Issuu on Google+

DURANGALDEA MAITE DUGULAKO VIVIENDA Y POLIGONOS INDUSTRIALES VIVIENDA INACCESIBILIDAD AL MERCADO LIBRE En un Estado de Derecho nadie pone en entredicho el derecho a la vivienda, pero aún así, en nombre de la competitividad económica, ese derecho no nos está garantizado. El acceso a la vivienda queda supeditado a las leyes del mercado y a la especulación. La mercantilización del derecho a la vivienda es uno de los mayores factores que repercute en la precarización de las condiciones de vida de las personas. Es un problema social de primer orden ya que agrava las duras situaciones de ciertos colectivos como es el de la mujer, la juventud, los pensionistas, las familias monoparentales… La mayoría de las personas que necesitan de una vivienda (9 de cada 10) no pueden pagar el precio del mercado libre, que en la CAV es una media de 352.607 € (de 1995 al 2007, el metro cuadrado ha subido un 217,30%). Además, las condiciones de financiación que ofrecen los bancos con las hipotecas a 30 años, encarecen el precio inical de la vivienda en un 80%. Con las hipotecas a 50 años que empezaron a ofrecer hace poco tiempo y de las que ya no se habla, lo hacen en un 149%. LA VIVIENDA HIPOTECA TU VIDA 1985 Sueldo medio: 8.540 € Precio medio de una vivienda: 21.813 € Cargas financieras: 91,69% (hipoteca a 10 años) Con una hipoteca a diez años se pagaba 42.230,40 €. Esto supone 4,95 años de nuestra vida, 8.712 horas de trabajo invertidos en pagar la vivienda. 2010 Sueldo medio: 22.400 € Precio medio de una vivienda: 352.607 € Cargas financieras: 80% (hipoteca a 30 años) Con una hipoteca a 30 años se paga 634.692 € Esto supone 28,33 años de nuestra vida, 49.869 horas de trabajo invertidos en pagar la vivienda.

SITUACIÓN DE LOS HIPOTECADOS Los menores de 35 años que han comprado piso en los últimos ocho años comparten el denominador común: 1. Ser mil euristas en un mercado laboral precarizado, sin posibilidades de mejoras salariales sustantivas. 2. Haber comprado vivienda en un momento de tipos de interés en bajos históricos, con una expansión de la concesión de hipotecas de alto riesgo. La banca, buscando maximizar beneficios, ha ofrecido información engañosa, dando sólo los datos de las primeras cuotas en las que solo se devolvían intereses y no capital, etc. 3. La familia ha impulsado muchas veces a sus hij@s a independizarse, presionándoles a comprar vivienda, proyectando la realidad que la familia vivió en la generación anterior sin darse cuenta de que esa realidad ha quebrado y la precariedad (de salarios o tipo de contrato) no es un sarpullido de

1


juventud, es lo que seguirá manteniendo la nueva generación laboral a lo largo de su vida. Se puede argumentar que ell@s se han metido en la situación “libremente” buscando la propiedad, pero lo cierto que la “libertad” quedaba condicionada por un modelo social patriarcal y de culto a la propiedad impuesto, sin una solución alternativa que satisfaga la necesidad de vivienda como vía para la emancipación. Desde una ética de clase, no nos corresponde juzgar el comportamiento, sino dar una alternativa social a la vez que denunciar la situación a la que conduce la aceptación del juego del mercado y los valores capitalistas-patriarcales que lo sustentan. QUÉ, CUÁNTO Y A QUIÉN PAGAS POR TU VIVIENDA

TIPO DE VIVIENDA PRECIO VENTA COSTE CONSTRUCCIÓN incluido gastos generales y beneficio industrial del constructor 19 %

VPO 174.000

VP Tasada 216.000

LIBRE 352.607

109.000

119.000

133.000

25.160 16.800 23.040

30.856 35.286 30.858

50.372,43 118.862,14 50.372,44

GASTOS PROMOTOR Honorarios técnicos Control de calidad y SS Estudio geotécnico Licencia y tasas municipales Notarías, impuestos Costes de comercialización

