Page 1

AUDIENCIA NACIONAL Sala de lo Penal Sección Tercera

Rollo de Sala nº 11/2011. Sumario 1/2011

La sección tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional (Presidente Ilmo. Sr. D. Félix Alfonso Guevara Marcos, Magistrados Ilmo. Sr. D. Guillermo Ruiz Polanco e Ilmo. Sr. D. Antonio Díaz Delgado) ha dictado

EN NOMBRE DEL REY la siguiente

SENTENCIA En la Villa de Madrid a 9 de diciembre de 2013. Por los magistrados arriba señalados que han visto en juicio oral y público la presente causa en la que han sido partes los ACUSADOS D. ENRIQUE PAMIES MEDINA y D. JOSÉ MARÍA BALLESTEROS PASTOR. Encontrándose ambos en situación de libertad provisional por esta causa y siendo defendidos: Enrique Pamiés Medina por la Letrada Doña María Ponte, y representado por el Procurador Sr. D. Álvaro de Luis Otero; José María Ballesteros Pastor, defendido por el Letrado D. José Luis Vegas González y representado por la Procuradora Sra. Doña Eva García Rey. Han sido PARTES ACUSADORAS, el MINISTERIO FISCAL, representado por el Ilmo. Sr. D. Carlos Miguel Bautista Samaniego, ASOCIACIÓN DE VÍCTIMAS DEL TERRORISMO, defendida por el Letrado D. Antonio Guerrero Maroto y representada por la Procuradora Sra. Esperanza Alvaro Mateo, ASOCIACIÓN DIGNIDAD Y JUSTICIA defendida por la Letrada Doña Vanesa María Santiago Ramírez y representada por la Procuradora Sra. Doña Mónica Liceras Vallina, Y el PARTIDO POPULAR, defendido por el Abogado D. Alexis Godoy Garda y representado por la Procuradora Sra. Doña Alicia Martín Yáñez. Actúa como ponente el Magistrado Sr. Díaz Delgado.

I. Antecedentes de hecho 1. PRIMERO.- Ante el Juzgado Central de Instrucción nº 5 se seguían las Diligencias Previas 86/1998, en investigación de los hechos puestos de manifiesto por Oficio procedente de la Comisaría General de Información, al ser los mismos presuntamente constitutivos de los delitos de colaboración con banda armada y otro. La investigación

-1-


ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA

policial y judicial estaba dirigida a indagar sobre los diferentes métodos de financiación que habían venido permitiendo a la organización terrorista ETA la realización de sus actividades delictivas y el sostenimiento económico de sus militantes, mediante la obtención de recursos económicos a través de diversos procedimientos de extorsión igualmente delictivos, estando los mismos dirigidos contra el sector empresarial español, fundamentalmente vasco y navarro.

2. SEGUNDO.- Con fecha de 11 de octubre de 2012, se dictó auto de procesamiento contra los dos acusados en el que se explicita que durante la investigación llevada a cabo en el marco de las citadas Diligencias Previas 86/98, por auto de fecha 14.03.06 se acordó la autorización de entrada en el interior del vehículo Ford Focus con placas de matrícula 7424CYX, propiedad de Joseba Imanol ELOSÚA URBIETA, a los efectos de instalar en el mismo un sistema de seguimiento GPS-GSEM, con audio incorporado, al objeto de llevar a cabo la intervención, observación y grabación de las conversaciones que se produjeran en el interior del vehículo, significándose que se prorrogó tal autorización posteriormente, y en concreto, para el período comprendido entre el 26.04.06 y el 30.05.06, por auto de fecha 24.04.06.

3. TERCERO.- A raíz de la existencia de una filtración puesta de relieve por el balizamiento con audio incorporado en el citado vehículo; para el esclarecimiento de lo sucedido se incoó el presente procedimiento como Diligencias Previas 59/07, a raíz de la Pieza Separada derivada de las Diligencias Previas 86/98 (hoy Sumario 2/08) seguidas ante el Juzgado Central de Instrucción nº 5, habiéndose posteriormente transformado en Sumario con el número 1/2011 por resolución de fecha 24.11.11.

-2-


los

procedimentales

Fiscal

personadas como

CUARTO.correspondientes el

acusación popular, y 1 s defensas,

vacu ron sus correspondientes

escritos de calificación p ovisional del t nor li eral siguiente: ADMINISTRACION DE JUSTICIA

Al El Ministerio Fi cal:

"11 Los hechos referidos e objeto de acusación)

la conclusió

ant rior (referida a los hechos

onstituyen u

deli o de

SECRETOS CON GR VE DAÑO P

417.1,

ART.

REVELACIÓN DE

CAUSA PÚBLICA DEL

Y

PÁRR FOS

SEGUNDO

C.P.

y,

alternativamente, un de ito de colabo ción con organización terrorista del art. 576 del C.P. La calificación jurídica a ernativa (art. de lo dispuesto por el a . 25, párrafo

76 d 1C.P.) se formula en virtud 0

,

inc so 1° del Estatuto Órgánico

del Ministerio Fiscal.

111 De los hechos que han quedado nar ados responden en concepto de AUTORES los procesad s (párrafo 1° el A . 28 del Código Penal)

IV En

la

ejecución

del

hecho no

on

e apreciar circunstancias

modificativas de la resp nsabilidad cri inal. V Procede que se impong a cada proce ado 1 pena de: Al procesado P miés la pen

de

OS AÑOS DE PRISIÓN,

INHABILITACIÓN ESP

ERECHO DE SUFRAGIO

PASIVO DURANTE EL

NA Y CUATRO AÑOS DE

INHABILITACIÓN

ES ECIAL

PA

PROFESIÓN DE POLI ÍA O MIEM

DESEMPEÑO

DE

SU

E CUALESQUIERA OTRA

FUERZA DE SEGURID D ESTATAL, AUT NÓMICA O LOCAL por el delito de revelación de ecretos y, alt rnati amente, la pena de 5 años 4


ADMINISTRACION DE JUSTICIA

de prisión, multa de 18 meses, con 5

eur s de cuota diaria y nueve

meses de responsabilida personal ca

de i pago, con el límite del art.

53.3 C.P. e inhabilitació absoluta por

s (579 C.P.) , por el delito

Al procesado Ball steros la pe a de UN AÑO Y 6 MESES DE PRISIÓN, INHABILITA IÓN ESPECI L

ARA EL DERECHO DE

SUFRAGIO PASIVO O RANTE EL

DE CONDENA Y TRES

AÑOS DE INHABILITAC ÓN ESPECIA

EL DESEMPEÑO DE SU

PROFESIÓN DE POLI ÍA O MIEMB O O

CUALESQUIERA OTRA

FUERZA DE SEGURID O ESTATAL, AUT NÓMICA O LOCAL por el delito de revelación de s cretas, y alter ativa ente la pena de 5 años de prisión, multa de 18 mes s, con 40 eur s de uota diaria y nueve meses de responsabilidad pers nal caso de i

, con el límite del art. 53.3

CP e inhabilitación abs luta por 11

579 CP) por el delito de

colaboración con organiz ción terrorist Costas por mitad".

B/ La Asociación e Víctimas del Terro ismo:

"11 Los hechos relatados s n constitutiv

de las si uientes infracciones

criminales: A) Delito de colabor ción con ban a ar ada previsto en el artículo 576 del Código P nal. B) Delito de revelaci 'n de secreto pública previsto e

con grave daño para la causa

el artículo 4 7.1 ( árrafo primero y segundo)

del Código Penal.

Ambos delitos en r lación de co curs

ideal del artículo 77 del

Código Penal.

11 S HECHOS RELATADOS

PARTICIPACIÓN O Los

acusados

on

responsa

n concepto

de autores

materiales de ambos elitos.

5


IV CIRCUNSTANCIAS MODIFICATI\ AS D~ LA RESPONSABILIDAD CRIMINAL No concurren circu stancias moc ificati as de la responsabilidad ADMINISTRACION DE JUSTICIA

criminal. V PENA APL ICAB E Procede imponer 3 los acusados la sig~iente pena: Al acusado DON 1 NRIQUE PAfv IÉS ~ EDINA la pena de 8 años y 6 meses de prisión, mula de 24 mesels con cuota diaria de 50 euros e inhabilitación especial p 3ra empleo o fuerzas y cuerpos de

se~

~'argo

relativo a miembros de las

uridad del este do dl rante 5 años.

Al acusado DON OSE MARÍA hALLE STEROS PASTOR la pena de 8 años de prisión, n ulta de 21 m ses

on una cuota diaria de 20

euros e inhabilitación es :>ecial para err pleo

~

de las fuerzas y cuerpos de seguridad eel es

~do

cargo relativo a miembros durante 4 años.

Además, procede imponer a arr bos e: cusados la pena accesoria de inhabilitación especi 31 para el eje cicio de sufragio pasivo por el tiempo de la condena y eostas en prop< rción'.

C/ Asociación Dio idad v Justicic: :

"11 C~LIFICACIÓN ~URÍI~ICA

Los hechos referic os en la concl sión

~nterior

COLABORA ~IÓN

CON

Un

delito

de

constituyen ORGANIZACIÓN

TERRORISTA DELART. 576 C.P. •

Un delito de REV LACIÓN DE j)ECR~TOS CON GRAVE DAÑO PARA LA CAU~A PÚBLICA DEL ART. 417.1, PÁRRAFOS PRIMERO Y SEGUNDO C.P.

6


De los hechos que h n quedado na rada responden en concepto de AUTORES los procesad s (párrafo 1° el Art 28 del Código Penal) ADMINISTRACION DE JUSTICIA

IV NSTANCIAS MOD FICATIVAS En la ejecución del h cho no son de apre iar circunstancias modificativas de la respo sabilidad cri inal.

V

PENALID O Los

delitos

de

COLABORA IÓN

TERRORISTA previsto

CON

ORGANIZACIÓN

y el de REVELACIÓN DE

SECRETOS CON GRA E DAÑO PA A LA CAUSA PÚBLICA previsto en el artículo 417.1.1°.2° CP deberán p nars en atención a la aplicación del art. 77.2 del Código enal, procedie do q e .-Se imponga la

ena de diez (1 O)

ños de prisión, multa de

veinticuatro(24) mes

(75) euros de cuota diaria

e inhabilitación abs luta por

(18) años al procesado

ENRIQUE PAMIÉS

EDINA.

.- Se imponga la pena de nue e (9) años de prisión, multa de veinticuatro (24) me es, con sete ta y inca (75) euros de cuota diaria e inhabilitación absoluta por iecisi te (17) años al procesado JOSE MARiA SALLE TEROS PAS OR. Por todos los delit s accesorias

cost s procesales, incluidas las

de esta Acusación P pular".

"SEGUNDA-En lo qu respecta a la califi ación jurídica que merecen los hechos que han q edado relata os en el presente escrito, a juicio de esta acusación po ular, encuent an e caje en los siguientes tipos delictivos: 7


1o Delito de colab ración con or aniza ión terrorista del artículo 576 del Código Penal.

2° Delito de reve ación de sec etos ADMINISTRACION DE JUSTICIA

el artículo 417.1 párrafos

primero y segundo del e digo Penal.

De los hechos r !atados en el pres nte escrito responden en concepto de autores los recesados. En la ejecución

e los hecho

deli tivos no son de apreciar

circunstancias modificati as de la resp nsabi idad criminal.

Procede que se i

i.-AI procesado DON EN a) Por el delito

on organización terrorista

(artículo 576 del código Penal) la pen prisión, multa de veintiú

de

cho años y seis meses de

meses, con sete ta euros de cuota diaria e

inhabilitación absoluta p r veinte años.

Se aclara que par la solicitud d la p na esta acusación popular entiende de aplicación el concurso ideal de ambos delitos, el de colaboración con organi ación terrorist y el de revelación de secretos, subsumiendo el primer

al segundo

n e

nto a la pena a solicitar

debiendo imponerse en u grado máxi

ena prevista para el delito

de colaboración

ta,

con

rganización

siendo

no obstante

condenado el procesado por los dos de itos r feridos.

ii.- Al procesado DON J

TEROS PASTOR

a) Por el delito (artículo 576 d

n organización terrorista 1

Codigo Pe

1) la pena de siete años y seis

8


meses de prisi, n, multa de v intiú meses, con sesenta euros de cuota diaria e inhabilitació abs luta por veinte años.

b) Delito de revel ción de secre s ADMINISTRACION DE JUSTICIA

Se aclara que par la solicitud d la p na esta acusación popular entiende de aplic ción el concu so id al de ambos delitos, el de colaboración con organización error ta y el de revelación de secretos, subsumi ndo el primer al s gundo en cuanto a la pena a solicitar debien o imponerse en

u grado máximo la pena

prevista para el d lito de colaba ción con organización terrorista, siendo no obstan

condenado

1 pr

esado por los dos delitos

referidos.

Costas por mitad.

