Issuu on Google+

Año 1. Número 05, Marzo 2010. Revista Cultural Mensual

ARTE SONORO entrevista a los Stupids * poesia: jimena gómez alarcón * cuento: francisco mouciño, alan abarca, mauricio orduña* foto: nohemí valerio * fmx * radar * zona maco Freim! - 1


2 - Freim!


Directorio Director General: Fabián R. Zugaide Editor: Ricardo Pineda Aguilar Consejo editorial: Christian Peña, Mónica Zempoalteca, César Enrique Pérez Diseño: Freim! Diseño y Publicidad Fotografía: Nohemi Valerio Colaboran en este número: Jimena Gómez Alarcón, Francisco Mouciño, Alan Abarca Saint Martin, Mauricio Orduña, Cristian Bonilla

Revista Freim! Es una publicación mensual. Número de reserva al título en derecho de autor en trámite. Domicilio de la publicación: David Alfaro Siqueiros No. 6-A, Col. Campiña de Aragón. C.P. 55130 Ecatepec Edo. de Mex. La información de los artículos es responsabilidad de los autores. Se permite la reproducción de los materiales siempre y cuando se cite la fuente. El material utilizado, así como las marcas y logotipos son propiedad de sus respectivos fabricantes. Envía tus comentarios a: administracion@revistafreim.com

Freim! - 3


¿Qué es ese ruido que está escuchando? Probablemente es el sonido que emite su computadora, el bullicio de la gente en la plaza comercial, el interminable rugido motorizado de las avenidas, una conversación perdida por ahí, de la que sólo llega a percibir frases inconexa; tal vez es una melodía que sale de las bocinas de su grabadora, el siseo eterno del silencio, el ambiente de una mañana tranquila que va despertando de a poco. Este mes, en Freim!, dedicamos la edición al sonido por diversas razones: muchos de los que colaboramos en la revista, así como la mayoría de nuestros lectores, somos melómanos empedernidos, nos gusta la música, pero también somos adeptos de escuchar. Esta publicación casi se sostiene de colaboraciones gratuitas, de gente que ha escuchado y se ha dejado seducir por el proyecto. En ese sentido el escuchar se equipara un poco con el leer; se requiere una buena disposición para ambas, atención, agudizar los sentidos. Así también, marzo coincide con el festival Radar, mismo que se inscribe dentro del programa del Festival de México. En Radar convergen diversas manifestaciones del arte sonoro, poesía sonora, paisaje e instalaciones artísticas que encuentran en el sonido y sus experimentaciones, su principal eje de convergencia. Para algunos resulta ruido a lo bestia o simplemente pretensiones arrogantes y aburridas. Para Freim! es importante acercar este tipo de expresiones a nuestros lectores, ya que concuerda con el espíritu de la publicación: resaltar, hacer un esfuerzo por atender otro tipo de manifestaciones que se salgan de las convencionalidades e imperantes culturales, no sólo en nuestro país, sino en el resto del mundo. En ocasiones los sonidos pueden parecer un taladro insoportable, otras tanto un ruido sin sentido, pero basta con poner atención y poner en marcha nuestra mente, relacionar esos ruidos con las conexiones existentes en nuestra realidad inmediata, con nuestros pensamientos más ocultos y sentimientos más especiales. De a poco nuestro esfuerzo se ve correspondido, la percepción de las cosas se nos muestra distinta y las posibilidades para abordar ciertas se amplían de una manera extraordinaria. El canto de un ave, el grito de las personas, o el bullicio insoportable pueden convertirse en algo más si le agregamos un gramo de consciencia especial. En este número hay varios textos literarios enfocados al sonido, a la imaginación que producen éstos, y a las posibilidades de los mismos. También tenemos algunas recomendaciones de cómo entrar a distintas manifestaciones sonoras que no están tan en la superficie. Por otro lado, también están unos poemas en inglés para aquellos que no están familiarizados con la lectura de los mismos, ya que la poesía es también sonoridad básica. Esperamos que este número sea de su agrado, nos comenten qué le falta a Freim!, qué les gusta, a qué suena, o qué le sigue faltando. Disfruten esta entrega con el volumen bien alto. 4 - Freim!


EDITORIAL

Freim! - 5


6 - Freim!


ENSAYO A LAS CUATRO 10 Poesía Jimena Gómez Alarcón

12

Entrevista con Stupids RocknRoll Entrevista a Carlos flores (Oso) Ricardo Pineda

REPISA

26

Todo lo que necesitaba Francisco Mouciño

28

Alfanhuí Alan Abarca Saint Martin

32

16 22

Tangible/Intangible Mauricio Orduña Mr. b cristian bonilla

HAY QUE VER Radar / FMX ZonaMaco

IRIS Nohemí Valerio

PIXEL michael kutsche

Recomendaciones ligas

38 42 44 50 52 82 85 100 106

Freim! - 7


8 - Freim!


Freim! - 9


Ensayo a las 4

10 - Freim!


Freim! - 11


Jimena G贸mez Alarc贸n Ha trabajado para varias revistas como Open y Playboy; as铆 como en proyectos de cuento para la prensa de la UNAM. Maestra de redacci贸n, escritora desde siempre, mesera de bar y poeta empedernida. Egresada de la escuela de escritores de la SOGEM. Ahora es una estudiante renuente de letras inglesas en CU.

12 - Freim!


Freim! - 13


untitled 2 i make ill comments to him while we fuck, i ask about his girlfriend i know her i´ve been her, he laughs i don’t know whom his laughing at she/me, i don care so i laugh as well we are fucking laughing!

14 - Freim!


untitled 1 i could use a drink, i could throw it at you, i could give it to the drunkest girl in the room, i could spill it on the floor, i could share it with the band and take someone home, but drinks are expensive and i’m feeling cheap.

Freim! - 15


http://www.myspace.com/thestupidsrocknroll 16 - Freim!


Los Estúpidos se mantienen vivos (Entrevista con The Stupids Rocknroll) Ricardo Pineda La verdad sea dicha de paso: ya casi nadie hace rock. Todos tocan algo que es mezcla, o peor, copia de algo más, se respira cierto tufillo de imitación y de querer triunfar en el ambiente. Los sonidos de las bandas mexicanas, a mi parecer, atienden a algo que no se encuentra en las calles ni en la realidad del mexicano promedio. The Stupids Rocknroll puede ser criticado por muchas cosas: por cantar en inglés en un país de habla hispana, de parecerse mucho a un sonido específico de música (yo encuentro similitudes enormes con la tradición roquera británica), entre muchas más. Pero de lo que sí no se puede culpar, es de que hagan algo que no les guste, y que no le guste a un sector de la gente que escucha rock. Su sonido es divertido y sin mayor complejidad alguna. Porque eso tocan: rock puro y básico, letras sencillas, guitarras, voz, bajo y batería. Y en medio de tanta “vanguardia”, de tanta escena pop disfrazada de rocker, de tantos subgrupos específicos y gregarios (entiéndase escenas ska, rockabilly, drum & bass, etc.), se agradece que The Stupids Rocknroll sigan haciendo homenaje a las guitarras más básicas y poderosas, sin complicaciones, y que a base de constancia se sigan haciendo un espacio en la incipiente escena de rock nacional.

