Page 1

FABIANA NAVIA GRANADA

11C

REVISTA

LEUCEMIA


En esta revista, se expondrán muchas particularidades de la Leucemia. Esta es una enfermedad degenerativa que afecta a la medula ósea que es el tejido blando que se encuentra en el centro de los huesos y es en donde se forman las células sanguíneas. Aumenta descontroladamente la producción de glóbulos blancos en la sangre.


Se mostraran los posibles síntomas,

tratamientos

que

existen y también los tipos de Leucemia que existen.

PALABRAS CLAVE

MEDULA OSEA

SANGRE GLOBULOS BLANCOS


QUIMIOTERAPIA ONCOLOGIA

HEMATOLOGIA HEMATOMAS

HEMORRAGIAS

HUESOS BLANDOS TIPOS DE LEUCEMIA •

Leucemia aguda. En la leucemia aguda, las células

sanguíneas

anormales

son

células

sanguíneas

inmaduras

(blastos). No pueden cumplir sus funciones normales y se multiplican rápido; por lo tanto, la enfermedad empeora con


rapidez. La leucemia aguda exige un tratamiento oportuno y agresivo. •

Leucemia crónica. Existen muchos tipos de leucemias

crónicas. Algunas producen demasiadas células y otras, muy pocas.

La

leucemia

comprende

crónica células

sanguíneas más maduras.

Esas

células

sanguíneas se replican y acumulan muy lentamente, y pueden funcionar con normalidad durante un tiempo. Algunas formas de leucemia crónica, al principio, no producen síntomas tempranos, por lo que pueden pasar desapercibidas o no diagnosticarse durante años. SINTOMAS •

Fiebre o escalofríos

Fatiga persistente, debilidad


Infecciones frecuentes o graves

Adelgazamiento sin proponértelo

Ganglios linfáticos inflamados, agrandamientos del hígado o del bazo

Sangrado con facilidad y formación de hematomas

Sangrados nasales recurrentes

Pequeñas manchas rojas en la piel (petequias)

Sudoración excesiva, sobre todo por la noche

Dolor o sensibilidad en los huesos

TRATAMIENTOS El tratamiento recomendado en este tipo de padecimiento es la quimioterapia. En ésta se emplean diversos medicamentos especiales destinados a destruir las células leucémicas. Dicho tratamiento tiene tres fases: la de inducción a la remisión, la de consolidación y la de mantenimiento. En la fase de inducción a la remisión, cuya duración es de cuatro a cinco semanas, se intenta destruir la mayor cantidad de células malignas. Cuando ocurre la


remisión, es decir el control temporal de la afección, el niño suele lucir normal, ya que los síntomas de la leucemia desaparecen. En ciertas ocasiones la remisión es apenas parcial, por esta razón algunos síntomas no desaparecen del todo. Sólo un pequeño porcentaje de los parientes no logra entrar en remisión. La fase de consolidación dura de dos a tres semanas, mientras que la de

mantenimiento debe llevarse a cabo hasta completar tres años de tratamiento. BIBLIOGRAFIA


+https://www.cancer.org/es/cancer/leucemia-mieloideaguda/tratamiento/tratamiento-tipico-de-la-leucemia-mieloideaguda.html +https://www.cancer.org/es/cancer/leucemia-mieloideaguda/tratamiento/tratamiento-tipico-de-la-leucemia-mieloideaguda.html +https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001299.htm


revista Fabiana Navia  
revista Fabiana Navia  
Advertisement