QUINTO.- Las d tensas de lo

pro esados en igual trámite,

solicitaron la libre absol ción de éstos con

dos los pronunciamientos

favorables.

SEXTO.- Tras la admisión de as p uebas propuestas por las

partes que el Tribunal e nsideró pertin ntes se señaló y se celebró el acto de la vista oral los ías 16, 17, 18 19 y 23 de septiembre de 2013, en los que se practic n

las prue as p opuestas por las partes,

declaradas pertinentes,

que no fuero

las propusieron, con el r

ultado que e nsta n la grabación audio visual

ren nciadas por las partes que

del acto de la vista.

SÉPTIMO.- En el trámite de co clusi nes definitivas, todas las

partes

mantuvieron s s conclusion s pr visionales informando en

apoyo de sus pretension s, dándose 1 los

recesados a continuación,

derecho a decir la última palabra, en 1

o manifestaron nada más

que lo alegado en su def nsa durante el acto e la vista oral.

9


PRIMERO.- Des e 1.998, la U idad e Información de la Policía

de San Sebastián vení ADMINISTRACION DE JUSTICIA

realizando u a inv stigación contra la red de

extorsión de ETA, den minada GEZI, que

arecía tener como centro

neurálgico el Bar Faisán del barrio fron erizo de Behobia, en la localidad de lrún (Guipúzcoa).

icha indaga ión, archivada en 2.003, fue

retomada más tarde

de Información a

principios de 2.004, de

Comisaría de San

Sebastián, de modo y

anera que 1 s pe quisas eran conjuntas. La

investigación se deno

rimitivo nombre del Bar

Faisán. En el ámbito de estas averig actividad de los miembr

al constatarse que la

de la red se esar aliaba de forma simultánea

en España y en Francia y que algun s de sos miembros residían en este último país, con fe ha 31 de en

2006, en el marco de las

entonces Diligencias P evias 86/199 , abi rtas para investigar este aparato de extorsión, la autoridades j dicia es del Juzgado Central de Instrucción número 5

del Tribun

1

de Gran Instancia de París

acordaron la constitució de un equipo conj nto de investigación. Dicho equipo serviría para prof ndizar en las esqu sas sobre una posible subred de GEZI considera do

la

irigía era Joseba Elosúa

Urbieta desde el Bar Fai án.

SEGUNDO.- Mien ras tanto, al

día 17 de mayo de 200 , el Congres

arge de la actividad judicial, el de os Diputados en

España,

aprobaba por 192 votos a favor (PSO , CIU ERC, PNV, IU-ICV, CC Y Grupo Mixto), 147 en e ntra (P.P.) qu

el g bierno dialogara con ETA

siempre que ésta deje pi namente las rmas iniciativa que trasladada al ámbito

Europeo,

hizo que el

Par ame o Europeo adoptara el

25/1 0/2006, por 321 vot s a favor, 311 en e ntra y 24 abstenciones, la resolución presentada p r los partido

Soc listas, liberales, verdes e

izquierda Unidad, apoy ndo la inicia iva

e paz en el País Vasco 10


emprendida por las lnstit ciones demo rátic

Españolas en el marco de

sus competencias exclu ivas.

TERCERO.- A ADMINISTRACION DE JUSTICIA

aiz

por las investigaciones

efectuadas, a Joseba El súa Urbieta u

ón importante en la red de

extorsión de E.T.A., s

rización judicial (Juzgado

acordó previ

Central de Instrucción n 5), instalar el dispo itivo de balizamiento GPSGSEM, en el vehícul

Ford Focus

habitualmente por el obj

ma rícula 7424-CYX utilizado stig

ión Joseba lmanol Elosúa

Urbieta, todo ello en e marco de u distintas a las que han m tivado el pre

abiertas, nte roceso penal.

Tras un periodo d escuchas, vi ilan as y seguimientos, se tuvo conocimiento, en la tard del miércoles 3 de

ayo de 2006, a través del

dispositivo de balizamie to referido, de una r unión en una sidrería de la localidad de Oyarzun,

ntre Elosúa U bieta y Ramón Sagarzazu, y el

fallecido Gorka Aguirre Arizmendi,

del Partido Nacionalista

Vasco. Tras escuchar los datos

el balizamiento del vehículo

arrojaba, la policía sos echó que

producir una entrega de

dinero- nueve millones

e pesetas, d ducci, n sacada de la expresión

recogida por el dato que el balizamient del ehículo de Elosúa Urbieta, mostró, de "nueve botell s de vino"-.

inero, según la Sección de lnfo

ación, sería entregado al

día siguiente (4 de may ) a Cau Aldan r, ot o de los investigados en la red de extorsión de E

, residente

n Fr ncia, en el propio Bar de

Elosúa Urbieta.

CUARTO.- A raiz de la interce tació

activó todo un dispos ivo policial, Comisario del C.N.P.-Jef accidental d

or

de esta conversación, se ose Cabanillas Sánchez, idad Central de Inteligencia

de la Comisaría General e lnformació En consecuencia, en la misma tarde- oche del 3 de mayo, activado el operativo policial encami ado a la inte enci, n del dinero y detención de todos los posibles mie bros de la t ama de extorsión de ETA, se 11


preparó una actuación conjunta co policiales francesas cuy s condicione

la de

autoridades judiciales y uesta en marcha eran las

siguientes:

1. Que Cau Aldanur ADMINISTRACION DE JUSTICIA

antuviera un cita on Elosúa Urbieta.

2. Que los investiga ores constata an q

efectivamente esa cita se

celebrase.

3. Que en el cont ol de identif ca ció constatara que C u portaba el dato relevante pa

del paso fronterizo se

inero anunciado o cualquier otro

la investigad· n.

Los detalles opera ivos se coo dinar n en responsable del equipo onjunto y jefe e la

España, entre el

ección de Economía de la

Comisaría General de In ormación, lns ecto jefe con carnet profesional n° 16.586, Carlos Ge mán

el Comisario Jefe de

Información de San Seb stián.

En la madrugad

del día 4 de

ayo, a primera hora, se

distribuyeron equipos y bjetivos, viaja do di ersos miembros del C.N.P. desde Madrid a la zona del País Vas o en que se iba a desarrollar la operación, a fín de a tuar en su

ome to, para proceder a las

detenciones oportunas en cuanto

e p odujeran las condiciones

antedichas. El entonces Jefe

uperior de P licía el País Vasco, el acusado

ENRIQUE PAMIES M DINA, mayor de

dad y sin antecedentes

penales, tuvo conocimie to en la tarde anter or (3 mayo), del dispositivo que se iba a poner en marcha para

eten r a Joseba Elosúa y Cau

Aldanur entre otros, entr los que se e contr ban además, Sagarzazu y Gorka Aguirre, y con el designio de n ent rpecer la situación política abierta de diálogo, para cabar con la ctivid d de ETA, a estos efectos, desarrolló una actuación tendente a ta fín,

uscando una persona que

no perteneciera a la pla tilla del C.N.P de

an Sebastián para ponerle

en contacto con Elosúa Urbieta, para

ode lograr que no pudiera ser 12


reconocida por los integ antes de ésta, o de la Sección de Economía de la Unidad Central de In eligencia, y t do e lo con el propósito de que entrara en el bar Faisán esa mañana el 4 e mayo de 2006, y, por su mediación le permitiera visar a Elosú Urbi ta de que CAU Aldanur no acudiera a España, para evitar la deten

ambos.

ADMINISTRACION DEnJSTICIA

El elegido fue, el ambién acusa o JO E MARfA BALLESTEROS PASTOR, mayor de

tece entes penales, en aquel

momento Inspector desti ado en la Bri ada e Información de Vitoria, en cuyas funciones no est ba la investig ción

e terrorismo, de ETA sino,

Jihadista, lo que le hacía especialment apto para la misión, pues no era conocido en la zona. El cusado Jose

aría BALLESTEROS, informado

de los propósitos del ac sado Enrique PAMIÉS, aceptó llevar a cabo la función que se le en omendó, dej ndo

e asistir a un curso en

Santander de conducció 4 x 4, para 1 s qu tenía concedida comisión de servicio, los días 3, 4

5 de mayo.

En la mañana d 1 día 4 de m yo, a primera hora, Jose María BALLESTEROS se dirig ó a lrún, ene ntrán ose en las inmediaciones del domicilio de Elosúa

las 11 :04 ho

S.

e

Ballesteros no conocía 1

proximidades del domicilio

de Elosua Urbieta, a

persona

esposa de

preguntán ole

lugar que le habían indic do que vivía

ue r sultó ser, Avelina Llanos, or el edificio Gaztelu-Tar,

losú Urbieta, diciéndole Avelina

Llanos donde estaba ubi ado dicho edi icio. del edificio, Jose María

mo quiera que Jose María

na vez situado en el portal

allesteros fue visto por Elosúa Urbieta, siendo

que el acusado Jose M ría Ballester s qui iera contactar con Elosúa Urbieta en su domicilio

eración policial en marcha

contra el aparato de ext rsión de ETA, no co siguiéndolo al salir Elosúa Urbieta con su vehículo irectamente d sde 1garaje de su casa hacia el Bar Faisán, lo que m contactar en ese momen o con Elosúa

Ma ía Ballesteros no pudiera rbiet .

13


Desde el lugar do de estaba el difici Gaztelu-Tar de lrún, Jose María BALLESTEROS racasado su 'ntent , efectuó una llamada al acusado Enrique PAMI, S a las 11:04 06, d sde su teléfono móvil con número 630.52.64.21, tal y como acre ita la localización de su terminal telefónico en el poste ADMINISTRACION DE JUSTICIA

S que recog

lrán. El terminal de J fe Superior procesado PAMIES, 62 .27.84.85 se EB, que da cobertura

1

la

ñal, San Marciai-Urdaine-

e P licia del País Vasco, del 1

caliz · en el repetidor FRANCIA

localidad de Vitor a, ciudad de la que no se

movió en toda la mañan .

rique PAMIES, le indicó al acusado Jose María

, m

11.04:06, que contactar con Elosúa tal fin, el acusado Jos

iante la llamada de las en el propio bar Faisán. A

María BAL EST ROS se desplaza al bar

Faisán, y estando ya en us inmediaci nes

1 acusado

Enrique PAMIÉS

llamó a Jose María Ba leste ros a las 11 :O :44 horas, entrando Jose María Ballesteros en el b r Faisán, pidi ndo n café.

Ya dentro del bar ose María B leste os; Elosúa Urbieta llegó un poco después de las 11 1O horas, y J se M ría Ballesteros preguntó a Elosúa Urbieta por el pr pio Elosúa, a o qu éste le contesta si el padre o el hijo; en este mome to, una vez i entifi ada la persona de Elosúa Urbieta, el acusado Jos María BALL STE OS le extendió un terminal telefónico, con la tarjeta orrespondien e al úmero 630.52.64.21 desde donde previamente habí llamado al n 'mer 629.27.84.85 del acusado Enrique PAMIES, dicién

lguien le iba a hablar. La

llamada comenzó a las 11:23.31 y dur · 8 mi utos y 11 segundos, o 491 segundos, hasta las 1 :30:42 horas, finalización en el poste rún-Urdaine,

do localizada de inicio y ue e el que da cobertura a la

zona del bar Faisán.

A través de esa lamada, el a usad

Enrique Pamiés le dio a

Elosúa Urbieta datos y d talles de la o eraci · n policial en marcha, para detener el aparato de e orsión de ET . Par hacer creíble su mensaje,

14


le indicó que bajo nin porque sería detenido.

concepto

ADMINISTRACION DE JUSTICIA

comentánd le

encontramos, diciéndol

ldanur cruzara la frontera

oncretamente le diJ

" Ya te habrá dicho mi compañero, llamamos,

AU

a

te

abrá explicado por qué te

contin

"ya

a continua ón

sabes

como

nos

ue sus teléfonos estaban

intervenidos, y que esta a al tanto de la re nión que el día 3 de mayo había tenido con Burutx ri (apodo de

au A danur), manifestándole que

sabía que el día 4 o 5 d mayo iba a ener na cita con él para darle 9 botellas de vino (en el a got se corresp ndía con 9 millones de pesetas), según le habría

Elosúa a Cau Aldanur,

manifestándole a conti uación que

ra a nadie que le había

llamado para no fastidi r todo el pro eso, pues se podría armar un zipizape si dices que t

he llamado

escuchara lo que le est ba diciendo, que esto se rompa, pu Asimismo le manifestó

ra continuar diciendo que ues

quí hay gente que quiere

ya sabes e ál es la situación política actual. ue había poli ías

n la frontera para coger a

Jose Antonio Ca u Aldan r, que si pasa a le i an a detener, ... "

Después de mant nida esta con ersa ión entre Enrique Pamiés y Joseba Elosúa Urbieta, Jose María

alles eros salió del Bar Faisán

permaneciendo en las i

asta las 11:44:50, momento en

que se produce una 11 mada entre

Pamiés y Jose María

Ballesteros, abandonand éste último e luga .

