Page 1

español | english | français [HOJA DE SALA]

[02 SALA DEL RENACIMIENTO]

COLECCIÓN DE TERRACOTAS DE ÁFRICA SUBSAHARIANA La colección de escultura en terracota de la Fundación Arellano Alonso es una de las más excepcionales de toda Europa, tanto por el número como por la relevancia de las culturas que incluye. Los pueblos presentes en ella se localizan en las cuencas de los ríos Níger, Congo y sus afluentes, lugares donde era fácil encontrar la materia prima: el barro. Los fondos se complementan con algunas obras de la zona oriental del continente, en concreto Tanzania y Etiopía. La distribución de las piezas expuestas en la sala sigue ese mismo esquema. El conocimiento de estas culturas es reciente, hallándose los primeros vestigios a comienzos del siglo XX, normalmente de forma casual, mientras que las excavaciones arqueológicas con criterios científicos son posteriores y escasas. Esto, unido a que lo que prima en esta zona es la tradición oral, ha provocado una gran pérdida de información que habría ayudado a contextualizar la fabricación de las obras y a sus creadores. El resultado es el desconocimiento del origen y la estructura social de la mayoría de los pueblos. Para la datación de las piezas se realizan ANÁLISIS POR TERMOLUMINISCENCIA, que permiten determinar la fecha de la última cocción de una cerámica datando los cristales de feldespato y de cuarzo de la arcilla con un margen de ±20% años.

CULTURAS EN LA CUENCA DEL RÍO NÍGER En el valle del río Níger se localiza el mayor número de pueblos, de hallazgos y de estilos diferentes. En Nigeria en concreto, se documenta la cultura más antigua del occidente de África: los Nok (s.VII a.C.-s.IX d.C.), autores de las primeras esculturas figurativas en terracota de esta zona. No muy lejos, los Sokoto y los Katsina (s. V a.C.-s. VIII d.C.) realizaron obras en barro de rasgos semejantes pero con piezas menos variadas, más sencillas y no tan ambiciosas. A partir del siglo XII, y también en Nigeria, mientras Europa estaba sumida en la Edad Media, se desarrolla un refinado “arte de corte” vinculado al reino de Ife y al antiguo reino de Benín, con idealizadas imágenes destinadas a glorificar a sus reyes. El clasicismo y elegancia de las cabezas de Ife es tal, que llevó a pensar en principio que eran obra de griegos y no de africanos. En el caso de Benín, la mayoría de las piezas eran fabricadas en bronce, de forma que el hallazgo de terracotas, como la expuesta en esta sala, resulta excepcional. En Malí, se desarrollaron entre los siglos X y XVII, cuatro importantes culturas que utilizaron la terracota. Se trata de los Ségou, Bankoni, Tennenkou y, sobre todo los Djenné, cuyas obras sorprenden por la variedad iconográfica, la diversidad de posturas e incluso por lo que parece ser el reflejo de estados de ánimo. Níger fue la tierra donde habitaron los Dori y los Bura (s. III-XVII), practicantes de sofisticados rituales de inhumación, por lo que el grueso de su producción es de carácter funerario. Mientras, en Ghana se asentaron los Komaland (s. XIII-XVII) de los que sólo se han recuperado pequeñas figuras que al parecer sirvieron de ajuar en túmulos funerarios; y los Ashanti (s. XVI), autores de cabezas en terracota también vinculadas a rituales funerarios.


Itinate. Cultura Cham/Longuda [Nigeria] Jarra. Cultura Mangbetu [RDC]

Entre las culturas más recientes asentadas en Nigeria (s. XVIII/XIX) figuran los Cham/Longuda, con sus llamativos recipientes para rituales de curación: el chandu revela al médico tradicional la dolencia del paciente y el itinate le cura. En el caso de los Jukun se sabe poco de su producción cerámica, siendo la pareja expuesta en la sala (padres ancestrales de la comunidad) la única conocida hasta el momento. En Nigeria, también se localizan los Yoruba, los Igbo, los Tiv o los Mambila. Mientras los Agni (creadores de pequeñas cabezas masculinas) habitan entre Ghana y Costa de Marfil; y los Ewe, con sus dioses vudú, se reparten entre Togo, Benín y Ghana.

LOS PUEBLOS DEL VALLE DEL RÍO CONGO En esta zona del continente se desarroilló igualmente un interesante arte cortesano de gran riqueza, obra de pueblos que continúan viviendo en su mayoría en la actual República Democrática del Congo. Así ocurre en el reino Luba (s. XVI), cuyas creaciones influirán directamente en las de sus vecinos Chokwe (s. XVI). Estas obras, vinculadas al poder, se repiten entre los Bakongo (s. XV) (caracterizados por la expresividad de sus figuras), los Azande (s. XVI) y los Mangbetu (s. XVIII), quienes realizan sus producciones más interesantes ya comenzado el siglo XIX. Las terracotas mangbetu combinan utilidad y belleza: son jarras, pero antropomorfas y ricamente decoradas. La forma de la cabeza, con dolicocefalia, refleja la auténtica de las mujeres y hombres mangbetu, puesto que en su infancia son vendados para que al crecer el cráneo se deforme y alargue. Esa sensación se potencia con el elevado peinado. Adornan además su piel con escarificaciones y tatuajes que cubren el rostro y el cuerpo, lo cual se reproduce también en las vasijas.

Las CEREMONIAS DE INICIACIÓN marcan el acceso a la edad adulta de los niños. Recluidos en las afueras del poblado, los chicos aprenden los mitos y tradiciones de su comunidad, mientras que las chicas son instruidas en los secretos de la maternidad. El aprendizaje culmina con una prueba física (la circuncisión para los niños y la escisión para las niñas), tras la cual regresan a sus casas en medio de las danzas de las máscaras.

ÁFRICA ORIENTAL Repartidas en la zona central y oriental del continente, se desarrollaron otras civilizaciones cuyas manifestaciones artísticas han tenido menos transcendencia. En Etiopía, por ejemplo, habitan los Falasha (s. XVII), conocidos como “judíos negros”, cuya producción escultórica se relaciona fundamentalmente con sus creencias religiosas. Mientras, en Tanzania, residen los Paré (s. XIX) cuyas figuras, utilizadas en las ceremonias de iniciación de los jóvenes del poblado, presentan la peculiaridad de estar envueltas por un tejido que deja traslucir la forma del cuerpo.

HAZ FOTOS DE NUESTRAS PIEZAS Y COMPÁRTELAS EN @Fundarellanouva (#Africainspira) Colección de arte africano Arellano Alonso de la Universidad de Valladolid Plaza de Santa Cruz, 8. 47002-Valladolid 983 184 530 fundacion.jimenez-arellano@uva.es

www.fundacionjimenezarellano.com /fundacionarellano @fundarellanouva

Hoja de Sala Renacimiento (español)  
Hoja de Sala Renacimiento (español)  
Advertisement