Issuu on Google+

PROPIO DE LA MISA Tercero Domingo de Adviento

ORNAMENTOS ROSA O PÚRPURA

1 C L.

En la espera ansiosa del Mesías, todos creen descubrirle. Juan tiene que luchar para no pasar por Cristo. Fue esta para él una ocasión de revelar a las muchedumbres al Mesías que desconocía y de apartarlas de sí, para enviarlas tras Él.

Introito Phil. 4, 4-6. Gaudéte in Dómino semper: íterum dico, gaudéte. Modéstia vestra nota sit ómnibus homínibus: Dóminus enim prope est. Nihil sollíciti sitis: sed in omni oratióne petitiónes vestræ innotéscant apud Deum. Ps. 84, 2 Benedixísti, Dómine, terram tuam: avertísti captivitátem Jacob. V. Glória Patri.

Estén siempre alegres en el Señor, se lo repito, estén siempre alegres y tengan buen trato con todos. El Señor está cerca, no se inquieten por nada; antes bien, en toda ocasión presenten sus peticiones a Dios y junten la acción de gracias a la súplica. Ps. 84, 2. Señor, has sido bueno con la tierra, hiciste volver a los cautivos de Jacob. Gloria al Padre.

Colecta Aurem tuam, quǽsumus, Dómine, précibus nostris accómmoda: et mentis nostræ ténebras, grátia tuæ visitatiónis illústra: Qui vivis.

Te rogamos, Señor, apliques tu oído a nuestras súplicas, e ilumines las tinieblas de nuestra inteligencia con la gracia de tu visita. Tú que vives y reinas.

Epístola Phillipp. 4, 4-7 . Fratres: Gaudéte in Dómino semper: Hermanos: Estén siempre alegres en el íterum dico, gaudéte. Modéstia vestra nota Señor, se lo repito, estén siempre alegres sit ómnibus homínibus: Dóminus prope y tengan buen trato con todos. El Señor MR-PT-6


est. Nihil sollíciti sitis: sed sunt, in omni Fatres: Quæcúmque scripta ad oratióne et obsecratióne, cum gratiárum nostram doctrínam scripta sunt: ut per actióne, petitiónes vestræ Scripturárum innotéscant patiéntiam et consolatiónem apud Deum. Et pax Dei, quæ exsúperat spem habeámus. Deus autem patiéntiæ et omnem sensum, custódiat corda vestra in et solácii det vobis idípsum sápere intellegéntias vestras, in Christo Jesu, altérutrum secúndum Jesum Christum: ut Dómino nostro. unánimes, uno ore honorificétis Deum et Patrem Dómini Gradual nostri Jesu Christi. Propter quod suscípite ínvicem, sicut et Christus Ps. 79, 2, 3 et 6. suscépit vos in honórem Dei. Dico enim Qui sedes, Dómine, Chérubim, éxcita Christum Jesum super minístrum fuísse poténtiam tuam, et veni. V. QuiDei,regis circumcisiónis propter veritátem ad Israël, inténde: qui dedúcis, velutpatrum: ovem, confirmándas promissiónes Joseph.autem super misericórdia honoráre gentes Deum, sicut scriptum est: Proptérea Allelúja, allelúja, V. Excita,Dómine, Dómine, confitébor tibi in géntibus, et potentiam tuam, et veni, ut salvos nómini tuo cantábo. Et íterum fácias dicit: nos. Allelúja.gentes, cum plebe ejus. Et Lætámini, iterum: Laudáte, omnes gentes, Dóminum: Evangelio et magnificáte eum, omnes pópuli. Et Joann, 1, 19-28. rursus Isaías ait: Erit radix Jesse, et qui In illo tempore: Misérunt Judǽi ab Jerosólymis sacerdótes et levítas ad Joánnem, ut interrogárent eum: Tu quises? Et conféssus est, et non negávit: et conféssus est: Quia non sum ego Christus. Et interrogavérunt eum: Quid ergo? Elías Gradual es tu? Et dixit: Non sum. Prophéta es tu? Et Ps. 49, 2—3 e.t 5. ergo ei: Quis es,ut respondit: Non. Dixérunt respónsum demus qui misérunt nos? Ex Sion species his, decóris ejus: Deus Quid dicis de te ipso? Ait: Ego vox maniféste véniet, V. Congregáta illi sanctos clamántis in desérto: Dirígite viam Dómini, ejus, qui ordinavérunt testaméntum ejus sicut sacrifícia. dixit Isaías Prophéta. Et qui missi super fúerant, erant ex pharisǽis. Et interrogavérunt eum, et dixérunt ei: Quid Allelúja, allelúja, Ps. 121, 1 Lætátus sum in ergoquæ baptízas, si tumihi: non es neque his, dicta sunt in Christus, domum Dómini Elías, neque Prophéta? Respóndit eis íbimus. Allelúja. Joánnes, dicens: Ego baptízo in aqua: Evangelio médius autem vestrum stetit, quem vos Matth, 11, est, 2–10. nescítis. Ipse qui post me ventúrus est, In Cum Joánnes in quiillo antetempore: me factus est:audísset cujus ego non sum vínculis Christi, mittens duos de dignus ópera ut solvam ejus corrígiam discípulis suis,Hæc ait illi: Tu es, quifacta ventúrus calceaménti. in Bethánia sunt es, an alium exspectámus? Et respóndens trans Jordánem, ubi erat Joánnes Jesus, ait illis: baptízans. Credo.Eúntes renuntiáte Joánni, quæ audístis et vidístis. Cæci vident, claudi

