Page 1

16 de Febrero, 19:00h Teatro Circo Price Ronda de Atocha, 35 Madrid


¿Como está tu vida sentimental? Comprueba cómo está tu vida sentimental resolviendo este sencillo test. Marca con una X si tienes alguno de estos síntomas: DIFICULTAD PARA COMUNICARTE COMPLEJOS DIFICULTAD PARA PERDONAR TE SIENTES SOLO/A TUS RELACIONES SUELEN SER CORTAS BAJA AUTOESTIMA SIGUES ENAMORADO/A DE TU EXPAREJA

¿Cuál es, del 1 al 10, tu nivel de felicidad? Rodea el número con un círculo. 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

¿Qué harías para ser feliz en el amor? Marca con una X POCO MUCHO TODO

Seguramente, contestando a este pequeño test habrás comprobado que hay muchas cosas que podrían ir mejor en tu vida sentimental. Descubre la verdadera felicidad sentimental participando de este evento. Conoce todo sobre The Love School en las últimas páginas del periódico.


“Lo que yo pasé no se lo deseo a nadie”

Enero 2013 · Edición XXI

Ana María estuvo envuelta en una filosofía religiosa durante más de diez años. Dejó de creer en todo y solo trataba de buscar una felicidad que cada vez se encontraba más lejos de ella. Pág. 6

VISITA a la cárcel

Familia Unida, a través del proyecto RAHAB tuvo la oportunidad de dar asistencia espiritual a varias mujeres de un centro penitenciario de la Comunidad de Madrid. Pág. 7

sobreviviendo con

300 euros al mes La situación de Cintya era muy complicada. Con su marido en paro y con el sueldo que aportaba ella, la única posibilidad que le quedaba era la de vivir con su hermana. Pág. 3

“Perdí la ilusión

de tener paz en casa” Durante muchos años, Ruth tuvo muchos miedos, tristeza, inseguridad y desánimo. Pág. 5

Mi mujer...

¡FUE CURADA DE VIH!

Tras el embarazo de la esposa de Iván y a través de unos exámenes rutinarios, descubrieron que ella tenía VIH.. En aquel momento, Iván no sabía qué hacer, fueron los días más difíciles de su vida, y llegó incluso a pensar en quitarse la vida. Pág. 4

“al día siguien a españa enco


2 // Sumario Nota de la

redacción Superar… en 1ª persona Cada caso seleccionado, y que figura en esta 21ª edición del periódico, fue cuidadosamente escogido, estudiado y confirmada su veracidad; porque eran los “rechazados” por la sociedad, los casos perdidos, los “irrecuperables”, y su voz tenía que ser escuchada para que otros millones de personas también puedan hacerse oír en el futuro. Portadores de cánceres mortales, criminales, traficantes, adictos, asesinos… todos estaban condenados, pero todos contrariaron el rótulo que les habían atribuido: “Ya no hay nada que hacer…”

bispojulio.com

“Perdí la ilusión de tener paz en casa” Durante muchos años, Ruth tuvo muchos miedos, tristeza, inseguridad y desánimo Pág.5

“YO ERA ASÍ…”, es el comienzo de cada historia de cambio de vida y, por eso, ningún otro nombre sería más adecuado para esta publicación.

“¡No tenía ni ilusión por vivir!”

Pero vamos a los hechos, ¿qué tenían o qué hicieron estas personas? En algunos casos, ni tenemos que contarle la historia, pero… ¿qué tenían de especial para que su caso específico contrariase a las expectativas? La respuesta es sólo una: ¡NADA! Sí, nada… porque el cambio no se debió específicamente a ellas, sino a lo que ellas hicieron cuando se encontraron ante la oportunidad de su vida y ¡ACTUARON! La puerta siempre estuvo allí, ellas, solamente pasaron por ella sin prejuicios y recibieron consejos prácticos e inteligentes para SUPERAR su condición.

Para Martha su vida no tenía sentido, se sentía sola y, a menudo, lloraba sin razón. Pág. 6

visita a la cárcel

Familia Unida, a través del proyecto RAHAB tuvo la oportunidad de dar asistencia espiritual a varias mujeres de un centro penitenciario de la Comunidad de Madrid. Pág. 7

Ficha Técnica

Edición XXI – 2013 Producido por: Grafiarte Cultural, S.L.U. Calle Carpesa, 18 - 28024 (Madrid) Tel.: +34 91 467 87 46

Distribución Gratuita Todos los derechos son reservados. Ninguna parte del contenido de esta revista podrá ser reproducido, copiado o transmitido, sea electrónicamente, manualmente o a través de cualquier otra forma, sin que tenga una autorización, por escrito por parte de esta entidad.


