Issuu on Google+


Marco legal de actuación Judicial y Policial Dr. Juan Andres Donnola.La ley nacional de desarmaderos 25761 y las leyes provinciales 12243 y 12502 en nuestra provincia de Santa Fe determinan el marco de actuación legal de las fuerzas de seguridad y policiales muy escuetamente.En efecto, no obra en las disposiciones mencionadas una adecuación formal de cuál es el verdadero rol de la policía que por supuesto siempre involucra a la Justicia en ese accionar.De todas formas y a pesar de ello, las fuerzas de seguridad deben tener una participación más activa y determinante que el mero control inscripcional que la normativa parece darle en principio.Es decir que en este trabajo vamos a tratar de desentrañar de qué manera, de conformidad a la normativa específica como a la propia tarea prevencional de las fuerzas estas pueden y deben actuar dentro del contexto mismo de la actividad.¿Cómo se controlan e investigan los desarmaderos y sus actividades conexas? Esta es una pregunta que todo investigador, ya sea policial, judicial o bien un ciudadano común puede hacerse y de hecho se hace habitualmente.¿Cuál es la respuesta y de qué manera se puede combatir las acciones de carácter delictivo en este rubro, cuando estas son detectadas?.- ¿Es posible prevenir las mismas?Este título tiene por objeto determinar las maneras más eficaces de prevenir controlar e investigar, cuando fuera necesario, de que formas se desarrollan las actividades comerciales en torno a los desarmaderos, que en los últimos años ha generado un descomunal negocio, que siempre tiene aristas de contenido ilícito.No es un objetivo destinado únicamente a ello, sino por el contrario trata de hallar respuestas adecuadas y elementos de prevención útiles para que de esta forma podamos colaborar a través de una serie posibilidades en combatir un amplio campo de actividades irregulares con la sana intención de que esto sirva para hallar el derrotero adecuado para el bien de todos.En principio debemos partir de lo estructural y normativo de la actividad para que a través de este camino se puedan ir generando acciones tendientes a dilucidar conductas concretas que la actividad produce.Es así entonces que debemos en el inicio desmenuzar la misma normativa, que es el instrumento adecuado para combatir las conductas que se oponen a ella.Creemos por otra parte, que solamente con la ley resulta imposible combatir a la delincuencia, y menos aún si esta mueve-como lo hace habitualmente- millones de pesos anuales.Es ilusorio creer que la legislación puede detener el avance de gran número de ilícitos, si esa ley no posee operadores válidos en esa misma estructura-.Es por ello, que el inicio de todo encausamiento conductual debe tener su génesis en la ley, pero además, deben existir otras estructuras, Instituciones y personas motivadas al cumplimiento mismo de ella, de lo contrario cualquier acción resulta destinada al fracaso.-


En este punto vamos a ver qué es lo que nos pone de manifiesto la legislación, de qué manera esta puede aplicarse y cuáles son las formas que consideramos más adecuadas para profundizar la investigación, en especial cuando las acciones son irregulares y/o delictivas.Es decir que, vamos a tratar de esquematizar las formas o maneras de investigar esta actividad con los métodos y estructura con que cuentan las fuerzas de seguridad y la justicia y además, cuáles pueden ser las posibilidades de éxito o fracaso que podemos tener.Vamos a dividir el método de trabajo en una serie de controles que resulta necesario efectuar a los fines de tener adecuadamente circunscripto este campo y las irregularidades o ilicitudes que puedan surgir de él.En principio nos encontramos con un área si se quiere llamar de carácter administrativo o legal y que hace a la autorización y manera de funcionar que debe tener esta actividad, pero que resulta muy importante para desentrañar el resto de las acciones o conductas que desde aquí se inician; Veamos: CONTROL E INVESTIGACION ADMINISTRATIVA Y DE FUNCIONAMIENTO La propia disposición legal permite este primer control que aparece importante para conocer en principio si la actividad en este rubro está debidamente acreditada y si en ese comienzo de actividad se hallan correctamente autorizados quien o quienes aparecen como responsables de la misma.Cuando hablamos de autorizaciones para funcionar, nos hallamos frente a distintos rubros por ejemplo, los desarmaderos, los comerciantes de repuestos usados, los transportistas del ramo, los almacenadores de estos productos, mecánicos , autopartistas etc; es decir que el marco resulta ser amplio y vasto.De conformidad a lo expuesto debe existir en principio una autorización inscripcional que hace la autoridad de contralor y que permite inferir ciertamente si esta se halla en regla para ejercer esta actividad.En este punto debemos recordar lo que nos dice el propio decreto reglamentario de la norma principal en este rubro, en cuanto a la fundamentación de esta misma disposición …..…”debe tenerse en cuenta la finalidad por ella perseguida, cual es responder a la necesidad de desarrollar políticas de Estado tendientes a enfrentar las prácticas delictivas vinculadas con la sustracción de automotores, las que últimamente han afectado gravemente la seguridad de las personas”…. La ley busca dotar a las fuerzas de seguridad y demás autoridades competentes de mecanismos de control de esta actividad, como así también establecer un sistema ágil y eficiente de control de la información accidentológica. Vemos entonces que aparece a modo de barrera infranqueable legalizar la actividad para ceñir el problema del rubro que aparece como errático y descontrolado y que por cierto puede generar y de hecho genera acciones de carácter irregular y/o delictivo.-