Freim! - 17


Stayin Alive es el nombre de su segunda placa, con una producción más pulida y focalizada, que si bien aún se escucha un tanto joven respecto a la producción, sí perfila más la constancia y dirección de su sonido. Freim! Platicó un poco con tres de sus integrantes (Daniel, guitarra; Manuel, batería, y Edgar, bajista) acerca del nuevo sonido, los primeros quemones en la escena roquera nacional, y los planes en puerta. La última vez que los vi, hablamos a cerca de que muchos se quejaban de que cantaban en inglés, y dijeron que en una de esas hacían una canción en español y le callarían el hocico a todos, han metido rolas en español, ¿por qué incluirlas en el nuevo disco? Daniel: pues de repente salió. Estábamos ensayando como siempre, y Ulises (vocalista) comenzó a cantar el coro de una canción en español, los versos eran en inglés, y nos cagábamos de risa porque la letra no es ninguna maravilla. Y después

18 - Freim!

ya Ulises armó los versos en español, y de ahí salió otra canción en español que se llama cosa nostra, que es como un bolero. Entonces la rola, por la pura esencia del sonido, no podía ser en inglés porque traicionaría el género. ¿Cuáles son las principales diferencias en el sonido de la banda entre el anterior disco y este? Manuel: pues con el disco pasado nos decían mucho que queríamos parecer a The Strokes. En este disco, igual nosotros no lo notábamos mucho, nos han comentado que ya sonamos más a nosotros. Por ejemplo la rola de cosa nostra, nos han dicho que no nos parecemos, que es un cover. Y si bien sí siguen sonando otras cosas, ya con este disco sonamos a los Stupids. Entre sus influencias citan a The Velvet Underground e Iggi Pop, si bien tienen un sonido muy clásico, roquero y guitarrero que los puede emparentar con éstos, hay


La gente te tiene cierto respeto porque eres artista, pero si tú les demuestras que eres uno más, que viajas en metro, que te los encuentras, que tú les contestas personalmente en Messenger, pues son cosas que la gente comienza a valorar, los haces sentir parte de la banda.

un sello muy particular, y sin complicaciones. ¿Hay inquietudes para abordar un grado más experimental o complejo, como lo llegaron a hacer estas influencias, incluso Bowie también? ¿Les agrada ese otro lado del rock? Manuel: yo creo que experimentar no es sólo hacer ruiditos a lo loco. Yo por ejemplo en la batería trato de incorporar cosas nuevas, que antes no. Igual los demás, ya no es sólo el “un, dos, tres, cuatro” Daniel: pues no es nuestra tirada, a mí me suena como música para “junkies”. Por ejemplo ahora ocupamos más pedales, pero siempre sobre la misma línea que es rock del más puro, pero sí con nueva estructura o armonía. No toda la gente se da cuenta de esto. Básicamente están en otro lado, no es-

tán en el radio tanto como otras bandas, pero ya van teniendo mayor atención por parte de la gente, ¿cómo llevan ese contacto en internet, cómo ven ese rollo de que la chamba se dé así de fuerte por ese lado, cómo responde la gente fuera de las tocadas? Manuel: pues es una necesidad de este siglo. Si no te apoya tanto el radio, tú tienes que buscar tu apoyo. Tenemos nuestra página, estamos en redes. Hay que hacerlo que funcione. Daniel: de esa manera te vas dando cuenta cuál es la verdadera necesidad de la gente que escucha a tu banda. La gente te tiene cierto respeto porque eres artista, pero si tú les demuestras que eres uno más, que viajas en metro, que te los encuentras, que tú les contestas personalmente en Messenger, pues son

Freim! - 19


cosas que la gente comienza a valorar, los haces sentir parte de la banda. Si bien los escucho más pulidos y maduros, siguen sonando a algo bien adolescente, tanto en las letras como en la música, sixteen es un ejemplo claro de ello, me recordaron un poco a lo segundo de los Arctics Monkeys. En ese sentido, y retomando uno de los diálogos del video de dicha rola, esto no es Manchester, es México ¿Qué tan difícil ha sido moverse en este país, tocar y hacer discos? Daniel: nosotros vendemos pocos discos, es la realidad. Lo que vendemos está sobre todo en las tocadas, la gente ya no compra un cd y lo pone en su estéreo, no funciona así ya. Estamos checando cómo movernos, el vinyl es una opción, sería ya más un objeto de diseño, de colección. Son planes que la banda tiene, lo único que te limita es el presupuesto. ¿Hay hostilidad con la escena? Recuerdo que les valía pito, supongo que ahora es igual, pero, ¿cómo ha sido ese primer cáliz de experiencia en el medio? Manuel: nos sirve ver lo que no quieres ser también. Te das cuenta del trabajo que la gente hace. Es una especie de competencia, la mayoría de las bandas con las que tocamos son mucho más grandes (en edad) que nosotros, te barren con la mirada como diciendo “¿ustedes qué?”. Daniel: pero también haces amistades, en este pedo no puedes ir solo, por ejemplo con los Weeds tenemos una buena relación, con Honk Blood Opera también. Si no te ayudas entre colegas esto se va a joder más. ¿Dónde les gustaría tocar que no hayan tocado y por qué? Daniel: el asunto con nosotros es salir. 20 - Freim!

Estamos buscando provincia y el extranjero. Hemos tocado mucho en la ciudad, y la gente ya no te va a ver; no nos interesa pegarle a la ciudad, quemar esos pocos cartuchos. ¿Qué disco recomendarían a la gente, a parte del suyo, que les guste mucho por su sonido? Daniel: pues como luego nos dicen que nos parecemos a The Strokes, a mí me parece bien eso. Que escuchen el primer disco de The Strokes y vean lo que hay ahí. Ulises y yo, al escuchar ese disco decidimos hacer una banda. A mí, ese disco (Is This It, 2001) me tocó a los 15 años; la nueva generación ya no los ve tan mágicos como en su momento los vi yo. Y no sólo nosotros, todas las bandas: The Kooks, Arctitc Monkeys, los mismos The Libertines, están aquí por ese disco. Edgar: yo escucho desde niño el Apetite for Destruction, para mí ese es el disco más rock que hay. Igual con los Use your Illusion ya se puso a experimentar otras cosas, pero ese sí es un disco de rock básico. Manuel: London Calling de The Clash. Para mí es la cima del punk, que no es tres acordes y gritarle al gobierno. Ese disco me llena mucho.


Freim! - 21


“Lo que me ayuda a seguir creyendo en la música es la apertura a todo” .

Entrevista con Oso

Carlos Flores (A.K.A. Towi, Oso, etc.) es un personaje peculiar dentro de la escena musical contemporánea. Si bien su trabajo abarca desde el periodismo musical en diversas publicaciones especializadas de la ciudad, la organización de conciertos importantes, o pinchando discos en fiestas “rompantecho”, la relevancia de este hombre va más allá del mundo socialité roquero mexicano. Sus comentarios o predicciones musicales en general son acertados y agudos, tiene un termómetro especial para saber qué es lo que andará en boca de todos los próximos meses dentro de la música popular. Freim! tuvo una charla con él. He aquí el resultado. 22 - Freim!