QUINTO.- Una ve recibido el a so p r parte de Enrique Pamiés,

Joseba Elosúa Urbieta s dirigió a una lonja de su propiedad sita en la calle Juncal Labandibar

unos 150 m tros

el bar Faisán, estando en

dicho lugar por espacio

hast aproximadamente las 12

horas en que volvió al B

contactar con Cau Aldanur

a través del móvil de su hijo Jose Mari Elo úa Llanos, no acertando a marcar el número por su stado de ne

o, por lo que decide llamar

desde las cabinas situad s al lado del stab ecimiento, sobre las 12:35 horas. 15


Seguidamente, a as 12:40 hora , Elo úa Urbieta tras ver que no contactaba con Cau Ald nur, le come tó a u yerno Carmelo Luquín la conversación mantenid

con Enrique Pami s, decidiendo desplazárse

ambos para avisar a Ca Aldanur a Fr ADMINISTRACION DE .JUSTICIA

Elosúa, deteniéndose e

el trayecto

Bay na en una cabina situada

cerca de la frontera, en CAU Aldanur, sin canse

on C u Aldanur. En el curso del

viaje, Elosúa Urbieta 1 narró a su yer o lo que le ha ocurrido, detallándole repetidam nte la conv saci · n telefónica con Enrique Pamiés Medina, mientra se dirigían h cia

ayona al domicilio de Jase

Antonio Cau Aldanur, pr duciéndose e ene entro entre Elosúa Urbieta, su yerno y Jase Antonio

s 13:30 horas, entregando

Elosúa Urbieta a Cau Al

periódicos que sacó de su

vehículo, dejando Ca u A danur los peri

en su coche. Después de

comer juntos Elosúa Ur

y C u Aldanur sobre las 15:35

horas, Elosúa y su yern salieron para Espa a.

SEXTO.- Como q iera que el 1 pect r Jefe, Carlos Germán, ya

el día 3 de mayo de 200 por la tarde abía omunicado al inspector del Cuerpo Nacional de Poli ía, Javier Gil e Sol , adscrito a la Agregaduría de la Embajada de Espa-a en París, y oficia de enlace en la Unidad de coordinación de la lucha antiterrorista, a efectuar una entrega d dinero, siend est

s objetivos en España iban objetivos los descubiertos

en la investigación de u a línea de fin nciac ón de E.T.A., basada en la extorsión a través dellla ado "impuest revo ucionario" el día 4 de mayo de 2006, Carlos Germán contactó con avier Gil de Sola, diciéndole que Elosúa Urbieta iba a s r detenido ju to co cuando se produjera la

Cau Aldanur en España

ntrega de la upu sta cantidad de dinero del

primero al segundo, de f rma tal, que 1 Poli ía Francesa procediera de forma coordinada a la d tención de lo obj tivos en Francia, enviando Carlos Germán a Javi

informe policial con sus

conclusiones, para que

1 francés y entregado al

homólogo de Carlos Ger 16


A las 10:40 hora , del día 4 de

ayo de 2006, Javier Gil de Sola

recogió en el aerop entregándole una al

e informe (dos copias), emisario So et,

uien ordenó el traslado

inmediato de una copia ADMINISTRACION DE JUSTICIA

Ante la detenció

fallida en E paña de Cau Aldanur y Joseba

Elosúa, en el puesto fro terizo con Fr

arios Germán comunicó a

los miembros del C.N.P. desplazados

cia, que Joseba Elosúa iba

con el dinero a Sayona ara contactar con ose Luis Cau Aldanur en el Petit Sayona, para hace le entrega de ario periódicos entre los cuáles se encontraba según s

criterio el di ero, y que se procediera a su

detención, lo que no se legó a realiza , al

nifestar la policía francesa

que no tenía instruccion s de París al resp

to al no disponer según la

juez Le Vert, de element s suficientes

roceder a su detención, por

lo que no se pudo com robar el cont

e lo entregado por Joseba

Elosúa a Jase Antonio

s periódicos, lo que motivó

un cierto incidente entr

Carlos Ger

'n y os miembros de la policía

judicial francesa por no proceder a la dete ciones solicitadas. Ante lo acontecido el dispositivo policial para fectu r las detenciones previstas en España de Sagarzaz y Gorka Agui re, s levantó antes de las 14:30 horas del día 4 de mayo e 2006, sin q e lle aran a efectuarse.

Con posterioridad el aparato de xtor ión de ETA fue detenido, el día 22 de junio de 2006.

PRIMERO.- Los

echos que

dentro del ámbito del art 741 de la L. probatorios que se seña an a continua ión,

an desvirtuado el derecho

fundamental a la presun ión de inocen ia de os dos acusados.

A.- PRUEBAS DE CARGO 17


Las pruebas anal zadas, referid s a

1

que el Tribunal considera

que constituye el obj to del proc so r specto a la autoría y/o participación, se reside cian, una vez reco ocido por el acusado Jose María Ballesteros que e tró y salió del Bar aisán el día 4 de mayo de ADMINISTRACION DE JUSTICIA

2006 varias veces, des e las 11:1 O h ras

proximadamente hasta las

11 :50 horas, lo que juici

ce in· cua la discusión acerca de

si las cámaras de vide

igilancia de 1 pue a principal del bar Faisán

detectaron a este acusa referido era otra; y dad

ue parece entrar en el bar el reconoci

ento

e Enrique Pamiés y Jose

María Ballesteros, asum do por la def nsa e Enrique Pamiés, de que Ballesteros y Pamiés ha la ron telefóni amen e a las 11 :23 horas del día 4 de mayo, momento p ntual en que se p odujo la llamada a Elosúa Urbieta advirtiéndole del dispositivo p licial

ara detener el aparato de

extorsión de ETA, hace que lo que de e pr barse por las acusaciones es, si esa llamada entre los acusados, es la que propició el contacto de Enrique Pamiés con Elo úa Urbieta p ra a vertirle del dispositivo para su detención y la de Cau Aldanur, entre otros

Determinado el o jeto de la pru ba a analizar, señalaremos que las pruebas que han es ablecido los h cho que declaramos probados son las siguientes:

a) Prueba testifical d los miembro del

uerpo Nacional de Policía

con n° de carnet profesional 1 .724, 16.586, 78.870, 78.887 y 78.882, quiénes e el acto del ju cio o al han ratificado su informe elaborado sobre el tráfico 630.52.64.21 telé ono del acu ado

los números ose María Ballesteros y

629.27.84.85, telé ono del acusa o En ique Pamiés, obrante a los folios

3286 a

350,

del pr cedi iento,

con

sus anexos

correspondientes, ntre los que eben citarse los Anexos 1, 2 y 3, e informe ampliat rio de las est cion s base correspondiente al teléfono 630.52.6 .21 el4 de ma o de 2006, teléfono del acusado

18


Jose María Baile teros que es 1que pone en contacto a Enrique Pamiés con Elos a Urbieta (foli s 36

Estos informes p nen de reliev un

a 3687).

nálisis de forma minuciosa,

de la documentación aportada por as o eradoras telefónicas acerca ADMINISTRACION DE JUSTICIA

del tráfico de llam

la

ora y las llamadas a los

números de teléfon s móviles q e po aba cada acusado en el periodo comprendid

entre las 11 00 h ras hasta las 12:00 horas

aproximadamente d

2006. También recogen el

análisis de las conv rsaciones regi trad s por la baliza puesta en el vehículo conducido

abitualmente por

losúa Urbieta durante los

días 3 y 4 de mayo de 2006. Prue a te tifical que corroborando los informes referidos,

el acusado Jose María

Ballesteros a través e su móvil pu o en ontacto al acusado Enrique Pamiés con Elosúa

rbieta, sin q e die a prueba quede en modo

alguno desvirtuada

or el informe perici 1 sobre análisis de baliza,

cinta de vídeo, y zon s de cobertur de

edes españolas, propuesta

por la defensa de

rati icada en el juicio oral por

Massimo Baronne y César Serra

Ló ez, por un lado, pues las

conclusiones acerca de las cinta

de

reconocimiento del

aría Ballesteros de su estancia

usado Jose

en el Bar Faisán. E

ideo son inocuas ante el

respecto a los datos que

arrojó, su contenido a sido escuc

irectamente por el Tribunal

en el juicio oral. Y e cuanto a las

de cobertura de Redes de

Telefonía móvil, la

través de un

documento notarial, es que en

Faisán existía

cobertura de Redes e Telefonía

óvil

rancesas el día 4 de mayo

de 2006, lo cual a j icio del Tribu al n tiene mayor significación, pues la llamada de la 11,23:31 hor s se realizó como se verá por la prueba testifical de J seba Elosúa y Car elo Luquín desde el interior del Bar Faisán, y est registrada en el re etidor de Zaisa en España que es la que da cob rtura al Bar F ·sán.

19


b) Prueba testifical de Joseba

Urbieta, Carmelo Luquín

(yerno de Joseb

súa Llanos (hijo de Elosúa

Urbieta) y Aveli a Llanos (es

sa

e Elosúa Urbieta), Cristian

Pommes (Comi ario Francés) (camarera del B r Faisán el

ría del Carmen Gogorza ía

de mayo de 2006); y el

ADMINISTRACION DE JUSTICIA

misario Jefe de la Unidad Central de lnfor ación, cuya decla ación permite destruir las alegaciones de 1 s acusados e 11 :23 horas ent

ord n a que la llamada de las

ambos, no fue 1 que puso en contacto a

Enrique Pamiés e n Elosúa Urbi ta .

Asímismo, la pru ba testifical de funci nario del C.N.P. n° 87.188, quien escuchó los dato que transmití la b liza puesta en el coche de Elosúa el día 3 de may , transcribien o la onversación entre Elosúa y Sagarzazu, transcripció

que llevó

Provincial de 1nformaci · n de San analizada, entre otros

la Comisaría de la Brigada bast án donde fue recogida y 1 C.. P., por el funcionario del

C.N.P. n° 19.916, Jefe e la Brigada Sebastián, a quien le tu

ial de Información de San

que pedir qu se 1 devolviera, testimonio que

permite deducir que En ique Pamiés

erfectamente la operación

que se iba a realizar el día 4 de ma

006, contra el aparato de

extorsión de ETA, corro orando lo dich

1testigo del C.N.P. 16.586,

Jefe del operativo polici 1en España,

e qu era evidente que Enrique

Pamiés sabía la operaci · n policial qu

se i a a desarrollar el día 4 de

mayo.

También la testifical del miembro enlace entre al Gendar ería Frances

el

e N.P.

N° 19.424, Oficial de

y la UCI-Española junto con la

testifical del miembro d

la C.N.P. n° 12.18 , Jefe de la UCI, quienes

han puesto de relieve el

a cabo las detenciones en

Francia, así como el tes go miembro d 1C. .P. n° 87.604, que el día 4 de mayo de 2006, estab encargado d

ición de la baliza instalada

en el vehículo de Elosú

rrado como funcionaba la

Urbieta, quie ha

baliza, explicando que e traba en funci

nto cuando el vehículo se

20


movía, y que oyó sobr

las 12:45 h

el trayecto hacia Sayona,

cómo Elosúa Urbieta 1 puesto en marcha el

palabra, "policía", ispositivo poli ial e

Elosúa Urbieta y Cau Al anur en Fran a, hi

lo que

España para detener a pensar en la existencia de

una posible filtración. ADMINISTRACION DE JUSTICIA

e) El resto de la pru ba testifical d las cusaciones no es tenida en cuenta en cuant que el objeto de vigilancias o seg imientos, con se produjeron lo

1

misma, se ha centrado en

oste ioridad al momento en que

hechos. Así

la testifical referida a la

observación de la cintas de vig anci de la puerta de entrada del Bar Faisán, que no tienen condena toda v reconocido que

ayor relevancia para fundar la

que el acu ado

ose María Ballesteros ha

ntró y salió d 1 Bar Faisán varias veces en la

franja horaria en ue se produjo a filtr ción, admitiendo que era la persona que ap recía en las

nes del video. Lo mismo

podemos decir d

miembros del C.N.P. que

la testifical

esperaban en E paña para

r a la detención de los

miembros de la

ETA que se hallaban en

nuestro país, de o que salame te e be reseñar, la declaración testifical del miem ro del C.N.P. con e rnet profesional n° 89.143, que en el juicio

ral ha narrad

que cuando se procediera a la

detención de Elo úa Urbieta y Cau

ldanur, tenía la orden de

detener a Ramón

guirre.

agarzazu y G rka

d) Prueba Pericial: -Peritos protegid s de Telefó ica,

on las claves asignadas

19.3.01, 19.3.02, 19.03. 3 y 09.04; au ores e los informes obrantes a los folios 5077 e 5081;

083 y 5084; 8 11;

587 a 5665; 5685 a 5693;

7597 a 76901; 7994 a 7 97; y 9325 a 354 ( atificación judicial de todos los informes anteriores).

icho informe erici 1 se realizó en el juicio oral

conjuntamente al versar sobre el mis o o ·eto, con los peritos de la defensa Massimo Baron

y César Ser ano

ópez, y será analizado en

21


sus conclusiones, con

1 análisis

del i form

prestado por estos peritos

de la defensa como pru bas de desear o.