En efecto, toda conducta que aparece como vulnerante y preocupa a la sociedad debe reglarse por los medios legales que se disponga. De esta manera, y a partir de ella se empieza a conocer y controlar la actividad lícita o ilícita que esta pueda abarcar.Este control resulta absolutamente necesario y en especial en los desarmaderos y aquellas otras actividades que se hallan ligada a estos.- Recordemos que en Argentina, muchos automotores sustraídos “desaparecen”, como tales y se transforman en “repuestos y accesorios” usados. Esta actividad resulta la más sustanciosa de la organización delictiva, al punto que la propia venta del repuesto supera con creces, y duplica en algunos casos, el propio valor de cotización del rodado sustraído. Este es un campo delincuencial fértil y amplio, al punto que resulta más fácil hacer desaparecer un auto robado – del que no queda rastro alguno-, y dejar solo repuestos sueltos que no pueden identificar a la unidad. Las disposiciones legales vigentes en esta materia apuntan a “legalizar” ese “transito delictivo” de productos del mismo auto robado. Estas pautas refieren entonces fundamentalmente a inspeccionar y controlar todas las actividades y conductas de las personas que interactúan en el espacio indicado. En efecto, por un lado el desarmadero debidamente inscripto debe tener una correcta registración de su actividad, y de los rodados que ingresan para su baja y/o destrucción, como los repuestos reutilizables que deben listarse y tener numeración de seguridad acreditativa, como asimismo el destino de estos, en la cadena de comercialización. El esquema de control que deben realizar las autoridades policiales, fuerzas de seguridad, como además de otros organismos y de la misma autoridad de aplicación quedaría dispuesto de esta manera: Desarmaderos y Actividades conexas Actividad (esta debe estar debidamente autorizada y registrada en la D.N.R.N.P.A) Libros y Registros adecuados ( de ingresos de rodados, dados de baja, y egresos de repuestos) Repuestos registrados (con el sticker y la numeración legal que le otorga la secretaría de industria y comercio) Destinos de los repuestos (deben contener los mismos toda la documentación avalatoria; comprobante, factura, etc.) Conservación de toda la documentación (se debe conservar por diez años)

Estos cinco puntos demarcan el primer control que llamamos de carácter administrativo, y en uno de los lugares más álgidos de esta actividad, y que resulta ser generador de los mayores índices delictivos. Veamos entonces como continúa la cadena de esta actividad y en donde, además del desarmadero vamos a encontrar al transportista, al repuestero y al depósito o almacenamiento de repuestos.


Veamos también el esquema: Observamos entonces como en el esquema, que la comercialización se inicia en el mismo desarmadero que recibe la materia prima dada de baja por los particulares, por las instituciones o personas jurídicas; para proceder a reciclar luego los repuestos reutilizables que van a alimentar los siguientes pasos de la cadena, es decir el comerciante de repuesto usados, el transportista y además esa actividad concluye o no en el local adjunto de depósito que puede tener ese comerciante. En consecuencia, también en estos puntos y lugares debe existir el control de las autoridades encargadas de hacerlo. En efecto, todos esos lugares deben ser controlados, a través de una acción que hemos llamado de carácter administrativo.

Repuestero Desarmaderos Transportista Depósito o Almacenamiento

Persona Física o Jurídica La legislación de fondo menciona todas las actividades principales y conexas, por lo que tanto estas o aquellas deben ser plausibles de control administrativo o de legalidad. En él incluimos, las autoridades policiales, las fuerzas de seguridad, la autoridad de aplicación (la secretaría de seguridad y la D.N.R.P.A), como también agregamos al AFIP y la secretaría de comercio e industria en los circuitos de su competencia. En síntesis, el control administrativo incluye el administrativo propiamente dicho, como el de legalidad, que pueden llevarse a cabo por las instituciones y personas que se mencionaron más arriba. Resulta necesario en toda esta cadena tener un adecuado y permanente control de la actividad; porque de lo contrario, y si la misma se radicaliza únicamente en alguna de ellas nos puede ocurrir como en muchas otras cuestiones que el árbol no nos permita ver el bosque. El legislador ha querido extenderse en toda esta gama de posibilidades y actividades, al punto de que el “blanqueo” de este comercio sea también la piedra base de la transparencia de toda la actividad. En consecuencia, tenemos quienes pueden efectuar el control, sobre qué puntos y lugares, y de qué manera y con qué competencia este debe llevarse a cabo. En suma, este primer control es fundamental para que puedan lograrse los otros que a continuación se van a detallar:


CONTROL E INVESTIGACION DE FUNCIONAMIENTO En este rubro podemos ubicar a aquellas acciones destinadas a controlar todo este sistema dentro del mismo canal de actividades. En efecto, las mimas disposiciones legales permiten y facultan a las fuerzas policiales y de seguridad –por ejemplo-, a efectuar visitas de contralor e inspección dentro de todo este marco de comercialización. Así vemos, por ejemplo que las autoridades pueden requerir el ingreso de inspección a los lugares destinados de esta actividad (desarmaderos- casas de comercio), como asimismo disponer controlar la cadena de transporte y almacenamiento de esta. La tarea puede realizarse también en forma conjunta, como está ocurriendo en Buenos Aires cuando la propia autoridad policial está acompañada de la secretaría de seguridad interior y del personal de la D.N.R.P.A. En suma, el funcionamiento debe ser permanentemente controlado, al tiempo que debería existir una coordinación de fuerzas y programación de tareas destinadas en tal sentido ; pudiendo en su caso que las mismas sean sin aviso para lograr un mejor resultado. Cabe preguntarse entonces. ¿De qué manera deben actuar las autoridades en este sentido? A respecto, ya fuimos adelantando en este trabajo como debe ser el accionar; pero no obstante ello debemos ser más precisos aún y puntualizar en cada rubro los ítems más importantes. Por ejemplo: a. En los desarmaderos: Hay tres puntos importantes de control a saber: · El control de los registros de autos de bajas desarmados con piezas reutilizables.( a nivel nacional, o certificados de venta a nivel Provincial) · Contralor de egresos de los repuestos con la documentación pertinente y el destino que se le ha dado a estos mismos.( a nivel nacional) · Control de la documentación que avale todas las operatorias de los repuestos o autopartes (en ambas leyes) que han sido vendidas a los repuesteros o particulares (recordemos que esta documentación debe ser guardada por el término de 10 años según la ley nacional).Tanto un control como el otro resultan de fundamental importancia, dado que el registro de bajas de los vehículos permite saber a ciencia cierta, cuantos autos – con su debida identificación- y en que fecha fueron estos puestos en esas condiciones. De esta manera, y a partir de esta acción vamos a saber que repuestos o partes reutilizables, ha salido de ese desarmadero, dando lugar entonces al segundo control, que va a permitir conocer la cantidad y calidad de los repuestos que han egresado de este lugar y cuál ha sido su destino.Esta acción está íntimamente ligada a la anterior y da pié a un tercer control , que es el de la documentación que avale la operatoria, habida cuenta que si un vehículo ha sido desarmado en ese lugar deben haber salido las partes reutilizables con un destino cierto, y por supuesto, tiene


que existir toda una documentación que le dé respaldo, de lo contrario nos encontraríamos en principio con una irregularidad detectada.En un segundo tipo de control, nos ubicamos en los mismos comercios que venden este tipo de productos, y que precisamente se generan en los desarmaderos legales , por lo que va de suyo puede verificarse correctamente este segundo eslabón de la siguiente manera: b- En los comercios de repuestos usados: · Facturación y documentación de todos los ingresos de repuestos (que debería coincidir con el egreso del desarmadero proveedor). · El contralor de los stickers de los repuestos en exhibición y de la originalidad y legalidad de los mismos. (a nivel nacional únicamente).· Contralor del movimiento comercial del negocio en un período anterior al inspeccionado, validando la facturación y recepción de repuestos como su destino. · Averiguación y contralor en su caso del o los depósitos con que cuente el comercio. · Contralor y requerimiento de las empresas de transportes que comercializan los productos y que abastece al comercio. Como podemos observar el primer punto resulta ser una consecuencia de aquel otro que dejamos pendiente en el anterior, es decir, todos los ingresos de repuestos o autopartes al comercio debidamente inscripto como tal, debe tener una facturación que avale su presencia en el mismo, lo que implica conocer el origen de esos productos, y la manera en que estos llegaron a dicho lugar.-. Por lo tanto, si la factura o documentación resultase falsa, ésta resulta ser fácilmente detectable, habida cuenta que deberá tener un origen de algún desarmadero como para cotejar debidamente si dicho documento resulta coincidente con el que dispone el desarmadero que lo ha proveído.En segundo término tenemos el control de los stickers de los repuestos usados y autopartes, que deberá contar con una debida registración de la dispuesta por la Secretaría de Comercio e Industria para los productos de que se trate, y además, resulta extremadamente importante verificar la originalidad de estos stickers, a los fines de que no hallemos falsificaciones.Pero también resulta recomendable tener en cuenta que en la venta de repuestos, los stickers pueden ser quitados al ser vendidos y con ello sanean la venta de repuestos de origen espúreo.La maniobra podría darse de manera tal que se le puede haber colocado únicamente la identificación en su exhibición pero luego este producto u otro-de otro origen- sale y llega a las manos del cliente a quien solo se le ha referido de la existencia del mismo, y se le entrega en definitiva un producto carente de este sticker y sin una facturación acorde para no dejar rastros de la operación.En esta oportunidad también todo control parece ser poco y evidentemente se necesita la colaboración del particular, quien es que también debería hacer respetar estas reglas.-