Freim! - 23


Primero algo de ti, ¿en qué proyectos andas ahorita? Ahora mismo ando trabajando de lleno para SICARIO, tanto en la agencia como en el blog. Más que nada en la onda de la publicidad, cuentas que la agencia tiene. En el blog escribo y hago algunas entrevistas para los videos y pues lo que resulte, se sabe de antemano que en este medio uno hace de todo. De alguna manera, pese a que eres joven, ya llevas tus buenos años tomándole el pulso a la escena musical, no sólo mexicana sino internacional, ¿qué diferencias contemplas entre la música popular que se hacía durante la segunda mitad de los noventa y ahora? Definitivamente es diferente. Creo que la forma en que los grupos dan a conocer su música ahora es muy “easy” por así decirlo. Ahora tienes todo para salir a flote: desde grabar, hacer tu página y de alguna manera distribuir; lo que no pasaba en los noventa, pues en esa época ser conocido o sacar un disco era un proceso muy complejo, es más, tener el disco nuevo de tu grupo favorito era un logro. Ahora las disqueras o labels pasaron a segundo plano, otra cosa que no sucedía en aquellos años, pues sin el apoyo de alguna gran empresa era casi imposible realizar tus objetivos. En cuanto a los estilos o géneros ya no están tan definidos y los grupos ya no se preocupan o tienen complejos por tocar o sonar de alguna u otra forma, que eso 24 - Freim!

es algo bien bueno. Aunque creo que todo este “avance” es un arma de dos filos, muy peligrosa, pues todas las facilidades hacen que haya grupos emergentes, hoy suenan, mañana no. Hoy tienes una canción muy buena, mañana no y esto deriva en que no haya un grupo emblemático o representante de estos días. Los que pretendían o parecían serlo ya no existen. Respecto a los públicos, ¿cómo sientes a los fanáticos de la música en estos días, hacía dónde se ha movido la gente? Pues la apertura hacia los géneros, estilo o grupos es evidente, ahora puedes ver a un fan de Daft Punk cantar una de The XX y bailar una canción del IMS, lo que no se veía en otros años. Antes eras rockero, darketo, raver u otra cosa. En esto creo que la música está cumpliendo uno de sus objetivos: ser un lenguaje universal y llegar a todos lados. Hablo de la música en general, ahora puedes tener toda una semana de conciertos y que todos estén llenos además de que puedes ver grupos que jamás te imaginarías ver en nuestra ciudad. Lo único en que no estoy de acuerdo es que la gente se queje de todo, de los precios, los venues o que quieran entrar gratis o estar en lista, pienso que deberían entender que esto es un negocio y que la gente que se dedica a hacer los gigs, de eso vive. Estaría bueno que los fanáticos vieran todo el proceso por el que se tiene que pasar para que su grupo favorito toque 10 o 15 canciones una noche en nuestro país. No es algo fácil.


¿Qué cosas te gustan hoy en día, qué música te motiva realmente? Lo que me ayuda a seguir creyendo en la música es la apertura a todo, creo que es inútil encasillarte a oír un solo grupo o sonido. Si volteas a ver todos tienen algo que ofrecerte y puedes tomar un poco de cada cosa. El que día a día haya grupos, blogs o algo nuevo en la escena quiere decir que hay alguien más que tiene el deseo de aportar su punto de vista acerca de este negocio. En cuestión de grupos pues hay muchas cosas que me traen de cabeza como Álbum de Monterrey o Meneo, que aunque no son españoles radican y trabajan allá. ¿Qué es lo que más odias de la escena local? Pues así como “odiar” no hay algo que me haga llegar a ese punto. Pero sí creo que le falta un poco de unión; aunque ya hay muchas alianzas aún hay cosas dispersas que podrían ser parte de esas alianzas y así tener realmente una escena en forma. Un ejemplo del apoyo y la unión pasa en Monterrey, pues aunque no seas del colectivo o disquera, así cantes, pintes, hagas videos o bailes, hay un apoyo mutuo. Puedes ver un domingo en una parrillada a los Quiero Club, Álbum, Pato Machete o a los Plastilina Mosh juntos, es algo que se necesita en otros lugares del país. ¿Cuáles son los elementos que consideras le siguen faltando a la escena de músicos, conciertos y producciones en

nuestra ciudad? La cultura musical. Es increíble que a estas alturas aún haya gente que aún tire mal pedo hacia algo o alguien que no le gusta, el respeto es básico en esto, si no te gusta no lo oigas o no lo veas, creo que eso de tirar mierda no es algo bueno. Apunta para otro lado, seguramente habrá algo que llene eso que tú quieres. ¿Qué cosas debe tener una banda para que digas “esto va a pegar fuerte”? Propuesta, objetivos y definitivamente calidad. Sé que a pesar de todas las herramientas que tenemos para hacer cosas, a veces las condiciones no son las más óptimas para hacerlo. Sucede algo curioso: la gente que te manda demos, mixtapes o discos sigue pretendiendo “sonar a”, eso es algo muy “fail”, o sea, ya tenemos unos Strokes o unos Justice, no entiendo en qué momento la gente aún quiere ser como otros, eso es definitivamente algo que se debe tener en cuenta. Sí, está bien embarrarse de influencias, pues definitivamente de eso se trata, pero ya querer sonar a algo está de oso. ¿En qué te gustaría incursionar que no hayas hecho aún? Me gustaría organizar un festival, escoger yo el talento, la locación y todo acerca de la producción. Sí, he incursionado en la producción de eventos pero me gustaría ser el punto de partida de la idea central. Algo que tengo en mente es tener una agencia y hacer muchas cosas en la música.

Freim! - 25


Repisa

26 - Freim!


Freim! - 27


Todo lo que necesitaba Francisco Mouciño

Al parecer, todos llegamos al destino que queremos, aunque el camino sea muy torcido. Arturo me llamó y dijo que no podríamos vernos para tomar algunos tragos como habíamos quedado; en parte por su trabajo que le dejaba pocas horas de descanso hasta en los fines de semana y porque ya tenía planeado salir de la ciudad un par de días. Argumentó que tenía años sin hacer algún viaje y se sentía urgido a, por lo menos, cambiarse un instante de paisaje y revivir su afición por tomar algunas fotos. Unas grutas cerca de la costa eran su objetivo. Tres días después volví a saber de él. No llegó a donde quería. En la carretera perdió el control de su camioneta al esquivar un camión que iba en sentido contrario, dio vueltas de campana, pero no salió proyectado del vehículo; de lo contrario, habría muerto. Sin embargo, en el hospital descubrieron que las fuertes contusiones en la cabeza provocaron una lesión irreversible en el nervio óptico. A partir 28 - Freim!

