin las secciones de julio como Días del Futuro Pasado, el Irónico, las antiguas series añoradas, las Friki Portadas, en fin, perdería mucho el fanzine sin este colaborador. P. ¿La sección más útil? R. Ensalada de Pepino en el Colegio Femenino, además de culturizarme con ella me marco unos buenos splaks /splaks con las fotos en el baño. P. ¿Mención especial? R. A todos los colaboradores, desde marcos uno de los fundadores de Creatura, hasta los más antiguos colaboradores, Víctor, Noemí, Lobo, Largo, etc., en fin ellos saben quienes son, gracias chicos por hacerme pasar tan buenos ratos en los bares y sus retretes con el Creatura. Pues con estas sabrosas declaraciones nos despedimos esperando que sean de vuestro agrado. Otra entrevista más del Estepario (y esperemos que la última) Para Ramón y todos los creaturos con cariño.


EL zorro... zorrero El viernes 29 de junio tenemos la suerte de disfrutar en Illescas de un concierto de la mitad de Pereza: el gran Leiva presentando en acústico las canciones de su álbum “Diciembre”. Sobra que os diga que es una cita obligada a la que no debéis faltar, pero por otro lado, siento la necesidad de decir que el crack de verdad en ese dúo es…

RUBEN POZO Vale, venga, admito que cada uno tiene su opinión y la mía no tiene porque ser la acertada. Pero que queréis que os diga: el tipo me cae bien y lo veo como una especie de Rosendo Mercado 2.0.. Es decir, frente a la artificialidad de Leiva, creo que Rubén Pozo representa la honestidad. El “loser” frente al “quarterback”. La espontaneidad frente a lo forzado ¡Y ojo! Que eso no significa que Leiva no sea un crack, que lo es y de los que hay pocos, pero si se me pide mi opinión, pues no puede ser diferente a ésta, con todos los respetos a José Miguel Conejo Torres y todos sus fans (que leído así ya no mola tanto, ¿Eh?). El caso es que mi admiración por el trabajo de Rubén Pozo viene de lejos. Exactamente desde 1992 y la aparición de “Buenas noches Rose”, grupo en el que Rubén tocaba la guitarra, hacía los coros y, sobre todo, componía. Tuve la suerte de verlos en dos ocasiones, en la ya mítica sala Flamin Rock de Recas y, quizás porque tenían un discazo entre manos; o quizás porque yo era más joven y manipulable, se estableció una relación de empatía por mi parte con las canciones de esa banda que aún perdura ¡Joder, si es que se convirtieron en parte de la banda sonora de mi vida! Pero como pasa con todo según crecemos, con el tiempo los fui olvidando. Hasta que un septiembre 2003 o 2004 coincidí con el Lobo Estepario en un concierto de una joven banda llamada “Pereza”. Aparte de pasarlo genial, me reencontré con uno de los miembros de “Buenas noches Rose”. Y su forma de tocar, componer y disfrutar del escenario no solo seguía ahí, sino que había mejorado. Y mucho. Además tenía un compañero de fiesta que combinaba con él a la perfección. O sea: “¡Wow!”. La pena es que en aquel momento no sabía que esa banda terminaría cada vez más distanciada. Con mejores temas, es verdad, pero cada vez más separada. Hasta que llegó el momento de anunciarlo públicamente, a finales de 2010, para cada uno embarcarse en una aventura en solitario que llevó a la publicación en este 2012 de sus álbumes en solitario, siendo el de Rubén Pozo Prats el llamado…


Lo que mas Es su primer largo en solitario y lo presenta con absoluta confianza como un “discazo”. Y yo le voy a dar la razón porque está en lo cierto. Se sale. Las primeras escuchas son difíciles, pero el disco gana y gana cada vez que das al “Play” porque es un disco a nivel melódico fantástico ¿El camino fácil? Seguir con la voz el acorde, como las canciones de misa ¿El difícil? El que maneja Eddie Vedder como nadie: la voz es un instrumento más. Y ese lo maneja Rubén de puta madre. Por ello “Lo que más” es una colección de 12 temas con los que es difícil no identificarse: la nostalgia, la pasión, la traición… Todo esto aparece en su disco cantado con franqueza, con la voz de alguien que se ha pasado muchas horas en el parque de su barrio y que habla de lo cotidiano con una facilidad pasmosa. “Nombre de canción” es un perfecto comienzo, rockero y animado que a todos nos hace pensar en aquel momento de juventud pasado en el que éramos “inmortales”; “Pegatina” es la canción más sensual que he oído en mucho tiempo. El estribillo que debes cantar a tu novia si es que realmente te pone; “Rucu rucu” es un paso difícil: reconocer que ya no estás enamorado de alguien y que ya no tiene hueco en tu vida. “Las horas muertas” huelen a verano adolescente, a vacaciones de instituto, poco dinero y mucho tiempo libre; “Chavalita” es el recuerdo de “Buenas noches Rose”, las noches de “Ron, cocacola y watios: la trama tras el escenario”, y lo que rompió al grupo; “San Valentín”, como dice Rubén en los directos, implica que en el amor hay que darlo todo, sin medias tintas ni miedo al daño; “Invierno” es musicalmente muy bonita y odiosa a nivel lírico, porque es triste, demasiado triste; “Ozono” es enamorarse, con los miedos y dudas que a todos se nos plantean. Un temazo; “Como cualquiera” es ese amigo imbécil que todos conocemos, que disfruta puteando a los demás ¡Qué le jodan de una vez!; “Nada más” es la espera de alguien