Asimismo hemos puesto como tercer punto el control del movimiento comercial del negocio en un período anterior al inspeccionado, tendiente a verificar que ese mismo movimiento de piezas coincida con las respuestas a una actividad constante de conformidad al stock con que se cuenta y al recambio del mismo, lo que implica desechar únicamente los productos exhibidos a modo de pantalla.En esta tarea, no resulta necesario efectuar un peritaje contable ni muchos menos, basta solamente, requerir las copias de registros del comercio del período a inspeccionar y la nómina del stock con que cuenta.Estas mismas copias pueden ser analizadas perfectamente por el organismo o fuerzas de seguridad que efectúa el control e informar, luego de haberlo efectuado su resultado al comerciante.- Ello implica que toda inspección, no necesariamente debe tener un resultado inmediato, y en muchas ocasiones, dado el giro comercial y la cantidad de productos a verificar resulta necesario efectuar un análisis más mesurado.En Argentina estamos acostumbrados al control cuasi militar de la repartición que lo efectúa, cualquiera sea esta, generando un despliegue de fuerzas cuando estas situaciones podrían manejarse dentro de los cánones de la normalidad y siempre con el adecuado respeto.En suma, todo ese control, no debe generar solamente la búsqueda de irregularidades o ilicitudes, sino que, aunque rutinario debe tener el adecuado y mutuo contralor de las diferentes reparticiones que así lo hagan a los fines de evitar cualquier otro acercamiento “individual” que pueda dar por tierra la seriedad que se le pretende otorgar a este tipo de controles.El cuarto punto de contralor es el del o los depósitos con que cuente el comercio de que se trate.- Recordemos, que también estos depósitos o lugares de almacenamiento deben estar debidamente registrados, (según la ley nacional) lo que implica que al ser controlado un comercio también debería serlo el depósito o almacén con que cuente el mismo, y para ello basta además de la inspección requerir el listado de stock que debería contar los productos almacenados en esos lugares.Por último, se deben controlar las empresas transportistas que abastecen a estos comercios, que como dijéramos con los depósitos también deben encontrase debidamente inscriptos.Estos deben tener además toda la documentación que acredite haber transportados los productos, repuestos, autopartes, etc, desde los desarmaderos hasta los comercios, y al igual que los demás tienen la obligación de guardar toda esa documentación.c.- En los medios de transporte destinados a abastecer los comercios: · Control en la propia sede de la empresa transportista respecto de la documentación que avala el transporte (facturas, remitos, etc.).· Control en rutas, caminos y calles de la ciudad, respecto de aquellas empresas transportista de repuestos usados.Como fuimos adelantando precedentemente, los medios de transportes cierran de alguna manera el circuito de tránsito que tiene toda esta comercialización de repuestos, y en donde la


firma debería encontrarse convenientemente inscripta e identificada en este rubro a los fines de legalizar correctamente ese camino.Este contralor se puede hacer en la propia sede de la empresa, o bien en el propio camino en que estos incursionan desde los mismos desarmaderos hasta los comercios abastecidos.En la misma firma se puede inspeccionar y requerir la documentación que avale el transporte de los repuestos que figuren en las hojas de rutas y en los remitos que deben tener y conservar por algún tiempo, como ya nos refiriéramos.Asimismo en la calle se puede hacer un control de los objetos transportados, que deberían encontrarse debidamente etiquetados con los stickers correspondientes y con la documentación que avale ese transporte.d.- En los lugares de depósito o almacenamiento.· Control de los repuestos o accesorios que se hallan en el lugar y de su facturación. · Control de los stickers adheridos a los repuestos.· Control de toda la documentación o comprobantes de la adquisición de los mismos.· Contralor del listado de stock efectuado por el lugar de almacenamiento debidamente inscripto.· Contralor del movimiento del lugar de depósito en un período anterior a los fines de poder determinar si este se compadece con el stock disponible y la facturación puesta de manifiesto por la empresa.Los lugares de depósito, son los sitios más vulnerables al contralor y a la investigación de cualquier índole, toda vez que ellos de no estar inscriptos debidamente pueden aparecer ocultos y de difícil acceso o contralor.En efecto, el ocultamiento de los repuestos y autopartes de origen incierto es un factor decisivo en la organización delictiva, toda vez que a partir de estos sitios vuelven a “aparecer” los productos del robo nuevamente en el mercado.En consecuencia si este contralor no resulta decisivo, la situación puede transformarse en diferentes acciones o conductas que van a derivar seguramente en una fachada de legalidad que oculta el verdad.-de otro negocio detrás de ella.Por lo tanto, debemos insistir en que no solamente se debe realizar un contralor de los lugares de depósitos legalmente inscriptos, sino especialmente de aquellos que no aparecen en esas condiciones.Esta tarea puede obviamente resultar más difícil de detectar, pero ello no emerge imposible de lograr, si existe una verdadera actitud investigativa de quienes son los encargados del contralor de esta actividad- incluidas las fuerzas de seguridadDe esta forma, las autoridades responsables tienen la obligación de efectuar las tareas tendientes a encontrar los lugares de depósito ilegales, a través de una mera tarea de


inteligencia, que se va a circunscribir esencialmente en los diferentes lugares en que pueden radicarse estos negocios.Debemos tener en cuenta que estos por lo general- hay excepciones suelen encontrarse cerca de aquellos centros o comercios de venta de estos mismos productos, por lo que amerita en este primer eslabón investigativo efectuar un radio de amplitud moderado entre el punto de venta y el probable lugar de depósito.La tarea no es difícil, y puede tener la cobertura de la misma jurisdicción policial como de la comuna local que puede aportar datos precisos a través de información catastral y comercial del lugar de que se trate.Es decir que, la información puede ser obtenida y lograda con un poco de esfuerzo y a partir de ella lograr focalizar los lugares en donde pueden haber algún tipo de actividad irregular que puede ser confirmada con los movimientos que puedan detectarse en orden al ingreso de personas y medios de transportes.En cuanto al contralor de los comercios legalmente establecidos, y como ya lo hemos venido refiriendo en este trabajo , se encuentra direccionado a los repuestos, autopartes, etc. que se hallen en su lugar y sus comprobantes, al stock declarado, los stickers de los repuestos, la documentación avalatoria de la mercadería en existencia , y como ya dijimos también en otro punto, cualquier otro tipo de control respecto del movimiento del depósito en un período determinado.e.-En los talleres mecánicos de chapería y autopartistas.· El control habitual que pueden realizar las fuerzas de seguridad y policiales, -en cualquier estado provincial pudiendo en su caso, requerir de hallar irregularidades en los repuestos sustituidos los pertinentes comprobantes de adquisición.En todos los casos expuestos precedentemente, como en este en particular, siempre existe la posibilidad de intervención de las fuerzas de seguridad o policiales, quienes tienen la facultad de intervenir en cada uno de estos sitios en la medida que se logre –investigación mediante-, detectar hechos irregulares u ilícitos, pudiendo en todos los casos solicitar la correspondiente autorización Judicial para requisar u allanar los sitios sospechados.Todos estos mecanismos son posibles y pueden efectuarse coordinadamente, de manera tal que ese accionar permita desechar cualquier acto individual de componenda o “arreglo previo”, que haga ilusorio cualquier inspección sobre los puntos en cuestión. En este tema debemos se inflexibles; no resulta factible hoy día que una única repartición controle todo este mercado importante; es por el contrario absolutamente indispensable un trabajo mancomunado destinado a “limpiar” y si es posible erradicar acciones delictivas en este amplio y oneroso campo.