-Pericial criminal stica de la

uar ia Civil prestada por los

miembros del Servicio d Información on ca net profesional n° S-07712ADMINISTRACION DE .JUSTICIA

E, S-22535-N, C-152 3-T, U-3584 -T y U-71315-G quienes han ratificado sus informes

brantes a lo

poniendo de relieve co

13622 a 14.094 y 14073, de

1

del Cuerpo Nacional de olicía que lle aran determinar los autores d la filtración, de la prueba de cargo), son totalmen

s informes de los miembros cabo la investigación para

estig s reseñados con la letra a) cor ectas, tanto en el método

empleado como en las d ducciones sa adas

Asímismo los siguientes informes que

ana izan por separado:

-Informe pericial sobre teléfon

élite obrante a los folios

13.104 y 13.135. Perito Ramón Martí ez y

-Informe sobre co ertura de sat' lites la zona de lrún. Peritos

ntonio Artés

iguel Calvo.

1 día

4 de mayo de 2006 en

odrí uez y Ana García Armada.

Folios 13168 a 13165.

ericial obrante a los folios 13.104 a 13.195, cuyo o jeto de la peri ia er el siguiente:

1/ Si en fecha 4 telefónica a través d

06

ra lograr la comunicación

un teléfon

tecnología satelital era

imprescindible para el u o, el desplieg

1 de la antena del teléfono

antes de proceder a 1 comunicació , o

in su total despliegue el

teléfono podía funcionar.

2/ Si el tamaño d la antena de n tel fono de tipo satelital, en la citada fecha 4 de mayo d 2006, podía uplic r el del propio teléfono, de forma que no podía conf ndirse con un eléfo o móvil convencional.

22


3/ Si un teléfono satélite a la ci ada

cha tenía dificultades para

comunicar en espacios errados.

Adicionalmente, s solicitó dentr del bjeto de la misma pericia ADMINISTRACION DE JUSTICIA

-operadores que prestaban se icio 4/05/2006 en la zona d Zaisa en la 1

e telefonía, vía satélite el d de lrún (Guipúzcoa), con

indicación, en su caso, e la frecuenci con ue operaban. -satélite y orienta ión que cubrí

la z na de Zaisa en 4/05/2006,

en información sobre la obertura disp nible

Dicho informe 11 ga a la con lusió

dicha fecha.

que para poder realizar

llamadas desde los saté ites que prest ban us servicios en la zona, por vía satélite, como para la realización con

on é ito o para la recuperación

éxito de una 11 mada vía s télite

infraestructura

además de tener una

para que el te minal funcione, hay que

desplegar la antena que llevan, que al espl garse duplica al tamaño del terminal y para realiza

o recibir un

lla ada en el interior de un

establecimiento, sólo es posible si el

está muy próximo a una

ventana, con la anten

del terminal com

se ha dicho totalmente

En consecuencia, no es verosímil la hi ótes

de que a las 11 :23 horas

desplegada.

la llamada con la filtra ión a Elosú

Urb eta proviniera vía satélite

mediante un teléfono co tecnología sa elital.

-En cuanto al

in~

rme sobre e bertu a de satélites el día 4 de

mayo de 2006, en la z na de lrún - Anto io Artés Rodríguez y Ana García Armada. Folios

3.138 a 13.1 5. In rme con el mismo objeto

que el anterior, llega a unas conclusio es m y similares, e incluso más radicales, pues en el ca o del Bar Fa sán

n la época de los hechos,

manifiestan estos peritos que con los atélit s que estaban en su zona, desde el interior del est blecimiento,

i de de la ventana se hubiera

podido hablar por teléfon vía satélite. 23


acerca de cortes en las cintas de vigil ncia n° 122 y otras; obrantes a los folios 6564 a 6578, 617 a 6619, ADMINISTRACION DE JUSTICIA

14 a 7636 y 7598, 8564 a 8276,

practicadas conjuntame te con la p ricial de la defensa de Enrique Pamiés.

-Pericial de la Gu rdia Civil con carn

profesional n° 59174-E, K-

85583-Q, F-77421-D so re el mismo o jeto ue la anterior, obrantes los informes correspondient s, a los folios 7663 a 7720, 7959, 8277 a 8336 y 8815 a 8878 y 9628 a 663, practic das e njuntamente con la pericial de la defensa de Pami, s; peritos M ssim

Barone y Carlos Serrano

López. Así como la Peri ial infográfica folio 523 y 8524 y 9808 a 9816 practicadas por los mie bros del C.N.

carnet profesional 86638 y

56479, que por su objet era totalment irrel

Estas pruebas pe iciales no ha tenid

mayor trascendencia a la

hora de fundamentar el fallo, aun ana izánd los conjuntamente con los testigos miembros de a Policía Na ional que estaban vigilando el visionado de las cintas i staladas en

a principal del Bar Faisán ,

1

n° 81.043 así como el

.P.

como no vieron ni que n

el

nadie tocara el video,

el miembro

o

87.588, que han narrado

onitor del visionado, ni que .N.P. N° 87.492 quien ha

narrado cómo no eran e raños los fall s en el monitor del visionado de la cinta. Y todo ello en p imer lugar por ue di hos cortes en la cinta para nada afectaría al vis ion do de la cint

entr la franja horaria de 11 :00

horas y 12:00 horas en 1 que ocurrier n los hechos, pues dichos cortes se produjeron en tiemp s diferentes

egú

se deduce de la prueba

pericial de los miembros del C.N.P. 81 179, 5.086 y 83878; y por otro lado, porque la condena e los acusad s se asa en otras pruebas.

e) La audición de la ba iza en el juici

ora puesta en el vehículo de

Joseba lmanol Elosúa U bieta respecto a los hechos objeto del presente 24


procedimiento, prueba corroboradota de os testimonios de Elosúa Urbieta y Carmelo Luqum. B PRUEBAS O 1= DE~ CARGO ADMINISTRACION DE JUSTICIA

a) Las declaraciones de ambos acu ados Ambos acusados h ~n manifestadp no ser los autores, ni haber intervenido en la conven ación que Elo úa U bieta mantuvo, causante de que fallara el dispositivo policial para d tene• a Cau Aldanur y al resto de los miembros del aparate de extorsión e ET ~-

La exculpación de =:nrique Pami1 s, ce rroborada por Jose María Ballesteros, radica en qL e Enrique Pan iés it~ a tener una reunión el día 4 de mayo de 2006 en Sayona, con un ce nfidente suyo apodado "El Romano" y como el jEfe de la Bri~ ada ~e Información de Vitoria, miembro del C. N. P. co~ carnet profe siona n° 19.044 que era quien normalmente cubría la entrevistaba con este

ona hasta la lfronte ra con Francia, cuando se ~onfidente,

nc

pod a esta vez acompañarle.

Enrique Pamiés le pidió ue le asignaré un n iembro de Cuerpo Nacional de Policía de su confié nza que no uera conocido, para tal misión, designando a Jose María Ballestero

que no era conocido por los

miembros del Cuerpo Nacional de policíc: que realizaban su labor profesional por la zona, 1 ues Jose Mar a Bal esteros, era inspector de la Brigada de Información ee Vitoria relati~a al errorismo islámico, sin que ninguno de ellos segúr sus declara eiones hubiera intervenido en la operación denominada Urogallo, sien o la función del acusado Jose María Ballesteros el v gilar y contrplar lps movimientos de otros miembros del C.N.P. er la frontera, enién~o que llevar a Francia a Enrique Pamiés para

s~

cita el día 4 de mayo con el confidente,

situándose Jose María Ballesteros pa a la lligilancia previa a pasar a Francia con Enrique Parhiés, en la zor a del Bar Faisán, porque desde dicho Bar y sus alrededpres, se ve y se ce ntrola todo lo que sucede hasta la frontera.

25


Esta exculpación de los acusados obre la reunión con el confidente el 4/05/2006 en Sayona s corroborad por 1propio confidente, persona en el juicio oral dependía económicamente de En que Pamiés, uien demás le protegía en orden a su situación procesal ADMINISTRACION DE JUSTICIA

también es corroborad

e te ía abierta en nuestro país, y por el Jefe

e la Brigada de Información de

Vitoria así como el motiv de la design ción e Jose María Ballesteros.

Sin embargo estas d claraciones d los cusados, y los testimonios de los dos testigos,

on contradic os t talmente por los testigos

siguientes. Partiendo de reconocimien o qu hizo Enrique Pamiés en el acto del juicio oral, ac rca de que a nqu

no se le había informado

formalmente de la opera ión policial pa a det ner al aparato de extorsión de ETA, lo cuál es extr ño siendo co o er el Jefe Superior de Policía del País Vasco, máxima autoridad poli ial e dicha comunidad, y por lo tanto siendo como ha pu profesional n° 16.586,

mbro del C. N. P. con carnet uien llevaba

stión de los servicios de

información del territorio conoció en 1

de 3 de mayo de 2006 la

puesta en marcha de la peración poli

tra el aparato de extorsión

de ETA, conocimiento

del hecho de que en la

tarde-noche del 3 de

el P licia Nacional con carnet

profesional n° 87.188 qu estaba escu hand y transcribiendo los datos que recibía, a través d

la baliza ins alada en el vehículo de Joseba

Elosúa sobre su reunión con Gorka Ag

Sagarzazu en una sidrería

y la venida a Españ

al día siguiente, según

interpretaron los miemb os de la Sec ión

e Economía de la Unidad

Central de Inteligencia, fue a la Com saría de San Sebastián con la transcripción, y el Comi ario de la Bri

rovincial de información de

San Sebastián junto con otros funcion

el C.N.P. le cogieron dicha

transcripción y la estuvi ron analizand

nte 15 minutos, hasta que

volvió de nuevo en pode

del

.N.P. con n° 87.188. Ante

relieve por

ruebas testificales, parece

poco creíble, que el Co isario de la

Provincial de Información

estos hechos puestos d

de San Sebastián no co unicara a En ique Pamiés las circunstancias

26


de este hecho, así

a mayor relevancia,

una

circunstancia que el pri cipio de inme iació ha puesto de relieve en el juicio oral, pero que ent ndemos que d be p nerse de relieve ~ara situar el contexto de lo ac ntecido, es ADMINISTRACION DE JUSTICIA

di

repancia existente en la

interpretación de los da os extraídos

aliza sobre el momento en

que Cau Aldanur iba a v nir a España

Francia, entre el Comisario

de la Brigada Provine al de lnform

de San Sebastián y los

miembros de la Sección de Economía de la UCI, llegando a decir en el juicio oral dicho Comi ario de la

rigad

de Información de San

Sebastián, que era una peración poli ial fic icia lo que se iba a realizar. Lo cierto, es que fuera 1día 4 de ma

por la mañana o por la tarde, o

el día siguiente 5 de ma o cuando Ca Alda ur iba a ir al bar Faisán, el aviso de que no cruzara la frontera por ue 1 iban a detener junto con el resto de los miembros del aparato de e torsión de E.T.A., queda invariable en cuanto as significación.

Por ello, hemos de

oncluir, que

nriq e Pamiés a pesar de sus

reticencias sobre si con cía o no detal es d la operación "Urogallo", no sólo los indicios apun ados permite

de tro de las reglas de la

razonabilidad llegar a 1

su

operación policial del dí

200 , sino porque al final de su

declaración, en lógica

ongruencia

onocimiento, acerca de la

n el puesto que ocupaba, ha

manifestado cómo le dieron en la ta de d 1 3 de mayo de 2006, la operación policial contra el aparato d exto sión de ETA que se iba a realizar, manifestando a emás este ac sado que cuando le comentaron que iban a ir al Bar Fais 'na realizar un ope ación policial, aunque no le dijeron a quien iban a detener, sabí

que iban a detener a Elosúa

Urbieta, Cau Aldanur y a otros más.

A pesar pues de est conocimiento de lo que iba a suceder el día 4 este acusad

el J fe Superior de Policía del

País Vasco, según la v rsión del mis

miés, decide ,que el otro

de mayo de 2006, siend acusado, que estaba en

ntan era celebrarse los días 3,

4 y 5 de mayo le ac

ranci

a entrevistarse con un

27


confidente, lo cual re ulta extraño

ue

nte la envergadura de la

operación policial que

r es viera como ausente de la

misma; decidiendo abo ar tal encuen ro e n el confidente según dice este acusado, solament cuando Albe o Le n le dice que los franceses van a estar por la zona e Bayona y q e pu de ser peligroso, hemos de ADMINISTRACION DE JUSTICIA

entender, que sería par el confident , qu en tenía un proceso penal abierto en España.