querido y que no va a volver porque precisamente nos ha abandonado, aunque no lo queramos ver; “Mañana será otro día” tiene una letra dura, pero muy positiva, porque nada malo dura para siempre, aunque lo parezca; Y finalmente, “Lo que más”, da nombre y cierra el disco, hablando de una traición cercana, de las que duelen. Pero también implica un nuevo comienzo, sin mirar atrás y con la lección aprendida. Lo que creo que ha hecho Rubén Pozo. Espero que tenga mucha suerte y, de verdad, darle una oportunidad (Y no está dedicada a Leiva como contesto Rubén Pozo a la pregunta de Rubén Bravo). Un… (¿Qué sonido hacen los zorros?)… del Zorro Zorrero Dedicado a Cristina por ser la primera en comprarlo; a Rubén por soportar mi retórica; a Rafaela porque me encantó regalárselo; a Flor por darme el visto bueno y, por supuesto, al Lobo.


EXCREMENTO Joaquín Turrone es un excremento. Así se define el mismo: “orgulloso excremento de vida” poniendo en su boca este verso de un poeta de contenedor, a los que tanto admira. (Aclaramos que poeta de contenedor es aquel que sabe que sus poemas serán poco leídos y nada entendidos, esto es, poemas sólo útiles para acabar tirados a la basura o para, en un apuro, limpiarse con ellos el culo, una vez acabado el proceso de la defecación).

“Orgulloso excremento de vida”. Así se presenta a la gente desconocida cuando acude a presentaciones de libros de algunos de sus colegas. Turrone es de oficio escritor. Esta tarde hay una presentación: Primer poemario de Bartolomé Chincheta. Escritor joven, talentoso y de brillante futuro. Curiosamente el mismo apelativo que a Turrone y sus coetáneos, años atrás, impuso la crítica literaria: Es la generación que nos acercará definitivamente a la literavida , escribieron en sus textos acerca de él y sus compañeros de generación. Un reducido número de escritores con un común denominador: todos ellos eran marginales y marginados, excrementos de vida, que plasmaban en sus escritos sus delirios. Los llamaron neo reales: Carlos Cagarruta, Martín Menopausia y Joaquín Turrone. Con sus textos rompieron totalmente lo establecido. Aire fresco para el rancio ambiente literario de esos tiempos.

Fueron buenos años. Con la bendición de la crítica pudieron llegar a cierto sector del público que, en el caso de conseguir sus libros (éstos siempre se editaban en una muy corta tirada y en editoriales desconocidas), consideraban sus libros como objetos de culto. Cagarruta y Menopausia “desaparecieron” de la noche a la mañana debido al hambre literaria de Turrone. Una tarde fueron invitados por Turrone a pasar una velada en su casa, a fin de mostrarles el borrador de lo que comentaba como su obra definitiva. Acudieron a su vivienda a la hora fijada, prestos a ver a su colega, a quién admiraban. Fueron recibidos con extrema amabilidad por el anfitrión y su perro Garbanzo. Los sentó en dos sillones y los obsequió con sendas bebidas de alto contenido alcohólico…..con unas cuantas gotas de narcótico. (Fundido a negro). En unas horas consiguieron despertar. Ambos estaban maniatados, amordazados y…desnudos. Una cancioncilla insoportable sonaba una y otra vez en el musicasete :”Con la moda del destape, la gente se ha vuelto loca….” Se trataba de un hit musical de la época, perpetrado por Fernando Esteso. Ambos se miraron sorprendidos. Apareció Turrone totalmente desnudo…. -¡Soy el Capitán Tristeza y beberé vuestro néctar!-exclamó. Acto seguido practicó con ambos una felación brutal a dúo. Nada sorprendente para ellos, homosexuales ambos, obligados en aquellos oscuros tiempos a ocultar su orientación sexual. Pocos después, el delirio… Después de haber ingerido el semen de ambos sacó un proyector de Súper 8 y les explicó que quién fuese capaz de soportar dos pases seguidos de la película que iban a visionar saldrían de allí con vida. El film era “El ataque de las vampiras” de Jess Franco. Los secuestrados imploraban a Turrone, pero éste hacía oídos sordos. Les explicó detalladamente la sinopsis de la cinta, anécdotas del ro-