CONTROL E INVESTIGACION EN LA PREVENCION DE ILICITUDES En este punto vamos a internarnos en los mecanismos propios de la delincuencia; es decir cuando estas acciones aparecen o se ponen de manifiesto, de manera que resulta necesaria la intervención de las fuerzas de seguridad y de la Justicia.De manera tal y como decíamos precedentemente las fuerzas policiales tienen abierta la posibilidad –con la debida autorización judicial-,para efectuar los controles que fuera menester cuando en algunos de los puntos ya analizados, la actividad resultare “sospechosa” “irregular”, o propiamente delictiva.Para ello cuentan con las medidas cautelares y prevencionales ordinarias en todo proceso penal, que pueden materializar en esta misión (verbigracia , allanamientos, secuestros, requisas, o cualquier otra medida cautelar que dispongan los códigos de rito del lugar de que se trate), destinados como dijimos en principio a la prevención pero también al combate mismo del delito.Los fundamentos mismos de la ley le imprime un carácter de suma importancia el enfrentar con la debida fuerza a la delincuencia organizada.Debemos en este punto tener muy en cuenta que las bandas dedicadas a esta actividad se mueven en el mercado” con una moderna organicidad y muy rápidamente, lo que hace que el delito debe ser atacado de inmediato y en el momento oportuno, de lo contrario, es en vano insistir en tener algo de éxito en este tipo de acciones.La mayoría de los vehículos sustraídos en el mercado interno, no vuelven a aparecer, y ello tiene una explicación válida y concreta, que no es otra cosa , que la que nos dice que el vehículo deja de ser tal y se lo transforma en repuesto y autoparte. El lugar preferentemente utilizado por la delincuencia para estas acciones son los desarmaderos ilegales”, o aquellos depósitos o lugares de almacenamientos irregulares”.La ley de desarmaderos de carácter nacional, como aquellas provincias que tienen su propia legislación, o bien se hallan adherido a ella, les permite tener un adecuado control de los lugares donde se hallan habilitados los comercios legales y la expectativa de poder localizar aquellos que no se hallaran en esas condiciones.¿Qué deben hacer las fuerzas de seguridad y demás organismos en este caso?- En principio y sin perjuicio de ser reiterativo, las fuerzas siempre deben actuar combinadamente en estos casos, ya sea la policía, Secretaría de Seguridad, D.NRPA.. etc; de ninguna manera el accionar debe ser individual o aislado, lo que llevaría un esfuerzo en vano y sin posibilidades de éxito, o bien quedar las acciones empantanadas por cuanto estas pueden frustrarse por la filtración informativa.Al respecto se pueden efectuar las siguientes medidas de control y prevención de ilicitudes: - Determinar un contralor permanente y combinado de los desarmaderos legalmente registrados (ya vimos en este mismo trabajo de que manera se puede hacer esto y cuáles son los puntos que se deben requerir a los efectos de que ese control no sea ilusorio).-


- Efectuar un rastreo de los depósitos o lugares de almacenamiento en especial de aquellos que no se halle debidamente registrados en la DNRPA pero que pueden estar inscriptos en los Municipios como lugares accesibles a los depósitos.- Es decir que a través de un amplio informe Municipal se puede lograr determinar aquellos lugares con actividades lícitas registradas y por descarte aquellos otros que no se hallan en esas condiciones mediante un trabajo de investigación que debería efectuar, y de hecho puede y está en condiciones de realizarlo la misma Policía.- Las mismas jurisdicciones policiales pueden lograr un mapa más completo de cada zona y de los lugares en donde pueden ocurrir estas actividades clandestinas, teniendo en mira aquellos depósitos, que sin ser garajes o lugares de acceso de transportes de actividades lícitas, pueden albergar acciones de ocultamiento de estos hechos ilícitos.- Es dable entender que la sola manifestación o ingreso de los Desarmaderos en un área de legalidad, esto no impide que la actividad pueda irse desarrollando detrás del mostrador, en otras condiciones.- No nos debe impactar la fachada o la imagen exterior del Comercio, que puede-si se quiere, atender al público en esas condiciones pero que también puede ofrecerle al cliente el repuesto requerido –que no está en stock – para las próximas horas e incluso entregárselo en su casa , sacando al repuesto de la esfera legal obligatoria y llevarlo al cliente-que puede saber o no la maniobra- un repuesto similar pero del mercado ilícito.Todas estas otras actividades conexas e irregulares, a veces son muy difíciles de desenmascarar pero en muchas ocasiones lleva la complicidad del ciudadano común quien aferrado en conseguir un mejor precio del repuesto usado-eludiendo los controles de legalidad y fiscales-, y a quien no le importa adquirir el producto en esas condiciones y hace la vista gorda encandilado por el mejor precio obtenido en la reventa.- En suma, veamos cuales son las posibilidades de prevención y control complementarias con que cuenta las mismas autoridades de aplicación y fuerzas de seguridad para combatir estas ilicitudes: - Alertar preventivamente a la población de estas y otras acciones similares de las que pueden ser víctimas, haciéndole saber, además, que la actitud de aceptación por parte de quien adquiere productos en estas condiciones resulta ser encubridor de aquellas maniobras y por lo tanto factibles de ser procesados por esta ilicitud.- Requerir o consultar a modo de información permanente a la Secretaría de Industria y Comercio , al AFIP, a la Secretaría de Seguridad, respecto de las disposiciones, resoluciones o circulares que se hubieran dispuesto a los fines de tener debidamente actualizado estos ítems que hacen a la misma prevención y control de todo este amplio campo.- Solicitar de los mismos Municipios la información de las empresas de transportes, y/o fletes debidamente habilitados a los efectos de conformar por jurisdicciones un bosquejo de los eventuales medios de transporte, en especial de aquellos que no estuvieran registrados en la DNRPA como transportista de repuestos usados.