Finanzas // 3

Sobreviviendo con

300 euros al mes La situación de Cintya era muy complicada. Con su marido en paro y con el sueldo que aportaba ella, la única posibilidad que le quedaba era la de vivir con su hermana.

“A

ntes de conocer Familia Unida, me encontraba en una situación económica desesperante. Mi marido estaba en

Mi jefa me humillaba

y esclavizaba diariamente el paro y yo trabajaba limpiando una casa por 300 euros al mes. No tenía contrato, ni papeles, y la dueña de la casa me humillaba y esclavizaba diariamente. Con el sueldo que ganaba no me llegaba ni para pagar la habitación, por lo que tenía que vivir con mi hermana de favor, con su familia, en un piso pequeño y frío. Ya no aguanté más esa situación y decidí dejar el trabajo, a pesar de que ese sueldo, era lo único que teníamos para mantenernos

mi marido, mi hija y yo. En esa misma semana, en la vigilia del 23 de noviembre, cogí el sobre de la Hoguera Santa, y aunque aparentemente no estaba en condiciones para sacrificar, fui en mi fe. Dios honró mi actitud y al día siguiente, me llamaron para trabajar en un restaurante, donde me van a hacer el contrato para poder

Tenía que vivir de favor con mi hermana sacar mis papeles y donde gano diez veces más que en el trabajo que dejé y además, he podido alquilar un piso para mi familia y para mí, cerca de la iglesia” Cintya Feitosa - Vitoria


4 // Salud

¡Fue curada de VIH! E l virus de inmuno deficiencia humana (VIH) ataca directamente a las defensas del cuerpo, debilitando el sistema inmunitario hasta convertirlo en vulnerable a gran número de infecciones. Es una enfermedad incurable, y los tratamientos conocidos actualmente contra esta enfermedad, sólo consiguen mantener viva a la persona algo más de tiempo, pero no logran la cura de ésta. Esta enfermedad estuvo presente en la vida de Iván García, que tras la muerte de sus padres dejó de asistir a Familia Unida, creyendo que la muerte de ellos era un castigo de Dios. Durante el tiempo que siguió con su vida, aparentemente todo le iba bien, tenía un matrimonio feliz y su esposa Lizbeth quedó embarazada. De un momento a otro, cuando pensaba que nada peor que la muerte de sus padres podía pasarle, en unos exámenes rutinarios a su esposa, los análisis revelaron que tenía VIH. Iván nos cuenta que cuando se enteró, no sabía qué hacer, y fueron de los días más difíciles de su vida, hasta llegó a pensar en quitarse la vida. Pasando por esta situación tan dura, se acordó de lo que había en Familia Unida y decidió regresar, porque

ya no sabía qué más hacer y estaba desesperado. Allí sus ojos fueron abiertos y entendió que solamente Dios podía hacer un milagro para cambiar esa situación. Cuando volvió, estaban hablando sobre la Hoguera Santa de Israel y decidió participar, obedeció las

Al enterarme llegué a pensar en quitarme la vida orientaciones e hizo todo lo que tenía que hacer, sacrificando su voluntad. Él y su familia, entregaron sus vidas en las manos de Dios, y además, él se propuso ser fiel diezmista. Se dio cuenta de que Dios no estaba castigándole, sino que, al contrario, quería darle una nueva vida, un nuevo comienzo. “Cinco días después de haber regresado a Familia Unida determinado a empezar toda su vida de nuevo, fuimos a hacer las pruebas nuevamente y los resultados determinaron que ¡el VIH había desaparecido por completo!”, relata. Iván y su esposa consiguieron una nueva vida juntos, y esperan una hija que tendrán en unos pocos meses, totalmente sana, gracias a la manifestación del poder de Dios en sus vidas Iván y Lisbeth


Familia // 5

“Perdí la ilusión de tener paz en casa” rabia contra nosotros, y yo me refugiaba en Dios y en mis estudios, hacía todo lo posible por hacer trabajos fuera de casa, porque mi madre me llamaba de todo, con palabrotas durísimas. Cuando mi padre vino a España, todos habían dejado de ir a la iglesia, yo era la única que aún iba, y fue una lucha, ya que las peleas en casa aumentaron, me humillaban, me hacían sentir menospreciada, y me insultaban porque no querían que fuera a la iglesia. Un día exploté y me enfrenté a mi madre, ella se enfadó tanto que pude ver el odio en

antes

Los problemas con mi madre en casa, influyeron negativamente en mi personalidad, tenía miedos, tristeza, timidez, inseguridad y desánimo, sólo Dios me ayudó para no llegar a odiarla y poder perdonarla por todo.