daje y detalles de cada escena. Antes de finalizar el primer pase, Cagarruta y Menopausia pedían encarecidamente morir. Turrone reía estentóreamente. Iba con un cuchillo afiladísimo en la mano. Garbanzo, a todo esto, dormía profundamente. -¡Viles escritores que despreciáis el arte! ¿Qué contienen vuestros podridos cerebros? ¿Qué ocultáis tras esas miradas? Vuestra muerte me alimentará. De ella saldrá la novela perfecta. ¡Escuchad esto escorias humanas! Será lo último que oigáis en vuestra puerca vida… Entonces les declamó, muy solemnemente, este poema de un aspirante, otro de esos poetas de contenedor:

fusión de mil y un cuerpos sin materia no quiero ver más infiernos sólo quiero poseer las certezas de tus iris Acto seguido se abalanzó sobre ellos y les clavó tropecientas veces el cuchillo hasta que se vio bañado en sangre de escritores. Había conseguido la savia necesaria para su obra definitiva. Sus cuerpos fueron despedazados e ingeridos por Turrone y Garbanzo. Nadie echó en falta a los dos desdichados (triste es la vida del escritor, más triste es su muerte). Turrone se dedicó febrilmente a escribir, y a escribir, y a seguir escribiendo. Apenas salía de su casa. Por fin, después de largo tiem-

po terminó lo que él consideraba su gran y definitiva novela. Pero nada fue como él pensó. Su supuesta obra magna fue siste máticamente rechazada por todas y cada una de las editoriales a las que la presentó. Nadie creyó en ella. Nadie le hacía caso. Lleno de rabia y dolor, herido en su ego, abandonó el país y emigró a Polonia, donde llegó a tener cierta notoriedad escribiendo novelillas de bolsillo, ora detectivescas, ora de ciencia-ficción, ora del oeste, nunca románticas, escritas bajo diferentes seudónimos: Zote Brote, Cat Brown, Fran Ziskito, etc.,… Regresó a España, hastiado de mediocridad. Y empezó poco a poco a volver a frecuentar el ambiente literario. Nadie lo recordaba. Nadie había leído sus libros. Un completo desconocido para los nuevos valores de las letras. Se siente con ganas de volver a ser el de antes. A reescribir su novela perfecta. Y será hoy, precisamente, cuando Turrone se presentará a Chincheta como un “orgulloso excremento de vida” y le invitará a tomar una copa en su hogar. Ya tiene preparado el material: un compact disc de El Payo Juan Manuel, un disco de Dvd de Karate a muerte en Torremolinos, de Pedro Temboury y una máquina de descargas eléctricas (los tiempos cambian). Esta vez Turrone está convencido de que su anhelada novela verá la luz. Chincheta le ayudará. Y si nadie le vuelve a hacer caso el auto editará su novela. Con un par. Anda que no hay basura editada por ahí. Auténticos excrementos literarios. (Como éste relato)

PEQUEÑO KEBRAN


Mi vida a 33 rpm

Hipnotizado por las cintas de colores Antonio Fonseca

Cuando llegué a la universidad yo no pensaba en las

asignaturas, ni en los créditos que tendría que superar. No pensaba en las asignaturas de Libre Configuración, ni pensaba en hacerme un futuro como gran investigador. Había pasado un montón de tiempo estudiando en el instituto, porque yo quería llegar a la universidad. Salamanca era una ciudad impresionante. Llena de mujeres y de bares. El primer jueves salí. Volví a casa el sábado por la tarde. Ese lunes no fui a clase. El martes me apunté a la tuna. La tuna era para mí el sueño cumplido. Se sucedieron las segundas matrículas. Y las terceras. Tenía que estudiar química. Estudiar química es muy útil. Puedes sintetizar MDMA. Y otras muchas cosas útiles. La fórmula de la ketamina iba grabada en mi laúd. La tuna me llenaba los días. Yo sacaba el tiempo para ir a clase y aprender lo importante. Aprobar esteroquímica me costó sólo tres meses. Yo sabía lo que hacía. Mi laúd era caro y llevaba detrás la fórmula de la keta. La de la zarpa era demasiado fácil. Los de primero sabían repetirla el segundo día de clase.


Las capas, las becas y las cintas representaban mi bagaje. Eran mi vida contada en colorines. Eran las marcas que habían dejado mis aventuras. Las noches sin dormir. Las chicas que se iban conmigo. Los gramos y gramos que cortaba en el piso que un compañero tenía alquilado. Llegué a quinto de carrera. Todos los otros cursos aprobados. Las noches infinitas. Todo el mundo sabe que químicas es muy difícil. Que no se puede hacer en cinco años. Yo tardé casi nueve. A las chicas les cantaba clavelitos. Y les llevaba clavelitos. Los cultivaba en la terraza del piso de mi compañero. Me los ponía en la boca y ellas los cogían. No tenía que hacer más. Cantaba muy despacio muy cerca de su oído. Ellas sentían cosquillas y se reían como tontas. Gané dinero muy rápido. Pero era un tuno. Mi abuela me lo llamaba de pequeño. Este es un tuno. También me decía beduino. Pero sólo cuando se enfadaba. Cuando era su nieto era un tuno. Un listo. Cuando el vecino vino a pegarme porque había estado besándome con su hija ella se reía. Es un tuno.

