Issuu on Google+

FACTUM REVISTA LITERARIA

ENERO, 2014. NO. 6.

Biografía: Fernando Vallejo Creación: Gemma Cardera Gil/Ada Vega/Laura Rizzi/Javier Quezada/Juana Julieth Ramírez Figueroa/Karina Monserrat Mijangos Jarquín/Ma. Elena Espinosa Mata/Fabián Luna/Arely Jiménez/Eloy A. Gómez/Fernando Bermúdez/Fermín Menéndez/Graciela Ávila/Zambra/Candela Robles Abalos Entrevista: Jeremías Vergara El Fragmento: Charles Bukowski


FACTUM REVISTA LITERARIA

FACTUM - Revista Literaria © Copyright. Todos los derechos reservados.

Las obras literarias y fotográficas presentadas en ésta publicación son propiedad de cada autor citado al final del escrito, la reproducción de los textos para un fin distinto al de ésta revista debe ser autorizado por su autor. La entrevista hecha en ésta publicación a Jeremías Vergara fue elaborada para FACTUM - Revista Literaria. Fotografías en portada y contraportada: © Felín Fotografías y libros: Internet.

Dirección Maite Cabrera Hernández

eDICIÓN Agustín Campistegui Suárez Maite Cabrera Hernández Julián Iriarte Cortázar Cristóbal Álvarez

Diseño y arte Maite Cabrera Hernández

publicidad Julián Iriarte Cortázar

cONSEJO EDITORIAL Octavio Cabrera Pimentel Ofelia Hernánez Hernández Fabián Luna Gutierrez Ángeles Cabrera Hernández Agustín Campistegui Suárez Maite Cabrera Hernández


CONTENIDO biografía

cREACIÓN

8-9

12 - 62

entrevista 66 - 69

El fragmento

libros

72

76 - 81 F A C T U m - Revista Literaria

5


Presentación Aunque no podemos adivinar el tiempo que será, sí que tenemos, al menos, el derecho de imaginar el que queremos que sea. En 1948 y en 1976, las Naciones Unidas proclamaron extensas listas de derechos humanos; pero la inmensa mayoría de la humanidad no tiene más que el derecho de ver, oír y callar. ¿Qué tal si empezamos a ejercer el jamás proclamado derecho de soñar? ¿Qué tal si deliramos, por un ratito? Vamos a clavar los ojos más allá de la infamia, para adivinar otro mundo posible: el aire estará limpio de todo veneno que no venga de los miedos humanos y de las humanas pasiones; en las calles, los automóviles serán aplastados por los perros; la gente no será manejada por el automóvil, ni será programada por la computadora, ni será comprada por el supermercado, ni será mirada por el televisor; el televisor dejará de ser el miembro más importante de la familia, y será tratado como la plancha o el lavarropas; la gente trabajará para vivir, en lugar de vivir para trabajar; se incorporará a los códigos penales el delito de estupidez, que cometen quienes viven por tener o por ganar, en vez de vivir por vivir nomás, como canta el pájaro sin saber que canta y como juega el niño sin saber que juega; en ningún país irán presos los muchachos que se niegan a cumplir el servicio militar, sino los que quieran cumplirlo; los economistas no llamarán nivel de vida al nivel de consumo, ni llamarán calidad de vida a la cantidad de cosas; los cocineros no creerán que a las langostas les encanta que las hiervan vivas; los historiadores no creerán que a los países les encanta ser invadidos; los políticos no creerán que a los pobres les encanta comer promesas; la solemnidad se dejará de creer que es una virtud, y nadie tomará en serio a nadie que no sea capaz de tomarse el pelo; la muerte y el dinero perderán sus mágicos poderes, y ni por defunción ni por fortuna se convertirá el canalla en virtuoso caballero; nadie será considerado héroe ni tonto por hacer lo que cree justo en lugar de hacer lo que más le conviene; el mundo ya no estará en guerra contra los pobres, sino contra la pobreza, y la industria militar no tendrá más remedio que declararse en quiebra; la comida no será una mercancía, ni la comunicación un negocio, porque la comida y la comunicación son derechos humanos; nadie morirá de hambre, porque nadie morirá de indigestión; los niños de la calle no serán tratados como si fueran basura, porque no habrá niños de la calle; los niños ricos no serán tratados como si fueran dinero, porque no habrá niños ricos; la educación no será el privilegio de quienes puedan pagarla; la policía no será la maldición de quienes no puedan comprarla; la justicia y la libertad, hermanas siamesas condenadas a vivir separadas, volverán a juntarse, bien pegaditas, espalda contra espalda; una mujer, negra, será presidenta de Brasil y otra mujer, negra, será presidenta de los Estados Unidos de América; una mujer india gobernará Guatemala y otra, Perú; en Argentina, las locas de Plaza de Mayo serán un ejemplo de salud mental, porque ellas se negaron a olvidar en los tiempos de la amnesia obligatoria; la Santa Madre Iglesia corregirá las erratas de las tablas de Moisés, y el sexto mandamiento ordenará festejar el cuerpo; la Iglesia también dictará otro mandamiento, que se le había olvidado a Dios: “Amarás a la naturaleza, de la que formas parte”; serán reforestados los desiertos del mundo y los desiertos del alma; los desesperados serán esperados y los perdidos serán encontrados, porque ellos son los que se desesperaron de tanto esperar y los que se perdieron de tanto buscar; seremos compatriotas y contemporáneos de todos los que tengan voluntad de justicia y voluntad de belleza, hayan nacido donde hayan nacido y hayan vivido cuanto hayan vivido, sin que importen ni un poquito las fronteras del mapa o del tiempo; la perfección seguirá siendo el aburrido privilegio de los dioses; pero en este mundo chambón y jodido, cada noche será vivida como si fuera la última y cada día como si fuera el primero.

Eduardo Galeano

6

F A C T U m - Revista Literaria


Biografía

Fernando Vallejo El escritor y cineasta Fernando Vallejo Rendón nació el 24 de octubre 1942 en Medellín, Colombia; sin embargo en abril de 2007 adquirió la nacionalidad mexicana y el 8 de mayo de ese mismo año renunció a la colombiana. Su estilo literario es reconocido en todo el mundo por la maestría de su lenguaje, agudeza y los temas que aborda, como son su oposición y crítica a la religión, la política y la moral, entre otros. El director de cine Barnet Schroeder llevó al cine la novela “La virgen de los sicarios”, de Vallejo en el año 2000. En el año 2003 su libro El desbarrancadero ganó el Premio Rómulo Gallegos. En 2009 fue galardonado con el doctorado honoris causa de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de Colombia. La Feria Internacional del Libro de Guadalajara le otorgó en el año 2011 el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances. Sus trabajos como cineasta incluyen la dirección de dos películas que abordan el tema de la violencia en Colombia, entre otros. Otros temas manejados frecuentemente en su obra son la homosexualidad, la violencia, el consumo de drogas, la muerte y la defensa de los animales.

Sus obras: -La virgen de los sicarios (1994) -El río del tiempo (1999) -El desbarrancadero (2001) -La rambla paralela (2002) -Mi hermano el alcalde (2004) -El don de la vida (2010) -Casablanca la bella (2013)

8

F A C T U m - Revista Literaria


“El amor es para darlo, no para pedirlo. No pida amor. DĂŠlo, si tiene. Y si no, pues no.â€?

F A C T U m - Revista Literaria

-fernando vallejo-

9


CREACIÓN

Todo es falso y nada es mentira Mi tinta se ha secado, pero las ideas que quedan aún manchan este papel. Las lágrimas dibujan círculos perfectos que se convierten en sueños que un día existieron. Lo perdido, perdido queda y el pasado, atrás murió y el recuerdo de cada paso, en un rincón se abandonó. Pero aún podemos caminar de frente y mirarte a los ojos no será más que un dulce elixir de vida, una pequeña burbuja de oxígeno. Yo seré tu serenidad y tú serás mi fuerza. Puedes calmar el fuego, yo apagaré su rabia. Hoy el cielo es negro de soledad, pero el manto está agujereado, pequeñas luces asoman ahí arriba, luciérnagas de ensueño. Un salto más a otra dimensión perdida. Encontraremos la luz del Sol; pequeña y caliente. Natural. Quizá tu cuerpo sea más fuerte de lo que el corazón te permite, pues aún se derrite. Gritos ahogados que quedan mudos, lágrimas internas que ya están secas, palabras no dichas, hojas que no vuelan y árboles que no florecen. Que algo no se vea, no se escuche o no se diga, no implica que no se sienta. Y te harás, de tripas, corazón. Pero acabarás llorando con una sonrisa y gritando en silencio, diciendo callado que mueres por vivir una vida que no sabes si está, una vida que no entiendes, que aún flota en el infinito. Despiertas y nada es real, Alicia murió en el país de las Maravillas y Peter Pan envejeció en Nunca Jamás, Hansel y Gretel se perdieron por siempre y Dorita se hizo bruja en Oz. Y puede arder en el infierno todo aquello que no persigues y puedes quemar con tus manos los recuerdos que ya no existen. Desechas lo inaceptable y golpeas la aberración. Lo ilógico satura tu mente y el dolor ya es impostor. Eres el dominó en tu baraja, el rey de tu parchís, una ficha de ajedrez que se comió a la oca. Cogerás la vida con la manos y la mirarás sin miedo a nada, el futuro son tus pasos y cada paso es una decisión, no volverás jamás atrás y no sabrás nunca qué hubiese sucedido, pero con tu “ahora” y tu “ya” marcarás tu mañana y tu futuro. Nada es azar y todo es suerte, pero tuyo es el destino que quieras devorar. Y una estrella brillará por ti y llevará tu nombre grabado en el corazón.

