Page 1

DROSTE/ ¿Qué puedo hacer? Si el odio y tu imagen se repiten en mi sien. Me deshidrate, en el constante balbuceo de explicar, porque seguimos atados a cometer los errores que ya pasamos y que, sin embargo, rebobinamos para volver atraparnos. ¿Cuántas partes de tu cuerpo se acostumbraron a la rutina de vivir errando? Es el consecuente cansancio que me mantiene sedado. Repetir las mismas palabras de nuevo ¿Al menos te queda aire adentro, para seguir viviendo? Repetir las mismas palabras de nuevo ¿Al menos te queda aire adentro para seguir mintiéndote y mantenerlo? Tratar de cambiar, comencé a marearme. Necesito que el tiempo se pare y replantearme como frenar lo que hay de malo en mí. Las cicatrices vuelven a abrirse, mis sentimientos están fraccionándose, contagiándose de la locura que me causa ver siempre las mismas imágenes repitiéndose

TECHOS/ En cuatro paredes reboto por todas partes. Miro mi condición de otra forma a como vos lo ves, tengo mis maneras de pensar tan diferentes a lo normal. Intento ver la vida de una forma más real ¿Quien realmente está del lado de la verdad? Mientras más escarbo en la piel nuevas preguntas emergen. Elegí aislarme por lo que creí, elegí aislarme porque es más fácil que fingir sonreír. Rodeado de dementes, yo también casi alcanzo a perder la mente. Rodeado, de tantos versos incompletos raspe de mi piel los míos hasta tenerlos por completo. La exclusión fue mi única contención, dirijo la mirada a un punto donde no se mueva mí alrededor. Esa noche mi resguardo se derrumbó y la ansiedad me embriago, para encontrarme con mi propia contradicción. En mis paredes, rastros de vos trabe las puertas para encerrar mi obsesión. Los fuertes deseos posesionan mi cuerpo, el miedo está infectando los nervios, siento incógnitas clavarse como clavos en mis pensamientos. Estoy perdido, la ansiedad me afecta el sueño necesito escuchar de nuevo otra voz, mientras tanto mi interior se torna negro. ¿Te aseguraste de tenerme lejos?Me alejaste de vos. Como una solución, llamándome demente cuando sabemos que soy igual que vos, vos sus igual que yo. Me alejaste de quien realmente soy.

HIPOTER MIA / Perdí el color de mi cuerpo, es una sensación serena que quema como el infierno. Bebo mi propia culpa, para refrescarlos pensamientos giratorios de mi cerebro. Los temblores incontrolables me mantienen despierto. En mis oídos zumban voces ajenas, inflamándose en mi cabeza, palpitando en mis miembros. El aire de mi aliento se volvió gélido, mis movimientos cada vez son más lentos. Madre me siento igual que el acero, tengo un tono grisáceo y frio por dentro. Me quebré en un llanto eterno, he perdido al yo que fui. ¿Cómo puedo tener esperanza? Si la esperanza perdió la fe en mí. Puedes mirarme, ya no queda nada en mí, si alguna vez existió mi humanidad, hoy palpita con la fuerza de querer vivir. Desprendí el calor de mí, la compasión es un recuerdo son las flores de mis muertos. Solo espero hasta congelarme por completo.

TU NEL/ Busco resolver el acertijo, busco apagarme en este martirio. Mi lengua aprendió hablar con la desesperanza. ¿Estás listo para saber lo que hay detrás del manto negro? Del polvo nacimos y hacia el volveremos ¿Estás listo para saberlo que rellena el centro de mis huesos? La tierra reclama mi cuerpo, porque lo único que me mantiene en este mundo son los sentimientos puros contaminados por el odio en mi corazón. Tallo el paso de los días en la misma pared, estoy a merced de un infinito ritmo, vivo en una especie de limbo. Estoy pintado con la misma monocromía de una herencia recibida al salir de un útero hacia el abismo, me arroje al olvido. Mis órganos se multiplican sin parar y se deshacen como se hicieron. Cientos de yo y ninguno aprendió que la muerte no es una cura es un placebo, para apaciguar mi paso en este infierno. RECIPIENTE / Se van volando todos los cuervos, arrancan de mi pecho la inocencia y tantos muertos ven como vuelan todos los cuervos. Todavía yo siento, permanecí tanto tiempo en silencio, sigo esperando que me liberen mientras camino entre ellos. Hay tantos hombres muertos. Lo puro en mí se marchita constantemente, mi esencia se erosiona con el viento. Quiero saber a dónde fueron todos esos cuervos ¿Dónde escondieron mi niñez?