“A

ntes de llegar a Familia Unida, mi vida familiar estaba destruida, solo había gritos, peleas entre mis padres, malos tratos, insultos e incluso golpes. Aparentemente había nacido en un seno cristiano, mi familia iba

a la iglesia evangélica, sin embargo, mis 3 hermanos vivían peleando, sólo Dios sabía lo que sucedía dentro de casa. A los 11 años, ya había perdido la ilusión de tener paz en casa, y cuando mi madre discutía con mi padre, descargaba toda su

Mi madre me dijo: ‘Cállate, tengo ganas de matarte’ su mirada, cogió un cuchillo de la cocina y me dijo: “Cállate, tengo ganas de matarte”. Llorando, cogí su mano con el cuchillo y la dije: “Mátame porque ya estoy harta, así no quiero vivir.” Ella se quedó mirándome y soltó el cuchillo, yo me fui llorando a mi habitación. Se me pasaron muchas cosas por la cabeza, estaba cansada de todo. Mis hermanos se preocuparon mucho por mí, porque fue la primera vez que me vieron en ese estado, aunque no fui la única que estaba así, ya que todos en casa vivíamos ese infierno, se había perdido totalmente el respeto entre todos. Cuando mi madre no peleaba conmigo, era con otro en casa y así sucesivamente, hasta que vinimos a España. Los dos primeros meses fueron increíblemente positivos, sin embargo, poco después, comenzaron las peleas de nuevo. Mi madre empezó a tener celos de mí y de mi padre, porque yo le contaba a él mis cosas, aparte de ser padre e hija éramos amigos.

Estaba totalmente enloquecida, gritaba sin ninguna razón, recuerdo cuando íbamos al supermercado, me tiraba productos por la cabeza, me gritaba, me avergonzaba en todos los lugares, hasta en la calle, vivíamos un verdadero infierno. Hasta que un día le dije llorando a mi padre: “Busca una iglesia, por favor, ya no puedo más.” Faltaba un mes para que cumpliese 18 años, y a través de la radio, escuchando los testimonios, mi padre nos llevó al Centro de Ayuda Familia Unida. El primer día que fuimos a Familia Unida fue un domingo por la mañana. Nuestra familia llegó completamente destruida, sólo Dios me ayudó a no tener odio de mi madre, aunque inconscientemente había influido negativamente en mi personalidad, tenía muchos miedos, tristeza, timidez, negatividad, inseguridad, desánimo, y mucho dolor en mi corazón. Con el atendimiento que recibí, y participando de las sesiones de miércoles, viernes y domingos fui muy ayudada. No fue fácil, pero me fui liberando poco a poco. Me hice diezmista, me bauticé en la aguas, participé de la Hoguera Santa, e hice mi sacrificio espiritual y material. Dios me contestó y ahora soy otra Ruth. Estoy totalmente transformada, nacida de nuevo y bautizada con el Espíritu Santo, soy evangelista, colaboradora, profesora de la EBI y auxiliar del grupo joven, mi familia está completamente transformada, mi madre se liberó de todos los traumas y odio del pasado. Ahora puedo decir que además de ser madre e hija somos amigas. Mi padre es un hombre de Dios, se respira paz por todos los rincones de mi casa, el matrimonio de mis padres es otro. Terminé mi carrera de Auxiliar de Enfermería, estoy estudiando Educación Infantil y tengo ingreso libre a la Universidad ¡Mi familia y yo estamos felices!” Ruth Calampa - Mallorca


6 // Equilibrio Interior

“¡No tenía ni ilusión por vivir!”

“A

ntes de llegar a Familia Unida, mi vida no tenía sentido, me sentía sola y lloraba sin razón. A veces, iba andando por la calle como un zombie y de repente, me ponía a llorar desconsoladamente. No tenía ni ilusión por vivir, porque estaba sola en España y además no tenía papeles. Aunque trabajaba, mi jefe no quería hacerme un contrato, y vivía en una habitación. Además tenía insomnio y un montón de pensamientos negativos. Pero un día, un conocido me habló de Familia Unida y decidí ir

para probar si era verdad todo lo que me contaba. Empecé a asistir a las reuniones y poco a poco, con la ayuda del pastor y sus orientaciones me fui encontrando mejor. Me hice fiel diezmista y ofrendante y en un mes, mi vida cambió por completo, como del agua al vino. Mi jefe finalmente me hizo contrato y pude obtener mis papeles, y además, me dio una habitación para vivir con ellos. La depresión desapareció totalmente y ahora soy una mujer alegre y feliz. ¡Dios cambió mi vida!” Martha Lucía Díaz - Vitoria

“Lo que pasé no se lo deseo a nadie”

“A

ntes de participar de las reuniones de Familia Unida, me envolví en una filosofía religiosa en la que participé más de diez años. Estaba siempre buscando la felicidad, el amor y la serenidad que hacía mucho tiempo que no tenía. Ya no creía en Jesús, ni en Dios, y mucho menos en el mal; pero, hacía más de un año que el mal estaba trabajando en mi vida y quien estaba cerca de mí sabe lo que pasé, y no se lo deseo a nadie. Un día me invitaron a participar en una reunión de Familia Unida, y a partir de ese momento mi vida cambió. Entonces, llegué a una conclusión: “¡Dios existe!”. Desde el momento en que empecé a asistir a Familia Unida,

hace unos 6 meses aproximadamente, ¡todo fue diferente! Ahora puedo decir que soy feliz” Ana María F.