de ahí todo fue penumbras. Pero por lo demás, tuvo una recuperación relativamente rápida y regresó a su casa bajo los cuidados de su madre, que se mudó para ayudarlo con su nueva condición hasta que pudiera adaptarse y hasta volver a vivir solo, si él quería, o con un lazarillo si así lo prefiriera. Antes de que lo visitara, su madre me advirtió que se había vuelto muy callado y casi no salía de su habitación, como si no tuviera prisa por agudizar el resto de sus sentidos y regresar, en cuanto estuviera a su alcance, a sus actividades normales. —Yo he oído que algunos ciegos pueden seguir tomando fotos aunque no puedan ver y se lo conté a Arturo, — me dijo su madre— pero ni me contestó nada. Como si ya no importara para él eso. Pensé llevarle los discos que me había prestado y no le he devuelto, pero me pareció muy cruel hacerlo en ese momento. Se habría molestado mucho si


sentía que lo quería consolar. De modo que fui sin más a visitarlo y, en efecto, se encontraba en su habitación, llevaba unas gafas oscuras y estaba sentado, cabizbajo, pero no porque pareciera deprimido, ni siquiera aparentaba estar al tanto de su invidencia. Estaba pensativo. Cuando lo saludé medio salió de su trance, pero no hablaba; yo estaba cada vez más incómodo porque no sabía qué decir, sólo hablé algunas vaguedades y frases prefabricadas de apoyo incondicional y me despedí. — ¿No lo puedes escuchar, verdad?— dijo Arturo cuando yo me disponía a salir del cuarto— Tú no escuchas lo que yo sí. Me volví para tratar de entender lo que me decía. Se quitó las gafas y dejó descubrir algunos golpes del accidente. Sus ojos, ahora eclipsados, trataban de fijarse en algún punto mientras él quería explicarme cómo lo sorprendían, y muchas veces deleitaban ciertas cosas, ciertos sonidos. —Al principio me da un vértigo terrible, pero después me fascina, me siento libre— decía Arturo al mismo tiempo que una sonrisa se le dibujaba en el rostro —En la oscuridad, siento como si un ruido me estuviera inundando los oídos, luego como si cayera en mí una luz blanca, tan intensa... pero no me estoy muriendo, al contrario, nunca me había sentido tan vivo. Puedo sentir cómo se agolpan los latidos de mi corazón, como si no fuera a resistir más. De repente, esos latidos se estrellan en las rocas bañadas por el mar, también chocan con las olas. Pue-

do ver los acantilados, puedo oler la sal del agua, casi puedo tocar el suelo húmedo, pero me siento tan etéreo. Mientras, ese sonido inicial se hace más fuerte, pero es un ruido tan puro que puedo distinguir a través de éste una voz, pero no entiendo qué dice. Aun así no importa. Oigo y veo todo esto de golpe, con furia, pero se va calmando hasta que vuelvo a oír los ruidos de mi casa y de la calle. No he querido contarle esto a mi madre para no darle más preocupaciones, pensaría que tengo otra lesión cerebral o algo así, pero tenía que contarle esto a alguien. No sé cómo pude ver todo eso, nunca he estado en ese lugar, es frío, como si fuera alguna costa en algún país del Norte, y a la vez es tan luminoso, los reflejos del agua son tan radiantes. Diego, tienes que ayudarme con esto— pidió Arturo con una vehemencia que nunca vi en él. Sin entender del todo el fenómeno que le ocurría, como si fuera una revelación, hicimos suposiciones hasta eliminarlas una por una. Aseguraba que no era un sueño, porque esa experiencia llegaba de forma intempestiva y lo desconectaba de todo lo demás, y cuando terminaba, se sentía exhausto de un gran esfuerzo, pero lo llenaba una felicidad que quién sabe de dónde salía, pero que reinventaba su forma de sentir un lugar en el que nunca estuvo, que ni siquiera vio por fotos. Pero lo más sorprendente era que descubría y redescubría tal paisaje a partir de los sonidos que lo estremecían, creando ese cúmulo de sensaciones a partir de la nada, de un caos de ondas sonoras. A partir de ahí, concluimos que su mente Freim! - 29


30 - Freim!


no pudo haber reproducido esos sonidos si no los registró antes, por lo que debió haberlos escuchado antes del día del accidente, pero Arturo aseguraba que no le eran familiares. En los días que siguieron empezamos a indagar en sus discos, los cuales debían dar algún indicio, pero no encontramos nada. Probamos con mucha música: rock clásico, progresivo (descontamos el heavy metal, grunge y pop), electrónica, house, ambiental, hasta con new age, pero nada se parecía a lo que describía. —No es música, pero tampoco es ruido— acotaba Arturo para agravar mi confusión. Lo único comprobable es que esos episodios sonoros, que con cada vibración dibujaban la violencia del mar estrellándose en los acantilados, le provocaban una excitación que nunca vi en él, de emociones reservadas y a veces apático, desde que lo conocí en la preparatoria y nos hicimos amigos aun cuando estudiamos carreras diferentes en la Facultad, pero después de graduados casi dejamos de vernos. Y cada intento fallido por saber de dónde venía todo eso frustraba más a Arturo que, al parecer, quería vivir en ese trance eterno. Y si a él se le manifestaban revelaciones sonoras, a mí me pasó algo parecido una noche que no podía dormir, hasta que recordé una canción; puse el disco en donde venía y creí sentir lo mismo que Arturo, quizá sólo una décima parte, pero igual se aceleraron mis sensaciones y, por un instante, también vi el golpear de las olas. Al día siguiente fui a su casa para mostrarle la canción, al oírla se iluminó su

rostro, comprobó en cada segundo de esa pieza que carecía de compases de silencios, cómo sobrecargaba las emociones. Se frotaba las manos por lo estimulante que era encontrar ese puente entre su mente y el mundo, el cual podía cruzar sin problema. —Es increíble. Suena igual a como lo es en mi mente. ¿Cómo se llama la canción? —“All I need”, de My Bloody Valentine. ¿No la habías escuchado antes?— le pregunté. —Nunca. Nos quedamos sin decir palabra alguna, por un momento. Yo estaba buscando una explicación, en cómo una pieza de música evocaba imágenes en alguien antes de haberla escuchado. Por el contrario, él parecía por fin entender todo e, inclusive, se veía aliviado. —Es curioso— dijo Arturo—...hasta el nombre es revelador. Parece que, en efecto, es todo lo que necesitaba. Un par de días después, decidí que ya era oportuno devolverle sus discos, y así quizá los redescubriría conforme se agudizara su oído, aunque no pude hacerlo. Llegué a su casa y me encontré con la noticia de que había muerto. Ni los doctores ni su madre pudieron saber con certeza la causa; yo imagino que no pudo resistir la tentación e hizo ese viaje para siempre, para sentir la fuerza de las olas, vivir en ese frenesí sonoro.