ESPOR A S / Que siniestro es ver el mismo rostro repetido tantas veces con el trascurso del tiempo. Nunca aprenderemos que no merecemos el mundo que tenemos. Dividirse con la misma genética, con el fin de pudrir la tierra, tus pensamientos serenan el germen que tu sistema genera. Tantas imágenes de destrucción se descargan como un cíclico video, se reproducen lentamente en la corteza de mi cerebro. Los instintos violentos, son más vividos por una especie que nunca perdió el control, mi organismo está repleto de un líquido negro, contamino al mundo envenenándolo. ¿Cuánta muerte puedo levantar simplemente agachándome y recogiendo la tierra con mis manos? Soy el embarazo no deseado de la madre tierra, soy una espora de su desolación. Te diste cuenta que sos la misma basura que ellos, multiplicandos sin un motivo, repelemos el uso de razón. Entonces queda una solución desparecer por completo, solo nos queda una solución la entera puta extinción. INTER FER ENCIA / Es tan difícil intentar hablarte cuando el velo empieza apretarme y en el sofoco, el ruido segrega, busca nuevamente liberarse, para así hacerse uno con el aire. De tu boca brotan promesas vacías, ocultando el sadismo con una sonrisa. La cuerda en mi garganta tiene cientos de nudos desatándose. Esa vez quede pausado el ruido, fue encapsulándome. Esa vez los zumbidos entrecortan el eco, en el silencio absoluto me desperté. Me calle, por tantos años me censure a mí mismo, me domine en mis propios miedos hasta darme cuenta que mis palabras mueven al viento. Esclavizados por la conveniencia ¿Cuantas muertes escondes bajo la mesa? La máscara ahora se despega y en mi boca afile la sentencia. Me siento un fantasma flotando en un profundo silencio donde todos conviven con sus bocas llenas de papel. Estoy cansado del mismo discurso sobrante y ser un cero a la izquierda sin nada para decir. Vas a escucharme decir no soy un cero a la izquierda sin nada que escupir, vas a reprimir toda la mierda que lograste concentrar en mí. Tanto tiempo permanecí en silencio. Soy la voz de los muertos. Soy un fragmento de pensamiento retenido en la memoria del tiempo.

BA STA R DO/ Miles y miles de agujas clavadas en mi piel para coser los pecados que fuese a cometer. Cientos y cientos de santos llorando por mi bien son solo puras mentiras que nunca creí ver. ¿En el último momento donde estaba la fe? ¿Dónde estaba? Postrado en la cama con la vista nublada, esas palabras de esperanza no sirvieron de nada, se llevaron su alma. Prometiendo milagros a cambio de plata, esas mentiras se empañan con tantas palabras ¿Salvación? ¿Creer en algo que nunca existió? Si alguna vez estoy por morir, solo me rezaría a mí. Jugar con la gente y sus esperanzas a cambio de algo. Esconder las intenciones, usar el miedo como un aliado. Nombrarme a un creador y denominarse los únicos amos de un mensaje que nunca estuvo claro, no pienso seguir al rebaño. Morir y vivir dejando las creencias de lado ¿Qué clase de gente dejo morir a mi abuelo? Decían salvarlo y a cambio pidieron su dinero, hablando de un dios cuando en un coma cayó, nunca aparecieron, no pudo hablarme, no pudo decirme adiós.