está cerca, no se inquieten por nada; antes Hermanos: Todas esas escrituras proféticas bien, en toda ocasión presenten se escribieron para enseñanza nuestra, sus de peticiones Dios y junteny lateniendo acción de modo que, a perseverando el gracias a la Y la pazno de nos Diosfalte que es consuelo desúplica. las Escrituras, la lo mayor que imaginar, les esperanza. Que se Dios,puede de quien procede guardará sus corazones y sus toda perseverancia y consuelo, les conceda pensamientos en Cristo también a todos vivir Jesús. en buen acuerdo, según el espíritu de Cristo Jesús. Entonces ustedes, con un mismo corazón y una sola voz, alabarán a Dios, Padre de nuestro Escucha, pastor deAcójanse Israel, que guíasa aotros José Señor Jesucristo. unos como un rebaño, tú que te sientas en los como Cristo los acogió para gloria de Dios. querubines. Entiéndanme: Cristo se puso al servicio del pueblo judío para cumplir las promesas Aleluya, aleluya. V. Despierta tu valentía, hechas a sus padres, porque Dios es fiel. ¿Y ven y sálvanos. Aleluya. los otros pueblos? Esos darán gracias a Dios por su misericordia. Lo dice la Escritura: Por eso te bendeciré entre las naciones, y alabaré tu Nombre. Y también: Alégrense, naciones paganas, junto con el pueblo de Dios. Y de nuevo: Canten al En aquél tiempo: Este es el testimonio de Señor todos los pueblos y alábenlo todas Juan, cuando los judíos enviaron las naciones. A su vez Isaías dice: Surgirá sacerdotes y levitas desde Jerusalén para un descendiente de Jesé y se levantará preguntarle: "¿Quién eres tú?". Juan lo para guiar las naciones. En él pondrán declaró y no oculto la verdad; y declaró: "Yo no soy el Mesías". Le preguntaron: "¿Quién eres, entonces? ¿Elías?". Contestó: "No lo soy." Le dijeron: "¿Eres el Profeta?" Contestó: "No." Entonces dijeron: De Sión, hermosura perfecta,leDios va a "¿Quién eres, entonces? que manifestarse. CongregadPues en sutenemos derredor a los fieles, concertaron conhan él llevar unaque respuesta a los alianza que nos por sus sacrificios. enviado. ¿Qué dices de tí mismo?" Juan contestó: Yo soy, como dijo el profeta Aleluya, Me grita he alegrado lo que Isaías, laaleluya. voz que en el de desierto: se me ha dicho: vamos a la casa del Señor. Enderecen el camino del Señor." Los Aleluya. enviados eran del grupo de los fariseos, y le hicieron otra pregunta: "¿Por qué bautizas entonces, si no eres el Mesías, ni Elías, ni el Profeta?" Les contestó Juan: "Yo En aquél con tiempo: queenestaba en de la bautizo agua,Juan, pero medio cárcel, obrasustedes de Cristo, ustedesoyó hayhablar uno de a las quien no por lo que envióviene a sus discípulos a conocen, y aunque detrás de mí, yo preguntarle: tú el que de venir, o no soy digno«¿Eres de soltarle la ha correa de su tenemos a otro?» Jesús les sandalia."que Estoesperar ocurrió en Betabará, al otro contestó: «Vayan y cuéntenle a Juan lo que lado del río Jordán, donde Juan bautizaba.

