Page 4

NACIONAL

Domingo, 2 de junio de 1983

ELECCIONES ANTICIPADAS > Entrevista al Presidente 

“Buscaremos gobern

El Presidente del Gobieno en su última intervención parlamentaria de la Legislatura | R

eso ocurriera. Tras consultarlo con la Ejecutiva, que se mostró unánimemente a favor, decidimos anunciar el proyecto de la reelección en Barcelona.

“Me planteé dimitir la noche de la toma de los Ayuntamientos de Navarra” P. Ya que lo menciona, ¿por qué Barcelona? R. Porque era necesario. En un momento de gran tensión política en Cataluña, a nivel partidario decidimos que era necesario demostrar que teníamos fuerza en la Comunidad. Mi declaración como persona non grata por el Gobierno del presunto delincuente Müller era un absurdo. Y además guardo un profundo cariño por el pueblo catalán. Lamento haber obtenido un resultado tan pobre en las elecciones; estudiaremos por qué hemos perdido esa confianza y trabajaremos para recuperarla, por supuesto. P. Señor Presidente, su gestión tiene sombras muy alargadas. Hablemos de Navarra. ¿Cómo fue posible? R. Ésa es una pregunta que a día de hoy me impide conciliar el sueño. Concurrieron muchas circunstancias fuera de nuestro alcance, desde luego, pero la seguridad fronteriza falló y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no pudieron prever lo que estaba sucediendo en la Comunidad Foral. Para mí, eso es grave. Se han

adoptado protocolos y hemos endurecido las condiciones del paso de valijas diplomáticas por la frontera dentro de los límites del derecho internacional. Pero no pierdo de vista que alguien debió accionar alguna alarma. El presidente Carlos Prim puso sobre la mesa su dimisión y el Ministro del Interior de entonces dejó su cargo a mi disposición; ambos cesaron tras la crisis. Intervine la Comunidad Foral y estuvimos a punto de aprobar el Estado de Sitio, que es la situación más grave prevista en la Constitución. Actuamos con la máxima contundencia en busca de la paralización inmediata de la sedición. No acepto que me acusen de no asumir responsabilidades políticas; pero pesa sobre mi conciencia saber que hubo fallos previos. P. ¿Se planteó dimitir? R. Sí. Me planteé dimitir la noche del 22 de febrero de 1982. P. ¿Y por qué no lo hizo? R. Cuando fui informado de que los sublevados habían tomado una decena de Ayuntamientos, secuestrando las instituciones más cercanas a los ciudadanos, trasladé la situación al Rey y le dije a Su Majestad que ponía mi cargo a su disposición. Ambos convinimos entonces que dejar al país sin Presidente en un estado de preguerra era una irresponsabilidad enorme. Superada la crisis y disueltas las concentraciones, cuando tuvimos las primeras informaciones de la conspiración que había detrás, decidí con toda firmeza que no podía dimitir. Mi deber era responder ante los ciudadanos y exigir Justicia. P. Sabemos poco del Consejo de Seguridad en el que usted, en nombre de España, acusó a la

Unión Soviética de cometer actos de guerra contra España. R. Se sabe lo que debe saberse. Las sesiones del Consejo de Seguridad no son públicas y aunque a mi me gustaría otra cosa, no seré yo quien viole esa norma. Se trato de un Consejo tenso, muy probablemente uno de los más duros que se hayan celebrado desde la Carta de las Naciones Unidas. Pero España fue firme en su exposición y en sus exigencias. La Delegada ante este órgano, Raquel Villagarcía, tuvo un importante papel por su conocimiento de los mecanismos y las estrategias de la ONU. Gracias a eso y al apoyo sin fisuras de Washington, Londres, París y Berlín, pudimos reclamar la Justicia que merecen las víctimas, sus familiares y todos los españoles. La Unión Soviética atacó a España en febrero de 1982 y deberá pagar por ello. Tarde o temprano. P. ¿Cuál era el objetivo? R. El Presidente Kuznetsov debió responder a eso y ya sólo podrá hacerlo ante un Tribunal más alto que los de este mundo. ¿El Gobierno de Navarra? Parece algo demasiado menor para un ataque de la superpotencia. Quizás el Gobierno de España estaba logrando más poder internacional del que la URSS pensaba reservarnos y alguien decidió impedirlo.

“Hemos logrado una posición internacional que jamás habíamos tenido antes” P. De modo que es cierto: España tiene poder internacional. R. Claro que es cierto. Hemos logrado una posición que jamás habíamos tenido antes. En Madrid se ha celebrado una cumbre entre Estados Unidos, Gran Bretaña, la OTAN y España como no ha habido otra. Nuestras relaciones con la inmensa mayoría de los países al Oeste del Muro de Berlín están en su mejor momento. Hemos destacado como miembros no permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, no sólo por la sesión sobre Navarra. Todo esto es el fruto de un trabajo muy poco visible pero que a medio y largo plazo aportará grandes beneficios a España. P. Señor De la Torre, ¿qué cambiaría de su Legislatura? R. Debimos buscar más acuerdos con la oposición. Es una asignatura pendiente que tengo que superar si resulto reelegido por los ciudadanos. Buscaremos gobernar sin ataduras porque sería el resultado lógico del duro trabajo del Go-

ABC - 2 de junio 1983 - POLÍTICA XXI  
ABC - 2 de junio 1983 - POLÍTICA XXI