HOMU NCU LO/ Transita un cambio en lo que pensaba de mí. Un espectro vacío que sólo llenaba un ego de falsas emociones que no logré sentir. Mi grito en el más allá, la melodía supe consumirla y nadie me contestaba. Llene el fondo de ciertas sustancias y acciones, me desbordo en malas intenciones. Estoy hecho con los desechos de los demás. ¿Qué tan frágil me puedo sentir? Si no tengo una razón que merezca dejarme existir. Me crearon de los huesos de la muerte, devolviste a una persona que no lo pidió, quémame como otro simple favor. Soy el resultado de todo el odio que me alimento. En mi percepción se están mezclando los horrores con mis sueños torturándome, prefiero estar muerto. Mi pecho se abre de par en par, para que veas que no hay nada adentro para salvar. Para que veas que mi alma nunca tuvo un lugar en mi cuerpo. De a poco me estoy pudriendo enterrarme es mi única salvación ¿Quién soy y en que me convertí? Siempre me sentí tan hueco. Bórrame. ¿No te das cuenta? Nunca debí volver. Enciérrame en tu mente. Esperare, que yo quiero verte crecer. No pierdas tu tiempo en mí, soy solo un recuerdo. HA LO/ Sigo una luz perdida en los ojos de alguien. Despertarme en mi mente, esta vez, me di cuenta que no existo. Soy solo una vibración en el flujo del tiempo, lo corporal es un castigo pasajero. Giro sin control sobre mi eje y en cada una de mis vueltas vi detenerse todo el movimiento. Vivo en parpadeantes momentos, vivo en un sin fin de encuentros que con suavidad colisionan contra una pared. Intento coordinar mi voz contra las ondas para que me escuchen desde otro lado. Exhausto, mientras más intento resolver mis problemas, se sigue moviendo la arena. Secar mi garganta volver mis minutos agua y así poder secar la arena. Ojalá supiera como ser constante para encontrar respuestas de lo inalcanzable ¿cómo saber si soy yo quien no abrió la mente o si las puertas siempre estuvieron abiertas? Derroche lo más preciado en dedicarle un espacio a vivir sin saber sobrevivir, ahora descanso con el enorme vacío y con la certeza de que el reloj marco hoy la medianoche para mí. Repitiendo el mismo consuelo antes de irme a dormir. Repitiendo el mismo día, el mismo holograma que yo mismo diagrame para mí. Brillara todo mi mensaje bajo una nueva luz, que se borre toda mi conciencia y que reviva con más ímpetu, mis memorias están llenas de resplandor. Mi existencia es otro orb, en este infinito halo de luz.

ESPECTRO/ El miedo que viví en el momento que crecí, estuvo consumiéndome por dentro. Lo lleve a un extremo. Calculé un fin, pero fue un comienzo. Cada palabra que grite era mi propia voz guiándome al olvido, temí a lo desconocido, simplemente no comprendí que la parálisis al dormir era mi mente jugando en el sueño. Mis refugios se desmoronan y esos escalofríos son los síntomas de una traba en la que me atrape, una herida abierta que nunca limpie. Sentirme libre de lo que alguna vez temí, de lo oscuro que hay en mí, es sólo una pesadilla, un mal recuerdo o tan sólo mi propio eco. Mi vida supero al espectro. El vendaje no me deja ver, el vendaje no me deja mover. Descíframe lo que hay enfrente, la niebla domino mi mente. Desperté en medio de este vórtice, dudando del terrible mensaje que reescribí. Por tantos momentos no quiero vivir. Saber que temer no es perder, es solo un camino por recorrer, mis músculos sin forma no pueden cargarme, cruza el miedo que pudo ganarme.

ORBS / Preso, el más efímero momento, me despierto o me acuesto en lo hecho en lo simple nunca hay precio. Te olvidaste otra vez de lo bello, lo sepultaste muy adentro. Lo ocultaste de lo cierto. Aun me mantengo ileso. ¿Pero por cuánto tiempo? me refugiare en las luces de un recuerdo que llevo en mi pecho. Me cuesta respirar cuando sé que hay una soga en mi cuello y nadie quien te pueda perdonar. Pararía el tiempo para dejarme estar. Mientras espero que el nudo se comience ajustar, desvió la mirada hacia las luces que flotan alrededor, reténganme en el perfecto infinito balanceándome en mi cómoda visión, sin ningún dolor. Sentí pena por la vida que desperdicias en tus decisiones, no por quienes te llevan a arruinarla sin decirte. En cada alma siempre hay una palpitación con la esperanza de derrumbarse frente a un hermoso mañana. No sigas conteniendo la respiración.

