Issuu on Google+

O.J.D.: 243260

Fecha:

E.G.M.: 1219000 Tarifa: 46720 €

Sección: CULTURA Páginas: 47,48

AGUJAS MAESTRAS Las dos grandes casas de moda firman un fascinante pulso en las pasarelas de París

Rabanne planta cara a Chanel en París RAQUEL VILLAÉCIJA / París Especial para EL MUNDO

Un arrollador Paco Rabanne le plantó ayer cara a la emblemática Chanel en el podio de París. Ambas marcas exhibieron en la pasarela de la Fashion Week lo que han estado cocinando estos meses de cara a la temporada estival. La francesa, más madrugadora, abrió la penúltima sesión de desfiles mientras que la firma española se exhibió poco después del mediodía. Cada una fiel a su estilo, dieron lo mejor de sí: Rabanne ensalzó su identidad arrolladora y metálica mientras que Chanel destapó su colección «de volúmenes y ligereza», según la definió su creador, Karl Lagerfeld. «Estoy impresionada por el poder creativo de Paco Rabanne, que creaba las prendas como si fueran un medio de expresión de la singularidad de cada mujer. Él ha inventado un estilo atemporal, único y sensual inspirado por el arte de la arquitectura». Así definía en una entrevista Lydia Maurer el ADN de la marca (y de su MODA RADICAL creador) nada Tres modelos presentados ayer en París de más aterrizar en la diseñadora Lydia Maurer para la la casa de moda. colección de primavera verano 2013 de la Directora artística casa francesa Paco Rabanne. / REUTERS / AFP de Paco Rabanne desde el pasado mes de junio, la alemana se estrenó ayer en la pasarela, donde intentó, según dijo a Efe, «descubrir el espíritu de Paco Rabanne». El resultado de esta búsqueda de identidad es una colección con predominio de los materiales metálicos, un armario en el que «lo más importante es la materia». El Rabanne de Maurer muestra más que insinúa y presume de una sexualidad marcada que mezcla los tejidos nobles y ordinarios y levanta una obra arquitectónica en la silueta de la musa de turno.

03/10/2012


O.J.D.: 243260

Fecha:

E.G.M.: 1219000 Tarifa: 46720 €

Sección: CULTURA Páginas: 47,48

UN PODIO PARA RICOS Y FAMOSOS V’Celebrities’. A la cita con la pasarela no faltan las ‘celebrities’, que aprovechan para lucir modelo y tomar nota de lo que se llevará. Ayer fue Jennifer López la que acaparó los focos durante el desfile de Chanel, sobre todo porque no lo hizo acompañada. La cantante disfrutó del ‘show’ de

Lagerfeld junto a su hija Emme, fruto de su relación con Marc Anthony, y su actual pareja, el bailarín Casper Smart. Escoltada por el fotógrafo de moda Patrick Demarchelier y el modelo Baptiste Giabiconi, la actriz y cantante le robó parte del protagonismo al excéntrico

AGUJAS MAESTRAS

● «Eliminamos los logos y sigue siendo Chanel», dice Lagerfeld Viene de página 47

Sobre la pasarela se lucieron vestidos negros y dorados, minivestidos de noche y túnicas de malla, faldas de encaje y el universo metálico marca de la casa. Para compensar la balanza, la creadora combinó la cota de malla de metal y silicona con delicados tejidos de encaje. En la gama cromática, los colores cálidos también ayudaron a digerir los fríos. Así, en la oferta estival también está muy presente «el violeta, color espiritual, muy cercano a Rabanne», dijo la estilista. En la colección de la joven modista también hay influencia de los 70: hombreras, construcciones geométricas y cortes que insinúan las curvas de la silueta. Junto a esas líneas arquitectónicas que dan forma al cuerpo y hacen del tejido una creación hay también lugar para las líneas flexibles y libres gracias a las transparencias plásticas. «Rabanne ha sabido superar las convenciones desde el principio, usando, entre otras cosas, la unión de materias inesperadas. Una aproximación tecnológica y artesanal de la creación, para una moda más instintiva y lúdica», había dicho la alemana en una entrevista a Le Matin. En la presente colección no faltan guiños minerales y las prendas que se iluminan con matices esmeralda, jade u ópalo, según explica la marca, propiedad del grupo catalán Puig. La cúspide arquitectónica se alcanza gracias a los complementos, que «elevan el accesorio a rango de adorno para el cuerpo»: sandalias de bota alta, joyas transparentes diseñadas por el artista Taher Chemerik y complementos de latón y plástico. Antes que Rabanne había desfilado Chanel. La emblemática marca de alta costura paseó su energía primavera/verano bajo la cúpula del Grand Palais. El desfile fue un espectáculo verde, pues la puesta en escena incluía paneles solares y 13 aspas de molino gigantes. «Si quisiera construirme una casa, me gustaría tener todo eso en mi jardín», declaró Karl Lagerfeld tras el desfile a AFP. «No podíamos hacer nada inti-

J. Lo. con su hija y su novio en el desfile de Lagerfeld. / REUTERS

creador. En el Gran Palais el atuendo de la pareja no pasó desapercibido: la menor llevaba un vestido rosa y chaqueta blanca y su madre, que ya ha se calzado algún que otro Chanel a lo largo de su carrera, llevaba un traje corto blanco. Ambas vestían, además, sendos bolsos marca de la casa. Hasta ahora solo Victoria Beckham se había atrevido a

03/10/2012

llevar a un desfile a su hija. Entre los famosos que no se han perdido la sesión otoñal de moda en París destaca Kate Moss, que tomó nota de las tendencias de Stella McCartney, mientras que el lunes la que se dejó ver en primera línea fue la primera dama francesa, Valérie Trierweiler, que no quiso perderse el estreno de Hedi Slimane en Saint Laurent.

mista en semejante espacio. 140 metros de pasarela es mucho», dijo. Un derroche luminoso en el que Lagerfeld exhibió la elegancia en blanco y negro marca de Chanel y combinó con el cuero. El diseñador hizo desfilar su colección de minivestidos: negro, rojo, gris, blanco... También faldas cortas, combinaciones, boleros y pantalones. En lo que el creador ha pensado para los meses de calor tiene mucho espacio el color, desde los azules y rosas tímidos hasta los verde, violeta o rojos más provocativos y vivos. En cuanto a los complementos, «nada de cadenas, nada de camelias, de logos salvo en los bolsos, hemos eliminado todo esto y a pesar de todo queda Chanel», declaró el modisto. Valentino y Alexander McQueen también presentaron sus colecciones. El primero, que mostró sus creaciones en el jardín de las Tullerías, exhibió sus prendas que seducen antes de conquistar, sensuales y elegantes. A sus vestidos negro noche o azul, se unen pantalones negros, mientras que en el otro lado de la paleta, el blanco de encaje acompaña la silueta hacia el sol estival. No faltaron los cueros ni los rosas. París clausura hoy su pasarela veraniega con el desfile, entre otros, de Louis Vuitton.

EL VERANO DE CHANEL EN EL GRAN PALAIS DE PARÍS Final del desfile ‘prêt à porter’ de primavera 2013 de la ‘maison’ francesa, celebrado en el Grand Palais. A la izquierda, una modelo con un espectacular maxi bolso que será lo más copiado el próximo verano.


Rabanne planta cara a Chanel en París