- Controlar asimismo en los talleres mecánicos y lugares de recambio de repuestos que los mismos cumplan con las nuevas modalidades de repuestos usados (que estos tengan el sticker pertinente y que el mismo sea original-solo a nivel nacional-), teniendo en cuenta que en muchos casos es el propio mecánico y/o chapista quien adquiere a los repuesteros las piezas que debe cambiar. - Todos estos puntos llevados a cabo, repetimos, coordinadamente puede lograr resultados inesperados en la baja de la criminalidad en esta actividad que se halla muy asentada desde hace tiempo en nuestra sociedad.-

CONTROL E INVESTIGACION INTELIGENTE DEL DELITO Toda actividad o acción ilícita tiene como contrapartida una reacción social de cobertura defensa o protección en especial por el daño que esta ilicitud provoca.Para poder combatir el delito se debe también estudiar la misma ilicitud que lo provoca ,ya sea en su concepción, forma, manera, lugares y modalidad.De esta forma, el análisis de la criminalidad y en cuanto esta se halla focalizada es una tarea importante que permite el seguimiento de la misma delación con la idea de controlarla y si es posible, eliminarla.En este punto debemos incluir todas las posibilidades que implican investigar las raíces mismas del delito.De manera tal que es necesario efectuar este tipo de paneo criminal, en especial sobre aquellos temas álgidos que hieren constantemente a las mismas entrañas sociales.La delincuencia se ve en si misma absolutamente embanderada con nuevas metodologías y técnicas destinadas a obtener resultados con mayor frecuencia y éxito.De esta forma va ganando terreno sobre las maltrechas estructuras estatales, que son las únicas dispuestas a poner un freno a este avance.En consecuencia, si estos mismos andamiajes no funcionan debidamente, va de suyo que queda muy poco por restablecer de los daños y consecuencias de estos delitos.Es por ello que es absolutamente necesario actuar de las maneras más efectivas y nunca descartar aquellos organismos que planifiquen políticas criminales adecuadas en aras de encontrar soluciones en esta lucha constante contra la ilicitud.En este quehacer podemos ubicar las siguientes posibilidades, a saber: a).-PLAN SOBRE SEGURIDAD NACIONAL. En nuestro País ya en el año 2001 se promulgó una ley que avizoraba un plan de seguridad Nacional, en donde se hallaba y se encuentra incluido el tema de los desarmaderos como una


prioridad a tener en cuenta; al punto de encontrarse dentro del rubro dedicado y tan delicado como lo es el crimen organizado.. Al respecto y en la parte que corresponde a este punto que lleva por título,” Lucha contra el Crimen Organizado, Reformas legales complementarias”, especifica una serie de acciones que considera importantes a los fines de poder combatir las ilicitudes expresando una serie de premisas a tener en cuenta que podrían ayudar a combatir este mercado ilegal del robo y desarmado de vehículos.En ese orden expresa, por ejemplo, Una detallada individualización de las partes principales de un automóvil entorpece su comercialización ilegal. La obligación de eliminar la documentación del auto destruido hace inviable su utilización para la confección de rodados mellizos. La confusa división entre lo legal y lo ilegal desaparece. Pasa a ser obligatoria la destrucción de piezas de origen no acreditado. Se crea un registro único de desarmaderos y ventas de partes usadas, con estrictas exigencias de control. El que no cumple se le decomisa la mercadería y se destruye. Es decir, estas son las pautas iniciales que determinan un largo y sinuoso camino para hallar respuestas de una manera distinta y que tienden esencialmente a la prevención como también a la acción, de forma tal que deban ser incluidas como elementos a tener en cuenta en la propia seguridad de la misma República.Del mismo modo, existen una serie de factores que predisponen por qué y las modalidades de cómo ciertas personas deciden transgredir la ley , en donde podemos aglutinar factores geográficos, o material delictivo valioso o aprovechable, que hacen y permite que se pueda planificar aquello que se llama un mapa del delito.Es así que la información geográfica determina una base de datos de aquellos delitos más caracterizados en el lugar, permitiendo de ese modo además un análisis adecuado de la criminalidad como factor social a investigar.Asimismo estos sistemas permiten por sí, el uso interactivo de diferentes sistemas de otros lugares, lo que facilita en todos los sentidos el trabajo y la adecuada capacidad de respuesta ante los hechos delictivos.La ley Nacional de Seguridad también en este punto expresa entre otros items, la creación de una agencia Federal de Investigaciones y Seguridad Interior indicando la actividad que debe cumplir: AGENCIA FEDERAL DE INVESTIGACIONES Y SEGURIDAD INTERIOR • Tendrá bajo su órbita un área de Investigaciones y un Cuerpo Nacional de Paz. • Organismo autárquico, con Director Nacional dependiente del Secretario de Seguridad Interior. En su rol de Investigación Federal: • Agrupa y coordina todas las áreas de investigaciones de las fuerzas federales sobre el crimen.