Sin embargo el mie bro del C.N.P. 19.4 4 no corrobora esta versión del encuentro de Enriqu

Pamiés con u co fidente. La declaración del

P.N.n° 19.424 en el act del juicio oral

pon de relieve que en aquella

época y por ello el día 4 de mayo de 2 06, ra el oficial de enlace entre la

Unidad

Central d

Inteligencia

Gendarmería

manifestando que "prob

Francesa,

Alberto León, pero que no

recuerda en absoluto q Pamiés fuera a desplaz rse a Francia

versión de este testigo es

corroborada por el testig miembro del C.N. . con carnet profesional n° 12.180 (Comisario Jefe

e la Unidad

1

narrado en el juicio oral, ue efectivam que tenía citas con él .

de Inteligencia) quien ha

miés tenía un confidente y iba

una cita con el confidente,

comunicaba con este te igo y este te

facilitaba toda la cobertura

para trasladarle hasta el

iés y su confidente, sin que

los días 3 o 4 de mayo ecuerde que

nriqu Pamiés tuviera una cita o

reunión en Francia. Por o menos no h bló on este testigo, narrando a continuación que cuand

no hablaba con

lberto León, normalmente

hablaba con el testigo r erido sobre s s cit s con el confidente, siendo lo normal que Enrique P

on e te testigo. (Comisario Jefe

de la Unidad Central de 1 teligencia)

Pero es que además la declaració testi ical del Comisario Francés Cristian Pommes en el "uicio oral ha

de relieve como Alberto

León no le comentó nad de ninguna r unió de ningún policía Español con un confidente. De aquí que la coart da d 1 acusado Enrique Pamiés de lo que iba a hacer y orqué necesi ó los servicios profesionales del

28


otro acusado el día 4 e mayo de 2 06, q eda seriamente debilitada, por no decir poco creíbl

Pero es que el testi onio de Jose a El súa Urbieta, que fue quien recibió la llamada es ADMINISTRACION DE JUSTICIA

uy esclareced r, p ra determinar porqué Jose

María Ballesterós partí ipó en los he hos, a pesar de que como ha manifestado el miembro del C.N.P. 16 586,

e que todas las veces que

le tomó declaración a El súa Urbieta, ste d ·o que no iba a reconocer a nadie, y a pesar de qu

en el acto d 1 juico oral dijo que quien entró

preguntando por él en el Bar el día 4 d ma o de 2006 no sabe si era la misma persona que esta a en la puert de s casa pues no se fijó.

Dice Joseba Elosúa n su testimon o en 1juicio oral, que entró una persona en el Bar y le d ·o que quería

con Joseba Elosúa, y éste

le preguntó, si con el p dre o el hijo. Esta persona le dijo que con el padre, entregándole est persona un

desde que entró en el bar

hasta que le entregó el

ntre 5 a 1O minutos. Luego

le habló una persona po

ue ya sabía como estaban

las cosas y que iban a

r durando la conversación

sobre 10 minutos, y au

qu

cual es intrascendente a juicio oral, que se fue a

llamara a Cau Aldanur, lo

proc so, continuó diciendo en el ayona para v

au Aldanur, y le llevó en el

coche su yerno (Carme o Luquín) por

taba tan nervioso que no

podía conducir.

Todo esto es evident

la conversación que en el

viaje hacia Sayona manti

ue se ha revelado a través

de la baliza puesta en

u coche. Viaj

haca Bayona que además es

corroborado por la decl ración testific 1 de

armelo Luquín en el juicio

oral, quien manifestó q

oras llegó su suegro a la

perfumería que él regent , situada a es asos metros del bar Faisán, y le dijo su suegro que una persona le h bía

ado un teléfono y por el

teléfono le había hablad

"del proces , de

o fastidiar el proceso", de

que no hablara por telé ono y que le habl

de "la situación política". 29


También le dijo que q ien le llamó aunq e no sabía quien era, en concreto, era un policía orque emple · lapa abra "compañero", llevando a continuación a su sue ro a Sayona, epitie do durante todo el trayecto muy nervioso la convers ción telefónic que abía mantenido. ADMINISTRACION DE JUSTICIA

Este testimonio de Carmelo Luq

q eda también plenamente

corroborado, por la tran cripción de la

que se recoge literalmente

respecto de lo hablado a tal efecto,

losúa Urbieta y su yerno,

camino de Sayona para er a Cau Ald

aliza que se ha escuchado

en el acto del juicio oral,

que sirve de rueb de cargo.

Joseba.Joder

ue saben ... si allí

el

ue estaba al lado he

dicho ste es txakurra porq e ... cuando le he hablado por tel fono ... "oye ... t no? ... " .. joder,

ya

stá! ... eguro ... ese

no

sabe

(inintel gible) ... y me h bía di ho más que ... que me iba a dar n recado y pun

más ... y que cuando me

ha pa ado el teléfo o y

e dice el otro "ya te

habra· icho ... eh ... mi

te

habrá

explica o ... eh ... por q é te 1amamos, no? ... ,y no, no me ha dicho nada...

o he os hablado ... "si no has

hablad , mejor ... si no has para

ablado ... bueno, pues es

sto ... pon-pon-p n... " y nada (ininteligible) ... y me han die o "le llamas bastante a ... a ARZ N... así es que ... Xenpe

tambié esta ... muy m cado, eh?" ... eh? ..

Así mismo, queda d sacreditada la versi · n de Elosúa Urbieta dada en el juicio oral de que o se fijó en q ien 1 dio el teléfono móvil para hablar; según se despr nde de lo p

de relieve

por la baliza

colocada en el vehículo de Elosúa Ur ieta

n su viaje a Sayona para

advertir a Cau Aldanur.

30


.. .111...

Joseba.-

Le h ~ dicho ... vo ... rne ha barecido aue usted estaba en

el Port< l. .. dice"si. .. esteba pa la darte el recado ... para darte ADMINISTRACION DE JUSTICIA

Este recado ... " es bue este me hubiera enaanchado arriba .. y sat rían dónde vivo

Carmelo.-

O se aue estaba er casa 1va ...

Joseba.-

Estat a en casa ... salía por l. .. por el portal. . ._y_ de la ertza ntza no es por bue s fuera la Ertzaintza

GORKA

no ...

Carmelo.-

Es ur madero ...

Joseba.-

Es ur madero ... aden ás

mE

ha dicho"tienes policía ahí en

la fro tera eh? ... Para r.oaerle a JOSE ANTONIO ... si_Qasa le va1 a detener ... va a ... E h ... mirar el coche de arriba abaio .. e iaualle inter oaan ..

Es decir, podemo > concluir que quie ~ estuvo en el portal de su casa, fue el que estaba en el bar y le entre~ó el teléfono móvil, y que además era policía, y

<

ue además estaba en el bar Faisán cuando

Joseba Elosúa llegó. tonándose un ce fé, e;~remos éstos corroborados en gran medida por el t1 stimonio de Jl¡velinc Llanos, esposa de Elosúa Urbieta, quien ha manif1 stado, que ur hom~re le llamó y abordó y le preguntó por Garztelu lfar,

lugar d Dnde viven,

así como por la

declaración testifical de María del Cartnen ~ogorza, que trabajaba de camarera ese día en el ~ar Faisán, qu en he narrado, como iniciaba su jornada laboral a las 11 00 horas y q ~e "

¡

las 11 y poco" llegó una

persona preguntando por Joseba Elosú ~. que llegó antes que este último

31


y que hasta que llegó le sirvió un

afé,

ntregando esta persona a

Elosúa Urbieta un teléfo o movil.

Llegados a este pun o hemos de naliz r el tráfico y secuencias de ADMINISTRACION DE JUSTICIA

las llamadas entre am os acusados

an lisis de horas, puestos de

relieve por los informes el Cuerpo N

de Policía y de la Guardia

Civil a los que hemos h cho referencia infor e desarrollado a través de la prueba testifical practi ada en el jui o ora por los policías nacionales reflejados en el apartad a) de las prue as d cargo.

Este informe obrante

los folios 32 6 a 3 50 del procedimiento sitúa

la llamada recibida por Joseba Elosú

de alguien desconocido a las

11 :23 horas, lo que situ al otro acusa o en esa hora , en el interior del Bar Faisán.

La defensa de Pamiés, admitió y Enri ue Pamiés y Jose María Ballesteros han reconoc do en el juici

oral que a las 11 :23 horas, es

decir, idéntica hora y mi utos, hablara

los

os acusados pero que su

conversación era totalm nte ajena a lo hec os que se les imputan. Por otro lado también es un hecho recon cido

or el acusado Jose María

Ballesteros en el acto

or la función de vigilancia

el juicio oral que

encomendada por el o ro acusado

riqu

constantemente del Bar aisán. ese día 4 de

Pamiés, entraba y salía ayo de 2006.

Visto lo anterior es n cesario hace refer ncia al método empleado, es decir, el procedimien o técnico utili ado para identificar la llamada telefónica origen de los h chos que se i vesti an .

Este método según el alu ido informe, onsis ió en lo siguiente:

"Primero en rec (MOVISTAR, AMENA librados por el Juzgad

ñías de Telefonía Móvil ),a

ravés de Mandamientos

Central de nstru ción número CINCO, los

siguientes datos: 32


"El tráfico de llamadas entrantes

dida entre las 11:10 horas ADMINISTRACION DE JUSTICIA

del día 04 de ma o de

horas del ·dia 04 de ma o

de 2006" La totalidad de

s datos aport dos

1

or las tres operadoras de

telefonía movil (MOVIST

FONE), fueron procesados

y almacenados en una

entorno Microsoft Access, AISÁN", con un tamaño en

etiquetada con el nombr "REPETIDO disco de 536 KB. (ANE

02)

Los datos que ap rtan las comp

e telefonía móvil contienen

todas las llamadas que e registraron

4 de mayo de 2006, entre

las 11:10 H. y las 12,00H. en los

ores instalados por esas

compañías y que dan e bertura a la z

nde está emplazado el Bar

Faisán de behobia (un total de 1.93

lla adas registradas en esa

franja horaria)

e las 1.932

das, registradas en los

repetidores de las com añías operad

e telefonía móvil en esa

Sobre el total

franja horaria (11, 10-12 00), se aplic ron 1 s siguientes criterios de selección, en base al a álisis deducti o (ló ice-racional) y a los datos

objetivos derivados de la propia investig ción

Llamadas registr das desde la 11,1 y hasta las 11,40 horas,

es decir, desde

1

hora que e tá a reditada la llegada al bar

Faisán de Joseba ELOSUA (11 1O)

hasta las 11,40 , porque

según su propia d claración la p rson que le aborda lo hace 1O o 15 minutos desp és de su lleg

a al ar, es decir, en torno a las

11,20-11,25 H, a pliándose incl so el margen del análisis hasta 15 minutos despu, s (las11 ,40) 33


Llamadas con s ntido de tráfi o S LIENTE, por ser la persona que aborda a Jo eba ELOSU , en efectúa la llama

1 interior de su bar, quien teléfono, según

manifiesta Joseb ADMINISTRACION DE JUSTICIA

Llamadas de segundos) porqu

rior a los 4 minutos (240 habiéndose

racti ado por los investigadores

diversos ejercicio de simulació , par cronometrar el tiempo que el "policía" pudo

mplear en tr nsmi ir la información a Joseba

ELOSÚA, resulta un margen te pora superior a los 5 minutos.no obstante, se rebajó este e iterio de selección hasta los 4 minutos para que el análisis co

iera también un hipotético

margen de error.

La aplicación de est s criterios obj tivos e selección sobre la Base de Datos que registr y almacena 1 s 1. 32 llamadas, establecen el siguiente resultado: •

63 únicas lla adas que r spon en a esos criterios, cuyo detalle se inco pora en tabla adjun a, clasificadas del 01 al 63 por orden de ora de llamad , co teniendo el n° llamante, su titular y/o usu rio, n° llamad , su ti ular y/ usuario, fecha de la llamada, hora

duración (en minu s y/o segundos). (ANEXO

05)

Se han identificad la totalidad d las 3 líneas telefónicas y se ha procedido a recibir en de laración a to as es s personas (60, porque de las 63, 2 llamadas salie tes tienen el

ismo titular y 1 es la llamada de

interés), sobre la titulari ad y uso de esas líneas, su relación con el número llamante o llam do, su ubicaci n físi a el día y hora interesado (04 de mayo), así co

de que, en efecto, eran

portadores de esa lín a de telefon a m vil mediante llamada de comprobación "in situ".