SOMNIFERO/ Ronde de nuevo en la ciudad con la esperanza de encontrar un momento de paz, mis ojos brillan con la imagen del fuego, el olor a humo me está digiriendo. Sufro episodios de angustia, no encuentro una manifestación de querer despertar y ver cómo nos dejamos controlar. Sufro episodios de soledad, transito en el silencio y mi consuelo del sonido, es mi propio latido reduciendo mis días, mi atadura a este cuerpo sin vida. Intente separarme y falle, golpee mi cabeza contra la pared. Me mantuve despierto por saber, mis ojos ya no son capaces de ver. Dejaste distraer los sentidos, por tantos somníferos estamos adormecidos. Un tramo corto entre el propio dolor y el ajeno, amanecí para dormirme despierto. Amanecí con todo el peso del sueño clavando sus uñas en mis ojos abiertos. Convencido de este parasito que me implantaron. Deseo que mi imaginación no se haya perdido en los años.

36 0/

Escucho el sonido de un enjambre de insectos escarbando en mi cabeza, el chirrido intenta destrozar la serenidad que logre alcanzar al descartar mi locura de cada neurona en mi cabeza. Hay tanta información que paso por alto, como si no me diera cuenta de las tantas tragedias. Encontrar el principal problema es como buscar una gota en la tormenta. Estoy pensando que todo está bien y nunca me concentre, del dolor nunca me percate, es una esfera envolviéndome. Nos enterraron bien, los gusanos tocaron mis pies, es costumbre cerrar los ojos y no escucharlos también. El tabú de ignorar al que más sufre, ponernos por encima de él ¿Quién iba a creer? Que nuestro principal valor, es saber, que lo material te hace vivir bien. El egoísmo de retener sin soltar por el miedo de vernos acorralados en la basura que nosotros creamos. Giro en mi lugar tratando de enfocar, volteo hacia atrás. A ZU FR E/ Todo mi dolor lo mantuve adentro. Las venas están saturadas de presión, sobresaliendo por el fervor de encontrar una respuesta en el actuar perdiendo el control. Siento el dolor ajeno como una clase de satisfacción, tengo mi perversidad en una cima inestable, a punto de colapsar. Todo mi dolor siempre lo mantuve adentro, lo oculte entre fisuras de huesos y mi decisión fue traspasarlo a tu cuerpo, liberarme de esa presión. Los genes relucen siempre ese don, propaga el germen de una contaminación. Desde temprana edad vi cómo tan fácil matábamos, la cualidad que herede, innata del humano. Inhale los mismos químicos, se mezclaron con mi torrente sanguíneo, me llevo a moverme bajo el control del mismo impulso asesino que te movió a vos. Esos quienes arruinaron vidas fueron quienes pusieron un arma en tus manos. Quienes te llevaron a quitar una vida fueron quienes pusieron una bala en tu corazón. Juramos promesas sin valor, mentimos para sentirnos mejor. Vendí mi humanidad al mejor postor, el toque de la muerte se me concedió. Tengo dosis de dolor diariamente dadas como una inyección, la malicia es el cáncer que está comiendo a mi corazón.

Agradecimientos: Agradecemos a todas las personas que formaron parte directa o indirectamente en la creación y formación de este CD. Agradecer a Fede por aguantarnos desde la producción del EP y ser parte de la familia. A Lean por bancarnos en toda y su gran amistad. A Fabi por sumarse a este proyecto de editar un Disco desde la parte artistica. Familiares, amigos, bandas que comparten diariamente nuestra travesía por la música. Gracias de corazón Por Tierra Firme. Grabado y mezclado entre Febrero 2016 y julio de 2017 por Federico Ramirez en SRD Studios. Ficha Técnica: Grabación y Master: Federico Ramírez. SRD Studios. federicoEramirez@gmail.com Fotografía: Camila Anriques milaafotografia@gmail.com Diseño y Arte: Fabián Gimenez fabian.lea.gimenez@gmail.com Música y Letras: Por Tierra Firme Producción: Paper Heart Invitados: Track 3 – Matías Ezequiel (Reflejos) Track 6 – Brian Pineda y Fernando Yañez (Efecto Amalia) Track 7 - Lautaro Cardenas (Camino Eterno) Músicos: Lucas Perri - Voz Maxi Ballestero - Guitarra Guido Perri - Guitarra Ignacio Chamorro - Bajo Elías Imizcoz – Batería

Liricasptf  
Liricasptf  
Advertisement