Gemma Cardera Gil, 21 años. Castellón, España. Estudiante de psicología, UJI.

12

F A C T U m - Revista Literaria


CREACIĂ“N

F A C T U m - Revista Literaria

13


CREACIÓN

El que primero se olvida María Eugenia nació en primavera, cuando los rosales florecían y los árboles en las aceras se llenaban de gorriones. Nació cuando nadie la esperaba. Su madre ya había traído al mundo cuatro varones que al nacer la niña ya eran adolescentes, y ella llegó una tarde como obsequio del buen Dios. María Eugenia era una mujer de antes. Criada a la antigua. Conocedora de todos los deberes de una mujer nacida para servir. Servir a sus padres, a sus hermanos y si se cuadraba, algún día, servir a su marido y por ende a sus hijos. Todos los deberes le habían enseñado. Todos sus deberes se sabía. De niña, recatada, con su vestidito a media pierna, los ojos bajos, las manos juntas. De adolescente, con blusas de media manga, nada de escote ni andar sin medias. Una chica de su casa. Respetuosa. Siempre supo que menstruar era un estigma. Una afrenta con la que Dios había castigado a la mujer por haber comido una manzana del árbol prohibido, en los tiempos del Paraíso Terrenal. Que se debía ocultar y que de eso: no se habla. Que por el mismo pecado los hijos se paren con dolor y para llegar a parirlos, primero hay que casarse ante Dios y ante los hombres. Que la mujer debe llegar virgen al matrimonio so pena de que el marido la repudie y quede, por ello, sola y cubierta de vergüenza para el resto de su vida. Todo eso le habían enseñado. Todo eso sabía María Eugenia, y más. Sabía que jamás una mujer decente debe gozar el acto sexual. Del gozo si lo hubiese, sólo tiene derecho el hombre. Que el marido no tiene por qué verla sin ropas, pues sólo se desnudan para hacer el amor las mujeres de vida fácil. Y sabía también que perder la virginidad la noche de bodas era algo terrible de lo que, por desgracia, no se podía evitar. De todo estaba enterada, así que cuando a los dieciocho años su padre le consiguió un novio y le ordenó casarse con él, aunque no le pareció mal, desde que la decisión le fue comunicada el terror hizo presa de su pobre alma. El futuro pretendiente de María Eugenia se llamaba Germán. Era un muchacho de veinte años, virgen como ella, no por mandato de padre, sino por no haber tenido oportunidad de conocer mujer. Hijo de un matrimonio chacarero amigo de la familia, trabajaba la tierra con su padre y sus hermanos y era un muchacho muy callado y respetuoso. Un domingo vino con sus padres a almorzar. Los jóvenes se conocieron. Si se gustaron o no, no tenía la mayor importancia. El matrimonio ya estaba decretado así que se fijó la fecha para el mes siguiente. Él le servía a ella y ella le servía a él.

14

F A C T U m - Revista Literaria


CREACIÓN

«

La madre del novio opinó que los recién casados deberían vivir con ellos en la chacra, pues había mucho lugar, el joven trabajaba allí mismo y ella —la futura suegra—, prefería tener en su casa una chica tan bien criada, antes que a la esposa de otro de sus hijos que también estaba para casarse. Una joven —dijo escandalizada—, que andaba pintada desde la mañana, que en una oportunidad la había visto fumar y que usaba pantalones como un varón. ¡Dios nos libre! También opinó que ella había trabajado mucho en la vida y que la nuera, joven y fuerte, podía hacerse cargo de la casa. De modo que les acomodaron un dormitorio junto al de los suegros, para tenerla cerca, por si alguna vez la necesitaban. Los jóvenes se casaron al fin, en una boda sencilla, en la parroquia del pueblo. María Eugenia con su vestido blanco, mantilla de encaje y un ramo de azucenas blancas que Germán le llevó y que él mismo cultivara. Y el joven, de traje negro comprado de apuro para la ceremonia y camisa blanca con cuello palomita. Celebrada la boda, después de una pequeña reunión con familiares y amigos, los novios se fueron para la chacra manejando el muchacho el mismo camión en que llevaba los pollos al mercado. La nueva señora, sola en su dormitorio, cambió su vestido de novia por un camisón de manga larga y cuello con festón; se acostó, cerró los ojos y se cubrió hasta las orejas dispuesta a soportar lo que viniera. El muchacho estrenando calzoncillo largo se metió en la cama y, aunque no sabía muy bien por donde empezar, se portó como todo un hombre. Esa noche perdieron ambos la virginidad. Ella, entre asustada y curiosa, dejó que él le hiciera el amor con el camisón remangado, los ojos cerrados y los labios apretados y se durmió junto a su hombre, desconcertada, al comprobar que no era tan bravo el león como se lo habían pintado. A la mañana siguiente se levantaron al alba. Ella, nerviosa a preparar el desayuno para todos y él, feliz como nunca, bebió su café sin dejar de mirarla, limpió las jaulas de los cardenales de la patria, y se fue al campo seguido de su perro pisando fuerte y sacando pecho. María Eugenia se hizo cargo de la casa desde el primer día. Estaba acostumbrada al trabajo. De todos modos, a pesar de que su marido nunca le ocultó el haberse enamorado desde que la vio por primera vez, ella luchaba por desatar el nudo que se le había armado en el pecho entre el placer, los prejuicios y el amor. Y en esa ambigüedad de sentimientos se fueron sucediendo los días, el tiempo fue pasando, y aunque ambos los anhelaban los hijos no venían. Un día la mamá de María Eugenia se enfermó y la mandó llamar para que la cuidara. La joven juntó un poco de ropa, dejó la chacra y volvió a su casa para cuidar a su madre. Germán sin

F A C T U m - Revista Literaria

15


CREACIÓN

su mujer no tenía sosiego. Iba a verla como cuando era novios y conversaban mientras ella cocinaba. Al tiempo y cansado de la situación el muchacho decidió, por su cuenta, buscar en el pueblo una casa para alquilar. Encontró una a su gusto. Con un dormitorio y fondo con aljibe. Trajo de la chacra los muebles del dormitorio, las jaulas de los cardenales de la patria, la cucha del perro y el perro. Compró algunos enseres para la cocina y fue a buscar a su mujer y como estaba se la llevó. De delantal, el pelo trenzado y las manos llenas de harina. La entró en la casa donde ella sería la reina. María Eugenia reía llena de asombro ante la ocurrencia de su marido. Él le mostró la casa y el fondo con el aljibe. El perro y los cardenales. La condujo al dormitorio, le soltó el pelo, la desnudó por completo y por primera vez hicieron el amor como Dios manda. Él, dueño de la situación y ella sin nudos en el pecho, entregada a su hombre con la boca y los ojos abiertos para no perderse nada. Y a los nueve meses exactos, María Eugenia tuvo su primer y único hijo. Un var��n hermoso que pesó cuatro quilos, y de nombre me puso Germán. Cuando terminó de contarme esta historia mi madre me dijo sonriendo que el dolor de parto es el dolor más grande sí, pero es también... El que primero se olvida.

Ada Vega, 77 años. Montevideo, Uruguay. Jubilada comercio, Escritora.

16

F A C T U m - Revista Literaria


CREACIĂ“N

F A C T U m - Revista Literaria


CREACIÓN


CREACIÓN


CREACIÓN

Niño de mi cielo Niño de las aguas claras paisaje de este atardecer de hojas secas Niño que caminas entre piedras y pastizales bajo el cielo de los antiguos caminos. Niño de mi cielo, de mi espacio y de mi planeta turbulento. Pasas y en cada huella dejas tu sonrisa fresca, transparente entre tanto humo ciudad de cambios, de los cambios de tu raíz... Niño de esta tierra, de esta lluvia , clara como un suspiro suspiro antiguo , que proviene del llanto de los pueblos escondidos. Niño de mi cielo, preso de lo absurdo tu cultura prisionera de lo malo de mi mundo Niño de mi cielo... Grito desde adentro tu cultura reclama, aclama, el silencio es la respuesta Niño de mi cielo...