Obra Social // 7

Visita a la cárcel

E

l estado de reclusión es sinónimo de marginalidad y aunque en los centros de internamiento se luche por la reinserción en la sociedad, todo apoyo es casi siempre insuficiente. Familia Unida a través del proyecto “Rahab” está dando asistencia espiritual a quienes buscan una salida. El anhelo de estas personas es quedar en libertad y recibir una segunda oportunidad, aunque son conscientes de que su problema es más grave de lo que aparenta. En su mayoría reconocen que necesitan ayuda para no volver a cometer los mismos errores que les llevaron a esa situación y justamente es en ese punto, donde hemos podido intervenir,

mostrándoles que hay una salida para las drogas, la delincuencia, la prostitución, y/o los robos que han formado parte de sus vidas. Las internas nos acogieron con especial alegría, y han agradecido la posibilidad de participar en la reunión práctica e inteligente. Desde que realizamos este trabajo varias internas han salido de la cárcel, y se han personado en las dependencias de Familia Unida donde han empezado una nueva vida. Agradecemos a todos los que han patrocinado este trabajo, ya que nos dan sustento para ayudar a los más necesitados


8 // Casos Perdidos

FRECUENCIA JOVEN: Es una Asociación Juvenil cuyo objetivo es el de llevar un mensaje de vida y esperanza a la juventud. Realizamos un trabajo intenso, en donde personas comprometidas se dedican a orientar a centenas jóvenes que llegan a este grupo diariamente…

Con la muerte de su hija, perdió las ganas de vivir Todos estos problemas hicieron que el Sr. Segundo se volviera una persona amargada

C

omo padre, el Sr. Segundo sintió un dolor muy grande al enterarse de la muerte de su hija. A raíz de esto, se convirtió en un hombre sin ganas de vivir, triste y cayó en una fuerte depresión. Don Segundo lloraba todos los días, el dolor que sentía dentro de sí era inmenso. Además de su interior, también estaba mal físicamente, porque al hacer fuerza en su trabajo se fracturó los dos brazos y se lesionó. A pesar de que las fracturas sanaron, él seguía sintiendo mucho dolor, no podía levantar los brazos, tenía la columna desviada y no podía hacer ningún esfuerzo, su tormento duró casi 5 años. Como tenía que mantener a su familia, siguió trabajando, pero cuando llegaba la noche era imposible poder dormir

debido al dolor. Los médicos le recetaban calmantes que le aliviaban momentáneamente, pero después el dolor continuaba. Todos estos problemas hicieron que el Sr. Segundo se volviera una persona amargada, con un carácter inaguantable, discutía día y noche con su esposa y tenía la vida destruida en

todos los aspectos. Siempre le habían invitado a Familia Unida, pero nunca había aceptado ir, pero un día y debido al dolor que llevaba dentro de sí, aceptó ir. Desde el primer día, vio un cambio en su interior, tenía paz, estaba más tranquilo, en fin, ya era diferente. Cuando vino la Campaña de Israel, de-

cidió sacrificar para ser curado, y días después de haber sacrificado y tras 5 años de dolor y sufrimiento, ¡fue curado! Hoy, el Sr. Segundo nos cuenta que su vida está totalmente transformada, que su matrimonio es estupendo, y que ha logrado tener paz, que es algo que no conocía Segundo - Valencia


Cómo llegar al Teatro Circo Price

DIRECCIÓN

Ronda de Atocha, 35 Madrid 
 CÓMO LLEGAR Metro: Lavapiés (L3) , Embajadores (L3) y Atocha
(L1) Tren: Embajadores (C5) y Atocha
 Autobuses: 27, 34, 36, 41, 119, C

Aparcamiento exclusivo espectadores c/ Sebastián Elcano, 25

Para más información acuda a su centro de Familia Unida más cercano o llame al: 91 539 26 18

www.familiaunida.es www.teatrocircoprice.es


Para más información contacte con nosotros: 91 539 26 18

Goiânia

fortaleza

londres

manaUs

Edición Nº 21  

Yo era Así

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you