34


Las diligencias de investigació ~ pra ticadas en torno a los 60 titulares y/o usuarios d~ estas líneas toda~ ellas personas particulares

y ajenas a la actividad ~ olicial), desea ~an s ~ relación y participación en los hechos que se inves gan. ADMINISTRACION DE nJSTICIA

Entre las 63 llam< das sólo une se establece entre miembros de las FFCCSE en concre o entre 2 fun "ion a' os de Cuerpo Nacional de Policía destinados en

E1

País Vasco i v coh relación de de_Qendencia

oraánica v funcional de mo respecto del otn .

Es la llamada saliente, realizadc: a las 11,23,31, con una duración de 8 minutos y 11 segL ndos, registra~a en la tabla que se adjunta con el ID 21, con teléfono lamante número 6J~.52.64.21 (titularizado por Jose María BALLESTEROS PASTOF , lns oector del Cuerpo Nacional

de Policía, con destino ectual en la Bri~ada ~e Información de Vitoria) y teléfono llamado numere 629.27.84.85 (núm ~ro corto de la DGP 66525) titularizado por la Direc~ión General ~e la Policía, usado por el Jefe Superior de Policía del lt>aís Vasco, ce n sed~ en Vitoria. (ANEXO 02 Y

05) (Documentación que se acompañó

~n

el nforme aludido).

SENTID

o

LLAMANT

TRÁFIC

E

LLAMAp

TITl LAR

o

TI ULAR

FECHA

HORA

SEG

o EFE J.M.BAL ESTERO SALIDA

630526421

SL PERlO 629278 8

R DE

04/05/200

11:23:3

5

P LIC[A

6

1

INSPEC TORDE

491

PA[S

VIT RIA

v~sco

En consecuencia

~stos

datos co robo jan que, a las 11, horas, 23

minutos 31 segundos P; miés y Bailes eros hablaron. La cuestión es si es la llamada de la "filtrapión". Todos les ane¡xos que se exponen fueron acompañados

por

los

miembros

<el

C .N.P. encargados de la

investigación de la filtración.

35


A tal fín hemos

e tomar el a álisis de los datos

ue la baliza

instalada en el vehículo ord Focus util zado or Joseba Elosúa arro·a.

El primer dato e ando va a B yona en compañía de su yerno Carmelo Luquín, es que la persona qu le d ADMINISTRACION DE JUSTICIA

el teléfono en el Bar es el

mismo que estaba en su domicilio.

Por otro lado la person que habló co él p r teléfono le dijo a Joseba Elosúa "ya te habrá dich un compañe "

Pues bien los dat s que arrojan a bal za puesta en el vehículo de Joseba Elosúa, recogid s en el inform alu ido ratificado en el acto del juicio oral, son los que s exponen a e

Joseba

araje

aproximadam nte, entre las 1,04

de

su

domicilio,

las 11 ,06, toda vez que el

vehículo Ford Focus cond cido por él llega a la rotonda situada frente

En respuesta

1 Bar

Faisán,

las 11,08,12 (ANEXO 07).

lo solicitado n el unto número 03 del Oficio

de 05 de sept embre, el tie po q e regularmente se invierte en recorrer, e

ncia existente entre el domicilio

de Joseba E OSUA y su bar, es de 3 a 4 minutos aproximadam nte, conforme las d ligencias de comprobación practicadas p r los investi ado s, que se adjuntan en (ANEXO 04, D c. 02)

Además, la b liza instalada

n el vehículo marca la hora de

puesta en mar ha (movimien o) d domicilio, a las 11,00.-(ANEX

Existe relació

01,

espacial y t mpor

1 coche,

en el garaje de su

oc. 02)

1

entre la hora en la que

Joseba ELOS A sale de su omic lio y la llamada realizada a las 11,04,06 d sde el núme

.52.64.21 del Inspector de 36


Vitoria al nún ero 629.27.8~.85 del Jefe Superior.- Esta llamada se registra de inic io er

el repetidor "lrún- San

Sebastián, y de fín en el repet dor "1 ún-Urdaine".

Los repetidores "lrún- San Marci~l" e "lrún- Urdaine" dan cobertura a la zona donde radie~ el domicilio familiar de

ADMINISTRACION DE JUSTICIA

Joseba ELOSWA URBIETA (Edi icio Gazteluzar de lrún), evidenciando e ue el lnspect ~r de Vitoria, titular del teléfono 630.52.64.21, ~ue es quien

fectúa la llamada, se encuentra

en ese momen o en esa zona. (AN ~XO 03, Doc, 02 y ANEXO 08, Doc. 01)

Duració Fecha

Hora

!amante

Tít lar

Llamado

n J.M.BAL ESTEF

04/05/200

11:04:0

6

6

00:01:10

3052642

es

62927848

1

INSPEC troR DE

5

VIT RIA

Titular

Posición BTS

JEFE

SAN

SU PERlO

MARCIAL

R

-

POLIC[A

URDAIN

P.V.

E-IRÚN

El Jefe Superior, usuario del eléfo no móvil de la D.G. P. N°

629.27 .84J 5 y receptor d ~ la lié mada, se encuentra en ese momento bajo la ~obertura del jepetic or "Francia EB", en Vitoria, lo que evidencia ~ue se encont aba ísicamente en esta ciudad. (ANEXO 03, Doc. 01)

1.B.- Lleaada al Bar Fai án. •

La entrada de Jcseba en el Bé r Fai án tuvo lugar poco tiempo después de las 11,1 O, una tvez

oncluida la maniobra de

aparcamiento y la entrada que h~cía t t>dos los días para saludar a su hija y a su y~rno en la pe~ume ía que regentan ambos, a escasísimos metrps del Bar Fai! án según el testimonio de Elosúa Urbieta y Carme o Luquín.- Ac emá~ , la baliza instalada en el

37


vehículo marca cbmo hora de para ~a y estacionamiento del coche, las 11,10.- ANEXO 01, Dl>c, m)

En ese espacio te mporal se regi~tran lamadas y mensajes entre el Jefe Superior y a Inspectora Jjefe, Jlefa de Sección de Análisis de la Brigada de nformación dt San Sebastián y entre el Jefe

ADMINISTRACION DE JUSTICIA

Superior y el Inspector de Vitoria

Hora

Fecha

Duració

n

!amante

Titu ~r

Llamado

Titular 2

629.2784.8

SUPERIOR

5

POUCiA DEL

BTS

JEFE JEFA 04/05/200

11:07:0

2927848 00:00:00

4

6

6

SECC.A ALISI S S.S.

P.V.

JEi E 04/05/200

11:07:2

6

9

2927848 00:00:00

5

SUPE IOR

11:08:4

6

4

04/05/200

11:11:0

6

7

p2927848 00:00:58

5

~2927848

00:00:00

6

J.M.

E

SUPEbiOR

BALLESTERO 630526421

POUCi~ P.V.

S INSPECTOR

629278485

6

7

62927848 00:00:27

5

SUPER,IOR

POLIC~ P.V.

IRUN

SUPERIOR POUCiA P.V. J.M.

11:13:4

A

JEFE

JE E 04/05/200

ZAIS

VITORIA

JE A

SEC.A~ ~LISIS S ..

SECC.ANALISI S DE S.S.

POUCip. P.V. JE

04/05/200

JEFA DE 629278486

BALLESTERO 630526421

S INSPECTOR

ZAIS

A IRÚN

VITORIA

Las comunicaciones del Jefe ~u pe 1or con la Inspectora Jefa (11,07,04,11,07,27 y 11,11,07), son re~íproc~s y se realizan a través de mensajes. Aunque los mensajes

o se registra h en ~1 repetidor, el análisis del

tráfico de llamadas y les BTS (anteripr y 1osterior) del teléfono de la DGP, usado por la lnspE ctora Jefe det~>rmin n que en esta franja horaria se encontraba en la zo 1a de "Amara' de ~ an Sebastián (ANEXO 03 ,

Doc. 05)

38


Las llamadas del J fe Superior a lnsp ctor (11,08,44 y 11,13,47) se registran en el teléfo o del lnspec or (6 0526421) en el repetidor "Zaisa", que da cobertu a a la zona

ond

se ubica el Bar Faisán,

evidenciando que el acu ado Ballester s se ncuentra a esas horas en esa zona. (ANEXO 03, D c. 02 y ANE

08, Doc. 01)

ADMINISTRACION DE JUSTICIA

A las 11 ,08,44

uando el Je e S co

(Pamiés) llama al él por espacio de 58

ctor ya se en uent a en la zona del repetidor ertu a al bar Faisán.- Es decir,

de "Zaisa", que e el que da e entre las 11,04,0

(cuando al lnsp ctor está en la zona del s 11,08,44 (cuando está en la

a Elosúa) y

minutos y 38 segundos, tiempo suficiente ara el desplaz mie to desde el domicilio al bar, conforme se ha investigación (ent

omprobado r itera amente en el curso de la 3 y 4 minuto ) Superior al Inspector se ya ha entrado en su bar,

produce una vez

egundos).-

caracterizándose •

ran

us respectivos móviles es

precisamente la 11 mada salient del t léfono del Inspector, desde 3,31 de duración 8 minutos y 11

segundos, y entra te en el teléf no de Jefe Superior. en e BAr Faisán. •

La persona q

oseb

ELOSUA URBIETA en el

interior del ba lo hace entre 1O y 15 minutos mas tarde de la llegada de El súa Urbieta (ANEXO 1O,

ELOSUA con

1

Bar Faisán (llega a las 11,1 0).

oc.01 ).- Por 1 tant la comunicación de Joseba 1 "policía"a

tr vés

1 móvil

se produce entre las

11,20 y las 11 25.-

39


El tráfico

de llamadas deter nina que entre esas horas,

concretamente a las 11 23,31 se pro uce una llamada saliente, de duración superior a los 5 minutos, entre los uncionarios del C.N.P. (el Jefe Superior de Policía, Enrique Parriés

el Inspector Jose María

Ballesteros), hallándose el funcionarip qu ADMINISTRACION DE JUSTICIA

~

efectúa la llamada (el

Inspector), en la zona quE cubre el repe idor d~ Zaisa, es decir, el que da cobertura al Bar Faisán

(J~NEXO

Fecha

Hora

Duración

Llamante

04/05/2006

11:23:31

00:08:11

630526421

02 Y ANEXC 08, Doc. 01)

Titular

Llamado

INSP. ITORIA

629278485

BALLEiSTERO

Titular

BTS

JEFE SUP.

ZAISA-

POLIC.P.V.

IRUN

G) Por lo _que en ordt~n a todos es gs inJ icios lhecho!il_Questos de

relieve por la testifical (fe los miemt ros eel C. N. P. referidos en el apartado a) de la pruebe de carqo _po ~emoJ concluir lo sjguiente junto con los datos aportadosJ or los testimo ios d ~ Elosúa Urbieta_y_ Carmelo Luquín así como los hechos puestos de reli1 ve por la baliza en el viaje de Elosúa Urbieta v Carnnelo Luquín el ~ía 4/0_5/2006 camino de Sayona (Francia)· datos de la bal za escuchado! en e juicio oral:

Las personas que me ntuvieron los ontac tos con Joseba Elosúa en el interior del Bar Faisár eran policías com) lo son los dos acusados. En el viaje a Sayona, Joseba Elosú ~ le Luquín), testimonio de éste prestado en el

ice a su yerno (Carmelo j~icio

oral corroborando los

datos arrojados por la bé liza, que la persona que le entregó el móvil en el Bar Faisán, era la mis m a que le dijo que s , "que era la que estaba en el portal de la casa de ~losúa Urbieta para darle el recado". Luego si Elosúa Urbieta sale des'' domicilio entre las 1,04 horas y 11,06 horas y a las 11,04,06 y se regi tra una llamac a de de el teléfono del acusado Jose María Ballesteros a Enrique Pe: miés, razonablemente podemos concluir que esa person¡a era el

policí~ Jos~

dato se corrobora aderrás, cuando

María Ballesteros; Y ese

losúé Urbieta al hablar con el

interlocutor telefónico dice que éste le di o "ya te habrá dicho mi compañero". Además de bemos tener n cw nta, que la llamada de las 11,04,06 horas entre 8< llesteros y Pe miés se registra de inicio en el

40


repetidor "lrún-San Marci 1" y en su fin 1 en

1 repetidor "lrún-Urdaine",

que dan cobertura a la z na donde radi a el omicilio familiar de Elosúa Urbieta, (Edificio Gaztelu arde lrún).