COSTE SUELO BENEFICIO PROMOTOR

* estimaciones PGOU Elorrio 2010 y elaboración propia Precio de venta incluido la parte proporcional de garaje, trastero y locales comerciales

¿QUIÉN PONE EL PRECIO AL SUELO? Cuando ha quedado en evidencia el precio abusivo de la vivienda, los promotores y banqueros culpan al propietario del suelo del alto valor del mismo. Pero, al igual que pasa con la vivienda, el valor del suelo lo impone el mercado, vale lo que se está dispuesto a pagar. También hay que tener en cuenta que, en muchos casos, el promotor y el banco son a su vez los dueños del suelo e incluso, constructores, acumulando beneficios por venta del suelo, construcción e hipotecas. La única manera de llegar a controlar el valor del suelo es mediante la construcción exclusiva de vivienda protegida, donde la administración pública limita el valor del mismo.

LA POLÍTICA PÚBLICA DE VIVIENDA ES UN PARCHE Hoy en día, Etxebide sólo satisface el 5% de las peticiones que recibe. La oferta de vivienda que se realiza a la sociedad a través de los organismos oficiales es vivienda de protección oficial que se adjudica mediante sorteo, y la mayoría se dan en propiedad. De esta forma, un derecho reconocido internacionalmente se convierte en una lotería. Además, para poder participar en el sorteo de viviendas de protección oficial, se debe cumplir con la condición de tener unos ingresos anuales de 9000 euros, sin ella, no tenemos derecho a participar en el sorteo, resultando excluidos los sectores con mayores necesidades económicas. El gasto fiscal por las desgravaciones que se invierte en la política de vivienda, es mayor que la inversión pública que se realiza de forma directa. Es decir, la administración deja de percibir menos dinero vía descuento irpf por compra de vivienda o alquiler, que el montante presupuestado para llevar a cabo

2


políticas activas de vivienda. Como consecuencia, el sector inmobiliario es el que más se beneficia de dichas ventajas fiscales. Por otro lado, a través del programa Bizigune, el dinero público pasa a los bolsillos privados de los propietarios de las viviendas, ya que el gobierno paga a los propietarios el precio que tienen esas viviendas en el mercado libre. Esto es, la diferencia entre la renta del alquiler y el precio que esa misma renta tendría en el mercado libre se les paga a través de ayudas. Las consecuencias que produce el programa Bizigune son dobles: por un lado, produce un aumento imparable en el precio de los alquilares ya que no lo limita de ninguna manera, y, por otro, fortalece que la vivienda se considere un buena inversión especulativa. Esta gran carencia democrática es también notable en las leyes que sobre vivienda y suelo han aprobado los partidos políticos, así como en los acuerdos que se han bautizado como tratados sociales y que se han firmado en los últimos meses en la CAV con promotores, constructores y organismos financieros. Nos referimos al tratado sobre vivienda que el Gobierno ha firmado recientemente con 70 agentes. Este acuerdo sigue priorizando los intereses de los sectores privados y ahondando antiguos modelos. Otra vez se apoya la especulación a través de la liberalización del suelo. Vía construcción de vivienda de protección, seguimos dando de comer a los mismos. Así seguimos construyendo aún cuando existen aproximadamente un 15% de vivienda vacía. Está claro, que la solución al problema de la vivienda depende de la voluntad política.

CONSTRUIR PARA SEGUIR ESPECULANDO Hoy en día, hay más de 250.000 casas vacías en Euskal Herria, como mínimo 5.472 en Durangaldea (según últimos censos de vivienda y población, EUSTAT 2001). Vivienda principal y vivienda vacía Zona Euskal Herria Bizkaia Durangaldea

Nº Vivienda Vivienda Vivienda Vivienda Vivienda viviendas principal vacía (%) principal (%) vacía (%) 1.297.038 1.041.775 255.263 100 80,3 19,7 470.053 397.354 72.699 100 84,5 15,5 35.918 30.446 5.472 100 84,8 15,2