Laura Rizzi, 33 años. Buenos Aires, Argentina. Profesora de Historia.

20

F A C T U m - Revista Literaria


«

CREACIÓN

F A C T U m - Revista Literaria

21


CREACIÓN

Mi última lagrima Solía ser un chico testarudo, Pero nunca fui la excepción siempre me sentía arruinado, Solía llorar por más que trataba de esforzarme en poder salir adelante Siempre alguien me sobrepasaba, He tratado de luchar, De poder vencer mis miedos y así poder llegar y poder salvarme de mi mismo Poder jugar y salir como niño. Pero es injusto que la vida solo nos traiga sufrimiento siempre He tratado de no dejar las cosas a medias, De poder seguir sin derramar una sola lágrima Ha sido difícil desde aquel día todo se volvió obscuro y lluvioso Desde ese día no volví a ver la luz del día como todos los demás. Pero llegaron cosas buenas como esa amiga que jamás me dejó, Me sentía amado y al fin en casa Pero después de todo volvió a hacer igual que antes, volví a ser alguien solitario y antisocial siempre con miedo de sí mismo Por el temor de presenciar más muertes de ver caer a sus seres queridos, Pasar por lo mismo no ahora nunca jamás, Y cuando por fin mis lágrimas cedieron y mi mirada estaba completamente caída apareciste sin aviso alguno, me llevaste contigo, me diste un espacio en tu vida, me diste tu amistad No sé si la vida debe ser tan triste, para mucho y con tantos sufrimiento, Pero lo que sé es que siempre habrá personas en las cuales podrás confiar, las cuales tratarán de salvarte de tu propio sufrimiento; ellas sobran como guiarte como una nueva persona donde ya no existirá una lagrima más.

Javier Quezada, 15 años. Monterrey, N. L., México. Estudiante.

22

F A C T U m - Revista Literaria


CREACIĂ“N

F A C T U m - Revista Literaria

23


CREACIÓN

Buenas Noches Pasaron 44 minutos desde que nos deseamos las buenas noches y aún no logro conciliar el sueño, le pido me disculpe si tal vez llego a molestarle, pero mientras intentaba conciliar el sueño su recuerdo se posaba en mi mente como las estrellas que se instalan en el firmamento, en noches anteriores también ha ocurrido lo mismo, pero nunca me he atrevido a decírselo. En estos 44 fríos minutos escribía en mi mente para usted lo que con el lápiz en mi mano nunca le había podido expresar, ni con su presencia frente a mí y sus ojos queriendo ver que hay en mi alma, mientras le escribía recordaba lo importante que es usted para mí, usted ha ayudado a mi corazón, sí, así es, le ha ayudado, sin proponérselo, sin pedirle permiso, así usted ha venido curando viejas marcas que el pasado había dejado en él, huellas que yo creía que no se borrarían, pero su presencia lo cambia todo, le agradezco los instantes que hemos compartido , como también el haberme brindado su amistad así como lo ha hecho hasta hoy. A veces ante usted me suelo sentir impotente, al no poderle dar la palabra adecuada ante las situaciones que me cuenta, como quisiera tal vez darle la palabra adecuada en el momento adecuado, tal y como usted lo espera, pero quiero que entienda que no es falta de voluntad, solo a veces mi alma se queda muda y cae en un silencio para tratar de entenderle, tal vez un abrazo lo arregle. Bueno debo ser sincera así como usted me ha percibido así que tuve que apoyarme en esta melodía http://www.youtube.com/watch?v=izQsgE0L450&feature=share para recordar lo que le escribía en mi mente, vaya que si ayuda, le escribía por ejemplo, vea

24

F A C T U m - Revista Literaria


CREACIÓN

lo especial que es una tarde, cuando se camina tranquilamente esperando a que llegue la noche, lo agradable que es sentarse en cualquier parte y hablarle el uno al otro con total confianza y cuando se acaban las palabras, bueno cuando se acaban las palabras que bonito es disfrutar de su compañía, y de la tranquilidad de aquella tarde. Creo que ahora ya ha pasado una hora, y así irán pasando las horas hasta nuestro próximo encuentro, que espero no sea muy lejano. Una palabra, una mirada, un abrazo, un gesto amable y la risa, por supuesto no puede faltar la risa, me gusta ver cuando se ríe con el corazón y no por educación, me gusta cuando me hace preguntas inesperadas, y aún más cuando le sorprendo con la respuesta. Sabe me encanta que me sorprendan, y también espero sorprenderle algún día con algo que le agrade, con algo sencillo, pero bonito, con algo que me dé la oportunidad de verle sonreír, y si veo que funciona no dude en que lo seguiré haciendo. Gracias, por permitirme hablarle cada noche, por permitirme desearle las buenas noches. Cada noche antes de dormir cierro mis ojos con el anhelo de encontrarle en mis sueños, sé que eso ya ha ocurrido varias veces, desde la primera vez que nos vimos, pero mi alma se siente insatisfecha al no poder recordar esos sueños. Y para despedirme en este breve escrito, quiero que entienda que mi silencio no significa aburrimiento, a su lado eso no me ha sucedido, mi silencio es la respuesta cruel de mi timidez y también la manera en que mi alma busca hablarle, Buenas Noches.

Juana Julieth Ramírez Figueroa, 19 años. Bogotá,Colombia. Estudiante.

F A C T U m - Revista Literaria

25


CREACIÓN

yo soy esa mujer Yo soy esa mujer, la que se sienta en el suelo de cualquier lugar cuando se cansa, esa que sin pena saca su bolsita de chapulines, la abre, los toma entre los dedos y se los lleva a la boca… ¡Delicioso manjar de dioses!. Yo soy esa mujer que en días soleados toma su sombrero de ala ancha, se lo pone en la cabeza y camina sobre dos botas, de esas, sin tacón, camina entre matorrales, en los cerros, en la sierra, camina sobre la madre tierra teniendo a cuestas su mochila. Yo soy esa mujer que prende y echa al comal junto a su gente, las tortillas que comerán, la que se sienta a la mesa a comer un caldo de gallina criolla, o unas guías con un pedazo de tasajo, con un taco de tortilla y su buena agüita de limón. Yo soy esa mujer que gusta de mirar el cielo, de ver el resplandor del sol sobre las casas de abajo, esas que están allá, lejos, en aquel pueblo que mira al horizonte. Yo soy esa mujer que ama sus costumbres, la que baila el guajolote en las bodas, la que se empina un mezcalito pa’l des empance. Yo soy esa mujer que con al ver la sonrisa de un niño de allá, de mi pueblo, se siente afortunada de sus dos ojos. Yo soy esa mujer que llora por las injusticias y la discriminación por la desigualdad y por la violencia generada por el machismo que, desgraciadamente, todavía sigue vivo. Yo soy esa mujer, aquella que va allá, con andar lento, cabello canoso, aquella que en su mirada lleva temor; dolor del hoy y recuerdos dulces del ayer. Yo soy esa mujer, aquella luchadora de causas justas, aquella que está sentada en una silla de cuero, en la tribuna, en la oficina; en ese lugar y desde ahí crea movimientos de cambio; movimientos pensando en todos, no solo en ella misma.

26

F A C T U m - Revista Literaria


CREACIÓN

Yo soy esa mujer que desesperada busca consuelo por su hijo que agoniza, aquella que en su vientre lleva aquel fruto del amor, del deseo, del sexo o de una violación. Yo soy esa mujer, la que sabe que la carne es gruesa, pero más gruesas son las balas y los cuchillos que pueden callar esa voz, su voz… Nuestra voz. Yo soy esa mujer que lo mismo ríe, llora, goza, siempre feliz, como la más pudiente de las de esta tierra. Yo soy esa mujer que, como buena autodidacta descubre a sus niños y algo en ella la llama a la protección, algo dentro de ella, clama a dar la mano, besarlo, amarlo, quererlo, y, finalmente le da fuerzas para dejarlo ir. Yo soy esa mujer, la que, se enamora con facilidad de lo fácil y de lo difícil con gran trabajo. Yo soy esa mujer, a la que la gente mira por escribir, sentada en la banca de un parque de esta Ciudad que no es la mía, solo recordando y manifestando mis ideas por medio de la palabra escrita. Yo soy esa mujer… Oaxaqueña, a mucha honra. Yo soy quien soy… Yo soy, aquella mujer. A veces soy tu. A veces, la mayoría… Soy simplemente yo.