ADMINISTRACION DE JUSTICIA

Si esa misma person es la que le

el móvil en el bar Faisán,

a Elosúa Urbieta, (dato de la baliza

ículo Ford Focus que se

recoge en el viaje tan al dido hacia Ba ona), las reglas de la lógica nos llevan de nuevo a que e a persona (po cía) ue le dio el móvil a Elosúa Urbieta para hablar con tra persona, e a Jo

María Ballesteros. Y si la

llegada de Joseba Elos, a al Bar Fais , n es obre las 11,1 O horas y el teléfono móvil, que la p

ser otro que el acusado

Jose María Ballesteros, según lo ex

se lo entrega a Joseba

Elosúa a las 1O o 15 min tos de estar

losú en el bar, si la llamada de

teléfono de Ballesteros

acia Pamiés e reg stra a las 11 ,23 horas, 31

segundos, el interlocuto

seba Elosúa la operación

policial en marcha para

de extorsión de ETA no

puede ser otro que el ac sado Enrique Pami s. Pensemos además, que esa llamada desde el t léfono de Bal ester s llamando al teléfono de Pamiés a las 11:23 hora y 31 segund s es , registrada en el repetidor de Zaisa, que es el que a cobertura al d) En cuanto a los h chos probado rete dos a las aprobaciones del Parlamento Español y d 1 Parlamento

urop o, son hechos notorios no

necesitas de prueba. En cuanto a la inclus ón en los hec os pr bados de lo acontecido en Francia entre la policía spañola y fra cesa respecto a la no detención de Elosúa Urbieta y C u Aldanur n acusación, y ha sido pro ado en el jui

alter

el hecho esencial de la ; sirviendo para clarificar el

contexto en que desarrol aron el hecho bjet de acusación. e) Respecto a la pr eba pericial 1ngüí tica-forense (Peritos Elena Garayzabal y Miriam Ro ríguez Berna! , así omo la pericial conexa, de análisis de duración de 1 llamada tele , nica recibida por Elosúa Urbieta 41


donde se filtró la operaci n policial, rea izada por el Inspector Jefe Jose Pereiro González, practi adas a insta cia

e la defensa de Enrique

Pamiés, en nada desvirt, an los hech s pro ados, pues se basan en meras suposiciones, ad más con u

obj to de análisis realmente

dudoso, pues según se ió en el acto de ju cio oral, el testigo Joseba ADMINISTRACION DE JUSTICIA

Elosúa es una persona nerviosa y p ede conversaciones, lo que

er muy repetitivo en sus

demás se d mue tra por la testifical de su

yerno Carmelo Luquín e

tos obtenidos de la baliza

en su vehículo cuando ib

armelo Luquín a Bayona.

f) En cuanto a la

prop esta por la defensa del

acusado Enrique Pamiés- Informe sobr

álisis de la baliza, y cintas

de vídeo y zonas de co

Españolas, realizado por

Massimo Baronne y Cé

el Informe pericial de los

ingenieros sobre listados de llamadas,

odifi ación de datos de la baliza

y sobre los cortes de la inta de video ealiz dos por Esteban Alejandro Peinado y Alejandro Tom Lema, debe Como se ha expue to, se han r aliza o conjuntamente con las pruebas sobre el mism

objeto de 1

saciones, sin que hayan

podido demostrar que 1 s conclusione

s peritos de la acusación

acerca de que los datos extraídos de 1 bali a no han sido modificados, ni se han excluido extre os, o datos

leva tes de las conversaciones

extraídas del análisis

esvirtúen la conversación

extraída de dicha baliz

hículo de Elosúa Urbieta,

cuando le cuenta a su

n de la filtración. A tal fin

hemos de tener en cuen la acusación (Joaquín

la prueba co junta realizada por los peritos de nguals Balse , Joa uín Garrido Zamora, Juan

Martos Luque y Abilio B ázquez Alons ), y 1 s de la defensa,( Massimo Baronne, César Serrano López, Esteb n Go zález Peinado y Alejandro Tome Lema). Extremo é te de la conv rsaci n entre Elosúa Urbieta y su yerno en el vehículo del rimero camin

ayona (Francia), que es el

único determinante, por muchos esfu rzos que las defensas con sus correspondientes prueb s, lógicamen e e

uso de su derecho a

42


defenderse, hayan emple do para deriv r ha ia otro lado lo esencial del objeto de las pruebas so re el que se d be e ntrar lo acontecido que es lo que aborda este proce o penal, toda vez ue los datos obtenidos del balizamiento del vehículo de Jose Elosú en us conversaciones camino de Sayona con su yerno Carmelo Luq ín es lo que permite conocer la ADMINISTRACION DE JUSTICIA

filtración y su contenido para empez r a i vestigar quiénes son los autores o han participa o en esa filt ació . Lo demás, es decir, la actividad probatoria pos erior respect

a h chos posteriores es una diciales determinadas a

secuencia de activida esclarecer

todos

los

extremos

d

la

filtración

ya

producida,

significándose por otro la o, que tamp

desvirtuado la prueba de

la defensa, las conclusi

protegidos de Telefónica

quiénes han ratificado s informe, y e

nclusiones se encuentran

en el folio 5081, acerca

nes de los investigadores

e que las co

del C.N.P.(testigos referi os en el apa ado

) de la prueba de cargo),

sobre el tráfico de llama as de los telé onos e los acusados, el día de filtración, son totalmente

los hechos para determi correctas. g) En cuanto a la vul eración de u

so con todas las garantías

y el secreto de 1 s comunicad

legado por la defensa de

Enrique Pamiés, debemos se alar que las quejas de esta defensa; se han centrado, en las intervenciones telefónicas acordadas a partir del auto de 8 e ag sto de 2006, diciendo que este auto es válid válidas,

siendo

acordadas, al no

así como la prim ra prórroga, lo que no son son

las

aber habido

prórrogas

posteriormente

1 judicial acerca de dichas

prórrogas, ni estar las transcripci nes, i de la baliza. y por ello no constan adverada y en la cad na d custodia de las cintas de videovigilancia del Bar Faisán, s bre

do la 122, no pueden ser

acogidas. En primer lugar ten

os que sign ficar

telefónicas resultado de as prórrogas

ue ni las conversaciones

e la intervenciones telefónicas 43


cuya nulidad se postula,

i las cintas d vid ovigilancia, sobre las que

hemos de insistir, que en odo caso los ortes que se observan, ni se ha probado que fueran inte cionados, pu s co o ha narrado el policía Nacional n° 87.492, ha

fall

y lo que es más

importante, los cortes no fectan a la fra ja h raria en que ocurrieron los ADMINISTRACION DE JUSTICIA

hechos (entre las 11

ras) del día 4/05/2006; han

determinado hecho algu o de los que han

ermitido llegar a inferir la

autoría de los acusados en los hecho obje o de este proceso penal; como fácilmente y sin m · s explicación se i fiere de todas la pruebas analizadas. Por lo tanto son quejas q e ni guna operatividad tienen sobre el establecimiento de la partici ación de los acusados en los hechos enjuiciados. Cuestión distinta, que ya se anticip

que tampoco tiene relevancia

alguna, pudiera resultar

cerca de los dato obtenidos a través de la

baliza instalada en el

Elosúa Urbieta, al ser

acordado el balizamiento el vehículo p rten

iente a Elosúa Urbieta en

otro procedimiento. A tal fin es ilustrativa 1 S.T.S. que s tran cribe:

*Sentencia del T. S. de 24 de enero de 2 13,

o

116113

"En relación a las intervenciones deriv das de las acordadas en otro

procedimiento,

la solución juri prud ncial

planteados- dice la

605/201 O

a los

problemas

e 2 .6- ha sido, en algunos

aspectos, divergentes,

etió la unificación de la

doctrina jurisprudencia e

cional de 26 de mayo de

2009.

En él se adoptó u acuerdo qu , en inspiración la doctrina

uena medida, toma como

ntada en la STS 503/2008, 17 de julio, y

proclama que: "En los testimonios de una caus principal, la

os

raíz de la deducción de alegación de que el acto

44


jurisdiccional limitativo d 1 derecho al s creto de las comunicaciones es nulo,

porque

no

hay constancia

egíti a

de

las

resoluciones

antecedentes, no debe i plicar sin más a nul ad". or cualquier recurrente de

En consecuencia, a simple aleg ADMINISTRACION DE JUSTICIA

la falta de documentos referidos a

leg timidad de las escuchas

ación.

forma necesaria, al acogi iento de esa

que " ... en tales casos,

Sigue expresando el referido a

cuando la validez de un

edio probatori dep nda de la legitimidad de la

obtención de fuentes de

rueba en otfi pro edimiento, si el interesado

impugna en la instancia 1

aqu 1medio de prueba, la parte stificar de fo ma

que lo propuso deberá cuestionada. Pero, si,

ntradictoria la legitimidad

onocido el o igen de un medio de prueba

propuesto en un procedí iento, no se

omu ve dicho debate, no podrá

suscitarse en ulteriores i stancias las e esti, en ese procedimiento

de la falta de constancia

tanc as concurrentes en otro

relativas al modo de obte cíón de las fu ntes e aquella prueba".

La lectura íntegra

el acuerdo d 26

según explica la Senten ia de 26 de ju

e mayo de 2009 conlleva, e desarrollaba el Acuerdo,

lo siguiente: a) que no existen

ulidades pres ntas; b) que la prueba de la

legitimidad de lo

medios de prue a con los que pretenda

avalarse la preten ión de conden , inc mbe a la parte acusadora; e) pese a ello, la imputada, de sue

1

y no ampara

1 sile

cio estratégico de la parte

que si en la i stan ia no se promueve el debe

sobre la legalidad de una deter inad

prueba, esa impugnación

no podrá hacerse aler en ulterio es in tancias.

En la STS 272/2011 tanto, con un procedimi

ue: "Nos encontramos, por ue todas las escuchas se

han realizado mediante 1 s oportunas r solu iones judiciales, constando 45


que la primera noticia s rgen con oca ión d

otra investigación, en la

que las escuchas estaba amparadas or un resolución judicial, como recuerda la STS N° 18 /2009, no e

pro edente presumir que las

liciales son 1 gítim s e irregulares y por ende

actuaciones judiciales y

vulneradoras de derec os fundame ADMINISTRACION DE JUSTICIA

conste lo

contrario. "El presupues o del razona ient , debe ser el opuesto al recurrente, y por tanto, d be partirse d que salvo prueba en contrario hay que suponer que

ías, autoridades y en general

1

funcionarios públicos ha

ción a lo dispuesto en las

leyes y en la Constitución. Sería absurd pre umir que como no constan las actuaciones iniciale

una causa distinta hay que

entender que no hubo a torización judi ial a la intervención o la misma fue inmotivada o injustific da. Como bi n ap nta el Fiscal, ni el derecho a al presunción de inoc

rocesal "in dubio pro reo"

llega hasta el punto de

ner que pres mir or mandato constitucional

que, salvo que se ac edite lo con rario, las actuaciones de las autoridades son ilegítima e ilícitas". En este caso, el recurrente hi o un

impugnación genérica y

formal, sin decir en sus onclusiones p ovisi nales que el motivo de su impugnación fuera la fal a de incorpo ción al procedimiento que nos ocupa, de las iniciale

autorizacion s

intervención telefónica,

y

STS n°

adoptadas 187/2009,

anteriorment

una

citada,

resolución

judicial

a por el primer juzgado,

autorizante respecto de la que no co sta se haya p

iado resolución alguna que

la que invalide o declare inconstitucion

otro modo irregular. Junto

a ello no puede pasar desapercibid

que el recurrente pudo pedir

testimonios de aquella e usa para que n la resente se pudieran tomar en consideración, conc etamente, lo

aut s allí dictados con sus

correspondientes oficios policiales que sirvi ran de referencia, y es lo cierto que ni siquiera ha i tentado este

edio probatorio. Y concluye que

el tribunal de instancia ha dispuest

de

nos referentes policiales

contundentes e inequív camente inc imina orios, que justificaban la 46


restricción del derecho a la intimida . E

ellos se descubría una

propuesta de transacción de drogas y e lo se acía en una conversación en la que el interlocutor usuario de de ermi ados números telefónicos, era designado con el ap do de Toni y ue r sultó ser el recurrente, de modo que "A falta de otros datos, ADMINISTRACION DE JUSTICIA

ue

actuaciones que permite grabar tal co

dujeran a dudar de las ción acordadas por el juez

competente, no es pos ble declara i cons ·tucional o de otro modo irregular el auto o autos

bilitantes emi idos n aquel proceso". e 15.6, con cita de las

En igual direcció SS.496/2010 de 14.5 y 7 4/2010 de 28. 7.

destacar que no nos

En el caso encontramos

ante

de

un

directamente ante el mi

1

otra,

sino

abierta

descubrimiento realizado

dentro de unas interven iones telefóni as a torizadas por ese Juez en otro

procedimiento dis into.

Partien o d

ellas,

además de los

olicía, ésta solicita ante el

seguimientos y vigilancia

referido Juez la autoriz ción de inte enci, n del teléfono de quien aparece cuando se está investigando tras echos, paralelos a los que fueron objeto del primer

Por tanto el Juez de lnstrucció telefónicas en al presen e causa era

que acordó las intervenciones 1

mis o que el que autorizó la

intervención en las dilige cias previas

entes, 3559/2006, y como

ya se señaló en los

otivos prece ente , el testimonio de estas

diligencias se aportó el

ía del juicio

ral p r el Ministerio Fiscal, para

poderse comprobar dire tamente cual s era

los datos e indicios que

constaban en aquella ca sa, y que ya s rec gían en el oficio inicial y en la auto de intervención t lefónica dicta o en la presente causa, sin que las defensas, a la vista

e esa docum ntal,

legasen nada en concreto

salvo insistir en la denun ia genérica de ser u a intervención prospectiva e incluso en la ausencia el auto inicial pes a que su testimonio había sido aportado".