Freim! - 31


La onomatopeya de las aves: Alfanhuí de Rafael Sánchez Ferlosio Alan Abarca Saint Martin

Hace mucho tiempo, en una España no muy lejana, vivíamos una situación de hambruna, miedo y hastío. No identificábamos a quién recurrir. Los espías de Franco, camuflajeados en las calles, observaban con atención mientras leían nuestros labios buscando algún sospechoso. Hubo separación por parte de mi familia debido a los partidos políticos que se crearon: por un lado, nosotros, los rojos o “comunistas” a favor de la libertad y, por el otro, los nacionalistas a favor del dictador que vino a hacer mucho mal a nuestra querida España. Hoy en día seguimos separados. Es de suma tristeza pensar en no poder hablar con mis hermanos al tener distintas posturas. ¡Demonios, eso pasó hace mucho tiempo! ¡Cómo quisiera poder abrazarlos aunque sea por un instante! Pero no. No es posible que estuvieran a favor de ese ser monstruoso que cerró las fronteras españolas evitando el contacto con las culturas externas. Pensar que algún día Madrid y Barcelona fueron las ciudades con

32 - Freim!

mayor producción cultural reconocidas, y se convirtieron en ciudades marcadas por la destrucción, la pérdida y el miedo. ¿Cómo podíamos escapar de estos horrores? ¿Cuál era la mejor solución para poder pensar en cuestiones menos crueles que la que vivíamos? Una de las soluciones que pasaron por mi cabeza fue el tratar de huir de la ciudad, más era inútil. Pensé en el suicidio como último recurso. Necesitaba escapar, me sentía asfixiado, pero encontré algo mucho mejor. Caminaba por una de las avenidas principales de Madrid pensando cuál sería la mejor forma de suicidarme: solo en mi habitación, con una soga en el cuello; o una bala perforando mi cráneo y cerebro. Pensaba en estas formas, pero no sentía satisfacción alguna en mis posibilidades. Creía que era algo muy romántico, despectivamente hablando, ya que eran las formas más comunes para hacerlo. Mis cavilaciones me llevaron a un pequeño callejón donde


encontré el que sería el motivo para no atentar contra mi vida. Un nuevo amigo en quién podía confiar. Un señor de edad madura salió a mi encuentro. Creyendo que era uno de los espías, di marcha atrás. —Espere, no huya de mí, amigo. No busco hacerle algún daño —dijo mientras extendía su mano. Mis ojos segregaban miedo. — Soy Rafael Sánchez, quisiera regalarle algo. Me presenté ante él y correspondí el saludo de mano. Seguía creyendo que era un espía. —Es una situación difícil la que sufre Madrid —comentó mientras exhalaba el humo del cigarro. —Tenga, espero le sea de utilidad. No fue muy aceptado y no quiero tenerlo. — Me dio un cartapacio. —Espero volver a encontrarlo, mi amigo. —Volvió a decir, mientras se alejaba por el callejón. Estando ya en casa observé con mayor atención el objeto que se me fue entregado. Miré el cartapacio con mucha atención, esperaba no fuera una trampa o algo similar. Mis manos temblaban al instante en que lo abría. Unos folios eran su contenido. Leí la primera página: Industrias y andanzas de Alfanhuí de un tal Rafael Sánchez Ferlosio. Inmediatamente me vino a la cabeza el misterioso señor del callejón. Con mirada ansiosa comencé a leer. Terminado el relato unas lágrimas salían. ¡Qué maestría y singular forma para narrar la historia de un pequeño niño! ¡Qué ternura acababa de leer! La estructura se me figuró a las novelas picarescas que leía cuando más joven. Sin embargo, no seguían la estructura principal: ser escrito en primera persona y por otra parte, se ilustraba los distintos “maestros” que el pícaro tenía o cuando

nuestro niño escucha su nombre en el canto de los pájaros. ¡Qué decir del lenguaje! Todas aquellas imágenes y situaciones fantásticas como las pláticas del pequeño con el gallo de la veleta o la singularidad con que describe la sumisión de la sirvienta en casa del taxidermista. Era la representación de un mundo donde los sueños fungían como el elemento principal de la historia. Los colores, olores y sonidos producían la sensación de estar viviendo la historia en el momento que se leía. No tengo que dejar de lado que el personaje principal es un niño con la ingenuidad que los caracteriza. Creo que es una especie de símbolo en donde el pequeño hace referencia a las nuevas generaciones que vendrán y sufrirán, aún, los estragos de la dictadura y que, además, tendrán la oportunidad de construir una nueva España. Por primera vez, después de muchos años, había podido leer algo que no tuviera relación alguna con la guerra o el dictador. Fue una fortuna que haya conseguido este asombroso objeto. Indirectamente me produjo la sensación de seguir luchando por los ideales que profesaba, sin importar el mal que padeciera. Al final de cuentas, todos aquellos elementos que tienden a perturbar la paz desaparecen en algún momento. Es realmente sorprendente cuando en el mayor momento de oscuridad aparece un pequeño atisbo de felicidad que te abofetea en la cara para seguir adelante. No tengo palabras para expresar todo aquello que me produjo leer esta historia. Lo escrito anteriormente es poca cosa. Fue mi salida, por un momento, de los problemas que retumbaban en mi cabeza. Madrid, 1951 Freim! - 33


/ e l b i g n Ta e l b i g n a Int

Mauricio Orduña

Fue uno de esos días en que mi torpeza motriz se hacia más notable, tuve tres advertencias de caída y para colmo, un excelso pedalazo en la espinilla, de esos capaces de sacar unas cuántas lágrimas acompañadas de una letanía tenaz de mentadas de madre. Mientras pedaleaba, advertí que la bicicleta había sumado nuevos ruidos a la colorida galería de rechinados, y cada vez parecía estructurar las más complejas secuencias de bucles aleatorios y frases azarosas, al más puro estilo de Arturito (R2D2). Parecía que la cosa se iba pintando divertida, hasta que sobre la marcha apareció la frase triunfal; “hoy no puedo, te veré más tarde” indiferentemente recetada, vía teléfono 34 - Freim!

celular. Guardé el teléfono y comenzó esa extraña sensación de dilatación temporal. Apago el i-pod mientras suena un soundtrack involuntario que cuadraba perfecto con la situación anímica¿coincidencia?, seguro no-, ya lo presentía, no iba a ver a Claudia. Retomo entonces el camino torpe y accidentado al parque. El lago y su entorno aplanan sus sonidos para resaltar una voz interna que reclama, se enoja, y no para de recitar “hubieras”, seguidos de un cantar de deseos personales demasiado exigentes para la situación real. Justamente en el instante, al percatarme de esto, mis exigencias comienzan a darme la espalda para reconocer nuevamente la finísima cara de la frustración -ya la escuchaba-; con toda la molestia y la agudeza


de un “te lo dije” salido de la boca de cualquier persona que uno piense, está por debajo de la propia capacidad intelectual. Consecuencia sonora de la frustración: una especie de encierro craneal, un aislamiento parecido al autismo, un silencio obscuro, los ruidos desaparecen y la idea obsesiva se vuelve mántrica, un bucle insoportable sobre un denso silencio, en el que podría cortarse un pedazo, como una tajada de esos brownies que preparó Claudia en su departamento el día en que descifré su inquietante inclinación por los extranjeros. No quería pensar en Claudia, ni vagar el tiempo expandido con su recuerdo encima, regresando a casa montando bicicleta y bajo un sol extremoso; no deseaba recordar el dulce tono de su vocecita ha-