• Articula su acción con sentido federal con todas las fuerzas provinciales del país. • Administra un nodo informático central conectado en red y lavado de dinero. • Elabora el mapa delictivo referido a secuestros extorsivos y bandas delictivas en general, con especial énfasis en narcotráfico, tráfico de armas, Desarmaderos contrabando.• Llama a concurso para incorporar 1.000 investigadores que dependerán directamente de la agencia.” Existen, por otra parte, determinados organismos-generalmente de carácter estatal, que se agrupan en la prevención y combate del delito a través del estudio mismo de los hechos delictivos, es decir, su forma y manera de manifestarse, teniendo en cuenta modalidades y lugares en que estos ocurren.Es decir todas las formas inteligentes de combatir el delito, teniendo en cuenta el estudio mismo de los caracteres de estos en un campo de acción en donde las bandas gozan de una organización avanzada que no se condice en algunos casos con las elementales estructuras prevencionales para hacerles frente.En este tratamiento y contralor inteligente de la misma ilicitud podemos encontrar también: b). LOS SISTEMAS DE INFORMACION GEOGRAFICA.Los llamados sistemas de información geográfica (GIS),permiten las incorporación de los datos geográficos en los procesos informáticos.Esta manera de actuación de carácter inteligente ha crecido vertiginosamente en la Argentina y en ese sentido se pueden resumir ciertas pautas de referencia a los que apuntan los mismos, acorde al siguiente esquema: · Identificar problemas y revelar patrones y tendencias a partir de los datos que no puedan ser aparentes de otra forma.· Analizar problemas y combinar datos de diferentes fuentes –algo que no se hace rápidamente en otros ambientes.· Evaluar esfuerzos y programas de prevención mostrando como los datos cambiaron luego de las respuestas.· Mostrar distribuciones de recursos.· Compartir información.· Crear mapas muy simples en los que se muestran la localización y concentración de los delitos. Estos mapas pueden ser empleados para ayudar en la elaboración de estrategias de patrullajes y vigilancias dirigidas a aquellas zonas en la que más se necesita.· Los estrategas y peritos policiales pueden emplear mapas más complejos para observar y encontrar tendencias en la actividad criminal a los efectos de actuar en consecuencia.-


· Los investigadores también pueden emplear mapas como técnica para mejorar el entendimiento de los patrones de “caza” de los delincuentes seriales, permitiéndoles elaborar distintas hipótesis para detectar, por ejemplo en donde pueden habitar esos delincuentes.· Los mapas como producto, también permiten detectar, conocer y entender las necesidades de los usuarios. Su difusión pública ayuda a prevenir a las posibles víctimas sobre recorridos, horarios y lugares considerados peligrosos para su seguridad personal.En estos mapas que se transforman en áreas geográficas puntuales permiten obtener puntos, lugares rutas y objetos como elementos destacados en la formación de los mismos y que resultan de gran utilidad en toda investigación criminal a efectuarse.En efecto, la utilización de la fotografía satelital permite hoy día efectuar un adecuado rastreo de elementos y movimientos de características irregulares o delictivas, y en especial en aquellos delitos-como en los que se ejecutan en los desarmaderos ilegales- que deben necesariamente efectuarse con amplios movimientos o desplazamientos de personas y rodados.Asimismo, esta fotografía puede determinar, campos, zonas, depósitos o almacenes que en principio aparezcan ocultos a la vista normal de la población y sirvan para enmascarar otras actividades de carácter ilícitoLA DIRECCION NACIONAL DE INTELIGENCIA CRIMINAL.La Dirección de Inteligencia Criminal surge a partir de la ley 25520, que incorpora este nuevo concepto en la investigación de ilicitudes.Es decir, que a través de ella, existe una cuestión diferente en la investigación diaria que pueden hacer policías y la misma Justicia, porque a través de ella el concepto mismo del delito se amplía en un campo conjetural de posibilidades investigativas.De manera tal que como decimos en este mismo trabajo, a los hechos ilícitos hay que encontrarle su esencia, su idiosincrasia, su forma de actuar y su espacio, a los fines de lograr combatirlos adecuadamente.A través de esta Oficina, que tiene una conexión en Internet y que por medio de esta que puede tener una interrelación con archivos provinciales policiales , además de los datos que en si misma puede generar, ayuda, y de hecho lo hace a la misma localización de la delincuencia y de sus responsables.Esta oficina gubernamental ha tenido asimismo la ayuda de grandes centros de investigación, como el FBI y la DEA,( Por EEUU), como además de Scotland Yard de parte del Reino Unido.Desde este lugar, esta Dirección está conectada a las provincias del país como además a la Policía Federal, Gendarmería Nacional, prefectura Naval y Policía Aeroportuaria, tratando de formular tendencias delictivas a través de los distintos mapas de la delación, e incluso con la Republica del Brasil en donde acordó una colaboración Internacional a nivel de robo de automotores a los fines de combatir este delito que en los últimos tiempos se vio incrementado en el cruce de ambos territorios.-