Y yo fui un tuno. Cintas de colores y capas. Panderetas y saltos. Colarnos en las bodas, en los bautizos. Cantar clavelitos. Cantar rondas a los tontos que se enamoraban. Nunca probé la ketamina. Mis amigos se volvían locos cuando se la metían. Yo quería ser yo mismo. O más yo. Tomaba cocaína. Y alcohol. El día que la vi ella se rió de mí. Odiaba a los tunos. Le canté lo mejor que supe. No sólo canciones de la tuna. Le canté canciones de Serrat. Le canté canciones de Mecano. Le gustaban mis canciones. Las cintas de colores volaban en el aire cuando tiraba la capa, cuando me desnudaba en las habitaciones alquiladas, en residencias de estudiantes, en sitios ajenos llenos de chicas jóvenes que iban a follar con un tuno. No sabían mi nombre. Sólo era un tuno. ¿Eres feliz? Es una mierda de pregunta para hacérsela a un tuno puesto de cocaína. Para hacérsela a un tuno que lleva mallas y una capa, que parece un superhéroe y es un superjunkie. Contigo soy feliz. Nunca la deje. Ni triste ni sola. Nunca he dejado de llevarle clavelitos. Nunca más hice keta.


Canciones del futuro pasado

miento, sin ninguna duda. Si os parece bien, os dejo la letra y ahora la vemos poco a poco: Por mi tripa (Aproximaciones, 2007)

Bill Rayos Beta Con Pereza hay una cosa que nunca tengo clara. Como grupo me gustan. Y mucho. Incluso cuando toca decantarme por uno de sus miembros, no hay dudas: Rubén Pozo por encima de Leiva. El “loser” rockero sobre la estrella prefabricada. Pero todos mis problemas vienen a la hora de elegir mis canciones favoritas, ya que lo único que consigo es un empate: 3 a 3. “Madrid”, “Pirata” y “Margot”, por parte de Rubén; y “Beatles”, “Violento amor” y “Por mi tripa”, de Leiva. Los que me conocen bien sé qué dirán que incluso estas tablas no son reales y que “Madrid” y “Pirata” tienen mucho más peso en mi corazón que el resto (y tienen razón, la verdad). Y por eso quizás les sorprenda que la elegida sea la que ocuparía el tercer lugar del ranking: “Por mi tripa” Y es que “Por mi tripa” es una canción que todo el mundo que haya salido de fiesta entenderá de sobra. Todo el mundo ha vivido lo que se canta; o conoce a alguien cómo el del que se habla; o incluso está utilizando estas páginas para hacerse una troncha como las que se intuyen. Porque “Por mi tripa” no habla de otra cosa que de cocaína. Como ya han hecho muchos músicos antes con mil canciones. Pero me gusta esta en concreto porque no la enaltece, sino que claramente la ataca. Y desde el pleno conoci-

No quiero estar ni un minuto más deshojando una verdad que nos mira a la cara de cerca y no se larga No quiero ser el que sabe más ni el que nunca falla detesto ser el que va detrás y te levanta Disimular, beberte el mar que sólo una miguita que no me da la gana que sólo si te invitan Mañana que hoy estoy fatal que a ti nadie te grita que lo hago porque corre tu sangre por mi tripa Y yo curo más que todo lo que puedas respirar vamos a frenar, confía brother sigue mi compás tu puedes todo y más Cambiar el mundo hablar de más enredar un poco controlar cada baldosa del baño del Siroco


Salir cada noche a matar hacer un par de rotos amanecer charlando con cara de locos

Hoy me he quedado pillado al verte me pareces otro pero eres el más grande eres un terremoto La fiesta, la noche, el alcohol y la zarpa han dado momentos de diversión descontrolada a miles de personas ¿Quién no se lo ha pasado de puta madre con sus colegas, unas copitas y unas cuantas rayitas? Poca gente creo que quede, la verdad. Pero este subidón tiene una cima que irremediablemente te lleva a una caída cuesta abajo. Y cada vez con mayor velocidad. Y eso se ve. Tarde o temprano alguien lo ve. Se da cuenta de que ese tiro no ha sentado como la última vez y que la cosa no va a mejor. Si a más, pero no a mejor. Pero las rayas están sobre la mesa y provocan un inquietante efecto hipnótico del que es difícil escapar.

pero has terminado poniéndote. Y llega el día siguiente y estás hecho polvo. El tabique, reseco entre grumos y costras. La cabeza, con el cerebro encogido ante la sobrenatural ingesta de alcohol. El cuerpo, destrozado por la falta de sueño y alimento. En definitiva, incapaz de soportar que alguien te diga la verdad de tu estado. Y quien lo hace es porque te quiere. Porque tu sangre, corre por su tripa. Porque esa persona te va a dar más de lo que puedas esnifar, tan solo tienes que creerla, confiar en ella, seguir sus consejos y recordar que hubo un momento en que esa mierda era innecesaria para pasarlo genial con la persona que te está ayudando.