Karina Monserrat Mijangos Jarquín, 31 años. Oaxaca, México. Licenciada en Derecho y escritora por convicción.

F A C T U m - Revista Literaria

27


CREACIÓN


CREACIÓN


CREACIÓN

MEDUSA EN EL ESPEJO

Tenso andar. Lento. Denso. El hueco de un espejo me succiona como boca de infame sanguijuela. Miro detrás de mí (nadie viene conmigo) y cruzo la barrera trashumante de mis ojos. Más allá de la terca superficie arrugados párpados esperan -el tiempo en el polvo se disuelveLa boca como huella que deja la metralla sobre la carne trémula muestra la oscura lengua a la pared de enfrente. Medusa se acicala desde el fondo del tímido reflejo.

30

F A C T U m - Revista Literaria


CREACIÓN

VISIONES COTIDIANAS

Se sienta. Impasible se descalza. La marea de pisadas no logra perturbarlo. Desde el quebrado mundo que anida en su cabeza emerge un resplandor. Dirige el movimiento ocular hacia la mancha negra en su calzado. Hurga en la inmensidad trastocada de su mente y encuentra la razón oculta necesaria. El loco -cuyo traje se deshace por la angustiaritualiza la acción que lo mantiene cuerdo: limpia, pule y admira la belleza que surge entre sus manos.

«

(Yo miro-con tristeza- mis zapatos)

F A C T U m - Revista Literaria

31


CREACIÓN

domingo Ir y venir, llegar a un punto muerto. Se vuelve añicos en los tréboles el día. Como un hambriento pájaro las esquirlas de la razón recojo. Recostado en la hamaca el mediodía descansa. Digo que ya es domingo nuevamente y mi voz se esfuma en tus oídos, se fragmenta en el eco indolente del televisor. Se rompió la armonía. La sombra tecnológica colgó su pabellón frente a mis ojos. Hierve la sangre recogida en tedio. Me apresuro a caminar. Abro un libro, escribo (apuro esta copa de abandono queriéndome a mi misma). Pero dejarte ahí, expuesto a sumergirte en telarañas, a merced del juego irrelevante me nubla la razón -de espanto me estremeceme obliga a regresar sobre mis pasos. Entre la multitud el domingo transita sofocado. Escapa presuroso. Lo veo deslizarse en la pantalla, se aferra con su manos a los rayos de luz mientras el vestido se maltrata, se corre el maquillaje y el bolso y los zapatos bostezan esperando el medio tiempo.

Ma. Elena Espinosa Mata, 59 años. Nuevo León, México. Profesora.

32

F A C T U m - Revista Literaria


CREACIĂ“N

F A C T U m - Revista Literaria

33


CREACIÓN

NÉCTAR

Redactando las líneas del viento Tus garras rasguñan Mi espíritu libre, Desgarrado, roto, quebrado. Neblinoso e imborrable el Incontrolable sabor de tu Rebeldía, eisnea , electrocución. ¡Oh! ¡Mi corazón! Hematemesis para nuestros Adversarios, que caen muertos, Tus besos distorsionan Mis esquemas, en estos huertos, Donde tu néctar se desborda En mi cuerpo.

Fabián Luna, 24 años. D. F. , México. Poeta.

34

F A C T U m - Revista Literaria


CREACIÓN

Su música llega a miles, Son su hermano Nicanor, Y va esparciendo el folklor, Que nace en el sur de Chile. Cuando decidió partir, A modo de despedida, Le dió gracias a la vida Y así se escuchó decir. Le doy gracias a la vida, Por haberme dado tanto, Llenando ojos de llanto, Con su triste despedida.

F A C T U m - Revista Literaria

35


CREACIÓN


CREACIÓN


CREACIÓN

PROBLEMAS MIGRATORIOS

La emigración hasta entonces había sido desafortunada. Mis habitantes se trasladaban en barcos versales, envalijados de sentimientos, porque así se los carga, como trapos viejos. La tinta los llevaba hasta áridos desiertos, a veces blancos y otras cuadriculados, fraccionados como barrios pobres; y ahí quedaban. Hizo falta la construcción –casi por generación espontánea – de un par de puentes delgados y venosos, hechos con barro, cantera y piedra lunar, como a cuarto menguante, así tus uñas naufragaron en mi faz oceánica. Luego, el espacio aéreo fue compartido, las miradas planeaban sin cesar, llegaban noticias húmedas con el previo aviso de la saliva. Los habitantes hicieron maletas con premura, tomaron todos los silencios, las puntuaciones, el largo vestido de las letras y partieron en flotas rosáceas, admiraron los bordes de cada playa y la espuma de calcio rezumando en un mar cálido, compartido. Las palabras dieron pues, con un hogar dulcísimo y prospero en tu boca. La emigración había sido desafortunada, antes de ti.

Arely Jiménez, 21 años. Aguascalientes, México. Estudiante.

38

F A C T U m - Revista Literaria


CREACIĂ“N

F A C T U m - Revista Literaria

39


CREACIÓN

RECURSOS, POBLACIÓN Y EXPLOTACIÓN El aumento repentino e incontrolado, en la época contemporánea, de los poblamientos sedentarios más o menos urbanos, con la consiguiente concentración de población, ha sido y es la causa fundamental del empobrecimiento de los países menos desarrollados, en los cuales se produce el desequilibrio entre “población” y “bases de recursos”, mediante la deslocalización de la población con respecto a las fuentes de agua y alimentos. Esto, unido a la falta de infraestructuras. Estas disfunciones provocan la incapacidad de adaptación a la situación económica global y, más en concreto, a los modos productivos de desarrollo económico propios del Mundo Occidental, de una forma autónoma, de dichos países “menos desarrollados”. Pero, es que, al fin y al cabo, vivimos en un Mundo globalizado, en el que el capitalismo campa a sus anchas. La pregunta es en qué formas. Como respuesta a esta inadaptación, los países más desfavorecidos llaman a los más avanzados económicamente (o a sus empresas transnacionales), para que se les ayude a conseguir un mayor “desarrollo” (debido a que son los que cuentan con la industria y la tecnología necesaria para adaptarse “a los nuevos tiempos”), lo cual se traduce en: La “sobreexplotación ambiental” de grandes zonas, en ocasiones, muy ricas medioambientalmente hablando (la tala indiscriminada de la selva amazónica es un buen ejemplo de esto); también en “explotación

40

F A C T U m - Revista Literaria


CREACIÓN

socio laboral”, dada la preexistencia de mano de obra barata, en beneficio de grandes multinacionales, por ejemplo, textiles (lo podemos ver en países como India o Bangladesh); cuando no conduce, directamente, al endeudamiento de una nación (pobre) con respecto a otra (más rica) en forma de “explotación financiera”, mediante préstamos económicos, que se transforman en deuda, exigida posteriormente con intereses elevados (de ahí viene, a mi entender, la diferenciación, en la terminología histórica, entre “primer” -los que prestan- y “tercer Mundo” -los que “reciben”, por todos lados-). Las citadas formas de actuación económica (capitalista-neoliberal-neoimperialista) llevan a conclusiones malthusianas. Por tanto, se hace necesario el cálculo del “valor óptimo” (que no es el máximo) de producción con respecto a los demás factores poblacionales y ambientales de los países (y sus territorios), que nos permita acercarnos al necesario equilibrio. Para ello, es necesaria una transformación de las estructuras económicas sobre las que se basa el modo de vida hegemónico: El occidental, de carácter explotador y capitalista. Así como un cambio de mentalidad hacia el mundo natural, en la que el ser humano se vea integrado dentro de la propia estructura de la vida en la Tierra, de forma que, respetando a la naturaleza, comprendamos que nos respetamos a nosotros/as mismos/as: Se impone, por tanto, un reequilibrio entre el ser humano y su medio natural.

Eloy A. Gómez, 37 años. Huéscar, Granada.

F A C T U m - Revista Literaria

41


CREACIÓN


CREACIÓN


CREACIÓN

carta a un amor imposible 27 de diciembre del 2013 Querido amor mío: Suelo contarle mis penas al silencio, mis sueños al olvido, suelo acariciar al destino aunque no tenga nada para mí; escribo en un diario que tiene por título tu nombre y aún no tengo un texto para ti, aún no tengo una foto de portada, es que te pienso, te extraño, te deseo y en mi pecho cruzan las palabras mientras los suspiros se roban el mes de abril y tus besos son una ilusión, una metáfora, una fábula sin moraleja, un simple cuento de hadas. Y aunque a veces te pienso, te escribo y sigo esperando una respuesta entre sueños, un beso robado y es no es que no lo desee, solo espero el momento perfecto, mientras me lo imagino y me digo, quisiera contrabandear un beso tuyo por la mañana, justamente en mis labios, ahí donde el amor hace lo suyo, ahí donde te quedas impresa, ahí donde nace la magia. Te tengo tan presente que eres mi escrito imperfecto, mi delirio, mi gran obra de arte, es que no encontrado alguna musa que lleve tus ojos, que sonría en mis labios, que se mire en mis latidos, te miro y te pienso, te pienso y te escribo, y entre tinta y papel te hago perfecta, te hago inocente por que solo ahí eres como deseo que seas. Y al término de un párrafo, te leo, te siento y como al viento al silencio te impregnas en mi piel, me imagino una utopía compartiéndola contigo, mientras la eternidad nos acompaña y de regalo una bocanada de suspiros para que emanan un vendaval de buenos deseos, mientras nuestros besos se unen al compás de las olas del mar y la luna sea luz que nos motive a tener más sueños como estos.