47


Pues bien la defe sa de Enriqu

Pa iés, se queja de que pidió

testimonio de toda la

peración Uro allo y no se accedió a ello.

Realmente tal petición

enérica que hizo, parece que desborda el

derecho de defensa, pu s la prueba q e ha de practicarse en el juicio oral, se refiere a hechos concretos, sie do e tos hechos lo que apoyan ADMINISTRACION DE JUSTICIA

la tesis defensiva del

que contradigan la tesis

acusatoria. Por ello pedir testimonio de todo n sumario, sin acotar que hechos son los que se q ieren probar lega do en términos genéricos, de que si no se vulnera su derecho d tenían acceso íntegro

de~

nsa pues las acusaciones

dichas actu cion s, y sin haber intentado

siquiera la personación e dichas actu

ione , no es atendible, además

de no poder realizar el tr bunal ponder ción

lguna sobre la pertinencia

de tal prueba, pues las p uebas, tienen ue v rsar sobre hechos o datos concretos que la parte

uiera probar

ara

cer valer el objeto de su

concreta pretensión. Per es que en or en a balizamiento del vehículo, hubiera bastado, con pe ir, cosa que n ha h cho la defensa, testimonio de la resolución del juzg do acordando dich diligencia y sus sucesivas prórrogas. No obstante tambi 'n debe signifi arse de nuevo que lo realmente esencial de los datos o tenidos de la

aliz , es la conversación entre

Elosúa Urbieta y su yern donde el pri ero r vela al segundo la llamada telefónica sobre la filtr ción, debiend Tribunal como prueba pr puesta por la oral, el audio de la baliza

re

rdarse a tal fín, que el ha escuchado en el juicio


CALIFICACIÓN JURÍDICA 1. Los hechos que se declaran probados son legalmente constitutivos de un delito de ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA

revelación de información cuyo conocimiento lo es por razón de oficio o cargo, que no deban ser divulgados, con grave daño para la causa pública, previsto y penado en el artículo 417 nº1 segundo párrafo del Código Penal; y constitutivos de un delito de colaboración con organización terrorista previsto y penado en el artículo 576 del Código Penal, por el que también vienen acusados. Empezando el análisis por el delito que contiene mayor pena, que es el de colaboración con organización terrorista, debemos señalar que la información facilitada por Enrique Pamiés a Joseba Elosúa con la colaboración imprescindible de José María Ballesteros, debe residenciarse jurídicamente desde la redacción del Código Penal entonces vigente: 1. Será castigado con las penas de prisión de cinco a diez años y multa de dieciocho a veinticuatro meses el que lleve a cabo, recabe o facilite cualquier acto de colaboración con las actividades o las finalidades de una organización o grupo terrorista. 2. Son actos de colaboración la información o vigilancia de personas, bienes o instalaciones; la construcción, el acondicionamiento, la cesión o la utilización de alojamientos o depósitos; la ocultación o traslado de personas vinculadas a organizaciones o grupos terroristas; la organización de prácticas de entrenamiento o la asistencia a ellas, y, en general, cualquier otra forma equivalente de cooperación, ayuda o mediación, económica o de otro género, con las actividades de las citadas organizaciones o grupos terroristas. Cuando la información o vigilancia de personas mencionada en el párrafo anterior ponga en peligro la vida, la integridad física, la libertad o el patrimonio de las mismas, se impondrá la pena prevista en el apartado 1 en su mitad superior. Si llegara a ejecutarse el riesgo prevenido, se castigará el hecho como coautoría o complicidad, según los casos. Entrando en el análisis de este tipo penal en relación con la conducta de los acusados, el Tribunal entiende que su conducta (acción culpable) podría entenderse en un contexto distinto o diferente de favorecer la actividad de la banda terrorista ETA. Si adoptamos este punto de vista, el contenido de la llamada que José Pamiés realizó a Joseba Elosúa puede parecer elocuente: Pamiés advierte a Elosúa de que “hay gente que quiere que esto [el proceso de paz con ETA] se rompa”. Así, en concordancia con declaraciones testificales varias en este proceso que afirman que “el que la operación policial se frustrara fue una cuestión política”, parece que no nos encontraríamos ante una acción directa de los acusados para favorecer a ETA, sino que tenía como guía estrictamente preservar el proceso puesto en marcha para lograr el cese de la violencia de ETA. Sin embargo, este Tribunal no puede asumir que el fin, legítimo o no, de preservar el proceso de paz pueda justificar un delito que ha ido encaminado directamente a evitar la captura de sospechosos de pertenecer al aparato de extorsión de ETA. El fin político

- 49 -


ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA

de preservar un proceso que tampoco tenía plenas garantías de resultar en el fin de la violencia de ETA (como de hecho así sucedió) no puede en forma alguna anular la tipicidad del delito que estudiamos. Existen otros medios para preservar la negociación entonces entablada; si evitar esas detenciones era efectivamente necesario, qué duda cabe de que los acusados podrían haberlo manifestado a sus superiores. Sin embargo, si efectivamente no existió orden política para efectuar la revelación de secretos como han declarado los acusados, entonces asistimos a una decisión política de éstos: entablar conversación con los sospechosos para evitar su detención. Tal acto sólo puede considerarse como un beneficio para ellos, pues se evita su detención y las consecuencias de ésta. Este acto es ilícito y está penado en nuestra legislación. Este Tribunal, por muy noble que pudiera ser la finalidad última (imposible de probar) de él, no puede eludir su deber de aplicar la Ley de acuerdo a los principios informadores del derecho penal. Existiendo un delito tipificado en el momento de consumarse los hechos de autos, no concurriendo atenuantes legales aplicables, no habiendo prescrito el tipo penal y no tratándose de legislación especial, no condenar el delito de colaboración con banda armada vulneraría el principio de igualdad ante la ley, seguridad jurídica y punibilidad de los actos ilícitos.

2. Sentado lo anterior, está probado que lo que consiguieron los acusados fue evitar una operación de otros miembros del Cuerpo Nacional de Policía, revelando unos datos de los que tenían conocimiento por razón de su cargo, y que por su naturaleza debían mantener en sigilo, haciendo con su conducta, voluntariamente asumida, que la acción realizada, atacara el bien jurídico protegido por la norma penal del delito de revelación de información previsto y penad en el artículo 417.1 2º párrafo del CP, y que no es otro que el buen funcionamiento de la Administración y su consiguiente credibilidad, pues como señala la STS 471/2013 de 27 de enero el obstaculizar y entorpecer una investigación policial en marcha conlleva la consiguiente pérdida de credibilidad de las instituciones públicas. El Tribunal estima que tratándose de una acción de los acusados realizada en el ámbito de la lucha antiterrorista contra el aparato de extorsión de ETA debe considerarse que su acción causó un grave daño a la causa pública tal y como pide el Ministerio Fiscal y las acusaciones particulares, independientemente de que dicho aparato de extorsión de ETA fuera detenido el 22 de junio de 2006.

II. AUTORÍA / PARTICIPACIÓN 1. Del delito de revelación de información es autor material y directo Enrique Pamiés Medina, por realizar la acción penal típica teniendo el dominio del hecho en todo momento dirigiendo su acción hacia la realización del tipo penal (artículo 28 párrafo 1º del CP). Por su parte, José María Ballesteros Pastor es autor por cooperación necesaria, porque si bien no ejecutó el hecho típico de una manera directa, es evidente que contribuyó al hecho criminal, con actos sin los cuales éstos no hubieran podido realizarse, resultando

- 50 -


ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA

su actividad imprescindible para la consumación del propósito delictivo proyectado, asumido por ambos en el contexto de un concierto previo (28b del CP): primero buscó el domicilio de Joseba Elosúa con toda probabilidad para que allí se produjera la filtración, y fallado en tal propósito, propició la comunicación entre Elosúa y Urbieta con el otro acusado. Tal acción excede la complicidad, caracterizada por actos periféricos y prescindibles, si bien deben incardinarse en una cooperación necesaria.

2. Del delito de colaboración con banda armada son autores materiales ambos acusados, al concurrir en ambos su voluntad de delinquir en este sentido, siendo dueños de sus actos y conocedores de sus consecuencias.

III. PENALIDAD 1. El delito de revelación de información lleva aparejada una pena de prisión de uno a tres años, e inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de tres a cinco años, por lo que conforme al 66 CP 6ª se le aplicará la pena en la extensión que se estima adecuada en atención a las circunstancias personales del delincuente y a la mayor o menor gravedad del hecho. Tal gravedad, en aplicación del 2º párrafo del art. 417.1, resulta en la pena referida.

2. El delito de colaboración con banda armada lleva aparejada una pena de cinco a diez años y multa de dieciocho a veinticuatro meses. Conforme a las reglas del 66 CP 6ª, se le aplicará la pena en la extensión que se estima adecuada en atención a las circunstancias personales del delincuente y a la mayor o menor gravedad del hecho.

IV. PENAS ACCESORIAS La pena de prisión inferior a 10 años lleva aparejada la de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena (56 CP).

V. ABONO PRISIÓN PREVENTIVA Conforme al art. 58 del CP se abonará el tiempo que hayan estado los condenados por esta causa privados de libertad.

VI. COSTAS PROCESALES Conforme al art. 240 de la LECrim y el art. 123 del CP, cada acusado abonará una cuarta parte de las costas procesales, si bien el pago de las costas quedan excluidas las de las acusaciones populares, regla general aplicable, sin que en el presente caso se den los supuestos de excepcionalidad para incluir a las acusaciones populares en el pago de las costas causadas, pues su actuación no ha sido determinante máxime cuando ha existido una acusación pública (Mº Fiscal) cuya tesis acusatoria principal es la que se ha acogido. Se declaran de oficio el reto de costas.

Por lo expuesto,

FALLAMOS 1. Que DEBEMOS CONDENAR, Y CONDENAMOS a ENRIQUE PAMIÉS MEDINA,

- 51 -


ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA

como autor material y directo de un delito de descubrimiento y revelación de información obtenidos a través de su cargo, que no deben ser divulgados, con grave daño para la causa pública, a la pena de UN AÑO Y MEDIO de PRISIÓN, e INHABILITACIÓN ESPECIAL PARA EMPLEO O CARGO PÚBLICO por el tiempo de CUATRO AÑOS, así como a la pena accesoria correspondiente a esa pena de prisión acordada: de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena. 2. Que DEBEMOS CONDENAR, Y CONDENAMOS a JOSÉ MARÍA BALLESTEROS PASTOR, como cooperador necesario de un delito de descubrimiento y revelación de información obtenidos a través de su cargo, que no deben ser divulgados, con grave daño para la causa pública, a la pena de UN AÑO Y MEDIO de PRISIÓN, e INHABILITACIÓN ESPECIAL PARA EMPLEO O CARGO PÚBLICO por el tiempo de CUATRO AÑOS, así como a la pena accesoria correspondiente a esa pena de prisión acordada: de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena. 3. Que DEBEMOS CONDENAR, Y CONDENAMOS a ENRIQUE PAMIÉS MEDINA, como autor material y directo de un delito de colaboración con banda armada, a la pena de SIETE AÑOS de PRISIÓN, y MULTA de 24 MESES, así como a la pena accesoria correspondiente a esa pena de prisión acordada: de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena. 2. Que DEBEMOS CONDENAR, Y CONDENAMOS a JOSÉ MARÍA BALLESTEROS PASTOR, como autor material y directo de un delito de colaboración con banda armada, a la pena de SIETE AÑOS de PRISIÓN, y MULTA de 24 MESES, así como a la pena accesoria correspondiente a esa pena de prisión acordada: de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena.

El tiempo que cada acusado hubiere estado privado de libertad le será abonado para el cumplimiento de las penas de prisión. Cada acusado abonará una cuarta parte de las costas causadas, sin que en el pago de las costas como gastos del proceso deban incluirse a las acusaciones populares. Se declara de oficio la mitad de las costas causadas. Notifíquese a las partes la presente resolución, haciéndoles saber que la misma no es firme y que contra ella cabe recurso de CASACION por infracción de Ley o quebrantamiento de norma en el plazo de cinco días. Así por ser esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos. E/

PUBLICACIÓN.- La anterior sentencia ha sido leída y publicada en la forma de costumbre. Doy fe.

- 52 -

Sentencia de la Audiencia Nacional sobre el 'caso Faisán'  

Sentencia FICTICIA sobre el caso Faisán para POLÍTICA XXI

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you