Y a continuación viene la parte “genial” de la mandanga: ser el más listo, el que tiene una opinión para todo, el que nunca se calla… cuando realmente de lo que más sabe es de tarjetas sobre retretes de bares y las mil y una formas que tiene la puerta del baño de quedarse encajada para que nadie Pero en todas las pandillas hay alguien que se da cuenta de le distraiga. ello y lo dice, para ser inmediatamente tachado de exagerado Pero eso no te impide ser el rey del mambo, el que parte la y aguafiestas. Corta-rollos, como dirían otros. Pero es la única persona que conservará la calma y te ayudará al día siguiente, pana, el que se lleva a la nena y puede pagar la copa cara. Y en tu episodio depresivo. Hasta que se canse de hacerlo, cla- el que junto a sus compinches de bolsa, termina la noche a la hora de comer, arreglando el mundo como nadie podría hacerro (y esto se lo pueden preguntar a mil exnovias y exnovios). lo entre mandíbulas desencajadas y sonadas de nariz. Puedes intentar ocultarlo, pero los 15 cubatas que llevas Así pasan los días, y los meses, hasta que eres una somencima sin signos de ir castaña empiezan a indicar que algo bra de aquel que eras. Pero si quieres, podrás volver por tus raro pasa. Y puedes buscar una excusa barata: que si era una fueros, ser el terremoto que fuiste, porque hay alguien en puntilla, que si te ha invitado tal amigo que nunca ves, que tú quien tu sangre corre por su tripa. no querías pero que no te ha quedado otra… Lo que quieras,


Queridos Freaky amigos, hoy nada squirt, splash, ni Batman. Hoy portadas de verdad, de Interviú la revista que es el sueño de toda choni o concursante de Gran Hermano (si es que una cosa y otra no son la misma). En la primera vemos a Terelu en una foto más retocada que la golfa del instituto. Lo más natural de la portada es el color de pelo. En la segunda vemos a la preciosa Yola Berrocal con unos estilosos tirantes y unas desequilibradas masa en el pecho. Esto me hace replantearme la frase “con tetas todo es mejor”. Y pensar con tristeza en los amantes de las tetas sobredimensionadas. Para terminar tenemos una de las portadas más recordadas y vendidas de la revista. Todo el país se moría por ver desnuda a Marta Sánchez. Y la revista puso esta horrible portada donde no se veía nada de nada. El interior mejoraba mucho. Aunque mucho más ha mejorado Marta Sánchez. Dónde va a parar. Un buen splash! Para todos.


SUBTERFUGIO CRONTRACHAPADO Me dejas con los labios entreabiertos. Claro   que   me   tienes   todas   las   tardes   aquí.   A   tu  disposición. Con el alma herida y un consomé de so­ bre en taza blanco y platino. Con el dolor punzante  en las costillas después de la paliza de anteayer.  Ya sabes que por naturaleza  no soy violento. Sólo  verbalmente.   Me  gusta  morderme  la  lengua   y  sentir  la sangre caliente. Me gusta escupir dentro de los  edificios públicos y en las teclas de los ascenso­ res. Difuminar mi hálito creativo, espeso y chusco.  Aunque me tengas solo vienes cada tres días. Me de­ jas enganchado en una estrella de esas que te pin­ tas   en   la   comisura   de   los   labios.   Abres   tu   boca  grande y me besas con más ansias que fortuna. Siem­ pre te muerdo la boca por dentro. Y me encanta ver­ te enfadada. Te conocí una tarde decrépita de soles  amoratados.   Trabajabas   en   la   heladería   más   molona  de la esquina de la cuarta con la cincuenta y seis.  Me  recomendaste   sorbete   de  grosella   con  espuma   de  nata. ¡Quién diría que más tarde la robarías para  gloriosos   cunnilingus   jadeantes!   Me   trajiste   las  vueltas   con   una   mueca   aburrida   pero   te   ayude   a  echar la verja y te rocé indisimuladamente las nal­ gas. Fueron noches cálidas que sabían a té de menta  y lametones.  Yo me levantaba  tarde y trabajaba en  turnos de seis horas ensamblando pedidos de chismes  electrónicos para la exportación. Me echaron a las  seis semanas por robarte un e­book blanco con los  Cuentos   Crueles   de   Villiers   de   L'Isle   Adam   en   la  memoria interna. Tarde meses en aprenderme el puto  nombre. Luego vinieron las peleas. El hastío de los 