44

F A C T U m - Revista Literaria


CREACIÓN

Y solo tal vez así no sea tan efímera nuestra historia de amor, esta historia que se escribe sola mientras mi pluma se deleita con tu ser, mientras te piensa y se siente tan tuya reencarnando letras viejas de un amor prohibido, de un amor de en sueño de esos amores que renacen a diario que no se borran aunque pasen mil años. A veces me pregunto qué sería de mí si no te hubiera conocido, si no me hubieras tomado en cuenta, si no me hubieras sonreído, si no me hubieras cautivado. Te tengo tan presente y tan ausente cuando te marchas de la cama al silencio y de mis labios al lamento, de mis sueños al presente de mis brazos al amor, del amor a nuestros cuerpos que algún día desearía tener.

“Disculpa si te llamo amor, no es mi intención quererte tanto, mi corazón lo pide, las circunstancias me dominan, disculpa si te llamo amor, no encuentro más lugares para externar mi amor por ti” P.D: te seguiré soñando, seguiré escribiendo sobre de ti, esperando respuesta de ti algún día.

Atte. Un escritor enamorado.

Fernando Bermúdez, 21 años, Chiapas, Mexico Malvoro78.wix.com/mi-diairio-voluntario

F A C T U m - Revista Literaria

45


CREACIÓN

Anhelo nocturnal Revienta el tiempo, el Universo llora, muere la luz dentro de mi aposento, reclamo a voces, grito a los cuatro vientos, tu cuerpo anhelo, mi divina señora. Se que mañana al llegar la aurora, un nuevo anhelo, invadirá mi alma, y al llegar la noche, me traerá la calma, tu dulce imagen, que a mi mente aflora. Y esta pasión, tenaz devoradora, que ya no puedo contener, mis ancias, llevo impregnada tu suave fragancia, dentro del pecho, algo que devora. Y esa llama de amor que me acalora, surge mil veces y apagar no puedo, tiemblo, estremezco porque dentro llevo, esta pasión que al eatallar es desvastadora.

Fermín Menéndez, 63 años. Cuba.

46

F A C T U m - Revista Literaria


CREACIĂ“N

F A C T U m - Revista Literaria


CREACIÓN


CREACIÓN


CREACIÓN

Tú y mis letras Dormitaban agotadas, por tristezas, decepciones esas que provocan los falsos amores en su interior , llenas de sueños, de que un día alguien las reviviera, las trazara en el rojo papel que las portaba. Como todo lo que se anhela... Apareciste golpeándolas como marejadas, que inundan costas Despertaron con el fuerte impacto las vestiste con sus mejores galas deseaban ser amadas... a besos, frente al mar, entre las calles, sobre la cama. Les brotaron alas cada una eligió una rima, un verso, soneto, sin estilos que las ataran humedecidas por la pasión de los besos. !Ay! Mis letras... !Ay ! mis versos... que maravilloso es sentirse viva después de tanto tiempo con la marea en calma. Sentir que su boca me las graba en toda mi piel en mi alma si en suspiro las declama. Amor no hay placer sin recompensa te grabaré cada letra revivida en los poros de tu piel, en tus labios en las fibras de tu alma.

50

F A C T U m - Revista Literaria


CREACIÓN

Mi hábitat perfecta Yo, lobo disfrazado de rojo brillante, latir suave, feliz, sediento o desgarrado, único testigo, portador de las profundidades de tus mares y océanos, guardián celoso en el andar de tu destino. Arrastro dolorosas penas, cadenas, desecas veredas, hermosos jardines, exilio obligado, donde sentados en la barca del insomnio navegamos mar afuera, buscando aliviar ausencias. Qué tiempos hermosos compartidos, largos silencios conectados a lo que usted llama energía infinita, trascender a lo alto. Amores y desamores, alumbramientos, paseos en luna llena… Profundos suspiros alimentaban mis venas y arterias. Le agradezco por su humildad al pedirme perdón, cuando a raudales inundaba mi entorno, herida por profundas penas, su delicada mano en su pecho… Excelente antídoto. Como admiro la forma perfecta del enmarcado y escritura de sus poemas, sensible, romántica, tierna… Costoso traje que viste una dama. Reí, bailé, disfruté, su forma maravillosa de amar la vida... No vivo con el temor de que un día, mi reloj se detenga en su incesante latir, ya hice pacto con Dios, pidiéndole : si ÉL llegara a encontrarla en alguna de sus galaxias, me permita ser el especial elegido, así poder de nuevo habitar su cuerpo, espíritu y alma. Te amo poeta, recibe de mis arterias la intensidad de mi sangre para embellecer tus letras. P.D. Tu amante fiel que todo lo soportó por el maravilloso placer de habitar en ti.

Graciela Ávila, 63 años. Puerto Rico. Profesora y Poeta.

F A C T U m - Revista Literaria

51


CREACIÓN

Las Carcajadas de la Luna ¿Es la noche la que vuela para dejarnos? … Las carcajadas de la luna. Dejaré de escribir… Los demonios se retiran, las agujas ya no lastiman, lengua de diablo –inexistente-, desiste a inyectar veneno, propaga agonía a los cuatro vientos. Las rosas tiran su aroma fuera del manto protector, permitiendo soñar una vez más, pervirtiendo sonidos: las carcajadas de la luna. Tristes risas monótonas: la gente ha olvidado que los pasos marchitan los caminos. Animales pequeños me siguen, creo, no por convicción sino por alimento humano, por sangre espesa e infecta… odio, rencor y muerte. La especie no perdona, golpean gritos sin fuerza, aleteos rodean, extraños lenguajes absurdos provenientes de la nada, incoherentes, incongruentes, son los llamados de la suerte: las carcajadas de la luna. El río renuncia a llevar piedras… Sabe que los pájaros azules hace tiempo dejaron de cantar.

52

F A C T U m - Revista Literaria


CREACIÓN

El verde reina sobre el invierno casi puedo oír el silencio, el viento… tan severamente dañadas mis alas se quejan, sin remordimientos, aunque nunca dicen nada. El anciano observa cuando el humo me domina, nativos bailan con mis creencias enterradas: las carcajadas de la luna. He visto al cielo cayendo: la luna parece un huevo, el sol no desaparece… los sapos intentan reinar pero el agua sabe a miedo, un pastel flota en mis sueños y la niña ríe conmigo, yo, simplemente, corro hacia el infierno –inexistente-. Dos más en mi bolsillo vacío: mi oscuridad ciega los cómplices, locura insana, sofocante, letras sin sentido, colores: las carcajadas de la luna. Todo viene, siempre va… se concentra energía, fluye libre, sin retorno, la muerte danza conmigo -como siempre-

«

y me agradece la compañía -como siempreel cielo parece tan simple y el cuervo tan sonriente.

F A C T U m - Revista Literaria

53


CREACIÓN

Temporada de Tormentas (vt) Sueños eróticos de primavera - casi me engañaba pensando que era ella… pero no era ella – Ideas perversas, de mente sumisa… dientes voraces, imperfectos instintos animales, predispuesta a los hechizos como si la luna, en parpadeos, se obligara a menguar y nacer. Finges conocerme, pretendes… esconderte de mi embate, tangencial huida esas noches en vela, fabulas cuentas con el cuerpo y confabulas contigo en mi contra. Regresas, y vienes, de forma diferente, vida, te huyo, - como siempre -. Contornos desconocidos a mi vista, dibujas… te reconozco, ardientes ríos de lava, complicada, en mis venas, fuego que domina, regresas sin miramientos, sin avisos… siempre. Tú… espacio en blanco… aliento, vida, complicada, siempre lo he sabido.