ciéndose la simplona cerca de mis oídos. Tampoco quería esa especie de ruido semántico, con la ilusión de ver su nombre iluminado en la pantalla del teléfono. Sumado a todo eso, la esperanza ridícula de que hubiera cambiado sus planes (nuevamente) para verme. Suficiente era el rechinar de esta maltrecha bicicleta, como para pensar en Claudia; juro me encantó su nombre, tan suave al pronunciar, desde el primer día, un día tan común, como su nombre, tan “común” como realmente es Claudia, sus pastelitos y sus brownies. Salgamos de esta niebla mental, me recrimino mientras inútilmente reviso el mecanismo de la bicicleta (como si pudiera arreglarlo a mano limpia) y poco Freim! - 35


después, me compré la ilusión de ser un “hombre postmoderno”, como dijera la canción, para pasarla bien un rato. Busco un lugar para sentarme e intentar aprovechar el tiempo. Todo sobre un instante que tiene más tintes de emocionalismo, que de racionalidad. Todo lo que empieza con una emocionalidad desbordada termina como tragicomedia, o algo parecido según recuerdo yo, decía en el libro de Los Detectives Salvajes. Alcanzo a escuchar los escasos pasos de algunas parejas, que hoy decidieron caminar por aquí, comienzo a poner atención en sus vocecitas, me parecen tan forzadas, y las risitas de estos peculiares emisores, quisiera decir de sonidos, pero en el fondo se que para mí, en ese momento no son más que emisores, provocadores de ese vil sentimiento llamado envidia. La envidia envilece hasta al más tierno y pueril. Y me cala tanto como sol de hoy, que nadie se atreviera a hablar de envidia “de la buena” porque pude haberle dejado ir mi ruidosa bicicleta sobre la espalda, (lamentablemente no hay que ser un genio para tener en cuenta que, hasta ese momento, me encontraba solo) entre unos pocos tortolos. Sinceramente envidio la capacidad de Claudia para cambiar de planes, ella siempre hace lo que quiere, sin que nada parezca importarle. Ignoro si es eso lo que me atrae tanto de ella, o por lo que más puedo llegar a odiarla. Entonces decido mirar a los patos con sus cabezas hundidas en el agua verde del lago, tan simpáticos, tan convencidos de que sólo son simples patos. Y yo Claudia, que por momentos me alucinaba pensando que podría ser un cisne potencial para ti, obviamente, contenido en un estuche de simple pato como el cuento y los de aquí. Me siento ridículo, esperando, cuando sé que no vendrás.

36 - Freim!

La verdad es que de cisne ni las plumas. Uno debe aceptar cuando es un simple pato, cuervo o quizás hasta paloma (rata con plumas). Tomé la bicicleta, y no quería estar cerca de nada que tuviera plumas o pico. Después de tan ilustrativa lección de aceptación que los patos me regalaron, mis oídos permanecían atentos al chorro continuo de una caída de agua; me he mantenido pedaleando sin accidentes, y mi notable talento para montar en bicicleta parece haber regresado, el rechinido no se ha ido, y pareciera que aprendo a convivir con él, cada vez más cómodos ambos. Me detengo. y detecto un pensamiento, un recuerdo infiltrado de Claudia. ¿Es el ruido continuo del chorro de agua tras el cual se disfrazan tus pasos Claudia?, ¿es el chorro de agua que me toma el pelo, y en su murmullo imita por ratos esa forma tuya de murmurar tarareando canciones de los ochenta?, (¡ah! qué basura puede uno encontrarse en los ochenta), pero como en todo existen sus excepciones. Y qué claro, me lo has dejado bien claro, tú siempre tan convincen-


Me puse los audífonos y pensé: me encuentro a miles de kilómetros de casa, ella a caso estaría a tres o cuatro de este parque, y lo que me pone los pelos de punta es sentir que ella está casi la misma distancia de mi hogar. El recuerdo de Claudia es un eco donde las distancias y el espacio no concuerdan con física del sonido. La canción para este día sin ella es “echoes” de la maquinaria Pink Floyd. La conclusión de este día, pongámosla así:

te, defendiendo la década, y yo termino asintiendo con la cabeza, convencido frente a tus ojos de venado trasnochado. Por lo tanto derrotarme pues jamás he podido convencerte de que los sesenta y setenta son mejores y más prolíferos. Lo que sí es seguro, es que escuchar tu voz tras la cortina hilada por infinitas moléculas de H2O afectadas por la gravedad, es totalmente absurdo. Entonces, pienso en los delirios auditivos. ¿Podrían llamarse también alucinaciones auditivas Claudia, tú que todo lo sabes y si no te lo inventas? Y lo peor, no es que lo inventes, lo peor es que siempre debo creerte y hacértelo saber así, de lo contrario, el encanto de tu acento y del timbre de tu voz ya hubiera perdido todo efecto sobre mí. Entonces, tú no tendrías ni por casualidad, la seguridad de tenerme junto a ti, ni de contar con un compañero eficaz para cualquiera de tus locuras. Después de esta escalofriante conversación telepática que tengo con el agua, el aire y el fantasma de Claudia, digna de escucharse en cualquier manicomio.

1.-Yo la convertí en un eco, que mi obstinación ingobernable transforma en bucle con reverb. Minutos después comprendo que donde hay reberverancia implica también distancia, o bien una la ilusión de ésta. En el bucle se encuentra implícito también una invocación mántrica: la de que ella apareciera, o pronuncie mi nombre en la marcha del día. 2.-Que el eco es un acontecimiento sonoro que siempre muere de forma lenta, intentando preservar en hecho, como un recuerdo, el eco es un intento físico de que el recuerdo pueda ser perenne, o bien, el intento de expandirlo en el tiempo, como una huella intangible en tiempo y espacio, uno contempla la agonía sonora del suceso que se desvanece, en fade out dentro del aire. 3.-Pero, ¿qué recuerdos puedo tener de ti Claudia, si apenas te conozco hace dos meses, qué tipo de instrumento natural eres, que en mí suenas tanto? Quizás esto no sería uno de mis dramas aplicado a la física del sonido, si tu estuvieras aquí, no hablaría de muerte de los acontecimientos, pues en etapas menos sensibles siempre dije que la muerte del instante, muerte siempre, lo hacían más tangible las fotografías. Freim! - 37


38 - Freim!


Freim! - 39


40 - Freim!


Freim! - 41


Hay que ver

42 - Freim!