días fríos y las noches largas. Insomnio autoindu­ cido para mantenerme en duermevela a la mañana si­ guiente.   Te   echaron   del   curro.   Me   pegué   con   tu  jefe. Fue solo un puñetazo sonoro en la mejilla de­ recha. Yo, en cambio, sangré por la nariz, por la  boca, por la ceja partida y hasta por el alma. El  jodido gorila que cuida las cuarenta y dos mesas de  la elegante terraza no sigue las doctrinas del vie­ jo Gandhi. Ni la mamada gloriosa que me hiciste por  la   noche   para   calmarme   resulto   efectiva.   Ya   no  quieres chupar y eso es mala señal. Tu crees que no  me doy cuenta. Te apoltronas en mi desordenado es­ tudio y no quieres salir de la cama. Has empezado a  fumar esa mierda y das asco. La mitad del día con  los  ojos  entreabiertos   y  bebiendo   café  barato.   La  mitad de la noche fumada. Atrapada por las fumaro­ las casi volcánicas de marihuana de mala calidad y  metanfetamina adulterada. Un día viniste acompañada  de   escoria   de   más   allá   del   río.   Un   día   viniste  acompañada   y  me  partieron   una  costilla  después   de  una paliza a la altura del mismísimo Tyler Durden.  Ahora bebo consomé de sobre en taza blanco y plati­ no. Con el dolor punzante en las costillas después  de la paliza de anteayer. Me has dejado un whatsapp  muy mono con corazoncito y una carita triste.  Hoy  todo queda a la altura de un click. Un click para  olvidarte. Mientras dejo los labios entreabiertos.  Mientras la sangre fluye libre. Mientras escupo al  suelo y restriego las suelas gastadas. El corazón a  juego.

 


De ruta con Julio: Munich Más reciente no puedo tener este viaje porque data del pasado febrero. En él, a lo tonto, nos juntamos 12 personas prácticamente desconocidas (al menos en una proporción 6 a 6), que vivieron una de las mejores experiencias más agradables de sus vidas. Entre cervezas, como no podía ser de otra forma, nos fuimos presentando y conociendo en la T4 de Barajas un viernes 17 de febrero. Y un “rato” después, aterrizábamos en Múnich para recoger nuestras furgonetas de alquiler. Dudas, GPS el Allianz Arena a un lado… nos llevaron hasta el Creatif Hotel Elephant, ubicado a 5 minutos a pie de la Hauptbaahnhof, la estación central de trenes y centro comercial, lo que significa: “Has acertado de pleno. Elegiste un buen sitio, tío”. Recepción, maletas, tumbarse un poquito en la cama, y de cabeza al Café Bar Shakespeare, lo más cutre que te puedas encontrar en la zona pero que a nosotros nos hizo un apaño tremendo y a algunos los permitió aprender como brindar, es decir, chocando los culos de los vasos y no las “bocas”, que se rompen (Aparte de soportar a sus parroquianos salidos y salvajes). Al día siguiente y con una ligera resaca, primera ruta: los castillos Hohenschwangau y Neuschwanstein, cerca de la localidad de Füssen. Ahí tuvimos mucha suerte, porque pese a estar todo nevado, la temperatura se mantuvo por encima de los 0º y un radiante sol nos acompañó todo el día en una visita obligada si estás en Múnich. Ambos castillos son una flipada y os garantizo

que si no hicimos mil fotos, poco nos faltó. Si esto lo aderezamos con cervezas y salchichas, pues el plan perfecto, ¡Sin duda! Y así, “boquiabiertos” por lo que habíamos visto, vuelta a “casa” y a conocer el centro de Múnich, esto es, la Marienplatz, el centro geográfico y social, presidido por su imponente ayuntamiento y carrillón. Todo el camino hasta allí es alucinante, pero hay que reconocer que a llegar a la plaza, todos nos quedamos flipados ante su grandeza. Múnich estaba convirtiéndose en todo aquello que habíamos esperado y mucho más. Con una nueva resaca del Shakespeare y su permisividad para fumar nos levantamos el domingo. Desayunamos, algunos mejor y con más cabeza que otros (salchichas, curry y zumo de naranja es mala combinación, amigos) y tiramos directos a Salzburgo, en Austria. Una hora y media después, y pagados los 8€ de las autopista austriacas (tomad nota de comprar la pegatina de peaje antes de entrar al país), llegamos a una ciudad que todos esperábamos más bonita. Y aunque sí es chula, quizás el frío y la llovizna convirtieron en desapacible y gris. Eso sí, tiene sus fotos y sobre todo, el restaurante “Zum Wilden Mann”. Qué sitio más bonito, típico, acogedor, etc. ¡De lo mejor del día! De allí, cogimos una carretera de montaña para recorrer parte de los Alpes austríacos entre una fina pero persistente nevada con cuatro paradas en la cabeza. La primera de ellas fue St. Johann in Tirol, un alucinante y típico pueblo alpino. La nieve sobrepasaba el metro y medio sobre los tejados, y en las aceras en algunos puntos llegaba a superar los 2 metros. Os garantizo que era lo más parecido