54

F A C T U m - Revista Literaria


CREACIÓN

Tú… etérea absoluta… dueña del espacio finito, siempre lo he sabido. Tú… tormenta y tormento, ácida amalgama de sabor lento… siempre… lo he sabido. Temporada de tormentas, sangramos heridas por pura incertidumbre, clima extraño, mientras vamos al desnudo, no hay miedo a los recuerdos, no funcionan, aprendo de tu frialdad a la perfección, saboreo venenos, relámpagos, en dosis mortales que me reviven, En cada resquicio te busco, evasiva, bendita que puedes esconderte, maldigo hechizos de cielo purpura.

«

Todo es perfecto si lo imagino… ¿qué urgencia me lleva a tus pasos? ¿qué necesidad generaste en mi extraña pasajera de viaje cósmico? (VT)

F A C T U m - Revista Literaria

55


CREACIÓN

teme Ten cuidado porque la felicidad esta aquí a 2 pasos y quedarse viendo las gotas en la ventana resulta tu única elección libre después de las flatulencias. Triste ha de ser que por esperar la “venida del señor”, el llamado de las musas, cantos de sirena y demás falacias acompañadas con mantequilla, la vida pase a nuestras espaldas como diría el profeta Juan*... Teme... no por tu vida ni tu eternidad, teme de la “maldad” en tí, ego mortal del que todo compra y de la lluvia... deja que los enamorados hagan fila y se rompan a besos en cualquier esquina.

* Lennon, pa´ evitar confusiones -

Zambra, 33 años. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México. Promotor contracultural y músico.

56

F A C T U m - Revista Literaria


CREACIĂ“N

F A C T U m - Revista Literaria


CREACIÓN


CREACIÓN


CREACIÓN

OJOS Su color no importa. Párpados pesados o ligeros como el viento, me da igual. Sólo me gustan los ojos, aunque yo mismo no tenga. Sé que alguna vez los tuve, recuerdo algunos colores y formas, pero ahora son huecos que si me empiezo a tocar me paso el día entero tratando de rascarme. Debo comerme las uñas para no sangrar más de la cuenta cuando lo hago. Las veinticuatro, contando las que no puedo alcanzar. A veces me las como enteras y me quedo saboreando la carne expuesta, encontrándole un sabor a rancio al que ya estoy acostumbrado. No me queda de otra sin vendas. Vivo en un lugar abandonado. Es oscuro. La gente que viene por aquí lo dice y actúa conforme a ello. Los escucho tropezar contra los muebles y tantear las paredes, todos los dedos en acción. Una vez se lo rocé a un muchacho joven. Fue un accidente. Me había despertado con hambre y de pronto tuve una mano cayendo sobre su rostro, rozándome los colmillos expuestos. Dejé escapar un sonido de sorpresa y deleite. Eran unas manos de alguien que no ha trabajo duro con ellas ni un día de su vida. Manos de príncipe sudoroso. Aquí no hay nadie que toque con algo así. Pero él interpretó de otra manera mis intenciones y echó a correr. Fui tras él para tratar de advertirle que por ahí el suelo era frágil, no era sitios para correrías, pero no me hizo caso. Escuché a la madera agrietándose, chillando por el maltrato, y luego un crujido... bastante... delicioso. Como si tu propia madre te hiciera tu postre favorito. Pensaba agarrar ratas para cenar (o almorzar o desayunar, no tengo idea), aprovechando que ellas siempre venían por aquí, pero... bueno, no iba a dejarlo que se desperdiciara, ¿no? Algunos llegan acompañados, para algunos hay gente esperándolos afuera. Por este chico nadie entró y, si no lo hacía yo, se encargarían de hacerlo desaparecer las ratas, cucarachas y gusanos. De modo que me dejé caer por el hoyo dejado por él y llegué hasta el fondo (rompiéndome una pierna en el proceso hasta sacarme el hueso, ¡les dije que estaba alto!). La comida, polvorienta y llena de hormigas, me sienta bien, me ayuda a recuperarme más pronto. Su ropa era demasiado pequeña para servirme de nada, así que la tiré a una habitación vacía donde ya se estaba formando un buen montón. Cada tanto tengo que incinerarlas para evitar que llenen todo el cuarto. Es fácil, presiono un botón y llamas salen del techo, reduciendo toda la basura en cenizas. La tengo cerrada porque estos visitantes míos se meten, y como no responden a mi llamado, acabo rostizándolos sin darme cuenta. No me gusta la carne quemada, es muy seca. ¿Pero qué se puede hacer si son ellos justamente los que no quieren que sepa dónde están?

60

F A C T U m - Revista Literaria


CREACIÓN

«

Me gustaría que dejaran de venir. Ya me he dado cuenta de que viajo constantemente. Mi hogar... o más bien el sitio donde me dejaron a mi suerte, no se queda en un mismo lugar. Es un bosque, o al menos eso creo por la presencia de árboles y el silencio general, pero son diferentes cada vez. Nunca puedo hacerme un mapa mental de mis alrededores porque en algún momento debo volver y cuando lo hago, adiós, estoy en otro sitio. Uno pensaría que así sería difícil encontrarme. Imposible. ¿Cómo dar con lo que no permanece estático, que cambia con el capricho de fuerzas desconocidas? No lo sé. De verdad, no sé cómo lo hacen. Me gustaría sentarme con ellos y hacerles miles de preguntas. ¿Cómo luzco yo? Tengo la vaga noción de que una vez fui bello. Era placentero verme al espejo. Había gente que me quería a mi alrededor. ¿Dónde estamos? ¿Cómo se llama esta nueva localización? ¿Quién les dijo la manera de llegar aquí? ¿Cómo lo hicieron? Y también otras cosas. ¿Qué guerras vivimos ahora? ¿Quién es el cantante del momento, el ídolo por el cual vale la pena desesperarse y los padres no aprueban? Sí, yo lo sé, yo fui como ustedes. Yo también tenía mis tirantes rojos y mis zapatos brillaban al principio del día, para acabar llenos de tierra al final de este. Pero de repente, de un día para el otro, no tengo ojos y estoy aquí, todos mis amigos y familia se fueron, tengo hambre ¡y por favor, háblame! Es inútil. Nadie me hace caso. Huyen, gritan, como unos completos estúpidos, y por supuesto acaban mal. No conocen este sitio como yo, no tienen idea de cómo evadir sus trampas. ¿Mi voz ha cambiado tanto desde mi llegada? ¿Acaso ellos entienden algo diferente a las advertencias y ruegos que oigo en mi mente? Estoy creyendo que así es. Pero incluso si me detengo del todo, cierro la boca y trato de parecer lo más inofensivo posible ¡ellos continúan huyendo de mí! ¿Qué es lo que quieren entonces? ¿No entienden que no soy yo quien los hiere sino su propia estupidez? No tengo muchas cosas porque no necesito más que comida y un tiempo para dormir. Puedo dormir donde sea, incluso en el suelo rocoso, para mí es una cama tan buena como cualquiera. Pero sí tengo algo inútil, un mero capricho, y si mis visitantes lo vieran, y vivieran para contarlo, ya no volvería a lidiar con ellos jamás. No puedo permitir que vean la pequeña habitación en el fondo del sótano. Aunque sean una molestia, me dan comida y compañía. Sin ellos estaría completamente solo. Y no es como si yo no entendiera la impresión que causa ver estantes y estantes de ojos en frascos. Sé que no debería, pero no puedo evitarlo. Se siente hermoso tenerlos entre los de-

F A C T U m - Revista Literaria

61


CREACIÓN

dos y aplastarlos casi hasta el límite de su capacidad. Contra mi lengua y boca los nervios ópticos me recuerdan a la goma de mascar. Son mi pequeño y secreto vicio, que ellos no tienen por qué conocer. Invariablemente todos caen. La estancia más larga fue la de una chica de voz muy aguda, quien después de un susto seguía su grito con una larga carcajada en la que participaba su nariz. Era lista, podía decirlo por la manera en que se manejaba por mi hogar. Estaba comenzando a agradarme cuando, de improviso, nos encontramos de frente. Ella fue quien salió de pronto. Me vio y, como de costumbre, se dio media vuelta para salir corriendo. Yo, el incorregible iluso, quise decirle que estaba bien, felicitarla por durar tanto cuando nadie más lo había hecho, no tenía por qué irse, podía quedarse todo lo que quisiera. La única respuesta que recibí fue una larga retahíla de una sola frase que, a menos que el oído me fallara, se resumía en: —Es un videojuego es un videojuego es un videojuego sólo un videojuego un videojuego. HOLY FUCKING SHIT! Acababa de encontrar la trampilla en el suelo, la cual llevaba directo a un foso lleno de lanzas, oxidadas por la sangre y el tiempo. Estuve un rato olfateando el desparrame de sus jugos internos. En mi interior se sumó una nueva pregunta que jamás encontraría oportunidad de responder.

Candela Robles Abalos, 21 años. Argentina. Estudiante.