Freim! - 43


Dentro del marco del Festival de México se desarrolla otro que ya muchos conocen y que tiene un considerable número de seguidores, dedicado al arte sonoro y música experimental: Radar. Este 2010 llega a su octava edición y, aunque no ha revelado el cartel completo, ya ha dado unas probaditas que hará la delicia de sus seguidores y gente que acude por primera vez. Dirigido por el artista sonoro Rogelio Sosa (segundo año consecutivo a su cargo), este festival ha traído a artistas reconocidos y que es complicado verlos regularmente como: Anthony Braxton, Fred Frith, Fantomas, Melt Banana,Wolf Eyes, John Zorn, entre muchos otros que exploran al sonido como arte, como teorías conceptuales, que nos hacen ver las diferentes maneras de percibir el concepto sonoro. Cada emisión, Radar dedica su ciclo a un artista diferente que haya aportado conceptos interesantes en el mundo de la música, tales como el griego Iannis Xennakis, John Cage, etc., lo que lo convierte también en una suerte de festival discursivo, complementado con exposiciones, conferencias, clases magistrales, y presentaciones en diferentes lugares y formatos. No dejen de estar pendientes en el portal de Freim!, ya que muy pronto estará la información completa para que sigan de cerca uno de los mejores festivales culturales del país.

44 - Freim!


Freim! - 45


46 - Freim!


Freim! - 47


Debido al gran éxito de ZONAMACO SUR® en 2009, este proyecto se consolida y crece su participación para convertirse en parte importante de ZONAMACO® MÉXICO ARTE CONTEMPORÁNEO, que inicia oficialmente los preparativos para traer la única feria internacional de arte contemporáneo en el país. Esta sección a cargo del curador Adriano Pedrosa, mostrará 20 proyectos de artistas emergentes del hemisferio sur con escasa presencia en el mercado mexicano. Entre algunos de los artistas invitados se encuentran: Jorge Macchi de Galerie Peter Kilchmann de Suiza, Nader Ahriman de Krinzinger Galerie de Austria, y Johanna Calle de Galería Casas Riegner de Colombia , entre otros. Zélika García, directora de ZONAMACO® comentó que “el crecimiento de este proyecto busca posicionar y dar a conocer las obras de diversos artistas dentro del mercado internacional”. En el área principal la feria contará con una selección de galerías previamente elegidas por un Comité de Selección conformado por cinco reconocidas galerías a nivel mundial, como lo son Galería Nara Roesler de Brasil, Krinzinger Galerie de Austria, Travesía Cuatro de España, De la Barra Gallery de Inglaterra y OMR de México, quienes eligieron entre a algunas a Labor, Sadie Coles, Max Wigram, Graça Brandao, Kurimanzutto, I-20, Laurent Godin, Alexander and Bonin entre otras, para formar parte de la sección principal dentro de ZONAMACO®. Por su parte García destacó “que en aumentó la aplicación por parte de galerías mexicanas por lo que este año Z ONAMACO® contará con una mayor participación de dichas galerías. Concluyó que este movimiento se debe al crecimiento e interés por el arte contemporáneo en nuestro país, entre algunas de las nuevas galerías mexicanas se encuentran Toca Galería, Yautepec Gallery, Antena Estudio y TalCual entre otras”. Al igual que en años anteriores, dentro del marco de la Feria de Arte Contemporáneo Internacional existirá un programa de actividades con diversas iniciativas que contribuirán para promover y difundir ZONAMACO® 2010, además existirán concursos relacionados con el arte como el premio Centenario y el concurso de Perrier, eventos socioculturales y un programa de coleccionistas a cargo de Sokoloff + associates encabezados por Ana Sokoloff exdirectora del Departamento de Arte Latinoamericano de Christie’s en Nueva York. Con una inversión cercana a los 21 millones de pesos, Z ONAMACO® espera recibir a más de 27,000 personas en las instalaciones del Centro Banamex sala D, del 14 al 18 de abril de 2010, con la finalidad de seguir siendo la feria de arte más importantes de Latinoamérica en su tipo, ya que reunirá a cerca de 90 galerías y a más de 900 artistas de talla internacional. 48 - Freim!


Freim! - 49


Iris

50 - Freim!


Freim! - 51


52 52 --Freim! Freim!


Nohemi Valerio Mexicana y creciendo en diferentes estados, actualmente en el D.F Fot贸grafa de formaci贸n autodidacta. - 53 53Freim! - Freim!


54 - Freim!


Freim! - 55


56 - Freim!


Freim! - 57


58 - Freim!


Freim! - 59


60 - Freim!


Freim! - 61


62 - Freim!


Freim! - 63


64 - Freim!


Freim! - 65


66 - Freim!


Freim! - 67


68 - Freim!


Freim! - 69


70 - Freim!


Freim! - 71


72 - Freim!


Freim! - 73


74 - Freim!


Freim! - 75


76 - Freim!


Freim! - 77


78 - Freim!


Freim! - 79


80 - Freim!


Freim! - 81


Pixel

82 - Freim!


Freim! - 83


84 --Freim! 84 Freim!


Michael Kutsche De orígen Alemán. Trabaja como diseñador de personajes, artista conceptual e ilustrador. Muchos de sus trabajos parecen ser netamente ilustración 2D, hechos en Photoshop o Painter, pero en muchos casos, Michael trabaja con XSI logrando interesantísimas ilustraciones 3D que luego son pasadas al Painter y Photoshop para darles “el toque final”. Sus personajes son fuera de lo común y poseen mucho humor y gracia aparte de excelentes expresiones que son complementadas con una gran técnica. El fue el encargado de diseñar los personajes para la película Alicia en el país de las maravillas dirigida por Tim Burton. - 85 85Freim! - Freim!


86 - Freim!


Freim! - 87


88 - Freim!


Freim! - 89


90 - Freim!


Freim! - 91


92 - Freim!


Freim! - 93


94 - Freim!


Freim! - 95


96 - Freim!


Freim! - 97


98 - Freim!


Freim! - 99


Recomendaciones

100 - Freim!


Freim! - 101


Para samplearse las pestañas

Blánquez, J. Morera, O. (Eds.). Loops. Una Historia de la Música Electrónica. Barcelona. Mondadori. España. 2002 Desde hace casi diez años el libro Loops ha sido reeditado continuamente, debido a que es un estudio serio y didáctico sobre la historia de la música electrónica en general. En la lengua española no abundan muchos libros al respecto, y éste definitivamente se ha convertido en un referente ineludible debido a su accesibilidad y contundencia en el tema. Hoy en día mucha gente sigue pensando que la música electrónica sólo son ritmos bailables para animar la pista de baile. Sin embargo esta disciplina abarca muchas épocas y maneras de experimentar: el rock progresivo, el house, los clubs, el hip-hop, el estudio como un instrumento más, el proceso del dub en el reggae, la música concreta, el pop, el rock, incluso el jazz. De todo esto nos habla este libro, dividido en capítulos cronológicos a manera de ensayos, y con un apéndice nutrido y práctico en cuanto a nombres y referencias se refiere. Ya sea como libro de consulta, texto didáctico para la música en general, o sencillamente como referencia cultural, casi se podría afirmar que este libro es de referencia obligada para todo aquel interesado en la música, cómo llegaron a tener el sonido que hizo importantes a grupos y solistas como Kraftwerk, Depeche Mode, Björk, The Chemical Brothers, y muchos, pero en verdad muchos, más. Su precio es accesible y la edición está bastante aceptable, incluso en nuestra ciudad ronda en muchas librerías a un costo que peca de barato.

