Page 1

español | english | français [HOJA DE SALA]

[01 SALÓN DE RECTORES]

UN RINCONCITO DE ÁFRICA EN VALLADOLID LOS MATERIALES En la creación artística africana se han empleado tradicionalmente gran diversidad de materiales en su mayoría de origen natural. La madera es el más frecuente, mientras que la piedra es poco habitual. Con el bronce y el latón se fundían esculturas utilizando la técnica de la cera perdida, y en hierro se fabricaban armas, herramientas y objetos domésticos. Los tejidos normalmente son realizados por los hombres, utilizando fibras vegetales (lino, yute o rafia), algodón, seda y lana. Son las mujeres, sin embargo, quienes se encargan de la decoración mediante bordados o aplicaciones.

Los textiles, además de cubrir el cuerpo, son símbolo de prestigio social, económico o ritual. Los de mayor calidad son los realizados por los Kuba (República Democrática del Congo) y los Ashanti (Ghana). Destaca igualmente la profusión de cuentas de vidrio, caurís y otros tipos de conchas, plumas, moluscos, semillas de distintas especies..., para la realización de collares, pulseras, tobilleras o cinturones. Estos objetos, además de un carácter ornamental, son igualmente símbolo de distinción social. Sin embargo, parece que el material más antiguo es la arcilla, conocida ya en el siglo IX a. C. La tierra se recoge en las orillas de los ríos y con ella se forman pellas. El modelado de la pieza se realiza a mano, sin utilizar el torno.

Escultura de altar vodú. Cultura Yoruba [Nigeria]

La más habitual es la técnica de los “churros”, consistente en superponer largos cilindros de arcilla. Después, se decora mediante incisiones, motivos en relieve o aplicación de color con pigmentos vegetales y minerales. Tras unos días de secado, los objetos se cuecen en fosas al aire libre.

¿PARA QUÉ SE UTILIZA LA CERÁMICA AFRICANA? La mayor parte de la producción cerámica en África negra se corresponde con la alfarería doméstica. Se trata de recipientes empleados para preparar o almacenar productos, como: tinajas (con las que se transporta el agua), jarras (para cerveza, agua o vino de palma), graneros, recipientes medicinales, cuencos, platos, etc. Pero además existen objetos de carácter mágico destinados a ceremonias o rituales diversos. En ocasiones repiten las formas de los anteriores, pudiendo llegar a confundirse, pero en otros casos son piezas figurativas, tanto antropomorfas como zoomorfas. Entre los rituales en los que se empleaban destacan los de carácter funerario. Así, tras el fallecimiento de una persona relevante de la comunidad, se levantaba en el lugar de su entierro, un altar funerario en el que se depositaba una figura


que serviría para preservar su memoria. Aunque no pretenden ser retratos, se representa al difunto con sus rasgos más característicos (peinado, tatuajes, escarificaciones...) o elementos que indiquen su función y nivel social (bastón de mando, armas, joyas, etc.). Las esculturas figurativas pueden estar destinadas también a otro tipo de rituales como los de iniciación (que marcan el paso de la infancia a la adultez); los curativos; de fertilidad; los agrarios (para lograr buenas cosechas); rituales de adivinación y brujería; o el culto a dioses y héroes míticos.

EL CASO PECULIAR DE LOS JINETES A CABALLO Jinete. Cultura Ségou [Malí]

Este tipo de representaciones resultan excepcionales en el arte africano. La razón es la difícil supervivencia de los caballos en la zona subsahariana debido a la insuficiencia de agua, a la malaria y, sobre todo, a la picadura de la mosca tse-tse. Su propiedad estaba por eso reservada a aquellos que ostentaban un poder económico, político o militar dentro de la comunidad, convirtiéndose en un signo de majestad y de riqueza. Al mismo tiempo, el caballo podría aludir a la victoria del espíritu sobre los sentidos, siendo símbolo de elevación espiritual. Parece que estas esculturas eran modeladas para ser depositadas en los altares funerarios. Llama la atención la semejanza de rasgos entre el animal y su montura, reflejo de la simbiosis que se llega a producir entre ambos: el rostro es semejante, portan los mismo collares, repiten escarificaciones... El conjunto de seis jinetes exhibido en esta sala resulta, por tanto, excepcional por su rareza y por su elevado número en relación con los que se pueden contemplar en otras colecciones europeas.

ANIMALARIO Entre las temáticas de las terracotas, una de las más frecuentes es la representación de animales. Así, en el arte africano existe una gran variedad de objetos que o bien están decorados con figuras animales o son zoomorfos. Tal es el caso de: máscaras, remates de bastón, esculturas y altares portátiles, amuletos, adornos para el vestido y objetos útiles como copas, saleros, cucharas o taburetes. Entre los animales más representados (aunque en ocasiones resultan difíciles de identificar) figuran el antílope, el camaleón, el cocodrilo, el búfalo, los peces, el elefante, el león, la jirafa o el perro. Pero entre todos ellos destaca la serpiente.

En la mayoría de las culturas la SERPIENTE es símbolo de fecundidad por su forma fálica y por sus ondulaciones (que recuerdan a los meandros del río del que depende la vida de la comunidad). Otras veces simboliza la inmortalidad por la regeneración que sugieren sus mudas de piel. Serpiente. Cultura Djenné [Malí]

HAZ FOTOS DE NUESTRAS PIEZAS Y COMPÁRTELAS EN @Fundarellanouva (#Africainspira) Colección de arte africano Arellano Alonso de la Universidad de Valladolid Plaza de Santa Cruz, 8. 47002-Valladolid 983 184 530 fundacion.jimenez-arellano@uva.es

www.fundacionjimenezarellano.com /fundacionarellano @fundarellanouva

Profile for Fundación Alberto Jiménez-Arellano Alonso

Hoja sala rectores español  

Hoja sala rectores español  

Profile for fajaa
Advertisement