II


Credo.

Ofertorio Ps. 84, 2. Benedixísti, Dómine, avertísti captivitátem iniquitatem plebis tuæ.

terram tuam: Señor, has sido bueno con la tierra, hiciste Jacob: remisísti volver a los cautivos de Jacob: Perdonaste la maldad de tu pueblo.

Secreta Devotiónis nostræ tibi, quǽsumus, Dómine, hóstia júgiter immolétur: quæ et sacri péragat institúta mystérii, et salutáre tuum in nobis mirabíliter operétur. Per Dóminum.

Que sin cesar, Señor, te sea ofrecido el sacrificio de nuestra religión, a fin de que produzca el efecto para el que fue instituído y obre maravillosamente en nosotros tu salvación. Por Nuestro Señor Jesucristo.

Comunión Is. 3, 4. Dícite: pusillánimes, confortámini et nolíte Haré que los manden unos chiquillos y que timére: ecce, Deus noster véniet et salvábit los opriman unos petulantes. nos.

Postcomunión Implorámus, Dómine, cleméntiam tuam: ut hæc divína subsídia, a vítiis expiátos, ad festa ventúra nos prǽparent. Per Dóminum.

Imploramos, Señor, tu clemencia para que estos divinos auxilios, al purificarnos de los pecados nos dispongan para las fiestas venideras. Por Nuestro Señor.

Próximas Misas Misa de Rorate Martes 17 de diciembre de 2013, 19:00 horas. Misa de Navidad Miércoles 25 de diciembre de 2013, 13:00 horas. Misa de Año Nuevo Miércoles 1 de enero de 2014, 13:00 horas. III


La Santa Misa

Con cada Misa aumentas tus grados de gloria en el Cielo. En ella recibes la bendición del Sacerdote, que Dios ratifica en el Cielo.

A la hora de tu muerte, tu mayor consolación serán las misas que durante tu vida oiste. Cada misa que oiste te acompañara al tribunal divino y abogara para que alcances perdon.

Durante la Misa te arrodillas en medio de una multitud de ángeles que asisten invisiblemente al santo Sacrificio son suma reverencia.

Con cada misa puedes disminuir el castigo temporal que debes por tus pecados, en proporción del fervor con que la oigas. Con las asistencia devota a la Santa Misa rindes el mayor homenaje a la humanidad santisima de Nuestro Señor. La Santa Misa bien oída suple tus muchas negligencias y omisiones. Por la Santa Misa bien oida te perdonan todos los pecados veniales que estas resuelto a evitar, y muchos otros de que ni siquiera te acuerdas. Por ella pierde tambien el demonio el dominio sobre ti. Ofreces el mayor consuelo a las benditas ánimas del purgatorio. Una misa oida mientras vives te aprovechara mas que muchas que ofrezcan por ti despues de tu muerte.

Consigues bendiciones en tu negocios y asuntos temporales. Cuando oímos Misa en honor de algún santo en particular; dando a Dios gracias por los favores concedidos a este santo, no podemos menos de granjearnos su protección y especial amor, por el honor, gozo y felicidad que de nuestra buena obra se le sigue. Todos los días que oimos Misa estaría bien que, además de las otras intenciones, tuvieramos la de honrar al santo del día. Imprimatur: Juan J. Glennon Arzobispo de St. Louis St. Louis, Missouri, EE. UU. Sept. 26, 1909

Te libras de muchos peligros y desgracias; en los cuales quizá caerías si no fuera por la Santa Misa. Acuérdate también de que con ella acortas tu purgatorio.

Parroquia de la asunción de nuestra Señora, A. R. Calle Independencia 1602, colonia moderna Monterrey, nuevo leon 64530 Teléfono (81) 8331-2985 Fabian A. Juarez Martínez, Editor, MMXIII

IV


Propio de la misa