62

F A C T U m - Revista Literaria


CREACIÓN

pensé que te afectara tanto a tal grado de hacer aquello. Es que por tu mente nunca pensaste siquiera lo triste que me quedaría ,acaso no sabes que eras lo único que tenía: ¡no te habías enterado ¡.No se tu pero yo no sé cómo comenzar de nuevo, ahora que te has ido, en el momento más feliz de nuestras vidas cuando ya teníamos todo para nuestra próxima boda, sí esa que habíamos planeado todos estos años que vivimos juntos siempre juntos ; tú en la más infernal soledad y yo acompañándote. Me resulta extraño que ya no estés acá conmigo acompañándome a elegir la foto indicada para aquellos catálogos que se me ocurrían “entre tanto roñoso cliente”, si había algo que me gustaba de ti era tu forma de ser a la hora de elegir aquel archivo que enviaríamos. De parte de “Batman y robin, la pareja de moda”. Así éramos nosotros una dupla perfecta, un dúo sin igual, la pareja que pronto podría caminar por las calles como todo unos tortolitos, llenos de ternura con nuestro sueño hecho realidad. Nadie se atrevería siquiera a mirarnos mal ya éramos parte del “ gremio” si de ese de los recién casados con la luna de miel a cuestas – donde se te ocurriera- te acompañaría hasta el fin del mundo si fuera necesario; y es “que amores que matan nunca mueren “ te acuerdas de aquella canción del maestro Sabina, el que solías escuchar cuando se te ocurría dedicarme un verso y te inspirabas para aquello; y luego siempre terminábamos en la cama enlazados como dos borreguitos degollados por el amor ,la ternura y todo eso tierno que sentía por ti que no sé como describirlo. De repente no era un buen cocinero-ya me lo habías dicho-pero hacia lo suficiente por agradarte en esas cenas interminables que teníamos en casa ; y que eran más divertidas que ir a uno de esos restaurantes cuatro tenedores donde te servían tan poquito como si tuvieras el estómago de un pajarito – que tacaños no- ni hablar. Me resulta imposible no decirte que ahora descansaras junto a mama -como lo hacías en mi regazo -en esas noches en las que los dos acompañados de la veladora de la habitación compartíamos opiniones sobre aquellos proyectos encargados. Sí el panteón que mando a construir hace algunos años mi bisabuelo para todo el clan Colmenares y donde tu estas aceptado como uno más de la familia; porque eso fuiste tú para mí, el ultimo ser humano al que quise, ame y extrañare.

F A C T U m - Revista Literaria

67


CREACIÓN


CREACIÓN


Entrevista

FACTUM con

Jeremías Vergara Jeremías Daniel Vergara es un escritor nacido en San Martín de los Andes, un pequeño pueblo montañes ubicado en la Patagonia Argentina en el año de 1990. Cursó sus estudios secundarios en el Colegio C. P. E. M Nº 28 y actualmente se encuentra estudiando la carrera de Psicología en la Universidad COMAHUE. Su poema “Solsticio en la oscuridad” fue premiado en la Ciudad de Rocha, Uruguay, por el Club de Leones en Octubre de 2012. A los 21 años publicó, de manera artesanal, su primera obre literaria: “El Escritor Maldito” (poesía); el cual fue presentado en varias feria regionales, nacionales e internacionales. Uno de sus poemas titulado “En el nombre del padre” fue premiado en el concurso de poesía oscura en México, D. F. donde ganó el primer lugar en Julio de 2013. A sus actuales 23 años, publicó su sengunda obra literaria titulada “Tierra Silenciosa”, la cual fue lanzada en noviembre de 2013. Describe su estilo literario como épico mitológico-histórico poético, aunque nos confiesa que -su estilo- no está en realidad definido.

Jeremías vergara, escritor. ARGENTINA.

Sus letras en 15 preguntas 1. ¿Hace cuánto escribes? Comencé de niño escribiendo mis primeros relatos de terror y aventura, como a los 12 años, pero en el secundario eso se volvió más serio. 2. ¿Cómo descubriste el mundo de la creación literaria? Lo descubrí gracias a una tía que me regalo El Hobbit una gran obra literaria de J.R.R.Tolkien, ese fue mi primer libro, desde ese entonces me gusto la idea de leer mitología. 3. ¿Qué te motiva a escribir? Me motivan muchas cosas realmente. Me motiva crear historias donde los protagonistas dan lucha hasta la muerte, y que enfrentan al siniestro y su poder, que muchas veces no necesariamente es un sujeto, si no como lo es el silencio y el fatalismo del hombre. Pero que también si bien algunas son historias brutales o terroríficas siempre hay algo de esperanza, valor y luz en el umbral de la página. Me motiva jugar esta dualidad entre la oscuridad y la luz, preguntarme si es la luz o la oscuridad la que predomina

66

F A C T U m - Revista Literaria


entrevista

«

entre nosotros y claro también me da motivo saber que lo que escribo esta dejando algo en quien lee y que le hace pensar y reflexionar acerca de lo leído. 4. ¿De qué tratan tus textos? La variedad de temas o tramas son un tanto amplias, la temática de mis relatos tienen un contexto mitológico e histórico, por ejemplo la mitología nórdica es protagonista, como también así la griega, la azteca, la mapuche y muchas más, la idea es mostrar la relación hombre-dioses, criaturas, bestias fantásticas, batallas épicas y en cuanto a lo histórico, es reflejar en las historias aquello que de las épocas antiguas que bien creo que se refleja en la actualidad, como son la inquisición, el feudalismo, las cruzadas, el arte pagano, como se tomaban las enfermedades mentales en aquellos tiempos. También debo destacar que muchas historias están relacionadas al arte en cuanto la pintura y la música, filarmónicas sonando en el infierno, pintores en días de conquista. La idea es contar y hacer partícipe al lector a que protagonice los hechos de manera directa, que pueda sentirlo, ver y escuchar lo que pasa, y darle la oportunidad a todos aquellos que padecieron a lo largo de la historia un último grito contra los poderosos. 5. ¿Cómo definirías tu estilo literario? No sé en verdad como lo definiría realmente, mis historias van desde la antigüedad hasta la actualidad, desde los dioses guerreros del Valhala hasta posesiones demoniacas en la edad media, etc, etc es algo extraño que tiene sentido (risas) diría que es un conjunto de prosas poéticas relatadas que rompen con la estructura de la poesía clásica, la definiría como un estilo épico mitológico-histórico poético. Es un montaje extraño que tiene sentido (risas). 6. ¿Crees que la creación literaria es sólo para gente que haya estudiado del tema o crees que está al alcance de todos ser un buen escritor? No, para nada yo creo que todos pueden y deben escribir, la escritura es algo que es increíble, no se necesitan títulos ni reconocimientos, creo que es algo propio del hombre que le permite escapar de la realidad por uno momento para que deje salir todo lo que tiene dentro atreves del carbón del lápiz, si me parece bueno y recomendable que el escritor debe dar tributo a la lectura, uno debe leer para escribir. 7. ¿Cuál es el propósito por el cual creas? Que quien lea quede con los dos pies dentro de la escena y diga, increíble lo puedo ver, y saber que a esa persona algo le quedo y que va a seguir buscando acerca del tema y va a querer saber mas y mas, creo que mis creaciones tienen un lugar en el papel para reclamar que no los olviden y que en la historia hubo gente que estuvo en estas situaciones y fueron víctimas del poder de unos pocos. 8. ¿Crees que de los escritores que están creando ahora o que están comenzando salga alguien que pueda posicionarse entre los grandes de la literatura? La verdad conozco muchos escritores nuevos que son increíbles, pero uno se destaca y es Eric Wyllie es un hombre que ha sabido canalizar mediante la escritura todo su potencial y talento, es un gran