La norma mencionada en un principio, elabora propuestas consistente en la obtención, sistematización y análisis de toda la información obtenida, de aquellos hechos o conflictos que puedan poner en riesgo la seguridad interior o exterior.Pero asimismo avizora lo que se denomina contrainteligencia y la define como aquella actividad que se efectúa con el propósito de evitar acciones de inteligencia precisamente de aquellos grupos o actores que puedan poner en riesgo esta seguridad de la que hablábamos más arriba.Asimismo entiende a la inteligencia criminal como aquella parte de las acciones de inteligencia que se halla referida a actividades criminales específicas , que por su naturaleza , magnitud, modalidad, etc afecten , el patrimonio, los derechos, las instituciones que precisamente otorga la misma Constitución Nacional.No obstante la particularidad actuación que tienen este tipo organismos, los mismos se ven restringidos para realizar tareas distintas a las que fueron engendrados. En efecto, no pueden por ejemplo realizar tareas represivas, funciones policiales o de investigación criminal, sin un requerimiento efectivo realizado por una autoridad judicial.- De la misma manera no pueden almacenar información o datos sobre personas, por el solo hecho de su raza, fe religiosa, acciones privadas u opinión política.- También está vedado revelar o divulgar cualquier tipo de información adquirida en el cumplimiento de los servicios que estas organizaciones cumplen.Es decir que este organismo cuenta con las herramientas necesarias para ser utilizadas en la prevención e investigación inteligente de la delincuencia y en organizaciones perfectamente organizadas como las que actúan en el robo de desarmado de vehículos.Debemos recordar que la Dirección de Inteligencia criminal, depende de la secretaría de Seguridad Interior, por lo que más estar decir el organismo aparece suficientemente cerca para poder ser utilizado, consultado y requerido tanto por autoridades policiales como judiciales dentro de los cánones de su esfera de competencia.d).- EL SISTEMA NACIONAL DE INFORMACIÓN CRIMINAL (SNIC) La Dirección Nacional de Política Criminal implementó mediante la ley 25266 el Sistema Nacional de Información Criminal a los fines de recolectar, producir y analizar las informaciones estadísticas sobre el delito en la Argentina.Mediante este sistema se puede recolectar la información suministrada por las fuerzas de seguridad , las policías provinciales, policía federal, gendarmería y prefectura naval, teniendo en cuenta, la cantidad de sumarios iniciados por hechos delictivos.-. Es decir que, los informes que se realizan utilizando como fuente los hechos presuntamente delictivos iniciados en las diferentes reparticiones policiales y demás fuerzas de seguridad,-que no incluyen los delitos no denunciados ni los que ingresan directamente a la Justicia, -.por lo que puede haber variaciones en cuanto a las cifras que reflejan estos reportes y que se limitan a los cambios detectadas por las propias Instituciones.-. Los registros mensuales se realizan mediante una planilla diseñada a tal fin que las policías y fuerzas de seguridad que remiten a la Dirección Nacional de Política Criminal.-


En estos reportes se van delineando los hechos presuntamente delictivos, continuando de esa forma la manera en que trabaja el mismo Registro Nacional de Reincidencia y Estadística Criminal, y que encuentra asociada a las figuras y tipos penales descritos en el Código Penal. En consecuencia, los datos disponibles han sido agrupados siguiendo en parte la tipificación del Código Penal de modo tal que puedan a simple vista identificarse grupos según los bienes jurídicos afectados. En virtud de lo dispuesto por la ley 25.266, la Dirección Nacional de Política Criminal es el organismo encargado de realizar la estadística criminal y de funcionamiento del sistema de justicia del país, y a tal fin, tiene la facultad de solicitar información estadística a las policías, a los demás organismos de seguridad, tribunales penales, fiscalías y penitenciarias. En consecuencia, todas estas variables someramente descriptas en los puntos precedentes permiten ir delineando una política inteligente para combatir la delincuencia,.De forma tal, que también las incluimos dentro de las variadas formas de contralor e investigación, porque de esa manera se pueden realizar y pergeñar desde estos organismos los adecuados sistemas para combatir estos delitos que cuentan con una organización adecuada para convertirse en un flagelo social permanente.Nada se logra el éxito en el aislamiento investigativo, o en la soledad decisoria de acciones que quizás no sean las más adecuadas.- En efecto, toda esta legislación permite y está precisamente elaborada para actuar con la mayor fuerza posible, lo que implica la posibilidad cierta de ser utilizada adecuadamente.Por lo tanto, debemos tener en cuenta todas estas posibilidades puestas de manifiesto a los fines de combatir, como en este caso una de las organizaciones delictivas más importantes, que comanda el robo de automotores para su desguace en desarmaderos ilegales, y que genera entre $400 y $700 millones de pesos anuales en nuestro País.La tarea no es fácil, sino todo lo contrario, teniendo en cuenta que, al generar antas divisas ilegales, estas juegan un rol muy importante en la desviación de decisiones de quienes no tienen las convicciones precisamente puestas a los fines de lograr los objetivos aquí reseñados.-


Control e Investigación Judicial y Policial de Desarmaderos