Los organismos oficiales, no sólo no realizan ningún tipo de política que favorezca la salida al mercado de las viviendas vacías, sino que impone, mediante el Plan Territorial Parcial del Área Funcional de Durango (PTP), la construcción masiva de nuevas viviendas. Concretamente, un mínimo de 7.318 viviendas para todo el área. Cantidad de viviendas planteadas PTP hasta 2026 Pueblos Abadiño Atxondo Berriz Durango Elorrio Garai Iurreta Izurtza Mañaria Zaldibar Zornotza Total

Máximo Total Mínimo Total 1344 828 182 114 675 422 4131 2582 970 606 33 20 734 459 28 18 63 40 526 329 3040 1900 11726 7318

3


OBJETIVOS DE UNA POLÍTICA DE VIVIENDA PROGRESISTA 1. Garantizar una vivienda digna a todas las personas La administración tiene que garantizar el derecho a la vivienda. Para ello, hay que superar la contradicción entre propiedad privada y derechos sociales fundamentales. El derecho social está por encima de la propiedad privada. Se deben poner un especial atención en los sectores más necesitados. Por todo ello, mientras no se respete el derecho a la vivienda, la ocupación es legítima. 2. Uso del edificio vacío para alquiler asequible Por un lado, se construyen miles de viviendas, muchas de ellas como segunda residencia o vivienda de lujo. Por otro, hay un parque de vivienda antigua sin uso, en muchos casos, edificios enteros. Se debe priorizar la actuación sobre el parque construido y fomentar la rehabilitación. Así mismo, se debe suprimir y desalojar la infravivienda. 3. Desarrollar el alquiler público Haciendo uso de la vivienda vacía, rehabilitando la vivienda antigua y, si hay necesidad, construyendo nuevas para generar un parque público de viviendas en alquiler. Ese parque debe estar en manos de organismos públicos y debe de ser usado en base a las necesidades. 4. Límites a los alquileres privados Siendo la vivienda una necesidad básica, hay que establecer límites a los intereses privados, ya que no se puede permitir que nadie se enriquezca a costa de las necesidades básicas. Los alquileres deben de tener el límite dependiendo de los ingresos de cada uno. 5. Gestión pública y social de la vivienda. La política sobre vivienda debe ser gestionada a través de la administración pública. Las cajas de ahorros (BBK) tienen que implicarse socialmente y financiar a bajo interés a ayuntamientos y colectividades. 6. Fomento de la participación ciudadana. Se deberá garantizar la participación de los movimientos sociales y de las personas en el diseño de la política de vivienda. 6. Utilización de las herramientas fiscales para la penalización de la vivienda vacía. La propiedad de una vivienda vacía debe ser penalizada mediante impuestos, para que su rentabilidad desaparezca y vuelva al mercado mediante su alquiler o venta. La decisión de cantidad de viviendas de un municipio, el nivel de protección y su ordenación debe responder a la necesidad de la sociedad y de las personas. El diseño del pueblo y barrio influirá en nuestra calidad de vida y las relaciones sociales que tendremos. El precio final de la vivienda hipotecará nuestra economía. Nos afectará mucho y para toda la vida. No puede responder a las necesidades de un sector económico supeditado a los libres mercados. Es nuestro derecho. Oharra: hemos adoptado como nuestros análisis, propuestas y reivindicaciones de la Organización Elkartzen

COOPERATIVAS: UNA RESPUESTA SOLIDARIA Proponemos impulsar las cooperativas de vivienda. La propiedad del edificio sería de la cooperativa, con derecho de uso por tiempo indefinido de la vivienda a cambio del pago de un alquiler mensual. Las cooperativas estarían formadas por el ayuntamiento y las personas que habitarían en ellas. El objetivo es crear un parque de viviendas de propiedad comunitaria cuyas ventajas son: – El impulso de un modelo de propiedad comunitario.

4


– Hacer frente a la especulación del suelo. – Ofrecer flexibilidad para adaptarse a las necesidades de vivienda durante las diferentes fases de la vida. – Impulsar la participación de las personas en el diseño y gestión de la vivienda. – Posibilitar la inserción de los criterios de sostenibilidad más vanguardistas en el diseño. – Ofrecer la posibilidad de integrar espacios sociales de uso común.