F A C T U m - Revista Literaria

67


Entrevista

escritor. 9. ¿Qué tan difícil o fácil fue publicar tu libro? Fue difícil, muy difícil, es una historia larga, te lo resumo,(risas) lo que paso es que comencé con una editorial argentina cerca de la localidad de donde vivo y me estafaron, son cosas que le pasan a quienes comenzamos, y bueno se quedaron con mi dinero y no recibí ningún libro, aquí en argentina las editoriales no apuestan a editar tu libro si no pagas antes claro, solo editan a gente conocida, entonces comencé a hacer mis libros yo mismo, artesanales, y me ah ido muy bien con ellos, así es como mis dos libros se dan a conocer en las librerías, y tuve mucha suerte, porque ha gustado muchísimo por lo que la gente me dice. 10. ¿Qué limitantes crees que tiene un escritor en nuestros días? La limitaciones son varias, por lo menos por mi experiencia, a mi me costo y me cuesta mucho aún solo llevo 1 año y unos meses con mis libros, una limitación es el costo de la edición, y la publicidad de la obra. Las editoriales apuestan a otro tipo de poesía, lo mío rompe todo tipo de estructura de lo clásico y mis historias son fuertes y sentidas, no son historias superficiales o que hablan de mi vida, si bien claro algo de mí hay en estas historias que cuento. Volviendo a la pregunta ellos buscan el amor y lo que es comercial, a los escritores les falta apoyo de parte de las editoriales, les falta alguien que haga conocer su arte, que le estreche la mano mas cuando son jóvenes como yo que tenemos ganas de hacer cosas. Las cosas cuentan pero con esfuerzo y ganas salen y eso te lo puedo asegurar por mas difícil que sea la cuestión. 11. ¿Qué es lo más difícil de ser escritor? Lo más difícil (Piensa) hacerse conocer y luchar con los temores de uno mismo, ese temor de que dirán, gustara, no gustara, soy bueno, soy malo escribiendo…Es algo difícil y que limita mucho a quien escribe creo. 12. En un mundo como en el que vivimos actualmente con tantas ocupaciones e intereses meramente económicos ¿crees que se ha depreciado la literatura? No creo que se desprecie la literatura, es claro que la caja boba (La teve) nos tiene en sus redes y internet no saca horas de nuestro tiempo, pero creo que la gente no ha dejado de lado los libros, si bien tal vez la gente no lee como antes, aún están esos que desean disfrutar de una buena lectura y sumergirse y protagonizar una historia que va mas allá de la razón o no.

68

F A C T U m - Revista Literaria


entrevista

13. Háblanos un poco de tu libro, ¿qué te inspiró a escribirlo? ¿por qué su temática? ¿qué se van a encontrar los lectores en él? Tierra silenciosa es mi segundo libro, y es un muy amplio en cuanto a sus temas es un recorrido por la historia y la mitología increíble, no solo hay batallas épicas de tiempos antiguos acerca de los vikingos y su valor ante la guerra, también ilustra bien lo profundo de los seres humanos, su lado más oscuro y aquel lado de luz que poseemos, es la idea mostrar que la brutalidad y la destrucción el hombre la transita de antaño, y que se refleja bien en nuestros días, es un libro en el cual encontraras, valor, honor, espadas desgarrando el invierno, gritos de lucha de los hombres que quisieron ser libres, música entre bosques de antaño, amor, locura, tristeza, esperanza, ritos, odio, silencios, el viento y su lamento, hambre, pena etc. es un libro que contiene 8 capítulos en una prosa poética con 34 historias que te dejan a mi criterio que pensar, y transitar escenarios antiguos y realmente fascinantes . Me inspiro el hecho de querer hacer algo diferente y contar cosas que tal vez muchos no se atreven, tuve que leer mucho y estudiar mucho para hacer esto. 14. ¿Qué proyectos tienes en puerta? Y la verdad ya estoy comenzando un tercer libro, pero esta vez los protagonistas son los romanos, aztecas, los japoneses y su mitología y la era samurái y seguir contando mas historias y tomando el reflejo del pasado y hacerlo vivir en mi papel. 15. ¿Qué opinas de la literatura y de la creación literaria actualmente? ¿En qué dirección crees que va? Hay mucho potencial, los clásicos son importantes, son la base si quieren decir muchos y también lo creo claro, pero ahora hay gente realmente grande y excelente escribiendo y hay que apostar por ellos, darles una oportunidad a su arte y lo que traen nuevo, va bien direccionado creo el mundo literario, con convicciones, con preguntas, con refutaciones, hay criterio, hay critica, hay preguntas, tal vez la historia sea un disfraz que en lo profundo lleva un mensaje, una pregunta, una intención querer trasmitir si lo que vivimos es realmente lo que nos dicen que vivimos, bueno eso ya lo hicieron grande señores de la escritura claro como dije, pero no sea perdido y eso es lo más importante y con eso se viene lo nuevo a mi parecer.

F A C T U m - Revista Literaria

69


FRAGMENTO

Confesión No es mi muerte lo que Me preocupa, es mi mujer Que se quedará con este Montón de nada. Quiero que sepa Sin embargo Que todas las noches Que he dormido a su lado Incluso las discusiones Más inútiles Siempre fueron Algo espléndido Y esas difíciles palabras Que siempre temí decir Pueden decirse ahora: Te amo

De: Charles Bukowski

72

F A C T U m - Revista Literaria


FRAGMENTO

F A C T U m - Revista Literaria

83


libros Fahrenheit 451 De: Ray Bradbury

Editorial: DEBOLSILLO ISBN: 9788445071168 No. de páginas: 272 Lengua: ESPAÑOL

Fahrenheit 451. La temperatura a la que el papel se enciende y arde. Como 1984 de George Orwell, como Un mundo feliz de Aldous Huxley, Fahrenheit 451 describe una civilización occidental esclavizada por los media, los tranquilizantes y el conformismo. La visión de Bradbury es asombrosamente profética: las pantallas de TV oc upan paredes y exhiben folletines interactivos, unos auriculares transmiten a todas horas una insípida corriente de música y noticias, en las avenidas los coches corren a 150 kilómetros por hora persiguiendo a peatones; y el cuerpo de bomberos auxiliados por el Sabueso Mecánico, rastrea y elimina a los disidentes que conservan y leen libros.

76

F A C T U m - Revista Literaria


libros El amante

De: Marguerite Duras

Editorial: TusQuets Editores ISBN: 9788472232150 No. de pテ。ginas: 152 Lengua: ESPAテ前L

Esa jovencita bellテュsima, pero pobre, que vive en Indochina, no es otra que la propia escritora quien, hoy, recuerda las relaciones apasionadas, de intensos amor y odio, que desgarraron a su familia y, de pronto, grabaron prematuramente en su rostro los implacables surcos de la madurez. Pocas personas -y en particular mujeres- permaneceran inmunes a la contagiosa pasiテウn que emana de este libro.

F A C T U m - Revista Literaria

77


libros El taller del tiempo De: Álvaro Uribe

Editorial: TusQuets Editores ISBN: 9786074214468 No. de páginas: 192 Lengua: ESPAÑOL

Durante una concurrida cena navideña, un joven vive en carne propia las peculiaridades y conflictos que su familia arrastra desde hace años. El clan, aparentemente tan normal como cualquier otro pero capaz de desplegar una violencia sorda e implacable, se asienta en torno a la estirpe de los Migueles (Miguel Primero, Miguel Segundo y Miguel Tercero), tres generaciones llamadas a no entenderse entre sí y sumidas en una lucha soterrada que podría culminar en tragedia. A medida que los miembros de la familia y los más allegados toman la palabra para narrar «su verdad», va construyéndose un mosaico de desencuentros y odios, amores, resignaciones y rebeldías, que tal vez explique por qué planea la tragedia sobre la familia. Una tragedia que quizá, si ese misterioso taller que es el tiempo lo permite, sólo los implicados puedan evitar.

78

F A C T U m - Revista Literaria


libros

F A C T U m - Revista Literaria

89


libros El martirio del obeso De: Henri Béraud

Editorial: Tropo Editores ISBN: 9788496911611 No. de páginas: 140 Lengua: ESPAÑOL

Esta es la historia de un martirio amoroso. Una historia que arranca con una mujer que abandona a su marido, al sorprenderlo en brazos de otra, y arrastra en su huída al “buen gordo”. Henri Béraud la escribió en dos semanas y ganó el prestigioso Premio Goncourt. El martirio del obeso describe, con una alegría te ñida de melancolía, los sinsabores diarios, el desprecio de los hombres bien formados y la indiferencia de las mujeres. El protagonista utiliza la ironía y el humor negro para convertirse en portavoz de los menos agraciados, criaturas que disimulan, bajo una apariencia grotesca, sufrimientos infinitos. “El rasgo de estilo más importante de la novela es la agilidad. Las palabras corren rápidas cuando el protagonista pasa de un tema a otro, cuando recuerda, reflexiona, observa y se observa, todo a la vez.

80

F A C T U m - Revista Literaria


libros Risa en la oscuridad

De: Vladimir Nabokov

Editorial: Anagrama ISBN: 9788433966759 No. de páginas: 248 Lengua: ESPAÑOL

Albinus, un respetable crítico de arte, conoce a Margot, una mujer mucho más joven que él, que trabaja como acomodadora en un cine y sueña con ser actriz. Albinus queda prendado de sus encantos y abandona a su esposa y a su hija para fugarse con ella. Pero entonces irrumpe Axel Rex, un joven artista rebosante de talento y de cinismo, que ha sido amante de Margot. Se completa así el último vértice de un triángulo amoroso de fatídicas consecuencias.

F A C T U m - Revista Literaria

81



FACTUM - Revista Literaria No. 6