102 - Freim!


Clases de historia por entregas

Sub Rosa en su sello discográfico con base de operaciones en Bélgica y Dublín, que se dedica a editar discos de artistas dedicados a la música experimental, noise, arte sonoro y música abstracta, que difícilmente encuentran cabida en una trasnacional. Este sello por lo general trata de ofrecer artistas y opciones lo suficientemente originales y abstractas, como para sustentar lo engorroso de adquirir uno de sus ejemplares: desde el diseño, la presentación y el sonido en sí, los discos de Sub Rosa siempre han sido un referente de calidad para los iniciados en la materia. Hace un par de años, el sello publicó cinco volúmenes, donde recogen a manera de antología cronológica, a todos los artistas y grupos que han contribuido de manera determinante los procesos y lógicas del noise y la electrónica experimental. Todos los importantes desfilan en estos cinco tomos de diseño especial, a un precio especial, desde los pilares del futurismo, la música concreta y electrónica (Russolo, Marineti, Varése, Xenakis), pasando por los artistas plásticos y performeros (Nam June Paik, Pauline Oliveros, Yoko Ono), hasta contemporáneos relativamente jóvenes (Dj Spooky, Sonic Youth, Otomo Yoshihide), entre muchos otros. Una antología basta y muy ilustrativa acerca del arte sonoro y la música electrónica experimental. Si usted no sabe por dónde empezar en esta vertiente, el tomo uno de esta colección es el disco indicado. El precio es relativamente accesible si se le compara con lo que nos dan a cambio por el precio de un disco. Sin embargo, si no los pueden adquirir físicamente, o su disquera tarda en el envío, siempre se encuentra la opción de bajarlo de manera gratuita. http://schahed.blog.de/2010/01/31/sub-rosa-records-presents-an-anthologyof-noise-electronic-music-compilation-7733886/

Freim! - 103


Dibujando límites

En 2005 el artista plástico multidisciplinario estadounidense y esposo de la famosa cantante islandesa Björk, Mathew Barney, llevó a cabo una suerte de película-documental-obra de arte, sin precedentes: Drawing Restraints 9. Como encargo de aniversario de un barco ballenero japonés, el artista lleva a cabo todo un discurso complejo cargado de simbolismos y una estética que se encuentra llena de capas de interpretación. Si bien no se encuentra emparentado con el sonido, tema que nos atañe en este número, sí hay mucho de poner atención, hay piezas sueltas que en apariencia no dicen nada. Incluso el soundtrack tiene mucho de abstracto y hermoso, llevado a cabo precisamente por Björk, quien también actúa en la película. Estéticamente Drawin Restraints 9 es impecable, sin embargo es una producción que requiere de toda la atención y pericia del espectador, debido a sus características técnicas: larga, casi ningún diálogo, tomas prolongadas, inconexión aparente, y con una historia que no se sabe a bien de qué va. No obstante, si se es paciente y se cumple el ritual (una constante también en el filme, dicho sea de paso), la recompensa es enorme, rica y variada, un muro de preguntas se derriba ante nosotros, y después todo puede cambiar respecto a nuestras concepciones estéticas: ruptura. Si bien el filme es alto conseguible en DVD, podríamos recomendar la experiencia completa para mayor comprensión y disfrute. Está el ya mencionado filme, así como el soundtrack, también el documental No Restraint, mismo que versa sobre el mundo de Barney y la concepción de esta película, y sobre todo el sitio en Internet (www.drawingrestraint.net), que sin perder lo abstracto, da una idea de los conceptos que abordan la película: límites, sexualidad, contención y liberación, envuelto en las tradiciones japonesas. Una película que sirve para retarse a uno mismo como espectador, que se deja disfrutar con la mente, el corazón, los ojos y el oído. Una producción que no deja de ser conmovedora y sutil, al mismo tiempo que agresiva y poderosa.

104 - Freim!


Freim! - 105


Ligas?

106 - Freim!


Freim! - 107


Entre Sonidos (serie en tres capítulos) Hace un año la Colección de arte Fundación Jumex, la casa productora Art.es, y el Canal 22 lanzaron una serie de capsulas dedicadas al arte contemporáneo y sus diversas vertientes. Entre sonidos fue una serie en tres capítulos donde se hablaba un poco acerca del arte sonoro en nuestro país, los procesos creativos del mismo, y un panorama muy didáctico al respecto. Tres son los personajes a los que se entrevista en esta serie: los músicos Iván Abreu y el muy reconocido en la materia Manuel Rocha Iturbide, y el curador y artista Guillermo Santamarina, mención especial este último ya que es muy claro al explicar y discurrir qué es lo que sucede con el arte sonoro en general, y sobre todo en nuestro país. Además de que las alusiones a lo que el músico John Cage tenía al respecto del arte en general resultan muy pertinentes. Buena producción, concisa y sin tanta paja, Entre sonidos resulta un buen comienzo para enterarse sobre el arte sonoro. Capítulo I (Iván Abreu) http://www.youtube.com/watch?v=ZvTaqonl9KU Capítulo II (Guillermo Santamarina) http://www.youtube.com/watch?v=g5HFb4x6r0I&feature=related Capítulo III (Manuel Rocha Iturbide) http://www.youtube.com/watch?v=uh-i3PLPD4U&feature=related


Tzadik Records Creada por el reconocido saxofonista y músico de vanguardia, John Zorn, Tzadik Records es un sello discográfico que tiene como objetivo principal lanzar artistas que tengan una propuesta distinta a las dinámicas musicales predominantes. Con base de operaciones en New York, la disquera tiene un amplio catálogo de músicos con propuestas muy sui generis que brincan del jazz más experimental, al noise, a la música de cámara contemporánea, Klesmer experimental, sonidos fusión, arte musical o poesía sonora. Un abanico impresionante en cuanto a calidad, cantidad y diversidad de sonidos. Muchos de los discos pueden encontrarse gratis en la red, y otros se pueden encargar en las tiendas de discos, además de poderlos adquirir personalmente vía internet. Ante la saturación musical es refrescante encontrar en este lugar cosas que van de lo más escuchable hasta cuestiones mayoritariamente abstractas. http://www.tzadik.com/

Freim! - 109


Arte Sonoro.org Un blog muy nutrido para todos los amantes del arte sonoro. AquĂ­ hay de todo: textos informativos, comunidades, conciertos, noticias. Constantemente actualizado y con base de operaciones en Barcelona, esta pĂĄgina es muy funcional e ilustrativa para estar al tanto de las experimentaciones sonoras. http://www.artesonoro.org/

110 - Freim!


PokerClubMéxico

Las mejores promociones, los mejores bonos, el mejor rakeback, foros de discusion, análisis y estrategia.

www.pokerclubmexico.com La casa del poker en México

Freim! - 111


112 - Freim!


Revista Freim! #05 - Arte Sonoro