a estar en una postal. De allí, partimos hacia Kitzbühel, una localidad con estación de esquí y una preciosa avenida con casas de colores. La siguiente ciudad fue Rattenberg, un contraste con las anteriores porque este es un pueblo medieval, quizás el menos bonito de los tres, pero donde tuvimos un momento de cerveceo en un pequeño bar mientras fuera no paraba de nevar, que es de los recuerdos más agradables que tengo del viaje. Más contentos y menos sedientos nos marchamos a Innsbruck (donde España jugó parte de la primera fase de la Eurocopa 2008), con el tiempo justo para cenar, dar un pequeño paseo y tener una idea genial: visitar, ya pasada la medianoche, Neustift im Stubaital, lugar de concentración de la selección en la citada Eurocopa. Toda una aventura de carreteras de montaña, pérdidas, peajes, policía y nieve, mucha nieve. Pero tuvo su recompensa porque estuvimos tomándonos unas cervezas en el Dorfpub, el lugar donde “La Roja” celebró la victoria después de ganar la final de Viena. En resumen, un día perfecto en el que volvimos a Munich pasadas las 4 de la mañana, con 500km a las espaldas, pero muy felices. El lunes lo dedicamos a pasarlo en Múnich y pudimos disfrutar de la celebración del carnaval. Parece mentira que una ciudad como esta, tan fría, pueda tener una festividad tan colorida y tan disfrutada en sus calles. La Marienplatz estaba a reventar y fue nuestro punto de encuentro después de separarnos para así poder comprar todos los típicos souvenirs. Allí se unió al grupo Jessi

Gauer, una chica alemana que nos hizo de guía de la mejor forma posible: llevándonos a beber. El primer lugar fue la conocida Hofbräuhaus, un restaurante enorme que presenta la imagen que todos tenemos cuando pensamos en el Oktoberfest y allí nos pusimos hasta arriba de “Maß”, jarras de un litro de capacidad que se beben como si fuera agua pero que no veáis como emborrachan. Así que con nuestra alegría cervecera nos marchamos al club Ampere (donde en pocos días tocarían nuestros amigos de Muchachito Bombo Infierno) y a continuación, a la hecatombe etílica: El bar Sausalitos. Cocktails gigantes y copas mortales que junto a lo que llevábamos acumulado de todo el día, hizo que acabáramos, como suele decirse, más pedos que Alfredo (algunas hasta con problemas para saber regresar al hotel). El martes, dado que nuestro vuelo salía por la tarde, lo aprovechamos para visitar durante la mañana los jardines del Palacio de Nymphenburg y el recinto de las olimpiadas de Múnich de 1972 (incluyendo, por supuesto, Estadio Olímpico y el Olypiaturm). Para terminar, lo más triste del viaje: el campo de concentración de Dachau, un lugar para sentir repulsa y vergüenza del ser humano. Y de allí, a devolver los coches de alquiler (por cierto, fijaos siempre que al entregároslos llevan la documentación, que si no luego te toca pagarla) y a la terminal de salida hacia Madrid. Atrás dejábamos 5 días de convivencia que daban paso a una fantástica y duradera amistad.

Dedicado a Rosi Q., Carmen, Pilar, David, Rosi C., Mariángeles, Jessi, Rafaela, Isra, Santi, Inés y Cristina


lo que el ciego no ve

Lágrimas en la lluvia Rob Flemming

Como todos los días había

pillado su dosis, deambulaba por la cuesta empinada de la Calle

Real, tenía escalofríos y temblores que sacudían su cuerpo,

necesitaba

pincharse cuanto antes. En un recoveco de la Calle La Plata se sentó, sacó su jeringuilla y la pasó por encima de la llama del mechero,

limpió la aguja con una esponjita empapada

en alcohol. Diluyó la dosis de reina y se la inyectó. Se recostó sobre el soportal, cerró sus

ojos y se olvidó de todo, se marchó a rincones de su mente donde nada le haría daño. --¿Estás bien ahora? --le dijo una voz.

--Sí, me encuentro mucho mejor, pero

¿dónde estoy? ¿Quién eres?

--No importa, tú relájate. Estas haciendo

un largo viaje. No te asustes.

--¿Eres Dios? Si es así, ayúdame estoy

desesperado, rescátame de este infierno. No aguanto más.


--No puedo, ya es demasiado tarde. Te

culos dorados a orillas de mares en calma.

estás muriendo.

He escuchado el llanto de mi hija al despertar

Dejo muchas cosas sin hacer –su angustia

tos momentos se perderán en el tiempo,

--No puede ser, ¿por qué tan pronto?

era evidente--. Quiero vivir más.

--No puedo hacer nada para ayudarte. Es

ley de vida que los seres que brillan más que

otros se consuman más rápido. Y tú, hijo mío, has brillado con una intensidad sin igual.

--Por favor espera, no quiero morir. Asumo

que soy mortal, pero tengo miedo. ¿Qué hay

y llorado al escuchar sus latidos… Todos es-

como lágrimas en la lluvia. Ahora es tiempo de morir.

Amanecía en Toledo el 17 de noviembre de 1999 y, en un pequeño portal del Casco histórico, en la Calle La Plata, se apagó su luz

poco a poco. Cuentan que a la persona que

encontró el cuerpo, le llamó la atención la ex-

al otro lado? –dijo resignado.

presión de su rostro: entre asombro e incre-

muerte. Acéptala. Prepara tu alma para lo

Mientras su alma se perdía por el boulevard

--Tranquilo, no puedes luchar contra la

inevitable.