SUELO PARA ACTIVIDADES ECONÓMICAS En Durangaldea, durante los últimos años, las zonas industriales se han ido expandiendo de forma continuada y construyéndose nuevas. Además, los organismos oficiales imponen mediante el PTP del Área Funcional de Durango la construcción masiva de nuevo suelo industrial, concretando un límite mínimo de 180,33 hectáreas para todo el área. Suelo industrial para actividades económicas PTP Pueblos Abadiño Atxondo Berriz Durango Elorrio Garai Iurreta Izurtza Mañaria Zaldibar Zornotza Total

Máximo Total ha Mínimo Total ha 33 20,63 10 6,25 12,32 7,7 50 31,25 16 10 0 0 44 27,5 8 0 4,16 0 1,52 0 124 77,5 303 180,83

Uno de los casos significativos de Durangaldea es el barrio de Arriandi en Iurreta. Tierras muy fertiles de la llanura del Ibaizabal han sido enterradas bajo hormigón y cemento. Hoy en día 59.000 m2 de terreno está calificado como industrial, sin posibilidad de desarrollo puesto que ya hay construido pabellones en otros 30.000 m2 y están vacíos, sin que puedan venderlos. Arriandi ya ha perdido su identidad. Aún así, el PTP le adjudica un mínimo de 27,50 hectáreas más a construir por obligación. ¿Para qué?. Las herramientas para la ordenación territorial, tienen como objetivo principal la calificación de más suelo industrial. Para ello, ni siquiera realizan un análisis serio sobre el modelo de producción. Su objetivo es el crecimiento. Pero, a pesar de esta construcción masiva, la tasa de desempleo ha ido en aumento. ¿Como es posible que no se creen nuevos puestos de trabajo si se abren espacios para la implantación de nuevas actividades económicas? Los culpables de esta situación son dos factores que poco tiene que ver con la actividad económica: – Por un lado, los ayuntamientos, cuya mayor fuente de ingresos son las tasas ligadas a las licencias de obra. – Por otro, los promotores privados, que son los mayores impulsores de las zonas industriales, ya que utilizan la construcción de nuevos pabellones para crear un enorme valor inmobiliario con el que especular. Muchos de estos pabellones sirven como almacenes, sin crear puestos de trabajo, además de ser actividades económicas que agravan los problemas de movilidad con el continuo ir y venir de camiones. Por otro lado, la mayoría de las nuevas zonas industriales se han construido en las orillas más productivas del Ibaizabal, que son las más adecuadas para usos agrícolas. La agricultura es un sector estratégico y necesario para realizar un planteamiento integral a nivel de comarca. Debemos preservar las tierras que tienen un alto valor agrícola y, en el camino hacia la soberanía alimentaria, deberíamos reconducir la tierra necesaria para poder alimentar a todos los habitantes del comarca.

5


Otro factor a analizar es la división del uso del suelo. La política urbanística tradicional los divide en dos: suelo para vivienda y suelo para actividad económica. Podemos potenciar la creación de una vida social más rica y sostenible, mezclando los usos. Por ejemplo, introduciendo ciertas actividades económicas no contaminantes en zonas de viviendas. CRITERIOS DE URBANISMO Y ORDENACIÓN DEL TERRITORIO - Debemos realizar un planteamiento para un modelo de producción sostenible, poniendo especial atención al sector primario. - Realizar políticas de usos sobre los pabellones vacíos y construidos. - Poner medidas para la recuperación de las zonas industriales degradadas. - El crecimiento debe ir unido a las necesidades reales, no a la especulación. - Debemos impulsar la mezcla de usos, acercando los lugares de residencia con lugares de trabajo no contaminantes. - Se debe acabar con la dependencia económica que tienen los ayuntamientos debido a los ingresos que obtienen por las tasas de licencias de obras.

6


Durangaldea Maite Dugulako: Vivienda