--He visto amaneceres luminosos, crepús-

dulidad, con los ojos bien abiertos.

de los sueños rotos.~


Mi rincón exquisito Anita Sor da la Tapia

florence Jenkins the glory (?????) of the human voice

Descubrí a esta increíble mujer por casualidad y en seguida me di cuenta de que no era una persona como las demás. Florence nació en 1869 en Wilkes- Barre, Pennsylvania, en el seno de una familia acomodada. Desde muy pequeña mostró interés por la música pero desgraciadamente sus habilidades musicales no se correspondían con la pasión que demostraba por este arte. Su familia le desaconsejó en numerosas ocasiones que se dedicara a la música y es que Florence tenía muy poco sentido del oído y del ritmo, pero ella estaba totalmente convencida de su capacidad para convertirse en una gran soprano. Su padre no quiso apoyarla económicamente pero ella no se dio por vencida, se marchó a Filadelfia donde trabajó como maestra y pianista para ganarse la vida y poder luchar por su sueño. A la muerte de su padre heredó una cierta cantidad de dinero con la que pudo comenzar su carrera musical.


Fundó y financió The Verdi Club y pronto comenzó a dar recitales. Su fama se extendió como la pólvora, la gente iba a verla cantar sólo por pura diversión, de hecho, en la sala era habitual escuchar risas durante la representación pero ella seguía convencida de su grandeza. A menudo, en sus recitales, Jenkins solía hacer acto de presencia con fantásticos disfraces diseñados por ella misma. Los críticos siempre fueron despiadados con ella, la acusaban de masacrar y destrozar el trabajo de los grandes compositores. En 1943 el taxi en el que viajaba Florence sufrió un accidente. Tras recuperarse descubrió que podía

cantar un tono más alto de modo, que en lugar de denunciar a la compañía de taxis, le envió una caja de habanos al conductor. A pesar de todo, Jenkins era una persona muy apreciada y querida por sus amistades. Florence murió como había vivido, feliz y convencida de que era una gran artista a la altura de sopranos de renombre como Frieda Hempel y Luisa Tetrazzini. Y para terminar, nada mejor que hacerlo con una de sus frases más célebres con la que siempre respondía a las encarnizadas críticas de sus detractores: “La gente puede decir que no sé cantar, pero nadie podrá decir nunca que no canté” Discografía:

-The Muse Surmounted -The Glory (????) of the Human Voice -Murder on the High C´s


Noticiario SEXUAL MIDGET SEX

by jizzmaster zero LA FOTO DEL MES

¡OYE MI RUGIDO! Que la saga “Canción de hielo y fuego” es un éxito, ya lo sabíamos. Pero con lo que no contábamos es con que los cachondones Freaky Gamers “Revolución Babuina”, organizaran el encuentro “Juego de Gnomos”, donde con medir menos de un metro y tener ganas de ser más putero que el conocido Tyrion Lannister es suficiente. Así que nada, ¡A follar enanos se ha dicho! El viernes 22 en su sede.

MATURBACIÓN ¡VENGA A MOVER ESAS TETAS! Y es que todos no podemos resistir el impulso de pensar en una buena paja cubana cuando vemos esas mujeres de ubres gigantescas. Pues bien, la Asociación de Mujeres Promiscuas de Illescas nos invita a una maratón de cubanas el próximo día 27 en la Plaza de los leones. Único requisito el disponer de una verga que no se pierda entre la talla 150.

GAY ¡DAME DE BEBER! 6º aniversario del Partido Oso de nuestra localidad y para esta ocasión se han currado un bukkake antológico. Contaremos con la presencia de 10 de los más reconocidos actores gays para poder lefarlos tranquilamente todo el careto. Las inscripciones pueden ser individuales o en grupo, y lo único que se pide es alimentarse únicamente de zumo de piña durante 3 días ¡Splak!

¡JESSICA FOX NAKED! Al igual que el año pasado, no hemos podido convencer al nuestro querido Kebran para que nos volviera a enseñar su poderoso cimbel, una herramienta que además hemos podido averiguar da un toque particular al sabor de su repostería cuando se les estropea la batidora. Pero bueno, tampoco hay que alarmarse porque en esta ocasión os presentamos a Jacinto Fernández García, compañero y amigo del colegio que ahora se gana la vida como Jessica Fox, una de las she-males más admiradas del mundo “trans”. Y aquí lo tenéis en todo su esplendor, con una erección más que considerable (agradecemos el trabajo y disposición de nuestro colaborador Rubén Bravo, siempre dispuesto a echar una mano). Al contrario de lo que podáis imaginar, pese a su femenina Apariencia, Jacinto/Jessica es todo un penetrador y por su ojete apenas pasa el bigote de una gamba. Su show consiste en colocar a 5 tíos en fila, para reventar sus esfínteres brutalmente, terminando con una pringosa eyaculación facial sobre el maromo que le haya mostrado mayor resistencia anal. Por ello, si os veis alguna vez la situación de ser enculados por Jacinto, os recomiendo relax total porque su dieta de pan con ajo no es lo mejor para el sabor de su esperma



Creatura Junio 2012 Bizarro